Download Corregido Grado JUNIO-13 pdf - Universidad Católica de Pereira

Document related concepts

Diócesis de San Bernardo wikipedia, lookup

Jaime Prieto Amaya wikipedia, lookup

Fabio Betancur Tirado wikipedia, lookup

Diócesis de Zacatecas wikipedia, lookup

Salvador Cristau Coll wikipedia, lookup

Transcript
LA PASTORAL DEL ADULTO MAYOR ACTIVO EN LA VICARÍA
NUESTRA SEÑORA DE LA POBREZA, DIÓCESIS DE PEREIRA
ELIZABETH ARANA QUINTERO
MARÍA DEL CARMEN ARCE DÍAZ
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE PEREIRA
FACULTAD DE CIENCIAS HUMANAS, SOCIALES Y DE LA EDUCACIÓN
LICENCIATURA EN EDUCACIÓN RELIGIOSA
PEREIRA
2012
1
LA PASTORAL DEL ADULTO MAYOR ACTIVO EN LA VICARÍA
NUESTRA SEÑORA DE LA POBREZA, DIÓCESIS DE PEREIRA
ELIZABETH ARANA QUINTERO
MARÍA DEL CARMEN ARCE DÍAZ
ASESOR
DIÁCONO JORGE ENRIQUE OSPINA O.
ESPECIALISTA EN EDUCACIÓN PERSONALIZADA
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE PEREIRA
FACULTAD DE CIENCIAS HUMANAS, SOCIALES Y DE LA EDUCACIÓN
LICENCIATURA EN EDUCACIÓN RELIGIOSA
PEREIRA
2012
2
AUTORIZACIÓN
Yo, Elizabeth Arana Quintero mayor de edad, vecina de Pereira, identificada con la
Cédula de Ciudadanía N° 42.087.748 de Pereira actuando en nombre propio, en mi
calidad de autor del trabajo de grado, denominado: LA PASTORAL DEL
ADULTO MAYOR ACTIVO EN LA VICARÍA NUESTRA SEÑORA DE LA
POBREZA, DIÓCESIS DE PEREIRA. Presentado como requisito para optar el
título de Licenciado en Educación Religiosa, en el año 2012, hago entrega del
ejemplar respectivo y de sus anexos de ser el caso, en formato digital o electrónico
(CD-ROM) y autorizo a LA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE PEREIRA, para que
en los términos establecidos en la Ley 23 de 1982, Ley 44 de 1993, Decisión Andina
351 de 1993, Decreto 460 de 1995 y demás normas sobre la materia, utilice y use en
todas sus formas, los derechos patrimoniales de reproducción, comunicación pública,
transformación y distribución (alquiler, préstamo público e importación) y los demás
derechos comprendidos en aquellos, que me corresponden como creador de la obra
objeto del presente documento. También autorizo a que dicha obra sea incluida en
bases de datos. Esta autorización la hago siempre que mediante la correspondiente
cita bibliográfica se le de crédito a mi trabajo como autor.
Con todo, en mi condición de autor me reservo los derechos morales de la obra antes
citada con arreglo al artículo 30 de la Ley 23 de 1982. PARÁGRAFO: La presente
autorización se hace extensiva no sólo a las facultades y derechos de uso sobre la obra
en formato o soporte material, sino también para formato virtual, electrónico, digital,
óptico, usos en red, internet, extranet, intranet, etc., y en general para cualquier
formato conocido o por conocer.
EL AUTOR - ESTUDIANTE, manifiesta que la obra objeto de la presente
autorización es original y la realizó sin violar o usurpar derechos de autor de terceros,
por lo tanto la obra es de su exclusiva autoría y tiene la titularidad sobre la misma.
PARÁGRAFO: En caso de presentarse cualquier reclamación o acción por parte de
un tercero en cuanto a los derechos de autor sobre la obra en cuestión, EL
ESTUDIANTE - AUTOR, asumirá toda la responsabilidad, y saldrá en defensa de los
derechos aquí autorizados; para todos los efectos la Universidad actúa como un
tercero de buena fe.
Elizabeth Arana Quintero
cc.42.087.748 de Pereira
Pereira, Junio 09 de 2012
3
AUTORIZACIÓN
Yo, María del Carmen Arce Díaz mayor de edad, vecinas de Pereira, identificada
con la Cédula de Ciudadanía N° 42.002.492 de Dosquebradas actuando en
nombre propio, en mi calidad de autor del trabajo de grado, denominado: LA
PASTORAL DEL ADULTO MAYOR ACTIVO EN LA VICARÍA NUESTRA
SEÑORA DE LA POBREZA, DIÓCESIS DE PEREIRA. Presentado como
requisito para optar el título de Licenciado en Educación Religiosa, en el año 2012,
hago entrega del ejemplar respectivo y de sus anexos de ser el caso, en formato
digital o electrónico (CD-ROM) y autorizo a LA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE
PEREIRA, para que en los términos establecidos en la Ley 23 de 1982, Ley 44 de
1993, Decisión Andina 351 de 1993, Decreto 460 de 1995 y demás normas sobre la
materia, utilice y use en todas sus formas, los derechos patrimoniales de
reproducción, comunicación pública, transformación y distribución (alquiler,
préstamo público e importación) y los demás derechos comprendidos en aquellos,
que me corresponden como creador de la obra objeto del presente documento.
También autorizo a que dicha obra sea incluida en bases de datos. Esta autorización la
hago siempre que mediante la correspondiente cita bibliográfica se le de crédito a mi
trabajo como autor.
Con todo, en mi condición de autor me reservo los derechos morales de la obra antes
citada con arreglo al artículo 30 de la Ley 23 de 1982. PARÁGRAFO: La presente
autorización se hace extensiva no sólo a las facultades y derechos de uso sobre la obra
en formato o soporte material, sino también para formato virtual, electrónico, digital,
óptico, usos en red, internet, extranet, intranet, etc., y en general para cualquier
formato conocido o por conocer.
EL AUTOR - ESTUDIANTE, manifiesta que la obra objeto de la presente
autorización es original y la realizó sin violar o usurpar derechos de autor de terceros,
por lo tanto la obra es de su exclusiva autoría y tiene la titularidad sobre la misma.
PARÁGRAFO: En caso de presentarse cualquier reclamación o acción por parte de
un tercero en cuanto a los derechos de autor sobre la obra en cuestión, EL
ESTUDIANTE - AUTOR, asumirá toda la responsabilidad, y saldrá en defensa de los
derechos aquí autorizados; para todos los efectos la Universidad actúa como un
tercero de buena fe.
María del Carmen Arce Díaz
CC. 42.002.492 de Ddas.
Pereira, Junio 09 de 2012
4
LA PASTORAL DEL ADULTO MAYOR ACTIVO EN LA VICARÍA
NUESTRA SEÑORA DE LA POBREZA, DIÓCESIS DE PEREIRA
5
AGRADECIMIENTOS
Agradecemos a Dios por el don maravilloso de la vida, y permitirnos culminar este
anhelado proyecto.
A la Universidad Católica por abrir el espacio académico de la Licenciatura en
Educación Religiosa. A la Vicerrectoría de Proyecto de Vida: Área de
Acompañamiento Académico y a todas aquellas personas que contribuyen, con su
trabajo e ideas, mejorando la calidad académica de la Licenciatura. Igualmente, a los
profesores que trabajan incansablemente para que esta área académica conserve y
mejore los estándares de calidad e innovación que a diario requiere el trabajo docente.
Al profesor Jesús Olmedo Castaño López docente de la UCP quien siempre estuvo
presto a responder inquietudes con sus valiosos puntos de vista y sugerencias.
A nuestro asesor en la elaboración del trabajo de grado, Diacono y profesor Jorge
Enrique Ospina O. por su paciencia, dedicación y rigurosidad. Gracias por leer
nuestros escritos para cuestionarlos y ayudarnos a darles solidez, por estar siempre
presto a responder todas nuestras dudas e inquietudes.
Al Padre León Trejos (q.e,p.d), quien con entusiasmo, prontitud y consejo nos animó
y nos dio las pautas necesarias para realizar está investigación.
A nuestras familias por la paciencia, el apoyo y todo el amor brindado durante
nuestro proceso de formación, sin su ayuda no hubiésemos podido llegar a feliz
término. Gracias por siempre estar ahí.
6
TABLA DE CONTENIDO
Pág.
INTRODUCCIÓN ............................................................................................................ 15
1. REFERENTE SITUACIONAL Y CONTEXTUAL .................................................................. 17
1.1 NOMBRE DEL ESTUDIO ............................................................................................. 17
1.2 DESCRIPCIÓN DEL ÁREA PROBLÉMICA....................................................................... 17
1.3 FORMULACIÓN DEL PROBLEMA................................................................................ 21
1.3.1 SISTEMATIZACIÓN DEL PROBLEMA.......................................................................................... 21
1.4 DELIMITACIÓN DEL ESTUDIO .................................................................................... 21
1.4.1 COBERTURA POBLACIONAL O UNIVERSO.................................................................................. 21
1.4.2 COBERTURA ESPACIAL .......................................................................................................... 22
1.4.3 COBERTURA TEMPORAL TRANSVERSAL .................................................................................... 22
1.5 JUSTIFICACIÓN DEL ESTUDIO .................................................................................... 22
1.6 OBJETIVOS............................................................................................................... 24
1.6.1 OBJETIVO GENERAL ............................................................................................................. 24
1.6.2 OBJETIVOS ESPECÍFICOS ....................................................................................................... 24
2. REFERENTE TEÓRICO ................................................................................................. 25
2.1 ANTECEDENTES TEÓRICOS........................................................................................ 25
2.2 MARCO CONCEPTUAL .............................................................................................. 27
2.2.1 NATURALEZA DE LA PASTORAL .............................................................................................. 27
2.2.2 LA REALIDAD DEL ADULTO MAYOR ........................................................................................ 32
2.2.3 APORTES DEL ADULTO MAYOR A LA PASTORAL DE LA TERCERA EDAD ......................................... 38
2.2.3 PERCEPCIONES DEL ADULTO MAYOR ..................................................................................... 43
2.3 DEFINICIÓN CONCEPTUAL DE TÉRMINOS .................................................................. 46
2.4 OPERACIONALIZACIÓN CATEGORIAL ........................................................................ 49
3. DISEÑO METODOLÓGICO........................................................................................... 51
3.1 TIPO DE INVESTIGACIÓN .......................................................................................... 51
3.1.1 CUALITATIVA ...................................................................................................................... 51
3.1.2 DESCRIPTIVA ...................................................................................................................... 51
3.2 UNIDAD DE ANÁLISIS Y DE TRABAJO ........................................................................ 52
3.3 TÉCNICAS E INSTRUMENTOS .................................................................................... 52
3.3.1 TÉCNICAS .......................................................................................................................... 52
7
3.3.2 INSTRUMENTOS .................................................................................................................. 53
3.4 TABULACIÓN Y ANÁLISIS .......................................................................................... 53
3.4.1 ANÁLISIS Y RESULTADOS DE LA ENCUESTA ............................................................................... 53
3.4.2 ANÁLISIS Y RESULTADOS DE LOS TALLERES .............................................................................. 62
3.4.3 ANÁLISIS Y RESULTADOS DE LAS ENTREVISTAS .......................................................................... 65
4. CONCLUSIONES ......................................................................................................... 68
5. RECOMENDACIONES ................................................................................................. 70
6. PROPUESTA DE LA PASTORAL DEL ADULTO MAYOR ................................................... 71
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS ...................................................................................... 81
ANEXOS ........................................................................................................................ 87
8
LISTA DE ILUSTRACIONES
Pág.
FIGURA 1. PIRÁMIDE POBLACIONAL .......................................................................... 34
FIGURA 2. PRIMER ITEM DE LA ENCUESTA .............................................................. 54
FIGURA 3. SEGUNDO ITEM DE LA ENCUESTA ........................................................... 55
FIGURA 4. TERCER ITEM DE LA ENCUESTA .............................................................. 56
FIGURA 5. CUARTO ITEM DE LA ENCUESTA ............................................................. 57
FIGURA 6. QUINTO ITEM DE LA ENCUESTA .............................................................. 58
FIGURA 7. SEXTO ITEM DE LA ENCUESTA ................................................................ 59
FIGURA 8. OCTAVO ITEM DE LA ENCUESTA ............................................................. 60
FIGURA 9. NOVENO ITEM DE LA ENCUESTA ............................................................ 61
9
LISTA DE TABLAS
PÁG.
TABLA 1. OPERACIONALIZACIÓN CATEGORIAL I ......................................................... 49
TABLA 2. OPERACIONALIZACIÓN CATEGORIAL II ........................................................ 50
TABLA 3. ANÁLISIS Y RESULTADOS DE LOS TALLERES ................................................ 62
TABLA 4. ANÁLISIS Y RESULTADOS DE LAS ENTREVISTAS ........................................... 65
TABLA 5. PROPUESTA PASTORAL DEL ADULTO MAYOR ACTIVO ................................. 74
10
LISTA DE ANEXOS
PÁG.
ANEXO A. CUESTIONARIO DE LA ENCUESTA ............................................................. 87
ANEXO B. CUESTIONARIO DE LA ENTREVISTA ........................................................... 88
ANEXO C. MAPA DE PEREIRA 1. ................................................................................ 89
ANEXO D. MAPA DE PEREIRA 2 ................................................................................. 90
ANEXO E. FOTOGRAFÍAS ........................................................................................... 91
11
REFERENCIAS DE SIGLAS Y ABREVIATURAS
DOCUMENTOS DEL CONCILIO VATICANO II (1962-1965)
LG = Lumen gentium Constitución dogmática sobre la Iglesia.
DV = Dei Verbum Constitución dogmática sobre la divina revelación.
SC = Sacrosanctum Concilium Constitución sobre la sagrada liturgia.
GS = Gaudium et spes Constitución pastoral sobre la Iglesia en el mundo actual.
CD = Christus Dominus Decreto sobre el oficio pastoral de los obispos.
PO = Presbyterorum ordinis Decreto sobre el misterio y vida de los presbíteros.
OT = Optatam totius Decreto sobre la formación sacerdotal.
AA = Apostolicam actuositatem Decreto sobre el apostolado de los seglares.
AG = Ad Gentes divinitus Decreto sobre la actividad misionera de la Iglesia.
Otros Documentos de la Iglesia:
CEC= Catecismo de la Iglesia Católica (11 octubre 1992)
PP = Pablo VI, Carta encíclica, Populorum progressio, (26 marzo 1967)
EN= Pablo VI, Exhortación apostólica Evangelii Nuntiandi (8 diciembre 1975)
12
PP= Pablo VI, Carta encíclica Populorum Progressio (26 marzo 1967)
DP=Juan Pablo II, Documento de Puebla. III Conferencia General del Episcopado
Latinoamericano (1979)
ChL= Juan Pablo II, Exhortación apostólica post-sinodal Christifideles Laici
(30 diciembre 1988)
EV= Juan Pablo II, Carta encíclica Evangelium Vitae (25 marzo 1995)
SRS= Juan Pablo II, Carta encíclica Sollicitudo Rei Socialis (30 diciembre 1987)
EA= Juan Pablo II, Exhortación apostólica Eclesia in America (22 de enero de 1999)
CV= Benedicto XVI, Caritas in Veritate (latín: La caridad en la verdad)
(29 junio 2009)
DA=Benedicto XVI, V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano.
(13-31 de mayo de 2007)
CDSI= Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia.
CELAM= Conferencia Episcopal Latinoamericana.
13
SÍNTESIS
SÍNTESIS
ABSTRAC
La presente investigación busca dar
respuesta a la pregunta ¿Cómo debería
ser la Pastoral del Adulto Mayor en la
Vicaría de Nuestra Señora de la Pobreza,
Diócesis de Pereira, que enriquezcan más
los procesos de formación espiritual y
humana en el adulto?
This research seeks to answer the
question: What should be the Pastoral
Care of the Elderly in the Vicaría de
Nuestra Señora de la Pobreza, Diócesis
de Pereira, enriching processes more
human and spiritual formation in the
adult?
En líneas generales hace un rastreo de la
Pastoral a través de su historia para
reflexionar cómo implantar una Pastoral
específica para el Adulto Mayor; recoge
las percepciones y experiencias de los
mismos en lo referente al tema de la
Pastoral, para construir una propuesta
que permita desarrollar actividades, las
cuales contribuirán a la
formación
integral de los Adultos Mayores y así
mejorar su calidad de vida.
Overall tracking makes the Pastoral
through its history to reflect on how to
implement a specific Pastoral care for the
Elderly; includes the perceptions and
experiences of the same with regard to
the issue of Pastoral care, to build a
proposal to develop activities, which
contribute to the integral of Aging and
improve their quality of life.
DESCRIPTORES:
WORDS:
Pastoral, Adulto Mayor; Propuesta,
Percepciones
Pastoral, Senior; Proposal, Perceptions
14
INTRODUCCIÓN
Uno de los rasgos particulares de la sociedad presente lo constituye el envejecimiento
que va experimentado la población; el incremento de la población Adulta Mayor se
debe en parte al descenso en la tasa de natalidad y por otro lado, el aumento de la
esperanza de vida resultante de los adelantos tecnológicos y científicos,
especialmente en el campo de la medicina, razón por la cual en la actualidad las
personas pueden vivir más y con mejor calidad de vida.
La Vicaría de Nuestra Señora de la Pobreza Diócesis de Pereira también es parte de
este “proceso de envejecimiento”, donde es importante que a las personas Adultas
Mayores se les incluya desde las percepciones que tienen de sí mismas, sus vivencias,
sus identidades personales, sus maneras de involucrarse en la comunidad,
identificando así, alternativas de participación activa para la construcción de un
espacio en la sociedad.
Por lo tanto, con esta investigación se pretende indagar en la Vicaría la situación del
Adulto Mayor con respecto a su participación en la Pastoral de la tercera edad. En
líneas generales hace un rastreo de la Pastoral a través de su historia para reflexionar
cómo implantar una Pastoral específica para el Adulto Mayor. Busca dar respuesta a
la pregunta ¿Cuál ha de ser la Pastoral del Adulto Mayor en la Vicaría de Nuestra
Señora de la Pobreza, Diócesis de Pereira, que permita los procesos de formación
espiritual y humana para una experiencia de vida más enriquecedora en el adulto?
Así mismo, explora en el Evangelio, la Tradición y el Magisterio de la Iglesia lo que
ha sido las prácticas pastorales a través del tiempo. Ubica como antecedente más
fuerte en América Latina el trabajo de los mexicanos Elizabeth Zúñiga y José
Antonio Hernández quienes en su reflexión aportan el elemento operativo de cómo
estructurar una Pastoral para los Adultos Mayores.
En lo regional se recogen los aportes, que desde la academia brinda el Diácono Jorge
Enrique Ospina acerca de la Pastoral y sus características, quien la ubica como la
parte práctica u operativa de la Iglesia; él afirma: “No hay Iglesia sin Pastoral, ni
Pastoral sin Iglesia”
Finalmente como la Pastoral del Adulto Mayor necesariamente implica una
inculturación del Evangelio, se recogen las percepciones de los Adultos Mayores y
15
sus experiencias en lo referente a dicho tema, para construir una propuesta
metodológica, lúdica y participativa, que permita desarrollar una serie de actividades
en la Pastoral de la Vicaría Nuestra Señora de la Pobreza, las cuales contribuirán a la
formación integral de los Adultos Mayores y así mejorar su calidad de vida.
16
1. REFERENTE SITUACIONAL Y CONTEXTUAL
1.1 NOMBRE DEL ESTUDIO
La Pastoral del Adulto Mayor Activo en la Vicaría Nuestra Señora de la Pobreza,
Diócesis de Pereira.
1.2 DESCRIPCIÓN DEL ÁREA PROBLÉMICA
Se va a realizar una investigación en torno al Adulto Mayor en el área metropolitana
del municipio de Pereira, situado en el centro de la región occidental del territorio
colombiano; según (DANE, 2005) existen en la ciudad de Pereira 26.575 Adultos
Mayores , el 47,7 % corresponde a hombres y el 52,3% a mujeres.
El 70% viven de un salario mínimo; otro grupo no reciben pensión, ni ayuda del
estado, han trabajado hasta que sus fuerzas físicas y su estado de salud se los
permitieron. Muchos de ellos profesionales, amas de casa, pequeños comerciantes,
su gran mayoría obreros de raíz campesina, de espíritu alegre, que disfrutan mucho
de la conversación, el esparcimiento, y asisten hoy a los grandes cambios y
problemáticas propias de la época. Tienen además una religiosidad con tradición
católica arraigada en su corazón, por lo que acuden regularmente a los oficios
religiosos, participan de manera activa en ellos pero no cuentan dentro de la Iglesia
con un espacio Pastoral específico, según lo narran los mismos Adultos Mayores a
quienes se les realizó un sondeo de opinión al respecto.
El área Metropolitana cuenta con más de 154 grupos de la tercera edad, 2000 a 3000
personas, inscritas en la administración municipal (Ayala, Espinoza, & Nieto, 1999),
con propósitos recreativos, culturales y lúdicos, donde los ancianos tienen durante
dos tardes a la semana, áreas de esparcimiento y diversión: bailando, cantando,
contando chistes, participando en juegos de mesa. Así mismo, desde la Secretaría de
Recreación y Deporte del municipio de Pereira envían brigadas de salud que incluye:
rutina de ejercicios, nutrición y cuidado de la salud en general, proporcionando con
ello apoyo y motivación a los ancianos. Gracias a la participación en estos grupos los
Adultos Mayores han encontrado un nuevo sentido a sus vidas, valoran el aporte
17
benéfico de las actividades recreativas para su salud física y mental, contribuyendo a
cambios de actitud y carácter frente a sus familias y entorno, mejorando
notablemente su calidad de vida. Cabe anotar que estos grupos por ser numerosos y
activos son aprovechados por los políticos de turno con fines electorales
Desde el punto de vista económico y social, muchos de ellos se sienten
discriminados, ya no tienen cabida en el campo laboral, en muchas ocasiones los hijos
pasan a administrar los bienes quitándole al adulto autonomía y decisión incluso
sobre su propia pensión. Entre los investigados se conocen casos puntuales donde
los hijos hipotecan las propiedades de los padres y luego las dejan perder, otros se las
hacen vender tomando prestado el dinero de la misma, dejándolos sin techo propio
para vivir.
Además, es muy común ver a los Adultos Mayores, sobre todo hombres, deambular
por los parques, estacionarse en las esquinas, en las cafeterías, saborear un cigarrillo,
disfrutar un tinto y esperar el anochecer para seguir la rutina; las mujeres
generalmente se quedan en casa al cuidado de los nietos. En cuanto afectividad, no
encuentran puesto en la familia, en el pasado, el abuelo(a), el Adulto Mayor, era
figura de transmisión de tradiciones, cultura, había un lugar importante en el seno
familiar; hoy la familia está reducida al mínimo, padres e hijos, no hay cabida para
más.
Por lo anterior se deduce el poco reconocimiento a la riqueza y aporte de los Adultos
Mayores a la sociedad, a esto se suma la incapacidad para adaptarse al mundo
tecnológico, un crecimiento acelerado que pone en jaque al Adulto Mayor, quien
difícilmente logra captar su importancia y significado; entonces, afloran sentimientos
de nostalgia, le es difícil asumir el proceso de envejecimiento, máxime en un mundo
donde envejecer se vuelve un concepto peyorativo.
La práctica religiosa en la mayoría de los Adultos Mayores ocupa un lugar
importante en la vida espiritual, la vejez parece suscitar una apertura especial a la
trascendencia, esto lo confirma la participación activa de ellos en las diferentes
actividades de la Iglesia. El anciano en esta etapa de la vida se vuelve más reflexivo,
capta el valor y el significado de lo que acontece, acrecienta su fe con humildad y
sencillez sin necesidad de tener una explicación y una respuesta para todo.
18
La Iglesia desde siempre ha tenido una preocupación por la persona humana,
contribuyendo, desde la niñez hasta la vejez, en su crecimiento y desarrollo con
diversas actividades o proyectos, que realiza a través de las Parroquias en las
diferentes Diócesis. En cuanto a atención al Adulto Mayor, ésta se realiza a través de
la Pastoral de la salud en las diferentes Parroquias de la Diócesis de Pereira, con
acompañamiento en la enfermedad y asistencialismo económico, social y espiritual,
contribuyendo a aliviar en gran parte las necesidades básicas de las personas
mayores. Por lo tanto, el trabajo que actualmente realizan los agentes de la Pastoral
de la salud tiene que ver con asistencia y acompañamiento al Adulto Mayor
desvalido, desamparado y enfermo.
Para ello, cuenta con proyectos de formación para sus agentes de Pastoral de la salud.
En estos cursos se enseña: elementos de gerontología para que sepan cómo tratar a los
Adultos Mayores, elementos de psicología para una adecuada comprensión de la
personas de estas edades, en cuanto al aspecto espiritual y religioso, formación y
catequesis para saberles llegar con el mensaje de amor que propone el Evangelio.
Con respecto a la labor misma de los agentes de la Pastoral de la salud, ellos se
dedican especialmente a visitar enfermos en clínicas, hospitales y hogares, para
llevarles un mensaje de esperanza, inyectarles optimismo cristiano, exhortarlos a
darte sentido cristiano a la enfermedad y al dolor, a reconfortarlos con la Sagrada
Comunión. Todo lo anterior es referido por los mismos agentes de la Pastoral de la
salud y algunos adultos atendidos por ellos.
De otro lado, en la Vicaría de Nuestra Señora de la Pobreza foco de observación para
la investigación, se encuentra la coordinación general de la Pastoral de la Diócesis de
Pereira, desde allí, se generan los lineamientos Pastorales para cada una de las nueve
Parroquia s que la conforman y los tres centros de culto. En entrevista personal a la
asistente de la Pastoral de la salud, manifiesta estar en proceso de formación la
Pastoral del Adulto Mayor en Pereira a través de la Pastoral de la salud, donde hay
buena participación de Adultos Mayores Activos, que como laicos comprometidos
haciendo presente y operante a la Iglesia, son testigos, apóstoles y agentes
transformadores de la sociedad.
Igualmente, se encuentra un pequeño grupo de hogares para los ancianos enfermos
atendido por personas particulares, donde les proporcionan alimentación balanceada,
acompañamiento a las citas médicas, están pendientes de los medicamentos, tienen
voluntarios que semanalmente les hacen musicoterapia y actividades lúdicas; entre
éstos se destacan la Fundación para el Bienestar del Anciano Cristo Rey, Fundación
Revivamos, Asociación Nacional de pensionados y asociaciones mutuarias entre
otros. La Iglesia se hace presente en los asilos de manera activa y continua, desde
19
diferentes instancias, siendo las comunidades religiosas las que más se ocupan de
ellos, lo realizan desde la perspectiva asistencialista y aunque hacen un buen
acompañamiento espiritual, éste se limita a la oración. Las actividades realizadas por
ellos depende mucho del estado de salud físico y mental con el que cuentan los
ancianos, la mayoría de éstos no se valen por sí mismos y necesitan del cuidado
permanente de terceros.
El panorama del Adulto Mayor en esta investigación se analizará desde los siguientes
aspectos: salud, económico, espiritual y social. En el aspecto de la salud las
enfermedades más comunes según el sondeo realizado son: hipertensión, accidente
cerebro vascular (ACV), diabetes mellitus, várices, úlceras de decúbito, enfermedad
pulmonar obstructiva crónica (EPOC) estreñimiento, hiperplasia benigna de la
próstata, incontinencia urinaria, osteoporosis, osteoartrosis, artritis reumatoidea,
cataratas, demencia, enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Parkinson, depresión;
siendo este aspecto para el anciano enfermo el tema central de su vida.
En la mayoría de los sondeados las sensaciones de malestar físico y anímico en esta
etapa de la vida son comunes, las razones son diversas; algunas de ellas son: la
pérdida de la pareja, las dolencias que le impiden realizar una actividad física y la
falta de ingresos suficientes o trabajo que les permita cubrir sus necesidades básicas.
La Diócesis cuenta con centros de formación espiritual, como la Escuela Diocesana
de Teología, la cual funciona en las instalaciones de la Universidad Católica de
Pereira, responde a la formación académica que garantiza la preparación integral de
las personas que están siendo evangelizadas de manera tal que se construya un
cristiano maduro. Según (Suescún, 2000), estos espacios que la Diócesis ofrece, son
para todos, aún para los que están distantes de la Iglesia; el beneficio es para la
sociedad. Muchas de las personas que asisten a estos cursos son Adultos Mayores
que se sienten responsables de otros hermanos y útiles a la Iglesia, en las Parroquias
a través del servicio desinteresado colocan los distintos carismas que el Espíritu
Santo les inspira. También a través de la UCP ofrece el programa de Licenciatura en
Educación Religiosa con el fin de multiplicar los agentes de Pastoral al servicio de la
sociedad y a su vez evangelizar desde las aulas.
20
1.3 FORMULACIÓN DEL PROBLEMA
Según las percepciones de la Pastoral de la tercera edad, ¿Cómo debería ser la
Pastoral del Adulto Mayor Activo en la Vicaría de Nuestra Señora de la Pobreza,
Diócesis de Pereira, que enriquezca los procesos de formación espiritual y humana
en esta población?
1.3.1 Sistematización del problema
¿Cómo son las prácticas Pastorales de la tercera edad en la Vicaría Nuestra Señora de
la Pobreza, Diócesis de Pereira?
¿Cuál ha sido la presencia de la Iglesia Diocesana en la Pastoral del Adulto Mayor?
¿Cuáles son las percepciones que los Adultos Mayores tienen de la Pastoral de la
tercera edad?
¿Cómo ha sido la Pastoral del Adulto Mayor en la Vicaría de Nuestra Señora de la
Pobreza?
1.4 DELIMITACIÓN DEL ESTUDIO
1.4.1 Cobertura poblacional o universo
Se tomará la Vicaría de Nuestra Señora de la Pobreza, Diócesis de Pereira, donde se
encuentra aproximadamente el 7.7 % de los Adultos Mayores del municipio, siendo
el 3.5% hombres y 4.2% mujeres (cálculo establecido, DANE, 2005)
21
Dicha Vicaría cuenta con nueve Parroquias y tres centros de culto: San Cayetano,
Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, La Santa Cruz, El Divino Maestro, María
Reina, Sagrado Corazón de Jesús, Los Doce Apóstoles, San Antonio María Claret,
Catedral Nuestra Señora de la Pobreza y Centros de Culto San José Obrero, Nuestra
Señora de la Paz y La Divina Misericordia.
1.4.2 Cobertura espacial
Las nueve parroquias y los tres centros de culto ubicadas en el centro de la ciudad
constituyen la cobertura espacial de este estudio (Ver Anexo 3 y 4). En estos anexos
se aprecia el mapa de Pereira y las Parroquias que conforman dicha Vicaria;
igualmente su ubicación en la ciudad.
1.4.3 Cobertura temporal transversal
La investigación se inició a finales del 2010 y se acabará de desarrollar durante el
primero y segundo semestre del año 2012 así se tendrá el tiempo necesario y
oportuno para poder sacar conclusiones pertinentes y diseñar una propuesta para la
Pastoral del Adulto Mayor en la Diócesis de Pereira.
1.5 JUSTIFICACIÓN DEL ESTUDIO
El número creciente de Adultos Mayores marca una tendencia en la sociedad lo que
motiva a ponerles la máxima atención, puesto que, por una parte, la Constitución
Política de Colombia hace poca referencia a esta temática, y en la Iglesia, aunque
existe una estructura del Adulto Mayor, no está bien organizada. Sin embargo, el
interés por los ancianos está presente en la Jerarquía Eclesial; vale la pena recordar a
S.S. Juan Pablo II (1999) en la Carta a los Ancianos: “Precisamente cuando las
energías disminuyen y se reducen las capacidades operativas, estos hermanos y
hermanas nuestros son más valiosos en el designio misterioso de la Providencia”
(n.13). La vejez, es el culmen de los escalones de la vida, donde se recogen los frutos
de lo aprendido y de lo experimentado, de lo realizado y conseguido, de lo sufrido y
soportado.
22
La Iglesia siempre está dispuesta a acoger todos los procesos humanizantes, de ahí la
pertinencia del presente trabajo. En este sentido, aprovechar el capital humano de los
Adultos Mayores, quienes desde su sabiduría y experiencia, contribuyen al progreso
económico, social, religioso y político del país. Ellos ayudan aliviar un poco la crisis
de sentido que viven algunos ciudadanos, especialmente los más jóvenes.
Es valioso, el cúmulo de conocimientos que hay en ellos; la sabiduría se adquiere por
la vida misma que va respondiendo los interrogantes que ella genera. Son talento
humano para la Iglesia y la sociedad. En General han entregado lo mejor de sus
sueños, por lo cual, merecen se les dé el lugar que están en capacidad de ocupar en
esta etapa de sus vidas. Sus discernimientos competitivos o intelectuales no tienen
por qué perderse. De igual manera, el potencial espiritual está en su plenitud y
madurez, con todas las posibilidades de hacer contribuciones valiosas a la Iglesia, la
familia, y la sociedad.
Como aporte académico, vuelve práctica las líneas de formación del programa en
Educación Religiosa de la Universidad Católica de Pereira, consignadas en los
componentes pedagógico, teológico y humanístico. Dentro de la novedad esta el
abordar los elementos teórico – prácticos de la Pastoral de los Adultos Mayores,
ubicándolos como objetos y sujetos de la Evangelización, lo cual permite una nueva
línea que conlleva a la presentación de una propuesta de práctica Pastoral específica
para los Adultos Mayores Activos dentro del ámbito espiritual, rompiendo la
concepción asistencialista imperante.
Es de interés para la Iglesia el encontrar caminos que den respuesta desde la
Evangelización al fenómeno del envejecimiento de la población; puesto que en un
futuro los problemas de la franja de Adultos Mayores no serán sólo parte del Estado
sino de la Iglesia, quien tiene la responsabilidad de dar respuesta a las situaciones
espirituales de su rebaño.
Esta investigación le aporta a la Vicaría una propuesta metodológica concreta de
Pastoral, construida con la realidad de los agentes evangelizadores y grupos de la
tercera edad. Recoge elementos académicos, los lineamientos del magisterio y
problemáticas no resueltas frente a la espiritualidad del Adulto Mayor, éste como ser
humano se dignifica cuando se dimensiona su más profunda aspiración como es el
encuentro con su realidad y el sentido de lo divino que enriquece y dinamiza su vida,
reconociéndole su sabiduría y aporte en la Evangelización.
23
1.6 OBJETIVOS
1.6.1 Objetivo general
Proponer un proyecto Pastoral para los Adultos Mayores Activos de la Vicaría
Nuestra Señora de la Pobreza, Diócesis de Pereira, a la luz de un análisis de las
percepciones que esta población tiene sobre los procesos de formación espiritual y
humana, a fin de facilitarles una experiencia enriquecedora en la Iglesia.
1.6.2 Objetivos específicos

Identificar las prácticas de la Pastoral del Adulto Mayor en la Vicaría a nivel de
comunidades religiosas, Parroquias y grupos de la tercera edad, mediante
entrevistas, talleres, observación y análisis de documentos escritos por los grupos
de la Pastoral del Adulto Mayor y las comunidades religiosas.

Rescatar el papel de la Pastoral de la tercera edad teniendo en cuenta el
Evangelio, la Tradición y el Magisterio de la Iglesia para la conformación de
grupos Pastorales más efectivos.

Diseñar una propuesta de Pastoral para el Adulto Mayor en la Vicaría Nuestra
Señora de la Pobreza, Diócesis de Pereira, mediante el análisis de sus propias
percepciones, de tal manera que responda a las necesidades espirituales, sociales,
afectivas y humanas de los Adultos Mayores.
24
2. REFERENTE TEÓRICO
2.1 ANTECEDENTES TEÓRICOS
Al indagar en los registros de la Licenciatura en Educación Religiosa de la UCP se
encontró, que algunos estudiantes, han elaborado reflexiones en torno al tema de la
Pastoral y Adultos Mayores pero en forma aislada o fragmentada. En la investigación
titulada “La recreación como elemento socio afectivo en la tercera edad y los aportes
a su salud física y mental” realizada por Dorían Ayala Martínez y Carlos Eduardo
Espinoza (1999), realizaron un trabajo interesante sobre la forma de generar acciones
que brinden apoyo y motiven la participación activa de los ancianos en terapia
ocupacional y recreacional. Como resultado de éste estudio se mejoraron las
actividades recreativas del Adulto Mayor del hogar del anciano Betsabé Arbeláez
de Santa Rosa de Cabal y, se dieron pautas interesantes de los procesos para llevar a
cabo en el manejo del Adulto Mayor especialmente en el aspecto socio cultural.
Así mismo, el trabajo de Norman López (2009), titulado “Características de la
Pastoral en la Parroquia San Cayetano Diócesis de Pereira”, realiza una descripción
de las características de la Pastoral en dicha Parroquia, donde se promueven cursos
de formación permanente para agentes de la salud y de la Evangelización. Por lo
tanto, esta investigación presenta aportes interesantes en la mentalidad del
investigador para la Pastoral de la Evangelización en el Adulto Mayor.
Igualmente, el trabajo de Henry Guillermo González Correa (2004), titulado “Grado
de compromiso de la Nueva Evangelización de los Adultos en la Avenida del rio
Parroquia San Martín de Porres” identifica factores que denotan la falta de
compromiso de los Adultos Mayores en la Nueva Evangelización, entre ellos:
inmadurez religiosa, falta de interés sacramental, falta de sentido de pertenencia hacia
la Parroquia y poca visita del párroco.
También la “Propuesta de educación sexual para los Adultos Mayores de la
asociación tercera edad Compartir Lindos Sueños Villa Colombia” de María Cirley
Vargas y Luz Mery Jaramillo de Ocampo (2003) es una investigación basada en las
percepciones sociales de un grupo de adultos de la tercera edad en el tema de la
sexualidad, presenta una propuesta con el objeto de prevenir o corregir la aparición de
conductas o emociones que dañen la autoestima y la interrelación con el otro. Para
25
que la educación sexual del Adulto Mayor se constituya en una posibilidad de
contribuir a una mejor calidad de vida.
Dentro de las Practicas Pastorales de la Licenciatura se encontró un folleto de
informe de práctica Pastoral sobre “El anciano la realidad de la vida, necesita de amor
y alegría” por Idanis Ocampo Pulido (2009) donde a través de talleres lúdicos,
acompañamiento y reflexiones espirituales se obtuvo un acercamiento a los ancianos
de la fundación cristiana casa hogar “Vida con propósito” de Dosquebradas
resaltando su importancia como seres llenos de sabiduría y experiencia.
En esta misma línea esta el informe titulado “La Pastoral, un encuentro espiritual con
el Adulto Mayor” realizado por Elizabeth Arana Quintero (2010), con el grupo de la
tercera edad “Anhelos de Vivir” del barrio el Poblado de la ciudad de Pereira; éste
trabajo permitió un acercamiento espiritual desde la lúdica y la recreación, donde se
evidenció la gran riqueza espiritual y humana de los Adultos Mayores activos.
En las bibliotecas de Pereira no se encontró trabajo alguno que tenga que ver con esta
investigación. Al hacer una revisión más amplia se encontró el trabajo titulado “La
Pastoral de Adultos Mayores una realidad necesaria”, esta investigación fue
realizada en México (2004) por Elizabeth G. Zúñiga y José Antonio Hernández
Ugalde, la cual presenta un manual didáctico y operativo, permite ser una base
referente desde el cual se reflexione, se haga propuestas y se den otras respuestas,
como búsqueda para asumir realidades eclesiales, socio-económicas, culturales,
laborales de los Adultos Mayores (Es pertinente anotar que tienen como punto de
reflexión las experiencias de asociaciones de Jubilados).
Así mismo, la revista Kairos n. 26 de Argentina (2000) publica un documento del
Dr. Julián Lloret Consultor Internacional para Educación Teológica CAM (Centro
Misionero de América) International en “La educación contemporánea de adultos en
la formación de liderazgo laico Pastoral”, plantea una preocupación creciente por la
escasez de liderazgo Pastoral y la capacitación a los laicos.
Con las anteriores reseñas se evidencia interés por los Adultos Mayores, pero
acerca de la Pastoral del Adulto Mayor específicamente no se encontró trabajo
alguno que permitiera redireccionar la presente investigación. Por lo demás, el aporte
que éste trabajo quiere proporcionar a la Diócesis de Pereira hace referencia a los
procesos de la misma.
26
Sin embargo, la Iglesia, consciente de esta carencia y dando respuesta a la iniciativa
propuesta por la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano en Aparecida ha
empezado a preocuparse por la Pastoral del Adulto Mayor, es así como en septiembre
de 2010 se realizó en la ciudad de Bogotá el Congreso Nacional de Pastoral de la
Ancianidad, en cuyo evento participaron 6 personas de la ciudad de Pereira que
servirán como multiplicadores del proceso (Acosta, 2010). Como resultado, la
Arquidiócesis de Bogotá inició un programa de capacitación para formar agentes
evangelizadores en la Pastoral del Adulto Mayor.
2.2 MARCO CONCEPTUAL
2.2.1 Naturaleza de la Pastoral

Concepto de Pastoral en la Historia Sagrada
La historia del pueblo de Israel proporciona abundantes datos sobre las acciones y
los agentes pastorales que suscitaban el sentido religioso en los miembros de la
comunidad Judía. El punto de partida es el misterio de la Alianza. Dios se revela a
Abrahán y forma un pueblo de su elección (Gn. 15,18; 17,7). La alianza implica una
relación de amor ratificada en el sacrificio y en el banquete conmemorativo (Ex. 24,
1,11). En este contexto toman relieve tres acciones fundamentales sobre tres tipos de
personas bien caracterizadas: los profetas, los sacerdotes y los reyes o jefes del
pueblo.
Los profetas eran los encargados de recordar al pueblo los contenidos de la alianza,
de denunciar las infidelidades aún de los sacerdotes y reyes; eran hombres de
palabra, proclamadores de los derechos de Dios y de la justicia, así como los
defensores del oprimido y del pobre (Dt. 18,1-7). Los sacerdotes se dedicaban casi de
manera exclusiva al culto a los ritos sagrados y a la enseñanza de la ley. Los reyes
nombrados por Yahvé y ungidos por sus mediadores, gobernaban el pueblo con el
deber de buscar bienestar, libertad y prosperidad (Is. 9,15-21).
En el lenguaje bíblico la palabra pastor hace referencia a los jefes, profetas,
sacerdotes o reyes, (Gn. 4,4; 12,16; 20,12-14; 30,31-43; Job. 1,3). Por lo tanto,
27
pastor es aquel que cuida el rebaño, se hace responsable de él… (Ospina, 2008, p.16).
Desde el Antiguo Testamento se menciona en muchas oportunidades que Yahvé es el
Pastor de su pueblo (Gn. 48,15; 49,24; Is. 40,10;Ez. 23,1;34,9; Zac.10,2;11,4; Sal. 23;
28,9; 75). En el Nuevo Testamento Jesús es el pastor por excelencia (Jn. 10,1-16; Mt.
25,32; Jn. 10,11; 1Pe. 2,25; Heb. 3,20). Él es la base y la cúspide del nuevo servicio
Pastoral que se inicia con Él mismo. En Él, confluyen los tres ministerios de la
antigua alianza: el profético, el sacerdotal y el real. “Los agentes de la acción Pastoral
reciben de Él el mandato, tienen la inspiración y reciben del Él la energía y la
eficiencia a través de su Espíritu” (Checa, 1993, p. 25).
Jesús profeta: el anuncio de los profetas se cumple en Él (Is. 6,14; 8,5-6); viene a
predicar la Buena Nueva de Salvación, proclama su misión profética “hoy se cumplen
esta profecías que acaban de escuchar” (Lc. 4,18-21). Jesús Sacerdote: Es eterno
sacerdote, el modelo de sacerdocio de la nueva alianza, permanente intercesor único e
intermediario entre Dios y los hombres. Jesucristo Rey: viene realmente a establecer
un Reino “es preciso que anuncie el reino de Dios, también a otras ciudades, pues
para eso he sido enviado” (Lc. 4,4-3). Su primera acción, tras anunciarlo, es iniciar
su fundación y lo hace en la pequeña comunidad de sus apóstoles que habrían de ser
la piedra fundamental de la Iglesia, tarea que se extiende hasta el final de los tiempos
y que consiste en la difusión de la Palabra, la administración de los medios de
santificación que conlleve a crear desde aquí el mayor bienestar entre todos los
hombres, especialmente los más necesitados.
Es así, como Jesucristo se constituye en el gran profeta, en el sacerdote eterno y en el
primer servidor Rey de los hombres. Jesús mismo es quien deja en manos de sus
inmediatos discípulos la triple misión universal “id pues y enseñad a todas las gentes
(misión profética), bautizándolas en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu
Santo (misión sacerdotal), enseñándoles a observar todo lo que yo les he mandado
(misión real)” (Mt. 28,19-20). Esa fue la tarea que los apóstoles realizaron desde el
comienzo, con dedicación y conciencia clara de lo que hacían, hasta ofrendar sus
propias vidas.
Lo mismo aplica para las primeras comunidades cristianas “Cristo mismo dio a unos
el ser apóstoles, a otros profetas, a otros evangelizadores, a otros pastores y maestros,
para preparar a los suyos a los trabajos del ministerio, en vista de la construcción del
cuerpo de Cristo” (Ef. 4,11-12). Los responsables de las comunidades se llamaban
pastores, presidentes, ancianos, epíscopos, presbíteros. En esta época se acentúa el
sentido de Iglesia, la santidad no se hace posible sin la comunión de los santos.
28
Durante la época Patrística se multiplican las escuelas catequéticas donde se forman
los mejores predicadores de la época. La liturgia se hace más concreta y
contemplativa, la predicación de la palabra y la vida sacramental llevaba a la
imitación de Cristo, la Iglesia aparece como mediadora de salvación. Se despliega el
celo misionero de la Iglesia y surgen las primeras escuelas sacerdotales para
formación del clero.
En la Edad Media la Iglesia tiene una mayor estabilidad, poder, aceptación pública y
social, con una acentuada injerencia del poder público, donde los reyes intervienen en
la designación del clero, y las elecciones frecuentemente recaía sobre personas no
aptas, lo que trajo como consecuencia una relajación espiritual, decayendo con ello la
acción Pastoral de la Iglesia .
Con la Reforma, surge el protestantismo quienes proclaman una nueva concepción
de Iglesia, aparece el concilio de Trento (XVI) como reacción y esfuerzo por darle a
la Iglesia un nuevo rostro, logrando la reafirmación dogmática y el impulso Pastoral
que necesitaba. Reconociendo la ignorancia religiosa, se plantea un catecismo (con
la doctrina cristiana en forma de diálogo), se revisa la doctrina y práctica Eucarística,
se reafirma la institución familiar, se dignifica el matrimonio como sacramento
eclesial, se renueva la catequesis de niños y la instrucción de adultos.
Finalizando el s. XIX se da una renovación teológica que servirá en la nueva teología
del siglo XX. El concilio Vaticano II a su vez influirá en el cambio de las acciones
pastorales de la Iglesia , resaltando el concepto de Pastor como aquel que cuida y
anima a sus ovejas, las conduce a expresar su relación con Cristo y con la Iglesia
(CD, 16).
Los documentos del Concilio Vaticano II y las orientaciones, aunque no carentes de
sólida doctrina teológica, presentan una tendencia Pastoral. Algunas de sus
características más notorias las encontramos en la Gaudium Et Spes, la cual nos
presenta un nuevo modelo en la Constitución Pastoral; así mismo la Apostólicam
Actuositatem nos dice: “El apostolado seglar que rebasa la exclusividad jerárquica y
se extiende a todo el pueblo…” (n. 1-4); y “…la doctrina y actividad de la Iglesia se
comprometen en el campo social, como expresión nueva de la caridad, especialmente
con los más pobres y necesitados…” (n. 13).
29
Este breve concepto de Pastoral en la historia de la Iglesia nos coloca frente a la
convicción que Dios se revela al hombre, ante el drama y su caída busca salvarlo. Se
ha servido de unas acciones significativas y de un grupo humano para que el Hijo por
el Espíritu Santo lleve a cabo su designio redentor y todos los hombres sean objeto de
una liberación total.
De ahí, que la Iglesia, teniendo en cuenta su carácter dinámico y apostólico, deba
cumplir su misión siguiendo los pasos de Jesús y adoptando sus actitudes (Mt. 9, 3536) (DA, 31). Así lo presenta Checa (1993):
La acción de todos los miembros del pueblo de Dios enviados por el Padre, a
través de Cristo, bajo el impulso del Espíritu y de la Iglesia para que: por la
comunicación de la palabra, la celebración de la Eucaristía y demás
sacramentos, trasmitan la vida divina, conviertan el corazón de los hombres y
trasformen en estructura de la sociedad, construyendo así el Reino de Dios en
la historia y para la trascendencia, en la comunión plena del hombre en la
Trinidad, con sus semejantes y con el mundo. (p. 46)
Por ello, la Pastoral es la misión de la Iglesia que es la misma misión de la Trinidad,
puesto que la Iglesia tiene origen trinitario (Ospina, 2008, p.16) porque expresa en el
espacio y en el tiempo la realidad salvífica. Se hace comunitaria al estar anunciada y
atestiguada por la Iglesia operante. Y es precisamente por la comunión que se lleva a
cabo la Misión Evangelizadora de la Iglesia, procurando cumplir con el mandato de
Cristo “id y enseñad a todas las gentes” (Mt. 28,19-20), labor que iniciaron los
apóstoles y que continuó la Iglesia primitiva volviéndose guardiana de la tradición.
Esta realidad salvífica se expresa en la comunión de amor entre hermanos en la fe,
así como lo hizo Dios-Padre quien ama profundamente a su Hijo y de esa entrega
dinámica emana el Espíritu Divino. La Iglesia, heredera y continuadora de la misión
de Cristo, realiza unas acciones eclesiales que constituyen el fundamento y pilar de su
acción, por medio de las cuales se ha ido edificando a lo largo de la historia. Dentro
de estas acciones se encuentra la doctrina legada a través de la Sagrada Escritura, la
práctica o culto expresado en rituales, siendo el hombre un ser social y relacional,
por la fe expresa la comunión con Cristo, lo que le permite compartir el amor de Dios
y hacer viva su palabra.
30
La primera misión apostólica es el ministerio profético, la proclamación del Kerigma,
el bautismo sobre el que se funda la vida sacramental, por medio del cual se recibe a
Cristo por acogida de su palabra. Así mismo, hablar de Pastoral es hacer referencia a
la parte práctica de la teología (Ospina, 2008, p. 18). Por ello, la Pastoral es una
actitud de servicio concretada en acciones diversas por la cual la Iglesia se hace
presente en la sociedad, para orientar y promover el desarrollo integral de los seres
humanos de acuerdo con los principios evangélicos, cumpliendo los fines de trabajar
para lograr la liberación de los hombres y mujeres y procurar una mayor solidaridad,
fraternidad y justicia, con el objeto de transformar la sociedad y construir la
civilización del amor.
Consecuentemente, “la Pastoral es la actividad específica de la Iglesia, su razón de
ser. No hay Iglesia sin Pastoral ni Pastoral sin Iglesia” (Ospina, 2008, p. 19). Así
pues, la gran importancia de llevar el mensaje evangélico a todos los hombres:
La Evangelización no sería completa si no tuviera en cuenta la interpelación
recíproca que el curso de los tiempos establece entre el Evangelio y la vida
concreta, personal y social del hombre.
Precisamente por esto la
Evangelización lleva consigo un mensaje explícito, adaptado a las diversas
situaciones y constantemente actualizado, sobre los derechos y deberes de
toda persona humana…. (EN, 29)
Por consiguiente, la Pastoral es la forma como la Iglesia se hace presente en la
sociedad para orientar y suscitar el desarrollo integral del ser humano de acuerdo con
los principios evangélicos, con el único fin de propiciar un encuentro con el Creador
y de esta manera rescatar la dignidad humana; la Pastoral es la misma Iglesia en
acción, en todos los ámbitos y esferas, pues la Iglesia es para todos Madre y Maestra.
Es así, como la Pastoral en la Vicaría de Nuestra Señora de la Pobreza, responde a
los requerimientos de una comunidad cuyas necesidades muestran el rostro de Jesús
en las familias que padecen hambre, enfermedad, desempleo y escasas oportunidades
educativas. Ésta se encuentra inserta en la sociedad y se observa dentro de la Pastoral
Social la tradición cultural de la región pretendiendo dar respuesta al sentido último
de la vida. “Con todas sus implicaciones éticas se propone evangelizar en el pleno
sentido de la palabra, es decir anunciando explícitamente la fuerza salvadora de la fe
en Jesús” (Arana & Arce, 2010, p. 8).
31
La Pastoral Social son todas las acciones asistenciales hacia los pobres, los enfermos,
los desvalidos y marginados (ABC de la Pastoral Social, 2010), mismo que no puede
darse sin el desarrollo solidario de la humanidad (PP, 43). De hecho, la solidaridad
nos ayuda a ver al “Otro” –Persona, Pueblo o Nación- , no como un instrumento
cualquiera para explotar a poco coste su capacidad de trabajo y resistencia física,
abandonándolo cuando ya no sirve, sino como un “semejante” nuestro, una “ayuda”
(Gn. 2, 18-20), para hacerlo partícipe, como nosotros, del banquete de la vida al que
todos los hombres son igualmente invitados por Dios (SRS, 39).
Así mismo, es el sentido de solidaridad que expresa la Iglesia para referirse a
América Latina:
La Iglesia en América debe encarnar en sus iniciativas pastorales la
solidaridad de la Iglesia universal hacia los pobres y marginados de todo
género. Su actitud debe incluir la asistencia, promoción, liberación y
aceptación fraterna. La Iglesia
pretende que no haya en absoluto
marginados. El recuerdo de los capítulos oscuros de la historia de América
relativos a la existencia de la esclavitud y de otras situaciones de
discriminación social, ha de suscitar un sincero deseo de conversión que lleve
a la reconciliación y a la comunión. (EA, 58)
Al Pastor, como embajador de la Palabra, le corresponde velar porque su Rebaño
persevere; debe trabajar incansablemente por la defensa de la dignidad humana,
especialmente los pobres y marginados (DA, 105), así estará cumpliendo con la tarea
esencial de la Evangelización (DA, 106). La Pastoral en la Iglesia, es su razón de ser,
de ahí que las reflexiones en torno a ella, son siempre una respuesta al mandato de
Cristo. Por tanto, el trabajo de la Diócesis de Pereira está orientado al ejercicio de las
distintas pastorales, con un fuerte compromiso en la Pastoral Diocesana y con la
Iglesia, todo con el fin de servir a la comunidad.
2.2.2 La realidad del Adulto Mayor
“Las grandes cosas no se obtienen con la fuerza, la velocidad, y la agilidad física
sino con el juicio, con la autoridad y con el aplomo: cualidades que no sólo no
faltan en la vejez, sino que se fortalecen en ella” (Cicerón).
32
No hace mucho tiempo que la mayoría de la población vivía en el campo, allí se
nacía, se crecía; de adultos se trabajaba la tierra y de ancianos se iba dejando poco a
poco el trabajo y se concluían los días ayudando a los hijos. Estos ancianos eran
respetados por su experiencia y sabiduría acumulada durante toda la vida,
frecuentemente se les consultaba los problemas difíciles; eran los historiadores del
lugar; conocían todas las familias y anécdotas importantes, siempre acompañados de
sus familiares hasta la partida definitiva.
…La longevidad era muy escasa, raramente sobrepasaban los 60 años. Por
eso, los ancianos que resistían al paso del tiempo eran considerados como
seres excepcionales. Atraían el respeto por los poderes y los conocimientos
secretos que se les atribuía (Bize & Vallier, 1983, p.39-40).
Actualmente la situación es muy diferente, la gran mayoría de la población vive en
las ciudades, ello en razón de obtener mayores facilidades para el trabajo, sin
embargo, no se tienen los mismos valores incluso dentro del ámbito familiar, de ahí
que el anciano experimenta sentimientos de inutilidad. Por ello, envejecer en la
ciudad significa estar expuesto a la soledad, y muchas veces al abandono ya que los
hijos están tan ocupados con su trabajo, su propia familia que no le queda tiempo para
visitarlo. A pesar de ello, la población mundial tiende a envejecer, y Colombia no es
ajena a este fenómeno, ello lo comprueba la estadística demográfica (Ver Figura 1).
En la pirámide poblacional entre los años 1905 a 2005 se aprecia cómo crece la
proporción de personas de avanzada edad, sin llegar por supuesto a los niveles que
registran los países occidentales; ello ha llevado al estado a plantear la construcción
de sociedad para todas las edades, en la cual se considera la vida en su perspectiva
total, desde la concepción hasta la muerte, donde se valore de igual manera todas las
edades.
33
FIGURA 1. Pirámide Poblacional
Cambios demográficos de la población Colombiana entre los años 1905 -2005.
Fuente: DANE 2006
En 1982 Colombia contaba con una población cercana a los 28 millones de
habitantes; 1.700 mil eran Adultos Mayores de 60 años (aproximadamente el 6% de
su población total); al comenzar el nuevo milenio Colombia cuenta con una
población que sobrepasa los 42 millones de personas, de las cuales el 7% (alrededor
de 3 millones), son mayores de 60 años; “…según las proyecciones para el año 2050
las personas mayores de 60 años habrán sobrepasado a los menores de 15 años en
cerca de un millón de personas” (Pulido, Ballén & Zúñiga, 2006, p. 113). A este
singular crecimiento en cuanto a cantidad, se agrega una mayor prolongación de la
vida, debido a los avances en medicina que conlleva a una mejor calidad de vida.
A pesar de que organismos internacionales como la ONU (Organización de Naciones
Unidas), OPS (Organización Panamericana de Salud), OMS (Organización Mundial
de Salud) han venido manifestando su preocupación en el campo de políticas y
programas que incluyan a los ancianos, este impacto en nuestro país todavía no se ha
hecho evidente. Actualmente la ONU tiene como objetivo asegurar que todas las
personas en todo el mundo puedan envejecer con seguridad, dignidad y continuar
participando en sus países como ciudadanos con plenos derechos (Plan de Acción
Internacional sobre el Envejecimiento, 1993); la asamblea mundial del
envejecimiento celebrada en Viena 1992 determinó que la edad cronológica de retiro
o jubilación es de 60 años (Organización Mundial de la Salud, 2002), las Naciones
Unidas ha estandarizado esa edad, porque no se tiene en cuenta las condiciones
34
personales y ambientales, ni los desarrollos de algunos países, lo que obliga a
preguntarse ¿si, llegar a la vejez será valioso?
En Colombia este objetivo está muy lejos; se observa que un buen número de
ancianos son excluidos socialmente a causa de su edad a tal punto que se les vulneran
sus derechos básicos.
La discriminación se atribuye a que la valoración social se basa en la
capacidad física, en la competencia y en la productividad, cualidades que
presentan relación inversa al paso de los años, generando así restricciones
que disminuyen las posibilidades de mejoramiento de su calidad de vida
(Pulido, Ballén & Zúñiga, 2006, p.7).
Teniendo en cuenta que los Adultos Mayores:
Son aquellas personas que alcanzan una edad en la que deben abandonar
formalmente el trabajo. En Colombia se da entre los 60 y 65 años. También un
sector de la población asocia al Adulto Mayor, como una persona anciana,
enferma, limitada, que ya no siente, no piensa, no sueña, no desea y solo
espera la muerte (Ochoa, 2010, p.9 ).
De igual forma, esta etapa del Adulto Mayor es catalogada como un proceso de
envejecimiento, efectos que se dan con el paso del tiempo, o las diferentes
modificaciones que se realizan a través de los años y que dependen de factores
físicos, biológicos, psicológicos, ambientales, sociológicos; el envejecimiento
también ha sido relacionado con la pérdida de energía que no se recupera; es un
proceso que empieza desde que nace el bebé, por lo que cada día se es más viejo, por
eso la única manera de vivir es envejeciendo.
En esta sociedad globalizada, a la persona se le mide por la productividad, capacidad
y condición de tener, así que a la persona mayor se le compara con lo no productivo o
con experiencia. Tomar conciencia de la vejez es hacer una introspección de la
existencia de acuerdo las expectativas que tenga de su edad.
La percepción sobre la adultez que tiene la sociedad es que ser viejo o llegar a la edad
adulta es como estar incapacitado, enfermo o perder estatus social, olvidando que es
35
un ciclo vital diferente a los anteriores lo cual le da madurez, experiencia que bien
administrada supera cualquier limitación física.
Por consiguiente, envejecer es un proceso biológico difícil de determinar donde inicia
y donde termina; la sociedad da el concepto cultural “Adulto Mayor” de acuerdo a
normas y valores, de todos modos la edad cronológica no es un indicador de cambios
en el proceso de envejecer. Ésta no se manifiesta de igual forma en todas las personas
porque los organismos no envejecen de igual manera por cuestiones genéticas.
Psicológicamente el aspecto de la vejez, como “Quien ha acumulado durante toda su
vida experiencia que lo han llevado a ser como es” (Gazel, 2006), ha sido estudiado
desde la gerontología a través de los procesos sensoriales. El conocimiento que la
persona posee de sí misma en relación con lo que otros piensan de ella y su
autoestima son aspectos que contribuyen a los cambios en el proceso de vejez. Otros
aspectos son los sentimientos, la motivación, la salud. Se debe tener en cuenta que
enfermedad y envejecimiento son diferentes, el envejecimiento presenta cambios
inevitables y universales y las enfermedades son condiciones que no afectan a todas
las personas.
En cuanto al aspecto sociológico, en todas las sociedades se dan cambios con
respecto a la manera de percibir la persona Mayor. Es desde los adelantos científicos
donde se diferencia enfermedad y vejez. La geriatría (estudia las enfermedades y los
cambios físicos en la vejez) y la gerontología (estudia el componente social del
proceso del envejecimiento) con estas dos disciplinas se han ido eliminando todos los
mitos que se tenían acerca del envejecimiento y concluyendo que la interacción de los
aspectos biológicos, ambientales y orgánicos es el resultado heterogéneo e individual
de la persona (Roldan, 2009).
En este sentido, estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud señalan
que los hombres y mujeres que se preparan para la vejez, se adaptan mejor a los
cambios y su capacidad aumenta significativamente para afrontar las adversidades
(Ysern de Arce, 1998). Es a partir de lo social que se conocen algunas teorías para
explicar cómo se adapta la persona al proceso de envejecimiento éstas son: la teoría
de la desvinculación, refiere a las personas mayores de 65 años, las cuales tienden a la
soledad al terminar actividades anteriores como el trabajo, pasar por episodios de
separación, muerte de familiares y amigos, situaciones que lo marginan socialmente
(Dulcey, E. & Uribe, C. 2002).
36
Por ello, la persona escoge alejarse y la sociedad le ofrece pocas posibilidades de
integrarse, razón por la cual, el Adulto Mayor supone una liberación de obligaciones
y por tanto una vejez plena. Así, la percepción que tiene de sí mismo el Adulto
Mayor se hace más evidente en los hombres que en las mujeres, ellas por su
condición de amas de casa retardan este proceso. Es importante que las personas y
las familias planifiquen su vejez y se preparen para afrontar esta etapa de la vida.
En cuanto a la teoría de la actividad aduce que el cese de actividades les puede
significar pérdida de identidad, de ahí que se hace necesario asignarle
responsabilidades al Adulto Mayor para que sean valorados por la sociedad de
manera positiva, motivo por el cual algunos de ellos se acercan a la Iglesia buscando
prestar un servicio a la comunidad de acuerdo a sus capacidades y tiempo, no en vano
en la Carta a los Ancianos de Juan Pablo II dice que cuando la energía y la capacidad
disminuyen providencialmente los ancianos son más valiosos.
Así mismo, la teoría del medio social se refiere al nivel de actividad, el cual está
influenciado por la salud, la situación económica que limita su bienestar, los apoyos
sociales como juntas de acción comunal, grupos lúdicos o de la tercera edad,
apostólicos, el cónyuge, la familia, las relaciones sociales que contribuyen a la
felicidad de esta población mayor. El Adulto Mayor percibe como realidad social
las etiquetas de sesentón, setentón, viejo interesante como maneras de vinculación.
La misma sociedad los ha formado con paradigmas negativos hacia la adultez.
Igualmente, aparece la teoría de la ancianidad como grupo minoritario en los cuales
se dan características que los lleva a constituirse como minoría marginal; existen
diferencias de género, económicas, educativas y sociales. Como en el anterior, se
crean subgrupos dentro de sus mismos grupos provocando un distanciamiento de los
demás (Dulcey, E. & Uribe, C. 2002).
Se llama teoría de la continuidad a la prolongación de las etapas anteriores y la
adaptación al proceso de envejecimiento determinada por el pasado. Por último la
teoría de la modernización, donde el grado de desarrollo de la sociedad influye en la
perdida de estatus del Adulto Mayor ya que los avances tecnológicos, la economía,
el nivel educativo y la urbanización son variables que determinan su valoración con
respecto a los jóvenes, aunque hay sociedades industrializadas en que las personas de
edad avanzada ocupan un lugar importante (Dulcey, E. & Uribe, C. 2002).
Por ejemplo: en la mayoría de los países asiáticos su cultura valora la convivencia
común en hogares con varias generaciones (jimdo.com, nf.); en la cultura del Japón a
la persona mayor se le valora, en Occidente se ve como un drama, en Europa es
37
persona activa para laborar, por lo tanto, es una ganancia tomar conciencia del
proceso de envejecimiento.
No existe pues una teoría social o biológica que tenga aceptación científica, por lo
tanto, son paradigmas que se toman como base para la comprensión del Adulto
Mayor activo el cual hace referencia la presente investigación y recoge a aquellas
personas que tienen una esperanza de vida saludable y pertenecen a un núcleo
familiar; si bien son independientes aún mantienen relaciones sociales y gozan de
“capacidad…oportunidades reales de una persona de ser o hacer algo” (Senn, 2002).
Así mismo, agrupa a las personas que se responsabilizan del trabajo de la casa, el
cuidado de los niños y adolescentes para que los adultos más jóvenes trabajen fuera
del hogar, actividades muchas veces no reconocidas por la familia (OMS, nf.).
También se incluye a los adultos con mayor experiencia los cuales han asumido
trabajos voluntarios muy valiosos en las Iglesias, en grupos religiosos y/o
comunitarios, labores que los benefician y aumentan su capacidad de relacionarse.
2.2.3 Aportes del Adulto Mayor a la Pastoral de la tercera edad
Con el fin de promover hábitos de vida saludable y rescatar su valor como actores
sociales, en la Secretaria Municipal de la ciudad de Pereira, en el área de deporte y
recreación, se encuentra la coordinación del programa de la tercera edad, encargada
de desarrollar actividades dirigidas a promover la participación activa y dinámica de
los Adultos Mayores del área metropolitana. A través de ella, los Adultos Mayores
del municipio, participan en actividades recreativas, deportivas y culturales con el
objeto de contribuir a su bienestar integral, organizados por grupos en diversos
sectores de la ciudad. Actualmente se cuenta con más de 154 grupos de la tercera
edad, de 2000 a 3000 personas (El Tiempo, 2008).
Así mismo, se encuentran asociaciones mutuarias generalmente integradas por
hombres y mujeres pensionados, que buscan la prevención individual en relación a
la muerte y como una opción para acceder a la recreación y cultura, también como
una alternativa social complementaria. Estas asociaciones tratan de defender los
derechos y deberes del Adulto Mayor y sus asociados. Dichos lugares son centro de
acopio de los adultos generalmente en las horas del día, en la noche su refugio es la
Iglesia, quien los acoge y estimula para que quienes ejerzan la autoridad les
reconozcan, promuevan, respeten y defiendan sus derechos y deberes. La Iglesia a
través de la Pastoral se preocupa por el bienestar del Adulto Mayor con el propósito
38
de concientizarlo de que cada día conlleva a un permanente cambio, que puede dirigir
hacia el mejoramiento de todas las realidades de la vida y disfrutar de la misma por
largo tiempo.
Es así, como a través de la Nueva Evangelización se procura fortalecer y ayudar a
“El Bien Común”, posición que su Santidad Juan Pablo II defendió por medio de sus
encíclicas. “El Bien Común” se puede definir como las realidades de la vida en el
contexto social que le permiten a todos los hombres individual y colectivamente
realizarse plenamente, esto requiere de una participación justa en el que los
beneficiados serán los más necesitados, compromiso fundamental que recae en los
laicos1 según el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia (2006) y dice:
Entre los ámbitos del compromiso social de los fieles laicos emerge, ante
todo, el servicio a la persona humana: la promoción de la dignidad de la
persona, el bien más precioso que el hombre posee, es “una tarea esencial;
es más, en cierto sentido es la tarea central y unificante del servicio que la
Iglesia, y en ella los fieles laicos, están llamados a prestar a la familia
humana” (n. 552)
Por consiguiente, la Pastoral Social trata de procurar dicho bien por caminos
adecuados para que el hombre consiga su felicidad y su salvación, con la
colaboración de las familias de los Adultos Mayores o ancianos, creando conciencia
de la importancia que éste tiene dentro del núcleo familiar. Con esta acción no se
busca un bienestar material, sino darle una finalidad trascendente, porque ninguno
puede ser excluido de nuestro amor (Tarrarán, O.S, & Calderón, 1995). El Evangelio
expresa que en cada uno de los más necesitados esta la presencia de Jesús, por tanto,
la Evangelización inspirada en la caridad de las comunidades Parroquiales, dirigen la
acción ministerial a favor del Adulto Mayor con el fin de comprender cómo a
través de ellos el Señor quiere ser servido "La caridad anima y sostiene una activa
solidaridad, atenta a todas las necesidades del ser humano" (ChL, 41)
El espíritu solidario de las comunidades reconoce en el “otro” un ser semejante a
Dios, la ayuda mutua y el amor desinteresado es la fuente de este proceso que
requiere de un discernimiento de la acción social en la Iglesia y de una inspiración
1
Laico: Se entiende su papel fundamental como miembros del pueblo de Dios-sacerdotes, profetas y
reyes- y como protagonistas de la Evangelización, de la promoción humana y de la inculturación del
Evangelio (ChL, 9).
39
luminosa del Espíritu Santo. En consecuencia, la acción ministerial de la Iglesia
recoge un gran número de laicos comprometidos que prestan un servicio
desinteresado en favor del “otro”.
De este modo, el Adulto Mayor Activo como laico va encontrando su identidad
dentro de la Iglesia , cuando es consciente de que es Iglesia y miembro de ella,
discípulo de Jesús, al unirse con Cristo por medio del bautismo entra en comunión
con el resto de los hermanos y cada uno según su vocación participa de la triple
función de sacerdote, profeta y rey de Jesucristo, lo cual es una tradición de la Iglesia
y el concilio Vaticano II lo recuerda constantemente “se convierte en testigo e
instrumento vivo, a la vez, de la misión de la misma Iglesia ”, de ahí que los laicos se
conviertan en corresponsables junto con los ministros ordenados.
Es de anotar, que el laico es parte importante como cuerpo de la Iglesia , llamado a
llevar el Evangelio a la realidad del mundo en el que vive, para transformarlo
haciéndolo más parecido a lo que Dios quiere, difundiendo su mensaje a todos los
lugares, promoviendo la dignidad de la persona y acrecentando el Reino de Dios
(DA, 210) y no necesita pedir permiso o esperar que lo manden, pues por el Bautismo
se une a Cristo para siempre y hace del Cristiano otro Cristo mismo (Ospina, 2007).
El laico vive en el mundo pero no es del mundo por tanto su índole secular le da la
libertad para responder al llamado de Dios, por eso el mundo se convierte en un
medio donde el laico puede desarrollar su misión (JUAN PABLO II, 2002, p. 166).
Lo anterior se ve reflejado en la Vicaría de Nuestra Señora de la Pobreza, donde hay
numerosos laicos entre ellos Adultos Mayores activos con carismas que han puesto
al servicio de la comunidad a través de los ministerios, como fruto del proceso de
Nueva Evangelización y como fruto de amor por la misión que Cristo nos ha
encomendado “Amar a alguien es querer su bien y trabajar eficazmente por él…”
(CV, 7). Ellos dan testimonio del querer de Dios en todos los ámbitos, buscando la
santidad al servicio de los demás, a través de la Pastoral de la salud y la Pastoral
social.
La Diócesis teniendo en cuenta los factores psicosociales propios del Adulto Mayor
favorece su incorporación activa en la vida de la Iglesia y desde la Pastoral
educativa, responde en parte a los problemas del Adulto Mayor en la sociedad, abre
un espacio para que el laico se prepare intelectual y espiritualmente, acción que es
aprovechada por el Adulto Mayor Activo procurando una formación espiritual
acorde con sus necesidades. Estos espacios que la Diócesis ofrece son para todos, aun
para los que están distantes de la Iglesia, pues el beneficio es para la sociedad, al
40
respecto el Pontificio Consejo para los Laicos: “La dignidad del anciano y su misión
en la Iglesia y en el mundo” (1998) en el capítulo V escribe:
… La familia – y, por tanto, toda la Sociedad – recibirá un gran beneficio con
la revaloración del papel educativo del anciano; por lo que se requiere para
dar respuesta a los signos de los tiempos con relación a la creciente
población de Adultos Mayores, primero conocer sus necesidades y dar
respuesta en la Iglesia que es madre y maestra y en la familia como
comunidad de fe a la que sigue perteneciendo el Adulto Mayor.
En este sentido, la presión de la cultura lo impulsa a rejuvenecer el alma, por lo que
aprender para el Adulto Mayor se convierte en una motivación, en la que adquiere
responsabilidades, pautas de trabajo aplicables a mejorar su calidad de vida y su
espiritualidad, aumentando su capacidad de relacionarse y rompiendo paradigmas
negativos que le hagan ver la vejez como un nuevo comienzo de vida (Arce, 2010).
Además, en ésta etapa de la vida tiene el tiempo, disposición de servicio a la acción
evangelizadora y santificadora de la Iglesia y se acrecienta el deseo de una formación
más profunda en la fe.
A este respecto, en la carta a los ancianos (JUAN PABLO II, 1999) hace un relato de
cómo en la Escritura se tiene una visión positiva del valor de la vida y la
consideración que se tiene a la edad avanzada interpretada como signo de experiencia
y benevolencia divina (Gn. 11, 10-32). Abraham y Sara se sintieron viejos porque no
producían y son los mayores que marcan el proceso de salvación. Además, Moisés
ya entrado en años es quien lleva acabo la misión a favor del pueblo de Israel. Otras
figuras importantes son: Eleazar (2 Mac. 6, 18-31) y Tobías, que pacientemente
auxilia a los más necesitados (Tb. 3, 16-17).
En esta misma línea, el Nuevo Testamento en el Evangelio de Lucas presenta a Isabel
y Zacarías como pareja de ancianos (Lc. 1,18.42). La presentación del niño Jesús en
el templo propicia un encuentro con Simeón, anciano que esperaba la venida del
mesías, junto a él Ana (Lc. 2, 29.38). El Evangelio de Juan nos presenta a Nicodemo,
hombre fiel que venció el miedo y se proclamó discípulo de Jesús (Jn. 19, 38-40).
Finalmente, está el anciano y sucesor Pedro, quien testimonió con su martirio, su
adhesión a Jesús (Jn. 21, 18).
41
Por consiguiente, la vejez en la Biblia se presenta como un “tiempo favorable” para
comprender la existencia humana y el sentido de la vida como expresión divina; la
ancianidad no se mide por el tiempo sino en la prudencia y el testimonio de vida.
Dios es el punto de llegada al cual dirigirnos siempre sin temores. Otras citas con
respecto a la vejez: Salmo 37, 25; Salmo 71, 9; Salmo 91, 14; Salmo 92,
12; Proverbios 17, 6 ; Proverbios 23, 22 ; Lamentaciones 3, 22; 2 Corintios 4, 7; Tito
2, 1; 1 Timoteo 5, 1; El salmo 92 es una invitación a seguir dando fruto en la vejez.
No solo la Iglesia se interesa por el Adulto, también el estado Colombiano a través
de la constitución política de 1991 ha tratado de garantizar servicios de seguridad
integral a las personas de la tercera edad; con la ley 100 surge un capitulo para la
protección de la población vieja el cual reglamenta actividades en educación, cultura,
recreación y ocio; en 1995 surge el CONPES2 con el objetivo de fomentar una vejez
saludable y satisfactoria a través del mejoramiento económico.
Hacia el año 1997, el estado por medio del Ministerio de Salud diseña un programa
de Salud del Anciano con el fin de promulgar políticas en materia de salud, la
prevención y tratamiento de enfermedades. Tras la segunda asamblea de protección
integral al Adulto Mayor, en el año 2002, el gobierno viene desarrollando acciones
encaminadas a mejorar la salud, asignando un soporte nutricional; seguidamente, en
el 2003, se genera el auxilio económico y un programa de atención social al Adulto
Mayor. Finalmente la ley 1171 de 2007 tiene por objeto la protección a las personas
de la tercera edad en los niveles I y II de Sisbén3 a través de los Centros Vida como
instituciones que contribuyen a brindarles una atención integral acorde a sus
necesidades y mejorar su calidad de vida.
En Colombia las entidades privadas tratan de establecer redes con grupos que se
interesen por las persona mayores, como FIAPAM4 quien en octubre de 2010 celebró
el IV congreso internacional “Mayores sin Fronteras: impactando el desarrollo
intergeneracional” en la ciudad de Medellín, uno de sus principales propósitos
consiste en invitar a todos los entes del sector público, privado y la Iglesia a que se
2
CONPES: Asesora al Gobierno y define los lineamientos generales sobre el manejo económico del
país y su desarrollo social.
3
El SISBEN: El Sistema de Selección de Beneficiarios Para Programas Sociales, es la puerta de
entrada al régimen subsidiado.
4
FIAPAM : Federación Iberoamericana de Asociaciones de Personas Adulas Mayores, es la unión de
fuerzas de las asociaciones de Personas Adultas Mayores de Latinoamérica, El Caribe, España,
Portugal, Italia y Francia (Occitania) para emprender acciones conjuntas colaborando en el desarrollo
económico, político y social de los pueblos.
42
sumen a su proyecto de generar procesos de paz y a fortalecer de manera positiva los
temas sobre vejez y envejecimiento en favor de la sociedad. Igualmente el estado
reconoce el cuarto domingo del mes de Agosto como día nacional del Adulto Mayor
en Colombia.
2.2.3 Percepciones del Adulto Mayor
Se entiende por percepción el resultado de un proceso que le permite a los sentidos
recibir, elaborar e interpretar la información proveniente de su entorno y de uno
mismo. Esta se convierte en una habilidad del ser humano y obedece a los estímulos
cerebrales a través de los sentidos los cuales dan una realidad física del
medioambiente. Es importante analizar, interpretar e integrar las percepciones que
tiene el Adulto Mayor de la vejez para, a partir de sus propias interpretaciones y
representaciones mentales, ayudarle a vivir esta etapa de la vida en armonía total ya
que es el actor más importante de esta realidad. Las percepciones se dan,
individualmente como formas de expresión particularizadas, y colectivamente que
“…son producciones mentales que trascienden a los individuos particulares y que
forman parte del bagaje cultural de una sociedad…” (Ibáñez, 1988, citado en
Alfonso, 2007, p. 3).
Los Adultos Mayores en su proceso de socialización perciben el miedo a envejecer,
temor que es generalizado en la sociedad moderna, el cual es relacionado con el
deterioro físico y mental influenciado por el culto a la juventud; además, influye
en esta condición la conducta de grupos sociales, ya que estos adquieren
comportamientos propios del proceso de envejecimiento, lo cual le resulta
interesante al Adulto Mayor , pues la visión que otros tengan de ellos le permite
asimilar el proceso de transformación y adaptación en el que se encuentra,
igualmente le permite sortear las dificultades del mismo. A este respecto (Bazo &
García, 2006) estiman que:
La vida y la realidad social de las cohortes de personas mayores de edad
chocan sin embargo con los valores sociales vigentes y las propias
estructuras sociales, y en el momento actual con los profundos cambios
económicos que se producen. Es preciso hallar un lugar y unos papeles
nuevos para la nueva generación de personas mayores. (p. 122)
La población en general tiene una percepción de la vejez adquirida por la
experiencia acumulada de generación en generación, conservando creencias y
43
estereotipos, aunque los cambios en la vida real han afectado cualitativamente las
condiciones físicas, económicas y sociales de las personas mayores. Toda esta
realidad llega a la población a través de la interpretación. Por consiguiente, las
representaciones dadas son las que hacen efecto en la población. Hace tan solo unos
años la imagen general de un anciano era cronológicamente de 65 años, requería
cuidados especiales y con pocas posibilidades de autonomía; en la actualidad ésta
representación es la de un anciano de 80 años, cada vez se llega a edades avanzadas
en buen estado de autonomía y retrasando la vejez.
En cuanto a la percepción social de la vejez, considera a los Adultos Mayores sabios,
tranquilos, moderados, aunque acepta que el envejecimiento es una combinación del
desgaste físico y mental. Todos estos escenarios revelan la resistencia de los Adultos
Mayores a identificarse con el grupo de la tercera edad, como dirían los sociólogos
(son formas de pensar en relación con la adultez), su papel en la sociedad se está
disminuyendo, estableciendo el grupo de edad menos cualificado socialmente.
En la vida social, sobre todo en la sociedad de hoy, donde prevalece un estilo de
vida joven, la edad hace la diferencia; la conciencia de envejecer está relacionada con
la reacción a los signos visibles e inevitables de este proceso; la energía y belleza
juvenil ocupan el primer puesto, de ahí que la ancianidad es juzgada por las
apariencias corporales; así lo demuestran las investigaciones realizadas por María
Teresa Bazo pionera en el estudio de la vejez desde la perspectiva sociológica. Para
los mayores reconocer que cronológicamente están viejos es inaceptable “… en su
opinión, es un criterio válido tener muchos años” (Bazo & García, 2006, p. 124).
Ahora bien, el lenguaje y la comunicación son mecanismos que se transmiten y que
crean la realidad, por lo tanto los medios de comunicación influyen en las
representaciones que se tengan de los grupos de población, ya que estos
proporcionan experiencias, refuerzan valores y creencias; a través de los medios de
comunicación señala Torrijos, 1989, citado en Bazo & García, 2006:
Se les va informando de quiénes y qué pueden ser y sentir, de cómo
comportarse en las nuevas situaciones y de cómo integrarse en la utilización
de bienes y servicios que la nueva sociedad va poniendo a su servicio. (p.
127)
44
También, en estudios realizados sobre personajes importantes de los medios se ha
identificado dos clases de imágenes del Adulto Mayor: una imagen positiva alegórica
a la tradición y lo auténtico, representando la calidad en el trabajo, la familia y lo
social; otra imagen negativa basada en personas de bajos recursos económicos, malas
condiciones de salud, limitadas física y mentalmente, representando personas poco
atractivas.
Últimamente ha aparecido un modelo de persona mayor con características comunes,
el cual no presenta estereotipos tradicionales con clara diferencia de sexo, puesto que
la aparición de mujeres mayores en las publicidades es menor que los hombres. Este
modelo de Adulto Mayor Activo acepta la edad, cuida su apariencia, mantiene su
vigor y su forma física, ostenta una personalidad marcada por un espíritu joven
dejando ver cualidades propias de la juventud como el entusiasmo, la vitalidad, el
gusto por la novedad, adaptándose al cambio. En la esfera laboral este grupo de
personas desempeñan roles de ejecutivos, llamados coloquialmente como
“veterano/as” constituyéndose estos en sujetos de observación para nuestra
investigación.
En esta misma línea, la Dra. Rocío Fernández- Ballesteros (2006) investigadora de la
vejez, presenta un modelo de envejecimiento activo considerado como un proceso de
adaptación a lo largo de la existencia, a través del cual el Adulto Mayor logra un
desarrollo físico (salud), psicológico (emocional) y social óptimo. Esto implica
intervención y promoción del envejecimiento por parte del estado para optimizar esas
condiciones con el fin de elaborar proyectos en pro del bienestar y la calidad de vida
del Adulto Mayor. ¡No solo es importante añadir años a la vida, sino añadir vida a
los años!
La percepción que tienen los mayores de sí mismos se constata cuando eluden su
pertenencia a este grupo, negando su propia edad, evitando ser relacionados con su
imagen social extendida a la falta de belleza y salud, rechazan cualquier
estigmatización, siendo el aspecto físico muy valioso a la hora de asumir la
senectud; la presentación personal tiene mayor influencia en los nuevo estilos de
vida; las personas adultas jóvenes, que están pasando a esta etapa de la vida, la
vivirán diferente a la de sus antecesores, en la medida que serán más saludables,
enérgicos, tendrán más recursos económicos y estilos de vida diferentes debido a la
conducta humana. También el optimismo y el pesimismo se han mostrado como
factores que influyen en su apariencia personal. La pérdida de control corporal
merma las competencias de interacción y poder social; este temor a perder las
habilidades físicas se contempla como un medio de combatir y evitar las
características asociadas a la vejez.
45
La experiencia muestra que en esta etapa de la vida, de Adultos Mayores, hay una
especial acogida a la acción evangelizadora y santificadora de la Iglesia para todos,
aun para los que estaban distantes de la Iglesia; de ahí la importancia de hacer un
proyecto Pastoral respecto al Adulto Mayor, donde se le permita a cada persona ser
protagonista en su vida y en su relación con los demás. En Parroquias, clubes de
ancianos e instituciones de servicio a los ancianos, se percibe el protagonismo de
muchos Adultos trabajando al servicio de la Iglesia con entusiasmo y entrega,
manifestando la alegría de sentirse útiles en la Iglesia y en la sociedad. Es muy
hermoso ver que quienes asumen esas tareas de atención a los otros son los mismos
Adultos Mayores Activos, motivando a una vida cristiana plena por ejemplo como lo
hicieron Juan Pablo II y la Madre Teresa de Calcuta valioso patrimonio espiritual
para la Iglesia .
Los cambios globales han dejado relegada la imagen de sabiduría y experiencia del
anciano; la Iglesia mantiene vigente esa imagen a través de nuestro Pastor Benedicto
XVI, está dentro del grupo de tercera edad pero mantiene su vitalidad, imagen que
transmite confianza y seguridad a muchos adultos, ya que el paso de los años puede
contribuir a un incremento de sabiduría y vitalidad interior. El capítulo V del
Documento Dignidad del Anciano su misión en la Iglesia nos invita a establecer una
Pastoral de los Ancianos donde los Adultos Mayores busquen un apostolado, tengan
su espacio, presten un servicio a los otros y continúen siendo testimonios de fe,
maestros de vida y agentes de caridad.
2.3 DEFINICIÓN CONCEPTUAL DE TÉRMINOS
Pastoral. Es el cumplimiento del encargo del Señor en cada momento de la historia.
La acción Pastoral actualiza la palabra y la vida de Jesús, y, como tal, está orientada
al servicio del Reino. Por consiguiente: la Pastoral es la actividad específica de la
Iglesia, su razón de ser. “No hay Iglesia sin Pastoral ni Pastoral sin Iglesia” (Ospina,
2008).
Pastoral social. “Es la acción de la Iglesia servidora que sigue los pasos de su
Maestro salvador de los más necesitados quien vivió humildemente entre los pobres,
los enfermos, los hambrientos, los ignorantes, los oprimidos y a ellos llevó el mensaje
de la verdadera liberación” (Secretariado Nacional de Pastoral Social, p.43).
46
Pastoral del Adulto Mayor. Es el servicio que brinda la Iglesia Católica a los
Adultos Mayores, para suscitar el reconocimiento de su dignidad humana, hijos e
hijas de Dios y sus derechos como tales, a través de la generación de espacios para el
desarrollo personal y espiritual, la construcción de una imagen positiva de la vejez y,
el fortalecimiento de su activa participación social como protagonistas de su proceso
y la valoración de su aporte a la Iglesia, la Familia y la Sociedad.
Espiritualidad. Es la experiencia de Dios que se revela en Jesucristo, experiencia
que es obra del Espíritu y que transforma la persona y desencadena un proceso nuevo
en su vida (CELAM, 1996, p.38).
Tradición. Se refiere a la Palabra revelada por Dios que se transmite en la Iglesia.
"Tradición" es toda la revelación, desde el comienzo de la historia hasta el final de la
era Apostólica, transmitida por los fieles de generación en generación y preservada
por la guía divina del Espíritu en la Iglesia instituida por Cristo. (CEC, 75)
La Sagrada Tradición, se refiere, dentro de la revelación, a aquella parte que no está
contenida en las Sagradas Escrituras porque no se escribió hasta más tarde. El
depósito de la fe, de la revelación, está compuesto por las Sagradas Escrituras (Biblia)
y la Tradición Apostólica. El depósito de la fe fue revelado por Jesús a los Apóstoles
y confiado a la Iglesia. (CEC, 95)
Fiel a dicho depósito, el pueblo cristiano entero, unido a sus pastores,
persevera siempre en la doctrina apostólica y en la unión, en la eucaristía y
la oración, y así se realiza una maravillosa concordia de pastores y fieles en
conservar, practicar y profesar la fe recibida. (DV, 10)
El Magisterio. Es la autoridad de la Iglesia, investida a los obispos, como sucesores
de los Apóstoles, para enseñar la fe bajo la autoridad del Sumo Pontífice, sucesor de
Pedro, Vicario de Cristo y cabeza visible de la Iglesia católica. El magisterio incluye
la enseñanza de la doctrina, la moral y las costumbres.
El Magisterio de la Iglesia. “El oficio de interpretar auténticamente la palabra de
Dios, oral o escrita, ha sido encomendado solo al Magisterio vivo de la Iglesia, el cual
lo ejercita en nombre de Jesucristo” (DV, 10), es decir, a los obispos en comunión
con el sucesor de Pedro, el obispo de Roma” (CEC, 85)
47
"El Magisterio no está por encima de la palabra de Dios, sino a su servicio,
para
enseñar solamente lo transmitido, pues por mandato divino y con la
asistencia
del Espíritu Santo, lo escucha devotamente, lo custodia
celosamente, lo explica
fielmente; y de este único depósito de la fe saca todo
lo que propone como
revelado por Dios para ser creído" (DV, 10) (CEC, 86)
“Los fieles, recordando la palabra de Cristo a sus apóstoles: "El que a vosotros
escucha a mí me escucha" (Lc.10, 16; LG 20), reciben con docilidad las enseñanzas
y directrices que sus pastores les dan de diferentes formas” (CEC, 87)
Evangelización. “La Evangelización da a conocer a Jesús como el Señor, que nos
revela al Padre y nos comunica su Espíritu. Nos llama a la conversión que es
reconciliación y vida nueva, nos lleva a la comunión con el Padre que nos hace hijos
y hermanos. Hace brotar, por la caridad derramada en nuestros corazones, frutos de
justicia, de perdón, de respeto, de dignidad, de paz en el mundo” (DP, 351)
“La Evangelización debe calar hondo en el corazón del hombre y de los pueblos; por
eso, su dinámica busca la conversión personal y la transformación social” (DP, 362)
Adulto Mayor en la Legislación Colombiana. La persona mayor de 60 años o de
la Tercera Edad que recibe una protección del estado a través del Sisbén I y II y los
que asisten a Centros Vida o Instituciones que contribuyen a brindarles una atención
integral acorde a sus necesidades y mejorar su calidad de vida.
Adulto Mayor Activo. Para efectos del presente proyecto se consideran Adultos
Mayores Activos aquellos hombres y mujeres mayores de 55 años, que viven con su
núcleo familiar o que son independientes y están en capacidad productiva, ya sea
física, intelectual y espiritualmente, con disposición personal para colaborar con sus
capacidades y habilidades, que guarde la debida obediencia al Magisterio, la
Tradición y la Iglesia para hacerse servidor acorde a la responsabilidad asignada
dentro del cuerpo místico de Cristo, lo cual les conlleve a ser objeto y sujeto de la
Evangelización.
48
2.4 OPERACIONALIZACIÓN CATEGORIAL
TABLA 1. Operacionalización Categorial I
MACRO-
MESO-
MICRO-
INDICADORES Y/O
CATEGORÍAS
CATEGORÍAS
CATEGORÍAS
PREGUNTAS
TÉCNICAS
ANTIGUO
TESTAMENTO
BIBLIA
PASTORAL: es la forma como
la Iglesia se hace presente en la
sociedad para orientar y suscitar
el desarrollo integral del ser
humano de acuerdo con los
principios evangélicos, con el
único fin de propiciar un
encuentro con el creador y de
esta manera rescatar la dignidad
humana.
(AG, 1).
NUEVO TESTAMENTO
PRIMERAS
COMUNIDADES
CRISTIANAS
TRADICIÓN
PATRÍSTICA
EDAD MEDIA
IGLESIA PRECONCILIAR
REFORMA
CONCILIO VATICANO II
PASTORAL SOCIAL
PASTORAL DEL
ADULTO MAYOR
Fuente: Arana y Arce
49
PASTOR YAHVÉ
(JEFES, SACERDOTES,
PROFETAS Y REYES)
OBSERVACIÓN
JESÚS PASTOR
POR EXCELENCIA
APÓSTOLES:
MAESTRO SEÑOR
ENCUESTA
CELO MISIONERO
ENTREVISTAS
PERDIDA IMPULSO
MISIONERO
SE RETOMA EL
CONCEPTO DE PASTOR
TALLERES
SE RENUEVA LA
PASTORAL
TABLA 2. Operacionalización Categorial II
MACRO-
MESO-
MICRO-
CATEGORÍAS
CATEGORÍAS
CATEGORÍAS
EXPERIENCIA
PERCEPCIONES:
El
resultado de un proceso
que le permite a los sentidos
ADULTO MAYOR: Son
aquellas personas que alcanzan
una edad en la que deben
VIVENCIA
recibir, elaborar e interpretar
la información proveniente de
su entorno y de uno mismo.
FORMACIÓN
abandonar formalmente el
trabajo. En Colombia se da entre
PARTICIPACIÓN
ESPIRITUALIDAD
los 60 y 65 años y solo espera la
REVITALIZACIÓN DE
LA FE
VIDA ECLESIAL
muerte” (Ochoa, 2010
PSICOLÓGICO
SOCIAL
SENTIDO POR
LA VIDA
PARTICIPACIÓN
ACTITUD
Fuente: Arana y Arce
50
INDICADORES Y/O
PREGUNTAS
¿Existe en su Parroquia la
P.A. M?
¿Qué considera hace falta
en su Parroquia en pro del
A. M?
¿Cómo combinar la
actividad Pastoral con la
práctica P.A.M?
¿Considera importante la
organización de la P.A.M en
su parroquia?
¿Considera que el Proceso
de Nueva Evangelización
encaja en la P. A. M?
¿Qué actividades realizan en
su Parroquia en pro del
A.M?
¿Existen prácticas pastorales
en su Parroquia?
¿Qué aportes daría usted a la
P.A. M en su Parroquia?
TÉCNICAS
ENTREVISTAS
OBSERVACIÓN
ENCUESTAS
TALLERES
3. DISEÑO METODOLÓGICO
3.1 TIPO DE INVESTIGACIÓN
ENFOQUE CRÍTICO SOCIAL: Desde donde se analizan las relaciones e
interacciones de una comunidad, con las cuales se puede llegar a trasformar la
realidad.
3.1.1 Cualitativa
La cual analiza la interacción social y describe la realidad del Adulto Mayor tal
como se presenta. Este tipo de investigación requiere un profundo entendimiento del
comportamiento humano y las causas que lo gobiernan. Así mismo, busca explicar las
razones de los diferentes aspectos de tal proceder. A su vez se encarga de los datos
subjetivos, las motivaciones, creencias, valores, percepciones, propósitos que
dirigen a la persona hacia un fin.
Precisamente con esta investigación se analizan los factores psicológicos,
socioculturales, económicos y religiosos que intervienen en el Adulto Mayor y hacen
de él un miembro valioso en los contextos donde se mueve.
3.1.2 Descriptiva
Esta investigación es descriptiva porque para su realización se ha utilizado el análisis
y la interpretación de las percepciones que los Adultos Mayores tienen de la Pastoral
de la tercera edad, detallando las características, circunstancias y situaciones que
prevalecen en los procesos de Evangelización, de integración social y cultural.
51
3.2 UNIDAD DE ANÁLISIS Y DE TRABAJO
En el punto 1.3 se habló de la delimitación poblacional, allí se hacía referencia a la
Pastoral del Adulto Mayor en la Vicaría de Nuestra Señora de la Pobreza. Por lo
tanto se tendrá como unidad de análisis lo concerniente a la Pastoral del Adulto
Mayor. Se entiende como Adulto Mayor según la legislación Colombiana aquel de 60
años y más, que se encuentra aún activo en su núcleo familiar.
La unidad de trabajo corresponde a un grupo dentro de toda la población del Adulto
Mayor, el cual será representativo y a cada persona se le dará la oportunidad de
participar.
3.3 TÉCNICAS E INSTRUMENTOS
3.3.1 Técnicas

Observación. De acuerdo con el tipo de investigación, los talleres son los más
apropiados para el caso; a través de ellos se utilizará la observación y el
análisis de procesos para llegar a conocer la realidad actual, sus percepciones
y características de la Pastoral de la tercera edad en la Vicaría. Con base en
los talleres se hará observación de comportamientos y reacciones frente a la
lúdica o dinámicas y a los temas psicológicos, afectivos, morales y religiosos
de los Adultos Mayores.

Entrevista. A sacerdotes, diáconos o agentes de Pastoral de cada una de las
parroquias que conforman la Vicaría Nuestra Señora de la Pobreza, con el
objeto de indagar sobre la organización de la Pastoral del Adulto Mayor.

Encuesta. Analizar las percepciones que los Adultos Mayores tienen acerca
de la Pastoral de la Tercera en la Vicaría. Los datos se obtienen a partir de
realizar un conjunto de ítems dirigidos a un grupo focal de Adultos Mayores
con el fin de conocer su opinión e interés en la Pastoral.
52
Talleres. Apreciar las diferentes necesidades que tiene el Adulto Mayor y su
participación en las actividades dentro y fuera de la Iglesia.
3.3.2 Instrumentos

Cámara fotográfica. Registrar evidencias de los talleres realizados a los
Adultos Mayores Activos.

Cuestionarios para encuesta y entrevista. Con ítems que respondan a las
percepciones de los Adultos Mayores y al estado de la Pastoral del Adulto
Mayor en las Parroquias de la Vicaría de Nuestra Señora de la Pobreza
Diócesis de Pereira.
ITEMS Encuesta:
 ¿Existe en su Parroquia la Pastoral del Adulto Mayor?
 ¿Qué actividades realizan en su Parroquia en pro del Adulto Mayor?
 ¿Qué considera que hace falta en su Parroquia en pro del Adulto
Mayor?
 ¿Considera que el Proceso de Nueva Evangelización encaja en la
Pastoral del Adulto Mayor?
 ¿Existen prácticas pastorales en su Parroquia?
 ¿Considera importante la organización de la Pastoral del Adulto
Mayor en su Parroquia?
 ¿Cómo combinar la actividad Pastoral con la práctica Pastoral del
Adulto Mayor?
 ¿Qué aportes daría usted a la Pastoral del Adulto Mayor en su
Parroquia?
3.4 TABULACIÓN Y ANÁLISIS
3.4.1 Análisis y resultados de la encuesta
53
La encuesta se aplicó a un grupo de personas de la tercera edad y a un grupo de
personas pertenecientes al Proceso de Nuevo Evangelización, pertenecientes a la
vicaría objeto de investigación.
FIGURA 2. Primer ITEM de la Encuesta
Fuente: Arana y Arce
Ante la pregunta por la existencia en su parroquia de una Pastoral del Adulto Mayor,
el 90 % de los encuestados responde negativamente, el 7.5% responde si y el 2.5 %
no sabe o no responde. Al hacer un sondeo de opinión al respecto de esta pregunta se
evidencia la ignorancia existente de lo que realmente es Pastoral de Adultos.
La Misma Iglesia se ve corta en su actividad Pastoral para dedicarse con exclusividad
a un grupo ordinariamente minoritario de fieles que entran a formar parte de la tercera
edad. Por lo demás los pastores de la Iglesia consideran, según los expresan algunos,
que los Adultos Mayores no necesitan mayor atención, dado que son los que más
frecuentan los actos religiosos. Indudablemente que muchos de los que respondieron
que si existe Pastoral del Adulto Mayor no tienen muy claro en qué consiste la
misma, confundiéndola con los actos de cultos religiosos en los que ellos quizá tienen
buena participación.
54
FIGURA 3. Segundo ITEM de la Encuesta
Fuente: Arana y Arce
Al preguntar sobre las actividades que realizan en su Parroquia en Pro del Adulto
Mayor el 40% dice religiosas; el 22.5% enumera otros como son la visita de las
ministras de la Eucaristía a los adultos enfermos, el acompañamiento de los
estudiantes que realizan jornadas de carácter social, etc.; el 12.5% culturales; el 10%
recreativas, otro 10% espirituales y un 5% aduce no saber o no responde. Se
evidencia por lo tanto que una de las percepciones mayores que tienen los Adultos
sobre la Pastoral tenga que ver con lo religioso y poco con lo lúdico, recreativo y
cultural.
Se ve claro que se requiere de conceptos más amplios sobre Pastoral del Adulto
Mayor que abarquen todas las dimensiones de la persona y que en esta edad son más
sensibles: la cultura, la recreación etc.
55
FIGURA 4. Tercer ITEM de la Encuesta
Fuente: Arana y Arce
Al indagar a los Adultos Mayores por las actividades que considera hacen falta en
su Parroquia en pro del Adulto Mayor el 32.5% expresa talleres lúdicos; el 20%
convivencias; el 17.5% conferencias; el 12.5% retiros; el 12.5% otros incluyendo
paseos y un 5% no sabe o no responde.
Estos porcentajes expresan las necesidades más sentidas para una Pastoral integral y
a su vez ratifican lo que se expresó en la pregunta anterior, puesto que había
porcentajes mínimos, en varios aspectos, necesarios para la integralidad de la
Pastoral.
56
FIGURA 5. Cuarto ITEM de la Encuesta
Fuente: Arana y Arce
Un 60% de los encuestados consideran que el Proceso de Nueva Evangelización de la
Diócesis de Pereira (PRODINE) encaja en la Pastoral del Adulto Mayor, un 17.5%
dice no y el 22.5% no sabe o no responde.
Se deduce que un 40% de la población encuestada no sabe nada de lo que significa el
Proceso de Nueva Evangelización o no responde; aunque la Diócesis de Pereira es
pionera en este proceso, se evidencia la falta de una acción Pastoral que llegue a todas
las personas y acoja a muchas otras que siendo católicas no frecuentan regularmente
el templo.
57
FIGURA 6. Quinto ITEM de la Encuesta
Fuente: Arana y Arce
A la pregunta sobre si existían prácticas pastorales en su Parroquia el 75% respondió
afirmativamente; un 20% contestó no y un 5% no sabe o no responde.
Es interesante constatar que el 75% considere que hay Pastoral del Adulto Mayor ,
percepción individual y colectiva a la que se refiere (Ibáñez, 1988, citado en Alfonso,
2007, p. 3) y teniendo en cuenta las preguntas anteriores consideran el Prodine como
propio del Adulto Mayor, puesto que son los adultos quienes tienen mayor
participación en actividades como la Pastoral social, Pastoral de la salud, los
ministerios en las celebraciones Eucarísticas y las catequesis, de ahí que al hacer la
relación manifiesten conocer las practicas Pastorales.
Se evidencia en el 25% de los encuestados desconocer el significado de prácticas
Pastorales, puede deberse a varias situaciones como ignorancia general de lo que es la
Pastoral o concepciones equivocadas de lo que es la Pastoral de la tercera edad.
58
FIGURA 7. Sexto ITEM de la Encuesta
Fuente: Arana y Arce
Al preguntar si consideraban importante la organización de la Pastoral del Adulto
Mayor en la Parroquia un 82.5% respondió sí; un 7.5% no y un 10% aduce no saber
o no responde. Este 82.5% ratifica la necesidad que tiene la Iglesia o las parroquias
de articular dentro de su ejercicio Pastoral todo lo referente al Adulto Mayor , de tal
manera, que éste se sienta por una parte integrado a una parroquia y, por otra, que
pueda vivir procesos de formación y crecimiento dentro de la Pastoral de la tercera
edad.
Al respecto de esta pregunta se hicieron algunos sondeos y fueron interesantes los
interrogantes que nos hicieron:

¿Qué puede hacer la parroquia por los Adultos Mayores?

¿Cómo pueden los Sacerdotes, que están tan ocupados con el trabajo y la
Pastoral, dedicar tiempo y espacio al crecimiento espiritual, socio-afectivo,
moral y religioso del Adulto Mayor?

¿Cómo articular la Pastoral parroquial con la Pastoral del Adulto Mayor?

¿Cómo articular la Pastoral del Adulto Mayor con la Nueva Evangelización?

¿Cómo podríamos colaborar con la Pastoral del Adulto Mayor?
59
FIGURA 8. Octavo ITEM de la Encuesta
Fuente: Arana y Arce
A la pregunta de cómo combinar la actividad Pastoral con la práctica Pastoral del
Adulto Mayor un 42.5% no sabe o no responde; un 20% responde con catequesis;
un 15% con inclusión Pastoral, otro 15% aduce agrupar a los Adultos Mayores; un
2.5% con una Pastoral activa y el 5% con paseos.
Al momento de realizar la encuesta se pudo percibir que un alto porcentaje no
diferencia la actividad Pastoral con la práctica Pastoral del Adulto Mayor, o ni sabe
que es la Pastoral, lo cual evidencia la urgente necesidad de integrar a los Adultos a
la Parroquia para recibir atención integral.
60
FIGURA 9. Noveno ITEM de la Encuesta
Fuente: Arana y Arce
Cuando se pregunta a los encuestados qué aporte haría a la Pastoral del Adulto
Mayor en su Parroquia el 35% está dispuesto a colaborar con lo necesario; el 12.5%
prestando servicio de capacitación; el 7.5% asistiendo a la Pastoral; el 17.5%
enseñando manualidades; el 7.5% colaborando en el área cultural, lúdica y
recreativa y un 20% no sabe o no responde.
Lo anterior reafirma el interés de las personas por una Pastoral de los Adultos
Mayores, donde se sientan valorados, útiles a la sociedad y cooperadores en la
expansión del Reino de Dios.
61
3.4.2 Análisis y resultados de los talleres
TABLA 3. Análisis y Resultados de los Talleres
NOMBRE
TALLER
JESÚS ME
INVITA A
SEGUIRLE
JESÚS ES
NUESTRO
SEMBRADOR
ACTIVIDAD
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
Oración inicial
Canto de sensibilización
Lectura bíblica
Reconocimiento del llamado de Jesús
Taller de la luz
Dinámica
Evaluación y cierre del taller
1. Dinámica
2. Oración inicial
3. Lectura Bíblica
4.Taller “como cultivar la buena semilla”
5.Canto de sensibilización
6.Compartir y compromiso
7.Evaluación y cierre taller
RESULTADOS
Hubo gran acogida y participación por parte de los asistentes,
incluso de los que no son católicos.
Se logró sensibilizar al grupo sobre la necesidad de ser luz de Cristo
en el mundo. Se percibió entusiasmo e interés por las cosas
novedosas y necesidad de afectividad.
A pesar de ser un grupo tan numeroso (96 personase) todos
participaron activamente del taller. Durante la participación hubo
lágrimas, reconciliación, y compromiso.
Mediante la parábola del sembrador fueron sensibilizados acerca de
reconocer la Palabra de Dios como la buena semilla que hay que
cultivar.
Se pudo percibir la necesidad de la familia a su alrededor.
62
NOMBRE
TALLER
EL REGALO
MÁS GRANDE
OBJETIVO
Descubrir el gran
regalo que nos hace
Dios con sus Dones
(DONES DEL
ESPÍRITU
SANTO)
EL CUERPO
MÍSTICO DE
CRISTO
Reconocer el
significado del
Cuerpo Místico de
Cristo
ACTIVIDAD
1. Oración
2. Canto
3. Lectura Bíblica
4. Dinámica
5. Compartir
6. Evaluación y cierre taller
Este taller fue muy especial porque se llevó en papelitos
los siete dones del Espíritu Santo, a cada uno se le regaló
un don; como el Señor siempre actúa, hubo muchas
respuestas. Estuvieron sensibles con el regalo que en el
compartir hubo lagrimas, risa, alegría, esperanza, nadie se
quedó sin comentar su regalo. Salió a la luz la
espiritualidad escondida.
1. Oración inicial
2. Lectura bíblica
3. Taller ¿Qué es el Cuerpo
Aquí se evidenció la ausencia de la Iglesia y su
formación. A pesar que la gran mayoría de los asistentes
son católicos.
Místico de Cristo?
4. Dinámica
5. Canción
6.Evaluación y cierre taller
¿QUÉ ES LA
PASCUA?
Valorar el don
Glorioso de la
Resurrección
RESULTADOS
1. Oración
2. Dinámica
3. Lectura bíblica
4. Taller (Lectio Divina)
5. Reflexión y compromiso
6. Canto
7. Evaluación y cierre taller
63
Desconocían por completo el termino de “Cuerpo Místico
de Cristo” y su significado. Dispuestos y prestos a realizar
las diferentes actividades. El taller les generó expectativa
y quedaron satisfechos con el resultado.
Con este taller, los asistentes redimensionaron el valor de
la Pascua, la oración y la reconciliación.
Se observó varias deficiencias al ejecutarse el ejercicio
como dificultad ocular para leer, algunos no sabían leer,
otros no escribían. También se percibió el interés por
aprender.
NOMBRE
TALLER
Taller de
Iniciación Bíblica
Antiguo
testamento y
Nuevo
Testamento
Taller Iniciación
Bíblica
Aprendiendo a
Orar con la
Palabra de Dios
Talle de
Iniciación Bíblica
LA Pascua y
Lectio Divina
OBJETIVO
ACTIVIDAD
Motivar a
conocer el libro
más importante
“La Biblia”
1.
2.
3.
4.
Se realizó en tres
sesiones
5.
6.
Conocer los pasos
básicos para hacer
una buena lectura
de la Palabra de
Dios. Se realizó en
tres sesiones
1.
2.
3.
4.
Conocer el
contenido amoroso
de la Palabra de
Dios
1.
2.
3.
5.
6.
4.
Oración
Canto
Lectura Bíblica
Dinámica “alcanzar
estrella”
Resolver dudas
cierre taller
RESULTADOS
Al realizar un sondeo sobre el manejo de la Biblia se
evidenció que algunos adultos no conocían el Libro, otros
no sabían leer, otros no veían bien, pero tenían gran
la interés en saber y conocer. Es de anotar que el 30% de los
asistentes pertenecen al PRODINE.
Al realizar la dinámica o juego se observa la picardía y la
alegría en los participantes, y el gusto por aprender
jugando. Además se observó a personas que tomaron el
liderazgo en los grupos.
Oración
Canto
Lectura de salmo
Dinámicas,
Rompecabezas,
armatodo.
Trabajo practico
Cierre
Con estos talleres se pudo evidenciar la riqueza espiritual que
hay en los adultos, muchos se sabían de memoria algunos
salmos y oraciones al Espíritu Santo que repetían sin
interiorizar. Despertó el interés por aprender a hacer propias las
palabras que rezan.
Oración
Canto
Dramatización, ágape de pascua.
Compartir “Que me dice Dios”
Cierre
El 95% de los asistentes querían participar en la dramatización.
Hubo mucha alegría y las personas del Prodine manifestaron
estar felices porque los tienen en cuenta para actividades extras.
Se realizó en tres
sesiones
Fuente: Arana y Arce
64
Los participantes pertenecientes al Prodine manifestaron que no
hay espacio para formar en biblia.
Al terminar los talleres resultó una profesora para alfabetizar,
puesto que se evidenció que gran parte del grupo no sabe leer ni
escribir, ante esta iniciativa algunos de grupo se ofrecieron para
donar Biblias y cuadernos.
Análisis general de los talleres: Mediante los talleres lúdicos y participativos se
llevó el mensaje del Evangelio a los Adultos Mayores, lo que permitió acrecentar la
fe y el sentido de la vida. En algunos adultos se pudo percibir el modelo de
envejecimiento Activo del cual habla la Dra. Rocío Fernández- Ballesteros.
Se vivieron diversas dimensiones de la persona como afectiva, social, religiosa,
educativa. Se sintieron útiles, aceptados y valorados como personas. Ante lo anterior
se observa la necesidad de una continuidad en los procesos de crecimiento y
formación, que le permitan al Adulto Mayor expresarse como es, y crecer en valores
humanos, espirituales, morales, sociales y religiosos; además se evidenció la urgencia
por alfabetizar y así llegar a todos como dice Benedicto XVI en (CV, 7).
Se concluye que en esta epata de la vida se es más asiduo a la catequesis y si están
acompañadas de lúdica y talleres participativos conlleva a una sensibilización, lo cual
permite dimensionar otro horizonte a la experiencia cristiana y se procura el bien
común como lo refiere la Doctrina Social de la Iglesia en (n, 552).
3.4.3 Análisis y resultados de las entrevistas
Estas entrevistas fueron realizadas entre octubre y noviembre del año 2011 en cada
una de las parroquias y centros de culto que conforman la vicaría Nuestra Señora de
la Pobreza; con el fin de indagar sobre la existencia de Pastoral del Adulto Mayor.
TABLA 4. Análisis y Resultados de las Entrevistas
NOMBRE ENTREVISTADO
Parroquia Los doce Apóstoles:
Padre Leonel Alzate
No hay Pastoral del Adulto Mayor. Existe el
Prodine con participación de Adultos
Mayores. Tienen grupo de oración; atención
de la Pastoral de la Salud; Conoce del grupo
de la Tercera edad “Anhelos de Vivir” en el
barrio, donde hay gran participación de los
mayores de la comuna, sin participación
activa de la Iglesia.
65
NOMBRE ENTREVISTADO
Vicario General de la Pastoral: No existe una Pastoral del Adulto Mayor en la
Diócesis. La Pastoral de la Salud presta un gran
Padre León Trejos q.e.p.d.
apoyo a los adultos. La riqueza humana, intelectual
y espiritual que hay en los Adultos se está
desperdiciando; El Adulto Mayor Activo posee
mucha experiencia, sabiduría, tiempo que puede
contribuir a enseñar a envejecer a las personas que
están pasando por diferentes estadios propios de la
adultez. El Prodine cuenta con muchas personas
que pueden impulsar la Pastoral del Adulto Mayor.
En este sector existen hogares de ancianos, centros
de actividades lúdicas y manualidades para
jubilados, también sitios donde las monjas prestan
servicio social a los Adultos enfermos y
abandonados.
Parroquia María Reina:
Padre José Orlando Quiceno.
Manifiesta No tener Pastoral del Adulto Mayor.
Cuenta con comunidades del Proceso de Nueva
Evangelización. Pastoral de la Salud. Un buen
número de colaboradores son Adultos Mayores,
algunos activos, otros con discapacidad, informó la
Señora Teresa Ramírez, coordinadora de
comunidades.
Parroquia del Perpetuo Socorro: No Hay Pastoral del Adulto Mayor. Existe el
Proceso de Nueva Evangelización con cuatro
Padre Álvaro Betancourt
comunidades, ministerio de música, Ministros
Extraordinarios de la comunión.
Parroquia San Antonio María
Claret: Imelda Jiménez Secretaria
de la corporación Ignacio Montoya
Vélez
No hay Pastoral del Adulto Mayor. La Pastoral de
la Salud y la corporación funcionan desde hace seis
años. Cuentan con servidores Adultos Mayores.
Tiene jornadas especiales para ayudar a los Adultos
Mayores, y habitantes de la calle. Son entre 80 y
100 personas que se benefician de asistencia
económica, almuerzos, mercados, gimnasia,
alimento espiritual. Las comunidades colaboran
tanto con trabajo como con dinero.
66
NOMBRE ENTREVISTADO
Parroquia Sagrado Corazón de No hay Pastoral del Adulto Mayor. Tienen
Evangelización. Ministerios. Asistencia Social.
Jesús:
Colaboradores Adultos Mayores. Hay hogares de
atención al anciano enfermo cercanos. Información
suministrada por la secretaria de la Parroquia.
Parroquia Nuestra Señora de la No existe Pastoral del Adulto Mayor. Hay Proceso
de Nueva Evangelización. Existen centros de
Pobreza: Padre Mario Mejía
reunión de Adultos en los cuales les brindan
actividades manuales y lúdicas.
Martha de Quintana
Secretaria Pastoral de la Salud.
Centro de culto
Misericordia
La
La Pastoral de la salud tiene un cubrimiento muy
bueno en la Diócesis. La labor es muy dignificante.
Hay muchos Adultos Mayores prestando el servicio.
Está en proyecto la Pastoral del Adulto Mayor.
Divina No hay Pastoral del Adulto Mayor. Buena
Participación en las actividades religiosas.
Información suministrada por Rubiela Cifuentes en
ausencia del Sacerdote y conocedora de la
Parroquia.
Centro de Culto San José Obrero: No hay Pastoral del Adulto Mayor. Hay buena
participación de los Adultos Mayores. En los actos
Padre Jorge Londoño
religiosos la asistencia de los adultos es notoria.
Fuente: Arana y Arce
Análisis general de la Entrevista: Se pudo constar que no existe Pastoral del
Adulto Mayor en las Parroquias y centros de culto de la Vicaría de Nuestra Señora
de la Pobreza, como tal; hay actividades realizadas por el Adulto Mayor que lo hacen
sentir útil y valioso, pero sin prestarle mayor atención a una formación integral.
Un porcentaje de colaboradores de las Parroquias son Adultos Mayores. Perciben
como interesante la Pastoral del Adulto Mayor. Existen alrededor de las Parroquias
centros de acopio donde los adultos se reúnen para diferentes actividades y también
lugares donde les prestan asistencia social.
67
4. CONCLUSIONES

Al indagar sobre la existencia de la Pastoral del Adulto Mayor en las
parroquias pertenecientes a la Vicaría Nuestra Señora de la Pobreza, se
encontró que no hay; sin embargo se evidencia riqueza espiritual y humana
entre los servidores de la misma, así como un gran interés de la Iglesia por las
necesidades y problemáticas de sus fieles, especialmente desde la Pastoral
social, la Pastoral de la salud, el proceso de Nueva Evangelización y los
diferentes grupos religiosos.

Las circunstancias que presenta actualmente la Pastoral del Adulto Mayor
podría decirse que es debido a que la Iglesia ha estructurado un modelo de
asistencialismo económico, alrededor de la salud; tal vez producto de la
problemática de pobreza en la región, lo cual se ha convertido en un obstáculo
para concebir una Pastoral del Adulto Mayor activo que le dé más fuerza a
los procesos de evangelización y espacios para aprovecharlos como fuente de
espiritualidad y fe madura.

Surge la necesidad de una Pastoral del Adulto Mayor específica, dado que
dentro de las observaciones y entrevistas adelantadas, se encuentra que en las
Parroquias y diferentes movimientos de la Iglesia, los servidores, en su gran
mayoría son Adultos Mayores, convertidos en columna vertebral de la
Pastoral, de la Catequesis y las actividades centrales de la liturgia.


El diseño de una propuesta de Pastoral del Adulto Mayor Activo se debe
construir desde la teoría crítico social, puesto que parte de la realidad de la
comunidad y son los propios sujetos los llamados a transformar su propia
situación, lo cual va de la mano con lo planteado por la Iglesia en el proceso
de ver, juzgar y actuar.


La propuesta debe recoger una mirada interdisciplinar desde los expertos en
teología, gerontólogos, psicólogos, antropólogos y sociólogos, que permita
una verdadera inculturación de la fe en la Pastoral.
68

En los grupos de la tercera edad, no se encontró presencia de la Iglesia,
aunque hay muchos Adultos Mayores que participan activamente en las
diferentes actividades Pastorales de las parroquias.
69
5. RECOMENDACIONES
A la Universidad Católica de Pereira

Incorporar los
elementos de Pastoral del Adulto Mayor Activo en la
formación académica para la práctica Pastoral.

Incorporar una línea de investigación en Pastoral del Adulto Mayor Activo
que la lleve a ser pionera de esta propuesta en el país, dado los escasos
antecedentes teóricos y limitantes de la concepción existente.

La información recolectada es un aporte para la Iglesia Diocesana y para la
Pastoral en general; permite tener conocimiento de la realidad Pastoral que
presenta actualmente la Vicaría Nuestra Señora de la Pobreza, Diócesis de
Pereira.

La PASTORAL DEL ADULTO MAYOR ACTIVO “Una propuesta en pro
de la Evangelización y el amor” que a continuación se presenta es un aporte a
la Vicaría para que promueva la Pastoral de y para los Adultos Mayores,
resaltando el papel de los laicos, enseñando a envejecer y elevando su calidad
de vida.
70
6. PROPUESTA DE LA PASTORAL DEL ADULTO MAYOR
Con esta propuesta se pretende elevar la calidad de vida del Adulto Mayor. La
Pastoral que se propone es de y para los Adultos Mayores; es una forma de la
Iglesia hacerse presente para servir a los hombres, y renovar la obra redentora de
Cristo.
Igualmente se hace urgente promover la Pastoral de los Adultos Mayores, resaltando
el papel de los laicos para desarrollar procesos incluyentes que enseñen a aprender a
envejecer con una metodología participativa y lúdica que les permita disfrutar en
todas sus dimensiones de un mundo mejor, y por ende compartir el cúmulo de
experiencias adquiridas durante su existencia.
PASTORAL DEL ADULTO MAYOR ACTIVO
Una propuesta en pro de la Evangelización y el amor
FOTO: Arana y Arce
71
Objetivo General:

Estructurar la Pastoral del Adulto Mayor Activo en la Vicaría Nuestra Señora
de la Pobreza, para incorporar su riqueza espiritual y experiencia al proceso de
Nueva Evangelización
Objetivos específicos:

Recuperar los elementos socio-culturales de la Pastoral del Adulto Mayor
Activo mediante un encuentro a nivel de Vicaría de los agentes de Pastoral,
Adultos Mayores Activos y Sacerdotes de las Parroquias.

Conformar el equipo de trabajo por parte de la Diócesis que estructure los
elementos básicos del proceso de Pastoral del Adulto Mayor Activo en la
Vicaría Nuestra Señora de la Pobreza, mediante el proceso de planeación
estratégica.

Implementar la metodología de trabajo para la Pastoral del Adulto Mayor
Activo mediante la publicación de una cartilla que llegue a las comunidades y
Parroquias de la Diócesis

Conformar la Pastoral del Adulto Mayor Activo en cada Parroquia y centro
de culto de la Vicaría Nuestra Señora de la Pobreza, mediante
acompañamiento de un equipo profesional e interdisciplinario.
JUSTIFICACIÓN
La vida humana comienza con la concepción, y allí mismo se inician los procesos de
desarrollo y envejecimiento; suena contradictorio esta realidad, pero a medida que
vivimos envejecemos, proceso normal e inevitable en todos los seres vivos. Durante
este viaje, vivimos, crecemos, aprendemos cosas nuevas, y poco a poco, casi sin
darnos cuenta, nos vamos volviendo mayores.
72
Ahí radica la importancia de la Pastoral del Adulto Mayor activo, la cual consiste en
llevar un mensaje de amor, compañía, apoyo y a su vez encuentren riqueza espiritual
y humana, se sientan útiles y valiosos a la sociedad. Todo ello con una catequesis de
la Esperanza que provenga del encuentro vivo con Jesús, propendiendo porque cada
uno de ellos recupere el sentido por la vida, y se fortalezca en el amor y la alegría.
Así mismo, se busca fortalecer la labor Pastoral de la Iglesia en favor de los Adultos
Mayores y con ello cumplir la misión encomendada por de Cristo “Id y enseñad a
todas las gentes” (Mt 28, 19-20), misión que compete a todos los que por el bautismo
estamos incorporados a Cristo y a la Iglesia
.
73
PROPUESTA DE PASTORAL DEL A9DULTO MAYOR ACTIVO EN LA VICARÍA NUESTRA
SEÑORA DE LA POBREZA, DIÓCESIS DE PEREIRA
TABLA 5. Propuesta Pastoral del Adulto Mayor Activo
OBJETIVOS
ACTIVIDADES
INDICADORES
RECURSOS
RESPONSABLES
COSTOS
LUGAR
FECHA
1. Recuperar los
elementos socioculturales de la
Pastoral del
Adulto Mayor
Activo mediante
un encuentro a
nivel de Vicaría
de los agentes
de Pastoral,
Adultos
Mayores
Activos y
Sacerdotes de
las Parroquias.
1.1 Encuentro de
la Vicaría
sobre la
Pastoral del
Adulto
Mayor
Activo
1.1.1Asistencia de los
Sacerdotes de las
Parroquias que
conforman la Vicaría;
tres Adultos Mayores
Activos por cada
Parroquia; los
responsables de
grupos de la tercera
edad y; equipo
directivo del proyecto
Humanos:
 Tres responsables
designados por el
Señor Obispo
 Autoras del
proyecto
 Conferencista
experto en
Pastoral del
Adulto Mayor
 Un teólogo
 Un psicólogo
 Un gerontólogo
 Señor Obispo
 Equipo designado
por el Obispo
 Universidad
Católica
 Fraternidad
Misionera Verbum
Dei
$3.600.000
Universidad
Católica
Sept.
2012
1.2 Socialización
de prácticas y
experiencias
de cada
Parroquia de
la Vicaria
1.1.2 Una exposición
por Parroquia o
centro culto de 10
minutos y entrega de
documento escrito y
en medio magnético
Tecnológicos:
 Video Beam
 Computador
 Sonido
 Micrófonos
 Cámara
Fotográficafilmadora
Logístico:
 Salón amplio
 Silla cómodas
 Papel y lápiz
74
 Sacerdotes de cada
Parroquia o centro
de culto y laicos
comprometidos.
 Asistentes y
organizadores del
2 días
consecutivos
2. Estructurar los
elementos
básicos del
proceso de
Pastoral del
Adulto Mayor
Activo en la
Vicaría Nuestra
1.3 Mesas de
trabajo para
construir
líneas de
acción y
recomendacio
nes para
incorporar a la
propuesta
Adulto Mayor
Activo
1.1.3 Entrega de
informe escrito por
cada mesa de trabajo
y socialización
1.4 Conformación
del Equipo de
trabajo para la
Pastoral del
Adulto Mayor
Activo de la
Vicaría
Nuestra
Señora de la
Pobreza
1.1.4 Conformación
del equipo directivo
de la Pastoral del
Adulto Mayor Activo
de la Vicaría Nuestra
Señora de la Pobreza
(5 personas)
1.5 Entrega de
certificado de
asistencia.
2.1Elaboración
del plan de
trabajo mediante
planeación
estratégica
 Carpeta con papel
y lápiz
recordatorio
 Carta de
invitación
 Afiche y
publicidad del
evento
 Refrigerio
evento

Organizadores de
evento

Organizadores
del evento

Equipo directivo
Entrega de diplomas
a cada uno de los
asistentes
Humanos:
Entrega del plan de

5 miembros del
trabajo en forma
equipo directivo
física y magnética
para
el
segundo
Tecnológico:
semestre del año
 Computador
2012
 impresora
 Internet
75
$600.000
Biblioteca
UCP
Dicbre.
1-2
de
2012
Salón de la
Catedral
2.2 Estructura del
proceso
organizacional o
administrativo de
la Pastoral del
Adulto Mayor en
la Vicaría
Entrega del modelo  Memoria usb
organizacional de la
Pastoral del Adulto
Logístico:
Mayor Activo de la

Papel
Vicaría
Nuestra
 Lápiz
Señora de la Pobreza.
3. Implementar la
metodología de
trabajo para la
Pastoral del
Adulto Mayor
Activo mediante
la publicación
de una cartilla
que llegue a las
comunidades y
Parroquias de la
Vicaría.
3.1 Estructuración
de la metodología
y contenidos de la
Pastoral del
Adulto Mayor
Activo en la
Vicaría Nuestra
Señora de la
Pobreza
3.1.1 Entrega de la
cartilla de la Pastoral
del Adulto Mayor
Activo en la Vicaría
Nuestra Señora de la
Pobreza, que
contenga
metodología,
contenido y proceso
organizacional
4. Conformar la
Pastoral del
Adulto Mayor
Activo en cada
Parroquia y
centro de culto de
la Vicaría Nuestra
Señora de la
Pobreza, mediante
el
acompañamiento
de un equipo
profesional e
interdisciplinario.
4.1 Socialización
e implementación
del proceso de la
Pastoral del
Adulto Mayor
Activo de la
Vicaría Nuestra
Señora de la
Pobreza, en cada
Parroquia y
centro de culto
4.1.1 Conformación
de la Pastoral del
Adulto Mayor Activo
con su respectivo
Plan de trabajo y
apropiación de la
metodología de la
cartilla, en cada
Parroquia y centro de
culto
Señora de la
Pobreza,
mediante el
proceso de
planeación
estratégica.
Casita
Verbun Dei
 Refrigerio
Humanos:
 Experto en diseño
 Experto en Pastoral
del Adulto Mayor
 Teólogo
 Psicólogo
 Gerontólogo
 Adultos Mayores
expertos en el tema
Tecnológicos:
 Computador
 Internet
 Litografía
Humanos:
 Sacerdotes de las
parroquias o centros
de culto
 Diáconos
 Agentes
evangelizadores que
dominen la
propuesta
 Adultos Mayores de
la Parroquia o
centros de culto
 Grupos de la tercera
edad que se hayan
vinculado con la
estructuración de la
76

Equipo directivo

Sacerdotes de las
Parroquias y
centros de culto

Equipo directivo

Sacerdotes de las
parroquias y
centros de culto

Diáconos

Agentes
evangelizadores

Adultos Mayores
$3.000.000
(500
cartillas)
$50.000
Lo escogerá
el equipo de
trabajo
EneroAbril de
2013
Mayo de
2013
propuesta
















Tecnológicos:
Video Beam
Computador
Televisor
DV
Grabadora
Cámaras
Fotográfica –
Filmadora
Logístico:
Salón parroquial o
caseta comunal
ventilado
Sillas cómodas
Carteleras
Marcadores
Botiquín
Cafetera
Agua
Sudaderas para los
Participantes
Buzón de
sugerencias
Espacio en el
Pregón Católico
para difusión de
eventos e ideas
Fuente: Arana y Arce
77
Activos
RECOMENDACIONES
De acuerdo con las percepciones recogidas a los Adultos Mayores, se sugiere tener
en cuenta las siguientes recomendaciones en la conformación de la Pastoral del
Adulto Mayor:

Visitar los grupos de tercera edad e invitarlos a los talleres, mismos que se
harán donde habitualmente se reúnen. Si se invita a la parroquia sería escasa
la participación.

Igualmente los laicos encargados de esta tarea deben estar debidamente
preparados en cuanto a la realización de talleres para este tipo de personas.

Realizar talleres espirituales máximo de dos horas que incluya: tema,
dinámica, socialización, oración y canto.

Diseñar los talleres de modo que puedan participar todos los miembros del
grupo, entre ellos, quienes no saben leer ni escribir, presentan alguna
discapacidad física, o pertenecen a otra confesión religiosa.

Debe haber personas cualificadas en la realización de talleres, gerontología,
psicología, salud, recreación, arte y cultural, no necesariamente profesionales
en cada uno de estos temas, pero con carisma y deseo de servir.
Bibliografía Recomendada:
1. Alarcón, J. M. (2008) Dinámicas, técnicas y recursos. Educar valores en
grupo. San Pablo.
2. CPL. (1998). La dignidad del anciano y su misión en la Iglesia y en el
mundo.
3. Cartilla de oración. Fraternidad Verbum Dei. Pereira.
78
4. CEC. (2000). Catecismo de la Iglesia católica. Bogotá: San Pablo.
5. “El Liderazgo del Anciano en América Latina”. Colección Documentos del
CELAM N° 133, 1994.
6. Checa, R. (1993). La Pastoral de la Espiritualidad Cristiana. Bogotá. Ed.
San Pablo.
7. Guardini, R (2006). Introducción a la vida de Oración. Ediciones Palabra.
España.
8. Rodríguez Torrente Jesús. “La Ancianidad en el Magisterio Eclesiástico
Reciente: De Pio XII a Juan Pablo II”. PPC. Editorial y Distribuidor, S.A.,
1999.
9. S.S. JUANPABLO II. (1999). Carta a los ancianos. El Vaticano: Documentos
de la Iglesia. Y “Enseñanzas del Papa sobre los Mayores” 18. P.P.C.
Editorial Y Distribuidor, S. A. (Madrid, 1999).
10. S.S. JUANPABLO II. (2006). Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia
. Pontificio Consejo "Justicia y paz": El servicio a la persona humana. El
Vaticano: Libreria Editrice vaticana.
11. Tarrarán, A. &.Calderón. I. (2003). Pastoral del la Salud. Curso básico para
agentesparroquiales.1. Bogotá, D.C, Colombia: Secretariado Nacional de
Pastoral Social.
12. Tarrarán, A. &. Calderón. I. (2006). Pastoral de la Salud. Curso básico para
agentes parroquiales. 2. Bogotá, D.C, Colombia: Secretariado Nacional de
Pastoral Social.
79
13. Tarrarán, A. &. (2009). Envejecer. Un camino que se prepara 3. Bogotá,
D.C, Colombia: Secretariado Nacional de Pastoral Social.
14. Vaticano II. (2000). Concilio Vaticano II. Documentos Completos (9a. ed.).
Santafé de Bogotá, D.C: San Pablo.
15. Documentos de la Iglesia Católica, Encíclicas y exhortaciones.
16. Talleres de lúdica para Adultos.
17. Ejercicios Espirituales para Adultos.
Enorgullezcámonos de llegar a viejos. Luchemos por defender nuestros espacios y
derechos y no olvidarse que se es viejo cuando se ha perdido la capacidad de amar
y proyectar. El ayer ya fue, el futuro no sabemos, el presente es hoy. Vivamos el
hoy y disfrutémoslo mientras podamos
(Josefina Roldán).
80
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
ABC DE LA PASTORAL SOCIAL. (2010). Recuperado el 08 de febrero de 2011,
de
http://www.arquideleon.org/component/content/article/57-comisiones-ydimensiones/400-abc-de-la-Pastoral-social-.html
Acosta, J. (2010). Pastoral Familiar: La Ancianidad. Periódico el Pregón Católico.
(Diciembre del 2010). p. 4
APARECIDA. (2007). V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y
del Caribe. CELAM. Brasil: Documentos de la Iglesia.
Arce, M. (2008). La Pastoral Social en la Parroquia
Carmelo. Colectivo VII semestre. Pereira.
santa María del Monte
Arce, M. (2010). La Pastoral Social en la parroquia santa María del Monte
Carmelo. Colectivo VII semestre. Pereira.
Arana, E., & Arce, M. D. (2009). La Iglesia Servidora de la Humanidad. Ensayo
argumentativo. Colectivo VI semestre. Pereira, UCP.
Arana, E. (2010). “La Pastoral, un encuentro espiritual con el Adulto Mayor”.
“Anhelos de Vivir” del barrio el Poblado de la ciudad de Pereira. UCP.
Ayala, D., Espinoza, C., & Nieto, M. V. (1999). La Recreación como elemento socio
afectivo en la tercera edad y los aportes a su salud física y mental. Pereira:
UCP.
81
Bizé, René.& Vallier, Claude.(1983). Una nueva vida, La tercera edad. Bilbao. Ed.
Mensajero.
Bazo, M. (2006). Envejecimiento y sociedad. Una perspectiva internacional. Ed:
Médica Panamericana. 2. Edic. Madrid: España.
CEC. (2000). Catecismo de la Iglesia católica. Bogotá: San Pablo.
CPL. (1998). La dignidad del anciano y su misión en la Iglesia y en el mundo.
Documentos eclesiásticos. Recuperado el 05 de marzo de 2011 de
http://www.franciscanos.org/docecle/dignoanciano.html.
Checa, R. (1993). La Pastoral de la Espiritualidad Cristiana. Bogotá. Ed. San Pablo.
Dulcey, E. & Uribe, C. (2002). "Psicología del Ciclo Vital: Hacia una visión
Comprehensiva de la vida humana". En: Colombia Revista Latinoamericana
De Psicología ISSN: 0120-0534 ed: Fundacion Universitaria Konrad Lorenz
v.34 fasc.N/A p.17 – 27.
El Tiempo. (04 de agosto de 2008). Publicacióneltiempo.com. Sección Nación.CMS4426931. Recuperado el 20 de febrero de 2011.
Fernández, R. (2009). Envejecimiento activo. Contribuciones de la Psicología. Ed.
Pirámide. Grupo Amaya. S.A
Gazel, J. (2006). Tesis de licenciatura en Odontologia General: Rehabilitación Oral
en Adultos Mayores de 60 años en el hospital de geriatía y gerontología.
Recuperado el 05 de marzo de 2011, de
http://www.clinicadentalgazel.com/articulos/tesis-de-licenciatura-enodontologia.
82
Gonzalez, C. H. (2004). Grado de Compromiso de la Nueva Evangelización de los
Adultos Avenida del Rio San Martin de Porres. Pereira: UCP.
jimdo.com. (nf.). teorias sobre el envejecimiento. Recuperado el 05 de Marzo de
2011, de http://educacionnoformal.jimdo.com/teorias-del-envejecimiento/.
López, N. (2009). Características de la Pastoral en la Parroquia San Cayetano
Diócesis de Pereira. UCP.
Lloret, Julián. (2000). Revista de temas Sociales. La educación contemporánea de
adultos en la formación del liderazgo laico pastoral. Argentina. Revista
Kairos. N°26/ enero-junio. págs 59-76. ISSN 1514-9331.
Ocampo, I. (2009). El anciano la realidad de la vida, necesita de amor y alegría.
Folleto UCP. F6514.
Ochoa, J. (2010). El Adulto Mayor . Recuperado en Febrero 02 de 2011 en
http://www.monografias.com/trabajos65/adulto-mayor2.shtml.
OMS. (2002). Departmento de prevención de las enfermedades No trasmitibles y
promoción de la Salud. Recuperado el 05 de Febrero de 2011, de
http//www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/gericuba/perfiles_y_tendencia.pd.
OMS. (nf.). Portal Mayores.Area Envejecimiento.Envejecimiento Activo: un marco
político*. Recuperado el marzo 05 de 2011, de
http://www.imsersomayores.csic.es/documentos/documentos/omsenvejecimiento-01.pdf.
Ospina, J. (2008). Pastoral Fundamental Módulo Semestre VI. Pereira.UCP.
83
Ospina, J. (2007). Teologia del Laicado Módulo IV Semestre. Pereira. UCP.
Pulido, R. & Ballén, M. & Zúñiga F. (2006) Los Adultos Mayores. Medellín.
Universidad Cooperativa de Colombia.
Roldan, J. (2009). Envejecer en el siglo XXI. Recuperado el 08 de marzo de 2011, de
http://www.psicologialatina.com/?qnode/44
S.S. BENEDICTO XVI. (2009). “Caritas in Veritate”. El Vaticano: Librería
Editrice vaticana.
S.S. JUANPABLO II. (2006). Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia .
Pontificio Consejo "Justicia y paz": El servicio a la persona humana. El
Vaticano: Libreria Editrice vaticana.
S.S. JUANPABLO II. (2002). Exhortación Apóstolica Post-Sinodal. Los Fieles
Laicos (9a. ed.). Bogotá: Inst. Misionero Hijas de San Pablo.
S.S. JUANPABLO II. (1999). Carta a los ancianos. El Vaticano: Documentos de la
Iglesia .
S.S. JUANPABLO II. (1999). Encíclica: Ecclesia in America. El Vaticano :
Documentos de la Iglesia.
S.S. JUANPABLOII. (1987). Encíclica: Sollicitudo Rei Sociales. El Vaticano:
Documentos de la Iglesia.
S.S. PABLO VI. (1975). Encíclica: Evangelii Nutiandi. El Vaticano : Documentos de
la Iglesia.
84
S.S PABLOVI. (1967). Encíclica: Populoru Progressio. El Vaticano.: Documentos
de la Iglesia.
Schokel, L. A. (2006). La Biblia de Nuestro Pueblo. .Bilbao: Mensajero.
Senn, A. (2002). Desarrollo y libertad. Tesis de María Edo. Recuperado el 18 de
marzo
de
2011,
de
http://www.dilemata.net/index.php/Desarrollohumano/amartya-sen-sobre-desarrollo-y-libertad.html
Serna, J. J. (2003). Documento: Condiciones de Fragilidad que empeoran la pobreza
en los Adultos Mayores y ancianos. Universidad Católica de Oriente N.16 ,
42.
Suescún, F. (2000). Escuela Diocesana de Teología. Estatutos Diócesis de Pereira.
Pereira, Colombia : Diócesis de Pereira.
Tarrarán, R., O.S, C., & Calderón, I. (1995). Conferencia Episcopal
Española.Acompañando a los que sufren. (P. d. Salud., Ed.) Santafé de Bogotá,
D.C. Colombia: Secretariado Nacional de Pastoral Social.
Tarrarán, A. &. Calderón, I. (2003). Pastoral del la Salud. Curso básico para
agentesparroquiales.1. Bogotá, D.C, Colombia: Secretariado Nacional de
Pastoral Social.
Tarrarán, A. &. Calderón, I. (2006). Pastoral de la Salud. Curso básico para agentes
parroquiales. 2. Bogotá, D.C, Colombia: Secretariado Nacional de Pastoral
Social.
Tarrarán, A. &.Calderón, I. (2009). Envejecer. Un camino que se prepara 3. Bogotá,
D.C, Colombia: Secretariado Nacional de Pastoral Social.
85
Vaticano II. (2000). Concilio Vaticano II. Documentos Completos (9a. ed.). Santafé
de Bogotá, D.C: San Pablo.
Vargas, M. & Jaramillo, L. (2003). Propuesta de educación sexual para los Adultos
Mayores de la asociación tercera edad. Compartir “Lindos Sueños” Villa
Colombia. UCP.
Ysern de Arce, J. L. (1998). Adulto Mayor : Aspectos psicoafectivos del
envejecimiento. Recuperado el 05 de febrero de 2011, de
http//www.ubiobio.cl/vitrina/envejecim.zip.
Zúñiga, E. & Hernández, J. A. (2004). La pastoral de Adultos Mayores. Una
realidad Necesaria. México. Ins. Nal. del derecho de autor. Registro público:
03-2004-111112364000-1.
86
ANEXOS
ANEXO A. Cuestionario de la Encuesta
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE PEREIRA
FACULTAD DE CIENCIAS HUMANAS Y DE LA EDUCACIÓN
LICENCIATURA EN EDUCACIÓN RELIGIOSA
Encuesta No.______
Fecha: __________________
La presente encuesta tiene como objetivo
analizar las percepciones que los Adultos Mayores tienen de la
Pastoral de la tercera edad en la Vicaría Nuestra Señora de la Pobreza.
Proyecto de Investigación: La Pastoral del Adulto Mayor activo en la Vicaría Nuestra Señora de la Pobreza de la
Diócesis de Pereira
1.
¿Existe en su Parroquia la Pastoral del Adulto Mayor?
Si________
No_______
No sabe/No Responde_______
2.
¿Qué actividades realizan en su Parroquia en pro del Adulto Mayor?
a. Religiosas ________
b. Culturales ________
c.
Recreativas _______
d. Espirituales de crecimiento __________
e. Otras _____ Cuáles__________________________________________
f. No sabe/ No Responde_______
3.
¿Qué considera que hace falta en su Parroquia en pro del Adulto Mayor?
a.
b.
c.
d.
e.
f.
4.
Talleres de desarrollo humano _________
Convivencias ________
Conferencias _________
Retiros _________
Otros ________ Cuáles __________
No sabe/ No Responde_______
¿Considera que el Proceso de Nueva Evangelización encaja en la Pastoral del Adulto Mayor?
Si_________ No_______ Por qué ____________________ No sabe/ No Responde_____
5.
¿Existen prácticas Pastorales en su Parroquia?
Si_________ No_______ Por qué ____________________ No sabe/ No Responde_____
6.
¿Considera importante la organización de la Pastoral del Adulto Mayor en su Parroquia?
Si_________ No_______ Por qué ____________________ No sabe/ No Responde_____
7.
¿Cómo combinar la actividad Pastoral con la práctica Pastoral del Adulto Mayor?
___________________________________________________________________
No sabe/ No Responde_____
8.
¿Qué aportes daría usted a la Pastoral del Adulto Mayor en su Parroquia?
___________________________________________________________________
No sabe/ No Responde_____
87
ANEXO B. Cuestionario de la Entrevista
ENTREVISTA
Objetivo: Indagar la existencia en las parroquias de la Vicaria Nuestra Señora de la Pobreza
de la pastoral del adulto mayor.
1. ¿Existe en su Parroquia la Pastoral del Adulto Mayor?
2. ¿Qué actividades realizan en su Parroquia en pro del Adulto Mayor?
A. Religiosas B. Culturales
C. recreativas
1- Existen prácticas pastorales en su Parroquia.
a. Si
b. no
c. ¿cuáles?
2. Considera importante la organización de la tercera edad en su Parroquia.
a. si b. no. C. porqué
3. cómo combinar actividad Pastoral de la Iglesia con la Pastoral del Adulto Mayor.
4. Qué aportes daría usted a la Pastoral del Adulto Mayor en su Parroquia.
88
ANEXO C. Mapa de Pereira 1.
MAPA DE PEREIRA Y LA UBICACIÓN GEOGRÁFICA DE LAS PARROQUIAS QUE
CONFORMAN LA VICARÍA DE NUESTRA SEÑORA DE LA POBREZA.
Fuente: Maps Google Pereira
A. Parroquia Sagrado Corazón de Jesús
B. Parroquia Nuestra Señora del Perpetuo
Socorro
C. Catedral Nuestra Señora de la Pobreza
D. Parroquia Divino Maestro
E. Parroquia San Cayetano
F. Parroquia María Reina
G. Centro de Culto Nuestra Señora de la Paz.
H. Parroquia San Antonio María Claret.
I. Parroquia de la Santa Cruz
J. Centro de Culto San José Obrero
K. Parroquia los Doce Apóstoles
L. Centro de Culto la Divina Misericordia
89
ANEXO D. Mapa de Pereira 2
MAPA DE PEREIRA Y LA UBICACIÓN GEOGRÁFICAS DE LAS PARROQUIAS QUE CONFORMAN LA VICARÍA DE NUESTRA
SEÑORA DE LA POBREZA.
Fuente: Maps Google Pereira
90
ANEXO E. Fotografías
Participación en talleres de Pastoral – grupo de la tercera edad
Fuente: Propia
Fuente: Propia
91
Muestra cultural y recreativa – grupo de la tercera edad
Fuente: Propia
92
Jornada recreativa grupo de la tercera edad
Fuente: Propia
Fuente: Propia
93
Actividades Pastorales – Talleres de formación
Fuente: Propia
Fuente: Propia
Fuente: Propia
94
Participación Activa del Adulto Mayor en la Iglesia
Fuente: Propia
Fuente: Propia
95
Participación Activa del Adulto Mayor
Fuente: Propia
Fuente: Propia
96