Download EL USO DE LA MÚSICA COMO PROPUESTA

Document related concepts

Musicoterapia wikipedia , lookup

Método Suzuki wikipedia , lookup

Psicología de la música wikipedia , lookup

Educación musical wikipedia , lookup

Oído absoluto wikipedia , lookup

Transcript
EL USO DE LA MÚSICA COMO PROPUESTA DE
AYUDA EDUCATIVA
Las propiedades de la música
Todos nos hemos sentido diferentes alguna vez escuchando nuestras
canciones o melodías favoritas. De hecho, es normal que las personas se aíslen del
mundo mientras se deleitan con una buena canción. Podemos por tanto afirmar que la
música es un arte que cautiva a las personas.
Más allá de esto, la música se muestra como un instrumento de trabajo para,
por ejemplo, conseguir la adaptación de los animales a su entorno, de hecho, de la
música se suele decir que amansa las fieras. Otros estudios recientes afirman que la
música estimula el crecimiento de las plantas, en el año 2005, una investigación
realizada por dos científicos chilenos demostró, tras 56 meses de observación, que los
grupos de plantas expuestos a la música experimentaron un 25 por ciento más de
crecimiento y mostraron una mayor cantidad de yemas foliares y florales, además de
hojas más brillantes, que las que no estaban expuestas a la música.
Sí, la música nos emociona, nos evoca recuerdos, nos relaja, nos hace sentir,
nos hace llorar, nos hace vibrar... La música nos da la vida, nos alegra, nos acompaña
en los buenos y en los malos momentos. A través de ella, podemos manifestar
nuestros estados de ánimos, la música es algo más que unos simples sonidos.
La influencia de la música sobre los seres vivos es tan grande y posee tantas
cualidades que ha sido usada tanto para potenciar la agresividad de las personas
como para tranquilizarlas, es un estimulante y una terapia al mismo tiempo.
La música ha sido un elemento siempre presente en la historia del hombre, en
su sentido más amplio, podemos afirmar, que la música nace con el ser humano, su
historia abarca a todas las sociedades y épocas, y no se limita tampoco
geográficamente. La música es una manifestación cultural universal.
Esto ya lo sabían en la antigua Grecia que recibieron y aceptaron las
influencias musicales de las civilizaciones que la rodeaban. Filósofos como Platón o
Aristóteles usaron ya con frecuencia la música como complemento a sus exposiciones.
No obstante, será Aristóteles quien profundice más en el tema de la música en su obra
"La Política" donde resalta sus aspectos positivos afirmando que “La música
contribuye al reposo”. Habla también sobre los efectos de la música en las personas
afirmando que “la música da placer y la virtud de gozar, amar y odiar rectamente”.
Finaliza con los tres usos que el considera provechosos acerca de la música: en la
1
educación, la purificación y el divertimento. Nos centraremos en la educación, nuestro
objeto de estudio. Si la música produce el gozo en las personas ¿por qué no utilizarla
en la educación? Si su influencia es tan poderosa se hace necesario que la música
forme parte de la educación de los jóvenes ya que esto captará su atención,
amenizará las sesiones, facilitará su aprendizaje y convertirá un proceso que puede
ser duro y tedioso en algo más ameno, interesante y atractivo. De hecho afirma que en
educación, se deben emplear "melodías y armonías expresivas del carácter".
La música es un complemento para cualquier tipo de aprendizaje y así deben
entenderlo los educadores. La música como complemento de la educación ofrece
múltiples posibilidades ya que, como se ha expuesto, contribuye a la calma pero
también a la activación de las personas, puede aumentar la afectividad entre las
personas de un grupo e incluso potenciar las capacidades de niños con problemas o
discapacidades.
La música y su uso en actividades educativas
Según el pianista alemán Wolfgang Leibnitz, "La música es el placer que el
alma experimenta contando sin darse cuenta de qué cuenta".
Si tenemos claro que la música es un complemento positivo en la educación
tendremos que marcarnos unos objetivos respecto a la misma en nuestras sesiones y
estrategias educativas. Podemos preguntarnos ¿Qué queremos o podemos conseguir
de la música en nuestro grupo de trabajo? ¿Cómo vamos a incorporarla a nuestras
sesiones de trabajo? Los objetivos de la música respecto a la educación pueden ser
los siguientes:
-
La música como estrategia para mejorar conductas sociales y emocionales.
La música como medio para mejorar las habilidades motoras.
La música como medio para mejorar la comunicación.
La música como ayuda para enseñar habilidades preacadémicas y
académicas.
La música como medio para la transmisión de valores
La música una actividad de ocio.
La música como
y emocionales
estrategia
para
mejorar
conductas sociales
Hay muchos niños que por causas diversas tienen problemas de comunicación
que afectan a sus relaciones sociales. Estos problemas les impiden, en muchos casos,
adquirir habilidades sociales. Por ello, en estas situaciones, es conveniente realizar
actividades con música que incorporen movimientos, canciones y actividades rítmicas.
De este modo igualamos a los niños ofreciéndoles un ambiente estimulante en el cual
podrán ir desarrollando paulatinamente estas habilidades sociales en un plano de
mayor igualdad. El niño con estas dificultades se incorpora a un grupo de trabajo,
donde por ejemplo, sólo hay que escuchar música, cerrar los ojos y dejar que el
cuerpo realice los movimientos, en un plano de igualdad. La música le sugiere, lo
estimula, lo tranquiliza y de esta manera lo coloca en el mismo punto que al resto de
sus compañeros. La música y el sentimiento que esta evoca los iguala para realizar
esta actividad. Es probable que el niño se vaya sintiendo relajado y que se deje llevar
2
sintiéndose parte integrante de un grupo en el que puede aportar y recibir lo mismo
que los demás.
A su vez, dentro de los grupos de trabajo y usando la música como medio, se
pueden estructurar experiencias para promover la cooperación, el compartir, etc. El
grupo de trabajo musical facilitará la aplicación de unas normas básicas de conducta
de forma sencilla que después podrán ser extensibles a otras sesiones e incluso en
otros contextos. Por tanto, podemos afirmar que esta actividad se puede aprovechar
esta para fomentar ciertas "buenas costumbres" en la educación de los niños. ¿Qué
podrán aprender a través de estas actividades musicales? Pues podrán aprender
unas normas muy similares a las que por ejemplo, imperan en un debate. Así tendrán
que esperar turnos, aprender cuáles son las formas apropiadas de presentación del
grupo o despedida del grupo, aprender el respeto por el resto de los miembros que
trabajan, hacer caso a la persona que en ese momento dirige la actividad, el
moderador del grupo, etc.
La música como medio para sanar y mejorar habilidades motoras
La música es un estímulo ideal para ayudar a coordinar el movimiento. En los
niños con deficiencias o problemas el sistema nervioso central se desarrolla de forma
lenta e incompleta, por ello las actividades de movimiento le permitirán explorar el
entorno y el desarrollo de habilidades motoras. La utilización de la música como
medicina de apoyo sanadora no es algo nuevo. Ya en los albores de la humanidad se
creía que cada ser tenía su propio sonido secreto al cual debía responder. De hecho
se pensaba que las personas que lo conseguían garantizaban su longevidad ya que
tenían en sus manos la llave para la cura de sus enfermedades. Los últimos
descubrimientos de la física cuántica aplicados a medicina corroboran esta creencia
"primitiva". En realidad, de lo que se trataba era de buscar un sonido que elevara la
vibración del enfermo devolviéndole su frecuencia original. Ese es precisamente el
fundamento de la denominada medicina Vibracional. En algunas clínicas de Estados
Unidos se recomienda el uso de ciertos instrumentos, por ejemplo, de cuarzo, para
reequilibrar el sistema inmunológico. También se ha descubierto que los bebes cuyas
madres escuchan música clásica durante el tiempo del embarazo obtienen mejores
resultados escolares que aquellos que no escucharon música.
El uso correcto de la música se puede convertir en una parte esencial de su
desarrollo y de su aprendizaje. Está científicamente comprobado que el primer sentido
que desarrolla el feto en el vientre materno es el oído. La música tiene multitud de
beneficios para los niños. La música es un instrumento esencial en el desarrollo
cognitivo, motriz, afectivo, intelectual, auditivo. ¿Por qué las canciones influyen en el
desarrollo motriz del niño? Existen varios motivos pero entre ellos destacamos, por
ejemplo, los ritmos muy marcados pero a la vez muy suaves de determinadas
melodías, estos ritmos son percibidos por los niños casi sin darse cuenta y desde el
inconsciente se irá moviendo al ritmo que la música le va marcando. El movimiento
acompasado y lento hará que el niño desarrolle su expresión corporal, su coordinación
y su capacidad motriz. Las canciones dirigidas a los niños gozan de unas
características concretas, en general suelen ser rimadas y repetitivas y esto tiene
importantes beneficios, además, las estas letras pueden ir acompañadas de
gesticulaciones que favorecen la dicción del niño y su capacidad de comprensión. Las
actividades de movimiento pueden ir desde tareas muy simples, como mover la
cabeza o el pie al ritmo de la música, a tareas motoras más complejas, como los
pasos de una danza complicada (Latlom, 1980). El elemento rítmico de la música
ofrece estructura y motivación, y ayuda a los niños a aprender a caminar, correr,
saltar, etc. Por otra parte, estas habilidades están asociadas con mejoras en la imagen
3
corporal: equilibrio, locomoción, agilidad, flexibilidad, fuerza, lateralidad,
direccionalidad y aprendizaje en general. Las actividades de motricidad gruesa, como
la danza folclórica, refuerzan los músculos grandes y ayudan a desarrollar la
coordinación, agilidad y equilibrio. Las actividades instrumentales como tocar el piano,
la guitarra o cualquier otro instrumento, promueven el control de la motricidad fina, lo
cual puede contribuir a mejorar actividades como la escritura y el control de las manos.
La música como medio para mejorar la comunicación.
Uno de los problemas que más puede aislar a una persona es la capacidad
limitada para comunicarse. La música es un lenguaje universal y por tanto no necesita
usar palabras para llegar a las personas y se convierte en una forma ideal para
enseñar habilidades de comunicación porque el profesor en el aula puede utilizar la
melodía, el ritmo, el tiempo, la altura o las letras para desarrollar el lenguaje expresivo
y/o el lenguaje receptivo. .
Además, las actividades musicales pueden ayudar a mejorar la extensión
vocal, la discriminación de sonidos, la articulación y las cualidades verbales en
personas con problemas de expresión y conexión con los demás. Cuando la música se
transforma en una forma de comunicación a través de la cual los niños pueden
expresarse se produce un desahogo ya que es posible comunicarse sin necesidad de
acudir a las palabras. En casos más avanzados y donde hay mayor conocimiento y
formación musical es posible que se consiga la expresión a través de un instrumento
musical con el que se puede conseguir la fluidez comunicativa que no se logra a través
del diálogo. El poder de la música reside en su facilidad para desencadenar
situaciones de estímulo altamente eficaces y que generan bienestar en planos muy
distintos como son la creatividad, la concentración y el rendimiento.
La música como ayuda para enseñar habilidades preacadémicas y
académicas.
La música puede ayudar a desarrollar algunas capacidades fundamentales que
a menudo faltan en niños que pueden estar pasando por etapas difíciles, ya sea
personalmente o por problemas en su entorno cercano (familiar, de amistades, etc.).
La música será una ayuda importante, por ejemplo, para conseguir captar la
atención. Los niños que tienen problemas suelen mostrar dificultad para prestar
atención a una tarea determinada, les cuesta trabajo filtrar estímulos irrelevantes y
atender a instrucciones importantes, tampoco pueden prestar atención durante
espacios de tiempo demasiado prolongados. Se puede ayudar a mejorar la atención
de niños que tienen dificultades ofreciéndoles una motivación extra con el uso de las
ayudas auditivas, visuales, táctiles. Por ejemplo, a través de la música podremos
captar su atención y conseguiremos que se centre en el trabajo de grupo. Para
ejemplificar el caso diremos, por ejemplo, que una actividad musical de grupo puede
requerir a un alumno que se espere ante una señal musical para que a continuación él
participe con aquella parte que le toque, de esta manera, tendrá que estar atento al
seguimiento de la actividad para participar en la misma en el momento que le
corresponda. Podremos conseguir captar su atención durante períodos más o menos
prolongados de tiempo que pueden ayudarlo posteriormente a conseguir atención y
concentración en otras tareas.
4
Las actividades con música son efectivas para conseguir que los niños sigan
instrucciones: El aprendizaje efectivo requiere la capacidad de seguir instrucciones
simples. Actividades para desarrollar esta capacidad se centran en secuenciar
instrucciones y consignas de uno, dos o tres pasos. Por ejemplo, un alumno primero
aprende a seguir órdenes simples a través de la música. Las acciones a realizar se
pueden ir encadenando en las distintas etapas educativas y según las características
del niño hasta llegar al punto que queramos para la consecución de nuestros objetivos.
Las actividades con música nos pueden ayudar a que los niños con problemas
consigan el contacto visual, el mirar a los ojos. La incapacidad de iniciar y mantener un
contacto visual interfiere en el desarrollo de la atención y la capacidad de
comunicarse. Muchos mensajes importantes se transmiten de manera no verbal y por
tanto se pierden si no se ha establecido un contacto visual. Actividades musicales
interesantes ayudan al profesor a conseguir contacto visual con el alumno. Si el
alumno debe seguir las indicaciones del profesor, a modo de "director de orquesta",
durante el tiempo que se prolonguen las actividades musicales conseguiremos que la
duración del contacto visual que establece el niño con la otra persona se vaya
alargando sistemáticamente. De este modo y a través de una actividad que lo
requiere, el niño irá perdiendo el miedo a mirar a la cara y comprenderá que a través
de los gestos y de las miradas se transmite mucha información (el ritmo musical, la
fuerza, el compás, etc.). En resumen, podemos afirmar que utilizando este tipo de
técnicas podemos contribuir a la modificación de conductas que influyen
negativamente en el desarrollo del niño.
Se pueden utilizar actividades musicales para enseñar conceptos académicos,
como la identificación de colores y formas, agrupar objetos según tamaño, número,
etc.
De forma más concreta, una de las características de la música es que facilita
la memorización de datos. ¿Quién no se ha aprendido una canción y la ha repetido
inconscientemente y sin embargo luego ha tenido problemas para la memorización
intencionada de datos? Los estudios científicos afirman que la música ayuda a la
memorización. De hecho, un estudio reciente realizado por Peter Janata, científico de
la Universidad de California, revela que la misma zona cerebral es la encargada de
relacionar recuerdos autobiográficos, música y emociones en las personas. En la
publicación especializada "Cerebral Cortex", se explica, que el centro cerebral
encargado de relacionar música, memoria y los sentimientos se encuentra en la
corteza media prefrontal, de manera, que una canción puede bastar para que un
individuo rememore un momento de su vida. Los niños con dificultades con la memoria
reciente pueden tener grandes beneficios si utilizan la música. La música puede
ayudar a pacientes a recordar información académica importante. Por ejemplo, una
melodía agradable y familiar ligada a la información aprendida, es una manera efectiva
de mejorar la retención. "Un niño que absorbe una y otra vez, a través del oído, no la
vista, las partes comunes de una palabra así como la melodía de su lenguaje
estadísticamente está destinado a aprender a la leer con mayor facilidad" .
La música como medio para la transmisión de valores
A través de la música se pueden aprender de forma natural muchos valores
importantes como son la responsabilidad, la perseverancia, o la disciplina, entre otros.
La educación musical influye en distintos ámbitos del conocimiento, entre estos
destacan los de la identidad y autonomía personal, el medio físico y social y la
comunicación y representación. ¿Cuál es la influencia de la música en cada uno de
ellos? La música ayuda a los niños a lograr autonomía en sus actividades habituales
5
asumiendo de esta manera el cuidado de sí mismos y al mismo tiempo de su entorno.
La música también les puede ofrecer una tranquilidad, seguridad emocional y la
confianza que favorece la que les lleva a compartir y favorece la colaboración,
aceptación y el respeto a la diversidad, entre otros valores. Estos valores suelen
desarrollarse vinculados a la música clásica, responsable de crear experiencias
auditivas de otro nivel espiritual. El crecimiento y desarrollo de los niños se produce en
un medio físico y social. A través de la música el niño irá tomando conciencia de sus
sensaciones, emociones e interrogantes y los expresará adquiriendo consciencia de
que sus sensaciones, miedos o incertidumbres son distintos muchas veces a los
demás, esta sensibilización puede crear sentimientos de respeto e interés hacia las
personas que los rodean y además desde este punto de partido ampliarán su campo
de experiencia.
La música como actividad de ocio
La música en la educación puede ser utilizada de distintas maneras. Los niños
pueden, desde aprender a tocar un instrumento de música y formar parte de grupos
musicales, hasta acudir a conciertos o usar la música como actividad de ocio. En las
escuelas la música se puede utilizar de formas diversas, ya sea como melodía de
fondo para la realización de actividades o realizando actividades que tengan como eje
central la música. En el transcurso de la educación de los niños la música debe ser
bella, divertida y cuando se pueda participativa, los niños pueden participar
espontáneamente como creadores de ella.
Es indiscutible que la música puede ayudar a promover una adaptación a la
comunidad muy exitosa para los niños. La música alegra los corazones y en la
mayoría de las culturas la diversión se asocia a la comida y a la música. La mayoría de
los centros escolares poseen hoy día lo que se denomina "aula de música", estas
aulas han ido evolucionando en los últimos años ya que en ellas la función de
préstamo de discos ha ido quedando obsoleta. Hoy día, todos podemos acceder en
cuestión de segundos a nuestra música favorita colgada en Internet. No obstante, en
los centros estas aulas no han desaparecido sino que se han adaptado a los nuevos
tiempos y necesidades. Las aulas de música se relacionan con lugar de tranquilidad,
de alegría, de encuentro y tanto profesores como alumnos siguen acudiendo a ellas.
En muchos centros se están incorporando a estas aulas instrumentos musicales para
que los alumnos no sólo escuchen… para que toquen… Esta zona de relax, de ocio y
de diversión de los centros se adapta a los nuevos tiempos.
A través de la música también se hará más divertido, por ejemplo, llegar a una
comprensión de las matemáticas. Según científicos e investigadores el conocimiento y
estudio de la música ayuda en gran medida a mejorar el razonamiento espacial.
Cuando los niños hacen el esfuerzo de representar mentalmente imágenes musicales
están realizando un esfuerzo de abstracción similar al que se requiere en la
matemática.
Conclusión
La utilización de la música como terapia no es nueva, hunde sus raíces en la
prehistoria. Los efectos de la música sobre el comportamiento de los seres humana en
la historia de la humanidad han sido evidentes. A lo largo de la historia, la vida del
hombre ha estado complementada e influenciada por la música, a la que se le han
atribuido una serie de funciones. La música ha sido y es un medio de comunicación no
6
verbal y de expresión que debido a sus efectos emocionales y de motivacionales se ha
usado como instrumento para manipular y controlar el comportamiento del grupo y del
individuo.
La música es un lenguaje de comunicación y expresión dirigido al ser humano
en todas sus dimensiones. A través de la música se desarrolla y se cultiva el espíritu,
la mente y el cuerpo. A través de la música se puede educar de forma íntegra y
armónica a los niños y niñas. Además, como hemos ido exponiendo a lo largo del
artículo, es muy importante que los niños relacionen la música con la actividad, la
alegría, el juego y el movimiento, de forma que le ayude a expresar de forma
espontánea y afectivamente sus sensaciones, le ayude a desarrollar su capacidad de
abstracción,
La educación musical se caracteriza por el uso la música como elemento de
trabajo fundamental y como lenguaje y medio de comunicación. A través de la
educación musical se establece una relación interpersonal entre el educador y el
alumno con unos objetivos claros a cumplir. La educación musical usa un proceso
sistemático, es decir, tiene intencionalidad, organización y regularidad.
7
Related documents
ReDanzArte
ReDanzArte
La música en la infancia
La música en la infancia
leer artículo - WordPress.com
leer artículo - WordPress.com