Download GFDRR Fondo mundial para la reducción y la recuperación de los

Document related concepts

Reducción de las emisiones de la deforestación wikipedia, lookup

Transcript
GFDRR Fondo mundial para la reducción y la recuperación de los desastres
DOCUMENTO DE ANTECEDENTES: ESTRATEGIA DE ASOCIACIÓN CON LA SOCIEDAD CIVIL
El Fondo mundial para la reducción y la recuperación de los desastres (GFDRR, por sus siglas en inglés) está
preparando una nueva estrategia de asociación con la sociedad civil que, según se prevé, quedará ultimada a
finales de 2011. Como parte de su preparación, el GFDRR consultará con una amplia variedad de interesados, en
particular organizaciones de la sociedad civil y agentes comunitarios locales, con el fin de recabar sus opiniones y
aportaciones.
Al tratarse de un mecanismo auspiciado por el Banco Mundial, el GFDRR tiene como ventaja comparativa su
capacidad para utilizar el poder de convocatoria del Banco, su acceso a los responsables de las políticas públicas,
así como su capacidad para aprovechar los conocimientos a nivel mundial. El GFDRR, establecido en 2006, es una
asociación de 38 países y 7 organizaciones internacionales comprometidas a ayudar a los países en desarrollo a
reducir su vulnerabilidad ante los peligros naturales y adaptarse al cambio climático. El programa de trabajo del
GFDRR se articula en tres vías de financiamiento interrelacionadas, que respaldan la cooperación mundial y
regional, el fortalecimiento de la capacidad por país para la reducción de riesgos de desastre, con la atención
1
centrada en 20 países prioritarios , así como el apoyo a los países para la planificación de una recuperación y una
reconstrucción sostenibles, cuando los desastres llegan efectivamente a producirse.
Condiciones imperantes
El telón de fondo que acompaña a la preparación de la estrategia es un entorno externo en el que la frecuencia y
la intensidad de los desastres han aumentado en los últimos años. Los desastres son una cuestión de desarrollo.
La necesidad de apoyar a los países vulnerables para que fortalezcan su capacidad y se vuelvan más resistentes a
los peligros naturales es mayor que nunca. Según los datos del informe conjunto publicado por el Banco Mundial y
2
las Naciones Unidas, titulado Natural Hazards, UnNatural Disasters: The Economics of Effective Prevention , las
tormentas, las inundaciones, los terremotos y las sequías causaron más de 3,3 millones de muertes y US$2,3
billones en daños (en US$ de 2008) entre 1970 y 2010.
Varios informes recientes de las Naciones Unidas, el Banco Mundial y la Red Mundial para la Reducción de
Desastres han destacado la necesidad de establecer asociaciones a todos los niveles, y sostienen que allí donde las
comunidades, las organizaciones de la sociedad civil y los gobiernos entablan una asociación, la magnitud de los
esfuerzos de gestión de riesgos de desastres puede incrementarse considerablemente.
El programa de prevención requiere que las instituciones adopten medidas a todos los niveles, desde el local ―en
el que los ciudadanos, las comunidades y la sociedad civil trabajen juntos― hasta el mundial ―en el que los
mayores riesgos mundiales precisan una respuesta mundial. La prevención no es solo una tarea de los gobiernos.
Existen numerosas alternativas, especialmente en las comunidades unidas, cuyos miembros se ayudan unos a
otros y, bajo un liderazgo capaz, exigen los servicios públicos a los que tienen derecho. La participación pública y la
supervisión también animan a las comunidades a idear sus propias medidas de prevención sostenibles y a
1
Burkina Faso, Etiopía, Ghana, Madagascar, Malawi, Malí, Mozambique, Senegal, Togo, Indonesia, Islas Marshall, Papua Nueva
Guinea, Islas Salomón, Viet Nam, República Kirguisa, Haití, Panamá, Djibouti, República del Yemen, Nepal
2
www.worldbank.org/preventingdisasters
experimentar con ellas. Se debe dotar a las organizaciones de la sociedad civil de los medios necesarios para actuar
con el fin de desarrollar una mayor resistencia a los desastres.
Al mismo tiempo, el avance en el establecimiento de legislación y políticas nacionales no ha producido cambios
generalizados en las prácticas locales. La cultura gubernamental de apoyo, abierta a la creación de asociaciones
locales, emerge como el factor más importante para acelerar la aplicación de políticas de reducción de riesgos a
nivel local. Si se comparan los resultados a nivel nacional y local, se observa una brecha persistente entre la política
nacional y la acción local. Por lo tanto, para lograr una reducción sostenible del riesgo de desastres, es esencial un
gobierno local capaz, receptivo y responsable, que trabaje en asociación con la sociedad civil activa y las
comunidades.
La promoción de una cultura de planificación y aplicación de medidas de reducción de riesgos de desastre que se
basen en asociaciones entre los gobiernos y la sociedad civil, así como en la cooperación, puede reducir
drásticamente los costos de la reducción de riesgos, garantizar la aceptación local y crear capital social. La
experiencia pone de relieve que, allí donde las comunidades, las organizaciones de la sociedad civil y los gobiernos
entablan una asociación, la magnitud de los esfuerzos de gestión de riesgos de desastres puede incrementarse
notablemente.
Hacia una nueva estrategia de asociación
En la Estrategia de Asociación 2009-12 del GFDRR, que se rige por la Carta de Asociación y el Grupo Consultivo
del GFDRR, figura el compromiso de continuar la colaboración ya existente con la sociedad civil. En respuesta a la
brecha detectada entre la política nacional y la acción local, el GFDRR sostiene la necesidad de apoyar y facilitar el
diálogo entre el gobierno y la sociedad civil. Mediante su enfoque basado en la reducción de riesgos de desastre
impulsada por los países y en la adaptación al cambio climático, el GFDRR está trabajando para crear un entorno
favorable a la reducción de riesgos de desastre en los países en desarrollo, potenciando cambios en las políticas
nacionales. El marco de reducción de riesgos de desastre a nivel nacional debe traducirse en una política a nivel
local, en acciones y resultados, y las organizaciones de la sociedad civil desempeñan un papel fundamental en el
cumplimiento de tales objetivos. Gracias a su estructura de asociación inclusiva y a sus vínculos con los
mecanismos de ejecución y financiamiento del Banco Mundial, el GFDRR puede facilitar aún más la participación
de la sociedad civil en la reducción de riesgos de desastre.
El documento de consulta sobre la asociación con la sociedad civil aborda las oportunidades para fortalecer y
apoyar la participación de la sociedad civil mediante la promoción y el diálogo mundiales, a la hora de ejecutar los
programas de reducción de riesgos de desastre por países y de llevar a cabo evaluaciones de las necesidades
posteriores a los desastres. Para lograr este objetivo, el documento propone tres pilares estratégicos para la
participación, así como un fondo piloto de cuatro años diseñado para financiar actividades de la sociedad civil con
gran repercusión en las comunidades que corren un alto riesgo de sufrir desastres en los países seleccionados. Los
tres pilares son los siguientes:
•
•
Ampliar la estructura de gobierno del GFDRR para incluir a las organizaciones de la sociedad civil con
miras a reforzar la rendición de cuentas y la eficacia de su mandato. La organización se desarollará
basado en la actual colaboración con la sociedad civil y con el GFDRR, a través de agentes clave en
materia de reducción de riesgos de desastre y de adaptación al cambio climático a todos los niveles, que
puedan trasladar las experiencias y perspectivas de nivel local al plano de la formulación de políticas y
estrategias internacionales. Esto ha de lograrse realizando foros periódicos sobre políticas en los que
participe la sociedad civil e, incorporando a otros dos representantes de la sociedad civil como
observadores en el Grupo Consultivo.
Potenciar la capacidad y el alcance de las organizaciones de la sociedad civil en el diálogo sobre políticas
del GFDRR a nivel nacional y en la aplicación de medidas de reducción de riesgos y la ejecución del
programa de adaptación. El enfoque programático del GFDRR brinda una oportunidad extraordinaria
para elaborar un plan de acción global para el fortalecimiento de la capacidad con el gobierno y otros
interesados pertinentes dentro de los países. El mecanismo apoyará una participación más activa de la
2
•
sociedad civil durante el diseño y la ejecución de programas de países en materia de reducción de riesgos
de desastre y adaptación al cambio climático; también brindará apoyo en el fortalecimiento de la
capacidad y el intercambio de conocimientos Sur-Sur, así como en la promoción de medidas de reducción
de riesgos de desastre en las actividades desarrolladas por el Banco Mundial con la sociedad civil.
Fomentar la participación de la sociedad civil en la recuperación sostenible después de los desastres.
Como parte de la evaluación de las necesidades posteriores a los desastres, dirigida por los gobiernos, y
del proceso de recuperación, el GFDRR propone que se fomente y facilite una mayor participación de la
sociedad civil en dicha evaluación y en el proceso de planificación de la recuperación, centrando la
atención en la recuperación de los grupos vulnerables. El mecanismo también planea respaldar la
participación de la sociedad civil en las actividades de control del impacto social posterior al desastre.
El proceso de consulta
El documento de consulta sobre la asociación del GFDRR con la sociedad civil se publicará en línea para su examen
público en árabe, español, francés e inglés, junto con los documentos de antecedentes y un cuestionario de
respuesta específica. El documento de consulta y otros materiales están disponibles en
http://www.gfdrr.org/civilsociety. El GFDRR celebrará consultas en línea y encuentros presenciales para recabar las
opiniones de los interesados de todo el mundo desde mediados de agosto hasta septiembre de 2011.
Las observaciones y recomendaciones recopiladas se utilizarán en la elaboración de la nueva estrategia de
asociación. Tras la conclusión de las consultas a principios de octubre de 2011, el GFDRR examinará la información
y las aportaciones recabadas durante el proceso de consulta y elaborará el documento de estrategia final. Se
espera que la estrategia sea debatida y refrendada por el Grupo Consultivo del GFDRR en noviembre de 2011 en la
reunión que este celebrará en Yakarta. Tras la reunión del Grupo Consultivo, en el sitio web se publicará una
estrategia revisada junto con un documento en el que se explicará cómo se han abordado las cuestiones
planteadas durante las consultas al ultimar el documento de estrategia.
La consulta brindará a los interesados la oportunidad de debatir cómo GFDRR puede aprovechar y fortalecer las
actuales colaboraciones con la sociedad civil y, además, facilitar la participación de la sociedad civil en la reducción
de riesgos de desastre y la adaptación al cambio climático.
El GFDRR ruega a todos los interesados que visiten el sitio web de consulta en http://www.gfdrr.org/civilsociety
para examinar la propuesta de asociación y completar el cuestionario con el fin de hacer sus valiosas aportaciones.
3
Related documents