Download Descargar Anatema de Dios y la excomunión (12.4.2012)

Document related concepts

Sedevacantismo wikipedia, lookup

Iglesia católica wikipedia, lookup

Jerarquía de la Iglesia católica wikipedia, lookup

Cinco solas wikipedia, lookup

Iglesia greco-católica rusa wikipedia, lookup

Transcript
Conferencia Episcopal Checa
Anatema de Dios y la excomunión
(Respuesta al artículo de la Conferencia Episcopal Checa)
La mayor provocación en toda la historia, en relación a Dios, que perjudica a toda la Iglesia
Católica, ha sido la beatificación del apóstata y por tanto también del espíritu de Asís – el espíritu
del anticristo. El 1 de mayo de 2011, el papa trajo el anatema – la maldición de Dios – tanto sobre sí
mismo y sobre la Iglesia Católica. Ese mismo día, el Patriarcado Católico Bizantino se separó de la
traición del Vaticano con el fin de mantener la continuidad con la tradición ortodoxa de dos mil
años de la Iglesia Católica. Esta continuidad fue interrumpida por los Papas Juan Pablo II y
Benedicto XVI. Su doctrina nueva con el espíritu de la Nueva Era no tiene nada que ver con el
Evangelio, la doctrina apostólica o la tradición de los santos y mártires.
Del mismo modo toda la estructura apóstata de la jerarquía eclesiástica trajo el anatema de Dios
sobre la Iglesia Católica por su traición repetida. Dios declara de manera irrevocable a través del
Apóstol: “Mas aun si un ángel del cielo os anunciare otro evangelio, sea anatema” (Gal 1:8-9)
Este veredicto de Dios se refiere a todos los jerarcas sin excepción, que permanecieron en la unidad
con el ex-papa. El papa apóstata, ya no es cabeza de la Iglesia, sino más bien de un sistema
eclesiástico anticristiano que está bajo la maldición de Dios.
El hecho de que los apóstatas siguen en los puestos eclesiásticos, es un testimonio de la
impenitencia y desobediencia a Dios y a toda la tradición de la Iglesia Católica y causa
desconcierto entre los fieles. En relación con ellos, la denominación de “católica” debe
considerarse ilegítima.
Repetidos llamamientos, dirigidos al actual ex-Papa y a toda la estructura jerárquica, han sido la voz
profética, la voz de Dios. De esta manera, Dios llamaba a los pastores errantes hacia la plena
comunión con la doctrina católica y con la comunidad del Cuerpo Místico de Cristo. Sin embargo,
cada nuevo recurso ha demostrado, en cambio, su contumacia. Esta jerarquía ha demostrado que
tiene el mismo espíritu que la jerarquía que había crucificado a Cristo. En vez de volverse a Dios, se
ha unido con el sistema anti-cristiano, dirigido secretamente por las logias masónicas. Es por eso
que no dice nada sobre la ideología del homosexualismo, incorporada en el Tratado de Lisboa, que
destruye todos los valores morales, espirituales y cristianos. No dice nada sobre la desmoralización
y la demonización de los niños a través de los programas de la ONU. Sin embargo, esta jerarquía
apóstata impone sanciones por cualquier manifestación de la ortodoxia. La Congregación para la
Doctrina de la Fe, hoy en día no tiene absolutamente nada que ver con el asunto de la fe y la moral.
Todos los documentos expedidos por ella, por causa del anatema, no tienen ninguna fuerza (ver
Bulla de Paulo IV Cum ex Apostolatus Officio).
Ordenaciones episcopales de los actuales prelados del Vaticano y de los jerarcas apóstatas que se
encuentran en la unidad con ellos han perdido la gracia de Dios y todos los sacramentos
administrados por ellos son inválidos. En lugar de la bendición, traen maldición a los fieles (Ga 1:89). Ya no pueden válidamente ordenar sacerdotes y obispos, celebrar la Santa Misa o administrar
sacramento de la Penitencia. Sólo pueden válidamente enterrar a los fieles.
Cuatro más altos representantes del Vaticano de hoy (Benedicto XVI /Joseph Ratzinger/, el Card.
W. Levada, el Card. A. Sodano, el Card. T. Bertone) eran sido demandados en La Haya por
crímenes contra la humanidad. Ellos encubrían el abuso sexual de niños indefensos, cometidos por
prelados. Ahora, con su silencio, encubren el sistema de justicia de menores, que vende los niños a
la esclavitud sexual a los homosexuales o pedófilos, e incluso para el comercio de órganos.
Uno de ellos, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, ha emitido una excomunión
anacrónica y no válida, en contra de cuatro obispos ortodoxos Católicos de rito oriental. Estos
obispos están en la línea de sucesión apostólica y el 1 de mayo 2011, se separaron públicamente de
la jurisdicción del Vaticano apóstata. Las palabras del Papa Pablo IV confirman que todas las obras
de un hereje y todos los documentos emitidos por él carecen de fuerza (véase Cum Ex Apostolatus
Officio) se aplican, sobre todo, al cardenal herético W. Levada.
“Huimos de los herejes como de la gente incrédula, declarando un anatema en contra de ellos.”
(San Basilio el Grande)
Que los fieles oren por la jerarquía apóstata presente, para que reconociere sus errores y volvere a
la comunidad de el Cuerpo de Cristo.
Por la autoridad del ministerio apostólico y profético, el Patriarcado Católico Bizantino obliga a
todo sacerdote católico en conciencia y ante Dios a separarse de la jerarquía apóstata. Que deje de
conmemorar el nombre del ex Papa Benedicto XVI y del obispo apóstata en la Santa Misa.
Cada creyente está obligado, por la palabra o por escrito, llamar a su sacerdote para hacer tal paso.
En caso de que el sacerdote continuase en su unidad con el espíritu de la herejía y el espíritu de
Asís, los creyentes católicos están obligados a romper cada contacto con este sacerdote
apóstata.
“Si no os arrepentís, todos pereceréis.” (Lc 13:3) Cada cristiano dará cuenta de estas palabras de
Jesús en la hora de la muerte. Arrepentimiento hoy en día significa: la separación del sistema
anticristiano y su espíritu. Todos los que mueren en estado de impenitencia, serán condenados
para siempre junto con este sistema del anticristo.
+ Elías
Patriarca del Patriarcado Católico Bizantino
+ Metodio OSBMr
+ Timoteo OSBMr
Obispos Secretarios
Lvov (Ucrania), 12 de abril 2012
Copias a:
- Secretaría del Estado del Vaticano
- Oficinas Episcopales de la Iglesia Católica
- Patriarcas y Obispos de las Iglesias ortodoxas
- Representantes de otras Iglesias cristianas
- Los representantes de los estados cristianos
- Los miembros del Parlamento Europeo
- Medios de comunicación