Download 1 COMPARACIÓN, VIGENCIA Y OPINIÓN CRÍTICA DE MARX CON

Document related concepts

Antihumanismo wikipedia , lookup

Georges Sorel wikipedia , lookup

Friedrich Nietzsche wikipedia , lookup

Sobre verdad y mentira en sentido extramoral wikipedia , lookup

Anarquismo y Friedrich Nietzsche wikipedia , lookup

Transcript
COMPARACIÓN, VIGENCIA Y
OPINIÓN CRÍTICA DE MARX
CON NIETZSCHE (o viceversa)
Comparación
Si bien Karl Marx y Friedrich Nietzsche son contemporáneos la distancia
entre sus respectivas filosofías es inmensa. No obstante sí podemos
encontrar algunas concomitancias en determinados puntos.
Marx mantiene una concepción lineal de Historia, una concepción en la que
las diversas etapas de la historia económica hasta una etapa definitiva que
es el Comunismo. Esta concepción del devenir histórico estaba marcada
por serie de leyes del progreso histórico, inspiradas en Hegel. Por el
contrario en Nietzsche encontramos el regreso sobre la primitiva idea
griega de la circularidad histórica, propugnando el eterno retorno de todas
las cosas. En Nietzsche no hay progreso sino una vuelta inevitable sobre lo
mismo, pese a que no se tenga conciencia de ello.
Tanto en Marx como en Nietzsche podemos encontrar un anhelo
cientificista. Éste es mucho más persistente en Marx, que lo extiendo de las
Ciencias de la Naturaleza a las Ciencias Sociales. En Nietzsche la
valoración de la ciencia es, en ocasiones, ambivalente, pero sí hay una
estima notable hacia el adelanto científico y a las posibilidad que este
adelanto proporciona. Estrictamente Marx no tiene una teoría del
conocimiento, pero sí se encontraba en posiciones más empiristas que el
Idealismo anterior. Coincide Marx con Nietzsche; Nietzsche es el gran
vado de los sentidos como fuente original, primaria y auténticamente
verdadera del conocimiento.
La misma concepción de la Historia de Marx implica la existencia de un
ideal abstracto al que la Historia y la Humanidad han de acercarse.
Nietzsche consideraría que la interpretación marxiana de la Historia no es
más que una nueva proyección de los trasmundos platónicos en la sociedad
de su tiempo.
La sociedad en la visión marxiana se caracteriza por la lucha de clases. El
Proletariado llevará las autocontradicciones de la economía capitalista
hasta el punto en que este sistema sucumba. El Proletariado, explotado y
alienado por el capitalismo, tomará el poder y tras un periodo de transición,
destruirá todas las estructuras burguesas. En Nietzsche la clase obrero era
2
vista como un grupo resentido que, con su nueva religión, el socialismo,
quería doblegar a los héroes, a los reyes y poetas, es decir, a aquellos que
han decidido hacer el mundo según las posibilidades y no se han doblegado
a las circunstancias.
Marx tiene una conciencia social de los fenómenos humanos. Es decir,
todos los fenómenos que le suceden al ser humano son consecuencia de una
forma de organización que a su vez es deudora de la economía que la ha
producido. Por el contrario en Nietzsche la sociedad y la cultura no
depende tanto de una determinada distribución de la propiedad de los
medios de producción, sino de una gramática del poder que está inserta en
nuestro lenguaje y del que no nos hemos dado cuenta.
Ambos coinciden en ser “maestros de la sospecha”, entiendo por tales que
son pensadores que consideran que no sólo hay una diferencia entre la
realidad y la apariencia, sino que la apariencia o lo que se nos muestra es
así para producir un engaño. Si no examinamos cuidadosamente el mundo
que nos rodea, no sólo podemos confundirnos, sino que podemos ser
manipulados y usados contra nosotros mismos.
La sospecha en Marx se dirige a manifestar como el sistema capitalista
tiene toda una superestructura para que el obrero no descubra su alineación.
La sospecha en Nietzsche es aún más sutil, porque el sistema de engaño
está en el lenguaje y hay que romper los propios convencionalismos del
lenguaje en el que se ha crecido, para a través de la poesía recrear un
lenguaje donde la potencia esté sobre el acto de ser, donde lo permanente
no tenga valor frente a lo cambiante.
Vigencia de Marx (si el examen es de Marx)
La Filosofía de Karl Marx seguramente haya sido el pensamiento filosófico
que más ha influido en la Historia y cualquier aspecto de la vida social.
Tras el triunfo de la Revolución Bolchevique en Rusia (1917), el
nacimiento del primer estado socialista y la extensión de estos estados
después de la Segunda Guerra Mundial hizo que la Filosofía de Marx fuese
el principio organizador de la existencia de casi la mitad de la Humanidad.
Ciertamente la Filosofía de Marx aplicada en los países del “Socialismo
real” no era estrictamente la de Marx y la Engels, sino que era ésta pero
reelaborada y comentada por otros autores, primordialmente Lenin en el
ámbito europeo y Mao en el asiático. En las dos primeras décadas del siglo
XX, el movimiento socialista y obrero se dividió entre los que deseaban
seguir la línea soviética y los llamados “revisionistas” que propugnaban la
3
reforma de la sociedad burguesa, pero sin proceso revolucionario ni
destrucción de la democracia liberal.
El colapso del Comunismo a finales del siglo XX, la desaparición de la
Unión Soviética y de todo el Bloque del Este hizo que el pensamiento de
Marx fuera desacreditado por la caída de los regímenes que se
fundamentaban intelectualmente, en líneas generales, en este pensamiento.
Ello no quiere decir que el Marxismo haya desaparecido, pues ya había
sido reformulado durante la segunda parte del siglo XX en los países
occidentales. Actualmente pervive como método de análisis en autores de
corte sociológico, entre los que destaca el recientemente fallecido Pierre
Bourdieu. Para el pensamiento postmoderno el Marxismo es el último gran
metarrelato que ha tenido la Humanidad.
Vigencia de Nietzsche (si el examen es de Nietzsche)
Buena parte de la Filosofía del siglo XX es deudora del pensamiento
nietzscheano. Posiblemente el primer gran filósofo que se inspiró en
Nietzsche fuese Martín Heidegger, que le dedicó una extensa obra a
Nietzsche.
Nietzsche ha puesto la idea de que el lenguaje no es neutral cognoscitiva ni
ontológicamente. Desde Nietzsche el lenguaje ha dejado de ser un espejo
en el que la realidad se reflejaba de forma diáfana. El lenguaje nos
transmite una forma de la realidad que no coincide con la realidad. Desde
Nietzsche el pensamiento contemporáneo ha tenido la conciencia de que si
bien el lenguaje es inevitable, tiene su peligro. Por ello algunos pensadores,
como Heidegger y Zubiri, han recurrido a la construcción de un nuevo
lenguaje, a través de neologismos, para no caer en las trampas que la
tradición ha puesto en el lenguaje.
Nietzsche se ha convertido en un referente para el pensamiento
postmoderno, si entendemos por tal tanto el de inspiración del postestructuralismo francés como el que nace en Gianni Vattimo. El
pensamiento postmoderno lucha denodadamente contra las concepciones
en las que prima el acto del ser sobre la potencia, lo permanente sobre lo
mutable, lo conceptual sobre el proceso, en definitiva, la coseidad y la
reificación. El pensamiento postmoderno no lo hace únicamente por
imperativo intelectual, sino porque mantiene que la Postmodernidad es una
condición, en palabras de Lyotard, que encontré en Nietzsche su primer
descubridor.
4
En aspectos morales las reflexiones de Nietzsche sobre que la moral lo que
busca es la exaltación del resentimiento y la generalización de una moral de
esclavos ha sido recogida positivamente por numerosos pensadores. La
moral post-nietzscheada no debería buscar la imposición de una escala
menor de valores, sino de una escala superior, de unos riesgos en la vida,
rechazando una moral de la humildad, del retraimiento y del silencio.
Related documents
universidades de andalucía - Facultad de Ciencias Sociales de Melilla
universidades de andalucía - Facultad de Ciencias Sociales de Melilla