Download La UCR en los Medios 25-4-11 DyN ELECCIONES

Document related concepts

Margarita Stolbizer wikipedia, lookup

Ernesto Sanz wikipedia, lookup

Horacio Massaccesi wikipedia, lookup

Transcript
La UCR en los Medios
25-4-11
 DyN
ELECCIONES-MATUTINOS
MAS DISGRACION EN OPOSICION: STOLBIZER, CERCA DE ROMPER CON ALFONSIN. RELACION EN EL
PF, "CORTADA"
BUENOS AIRES, abr 24 (DyN) - La disgregación en la oposición se profundizó hoy al confirmar la diputada y jefa
de GEN, Margarita Stolbizer, que abandonará la alianza con el radicalismo si su precandidato presidencial Ricardo
Alfonsín acuerda con el postulante a ocupar la gobernación bonaerense de Unión Celeste y Blanco, el peronista
Francisco De Narváez.
Stolbizer estimó que "es bastante probable" que se concrete ese pacto electoral, al que definió como una "opción
de derecha", y argumentó que la cúpula de la Unión Cívica Radical (UCR) tiene una "visión pragmática" y quiere
sumar los "dos millones de votos" que puede "traccionar" el empresario.
En tanto, el ex presidente Eduardo Duhalde admitió que la relación interna en el Peronismo Federal (PF) quedó
algo "cortada" luego de que se suspendieran con escándalo los comicios en los que enfrentaba al gobernador de
San Luis, Alberto Rodríguez Saá, para definir un candidato presidencial de ese espacio político.
"No vamos a estar ahí", ratificó por su parte Stolbizer al ser consultada sobre la posición que adoptará Generación
para un Encuentro Nacional (GEN) si Alfonsín cierra un acuerdo con De Narváez y consideró que, en ese caso, el
radical escogerá "una opción de derecha".
La diputada nacional, en declaraciones a radio Mitre, opinó que "es bastante probable que eso ocurra porque hay
una visión pragmática" en la cúpula de la UCR y estimó que esa conducción partidaria cree que "De Narváez le
aporta dos millones de votos a Alfonsín en su carrera presidencial".
"Hay necesidad de construir en Argentina una nueva alternativa política que se piense desde una perspectiva
honestamente progresista, porque no hay que dejarle, en esta unidad con los sectores más conservadores, las
banderas progresistas a (la presidenta) Cristina (Fernández)", buscó diferenciarse Stolbizer.
Dijo que, en esa línea, están sus aliados de Proyecto Sur, el Partido Socialista, Libres del Sur y Encuentro Popular.
Por otra parte, Duhalde reconoció que "la relación" quedó "cortada" en la conducción del PF, tras la suspensión de
los comicios internos para elegir un candidato presidencial que el mismo ex presidente calificó como "papelón".
"Me disgustó mucho el cambio de reglas tres días antes de las elecciones", reiteró el también ex gobernador
bonaerense, al insistir con su denuncia de modificación de lo acordado por parte de su rival, Rodríguez Saá, y el
hermano del mandatario puntano, el senador Adolfo Rodríguez Saá, integrante de la mesa coordinadora nacional
del espacio.
Duhalde completó: "Ese día, ingresó también un pedido de nulidad de las elecciones de la semana anterior. Me
parece que no están acostumbrados a perder".
"Esto nos costó mucho a todos, es un costo muy alto", admitió el ex presidente en declaraciones a radio 10, al
evaluar su decisión de promover la suspensión de los comicios internos por las presuntas irregularidades.
 Ambito Web
GEN de Stolbizer en alarma frente a contactos del radicalismo con De Narváez
PJ ANTI-K CONGELA DIÁLOGO ENTRE LA UCR Y SUS SOCIOS
La Unión Cívica Radical entró en un laberinto político del que no logra salir. El acercamiento a un sector
bonaerense del Peronismo Federal disparó una crisis con los socios del frente progresista del Acuerdo Cívico y
Social, quienes ayer advirtieron que congelan todo tipo de negociaciones electorales con el centenario partido.
Fue la diputada y titular del GEN, Margarita Stolbizer, la encargada de asegurar que las negociaciones con el
candidato presidencial de la UCR, Ricardo Alfonsín, están en suspenso y recalcó que no se unirá a los radicales si
eligen a la derecha y pactan en Buenos Aires con Francisco de Narváez. El dilema radical es cada vez más
profundo: no logra hacer pie en la provincia de Buenos Aires, principal distrito electoral del país, ni con el
panradicalismo ni tampoco con el denarvaismo, agrupación que sigue priorizando un acuerdo electoral con el PRO
de Mauricio Macri.
Así Alfonsín parece haber quedado de rehén de la indefinición del jefe de Gobierno porteño, Macri no resuelve aún
si buscará la reelección en la Capital Federal o si se arriesgará en una campaña presidencial donde sus principales
aliados, el Peronismo Federal, acaban de implosionar en una frustrada interna adelantada entre Eduardo Duhalde y
Alberto Rodríguez Saá.
«No estaré con Alfonsín si elige a la derecha y a los dos millones de votos de De Narváez», resaltó la líder del
GEN, quien al igual que el titular de la Unión Celeste y Blanco, aspira a competir por la gobernación bonaerense en
octubre próximo. Stolbizer también cuestionó al titular de la UCR, Ángel Rozas, y a la cúpula del partido, al
considerar que tienen una visión pragmática y quieren sumar los «dos millones de votos» que puede traccionar el
peronista disidente en la provincia. En ese sentido, dijo que no quiere tener nada que ver con un partido que sella
acuerdos con cualquiera y enfatizó: «No vamos a estar ahí».
En declaraciones radiales, señaló que las charlas entre el radicalismo y el entorno de De Narváez no están lo
suficientemente avanzadas ni descartadas, pero aclaró que para ella la cercanía a De Narváez representa una
condición a la hora de cerrar acuerdos. «Hay que despejar cualquier duda respecto de que el radicalismo pudiera
hacer un acuerdo con el Peronismo Federal o con el partido de De Narváez», reclamó la diputada nacional.
Al respecto, agregó: «Pusimos en suspenso nuestras conversaciones hasta tanto el radicalismo tomara una
decisión, pero estamos a la espera de eso ya que para nosotros es una condición». En ese sentido, la diputada se
quejó porque el espacio de De Narváez «en cualquier acuerdo pone como condición que él sea el único
candidato».
«Tanto De Narváez como nosotros no quisimos colectora, pero la condición es que él es el único candidato a
gobernador; por lo tanto, para nosotros como para ellos eso es una cuestión imposible de resolver de esa manera»,
aseguró la legisladora.
Sobre la posible unión con el peronista disidente, Stolbizer aclaró que todavía no tiene la certeza de que sus
aliados vayan en la provincia de Buenos Aires con el radicalismo. «Que el presidente del partido (Rozas) diga:
Nosotros vamos a hacer colectora con De Narváez o con Juan Pérez es un poco mucho para nosotros; esto de
aliarse con un partido que nos dice: Voy con cualquiera para nosotros ha sido una alarma. No tenemos la misma
sensación con respecto al radicalismo de la provincia de Buenos Aires», subrayó.
Más allá del descontento por las especulaciones electorales, Stolbizer señaló que todavía «falta para poder cerrar
una única opción electoral con el radicalismo, el socialismo, Proyecto Sur, Libres del Sur y Encuentro Popular». A la
vez, la diputada se refirió a su candidatura: «Si este frente se armara con todos los componentes que aspiramos,
así como decimos Pino Solanas va a asegurar el proyecto progresista en la Ciudad de Buenos Aires, si en esas
condiciones fuera necesario que yo fuera en la provincia, seguro iría.
ALFONSÍN DEJA ANDAR PERO RECELA PACTO
Ricardo Alfonsín evita un rechazo explícito. Lo hizo antes en referencia a Mauricio Macri y no quiere, ahora,
repetirlo respecto de un acuerdo con Francisco de Narváez. Sin embargo, esa posibilidad está atada a múltiples
variables que, en general, escapan a su decisión.
Hasta el momento, avisa el candidato radical, no hubo ninguna conversación efectiva y concreta sobre un acuerdo
con De Narváez. Admite contactos informales entre laderos en la órbita del Congreso pero se trató, asegura, de
conversaciones ocasionales.
Expone un argumento: cualquier eventual negociación con el diputado y candidato a gobernador bonaerense está
supeditada a que Macri desista de la competencia nacional y se repliegue como candidato porteño, tal como le
sugiere un pelotón de referentes del PRO.
Si el jefe de Gobierno porteño no da ese paso, Alfonsín considera prácticamente imposible que se pueda avanzar
en conversaciones con De Narváez. Interpreta que, con Macri jugado a la presidencial, el bonaerense derivará
tarde o temprano en un pacto con el PRO.
Por esa razón, al margen de que -jura y perjura- no autorizó contactos con el denarvaísmo, Alfonsín se muestra
cauteloso. Quiere gambetear la posibilidad de que el inicio de charlas se frustre luego o que, más probable, De
Narvaez lo «use» para negociar mejor con Macri.
En esos términos, el radicalismo sospecha que un movimiento prematuro puede ser crítico: estorbar la relación
política con el socialismo y con el GEN de Margarita Stoblizer, y además derivar en una negociación sin futuro
porque, asume, Macri y De Narvaez tienen una tendencia natural a aliarse.
Por ese motivo no quiere siquiera explorar variables sobre cómo podría, llegado el caso, cerrarse un acuerdo con
Unión Celeste y Blanco. La idea de una colectora o una boleta compartida, o la posibilidad de que sea su único
candidato en la provincia.
Eso, en rigor, está ligado a una (y quizá jamás abordada) segunda etapa. Porque, además, Alfonsín mandó a sus
referentes a avisarle a sus socios históricos, el GEN y el socialismo, que antes de entablar un vínculo con De
Narváez, pedirá sus opiniones al respecto.
Es pura retórica: tanto Stolbizer como la versión bonaerense del PS avisaron que están a una distancia abismal del
diputado por lo que rechazarán cualquier posible acuerdo. Alfonsín afirma que si tiene que elegir entre ambos,
optará por sus socios de siempre.
En cierto modo, De Narváez le sirve al radicalismo para que Stolbizer termine de mostrar sus cartas, abandone su
jugueteo sobre una eventual candidatura nacional -vice presidente o senadora- y se lance definitivamente como la
postulante del panradicalismo a la gobernación.
La jefa del GEN demora esa definición a pesar de que le trajo costos: perdió presencia y en las encuestas aparece
casi al mismo nivel que Martín Sabbatella y varios puntos abajo de De Narváez.
Alfonsín dice no entender esa indefinición de Stolbizer ya que, admite, es la mejor -él se autoexcluye- figura radical
en la provincia. La referente expone, ante los suyos, temores menores: que si anticipa su juego, la UCR avanzará
sobre sus espacios. Los vaivenes con De Narváez se convierten, por eso, en una herramienta para presionar.
SANZ AGUARDA QUE LA UCR NEGOCIE PARA BAJARSE
En las antípodas del socialismo y el GEN, Ernesto Sanz está en otra espera: si le confirman que habrá acuerdo
entre Ricardo Alfonsín y Francisco de Narváez, o incluso algún acercamiento con Mauricio Macri, terminará
acelerando su renuncia a la carrera presidencial.
El mendocino pasó la Semana Santa en su tierra y hoy llegará a Buenos Aires. Con perfil más bajo, seguirá en
reuniones reservadas con dirigentes de la UCR, pero esperando la señal que le envíe el alfonsinismo de encauzar
la negociación de alguna de las alianzas que él proclamó como imprescindibles para avanzar hacia octubre. «Si
eso pasa, se baja en menos de 10 días», dicen en el radicalismo.
Puesta en escena
En el alfonsinismo, los planes están un poco más acelerados. La semana pasada, el Comité Nacional, tomado ya
absolutamente por la carrera presidencial de Alfonsín, armó toda la puesta en escena para la incorporación de Julio
Cobos a esa campaña.
De hecho, ese día le dieron dos lugares en la comisión que negociará acuerdos con otras fuerzas y en los equipos
técnicos.
Al mismo tiempo, comenzaron a negociar en la interna mendocina el primer lugar en la lista de diputados
nacionales para el vicepresidente.
Ese mismo esquema están pensando para Sanz, a quien algunos integrantes de la mesa de conducción del
radicalismo ya le reservaron turno esta semana para el renunciamiento que unifique definitivamente la campaña
detrás de Alfonsín.
COMENTARIOS POLÍTICOS DEL FIN DE SEMANA
VAN DER KOOY, EDUARDO.
Clarín. El cuento de la buena pipa en esta columna dominical. Que Cristina de Kirchner no da señales sobre su
futuro político. Que Daniel Scioli está pendiente de los indicios discursivos de la Presidente. Y que las colectoras
complican la reelección del gobernador bonaerense y enchastran el mapa institucional en la Argentina.
Esta tensión Cristina-Scioli desnuda las diferencias en el gabinete kirchnerista. El secretario de legal y técnica,
Carlos Zannini, salió fortalecido al diagramar el esquema de colectoras en el despacho presidencial. El ministro de
Planificación, Julio De Vido, quedó mal parado luego de prometerles a los intendentes del conurbano que no se
preocuparan por las listas de adhesión. El resultado fue el ascenso de Martín Sabbatella, quien será colectora de
Cristina y rechaza las presiones del PJ de la provincia de Buenos Aires para incluir peronistas en las listas de
candidatos a legisladores. Para colmo, recibió el apoyo de otra ministra, Nilda Garré, enfrentada con el jefe de
Gabinete, Aníbal Fernández, espada del peronismo bonaerense.
Scioli, mientras tanto, hace gala de su capacidad de negación. No se hace cargo de las críticas kirchneristas por su
política de seguridad y vuelca cada vez más policías a las calles. Pero Cristina no cede. A la incómoda presencia
de Sabbatella en Buenos Aires sumó la semana pasada el lanzamiento estelar en el Luna Park del ministro de
Agricultura, Julián Domínguez, «un dirigente de Buenos Aires (Chacabuco), con llegada en su juventud a los
sectores conservadores de la Iglesia, que hizo carrera alrededor de Eduardo Duhalde».
Parte de ese instinto por el pragmatismo político en cualquier distrito y en cualquier momento explica en parte el
avance del Gobierno frente a los sectores antikirchneristas. Al decir del columnista, «el kirchnerismo ha transado
con Carlos Menem, Ramón Saadi, Alberto Kohan, José Luis Manzano y Roberto Dromi, entre tantos. La oposición
se desangra, en cambio, con la intransigencia de Ricardo Alfonsín, de Elisa Carrió o de Pino Solanas para
establecer acuerdos».
El premio a Domínguez, quien mantiene anestesiado el conflicto con el campo, sería también una señal de alarma
para ministros como Florencio Randazzo o intendentes como Sergio Mazza, quien todavía mantiene alguna
esperanza electoral en relación con la gobernación o, al menos, la vicegobernación del oficialismo.
Todo el descalabro político del kirchnerismo es posible sólo gracias a la atomización opositora que no permite
amenazar las estrategias de la Casa Rosada. Mauricio Macri duda, el Peronismo Federal se desintegra y Ricardo
Alfonsín no logra cerrar un frente progresista.
MORALES SOLÁ, JOAQUÍN.
La Nación. Arranca el cronista abusando como nunca de su estilo preguntón ya en el título de su análisis: ¿El final
del modelo kirchnerista? Para responderse esa duda emprende con el ciego rechazo del kirchnerismo a Mario
Vargas Llosa. Ni la liber-tad para expresarse es compatible con un Estado que esconde más que lo que muestra ni
las columnas del canonizado modelo están ya en pie, afirma. Acepta que Cris-tina de Kirchner esté me-jor que
nunca en las encuestas y dice que de to-dos modos su Gobierno está dejando atrás muchas de las políticas instauradas durante la administración de su marido. Como ejemplo pone el discurso del ministro de Educación de la
Nación, Alberto Sileoni, donde confundió la justicia con la libertad o, dicho de otro modo, consideró saldada la
libertad en tanto exista la justicia social y que en esa confusión no hay contradicción entre los dos Kirchner como
que esa supuesta incompatibilidad entre dos conceptos esenciales para las personas acompaña al peronismo
desde que el peronismo existe. Agrega que otra aceptación implícita de realidades negadas fue la fijación del techo
del aumento salarial de este año en un 24%, que implica que el INDEC dice cualquier cosa menos la verdad.
Néstor Kirchner solía decir que su vic-torioso modelo se asentaba en cinco columnas inmodificables: superávit
fiscal, superávit de la balanza comercial, tipo de cambio competitivo, inflación baja y desen-deudamiento, sostiene
el redactor y dice que va quedando muy poco de todo eso;
la mejor prueba de que la economía está dando síntomas de alerta desde hace mu-cho tiempo es que durante el
período de Cristina de Kirchner se fugaron del país 60.000 millones de dólares, según una medición del economista
del PRO Carlos Melconian. Así llega el columnista a las medidas del Gobierno con las empresas que le pidieron
préstamos al antiguo sistema privado de seguridad y ahora le de-ben al Estado kirchnerista. Más directores
estatales no significarán más poder de decisión en las empresas, pero sí más po-der de presión para que las
utilidades no se deriven a la inversión, sino al financiamiento de un Estado deficitario, sostiene, y afirma que ése es
el objetivo, más allá de las provocaciones que formuló uno de los cofrades de La Cámpora, Axel Ki-cillof, que
motivó el escándalo entre el
Gobierno y la empresa Techint, adonde quiere recalar el joven kirchnerista. Habla del tipo de cambio y de la
inflación y entonces deduce comprensible que los gendarmes del kirchnerismo hayan llegado a practicar hasta el
macartismo para tapar las grietas del modelo. La arrogancia aduanera de Moreno, la presión sobre las empresas
privadas y la censura explícita a los economistas bosquejan otro modelo, económico y político. Lo están
construyendo a los tumbos, porque ni ellos saben hacia dónde van, finaliza.
 Clarín
DUHALDE INSISTE CON UN FRENTE, PERO YA NO CUENTA A LA UCR
El ex presidente cuestionó a los radicales por sus reparos contra Macri.
A pesar de que hoy se reúne la conducción del Peronismo Federal para definir el destino de las fracasadas internas
partidarias, el precandidato presidencial Eduardo Duhalde reconoció ayer que ya trabaja en un nuevo armado para
las próximas elecciones. Después de su polémica separación política de Alberto Rodríguez Saá, con quien
competía por la candidatura en el justicialismo disidente, Duhalde dijo en Radio 10 : “Estoy trabajando para asumir
esta semana la presidencia que me han ofrecido de Unión Popular, y comenzaría a afirmar un frente con los
partidos políticos que hemos estado trabajando desde hace tiempo”.
¿Y las internas suspendidas?, le preguntaron. “Yo no puedo parar, si tienen que haber elecciones las habrá, pero
yo estoy trabajando porque no hay tiempo que perder”, respondió.
Esa definición se conocerá hoy cuando se reúna la mesa coordinadora del Peronismo Federal integrada por Adolfo
Rodríguez Saá, Ramón Puerta y Juan Carlos Romero. Ellos decidirán el destino del proceso electoral que terminó
en escándalo cuando Duhalde se bajó de la tercera ronda de internas en Santiago del Estero, Tucumán y
Catamarca por considerar que no estaban garantizadas las condiciones. “Me disgustó mucho --explicó ayer-- el
cambio de reglas antes de las elecciones. Ese día también ingresó un pedido para pedir la nulidad de las
elecciones de la semana anterior que realmente habían sido transparentes”.
El plan actual de Duhalde es superar la convocatoria a un acuerdo programático del arco opositor lanzada por
Mauricio Macri y proponer algo aún más abarcador : “Una mesa para hacer políticas de Estado que, gane quien
gane de la oposición, se comprometa a llevarlas adelante en un acto solemne que tiene que hacerse”. Sobre la
posibilidad de que la UCR participe del frente, el precandidato consideró que no puede incluirlos “porque han
expresado la voluntad de no hacerlo”. Además, dijo que la UCR “se equivoca” al no aceptar aliarse con Mauricio
Macri. “Nos encontramos --opinó Duhalde-- con estas cosas que tienen que ver con la poca vocación e instinto de
poder que tiene un partido histórico cuando fíjese que el oficialismo no le hace asco a nada”.
Las propuestas de Duhalde parecieron debilitarse antes de terminar la entrevista radial cuando se mostró pesimista
porque “la oposición no está madura para buscar acuerdos importantes”.
EN PLENA CAMPAÑA, LA OPOSICIÓN SE OBSESIONA CON LA PUBLICIDAD OFICIAL
25/04/11 Buscan que se modifique la reglamentación, de cara a las internas y la elección general.
Por Alejandro Alfie
Los opositores denuncian que, en términos de propaganda electoral, habrá una gran desigualdad entre los
candidatos del Gobierno y los del resto de los partidos políticos . La nueva reglamentación permite que haya
publicidad oficial durante casi toda la campaña electoral, mientras los candidatos opositores deben conformarse
con los pocos minutos que les otorgue en forma gratuita el Ministerio del Interior.
La oposición suma preocupación y planteó diferentes alternativas para modificar desde el Congreso la
reglamentación. El más duro fue el diputado Oscar Aguad (UCR), candidato a gobernador en Córdoba, quien
impulsó un proyecto para modificar el Código Penal y sancionar con “prisión” a los funcionarios que usen la
publicidad oficial “con fines electorales”.
El resto de los legisladores propuso suspender la publicidad oficial durante la campaña o presentarse a la Justicia
para poder contratar publicidad en radio y TV.
La senadora María Eugenia Estenssoro (Coalición Cívica) impulsa un proyecto de ley para “suspender” la pauta
oficial desde 90 días antes de las elecciones generales , para incluir también las internas.
En Diputados hay un proyecto similar, del denarvaísta Gustavo Ferrari, aunque restringe en 35 días la pauta oficial
en campaña.
Silvana Giúdici (UCR) insiste en sancionar una ley que regule la publicidad oficial, para que no sea una
“herramienta electoral”, no se pase en los últimos 30 días de campaña y para que un organismo autónomo la
distribuya con criterios claros y equitativos. Mientras que el GEN pidió la preferencia para que en la próxima sesión
se trate ese proyecto, que tiene dictamen de varias comisiones y un amplio consenso de la oposición.
Pero en el PRO afirmaron que es casi imposible hacer esa sesión y sancionar una ley este año sin el kirchnerismo,
porque “no dan los números”, dijo la diputada Laura Alonso. Lo mejor sería una “acción judicial” para modificar la
reglamentación, pues el actual esquema es “absolutamente perverso . El Gobierno tiene libertad total para hacer
publicidad oficial”, mientras los partidos no pueden pagar avisos en radio y TV.
“Habría que presentarse a la Justicia, para que los partidos puedan contratar publicidad si tienen dinero para
hacerlo” , sostuvo Alonso.
En cambio, la diputada Alcira Argumedo (Proyecto Sur) consideró razonable prohibir que los candidatos contraten
publicidad en los medios. “Esto va a evitar que dos niños ricos, como De Narváez y Macri, puedan utilizar fondos
privados como hizo De Narváez en 2009, con una inversión en publicidad descomunal”. De todos modos,
Argumedo añadió que el oficialismo, con el uso que hace “de la publicidad oficial, los medios oficiales y el
amigopolio, trampea sistemáticamente para acomodar las reglas de juego a aquello que le conviene para ganar”.
También para el diputado socialista Roy Cortina, “el Gobierno recurre a un discurso progresista, como la
distribución equitativa de espacios entre las distintas fuerzas políticas, pero lo bastardea en su aplicación práctica”.
STOLBIZER CONDICIONA UN ACUERDO CON ALFONSÍN: DE NARVÁEZ O ELLA
Las negociaciones entre la UCR y el GEN para formar un frente electoral se congelaron de manera sorpresiva.
Margarita Stolbizer y su gente anunciaron que esperarán a que el radicalismo defina qué posición adoptará ante la
posibilidad de que Francisco De Narváez respalde en la provincia de Buenos Aires, a través de una lista de
adhesión, la candidatura presidencial de Raúl Alfonsín.
“Pusimos en suspenso nuestras conversaciones hasta tanto el radicalismo tome una decisión. Estamos a la espera
de eso ya que para nosotros es una condición”, fundamentó ayer la líder del GEN, en declaraciones a radio La Red
.
El diputado del GEN Gerardo Milman agregó: “Nosotros dejamos en libertad a los radicales para que discutan el
tema y una vez que lo definan veremos qué posición adoptamos”.
En los últimos días, y como adelantó Clarín , crecieron las chances de algún tipo de acuerdo electoral en la
Provincia entre la UCR y el diputado del peronismo disidente Francisco De Narváez. Esas posibilidades crecerían
aún más si Mauricio Macri desiste de ser candidato a presidente y De Narváez se queda huérfano de un referente a
nivel nacional. “Si nos quieren acompañar por nuestro programa o porque nos consideran los menos malos, ¿por
qué les vamos a decir que no?”, reconoció el propio Alfonsín.
Aunque oficialmente se lo negó, ya hubo conversaciones entre operadores de Alfonsín y De Narváez para intentar
avanzar en un armado electoral que resulte útil a ambos sectores . La condición que pone el diputado bonaerense
es que él sea el único candidato a gobernador.
Ayer, Stolbizer recordó: “Tanto De Narváez como nosotros no quisimos colectoras, pero la condición es que él es el
único candidato a gobernador, por lo tanto para nosotros eso es una cuestión imposible de resolver de esa
manera”.
La diputada también se quejó de las recientes declaraciones de Angel Rozas, titular de la UCR: “Que diga que
vamos a hacer colectora con De Narváez o con Juan Pérez es un poco mucho para nosotros . Esto de aliarse con
un partido que nos dice ‘voy con cualquiera’, para nosotros ha sido una alarma”.
Stolbizer planteó, además, que se debe “despejar cualquier duda respecto que el radicalismo pudiera hacer un
acuerdo con el Peronismo Federal o con el partido de De Narváez. Para nosotros eso es una condición”.
También se refirió a las dificultades de armar una única opción de centroizquierda (UCR, Proyecto Sur, GEN y
socialistas). En caso de que se lograse un frente entre esas fuerzas, la diputada dijo: “Si fuera necesario que yo
fuera (de candidata a gobernadora) en la Provincia, iría”. Aunque también aclaró que podría no ser candidata y
mantenerse prescindente.
 Infobae
LA UCR CONSULTARÁ A SUS ALIADOS EN CASO DE UN ACUERDO CON DE NARVÁEZ
El presidente de la UCR bonaerense, el alfonsinista Miguel Bazze, señaló que "si hay una propuesta formal de
Francisco de Narváez" para respaldar la candidatura de Ricardo Alfonsín "la analizaremos en conjunto con el GEN
y el socialismo"
En diálogo con Télam, Bazze salió al cruce de las declaraciones de Margarita Stolbizer, quien hoy anunció que las
conversaciones con la UCR para armar un frente electoral estaban suspendidas hasta tanto el radicalismo defina
su postura respecto a un acuerdo con el referente del Peronismo Federal.
"Por ahora son hipótesis", sostuvo Bazze y añadió que "no hemos recibido ninguna propuesta formal por parte de
De Narváez".
Sin embargo, planteó un panorama que podría acercar posiciones entre la UCR y el peronismo disidente.
En ese sentido, dijo que "si Mauricio Macri se presenta como candidato a la presidencia, seguramente el Peronismo
Federal se encolumnará detrás suyo; pero si decide presentarse a la jefatura de gobierno de la ciudad es posible
que sectores de ese peronismo apoyen otras fórmulas presidenciales".
Al respecto, dijo que "en ese caso se analizarán las propuestas y no vamos a hacerlo sólo por nuestra cuenta, sino
consultando a nuestros aliados del GEN y el socialismo".
PARA JULIO COBOS, SI HOY FUESEN LAS ELECCIONES "LAS GANA CRISTINA KIRCHNER"
24-4-11
Así lo remarcó el Vicepresidente en caso de que los comicios presidenciales se realizaran en esta fecha. De todas
maneras, aclaró que todo puede cambiar porque este país "es muy ciclotímico y la política es muy dinámica"
El vicepresidente Julio Cobos admitió que si las elecciones presidenciales se concretaran hoy, la victoria sería para
Cristina Kirchner.
"Hoy las elecciones las gana Cristina, si bien hay que ver qué ocurre más adelante ya que este país es muy
ciclotímico y la política es muy dinámica", afirmó Cobos en un reportaje publicado ayer por El diario de la República
desde San Luis.
Por otra parte, el funcionario volvió a cuestionar la decisión de la UCR de proclamar candidato presidencial a
Ricardo Alfonsín, pero advirtió que "respeta" la medida y "mira para adelante".
"El partido definió a un candidato que no era oficial ni orgánico ya que la resolución solo dice candidato", sostuvo y
opinó también que "hay incertidumbre" respecto a lo que ocurrirá no sólo en el radicalismo sino en el resto de las
fuerzas políticas de cara a octubre.
"El radicalismo tiene algunos aliados pero dependerá de lo que ocurra con Hermes Binner el 22 de mayo" dijo, y
explicó que "si el gobernador de Santa Fe gana y Pino Solanas va a la ciudad de Buenos Aires, entonces Binner
puede convertirse en el referente del Proyecto Sur y ahí no sé si Margarita Stolbitzer, el socialismo y el Proyecto
Sur formarían una alianza".
Sobre el PRO, advirtió que "Mauricio Macri está con dudas" sobre si competir en la Ciudad nuevamente o en la
Nación y respecto al Peronismo Federal, sostuvo que "es una incertidumbre" ya que "no se sabe cómo van a definir
su interna Alberto Rodríguez Saá y Eduardo Duhalde".
STOLBIZER RATIFICA QUE NO RESPALDARÁ A ALFONSÍN SI ACUERDA CON DE NARVÁEZ
La jefa del GEN confirmó que abandonará la alianza con el radicalismo si su precandidato presidencial acuerda con
el referente del PJ disidente en la provincia de Buenos Aires, a quien calificó como una "opción de derecha"
La diputada nacional y jefa de GEN, Margarita Stolbizer, confirmó hoy que abandonará la alianza con el radicalismo
si su precandidato presidencial Ricardo Alfonsín elige una "opción de derecha" y acuerda con el postulante a
ocupar la gobernación bonaerense de Unión Celeste y Blanco (UCyB), el peronista Francisco De Narváez.
Además, estimó que "es bastante probable" que Alfonsín concrete ese pacto electoral, al considerar que la cúpula
de la Unión CívicaRadical (UCR) tiene una "visión pragmática" y quiere sumar los "dos millones de votos" que
puede "traccionar" el precandidato de UCyB.
"No vamos a estar ahí", ratificó Stolbizer al ser consultada sobre la posición que adoptará Generación para un
Encuentro Nacional (GEN) si Alfonsín cierra un acuerdo con el empresario y consideró que, en ese caso, el radical
escogerá "una opción de derecha".
La diputada nacional, en declaraciones radiales, opinó que "es bastante probable que eso ocurra porque hay una
visión pragmática" en la cúpula dela UCR y estimó que esa conducción partidaria cree que "De Narváez le aporta
dos millones de votos a Alfonsín en su carrera presidencial".
"Hay necesidad de construir en Argentina una nueva alternativa política que se piense desde una perspectiva
honestamente progresista, porque no hay que dejarle, en esta unidad con los sectores más conservadores, las
banderas progresistas a (la presidenta) Cristina (Fernández)", buscó diferenciarse Stolbizer.
Dijo que, en esa línea, están sus aliados de Proyecto Sur, el Partido Socialista, Libres del Sur y Encuentro Popular.
BINNER: "NO ME QUITA EL SUEÑO LA CANDIDATURA PRESIDENCIAL, YA ESTOY HECHO"
El mandatario santafesino le bajó el tono a sus aspiraciones en octubre. Afirmó que si en su provincia hubiera
reelección "estaría de cabeza ahí", y negó que haya tenido contactos con la UCR o Proyecto Sur para armar un
frente electoral
El gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, dejó abierta la posibilidad de no presentarse como candidato en las
próximas elecciones de octubre, al afirmar que una posible candidatura presidencial no lo desvela. "No me quita el
sueño, yo estoy hecho ya", aseguró en declaraciones a un matutino porteño.
Binner, quien culminará su mandato provincial, afirmó también que si la constitución se lo permitiría, no dudaría en
buscar la reelección. "Si hubiera reelección en Santa Fe, estaría de cabeza ahí", afirmó contundente.
Además, dejó en claro que los ofrecimientos para formar un frente electoral que hacen casi a diario integrantes dela
UCR o Proyecto Sur, no pasan de algo mediático. "Nunca hemos charlado de ese tema. Hubo manifestaciones en
los medios, pero nunca una conversación sobre una propuesta nacional. Creemos que antes que postular
candidatos tenemos que plantear el cómo: cómo hacemos para quela Argentinacambie", dijo.
"Hay que buscar, a través de pasar del qué al cómo, la fortaleza para cambiar el país. Tenemos varias experiencias
que no podemos dejar de analizar si no queremos repetir errores. No es que no hayamos tenido oportunidades,
sino que fueron mal usadas. Creer que son más importantes los nombres que el programa fue lo que pasó conla
Alianza", aseguró el santafesino.
Al ser consultado por su futuro político, Binner incluso deja una ventana abierta a un posible retiro. "Yo he pasado
por todo en la vida: fui director de hospital, secretario de salud pública, concejal, intendente, diputado nacional,
gobernador. Me siento bastante realizado. Digo, llegar a un lugar para que después no tengamos una respuesta
concreta? Sin programa no voy a estar. Vendrán otros", aseveró.
 La Nación
El escenario
ALFONSÍN Y MACRI, O CÓMO HACER PARA SALVAR A LA OPOSICIÓN
Carlos Pagni
LA NACION
Para muchísimos observadores, argentinos y extranjeros, el Gobierno es una calamidad. Aun así, en términos de
densidad conceptual y capacidad organizativa, la oposición es peor. Sus protagonistas se ponen la soga al cuello
con reglas de juego fijadas por ellos mismos; cualquier caudillejo se postula para la presidencia de la República; las
alianzas duran lo que la luz de un fósforo, sin que alguien explique los motivos de la ruptura ni de la reconciliación.
Teatro del absurdo.
Sería una ingenuidad atribuir esos desatinos a la impericia o la mala fe. En realidad, los adversarios del Gobierno
carecen del instrumental necesario para alcanzar sus objetivos. Las peripecias individuales, tan llamativas en su
patetismo, distraen del problema central: la dificultad para formular un proyecto de poder sin antes haber
reconstruido el entramado político capaz de sostenerlo. Mauricio Macri, Ricardo Alfonsín, Francisco de Narváez,
Alberto Rodríguez Saá, Eduardo Duhalde, Ernesto Sanz, Elisa Carrió, Felipe Solá, Pino Solanas y Margarita
Stolbizer levantan sus pequeños castillos de arena sobre los escombros de un orden que se derrumbó en el año
2001. Intentan reemplazar con martingalas electorales la falta de estructuración y la indigencia programática que
corroe sus empeños. La persistencia de esas ruinas es su principal debilidad. La persistencia de esas ruinas es, y
ha sido, la razón última de la supervivencia kirchnerista.
Hace ya una década que el sistema de partidos quedó pulverizado. La diáspora de la UCR, en vez de revertirse, se
profundizó: Carrió, Ricardo López Murphy, Stolbizer (GEN), el radicalismo K son fragmentos de un mosaico que
nadie logró restaurar. El peronismo tampoco se mantuvo unificado. Si el sector que lidera Cristina Kirchner parece
homogéneo, es porque la administración y sus recursos le sirven de esqueleto. Este es el signo de la época: la
demora en reorganizar el aparato político dotó al Estado -que en la Argentina es el Gobierno- de un poder
desequilibrante. Néstor Kirchner en 2003 y su esposa en 2007 fueron productos del sector público. La Presidenta
se ha propuesto reforzar esa ventaja negando a sus competidores el derecho a contratar publicidad, mientras ella
abusa de la cadena nacional y se divulga en los intervalos del fútbol. ¿Estará tan insegura de su triunfo?
Una incógnita crucial de los próximos meses es, entonces, si existe un sujeto electoral con la organización y el
encanto suficientes como para seducir a los votantes y, además, derrotar al Estado.
El interrogante interpela antes que nada al radicalismo. La crisis opositora es, por varias razones, la crisis radical.
En principio, el colapso de ese partido privó a las capas medias de un instrumento histórico de intervención en la
política. Esa representación sufrió una fragmentación territorial: en Rosario la asumió el socialismo de Hermes
Binner; en Córdoba, el Partido Nuevo de Luis Juez; en la ciudad de Buenos Aires, el Pro de Macri y la Coalición
Cívica de Carrió. El peronismo gobernante no dispone, entonces, de un adversario nacional. Salvo que la UCR
actúe como coordinadora de esas expresiones regionales, aceptando adhesiones a su fórmula presidencial. En el
caso de Juez y el socialismo no habría inconvenientes. Ellos carecen de proyección más allá de sus provincias. El
problema es la relación con el macrismo. Ese vínculo es el nudo electoral del país en estas horas.
El radicalismo debe su relevancia a que es el único puente entre dos mundos inconexos: el de la centroizquierda de
Binner, Rubén Giustiniani y Stolbizer, y el de la centroderecha de Macri. La relación entre esas dos orillas depende
hoy de la interna radical.
Ernesto Sanz y Julio Cobos pretendían ser el eje de una coalición tan amplia como la que encabeza Cristina
Kirchner, que cubriera desde el GEN hasta el Pro. Esa tesis perdió operatividad desde que Ricardo Alfonsín se
perfiló como el candidato definitivo de la UCR -Sanz desistirá de su postulación en pocos días-. En Alfonsín pugnan
dos fuerzas. Una, las llamativas ganas de ganar. Desde que murió Néstor Kirchner, es difícil encontrar un candidato
tan entusiasmado en la persecución del poder. La otra es la conservación del legado de su padre, en su brumosa
orientación de centroizquierda. Para él esa herencia es más valiosa que la derrota del kirchnerismo. Y encontró en
el veto a Macri una cómoda prueba de que no la ha traicionado. Transfigurada, la vieja tirria entre radicales y
conservadores restringe el acuerdo opositor.
Alfonsín tiene un sueño: que ese acuerdo sea sustituido por la mecánica vacua de las tácticas electorales. Alfonsín
desea que Macri y "Pino" Solanas se entreveren en su pelea porteña y desistan de la candidatura presidencial.
Imagina una secuencia en la que Solanas se postula para la jefatura de gobierno y, de ese modo, obliga a Macri a
defender su plaza buscando la reelección. Sigue soñando Alfonsín: la municipalización de "Pino" condena a
Stolbizer a aceptar la fórmula radical y, así, facilita el acuerdo con De Narváez en la provincia. La necesidad de
Alfonsín de contar allí con un candidato competitivo despoja a De Narváez de cualquier inconveniente rasgo "de
derecha".
De Narváez es más directo. Explica que sometió su combinación con Alfonsín al papel de tornasol de las encuestas
y le dio bien. Ahora se dispone a cambiar de novia: reemplazaría al duhaldismo por el radicalismo. Eso sí: De
Narváez está confiado en que los radicales disuadan a Stolbizer de postularse para la gobernación desde una
colectora. Stolbizer es su Sabbatella. Despejada esa dificultad, a De Narváez sólo le queda que Macri descienda a
la arena porteña.
Conclusión: Alfonsín va detrás de una prodigiosa carambola a tres bandas, para consolidar su alianza hacia la
izquierda, conseguir un candidato bonaerense y monopolizar el voto opositor a la presidencia deshaciéndose de
Macri.
El obstáculo de esta estrategia sigue siendo Macri. Representantes de ambos candidatos iniciaron conversaciones
la semana pasada. El delegado de Alfonsín es Raúl Borras. Por Pro habla Federico Pinedo. Que radicales y
macristas estén dialogando es otra mala noticia para Duhalde, que aspiraba a mediar entre ellos.
Macri deshoja la margarita de su futuro a la vista de todos. Su amigo y financista Nicolás Caputo quiere que reelija hay empresarios que no se explican que Caputo no tenga dinero para la campaña, como alega-; lo mismo aconseja
el binguero Daniel Angelici, otro tesorero, al que le caben las generales de la ley: es radical.
Además de la desagradable mención del dinero -sus fundraisers calculan $ 100 millones para las campañas
nacional, bonaerense y municipal-, Macri está a la espera de tres condiciones para ir por la presidencia. Querría
proclamar a su vice -a Carlos Reutemann lo mencionan, sobre todo, sus familiares-; insiste en cerrar el acuerdo
con De Narváez -"coquetea con todo el mundo, pero sabe que somos su única opción", apuesta Macri-, y busca
rearmar un frente después del desmoronamiento del duhaldismo. La alternativa a este plan es el pacto con
Alfonsín, enmascarado en su promesa: "Yo había dicho que, si aparecía una opción superadora, bajaba mi
candidatura".
Las tratativas recién se iniciaron, pero el problema está a la vista. Macri debe velar por su partido. El alfonsinismo
está dispuesto a ofrecerle lugares en su eventual gobierno, pero ¿de qué fórmula colgarían los candidatos de Pro al
Congreso si su líder desiste de la candidatura presidencial y el radicalismo no acepta la adhesión a su boleta? En
rigor, Macri pretende reanudar con Alfonsín sus conversaciones con Sanz. Eso exigiría, en vez de armar un
rompecabezas territorial, pensar una coalición. Sin un acuerdo, Macri dice verse obligado a postularse para la
Nación. Macri presiona. Se cree con derecho. Sigue siendo la segunda figura del país. Es más que un detalle.
Ttradición partidaria / La influencia del apellido
LOS "HIJOS DE", A LA ARENA POLÍTICA
Desde los Kirchner, Alfonsín o Moyano hasta los Posse, Cafiero o Moreau, los herederos siguen los pasos de sus
padres
Jaime Rosemberg
LA NACION
Se llaman Kirchner, Alfonsín, Moyano, pero también Moreau, Cafiero, Recalde, Conte Grand, Posse o Mussi. Los
hay en partidos con historia y en noveles experimentos políticos; en el Gobierno, en distintas administraciones
provinciales y hasta en ignotos municipios del país. Son una postal del pasado que se extiende, gracias a la
genealogía, al presente y el futuro.
La influencia de los "hijos de", dirigentes con apellidos de ilustre tradición política heredada, no para de crecer en la
política nacional.
¿Se trata de un reflejo de la incapacidad de los partidos en dar cabida y lugar a dirigentes sin influencias
familiares? ¿O tal vez tiene que ver con la tranquilidad del parentesco que muchos dirigentes buscan a la hora de
delegar poder?
En principio, la influencia de los hijos de no es mérito de un solo partido o gobierno. Al margen de Máximo y
Florencia Kirchner, hijos de la pareja presidencial y hoy dando los primeros pasos en la agrupación kirchnerista La
Cámpora, Mariano Recalde (hijo de Héctor) está al mando de Aerolíneas Argentinas y Francisco Paco Durañona y
Vedia, hijo homónimo del recordado dirigente de la Ucedé, aparece al tope de la Superintendencia de Seguros. El
principal dirigente sindical argentino, Hugo Moyano, delega grandes responsabilidades y exposición pública en sus
hijos Pablo, secretario del sindicato de Camioneros, y Facundo, líder de la Juventud Sindical.
Para no ser menos que el Frente para la Victoria, el radicalismo tiene dirigentes con peso propio y apellido con
historia: además de Ricardo Alfonsín, hijo del ex presidente y candidato presidencial, Cecilia y Carmela Moreau
continúan la larga trayectoria de su padre, Leopoldo, aunque difieren en sus simpatías actuales: la mayor se alinea
con su padre y Alfonsín, y la menor respalda el proyecto nacional de Julio Cobos. Desde hace un par de años, el
joven Juan Nosiglia maneja la juventud de la UCR sin la discreción de su padre, el siempre presente Coti Nosiglia.
En el peronismo disidente se encuentran más coincidencias familiares en las cercanías del poder. Pablo Das Neves
es, desde hace años, uno de los principales colaboradores de su padre, Mario, el gobernador de Chubut, y Esteban
Conte Grand (hijo de Gerardo, hoy en la Coalición Cívica, de Elisa Carrió) es uno de los estrechos colaboradores
de Felipe Solá. En Proyecto Sur, el ya experimentado Mario Cafiero será candidato a gobernador bonaerense con
el aval de Pino Solanas, ideológicamente muy lejos de su famoso padre, Antonio.
En las intendencias bonaerenses sobran casos de todos los colores: Gustavo (hijo de Melchor) Posse sigue desde
hace mucho los pasos de su padre, Melchor, en San Isidro, al igual que José María (hijo de Helios) Eseverri, en
Bahía Blanca; Daniel (hijo de Ricardo) Ivoskus espera reemplazar a su padre en la intendencia de San Martín a
partir de diciembre, tal como lo hizo en Berazategui Patricio Mussi, hijo del intendente Juan José, que se tomó
licencia para ser secretario de Medio Ambiente del gabinete nacional.
Renovación trunca
Los analistas políticos intentan explicar el fenómeno. "Desde 2001 el sistema político argentino continúa en una
crisis profunda, y parte de esa crisis se expresa en la dificultad para instalar nuevas figuras con aceptación social y
niveles de conocimiento público que las hagan competitivas", expresó Fabián Perechodnik, de la consultora
Poliarquía. "La presencia de candidatos o figuras en la arena política emparentados con apellidos con tradición
política suplen en alguna medida estas falencias", afirma Perechodnik. Con más de una década de militancia
política junto a Elisa Carrió, Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica) afirma que "prejuzgar a un actor político por
"portación de apellido o clase" es una actitud poco democrática que estigmatiza. Lo importante son las capacidades
y logros de cada dirigente", afirmó el candidato a legislador porteño por la CC. De todos modos, aclaró: "Todo
intento de nepotismo atenta contra la calidad de las instituciones y el debate de ideas".
¿Qué opinan los involucrados? "Nunca fui al psicólogo por mi apellido. Y puede ser que los primeros escalones
sean más fáciles, pero el resto es mucho más difícil", ironizó Mario Cafiero. "Yo hice mi carrera contra las ideas de
mi padre, no es lo mismo mi caso que el de Ricardo Alfonsín, por ejemplo", destacó el dirigente del MST. Sufridos o
no, los hijos del poder encuentran su lugar bajo el sol de la política. Y cada vez son más.
 La Prensa
STOLBIZER ADVIERTE QUE NO ESTARÁ CON ALFONSÍN SI ACUERDA CON DE NARVÁEZ
Estimó que "es bastante probable" que Alfonsín concrete ese pacto electoral, al considerar que la cúpula de UCR
tiene una "visión pragmática" y quiere sumar los "dos millones de votos" que puede "traccionar" el precandidato a
gobernador.
La diputada nacional y jefa de GEN, Margarita Stolbizer, confirmó hoy que abandonará la alianza con el radicalismo
si su precandidato presidencial Ricardo Alfonsín elige una "opción de derecha" y acuerda con el postulante a
ocupar la gobernación bonaerense de Unión Celeste y Blanco (UCyB), el peronista Francisco De Narváez.
Además, estimó que "es bastante probable" que Alfonsín concrete ese pacto electoral, al considerar que la cúpula
de la Unión Cívica Radical (UCR) tiene una "visión pragmática" y quiere sumar los "dos millones de votos" que
puede "traccionar" el precandidato de UCyB.
"No vamos a estar ahí", ratificó Stolbizer al ser consultada sobre la posición que adoptará Generación para un
Encuentro Nacional (GEN) si Alfonsín cierra un acuerdo con el empresario y consideró que, en ese caso, el radical
escogerá "una opción de derecha".
La diputada nacional opinó que "es bastante probable que eso ocurra porque hay una visión pragmática" en la
cúpula de la UCR y estimó que esa conducción partidaria cree que "De Narváez le aporta dos millones de votos a
Alfonsín en su carrera presidencial".
"Hay necesidad de construir en Argentina una nueva alternativa política que se piense desde una perspectiva
honestamente progresista, porque no hay que dejarle, en esta unidad con los sectores más conservadores, las
banderas progresistas a (la presidenta) Cristina (Fernández)", buscó diferenciarse Stolbizer.
Dijo que, en esa línea, están sus aliados de Proyecto Sur, el Partido Socialista, Libres del Sur y Encuentro Popular.
 NCN
SANZ ESPERA POR LOS ACUERDOS
El senador Ernesto Sanz aún no decidió si competirá o no con Ricardo Alfonsín por la candidatura a presidente en
nombre de la UCR. Se definirá en dos semanas, tras ver si su contrincante interno acuerda o no con el peronismo
no kirchnerista y otros sectores de centro.
El senador radical Ernesto Sanz parece indeciso. Aunque días atrás anunció que renunciaba a su precandidatura a
presidente (lo cual permitió que sus oponentes internos se apresuraran a nominar a Ricardo Alfonsín como
candidato oficial del partido), ahora el mendocino pretende seguir siendo candidato. Y finalmente lo será si Alfonsín
no establece un buen acuerdo con otras fuerzas partidarias entre las cuales debieran estar el Peronismo Federal y
el Pro.
Sin duda que su actitud está descolocando a más de uno y haciendo aflorar ciertos comentarios. “Primero pareció
que nos dejaba a todos colgados del pincel pero ahora parece que quiere seguir. Pero en el fondo tiene razón, yo lo
entiendo”. La frase partió de la boca de un esforzado dirigente de la segunda línea del radicalismo, uno de aquellos
que desde un principio creyeron que Sanz era el mejor candidato que podía ofrecer la UCR.
“Ernesto se va a tomar dos semanitas para decidir, pero puedo asegurarte que –al menos por ahora- la candidatura
sigue en pie”, deslizó ante NCN un allegado al cuyano. Y aunque el informante no lo quiso decir con palabras, se
sabe que el legislador mira muy de soslayo las negociaciones internas que desarrolla su adversario, el ya lanzado
Ricardo Alfonsín. Asimismo, no solo le preocupan los contactos de Alfonsín dentro del partido: también quiere
conocer cuánto hay de cierto de los supuestos acuerdos con otros sectores políticos.
Sobre todo porque Sanz es el más interesado en establecer negociaciones serias con el peronismo no kirchnerista
–algo sobre lo que Alfonsín no ha terminado de definirse: “Mi límite es Macri”, dijo hace poco, pero no se manifestó
abiertamente sobre Eduardo Duhalde, uno de los dirigentes peronistas con los que seguramente la UCR tendría
que conversar en caso de impulsar algún acuerdo como el que pretende Sanz-.
Como bien señala esta mañana La Nación, el mendocino no desconoce que otros aliados como Margarita Stolbizer
o el socialista Hermes Binner jamás aceptarán la compañía del peronismo. Y sabe que, en el fondo, tampoco la
aceptan los alfonsinistas, por más que lo mencionen como una posibilidad.
“Si me preguntás cómo están hoy los números, te digo que adentro del partido ‘Ricardito’ gana muy cómodo, pero
todos sabemos que, para los de afuera, para los no radicales, incluidos muchos peronistas, Ernesto es mucho
mejor candidato. Lo ven más sólido, más preparado, por no decirte más serio”, afirmó esta mañana ante NCN un ex
dirigente, proveniente del viejo tronco radical, que nunca miró bien al alfonsinismo. En tanto, el legislador está a la
espera que Alfonsín haga lo que él aspira. En ese único caso, desistirá de ser candidato.
 Página 12
STOLBIZER RATIFICO QUE ROMPERA CON LA UCR SI HAY ALIANZA CON DE NARVAEZ
UN LÍMITE AL REJUNTE OPOSITOR
“No vamos a estar ahí”, advirtió la líder del GEN ante las negociaciones para alcanzar un acuerdo entre Alfonsín y
De Narváez. Desde el radicalismo intentaron dejar abierta la posibilidad de consensuar con sus actuales aliados.
Todos juntos no: la diputada nacional Margarita Stolbizer, titular del GEN, aseguró que ese espacio no
permanecerá en su alianza con la UCR en caso de que los radicales decidan llevar como candidato a gobernador
en la provincia de Buenos Aires a Francisco de Narváez. “No vamos a estar ahí”, se plantó. Así, el proyecto de que
Ricardo Alfonsín encabece una propuesta que englobe a la mayor parte de la oposición queda truncado y los
boinas blancas deberán decidir si encaran los comicios sumando por derecha (con sectores del peronismo
disidente y el PRO) o por izquierda (con el GEN, el socialismo y Proyecto Sur).
“Pusimos en suspenso nuestras conversaciones hasta tanto el radicalismo tome una decisión, pero estamos a la
espera de eso, ya que para nosotros es una condición”, sostuvo la legisladora, que fue más allá y consideró
“bastante probable” que se concrete una alianza con el empresario, puesto que en la cúpula de la UCR “hay una
visión pragmática” y “De Narváez le aporta 2 millones de votos a Alfonsín en su carrera presidencial”. Su
compañero de bancada, Gerardo Milman, completó: “Nosotros dejamos en libertad a los radicales para que
discutan el tema y una vez que lo definan, veremos qué posición adoptamos”. La titular del GEN propone “construir
en la Argentina una nueva alternativa política que se piense desde una perspectiva honestamente progresista,
porque no hay que dejarle, en esta unidad con los sectores más conservadores, las banderas progresistas a
Cristina”. En ese sentido sostuvo que se debería incorporar al “radicalismo, socialismo, Proyecto Sur, Libres del
Sur, Encuentro Popular”, pero que “hay que despejar cualquier duda respecto de que el radicalismo pudiera hacer
un acuerdo con el Peronismo Federal o con el partido de De Narváez”.
Consultada sobre si ella busca la candidatura a la gobernación, Stolbizer aceptó que está en sus planes. “Sin
ninguna duda que si este frente se armara con todos los componentes que aspiramos, así como decimos que Pino
Solanas va a asegurar el proyecto progresista en la Ciudad de Buenos Aires, si en esas condiciones fuera
necesario que yo fuera en la provincia, seguro iría”, concedió. Según le confirmaron fuentes del GEN a Página/12,
a la espera de una decisión de los radicales, esta semana convocarán a una mesa con los otros espacios que
buscan conformar un “frente progresista” para comenzar a discutir el armado, con o sin la UCR.
En respuesta a los planteos de Stolbizer, el presidente del radicalismo en la provincia de Buenos Aires, Miguel
Bazze, alineado con la línea interna de Ricardo Alfonsín, informó que todavía no han “recibido ninguna propuesta
formal de Francisco de Narváez”, y que en caso de que llegue será analizada “junto con el GEN y el socialismo”.
Aunque dejó abierta la negociación con sus todavía aliados, transparentó la intención de encabezar un
conglomerado lo más amplio posible para aspirar al ballottage.
“Por ahora son hipótesis”, aclaró. “Si Mauricio Macri se presenta como candidato a la presidencia, seguramente el
Peronismo Federal se encolumnará detrás suyo; pero si decide presentarse a la Jefatura de Gobierno de la ciudad,
es posible que sectores de ese peronismo apoyen otras fórmulas presidenciales”, entre las que la que se destaca la
que encabezará Ricardo Alfonsín. “En ese caso –agregó Bazze– se analizarán las propuestas, y no vamos a
hacerlo sólo por nuestra cuenta sino consultando a nuestros aliados.” Ayer, en diálogo con este diario, el mismo
Alfonsín se había manifestado en el mismo sentido, tratando de contener a sus aliados progresistas: “Si hubiera un
acuerdo con sectores del peronismo disidente que quisieran acompañar una candidatura nacional, lo vamos a
resolver entre el GEN, el socialismo y el radicalismo”.
 Parlamentario
EL GEN SUSPENDE LAS NEGOCIACIONES CON LA UCR
Lo confirmó la líder del partido, Margarita Stolbizer, por las especulaciones de que el radicalismo lleve como
candidato a gobernador bonaerense a Francisco de Narváez.
Tal cual lo había anticipado el diputado del sector Gerardo Milman el sábado, la presidenta del bloque GEN de la
Cámara baja, Margarita Stolbizer, confirmó la suspensión de las negociaciones electorales con la Unión Cívica
Radical, en función de la posibilidad de un acuerdo del partido centenario con un sector del Peronismo Federal.
“Nosotros venimos trabajando desde hace bastante tiempo, no sin dificultades, pero viendo que el panorama podía
ir orientándose en el buen sentido hacia la conformación de un frente progresista amplio, con características
similares al frente progresista amplio que ya existe en Santa Fe, donde el socialismo lidera, pero también está el
GEN, la Democracia Progresista, el radicalismo y algunos sectores de Proyecto Sur”, explicó la diputada del GEN.
Así las cosas, Stolbizer señaló que “nos parecía que era posible trasladarlo a lo nacional, y además yo siento casi
como una obligación construir una alternativa política desde una perspectiva ética y progresista, porque siento
todos los días el enojo de un gobierno que arrebató todas las banderas de los sectores progresistas y éticos,
justamente, y que hoy la única alternativa que podría aparecer frente a ellos es una opción conservadora, llámese
Macri en la Ciudad o De Narváez, entonces nosotros veníamos trabajando bien”.
En diálogo con Radio El Mundo, reconoció que “esta última semana se nos encendió una luz de alarma cuando el
presidente del Comité Nacional del radicalismo, Angel Rozas, dijo desprejuiciadamente ‘vamos a hacer uso de las
colectoras, con De Narváez o con Juan Pérez’. Lo que quiso decir con cualquiera”.
Stolbizer reconoció que “el radicalismo tiene toda la libertad para definir su política de alianzas, y además no veo
mal que ellos incorporen una perspectiva pragmática en su análisis para tomar la decisión, y si ven que De Narváez
le aporta dos millones de votos, bueno, ellos tomarán su decisión en función de eso”.
Empero, remarcó que “nosotros no vamos a entregar la coherencia que hemos intentado construir en mucho
tiempo en el altar de la conveniencia. Entonces obviamente que para nosotros constituye un freno y esa es la razón
porque en los últimos días hemos suspendido las negociaciones con el radicalismo”.
Consultada puntualmente sobre si Mauricio Macri y Francisco de Narváez eran lo mismo, reconoció que metía a
todos en la misma bolsa. “Porque además nosotros definimos nuestra política de alianzas en función de las ideas,
principios y valores y fundamentalmente de un programa de gobierno”.
Aclaró que “a nosotros no nos gusta ponerle límites a las personas, creo que esos pasan por la honorabilidad de
las personas, pero fundamentalmente por los programas”.
REPUDIAN REPRESIÓN DE JÓVENES AMBIENTALISTAS EN CORRIENTES
Realizará una conferencia de prensa este lunes con la premisa de proteger el agua en nuestro país y no reprimir a
los que la defienden.
El pasado 14 de abril fue detenido un grupo de ambientalistas de la organización “Salvemos al Iberá”, que había
instalado un campamento a la vera de la ruta 40 contra la toma ilegal de agua por parte de las arroceras que
operan en Colonia Pellegrini, provincia de Corrientes. En la oportunidad, quince personas -cinco menores entre
ellas- fueron detenidas en el operativo policial con 60 efectivos entre infantería, sección Canes y la Patrulla Rural e
Islas de la ciudad de Mercedes.
“La rapidez en el desalojo contrasta con la pasividad que mantiene el gobierno a través del Instituto del Agua y el
Ambiente para hacer cumplir los fallos de la justicia que ordenan retirar las bombas de extracción de agua a las
arroceras que no cuentan con los permisos respectivos”, señaló la diputada Victoria Donda a través de un
comunicado.
Cabe consignar que la ONG Salvemos al Iberá viene denunciando hace años el funcionamiento supuestamente
“irregular” de la arrocera Zampedri-Zambón, que extrae agua pública de la Laguna Iberá sin contar con ningún tipo
de permiso ni evaluación de impacto ambiental. No es el único caso, aclaran, ya que “en los Esteros del Iberá
existen diez arroceras construidas dentro de esta reserva natural que se encuentran al margen de la ley, llevándose
de manera gratuita y sin autorización uno de los recursos más preciados en la provincia: el agua”.
La diputada Donda sostuvo que “el gobernador Ricardo Colombi debería proteger este recurso en lugar de reprimir
a quienes lo defienden. Desde la presidencia de la Comisión de Derechos Humanos y Garantías sostenemos que
el de Corrientes es un ejemplo más de la entrega de nuestros recursos naturales por parte de los gobiernos
provinciales al sector privado”.
Agregó que “el Gobierno Nacional no puede desentenderse de lo que sucede en cada provincia con estos bienes
que nos pertenecen a todos. El agua debe ser declarada en nuestro país como derecho humano esencial para la
vida y dejar de ser considerada como una mercancía más”.
Por eso han convocado a una conferencia de prensa en repudio a la represión a los jóvenes de la organización
“Salvamos al Iberá”, que se realizará este lunes a las 17, en la Sala José Luis Cabezas de la Cámara de Diputados
de la Nación. Estarán presentes miembros de dicha organización.
 Telam
STOLBIZER SUSPENDIÓ LAS CONVERSACIONES CON LA UCR HASTA QUE RESUELVAN SU POSICIÓN
CON DE NARVÁEZ
El GEN, que lidera Margarita Stolbizer, suspendió sus conversaciones con el radicalismo sobre el armado de un
frente electoral hasta tanto ese partido defina qué posición adoptará ante la posibilidad de que Francisco De
Narváez respalde la candidatura presidencial de Ricardo Alfonsín a través de una lista de adhesión en la provincia
de Buenos Aires.
Así lo confirmó a Télam el diputado del GEN Gerardo Milman, quien explicó que "las conversaciones con la UCR
están suspendidas. Nosotros dejamos en libertad a los radicales para que discutan el tema y una vez que lo
definan veremos qué posición adoptamos".
Por su parte, Stolbizer en diálogo con radio La Red dijo que "pusimos en suspenso nuestras conversaciones hasta
tanto el radicalismo tome una decisión, pero estamos a la espera de eso ya que para nosotros es una condición" En
ese sentido, sostuvo que "tanto De Narváez como nosotros no quisimos colectora, pero la condición es que él es el
único candidato a gobernador, por lo tanto para nosotros eso es una cuestión imposible de resolver de esa
manera", agregó al mencionar la candidatura a gobernador bonaerense del referente del Peronismo Federal.
"Que el presidente del partido (Angel Rozas, de la UCR) diga que vamos a hacer colectora con De Narváez o con
Juan Pérez, es un poco mucho para nosotros esto de aliarse con un partido que nos dice voy con cualquiera, para
nosotros eso ha sido una alarma", manifestó.
También se refirió a las dificultades de un armado aliancista. “Hablamos con el radicalismo, socialismo, Proyecto
Sur, Libres del Sur, Encuentro Popular y venimos muy bien, nos falta poder ir cerrando en una única opción
electoral".
"Hay que despejar cualquier duda respecto que el radicalismo pudiera hacer un acuerdo con el Peronismo Federal
o con el partido de De Narváez. No lo veo lo suficientemente avanzado ni descartado por el radicalismo, pero para
nosotros eso es una condición”, aseveró.
Sobre su candidatura a la gobernación dijo que “sin ninguna duda que si este frente se armara con todos los
componentes que aspiramos, así como decimos Pino Solanas va a asegurar el proyecto progresista en la Ciudad
de Buenos Aires, si en esas condiciones fuera necesario que yo fuera en la provincia, seguro iría”.
Un sector de la UCR tiene como objetivo que Alfonsín galvanice a la oposición detrás de su candidatura
presidencial y para esto ve como condición favorable la posibilidad que Mauricio Macri y Fernando "Pino" Solanas
compitan por la ciudad de Buenos Aires.
También apuestan a que finalmente Eduardo Duhalde -que rompió con el Peronismo Federal en su disputa con
Alberto Rodríguez Saá- no se presente y que sectores de los peronistas disidentes lleven a Alfonsín en boletas de
adhesión en sus respectivos distritos.
De esta manera, los alfonsinistas -que esperan además que Ernesto Sanz se baje de su candidatura a presidentebuscan un respaldo de la derecha y la centroizquierda.
Sin embargo, esta estrategia complica el panorama de un armado progresista porque el GEN rechaza acuerdos
con el Peronismo Federal y Proyecto Sur no sólo se opone a los peronistas disidentes sino al propio radicalismo.
Durante la semana que se inicia el GEN, Proyecto Sur y el socialismo avanzarán en las discusiones sobre el
armado de un frente, con o sin la UCR.
 Tiempo Argentino
La oposición sigue sin definir su política de alianzas para enfrentar al kirchnerismo en octubre
STOLBIZER FRENÓ EL DIÁLOGO CON LA UCR
La titular de GEN decidió suspender sus conversaciones con el radicalismo y el Partido Socialista para armar un
frente progresista hasta tanto Alfonsín defina si acordará con el PJ disidente o con De Narváez. “Hay que despejar
dudas”, dijo.
Alarmada por las especulaciones electorales, la diputada y titular del GEN, Margarita Stolbizer, confirmó ayer que
su participación en un frente progresista con el socialismo y la UCR está “en suspenso” hasta tanto el centenario
partido tome una decisión sobre la posibilidad de acordar con el Peronismo Federal o con el partido de Francisco
de Narváez. Miguel Bazze –presidente de la UCR bonaerense y hombre de Ricardo Alfonsín– salió a responderle:
sostuvo que la posibilidad de un acuerdo es por ahora una “hipótesis”, y aclaró que si hay una propuesta formal de
De Narváez para respaldar la candidatura de Ricardo Alfonsín, la UCR la analizará “en conjunto con el GEN y el
socialismo”.
Stolbizer, posible candidata para la gobernación bonaerense en octubre, señaló que las charlas entre el radicalismo
y el entorno de De Narváez no están “lo suficientemente avanzadas ni descartadas”, pero aclaró que para ella la
cercanía al empresario representa “una condición” a la hora de cerrar acuerdos.
“Hay que despejar cualquier duda respecto de que el radicalismo pudiera hacer un acuerdo con el Peronismo
Federal o con el partido de De Narváez”, reclamó la diputada. Después, agregó: “Pusimos en suspenso nuestras
conversaciones hasta tanto el radicalismo tome una decisión, y estamos a la espera de eso, ya que para nosotros
es una condición.” Según Stolbizer, el espacio de De Narváez pone como condición para sellar el acuerdo con el
radicalismo que él sea el único candidato. “Ni De Narváez ni nosotros queremos ser colectora. Pero la condición
que pone él es ser el único candidato a gobernador, por lo tanto es una cuestión imposible de resolver de esa
manera”, explicó la legisladora. “Que el presidente del partido, Ángel Rozas, diga ‘nosotros vamos a hacer
colectora con De Narváez o con Juan Pérez’ es un poco mucho para nosotros. Aliarse con un partido que nos dice
‘voy con cualquiera’ es una alarma”, subrayó.
Más allá del descontento por las especulaciones, Stolbizer señaló que las negociaciones para formar un frente
progresista entre la UCR, el GEN y el socialismo están verdes: “Falta para poder cerrar una única opción electoral
con el radicalismo, socialismo, Proyecto Sur, Libres del Sur y Encuentro Popular.”
Ante la presión de Stolbizer para que la UCR defina su política de alianzas, el bonaerense Miguel Bazze condicionó
el acuerdo con otras fuerzas opositoras, y ayer señaló que si hay una propuesta formal de De Narváez para
respaldar la candidatura de Ricardo Alfonsín, el radicalismo la analizará con el GEN y el socialismo. “Por ahora son
hipótesis porque no recibimos ninguna propuesta formal por parte de De Narváez”, sostuvo. Sin embargo, hizo un
análisis del panorama electoral que podría acercar posiciones entre la UCR y el peronismo disidente. “Si Mauricio
Macri se presenta como candidato a la presidencia, seguramente el Peronismo Federal se encolumnará detrás
suyo; pero si decide presentarse a la jefatura de gobierno de la Ciudad es posible que sectores de ese peronismo
apoyen otras fórmulas presidenciales. En ese caso se analizarán las propuestas, pero consultaremos a nuestros
aliados del GEN y el socialismo”, precisó.
Eduardo Duhalde, por su parte, insistió ayer en la necesidad de armar un acuerdo opositor lo más amplio posible y
volvió a pedirle al radicalismo, el partido más renuente a un acercamiento, que acepte sentarse a una mesa de
diálogo. “Lo que pretendo con el radicalismo es sentarme en una mesa y determinar una serie de políticas de
Estado a aplicar, gane quien gane. Creo que es equivocado poner límites antes de comenzar a charlar”, pidió el
bonaerense. <
El dato
Alfonsín. Negó conversaciones con De Narváez, aunque no cerró la posibiidad de diálogo con el empresario. Dijo
que antes lo hablará con el GEN y el socialismo.
Area Comunicaciones – Bloque UCR – Senado de la Nación
www.senadoucr.gov.-ar
[email protected]