Download Remedio contra el Cáncer

Document related concepts

Cáncer wikipedia, lookup

Antígeno prostático específico wikipedia, lookup

Transcript
REMEDIO CONTRA EL CÁNCER
Todo ser humano siente en su interior un
impulso en pro de salud y bienestar. Son
innumerables los esfuerzos realizados para
conseguir la felicidad. Todos somos
testigos de la repercusión en una familia
cuando la enfermedad hace presa en uno de
los miembros.
Movidos por el resorte del amor y del
cariño nos ponemos en acción para mitigar
el dolor o hacer desaparecer el sufrimiento
de aquellas personas con quien estamos
unidos por lazos de sangre o amistad.
Con una gran alegría y con mi intención de
contribuir a hacer desaparecer el dolor y el
mal de cuantas personas lo padecen, quiero
brindar a través de este prestigioso diario
de “El Deber” una receta para curar el
cáncer de cualquier tipo. La fórmula me la
remite mi hermano de hábito en la Orden Franciscana, P. Romano Zafo, natural de
Río Grande do Sul Brasil, y residente en la actualidad en el convento franciscano
de Belén donde desempeña el oficio de rector del Seminario.
El P. Romano ama con ternura la naturaleza y se entusiasma ante la belleza y
hermosura de una flor. En sus ratos libres arregla el jardín y dá la sensación de que
la tierra obedece a sus mano deslizándose como si tuviera vida.
Preguntando si él cura el cáncer, responde con apabullante sencillez franciscana:
“Yo curo el cáncer, tu puedes curar el cáncer y cualquier persona que lo quiera
puede curar, sin hacer milagros, simplemente aplicando los elementos que produce
la naturaleza. La naturaleza tiene remedio para curar, basta descubrirlos”. Basado
en su generosidad franciscana y consciente de que es hermano universal, me
comunica la receta para toda persona que se la quiera aplicar:

Medio kilo de miel pura de abeja

Dos hojas grandes o tres pequeñas de la planta llamada áloe vera
(salvia ó sávila)

Tres cucharadas de algún trago corto (no adulterado): coñac, wisky,
tequila o aguardiente.
Se quita el polvo o las espinas del áloe, se corta en pequeños trozos, y se
introducen todos los elementos en la batidora(licuadora). Esperen hasta que se
haga una pasta viscosa, y ya está listo el remedio para curar el cáncer. Se
prescribe tomar una cucharada grande tres veces al día, un cuarto de hora
antes de cada comida, y esto por 10 días.
Así de sencilla es la fórmula del P. Romano que envía desde Belén. El mismo
aconseja que antes de tomar el brebaje, es preciso agitar el frasco y haber pasado
varias horas en ayunas con el fin de que las pepsinas del organismo ansíen entrar
en acción y el medicamento pueda penetrar fácilmente en todos los tejidos del
cuerpo.
Los tres elementos constitutivos de la fórmula contra el cáncer tienen su aspecto
específico: “El trabajo purifica el organismo por medio de la miel, alimento que
llega a los órganos mas alejados; áloe tiene un gran poder cicatrizante y el alcohol
dilata los vasos sanguíneos. De este modo la sangre se purifica lentamente en 10
días. Es muy importante saber para aquellas personas que vayan a tomar dicha
receta que si después de haber tomado la bebida salen abscesos en la piel, es
buena señal porque la sangre se está purificando. Tampoco hay que extrañarse
si hay que usar el baño porque la miel es laxante....
A la pregunta de por qué esta fórmula cura el cáncer de piel, de próstata, de útero,
de cerebro, de pulmón, garganta, colon, leucemia, etc. el P. Romano responde
diciendo que la razón es muy simple, ya que el remedio realiza un “auténtico
barrido” del organismo de extremo a
extremo, limpiando y purificando la
sangre. De ahí que no solamente cura
el cáncer sino “que también lo
previene”.
Si la persona ya tiene el cáncer y
después del primer tratamiento no
produce efecto, sigue anotando el P.
Romano, “el paciente debe someterse
a una nueva serie de exámenes para
ver si hay necesidad de una segunda,
tercera o cuarta dosis, hasta la
curación total”. Hasta la fecha son
muchas las curaciones que se han
realizado en diversos países del mundo
y con personas de todas las edades entre
hombres, mujeres y niños.
El P. Romano cuenta como un
matrimonio Argentino se dirigió a
Belén con su hijo de 5 años enfermo de
leucemia y desahuciado por los
médicos. Enterado el P. Romano por la
situación angustiosa de los padres del
niño, él mismo les proporcionó el
remedio entregándoselos con confianza
y bendiciendo al niño angustiado. Al
mes y medio el niño recobró la salud
totalmente haciendo su vida normal y
sin medicamento alguno.
La primera curación obtenida con este
medicamento fue hace 6 años cuando el
P. Romano era Párroco en una
parroquia de la periferia de Río Grande
do Sul. Le avisaron para que
administrara los últimos sacramentos a
un Señor de 75 años de edad a quien los
médicos le concedían solamente una
semana de vida por su cáncer de
próstata. El P. Romano le proporcionó
la receta; el señor la tomo en la forma
indicada y hasta hoy goza de una salud
espléndida y sin ningún problema de
vías urinarias.
Ojalá amigos lectores de “El Deber”,
que este remedio pueda servir para
curar a aquellas personas que padecen
de cáncer y para prevenir a las que se
encuentran sanas.
Recordemos que la naturaleza tiene
sus secretos curativos y la “FE
MUEVE MONTAÑAS”