Download Insuficiencia cardiaca

Document related concepts

Reflujo hepatoyugular wikipedia, lookup

Insuficiencia cardíaca wikipedia, lookup

Contrapulsación externa wikipedia, lookup

Cor pulmonale wikipedia, lookup

Insuficiencia tricuspídea wikipedia, lookup

Transcript
Insuficiencia cardiaca
Percepción y tratamiento desde el Método Jinjer
Datos estadísticos
La insuficiencia cardiaca es una de las enfermedades más frecuentes, costosas,
discapacitantes y letales a las que se enfrenta la medicina actual. En España la padecen
200.000 personas entre 40 y 60 años y medio millón mayores de 60 años, sin gran
diferencia entre los dos sexos..
Es la primera causa de hospitalización en mayores de 65 años y la tercera causa de
mortalidad por problemas cardiovasculares que, a su vez, es la primera causa de muerte
en países desarrollados.
El corazón humano es una electrobomba con capacidad para unos 100.000 latidos
diarios; unos 36.5 millones de latidos año y casi 3 billones de latidos en una vida de 80
años. Es decir, es una infatigable y poderosa bomba vital. Pero esa tremenda
potencialidad puede verse condicionada por factores adversos.
Descripción
Si consultamos los diccionarios, insuficiencia significa “falta de suficiencia”; “cortedad
o escasez de algo”. Si consultamos suficiencia nos aclaran: “”capacidad, aptitud”. Y
suficiente, “bastante para lo que se necesita”.
Estas definiciones de los diccionarios ya nos aclaran mucho sobre lo que puede implicar
la insuficiencia cardiaca. El corazón se ve incapacitado para bombear suficiente sangre
al resto del sistema, lo que ocasiona una alteración por defecto entre la sangre que llega
y las necesidades del organismo.
Aunque puede presentarse de forma repentina ante alguna circunstancia que nos afecta
con fuerza, lo normal es la evolución lenta en un principio que se va agravando cada vez
a mayor ritmo.
Síntomas
En principio aparece la limitación física para el movimiento como fatiga muscular al
subir escaleras y posibles palpitaciones o arritmia que desaparecen con el reposo. La
sangre tiene dificultad para llegar a los músculos. Poco a poco esta limitación se va
agravando. Se va reteniendo líquido en los pies y tobillos y en la pleura y la respiración
se hace fatigosa con posible tos seca, las venas del cuello aparecen expandidas y
comienza la inflamación del hígado e hinchazón del vientre. La calidad de vida se va
deteriorando.
La reducción de sangre en el cerebro puede ocasionar sensaciones de mareo, confusión
y hasta momentos de pérdida de consciencia. Dificultad para dormir y fatiga creciente.
En resumen, todo cuanto puede derivarse del hecho de llegar insuficiente sangre con la
consiguiente desnutrición (oxígeno y nutrientes) de tejidos y órganos y, por supuesto, la
dificultad para un normal funcionamiento del organismo a partir del estancamiento de
toda clase de elementos que contaminan sangre y el sistema y agravan aun más el
problema.
Por otro lado las arritmias implican pérdida de la armonía en el ritmo cíclico de latidos
del corazón con perturbaciones cada vez más turbulentas que influyen y alteran todas
las funciones físicas y emocionales del corazón. Dada la relación del corazón con los
sentires de alegría y tristeza, la insuficiencia cardiaca puede inducir a abandonarse en
los “pantanos de la tristeza”.
Se acentúa
Con la edad por el normal desgaste de nuestra electrobomba, el corazón.
En casos de hipertensión, estrés, obesidad, diabetes, infecciones generalizadas,
problemas de tiroides… y con todo aquello que contamine la sangre y reduzca la
sección de cauce en los vasos sanguíneos.
En resumen, con todo cuanto recaliente y contamine el medio ambiente interno y, por lo
tanto, la sangre.
Pronóstico oficial
Es una patología progresiva, crónica, grave y con frecuencia letal, aun con tratamiento.
La supervivencia es del 50 % a los 5 años de diagnóstico, y se compara en cuanto a
pronóstico con el cáncer. Se considera una epidemia y con previsiones de aumento con
repercusiones en los costes asistenciales y utilización de recursos sanitarios humanos y
económicos, especialmente con el progresivo envejecimiento, absoluto y relativo, de la
población.
Diagnóstico oficial
El miocardio no puede bombear bien la sangre fuera del corazón (IC sistólica) o bien los
músculos del corazón están rígidos y con deficiencia de sangre (IC diastólica). En
ambos casos la consecuencia es que no puede bombear suficiente sangre oxigenada,
especialmente cuando se está haciendo ejercicio.
Diagnóstico desde el Método Jinjer
En palabras que todo el mundo puede comprender, el problema, más que en la
electrobomba, el corazón, está en el fluido, la sangre, que ha de bombear. Se ha dicho
que “nadie enferma o muere del corazón, sino por sangre contaminada”. Y también “sin
sangre limpia, no hay corazón sano”.
Cuando la sangre, en lugar de estar limpia, se ensucia (infecta), esa contaminación se va
pegando a las paredes de los vasos y va reduciendo la sección de cauce, lo que a su vez
implica un mayor esfuerzo para la bomba que se va cansando, envejeciendo, hasta que
ese motor ya es incapaz de abastecer de sangre a todo el sistema. Hasta ahí la
insuficiencia. A medida que ese cansancio y envejecimiento del motor se acentúa, la
desnutrición del sistema aumenta y todas las funciones físicas, emocionales y mentales
se van deteriorando. Cuando estos factores llegan a un punto crítico, la bomba se para
como el corazón de un caballo “reventado”.
Desde fisiología energética
Corazón, órgano con energía “fuego”. Muy sensible al exceso de presión > aceleración
> tensión > calor.
De acuerdo a la Tradición, el corazón es el “monarca de la energía”, el más
imprescindible en el sistema, como analógicamente lo sería el motor en un coche.
El corazón envía energía al Bazo Páncreas que, a su vez controla al sistema linfático,
encargado de la limpieza del sistema; función que, a su vez, está en la base del buen
estado del sistema inmunitario. El sistema circulatorio de la sangre tiene un motor, el
corazón. El sistema linfático no lo tiene su motor es el movimiento. De ahí la
importancia del ejercicio para limpieza del organismo y para que el sistema inmunitario
funcione adecuadamente. De ahí que, si el corazón se debilita, no envía suficiente
energía a Bazo Páncreas y la pescadilla se muerde la cola.
El corazón comanda, con el sistema Termorregulador la temperatura del organismo.
Para ello, comanda igualmente la transpiración de la que se sirve el Termorregulador
para refrigerar al sistema. En estos momentos de Efecto Invernadero interno, la energía
y sangre se reconcentran hacia el interior, la piel no está bien irrigada y la transpiración
se dificulta. Resultado: recalentamiento del medio ambiente interno y piel desvitalizada
y, por supuesto, disminuida su función en la limpieza del sistema. .
Tratamiento oficial de la insuficiencia cardiaca (medicina química)
Su objetivo es retrasar la progresión del problema y, en lo posible, mejorar la calidad de
vida y prolongar la supervivencia. Se trata con diuréticos para la retención de líquidos,
vasodilatadores para tratar de ensanchar la sección de cauce de los vasos,
betabloqueantes para disminuir las pulsaciones y medicamentos para la hipertensión,
diabetes… En algunos casos graves, implantación de marcapasos o desfibriladores, es
decir, dispositivos de asistencia a la debilidad del corazón. Cuando es posible, trasplante
de corazón.
Tratamiento con el Método Jinjer (medicina física)
Criterios generales: El corazón precisa calidez por dentro y frescor por fuera.
Limpiar la sangre. Una vez más, seguimos al gran Hipócrates. Primero no contaminar y
luego limpiar. Las sugerencias que anotamos a continuación pretenden estos dos
objetivos, incluyendo la activación del sistema linfático y, a través de ello, potenciar el
sistema inmunitario.
Alimentación. Seguir las indicaciones de la alimentación para el Cambio Climático
sugeridas en esta web. Controlar especialmente:
Los factores calentadores: grasas (especialmente las saturadas), carnes, estimulantes,
alcohol, tabaco, fritos…
Los factores contaminantes: productos químicos, generadores de ácidos grasos y demás
contaminantes: enlatados, mariscos, embutidos y salazones, dulces, lácteos…
Masticar al menos 50 veces cada bocado para que la energía del estómago esté lo mejor
posible, la digestión se realice adecuadamente, y así sea posible una adecuada
asimilación. Recordemos que el Intestino Delgado es un órgano energéticamente
conectado con el Corazón.
Alimentación gaseosa. Practicar ejercicio durante 5 minutos mañana y tarde con
respiraciones amplias y profundas. Durante todo el día, estar pendiente de respirar lo
más amplio y profundo posible.
Potenciar: alimentos diuréticos, algas marinas y maíz.
Suprimir la sal fina (cloruro sódico). Se puede cocinar con mucha moderación de sal
gorda.
Ejercicio gradual termorregulador. Comenzar por caminar. Aplicarse crema Hedra
mezclada con una tercera parte de sal gorda (previamente molida) en todo el cuerpo.
Forrarse de ropa. Caminar hasta sentir que el cuerpo está caliente. Ducharse con agua
tibia y terminar con agua fría en brazos y piernas. Repetir la operación 3 veces.
Gradualmente, ir bajando la temperatura del agua de la ducha hasta conseguir ducharse
con agua fría tal como sale del grifo.
Contrastes específicos. Los contrastes son una de las técnicas más eficientes para
limpiar la sangre. Una de las estrategias básicas consiste en derivar sangre a piel. Con
ello se consigue contrarrestar el efecto invernadero interno, liberar de carga al corazón,
potenciar la termorregulación natural del sistema y potenciar el sistema cutáneo como
medio para limpiar la sangre. Ducha de la mañana al levantarse. Con agua templada y
terminar con fría en brazos y piernas. Ducha de piernas al acostarse. Directamente
ducha fría de medio minuto desde glúteos (no hay ningún peligro) seguida de aplicación
de crema Balsámica en piernas.
Derivaciones del exceso de calor. El corazón se expresa de forma natural a través de la
lengua (habla, canto) y de los brazos. Así pues, será provechoso charlar con los amigos,
cantar… y realizar contrastes derivativos hacia brazos.(..)
Desde el parámetro centro-periferia, el problema está en el centro y hay que derivar a la
periferia, por lo que conviene hacer el máximo de contrastes en brazos, ya citado, y en
piernas, pera derivar calor hacia abajo, con aplicaciones frías de duchas, frotaciones con
toalla humedecida en agua fría o aplicación de crema Balsámica a piel húmeda..
Una especie de seguro: mantener siempre los pies calientes. Si es necesario, aplicar
Termal (polvos de plantas calentadoras).
Hábitos y costumbres. Es preciso disminuir la presión para ralentizar la vibración
molecular del corazón y así aliviar su tensión. Recordemos que en física no creemos en
milagros ni en “pajaritos preñados”; es decir, pensar que podemos tomar una pastilla
como remedio mágico para poder seguir haciendo las mismas cosas que nos llevaron al
problema.
Disminuir las necesidades vitales y profesionales para no cargar al “motor” con más de
lo que puede soportar, porque por ese motivo entró en estado de insuficiencia. En
resumen, hay que desprenderse de lo que no es absolutamente necesario. Hay que soltar
lastre vital. De lo contrario, todo será una batalla absurda y sin sentido.
Infusiones. 3 al día de la mezcla de salvia, artemisa, borraja y corteza de sauce. Si hay
hipertensión: cocimiento de 5 minutos de hojas de olivo. Si hay colesterol: cola de
caballo.
Productos Jinjer para la insuficiencia cardiaca
- Balsámica. Para aplicar 2-3 veces en pecho y espalda con masaje hasta punto de
molestia.
- Hedra. Para aplicar a todo el cuerpo en los contrastes.
- Aliento Polar. Para aplicar a brazos y piernas cuando se tiene calor. Cuando no
hace mucho calor, sustituirlo por Balsámica.
- Termal. Polvos de plantas calentadoras para mantener siempre los pies calientes.
¿Alternativas al momento actual?
Habría que vivir de acuerdo a las verdaderas necesidades del ser humano y no de las
ficticias a las que ha inducido el “malhadado” estado de bienestar, que ha inducido al
individuo y a la civilización a vivir de “crédito” por encima de las propias posibilidades.
Y así se llega inevitablemente a la situación de insuficiencia, porque llega un momento
en que no podemos pagar ni los intereses del crédito prestado para vivir artificialmente
más allá de nuestras posibilidades reales. Nuestros objetivos hedonistas están por
encima de nuestras posibilidades reales y así estamos aventurando nuestro pretendido
poder más allá de nuestro dominio real. Así pedimos a nuestros motores (corazones)
más de lo que pueden dar… hasta que entran en quiebra y se caen reventados como los
caballos cuando ya no pueden más.
www.jinjerbalsam.com
Noviembre 2010-11-03
Pd. Si este pequeño estudio ha sido de tu agrado e interés, puedes, además de
practicarlo, comunicarlo a posibles amigos con riesgo de padecer este problema.
La tribu te lo recompensará.
Related documents
La_Circulacion
La_Circulacion