Download gobierno-iglesia-empresarios-trabajadores-promueven-el

Document related concepts

Diálogo social wikipedia, lookup

Relaciones laborales wikipedia, lookup

Derecho al trabajo wikipedia, lookup

Negociación colectiva wikipedia, lookup

Confederación Europea de Sindicatos wikipedia, lookup

Transcript
Gobierno, trabajadores y empresarios coinciden en ampliar el diálogo
social
Sábado 28 de noviembre de 2009 | La Nacion
Diversos actores llegaron al consenso de que si se quiere que Chile se siga
desarrollando, hay que aumentar las conversaciones entre empleadores y
trabajadores, en temas como la ampliación de los sindicatos y el estímulo de
la negociación colectiva.
El encuentro organizado por empresarios cristianos sirvió para que
trabajadores, gobierno y líderes patronales dialogaran sobre la importancia
de establecer más puentes entre todas las partes y asegurar que el diálogo
social sea una realidad en Chile.
Pese a que suena complicado, ayer en un encuentro organizado por la Unión
Social de Empresarios Cristianos (USEC) quedó claro que gobierno,
trabajadores y empresarios pueden llegar a una coincidencia: en el país se
necesita mayor diálogo social, dado que hay un consenso en que es
necesaria esa herramienta para que Chile pueda seguir desarrollándose, al
igual que otros países de la región como Brasil, que poseen fuertes
sindicatos.
Al respecto, la ministra del Trabajo, Claudia Serrano, aseguró que “lo que
sorprende es cómo un país con tan poca conciencia social está logrando el
desarrollo que posee Chile”. Añadió que “aquí, a pesar de este punto tan
desfavorable, estamos logrando importantes progresos a nivel económico”.
En tanto, el especialista en Trabajo Decente de la Organización Internacional
del Trabajo (OIT), Guillermo Campero, detalló que el diálogo social “es
extremadamente principal, no sólo en desarrollar una discusión, puesto que
es un método de gobernabilidad política”.
A su vez, el organismo sostiene que el diálogo social es la manera de
generar instrumentos para crear reglas del juego para manejar disensos y
que ayuda a planificar una compañía con visión de largo plazo.
DISMINUYE SINDICALIZACIÓN
Una de las principales críticas de los dirigentes de los trabajadores es que el
nivel de sindicalismo se ha reducido en comparación a inicios de los ’90.
Para el presidente de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), Diego
Olivares, “existen menos sindicatos que a comienzos de la democracia, lo
que no sólo es responsabilidad de los empresarios, sino que también por
falta de apoyo del Estado”.
Una de las dificultades que plantean en la UNT a esta merma en la cantidad
de sindicatos es la fuerte brecha que existe entre las grandes y las pequeñas
empresas, debido a que en éstas últimas se les hace más difícil crecer en el
tiempo.
Por otra parte, uno de los obstáculos que complica el desarrollo del diálogo
social, son las indemnizaciones por años de servicio, donde todavía no se
logra un consenso entre empresarios y trabajadores.
La secretaria de Estado indicó que “ustedes me dirán: modifiquemos los
años de servicios. Yo les diría: ni un problema. Hagámoslo a pesar de que se
usa muy poco, pero en realidad opera como un factor disuasivo del contrato
indefinido. Es un factor de tomas de decisiones más que de impacto
económico, por lo que creo hay que mirarlo en serio, pero protejamos a los
trabajadores”.
Si bien Serrano destacó la construcción de espacios de confianza, lo que
permitió el acuerdo pro empleo entre el gobierno, trabajadores y
empresarios, la titular del Trabajo apuntó que entre los grandes desafíos de
Chile está avanzar en “competencia y capital humano; diálogo social, pero en
serio; desarrollo económico territorial, y reformas laborales”.
Olivares precisó que “si queremos ser un país desarrollado, el diálogo social
es fundamental, pero se deben generar las confianzas”.
Por su parte, el presidente de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa),
Andrés Concha, reconoció que se deben articular agendas personales,
porque “el camino al diálogo y al entendimiento no es fácil”. Para el dirigente
es importante evitar problemas o “desinteligencias, que destruyen trabajos
larguísimos y que sencillamente terminan en la frustración y en el fracaso”.
Empresarios, trabajadores, iglesia
importancia del diálogo social
y
Gobierno
promueven
la
Mercurio / 28-11-2009
Como "un camino alternativo que permite construir ambientes de confianza
mutua para la superación de conflictos entre sindicatos y empresarios" fue
destacada la necesidad e importancia del diálogo social durante la
conferencia ayer por la Unión Social de empresarios Cristianos (USEC) y
Economía y Negocios de "El Mercurio".
Al encuentro llamado "Diálogo Social:¿Sabemos conversar" asistió el
presidente de la Sofofa, Andrés Concha; el dirigente de la Unión Nacional de
Trabajadores, Diego Olivares; la ministra del Trabajo, Claudia Serrano, y el
padre Rodrigo Tupper, vicario de las Vicarías Pastoral Social y Trabajadores.
Y cada uno de ellos destacó el rol que distintos actores -mundo político,
empresarial, sindical y eclesiático- tienen en la construcción del diálogo.
Concha enfatizó en la importancia del trabajo en equipo y en la formación de
redes, que permitan fomentar la producción. "Tenemos que buscar maneras
de enterrar conflictos y un diálogo social que permita buscar manera de
resolver problemas con los requerimientos de incremento de productividad
que necesita la economía chilena", afirmó. A estos dichos se unió Olivares,
quien dijo que debe existir una instancia de diálogo, donde los
representantes de los sectores puedan debatir.Y aprovechó de comentar que
se necesita mejorar el sistema laboral, por la gran brecha entre las empresas
con gran producción y las más pequeñas. En tanto, la ministra Serrano representando al gobierno-mencionó que en el punto más crítico de la crisis
económica, se firmó el acuerdo proempleo, que permitió que los trabajadores
no fuesen despedidos, gracias al consenso de todas las partes involucradas.
Mientras el padre Tupper dijo, parafraseando al cardenal Raúl Silva
Henríquez, que "estamos a las puertas del Bicentenario y todos queremos
celebrarlo aportando a un proyecto de país. Quisiéramos cuidar el alma de
Chile".
Presidente de Unión Social de Empresarios Cristianos (USEC) Rolando
Medeiros: Todavía hay suspicacias entre los empresarios y los
sindicatos.
Mercurio 27-11-2009
Estas diferencias se solucionan profundizando el diálogo social y creando las
condiciones laborales y jurídicas que generen un clima de cooperación. "En
esto el Gobierno tiene mucho que ver", asegura.
Se requiere profundizar en el diálogo social, dice Rolando Medeiros,
presidente de la Unión Social de Empresarios Cristianos (USEC). "Es la
instancia que permite acercar posiciones entre el sindicato y la empresa",
explica quien será uno de los moderadores del foro "Diálogo social:
¿sabemos conversar?", organizada por Economía y Negocios de "El
Mercurio" y USEC, que se realizará hoy a las 8:15 en CasaPiedra.
-¿En qué pie están las relaciones entre sindicatos y empresas?
"Han ido mejorando gracias al progreso que han hecho las empresas en
materia de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), lo que se ha traducido
en un mejor clima laboral. Sin embargo, todavía hay aprensiones de ambas
partes, la empresa siente reticencia respecto de la labor de los sindicatos, y
algunas consideran que tienen intereses ajenos a los de la compañía".
"Y los sindicatos tienen resquemores respecto del comportamiento de los
empresarios. Entonces hay un terreno grande por avanzar, tratando de
eliminar esas suspicacias mutuas".
-¿Cómo hacer para eliminar esas diferencias?
"El camino es el diálogo, tratar de buscar los espacios donde no haya
intereses en conflicto. Parte de la dinámica que ha generado aprensiones
entre ambos actores está en el hecho de que se contrapone el capital al
trabajo. En ese escenario, lo que da la empresa a los trabajadores se
considera perdido por las compañías. Se deben buscar, de forma creativa,
aquellas instancias donde la interacción se traduzca en una torta más grande
por repartir y donde todos ganan. Una vez que la actividad, la negociación y
relación entre ambos se enfoque en buscar espacios donde todos resulten
ganadores, estas aprensiones desaparecerán, y se trabajará más en
fraternidad para conseguir mejores resultados".
-¿La crisis generó mayores desconfianzas en esta relación?
"La crisis crea más suspicacia pues en el origen de ésta hay una crisis de
valores. Surgen malos ejemplos que son una excepción entre las empresas,
y que tachan a los empresarios como 'chupasangres', lo que no contribuye a
generar un espacio de confianza. El diálogo parte por definir que las reglas
del juego no se basan en una negociación de suma cero; la idea es que en
una negociación se busquen espacios para agregar valor. Si la dinámica de
la relación entre ambos se enfoca en tales aspectos, la relación laboral
mejorará de forma radical".