Download 21 de Junio, 1932 Trastornos respiratorios traumáticos permanentes

Document related concepts

Síndrome de apnea-hipopnea durante el sueño wikipedia, lookup

Parálisis del sueño wikipedia, lookup

Trastorno del sueño wikipedia, lookup

Entrenamiento autógeno wikipedia, lookup

Síndrome de la fase del sueño retrasada wikipedia, lookup

Transcript
SELECCIONES FERENCZIANAS. OBRAS COMPLETAS
DIARIO CLÍNCIO.
21 DE JUNIO, 1932. TRASTORNOS RESPIRATORIOS
TRAUMÁTICOS PERMANENTES DURANTE EL SUEÑO.
.
Sándor Ferenczi
Dos casos de trastornos del sueño existentes desde la temprana infancia: 1) Despertar de un sueño
profundo con sentimiento de vértigo y dolor de cabeza; en estado de semi-sueño, se observa que no respira
absolutamente durante diez segundos o más, y que no siente incluso el impulso de inspirar. Repentinamente,
sentimiento de angustia que induce la inspiración, pero desde el momento en que se reinstala la somnolencia,
la respiración se detiene. Si la fatiga aumenta, llega a dormirse por un tiempo un poco más largo, pero cuando
se despierta de este sueño está como después de una sofocación grave y peligrosa que ha durado mucho
tiempo. Sensación de calor en la cabeza, todas las mantas rechazadas, violento acceso de tos, expectoración
durante horas de una mucosidad viscosa, clara como el cristal, y en la cual las ramificaciones reproducen los
bronquiolos. No hay duda de que los bronquiolos estaban completamente obstruidos y que sectores enteros
de pulmón estaban fuera de función. Pulsaciones aceleradas, pulso irregular. Era necesario casi medio día
para expectorar todas las mucosidades, restablecer a medias la actividad cardíaca-pulmonar y triunfar sobre
la perturbación del trabajo intelectual que, entre otros, fue gravemente perturbado. Observadores advertidos
constatan que el paciente rechina los dientes casi continuamente, que ronca ruidosamente cuando el sueño
es un poco mas profundo hasta que este trastorno respiratorio del tipo Cheyne-Stokes cesa finalmente
despertando sobresaltado. Sucede que el trastorno respiratorio degenera en convulsiones espasmódicas con
lo que la analogía con una crisis epileptoide se impone.
Sin embargo, el mismo grupo de síntomas se reproduce en el curso de cada sesión de análisis, en el
momento en que la relajación alcanza la profundidad deseada. Parece que el paciente presenta en realidad
una tendencia permanente a sumergirse en una agonía de sofocación que persiste también durante el
día, de modo que su respiración es ya, en realidad, una medida de defensa consciente, y no se desarrolla
automáticamente como en las personas normales. Una parte de la atención consciente vela para no dejar
que se interrumpan demasiado tiempo los movimientos respiratorios. El trastorno respiratorio se reinstala
desde el momento en que la atención se restringe por la fatiga o el sueño, o cesa completamente. En el
curso de la relajación analítica recomendada por mi, este tipo de trastorno respiratorio sobrevenía también
en estado de semi-vigilia. Si en el momento del despertar sobresaltado, presionaba al paciente para que
me informara fragmentos de las fantasías oníricas a las cuales de otro modo no prestaba casi atención, y
cuando a propósito de estos fragmentos lo dejaba por una parte asociar libremente y por otra lo ayudaba
un poco planteándole las preguntas adecuadas, llegábamos a la reconstrucción de un trauma infantil de
naturaleza homosexual. Agresión por un varón de más edad, completamente olvidada a nivel consciente,
pero manifiestamente repetida con frecuencia y que tuvo como consecuencia: 1) una inclinación marcada a
subordinarse a un hombre dotado de una fuerte voluntad. A manera de compensación: oposición obstinada
a toda clase de influencia y compulsión a una independencia moral e intelectual completa. Le quedó la voz
un poco femenina, la relación al sexo femenino perturbada; siente respecto a las mujeres: 2) Impotencia
relativa con salidas (heterosexuales) ocasionales; pasión violenta en las fantasías masturbatorias; ejaculatio
sque ad tegmen camerae1; 3) Trastornos respiratorios descriptos; por momentos, dolores punzantes en la
1.- En latín en el texto: “Eyaculación hasta el techo de la habitación” (N del T).
espalda, a veces con sueños de angustia (y de rabia) después de años sin sueños.
Caso II.- Fuerte dependencia de la madre, ninguna relación al padre (un extravagante). “Difficult child”,
“problem child”2. Desde la infancia “golpearse la cabeza contra el colchón” (¡2 a 3 mil veces!) antes de
dormirse. Trastornos respiratorios en el curso de la relajación, exactamente igual al caso 1. Con anterioridad,
vivos dolores en el abdomen así como en, y alrededor, del trasero. Rostro descompuesto, sentimiento
de ser aplastada; Cheyne-Stokes, cara pálida, sensación subjetiva de tener la cabeza ardiendo. El dolor
aumenta a tal punto que provoca -al ser tan inverosímilmente intenso- una risa loca. Es demasiado bestial
(en consecuencia, ¡no verdadero!). Sueños de tener que liberarse a sí misma de situaciones imposibles a
fuerza de ser penosas. Sentimiento de volverse loca. (La realidad de un displacer puede ser aniquilada por la
concentración sobre una representación o una imagen. Los lamas no sienten el dolor si se concentran sobre
ciertas representaciones de palabras.).
Tales pacientes, aparentemente bien adaptados, son inconscientemente enfermos mentales (huyen de la
realidad). La liberación de un dolor consciente salva la vida. En el curso de la relajación (en el sueño), les
surge la sensación de que deben morir, si el despertar por la angustia no logra poner término al dolor, o si
el sentimiento de ser maternalmente amados no los mantiene en vida a pesar de los dolores. El amor es
de algún modo elaborado como antídoto. Sin embargo, aguda sensibilidad para distinguir si es solamente
una bondad fingida o bien una verdadera bondad la que está en juego. Sólo esta última proporciona ayuda
(reconocida sin duda en el comportamiento, en los gestos, en los síntomas de ternura apasionada). Si no la
siente, entonces debe ayudarse a sí misma, es decir, permanecer escindida y loca, y negar la realidad.
Caso III.- Ningún trastorno respiratorio como en los casos precedentes pero -cuando marcha bien la
relajación- espuma de rabia por sentirse dominada sin recursos, crueldad “sin nombre”, “imposible”, y,
para colmo (¡es loco!) ser insultada y denigrada. Consecuencia: querer morir antes de ser asesinada.
Sensación: la cabeza es, de manera no visible, partida en cuatro. La mitad derecha es “la imaginación”
del sufrimiento y la determinación de la decisión de morir. Pero el conjunto está partido en cuatro. Sólo
puede ser realizado pedazo por pedazo, a menos que aparezca un verdadero amante (ideal) que repare todo
(Masculino y femenino: no quiere curarse antes de estar convencida de que vale la pena.) Sólo puede llegar
a esta convicción si el analista, que ve todo, la ama a pesar de esto o justamente por esto.
Aquí se plantea la cuestión práctica: ¿el analista debe darse sin reserva a cada paciente (también como
persona privada y como ser sexuado)? ¡Muy poco posible! Solución (R.N.): Cuando el paciente siente la
capacidad de amor potencial en el analista (no le es absolutamente necesario vivir esto realmente). Quizás
haya en esta división en cuatro una descripción más detallada del proceso de represión histérica.
Comienzo de un proceso de disolución, en el curso del cual la acumulación de los procesos de disolución
inhibe de algún modo una disolución más extendida (mortal), que hace posible (más particularmente por la
desconexión de la cualidad de dolor-displacer consciente) una adaptación a un estado de semi-disolución.
Por la separación del alma y del cuerpo, es posible continuar viviendo. Pero el mantenimiento de la
separación... (La continuación falta. N del E.).
(Sandor Ferenczi. Diario Clínico. Editorial Conjeturales, 1984). (p. 190-194).
Volver a Selecciones Ferenczianas
PÁGINAS DEL PORTAL ALSF-CHILE
http://www.alsf-chile.org - http://www.biopsique.cl - http://www.indepsi.cl
Contacto: [email protected]
.
2.- En inglés en el texto: “Niño difícil”; “niño con problemas (y que trae problemas)” (N del T).