Download altar familiar de primicias 23 de enero 2017

Document related concepts
no text concepts found
Transcript
ALTAR FAMILIAR DE PRIMICIAS 23 DE ENERO 2017
“COLOCA A DIOS COMO LO PRIMERO Y ÉL DARÁ LO QUE QUIERAS”
PAN DE VIDA
2 Crónicas 1:6-7 “Subió, pues, Salomón allá delante de Jehová, al altar de bronce que estaba
en el tabernáculo de reunión, y ofreció sobre él mil holocaustos. Y aquella noche apareció
Dios a Salomón y le dijo: Pídeme lo que quieras que yo te dé”
ORACIÓN EN FAMILIA
SEÑOR y REY ETERNO ya ha comenzado una nueva temporada en nuestro calendario, en
nuevas estaciones nos estamos adentrando, un nuevo año ha comenzado, pero
desconocemos qué nos espera e ignoramos lo que está por venir, porque esa condición nos
da la posibilidad de vivir por la fe como justo delante de ti, además sabemos que a los que
te aman todas las cosas que le suceden les ayudaran para bien, por esa razón lo único que
requerimos en este tiempo es que tú seas lo primero, lo principal y primordial en nuestro
corazón y en nuestra familia. Oramos para decírtelo y hacernos este altar para
demostrártelo; con la ayuda del ESPÍRITU SANTO y en el nombre que es sobre todo nombre
JESUCRISTO. Amén.
PRINCIPIOS APOSTÓLICOS PARA LA FAMILIA
- Salomón estaba iniciando su reinado muy joven en sucesión a su padre David y de algún
modo entendió que los cuarenta años que reino su padre sobre Israel (siete años reinó
en Hebrón, y treinta y tres reinó en Jerusalén 1 Crónicas 29:27), no había logrado todo
lo que se propuso, ni había tenido todo el éxito que había alcanzado durante esos años
por sus propias habilidad, ni por sus talentosas estrategias, ni por los ejércitos que
poseyera, sino solo porque para su padre David, DIOS era lo primero, lo principal y lo
primordial en su corazón.
-
-
-
-
Salomón no quería iniciar un nuevo gobierno en su nación, ni quería empezar su reinado
sin demostrar que para su corazón DIOS era lo primero, lo principal y primordial; por
eso fue al lugar donde estaba establecido el tabernáculo y empezó a entregar
holocausto y cuando ya se habían sacrificado mil bueyes, en esa misma noche se le
apareció DIOS en sueño (1Reyes 3:3-4).
Cuando se va a comenzar una temporada nueva, un nuevo periodo, una nuestra
estación y un nuevo año, se debe marcar desde nuestro corazón el lugar de honra que
ocupa nuestro DIOS y demostrándole cuan valioso es ÉL para todo lo que vamos a
emprender; para que ÉL mismo DIOS nos de todo lo que requerimos para todo este
tiempo.
Si colocamos a DIOS como lo primero, lo principal y lo primordial, no podemos dejar de
comprometer a nuestra familia, amigos y otros que nos rodean, para dejarle ver con
hechos cual es el DIOS que reina nuestro corazón (ÉL cual nos abundará en todo este
año, prosperará todo nuestro camino y se hará evidente que quienes lo colocan de
primero, obtienen lo que quieren y lo que se proponen).
La ofrenda de Salomón no comenzó cuando se sacrificó al primer buey, sino desde que
había recibido el reinado y pudo ver desde su interior con cuanto de lo que poseía podía
honrar al DIOS que le había mostrado su padre. Una verdadera primicia no es la
improvisación de una emoción sino cuando desde lo más profundo del corazón vemos
lo que poseemos y mirando lo que tiene gran valor en nuestro corazón para tomarlo y
ofrecerlo a DIOS como lo primero, lo principal y primordial de nuestro corazón.
-
-
-
-
-
Salomón no había preparado solo mil bueyes (1 Reyes 3: 15), quizás la logística que nació
del corazón del rey era más grande que eso; pero está escrito que cuando ya se había
sacrificado mil holocaustos DIOS se le apareció a Salomón, esto nos enseña que el
monto o la cantidad que el rey Salomón tenía estipulada sacrificar era muy grande y
muy valiosa; porque DIOS le hablo cuando ya eran mil las ofrendas entregadas.
El monto o el número de nuestra primicia con el que queremos honrar a DIOS, no tiene
ninguna importancia, pero lo que sí importa es si lo más grandes y más valioso que
tenemos en nuestro corazón sirve para colocar a DIOS como el primero, principal y
primordial de nuestro corazón.
Salomón fue desnudado con las palabras que le dijo DIOS “pídeme lo que quieras que
yo te dé” (2 Crónicas 1:7); esta pequeña frase puede revelar las intenciones detrás de la
ofrenda de primicia; porque Salomón pudo pedir cualquier cosa que el considerar
necesaria para un reinado exitoso, pero lo que Salomón considero necesario fue solo lo
espiritual (2 Crónicas 1: 10) y no lo material.
Si se cree que lo que se requiere para vivir en una nueva temporada o un nuevo año son
cosas materiales, estaríamos utilizando la ofrenda de primicia para una compra y no
para una honra; está escrito que nuestro Dios sabe de nuestras necesidades materiales
(Mateo 6:8; 32) y JESÚS aconseja en Lucas 6:27 que trabajemos por lo eterno (lo
espiritual) y no por lo temporal y pasajero.
Aprendiendo de lo que nos enseña el rey Salomón en el inicio de su reinado (Salomón
es el autor de Proverbios 3:9-10 y no solo lo escribió, sino que lo vivió), podemos
concluir que la primicia que nace en un corazón que tiene a DIOS como lo primero, lo
principal y primordial, y siempre va en busca de lo espiritual, obtendrá todo lo que
quiere que DIOS le dé, además de todas las riquezas materiales (2 Crónicas 1:11-12).
PRIMICIAS DE GENEROSIDAD
Si una ofrenda de primicias que tenemos establecida en el corazón, sirve para que nuestro
DIOS nos conceda lo espiritual; entonces que sea CRISTO revelado en nuestro corazón, sea
lo que obtengamos para asegurar que este año, todo sea por su voluntad.
DECRETO APOSTÓLICO
Decretamos en el nombre de JESÚS que este año 2017 inicia estableciendo lo eterno (lo
espiritual) a CRISTO como lo primero, lo principal y lo primordial, para asegurar que el éxito
estará presente durante todos los días de este nuevo tiempo; decretamos que nuestra
generosidad esta siempre disponible para honrar a nuestro DIOS y que lo que poseamos
jamás va a ocupar el lugar privilegiado que tiene en nuestro corazón.
Related documents
Puntos Sobresalientes 1 Reyes 3 al 6
Puntos Sobresalientes 1 Reyes 3 al 6
Genesis
Genesis