Download Trabajo práctico: Elaborado por: Clara Inés Carreño Manosalva Tema

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts

Lev Vygotski wikipedia, lookup

Salud mental wikipedia, lookup

Mentalización wikipedia, lookup

Infancia wikipedia, lookup

Teoría del desarrollo moral wikipedia, lookup

Transcript
Trabajo práctico:
Elaborado por: Clara Inés Carreño Manosalva
Tema 2. Importancia de la salud mental en las etapas tempranas de la vida
Título: Principales razones para velar por la salud mental de niños, niñas y adolescentes
Fecha: 4 de septiembre de 2009
1. Capacidad de simbolizar el mundo en el que se participa: La posibilidad de un estado
de bienestar en la salud mental de los niños, requiere de relaciones de contención, en
donde el sujeto adulto le participe al niño de palabras, de con-tacto, de miradas, en
fin, de distintas provisiones simbólicas presentes en el lenguaje, en la interacción y en
las prácticas culturales y sociales de cuidado, que le permitan a ese niño comprender y
darle un sentido a las experiencias como habitante de un mundo. Teóricamente eso
supondrá que ese adulto también es a su vez contenido por la sociedad, o por otros
sujetos, lo que le permite poder así ser continente del niño con quien construye la
relación. La teoría de Bion puede ayudar a profundizar en estos conceptos de
continente y contenido1.
2. Comprender la contradicción: la cultura, el mundo, la religión y en general todas las
instituciones sociales cumplen una función social creando normas que proveen limites
necesarios para contener los impulsos propios del sujeto; las normas sociales
culturales, jurídicas, religiosas, familiares procuran un cierto orden acordado por un
colectivo social; y para ello disponen de razones y argumentos expresados a través del
lenguaje y de las prácticas de socialización y regularización de las relaciones sociales;
sin embargo la norma no elimina el impulso, la pulsión, lo propio de cada sujeto, sus
búsquedas, sus deseos, sus fantasías; más bien en el sujeto coexiste la comprensión de
la norma que le permite insertarse a su grupo y al mismo tiempo sus deseos que no
siempre coinciden con lo establecido en la norma. Una importante razón de procurar
un estado de salud mental en los niños, niñas y adolecentes supondría ir ganando
elementos de pensamiento, de emocionalidad y de sentido que les permitan
comprender la necesidad de la norma, y al mismo tiempo la reflexión y meditación
sobre sus deseos, impulsos, ilusiones que permita encontrar en estos últimos la
posibilidad de nuevas creaciones y transformaciones hacia estados sociales e
individuales de bienestar; comprendiendo la casi necesaria coexistencia de la
contradicción entre la norma y el deseo.
3. El conflicto como posibilitador: la salud mental de un sujeto también da cuenta de sus
posibilidades y limitantes ante los conflictos humanos. Existe un herencia occidental y
es el pensamiento bipolar, aquel que divide la existencia entre extremos; se es bueno
o malo; se es ángel o demonio; se hace negativo o positivo; se ama o se odia; etc; esta
forma de pensamiento nos ayuda a explicar de una manera el mundo y nuestra
manera de hacer parte de él; sin embargo produce fuertes limitaciones cuando de dar
sentido y comprensión a una experiencia se trata, pues totalizar en un único valor la
Bion, W. Attacks on Linking, Internacional Journal of Psycho-Analysis, vol 40, 30815. 1959.
1
experiencia humana reduce significativamente la posibilidad de la transformación, por
un lado; y limita las posibilidades de aprendizaje y reflexión posibles de darse en la
vivencia de un conflicto. Desde este lugar, cuando el abordaje del conflicto va mas allá
de juzgar y escindir a los sujetos en buenos y malos; víctimas y victimarios; quizás el
mismo conflicto generara posibilidades tanto de reparación de lo afectado como de
transformaciones en los sujetos y en los grupos brindando igualmente un estado de
salud mental.
4. Reconocimiento del niño como un ser sexuado, emocional y constructor de saber:
aunque esta en contante transformación, representar a los niños y a las niñas también
sigue haciéndose desde la carencia, la ausencia, el vacio, “la vasija por llenar”, esta
fuerte imagen cultural supone igualmente que el niño no es productor de conceptos,
de sentidos, de emociones, de decisiones, de razones; quizás uno de los conceptos
mas interpeladores a esta idea eurocentrista es el niño como sujeto de derechos, que
si bien le supone ser garante del ejercicio ciudadano, también transforma la idea de
que su psiquis esta vacía o “a la espera” ; a lo cual plantea Eming Young Mary “el
reconocimiento de que las experiencias de la primera infancia pueden ejercer efectos
considerables sobre el desarrollo posterior…”.
Pensar la salud mental de los NNA implica apostarle a reconocer en sus experiencias
tempranas angustias, temores, gustos, placeres, impulsos, posibles de cobrar un
sentido comprensivo en la medida que un adulto, una institución, un colectivo
posibilita los recursos psíquicos y físicos para darle un significado a este cumulo de
emociones favoreciendo su desarrollo y su inserción a la sociedad como sujetos activos
y protagónicos, como diría la misma Eming en tu texto “…favorecer el crecimiento
multidimensional de su desarrollo mental, emocional y social”.
5. Transformaciones macro desde lo micro: Al parecer según múltiples investigaciones y
experiencias nombras tanto en por la OMS como por el texto de Eming, la inversión
integral en la primera infancia favorecería la transformación hacia el bienestar y la
calidad de vida de las sociedades latinas que cuentan con condiciones sociales,
económicas y políticas de profundos malestares; puede que sí, más aún si partimos de
reconocer que ante las situaciones tan adversas como las creadas por sociedades
capitalistas para sus mismos niños, mujeres y viejos sobrevive un aprendizaje social de
protección, de cuidado, de observación y consideración hacia esta parte de la vida de
nosotros mismos. Me sigo aferrando a este pedacito de lo que también somos, que
nos permite ver nos mas allá de simples y funcionales consumidores. La sobrevivencia
de este elemento da cuenta de algunas partes sanas en nuestra mente social, con
referencia a los otros, más aún a aquellos que dan cuenta de la misma continuación de
la especie en condiciones de dignidad.