Download Descargar informe

Document related concepts

Otoscopio wikipedia, lookup

Estimulación electro acústica wikipedia, lookup

Colesteatoma wikipedia, lookup

Oído wikipedia, lookup

Prueba de Weber wikipedia, lookup

Transcript
IMPRESIONES DE OÍDO: PANORAMA ACTUAL
Fga. María de los Ángeles Pardiño
INTRODUCCIÓN
El objetivo del presente trabajo es profundizar en la técnica correcta para la
toma de impresiones de oído, abordando los hallazgos clínicos que pueden
entorpecer o dificultar el procedimiento y compartiendo la experiencia personal
resultante del trabajo cotidiano en un consultorio de toma de impresiones,
teniendo especialmente en cuenta las características de la población de edad
avanzada. También se compila brevemente el aporte reciente en nuevas
técnicas y tecnologías, analizando el impacto que las mismas pueden producir
en la tarea como así los desafíos relacionados con el avance de los audífonos.
Para agilizar la lectura el trabajo está organizado según los pasos descriptos
para una toma de impresión de oído. En cada ítem y según corresponda, se
desarrollan diferentes tópicos que resultan de interés
Molde de oído: Definición y funciones
Un molde de oído es la pieza insertable fabricada individualmente que
conduce el sonido reproducido por un audífono a través del CAE y hacia el
tímpano. En la mayoría de las adaptaciones y configuraciones, los moldes
cumplen varios objetivos:
- Proveer un sello acústico satisfactorio
- Unir acústicamente el OTA al oído
- Retener el OTA en el pabellón
- Modificar acústicamente la señal producida por el OTA
- Ser confortable de usar por un período extendido de tiempo
- Ser estéticamente aceptable para el paciente.
Impresiones
Los moldes se procesan partiendo de impresiones de porciones del pabellón
y CAE. La toma de impresión para moldes es una parte muy importante de la
adaptación de audífonos. Hay que tener conocimiento de factores anatómicos
importantes como de posibles problemas médicos. Se debe comprender bien el
proceso de toma de impresión y desarrollar una buena técnica a través de la
práctica.
DESARROLLO
La toma de impresiones de oído
Primer paso: Informar al paciente
No olvidar dar una breve explicación de lo que vamos a hacer,
adecuándonos a las características del paciente que tenemos enfrente. Es útil
aclarar que puede ser necesaria una segunda toma si la primera no es
satisfactoria. Si se trata de un niño, es bueno detenerse mejor en las
explicaciones, realizando una demostración práctica con algún juguete o con su
acompañante.
Segundo paso: Examinar el Oído Externo
Consta de una inspección ocular del pabellón auricular seguida de un
examen del conducto auditivo externo. Para esto último la linterna aporta
iluminación, pero el otoscopio además aumenta, por lo que su uso es
recomendado .En adultos es mejor tirar del pabellón arriba y atrás, y en los
niños tirar el lóbulo hacia abajo para abrir el conducto durante el examen.
Siempre hay que tener total control al manipular el instrumental ante
eventuales movimientos súbitos de la cabeza del paciente.
Este examen permite saber varias cosas importantes del paciente:
- El tamaño de la impresión que se va a tomar.
- El largo, dirección y diámetro del CAE
- La forma y contornos del CAE y pabellón.
- Si es o no portador de alguna patología que requiera tomar alguna medida
extra de cuidado o directamente que impida la toma en el momento.
A continuación se enumeran algunos posibles hallazgos resultantes de la
inspección ocular y la otoscopía, junto a algunas recomendaciones a tener en
cuenta en cada uno de ellos.
Pabellón auricular:
- Malformaciones diversas de pabellón: tratar de realizar una copia fiel de
todos los relieves existentes para permitir la confección de un molde con
adecuado sostén.
- Traumatismos, tumoraciones (por ej. queratomas): siempre requerir
autorización de ORL.
Conducto auditivo externo y membrana timpánica:
- Atresia o estenosis de CAE: Parcial o total, se toma impresión con
autorización médica. Puede haber un neoconducto tallado quirúrgicamente.
- Cerumen: La cera puede ser seca o húmeda. La húmeda puede ser amarilla,
marrón, rojiza. La seca aparece como escamas. Si hay en cantidad, hay que
derivarlo al médico para la extracción.
- Tapón epidérmico: se deriva a ORL para una adecuada limpieza.
- Inflamación, secreción por procesos infecciosos, eczemas, forúnculos, etc:
derivar a ORL
- Alteraciones de la forma del CAE que puedan dificultar la extracción del
material (forma de “reloj de arena”, CAE infundibuliforme, osteomas etc.)
Siempre obturar bien cuidando de no llegar con la pasta más allá del
estrechamiento.
- Cavidades quirúrgicas: siempre preguntar al paciente si lo han operado
de los oídos, y de qué lo operaron. Tener extremo cuidado en este
caso. A menudo no hay tímpano ni huesecillos y la piel del conducto está
hipersensibilizada. A veces se requieren varios tapones para obturar. Es
recomendable supervisión del médico sobre todo en cavidades radicales.
- Cuerpos extraños: Se visualiza un color raro o alguna forma. Pueden ser
insectos, algodón, semillas, etc. Derivar al doctor.
- Otulosis: Secuelas post- otíticas de oído medio. Son toda clase de estados
residuales del oído medio debidos a infecciones, cualquiera sea la clase de
otitis o trauma que los haya producido. Pueden aparecer placas calcáreas de
cicatrización, adherencias, perforaciones centrales o marginales, etc.
Precaución con la proximidad al tímpano y con la presión que se imprime al
material.
- Tímpano abombado/retraído: indicadores de patología de Oído medio, derivar
a ORL.
Experiencia personal:
Una estadística de hallazgos durante el examen previo
He tomado como muestra las impresiones realizadas personalmente en un
consultorio con demanda espontánea. Para el muestreo no se han tenido en
cuenta los casos con cerumen excesivo o inflamaciones los cuales fueron
derivados a ORL. De un total de 173 tomas realizadas, se han contabilizado:
Sin particularidades:
Otulosis:
Membrana timpánica perforada:
CAE estrecho:
Malformaciones de O externo:
Cavidades quirúrgicas:
Osteomas:
Estapedectomías:
134
15
7
5
4
4
2
2
77.45%
8.67%
4.04%
2.89%
2.31%
2.31%
1.15%
1.15%
De esto se desprende que los casos que requieren cuidado extra ascienden
aproximadamente a un 23%, lo que indica que casi 1 de cada 4 pacientes
presentó un hallazgo clínico que conforma un riesgo adicional para la toma.
Esto da cuenta de la importancia de realizar un examen minucioso
previamente.
Otro factor a tener en cuenta es pensar en las características del paciente
añoso.
El paciente de la tercera edad
Desarrollo mi tarea en un consultorio exclusivo para moldes en una
institución dedicada a la atención integral del paciente hipoacúsico y que
apunta principalmente al equipamiento audioprotésico. La población
mayoritaria que concurre para la toma de impresiones está en la tercera edad,
aunque no es excluyente. En buena parte de estos pacientes añosos se pueden
observar algunas modificaciones en los tejidos del oído externo que llevan a
tomar algunas precauciones extra al momento de realizar la toma.
Los cambios estructurales se notan a nivel del pabellón auricular por un
aumento del tamaño del mismo, con mayor flaccidez que el de un paciente
más joven. Johnson y Hadley (1964) describieron sequedad, rigidez y pérdida
de lozanía. Esto dificulta un poco la tracción del pabellón para la otoscopía,
siendo el epitelio más susceptible de ser lesionado. Además mencionan un
aumento del crecimiento piloso y acumulación de arrugas en la piel la cual es
más delgada y translúcida.
Tato describe también la hiperqueratosis senil, que puede llevar a
queratomas en el pabellón.
A nivel CAE, los tejidos presentan alteraciones atróficas, puede haber un
conducto que se estrechó por el colapsamiento de la piel debido a la
degeneración del cartílago subyacente. También muchas veces el cerumen
presenta mayores dificultades para la extracción, pudiendo quedar la piel
irritada al extraerlo, o al quitar la impresión una vez fraguada. Puede ser útil
retirar la impresión unos segundos antes de que alcance dureza total, cuando
todavía está ligeramente flexible, para prevenir lesiones y hasta un eventual
sangrado ya que muchas veces estos pacientes están anticoagulados por los
problemas clínicos que presentan.
Tercer paso: Colocar el tapón en el oído
Siempre hay que chequear que no queden espacios libres y dentro de lo
posible tratar de pasar un poco la segunda curvatura.
Puede que contemos con otoblocks de gomaespuma, que ya vienen en
diferentes tamaños, o podemos usar torundas de algodón confeccionadas con
etiquetas colgantes. La ventaja del algodón es que se desliza menos fácilmente
que la espuma, dando una mayor contención al material de impresión y en el
caso de cavidades radicales nos ayuda a que la pasta no lo empuje fácilmente,
previniendo mejor los desbordes.
Cuarto paso: preparar el material de impresión
No es el propósito de este trabajo detallar los diferentes tipos de
materiales, lo que ya fue abordado en el curso. Es bueno recordar que existen
distintos grados de viscosidad en el material una vez mezclado y listo para
usar, y que esta viscosidad influye en cómo ese material va a expandir la
porción cartilaginosa del CAE. A viscosidad más alta (menos líquido el material)
el material expandirá más los tejidos del CAE dándonos una impresión con
mayor sello. Es posible que los tejidos estén demasiado laxos en algunos
pacientes, provocando que la impresión salga demasiado grande. Tal vez en
esos pacientes que se quejan de dolor o molestia porque el molde terminado
les resulta muy grande, sea útil usar un material de menor valor shore (más
líquido) como por ejemplo el de las pistolas inyectoras, para intentar que el
molde finalizado sea más pequeño.
Quinto paso: introducir el material en el oído
Hay que hacerlo con sumo cuidado, controlando la fuerza con la que el
material ingresa al conducto, y a la vez con la rapidez necesaria para evitar
que se seque antes de introducirlo, malogrando los resultados.
También interesa ver la posición de la mandíbula en el momento de la
introducción y fraguado del material. Lo usual es la posición de reposo,
pidiéndole al paciente que no hable ni mueva la boca durante la toma.
La impresión a boca abierta
Debido al desarrollo de los CIC (completely in the canal) y los micromoldes
para Open fit y sistemas RITE, en los cuales el calce determina el éxito o
fracaso de la adaptación, las investigaciones apuntaron a la flexibilidad del
cartílago del CAE como la causa del feedback producido por el movimiento.
Pirzanski (1996) recomienda tomar una impresión con boca abierta si existe
alguna de las siguientes condiciones:
- Se observa un desplazamiento significativo de la mandíbula a simple vista al
mover el maxilar.
- Durante la otoscopía se ven cambios en el CAE al mover la mandíbula.
- El paciente se queja de feedback o pérdida del calce ante movimientos de la
ATM.
- El molde o carcasa se sale del oído.
- El paciente refiere una pérdida de potencia del OTA causada por el
movimiento mandibular.
Se recomienda usar una silicona no demasiado fluida (de valor shore más
elevado) para tomar estas impresiones, para permitir que el cartílago se
expanda. El molde o carcasa calzará confortablemente porque con la
mandíbula cerrada el cartílago se relaja y apoya confortablemente contra éste.
Para mejores resultados, las impresiones con boca abierta deberán llegar
pasando la segunda curvatura del canal, aunque el producto final no vaya a ir
tan profundo en el oído.
La impresión masticando vigorosamente
Es útil esta técnica cuando el molde o carcasa presenta desplazamientos al
comer o hablar, pudiendo llegar a ser expulsado del CAE. Esto ocurre porque al
apretar la mandíbula se afina el diámetro del conducto. Como con la técnica de
boca abierta se logra un molde de mayor diámetro todavía lo cual en pacientes
con gran modificación al masticar produce dolor o dificultad en la colocación,
entonces la impresión masticando puede ser de ayuda.
En la experiencia diaria se ven resultados satisfactorios usando con criterio
las diferentes técnicas según las necesidades. Por ejemplo, en un caso de
incomodidad en el calce sería improcedente tomar a boca abierta, lo que
produciría un molde todavía más difícil de calzar.
Una vez introducido el material, se debe presionar el mismo muy
suavemente para procurar que el mismo copie fielmente los relieves del
pabellón. Si la presión es grande, deformaremos el pabellón.
Sexto paso: retirar la impresión
Se hará de manera suave, haciendo entrar aire para romper el sello y
girando la impresión para que ésta salga con naturalidad. Nunca hay que
forzar la salida si se nota resistencia. Puede ser útil traccionar levemente el
pabellón para ayudar al deslizamiento.
Séptimo paso: chequear el conducto del paciente
Siempre miraremos con el otoscopio para corroborar que todo esté en
orden. En algunas personas el contacto con el material de impresión puede
causar un leve enrojecimiento de la piel del conducto. Si se observa que a
pesar de los recaudos tomados quedaron restos de pasta o del tapón, hay que
informar a ORL para una adecuada limpieza.
Octavo paso: Comprobar si la impresión es satisfactoria
Este tópico fue desarrollado al detalle en el contenido del curso. Es
obligación del profesional enviar la mejor impresión posible al laboratorio,
aunque esto implique realizar más de una toma. Es preferible esto a tener que
entregar un molde con calce defectuoso y vernos obligados a rehacerlo.
Final: preparar la impresión para el envío al laboratorio
Se colocan los datos del paciente, especificando tipo de molde, material,
etc. Es útil también especificar si hay alguna situación clínica de importancia
para el técnico (malformaciones, conductos demasiado sinuosos o con
operaciones, etc.). Es preferible que la información redunde.
Innovaciones
Una solución para dispositivos de inserción profunda
En busca de un equipamiento de inserción profunda que sea eficiente y
seguro, se ha desarrollado una técnica que ofrece un procedimiento de
impresión similar al tradicional pero que evita los problemas típicos de
confeccionar un audífono de estas características (riesgo de daño al tomar la
impresión, disconfort en el uso, calce con desplazamiento al mover la
mandíbula, feedback, etc.)
El sistema consiste de dos partes: Un domo blando que permite un calce
confortable en la porción ósea del CAE y una carcasa pequeña que contiene los
componentes del audífono.
Esto incluye un procedimiento nuevo y fácil para tomar la impresión:
- Examen otoscópico.
- Colocación del domo de impresión blando con una linterna de punta, hasta
2mm después de la segunda curva del CAE. De este modo en la parte profunda
queda colocado el domo que sella con seguridad la zona, y formará luego parte
de la impresión terminada (no se descarta).
- Toma de la impresión con la silicona de uso estándar, siguiendo el mismo
procedimiento que para una impresión normal.
- La remoción es simple como antes, saliendo también el domo blando el cual
queda integrado en la impresión. Ésta luego se envía digital o físicamente al
laboratorio.
El dispositivo terminado es un audífono de inserción profunda que contiene
un domo blando en la punta con una vida útil de entre dos y cuatro semanas,
luego de las cuales el usuario reemplaza el domo por uno nuevo y limpio.
La punta blanda soluciona el problema del disconfort, y la inserción
profunda otorga mayor ganancia y salida, reducción del feedback, mejor calce
y direccionalidad.
Inclusión de la tecnología 3D en el proceso de toma de impresiones de
oído
En este apartado vamos a considerar dos direcciones principales hacia las
cuales están apuntando los desarrollos tecnológicos:
- Toma tradicional seguida de escaneo 3D
Luego de que la impresión es tomada con la técnica tradicional, la misma es
escaneada en 3 dimensiones y convertida en un archivo digital, el cual se envía
al laboratorio de moldes. Esto permite trabajar sobre la misma en un software,
para hacer el corte, tallado y modificaciones que sean necesarias antes de
producir el molde/cápsula. Ingresando el modelo de audífono en el sistema,
éste calcula el mejor corte de acuerdo a la disposición óptima de los
componentes.
Con este sistema se evita tener que recitar al paciente cuando se produzcan
errores en el corte del material, ya que siempre el laboratorio cuenta con una
impresión completa en versión digital.
También es un punto de partida interesante para la realización de trabajos
de investigación. Por ejemplo, se puede hacer un seguimiento a través del
tiempo para verificar cómo se va modificando el conducto de una misma
persona con el uso prolongado del molde, ya que se puede contar con todas
las impresiones que la persona se irá tomando periódicamente para luego
compararlas, hacer previsiones, comprobar diferentes materiales, etc.
- Toma utilizando escaneo 3D
Lo que realmente revolucionará el trabajo del audioprotesista, es la
inclusión de esta tecnología 3D en el proceso mismo de la toma de impresión,
aboliendo el uso de los distintos materiales para copiar la forma del oído y
pasando directamente a usar un escáner que toma la imagen digital en 3D del
CAE y pabellón auricular, la almacena y la envía luego al laboratorio.
En la actualidad hay dos compañías que tienen en desarrollo escáneres de
oído, cada una de ellas con su propia tecnología.
Una de estas empresas desarrolló un dispositivo que crea una
representación digital a través de una tecnología del Dr. Douglas Hart del MIT
(Massachusetts Institute of Technology) denominada por sus siglas en inglés
ERLIF, algo así como Fluorescencia Inducida por Emisión y Reabsorción de
Laser. Es un algoritmo patentado que permite generar un mapa en 3D
mediante la medición de la intensidad de dos rayos de luz fluorescente de
diferentes largos de banda, los cuales atraviesan un medio líquido que absorbe
selectivamente una de las dos bandas, mientras una cámara va realizando la
medición. Mediante este algoritmo se puede hacer el mapeo del CAE también
en movimiento, y también comprobar la elasticidad de los tejidos.
El dispositivo está compuesto de un fibroscopio incluido en una membrana
que se inserta en el oído realizando una video otoscopía. Una vez ubicada
correctamente esa membrana se llena con el medio líquido absorbente
causando que se expanda (sólo radialmente y no longitudinalmente hacia el
tímpano) y tome la forma del conducto. Entonces el fibroscopio se pasa a
función escáner y se va moviendo automáticamente para generar la imagen 3D
en tiempo real. El escaneo dura alrededor de 60 segundos y cuando está
completado la membrana se vacía automáticamente y el dispositivo puede ser
retirado con seguridad y cómodamente del oído del paciente. Los datos se
procesan y pueden enviarse a cualquier fabricante en cualquier lugar del
mundo instantáneamente, donde el OTA o molde será fabricado.
El segundo sistema es aún más sencillo, está desarrollado por una empresa
en Atlanta y es promocionado como “no invasivo” siendo sólo necesario
introducir una sonda la cual toma las imágenes del conducto y del pabellón,
digitalizándolas. Este instrumento es de utilidad para realizar también videootoscopías.
El profesional tiene que “tocar” primero la entrada del conducto auditivo
para indicarle al software la localización de la misma. Luego, en modo de
videoscopio se establece la profundidad del canal hasta el tímpano. En esta
modalidad se pueden tomar imágenes otoscópicas y videos de utilidad.
Luego se escanea simplemente “pintando” con una luz todo el CAE y
pabellón. Se hace primero con boca cerrada y luego con boca abierta, llevando
cada toma 45-60 segundos.
Con estos dos escaneos se toman datos del desplazamiento de los tejidos.
Para eso se ingresa el modelo de audífono y el sistema especifica el área que
se debe analizar con un proceso que es guiado por el sistema y toma unos
segundos tocando con la probeta las áreas requeridas (canal, trago y
antitrago). Tiene en cuenta variables como edad, sexo, peso, pérdida auditiva
y modelo de audífono a ser fabricado. El sistema permite agregar archivos de
voz y de datos adicionales
CONCLUSIONES
La capacitación del profesional que se dispone a tomar impresiones de oído
requiere incorporar la mayor cantidad posible de conocimientos de varios
campos y estar al día con las innovaciones y aportes de las investigaciones que
se realizan en la materia. Todos los días se presentan desafíos diferentes que
exigen la aplicación de dichos conocimientos. El avance de la tecnología en
audífonos requiere impresiones que copien fielmente y con el criterio adecuado
la anatomía del oído teniendo incluso en cuenta la dinámica de sus estructuras.
Algunos dispositivos requieren inserción profunda, o puede haber pacientes
con severos problemas de calce y/o comodidad, etc. El profesional deberá
estar bien capacitado en esta área para que el proceso de adaptación de un
audífono sea con éxito.
Si bien todavía la tecnología 3D está en un desarrollo incipiente,
seguramente con el paso del tiempo los profesionales podremos enriquecer
nuestra experiencia en toma tradicional el uso de esta nueva tecnología.
BIBLIOGRAFÍA
1- Pasik,Y. y cols. Audioprótesis-enfoque médico, Fonoaudiológico y
Electroacústico. Ediciones MAH.
2-Tato J.M., Alonso J.M. Tratado de Otorrinolaringología y Broncoesofagología.
Editorial Paz Montalvo.
3- Hull, Raymond. Hearing in Aging, 1995,Singular Publishing Group
4- Varios. Seminars in Hearing, Vol 24 Number 4, Nov 2003 “Ear impressions
for the new laser Shell Technologie”
5- Branda E. Deep Canal Fittings: Advantages, Challenges, and a New
Approach Hearing Review. 2012;19(04):24-27.
6- Azim, Yahid. Making a Digital Impression Using 3D Ear Canal Scanning. MBA
7- 3DM Scans the Future of Hearing Care Hearing Review. 2012;19(07):28-35.
8- Kirkwood, David. Hearing News Watch - Hearing health & technology
matters. (Blog de audiología)