Download documento posición alianza española contra la pobreza

Document related concepts

Políticas sobre el calentamiento global wikipedia , lookup

Gobernanza ambiental wikipedia , lookup

Justicia climática wikipedia , lookup

Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático wikipedia , lookup

Economía del calentamiento global wikipedia , lookup

Transcript
DOCUMENTO POSICIÓN ALIANZA ESPAÑOLA CONTRA LA POBREZA
BORRADOR
El próximo 7 de julio (07/07/07) se cumplirá la mitad del plazo acordado por todos los Jefes
de Estado y de Gobierno del mundo para alcanzar los ODM, es decir, para reducir a la mitad
la proporción de personas que pasan hambre o viven en míseras condiciones con menos de un
dólar diario, o para alcanzar la escolarización universal de todos los niños y niñas, o para
detener las epidemias del SIDA, el sarampión o la malaria.
La Alianza Española contra la Pobreza denuncia que los ODM se están incumpliendo de
forma flagrante e irresponsable. De seguir las actuales tendencias, en el mejor de los casos los
ODM –poco ambiciosos en general- tan sólo alcanzarán un 50% del avance planteado, en el
peor de los casos el panorama mundial habrá empeorado porque se siguen constatando cómo
la calamitosa situación de pobreza extrema y falta de oportunidades afecta cada vez más a un
mayor número de personas.
La Alianza Española contra la Pobreza presiona para reclamar una vez más que son
imprescindibles cambios políticos de relevancia para establecer una senda de desarrollo
humano, equitativo y sostenible para todas las personas del Planeta.
A la mitad del camino, persisten las resistencias a los cambios necesarios
Esta realidad se debe fundamentalmente a que los gobiernos de los países ricos y las
instituciones financieras internacionales por ellos controladas no están permitiendo que las
cosas cambien. A pesar de que algunas voces pregonan el buen estado de la economía
mundial argumentado con cifras de crecimiento anual sostenido, dicho crecimiento se sustenta
en un modelo de desarrollo que sólo beneficia a un reducido grupo de países e intereses,
perpetuando desequilibrios dramáticos para gran parte de la población mundial y alcanzando
cotas de insostenibilidad que amenazan la vida en el planeta. Una vez más los más
amenazados son los más vulnerables, los más empobrecidos.
Este modelo de desarrollo no puede denominarse democrático, porque no quiere representar
ni tener en cuenta a las mayorías que se ven arrojadas a la exclusión y a la miseria mientras
contemplan cómo las élites económicas depredan y ganan, gastan toda la energía disponible y
ganan, disponen de toda la financiación para sus caprichos y ganan. Las instituciones
responsables del “gobierno” mundial carecen de fundamentos democráticos puesto que
orgánicamente están dominadas por los gobiernos de los países enriquecidos.
Los sistemas de toma de decisión de las instituciones financieras están en manos de las élites
mundiales y así las economías de los países del Sur se ven acorraladas entre la trampa de la
deuda externa, la imposibilidad de realizar gastos en sus necesidades sociales y la
obligatoriedad de desregular y desproteger sus economías para permitir el acceso franco del
capital del Norte. Al tiempo, las corporaciones de capital transnacional se ven beneficiadas
por las enormes medidas de protección sólo permitidas a los mercados de la UE, EEUU y
Japón, y por la liberalización impuesta al Sur que les permite deslocalizar sus procesos de
producción cada vez a menor costo y cada vez a costa de conculcar derechos laborales,
económicos y sociales de las poblaciones empobrecidas.
La mal llamada Organización Mundial de Comercio (OMC) establece su agenda y sus
acuerdos en función de los intereses del mismo capital transnacional, impidiendo a las
economías más débiles establecer medidas y políticas de interés general para sus poblaciones,
como son la distribución de medicamentos genéricos o el desarrollo de sistemas públicos de
protección social. En definitiva, cada vez se dispone de más libertad para que unos pocos
muevan el capital sin trabas ni impuestos que distribuyan la riqueza que generan, al tiempo
que se establecen más muros para impedir a las personas el derecho a la movilidad. Menos
barreras para el capital y enormes muros para las personas. Esta dinámica mundial premia la
dimensión consumidora del ser humano, en detrimento de una visión del mismo basada en
derechos y en su condición de ciudadano.
El cambio climático es un síntoma del modelo de desarrollo generador de pobreza
Últimamente desde algunos poderes internacionales se ha venido llamando la atención sobre
la amenaza del cambio climático. Por fin parecen acallarse aquellas opiniones que defendían
que dicha amenaza no era tal, o no estaba demostrada científicamente. Y sin embargo
pretenden hacernos pensar que el cambio climático es un pequeño descuido del sistema, que
las mismas fuerzas que lo han generado y causado pueden ahora realizar pequeñas
modificaciones para revertir la tendencia del calentamiento. Desde la Alianza contra la
pobreza insistimos en la relación directa existente entre el cambio climático y el modelo de
desarrollo actual, generador de desigualdad y exclusión, y basado en el consumo. Es su
necesidad de generar deshechos rápidos para alentar nuevos consumos, el incentivo dirigido a
lograr rentabilidad y crecimiento más que a satisfacer necesidades de todos, le
irresponsabilidad de agotar las capacidades y virtudes del ecosistema de todos, como si
también fuera sólo suyo. Como los beneficios. La Alianza española contra la pobreza
considera que no se puede sensibilizar con el discurso sobre cambio climático y perpetuar con
las decisiones políticas el actual modelo que lo ha causado. Por eso, la Alianza propone
acciones para este 7 de julio que sean coherentes con la lucha contra la pobreza, o sea en la
lucha por un nuevo modelo de desarrollo sostenible, basado en derechos humanos, con
justicia y equidad frente a cualquier tipo de discriminación.
Aún es necesario movilizarse contra la pobreza
Hace dos años, la Alianza entregó sus propuestas al Presidente del Gobierno español
resumidas en “20 medidas para que España enfrente la lucha contra la pobreza en el
mundo”. Algunos avances se han realizado, aunque son escasos y a menudo ambiguos.
Hemos crecido significativamente en nuestra aportación a la Ayuda Oficial al Desarrollo
(AOD) pero aún estamos lejos del 0,7%, y lo que es más grave, aún no se han reformado
mecanismos de nuestra ayuda que permiten interferir la misma con intereses comerciales o
exportadores. Se han realizado operaciones de cancelación y conversión de deuda que tienen
su importancia, pero aún no hemos revisado ni modificado a conciencia los mecanismos con
los que nuestro Estado sigue generando deuda en las economías más empobrecidas como son
los créditos FAD y la CESCE. Las posiciones españolas en el concierto internacional no se
están distinguiendo por defender el derecho a la negociación y a la protección que deben tener
las economías más empobrecidas.
La Alianza desea llamar la atención sobre la vigencia y la necesidad de cumplir las 20
medidas planteadas, de forma que supongan aportaciones reales y coherentes del Estado
español al cumplimiento de los ODM. Para eso, vuelve a hacerse necesario convocar y
movilizar a la ciudadanía para denunciar ahora, cuando estamos a la mitad del plazo, que aún
no es tarde para iniciar los cambios necesarios para hacer realidad el otro mundo que es
posible.
Related documents
Diapositiva 1 - Quién debe a quién?
Diapositiva 1 - Quién debe a quién?
Presentación de PowerPoint
Presentación de PowerPoint