Download canto

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts
no text concepts found
Transcript
Nota: Los versos entre barra (//) se repiten de acuerdo
con el numero de las mismas
ENTIDAD RESPONSABLE:
VICARIATO APOSTOLICO DE ESMERALDAS
Apartado 08-01-0065
Esmeraldas - Ecuador
Telf. 06/2724.353
Fax 06/2727.006
PEDIDOS:
Librería y papelería “STUDIUM”
Sucre y 10 de Agosto
Apartado 08-01-0065
Esmeraldas - Ecuador
Telf. 06/2725.355
1ª Edición: Año
2ª Edición: Año
3ª Edición: Año
4ª Edición Año
5ª Edición Año
1982
1993
2000
2003
2007
IMPRENTA “SAGRADO CORAZON”
-1-
___________________________________
CANTOS Y ORACIONES
de la
COMUNIDAD CRISTIANA
___________________________________
ESMERALDAS - 2007
-2-
Con aprobación eclesiástica
+ Eugenio Arellano
OBISPO DE ESMERALDAS
-3-
PRESENTACION
“Quien bien canta, ora dos veces”. decía San Agustín
Por eso les presento y recomiendo a nuestras
comunidades cristiana este libro de “Cantos y
Oraciones”.
Les será muy útil para los actos litúrgicos, las
celebraciones de palabra y los encuentros de oración.
El libro está dividido en tres grandes partes:
 La primera está dedicada a la Liturgia de las Horas,
al Culto Eucarístico y a la celebración de los
Sacramentos (páginas 12 – 88)
 En la segunda parte tenemos una gran variedad de
cantos (páginas 90 – 435).
 En la tercera parte encontramos oraciones
comunitarias y personales.
Para el uso apropiado de este libro les sugiero que se
fijen en las indicaciones que encuentren al pie de cada
página y en los índices que están al final.
Esmeraldas, Mayo 27 del 2007
Solemnidad de Pentecostés
-4-
INDICE GENERAL
1 LITURGIA DE LAS HORAS
Laúdes............................................................. 10
Vísperas............................................................ 14
Completas........................................................ 18
2 SALMOS Y CANTICOS
Salmos.............................................................. 22
Cánticos........................................................... 43
3 SACRAMENTOS Y SACRAMENTALES
Santa Misa…………………………………….49
Bendición Eucarística………......................... 66
Bautismo de un niño en peligro de muerte..... 68
Confesión.......................................................... 70
Comunión de los enfermos.............................. 72
Unción de los enfermos.................................. 76
4 CANTOS PARA LA MISA.................................
Cantos de entrada............................................... 82
Acto penitencial.................................................. 97
Gloria..................................................................... 103
Aclamaciones al Evangelio............................... 106
Aclamaciones en Cuaresma.............................. 111
Ofertorio............................................................... 113
Santo................................................................... 127
Consagración………………………………. 131
Padre Nuestro................................................... 133
-5-
Cantos de Paz...................................................
Cordero de Dios...............................................
Cantos de Comunión.......................................
Cantos de Adoración.....................................
Misa Afro..................................................
136
141
142
163
168
CANTOS PARA EL AÑO LITURGICO…….. 180
5
Adviento......................................................
Navidad.......................................................
Cuaresma y Penitencia................................
Pascua..........................................................
Pentecostés.................................................
181
188
203
213
221
6
CANTOS A LA VIRGEN MARIA.................... 233
Canto a San José.......................................... 276
7
CANTOS PARA LOS DIFUNTOS................... 279
8
CANTOS VARIOS.......................................... 285
Alabanza.....................................................
Acción de Gracias.......................................
Amor de Dios..............................................
Amor al Prójimo.........................................
Compromiso...............................................
Fe y confianza............................................
Iglesia.........................................................
Presencia de Dios.......................................
Vocación....................................................
Varios.........................................................
Recreativos.................................................
-6-
286
296
302
316
325
340
344
349
354
368
385
9 ORACIONES..................................................... 403
Oración de la mañana...............................
Oración de la noche..................................
Bendición de la mesa...............................
Oraciones a la Santísima Trinidad............
Oración al Padre.......................................
Oraciones a Jesucristo...............................
Oraciones al Espíritu Santo.......................
Oraciones a la Virgen María.....................
Oraciones varias.......................................
Arrepentimiento y Penitencia...................
Vía Crucis.................................................
Oraciones para los enfermos.....................
Oraciones para los difuntos.......................
-7-
404
406
407
408
410
411
421
426
438
453
457
476
483
1
LITURGIA DE LAS HORAS
LAUDES
VISPERAS
COMPLETAS
11
15
19
__________________________________________
-8-
___________________________________________
LAUDES
S.- Señor, abre mis labios.
R.- Y mi boca proclamará tu alabanza.
INVITATORIO (se reza o canta el Salmo 94, N° 8)
Si no se reza el invitatorio:
V. Dios mío, ven en mi auxilio.
R. Señor, date prisa en socorrerme. Gloria al Padre...
Como era... Aleluya.
HIMNO (Se entona un himno adecuado; se puede
escoger un canto de las Pag. 84, 91, 96,
339, 348, 367, 375, 428).
SALMODIA
(Consta de un salmo matutino, un cántico del Antiguo
Testamento y un salmo de alabanza; el estribillo sirve
como antífona.)
1.- Salmo matutino
(cantado o rezado)
(uno de los Pag. 25,29, 34)
2.- Cántico del A.T
(Ver Pag. 44, 45)
(cantado o rezado)
3.- Salmo de alabanza
(cantado o rezado)
(Ver salmos Pag. 31, 34, 41, 42,
340)
-9-
LECTURA BIBLICA
( La lectura de la Palabra de Dios puede ser breve o
larga. Sigue la Homilía, o un silencio de meditación o
un responsorio breve). Ej. de responsorio:
S.- Cristo, Hijo de Dios vivo, ten piedad de nosotros.
As.- Cristo, Hijo de Dios vivo, ten piedad de
nosotros.
S.- Tú que estás sentado a la derecha del Padre.
As.- Ten piedad de nosotros.
S.- Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
As.- Cristo, Hijo de Dios vivo, ten piedad de
nosotros.
Ant.: SEÑOR, RECUERDA TU MISERICORDIA
SEGÚN TU PROMESA.
CANTICO DE ZACARIAS
Lc. 1, 68-79.
Bendito sea el Señor, Dios de Israel,
porque ha visitado y redimido a su pueblo,
suscitándonos una fuerza de salvación
en la casa de David, su siervo,
según lo había predicho desde el antiguo
por boca de sus santos profetas.
Es la salvación que nos libra de nuestros enemigos y de
la mano de todos los que nos odian;
- 10 -
ha realizado así la misericordia
que tuvo con nuestros padres,
recordando su santa alianza
y el juramento que juró a nuestro padre Abraham.
Para concedernos que, libres de temor,
arrancados de la mano de los enemigos,
les sirvamos con santidad y justicia,
en su presencia, todos nuestros días.
Y a ti, niño, te llamarán Profeta del Altísimo,
porque irás delante del Señor a preparar sus caminos,
anunciando a su pueblo la salvación,
el perdón de sus pecados.
Por la entrañable misericordia de nuestro Dios,
nos visitará el sol que nace de lo alto,
para iluminar a los que viven en tinieblas y en sombra
de muerte,
para guiar nuestros pasos por el camino de la paz.
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.
- 11 -
PRECES
(Las preces son para consagrar a Dios, el día y su
trabajo.
A cada invocación se contesta con la respuesta
indicada. Por ej. Escucha Señor, nuestra oración...)
PADRE NUESTRO...
(El sacerdote o quien dirige la asamblea reza una
oración conclusiva.)
ORACION: Tu gracia, Señor, inspire nuestras obras,
las sostenga y acompañe; para que todo nuestro trabajo
brote de ti, como de su fuente, y tienda a ti, como a su
fin. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y
reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios,
por los siglos de los siglos. Amén.
( o bien )
Dios todopoderoso, de quien dimana la bondad y
hermosura de todo lo creado; haz que comencemos este
día con ánimo alegre, y que realicemos nuestras obras
movidos por el amor a ti y a los hermanos. Por nuestro
Señor Jesucristo...
(El sacerdote da la bendición como hace al final de la
misa. Quien dirige, invoca la bendición diciendo:)
El Señor, nos bendiga, nos guarde de todo mal, y nos
lleve a la vida eterna.
As. Amén.
- 12 -
___________________________________________
VISPERAS
S.- Dios mío, ven en mi auxilio.
As.- Señor date prisa en socorrerme.
Gloria al Padre...
HIMNO (Se entona un himno adecuado; puede
escogerse uno de los siguientes números 352,
370, 386, 437, 480, 500)
SALMODIA
(La Salmodia consta de dos salmos y un cántico del
Nuevo Testamento; el estribillo sirve como antífona)
Primer Salmo
(cantado o rezado)
(Uno de los Nn. 2.I, 3, 11, 13, 16, 17, 18)
Segundo Salmo
(cantado o rezado)
(Ver Nn. 2.II, 5, 12, 20, 21, 22)
Cántico de N.T.
(Ver Nn. 28, 29).
(cantado o rezado)
LECTURA BIBLICA
(La lectura de la Palabra de Dios puede ser breve o
larga.
Sigue la homilía, o un silencio de meditación o un
responsorio breve). Ej. de responsorio.
S.- Nuestro Señor es grande y poderoso.
As.- Nuestro Señor es grande y poderoso.
- 13 -
Su sabiduría no tiene medida.
As.- Nuestro Señor es grande y poderoso.
S.- Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo.
As.- Nuestro Señor es grande y poderoso.
S.-
Ant.: SE ALEGRA MI ESPIRITU EN DIOS, MI
SALVADOR.
CÁNTICO DE LA VIRGEN MARIA.
Lc. 1, 46-55
1.- Proclama mi alma la grandeza del Señor,
se alegra mi espíritu en Dios mi salvador;
2.- porque ha mirado la humillación de su esclava.
Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
3.- porque el Poderoso ha hecho obras grandes por
mí, su nombre es Santo
4.- y su misericordia llega a sus fieles
de generación en generación.
5.- El hace proezas con su brazo:
dispersa a los soberbios de corazón,
6.- derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes,
7.- a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.
8.- Auxilia a Israel, su siervo,
acordándose de su misericordia
- 14 -
9.- como lo había prometido a nuestros padres
a favor de Abraham y su descendencia por siempre.
10.- Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
11.- Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.
(Ver también N° 27)
PRECES
(Las preces son para agradecer a Dios por el día
vivido y los dones recibido. Se contesta con la
respuesta adecuada. Por ej. Te damos gracias, Señor).
PADRE NUESTRO...
(El sacerdote o quien dirige la asamblea reza una
oración conclusiva).
ORACION. Señor, tú que eres llamado luz indeficiente,
ilumina nuestro espíritu en esta hora vespertina, y
dígnate perdonar benignamente nuestras faltas.
Por nuestro...
(o bien)
- 15 -
Dios todopoderoso, te damos gracias por el día que
termina e imploramos tu clemencia para que nos
perdones benignamente todas las faltas que, por la
fragilidad de la condición humana, en él hayamos
cometido. Por nuestro...
(El sacerdote bendice como al final de la misa.
El ministro invoca la bendición diciendo:)
S.- El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y
nos lleve a la vida eterna.
As.- Amén.
- 16 -
___________________________________________
COMPLETAS
S.- Dios mío, ven en mi auxilio.
As.- Señor, date prisa en socorrerme.
Gloria al Padre...
EXAMEN DE CONCIENCIA
S.-
Hermanos, habiendo llegado al final de esta
jornada que Dios nos ha concedido, reconozcamos sinceramente nuestros pecados.
(Se hace el examen de conciencia. Ver a la Pg. 496)
Terminado el examen de conciencia se reza: Yo
confieso... U otro acto de contrición, como en la misa.
Ver Pg. 56.
(Se entona un himno adecuado. Ver N° 34, 104, 183,
232, 502)
SALMODIA
(La Salmodia consta de un Salmo; puede escogerse
uno de los siguientes, cantado o rezado)
SALMO 133
Y ahora bendecid al Señor,
los siervos del Señor,
los que pasáis la noche
en la casa del Señor.
- 17 -
Levantad las manos hacia el santuario,
y bendecid al Señor
El Señor te bendiga desde Sión:
el que hizo cielo y tierra.
Gloria al Padre...
(o bien
Salmo N° 1, 17, 19, 20)
LECTURA
(La lectura de la Palabra de Dios normalmente es
breve.
Puede ser la siguiente: Ap. 22, 4-5)
Verán el rostro del Señor y tendrán su nombre en la
frente. Y no habrá más noche, y no necesitarán luz de
lámpara ni de sol, porque el Señor Dios alumbrará
sobre ellos, y reinarán por los siglos de los siglos.
RESPONSORIO BREVE
S.- En tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu.
As.- En tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu
S.- Tú, el Dios leal, nos librarás.
As.- Te encomiendo mi espíritu.
S.- Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
As.- En tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu.
- 18 -
Ant.:
Sálvanos, Señor, despiertos; protégenos
mientras dormimos, para que velemos con
Cristo y descansemos en paz..
CÁNTICO DE SIMEON
Lc. 2, 29 – 32
Ahora, Señor, según tu promesa,
puedes dejar a tu siervo irse en paz,
porque mis ojos han visto a tu Salvador,
a quien has presentado ante todos los pueblos:
luz para alumbrar a las naciones
y gloria de tu pueblo Israel.
Ant.: Sálvanos...
ORACION. Visita, Señor, esta habitación: aleja de ella
las insidias del enemigo; que tus santos ángeles habiten
en ella y nos guarden en paz y que tu bendición
permanezca siempre con nosotros. Por Cristo nuestro
Señor.
As.- Amén.
CONCLUSION
S.- El Señor todopoderoso nos conceda una noche
tranquila y una santa muerte.
As.- Amén.
ANTIFONA FINAL DE LA VIRGEN MARIA
Dios te salve, Reina y Madre. Ver Pg. 439
Reina del cielo. Ver N° 314.
- 19 -
2
SALMOS Y CANTICOS
- 20 -
___________________________________________
SALMOS Y CANTICOS
1.
NADA TEMO, SEÑOR,
porque tu vas conmigo
Salmo 22
El Señor es mi Pastor, nada me falta;
en verdes praderas me hace recostar.
Me conduce hacia fuentes tranquilas
y repara mis fuerzas.
Nada temo…
Tú me guías por el sendero justo:
tu vara y tu cayado me sosiegan.
Aunque camine por cañadas oscuras
nada temo, porque tú vas conmigo.
Nada temo…
Preparas una mesa ante mí
enfrente de mis enemigos;
me unges la cabeza con perfume,
y mi copa rebosa.
Nada temo…
Gloria al Padre... Nada temo…
- 21 -
EL SEÑOR ES MI LUZ Y SALVACION:
¿a quién yo temeré?
Salmo 26
I
El Señor es mi luz y mi salvación,
¿a quién yo temeré?
El Señor es la defensa de mi vida,
¿quién me hará temblar?
Cuando me asaltan los malvados
para devorar mi carne,
ellos, enemigos y adversarios,
tropiezan y caen.
Si un ejército acampa contra mí,
mi corazón no tiembla;
si me declaran la guerra,
me siento tranquilo.
Una cosa pido al Señor, eso buscaré:
habitar en la casa del Señor
por los días de mi vida;
gozar de la dulzura del Señor
contemplando su templo.
El me protegerá en su tienda
el día del peligro;
me esconderá en lo escondido de su morada,
me alzará sobre la roca;
- 22 -
y así levantaré la cabeza
sobre el enemigo que me cerca;
en su tienda sacrificaré sacrificio de aclamación:
cantaré y tocaré para el Señor.
II
Escúchame, Señor, que te llamo;
ten piedad, respóndeme.
Oigo en mi corazón,
“Buscad mi rostro”.
Tu rostro buscaré, Señor,
no me escondas tu rostro.
No rechaces con ira a tu siervo,
que tú eres mi auxilio;
No me deseches, no me abandones,
Dios de mi salvación.
Si mi padre y mi madre me abandonan,
el Señor me recogerá.
Señor, enséñame tu camino,
guíame por la senda llana.
No me entregues a la saña de mi adversario
que respira violencia.
Espero gozar de la dicha del Señor
en el país de la vida.
Espera en el Señor, sé valiente
ten ánimo, espera en el Señor.
- 23 -
TE SALUDAMOS, MADRE DEL SEÑOR,
templo del Espíritu Santo.
(fa)
Salmo 44
Me brota del corazón un poema bello,
recito mis versos a un rey.
En tus labios se derrama la gracia,
el Señor te bendice eternamente.
Escucha, hija, mira: inclina el oído,
olvida a tu pueblo y la casa paterna.
Prendado está el rey de tu belleza;
póstrate ante él, porque él es tu Señor.
Quiero hacer memorable tu nombre por
generaciones y generaciones
y los pueblos te alabarán por los siglos de los
siglos.
Gloria al Padre, al Hijo, al Espíritu Santo,
por los siglos de los siglos. Amén.
PURIFICA MI ALMA, OH SEÑOR:
quedaré más blanco que la nieve.
Salmo 50
Misericordia, Dios mío, por tu bondad;
por tu inmensa compasión borra mi culpa;
lava del todo mi delito,
- 24 -
y limpia mi pecado.
Pues yo reconozco mi culpa,
tengo siempre presente mi pecado:
contra ti, contra ti sólo pequé,
cometí la maldad que aborreces.
En la sentencia tendrás razón,
en el juicio brillará tu rectitud.
Mira, que en la culpa nací,
pecador me concibió mi madre.
Te gusta un corazón sincero,
y en mi interior me inculcas sabiduría.
Rocíame con el hisopo: quedaré limpio;
lávame: quedaré más blanco que la nieve.
Hazme oír el gozo y la alegría,
que se alegren los huesos quebrantados.
Aparta de mi pecado tu vista,
borra en mí toda culpa.
¡Oh Dios!, crea en mí un corazón puro,
renuévame por dentro con espíritu firme;
no me arrojes lejos de tu rostro,
no me quites tu santo Espíritu.
Devuélveme la alegría de tu salvación,
afiánzame con espíritu generoso:
enseñaré a los malvados tus caminos,
los pecadores volverán a ti.
- 25 -
Líbrame de la sangre,
¡oh Dios, Dios, Salvador mío!,
y cantará mi lengua tu justicia.
Señor, me abrirás los labios,
y mi boca proclamará tu alabanza.
Los sacrificios no te satisfacen;
si te ofreciera un holocausto, no lo querrías.
Mi sacrificio es un espíritu quebrantado:
un corazón quebrantado y humillado
tú no lo desprecias.
EN TI ESTA NUESTRA GLORIA, (si)
Oh Cruz del Señor.
Por ti esperanza y vida es Cristo Redentor.
LA CRUZ de Jesucristo es nuestra gloria, es
vida y resurrección.
Salmo 66
El Señor tenga piedad y nos bendiga,
ilumine su rostro sobre nosotros;
conozca la tierra tus caminos,
todos los pueblos tu salvación. La Cruz…
Que canten de alegría las naciones,
porque riges el mundo con justicia,
riges los pueblos con rectitud
y gobiernas las naciones de la tierra. La Cruz…
- 26 -
La tierra ha dado su fruto,
nos bendice el Señor, nuestro Dios.
Que Dios nos bendiga; que le teman
hasta los confines del orbe.
MUÉSTRANOS, SEÑOR, TU MISERICORDIA(re)
y danos tu salvación. (//)
Salmo 79.
Dios de los ejércitos restáuranos,
que brille tu rostro y nos salve.
Tú que te sientas sobre Querubines,
despierta tu poder y ven a salvarnos.
Mira desde el cielo, fíjate:
ven a visitar tu viña.
Que tu mano proteja a tu escogido,
al hombre que tú fortaleciste.
No nos alejaremos de Ti,
danos vida para que invoquemos tu nombre.
VENID, ADOREMOS AL SEÑOR
que viene por nosotros
(adviento)
que ha nacido por nosotros
(navidad)
que sufre por nosotros
(cuaresma)
resucitado por nosotros
(pascua)
hecho pan por nosotros
(eucaristía)
- 27 -
Salmo 94
Venid, aclamemos al Señor
demos vítores a la Roca que nos salva;
entremos a su presencia dándole gracias,
aclamándolo con cantos.
Porque el Señor es un Dios grande
soberano de todos los dioses:
tiene en su mano las simas de la tierra,
son suyas las cumbres de los montes.
Suyo es el mar, porque él lo hizo,
la tierra firme que modelaron sus manos.
Venid, postrémonos por tierra,
bendiciendo al Señor, creador nuestro,
Porque él es nuestro Dios,
y nosotros su pueblo, el rebaño que él guía.
Ojalá escuchéis hoy su voz:
“No endurezcáis el corazón como en Meribá,,
como el día de Masá en el desierto:
cuando vuestros padres me pusieron a prueba,
y dudaron de mí, aunque habían visto mis obras.
Durante cuarenta años
aquella generación me repugnó, y dije:
“Es un pueblo de corazón extraviado,
que no reconoce mi camino;
por eso he jurado en mi cólera
- 28 -
que no entrarán en mi descanso”.
a. CANTAD AL SEÑOR UN CANTO NUEVO,
ALELUYA:
El ha hecho maravillas, aleluya.
b. OH MARIA, QUE SURGES COMO AURORA,
ALELUYA,
brillante como el sol, aleluya.
(a pag 279 está las estrofas del salmo 97)
VENID AL SEÑOR con cantos de alegría.
Salmo 99
Aclama al Señor tierra entera (Aleluya)
servid al Señor con alegría. (Aleluya)
Entrad en su presencia con vítores. (Aleluya)
Sabed que el Señor es Dios: (Aleluya)
Que El nos hizo: somos suyos; (Aleluya)
su pueblo y ovejas de su rebaño. (Aleluya)
Entrad por sus puertas con acción de gracias,
(Aleluya)
por sus atrios con himnos, (Aleluya)
dándole gracias y bendiciendo su Nombre.
(Aleluya)
- 29 -
El Señor es bueno, (Aleluya)
su misericordia es eterna, (Aleluya)
su fidelidad por todas las edades.(Aleluya)
SACERDOTE POR SIEMPRE ES CRISTO
SEÑOR, ALELUYA, ALELUYA.
Salmo 109
Oráculo del Señor a mi Señor:
“Siéntate a mi derecha,
y haré de tus enemigos
strado de tus pies”.
Desde Sión extenderá el Señor el poder de tu cetro:
somete en la batalla a tus enemigos.
“Eres príncipe desde el día de tu nacimiento,
entre esplendores sagrados;
yo mismo te engendré, como rocío,
antes de la aurora”.
El Señor lo ha jurado y no se arrepiente:
“Tú eres sacerdote eterno según el rito de
Melquisedec.
El Señor a tu derecha, el día de su ira,
quebrantará a los reyes.
En su camino beberá del torrente,
por eso levantará la cabeza”.
- 30 -
EN PRESENCIA DEL SEÑOR SE
ESTREMECE LA TIERRA. ALELUYA (re)
Salmo 113 A
Cuando Israel salió de Egipto,
los hijos de Jacob de un pueblo balbuciente,
Judá fue su santuario,
Israel fue su dominio.
El mar, al verlos, huyó,
el Jordán se echó atrás;
los montes saltaron como carneros;
las colinas, como corderos.
¿Qué te pasa, mar, que huyes,
y a ti, Jordán, que te echas atrás?
¿y a vosotros, montes, que saltáis como carneros;
colinas, que saltáis como corderos?
En presencia del Señor se estremece la tierra,
en presencia del Dios de Jacob;
que transforma las peñas en estanques,
el pedernal en manantiales de agua.
CAMINARE EN PRESENCIA DEL SEÑOR
caminaré en presencia del Señor (re)
Salmo 114
- 31 -
Amo al Señor porque escucha
mi voz suplicante,
porque inclina su oído hacia mí
el día que lo invoco.
Me envolvían redes de muerte,
caí en tristeza y angustia;
invoqué el nombre del Señor:
Señor, salva mi vida.
El Señor es benigno y justo,
nuestro Dios es compasivo.
El Señor guarda a los sencillos:
estando yo sin fuerzas me salvó.
Alma mía, recobra tu calma,
que el Señor fue bueno contigo;
arrancó mi alma de la muerte,
mis ojos de las lágrimas, mis pies de la caída.
TODOS LOS PUEBLOS ALABAD AL SEÑOR.
Aleluya.
Salmo 116
Alabad al Señor, todas las naciones,
aclamadlo todos los pueblos:
Firme es su misericordia con nosotros,
su fidelidad dura por siempre.
- 32 -
ESTE ES EL DIA EN QUE ACTUO EL SEÑOR:
sea nuestra alegría y nuestro gozo.
(do)
Dad gracias al Señor porque es bueno,
porque es eterna su misericordia.
Aleluya, Aleluya.
Salmo 117
Que lo diga la casa de Israel:
es eterna su misericordia.
Que lo diga la casa de Aarón:
es eterna su misericordia.
Que lo digan los fieles del Señor:
es eterna su misericordia.
Escuchad: hay cantos de victoria
en las tiendas de los justos;
“La diestra del Señor es poderosa,
es excelsa la diestra del Señor”. (/)
Abridme las puertas del triunfo
y entraré para dar gracias al Señor:
Esta es la puerta del Señor:
los vencedores entrarán por ella.
Yo no he de morir, yo viviré
para contar las hazañas del Señor.
TU PALABRA ME DA VIDA:
confío en Ti, Señor;
Tu Palabra es eterna:
en Ella esperaré
- 33 -
Salmo 118
1. Dichoso el que con vida intachable
camina en la ley del Señor;
dichoso el que, guardando sus preceptos,
lo busca de todo corazón.
2. Postrada en el polvo está mi alma:
devuélvame la vida, tu Palabra.
Mi alma está llena de tristeza;
consuélame, Señor, con tus promesas.
3. Repleta está la tierra de tu gracia,
enséñame, Señor, tus decretos.
Mi herencia son tus mandatos,
alegría de nuestro corazón.
ALÉGRATE, JERUSALEN:
acoge a tus hijos dentro de tus muros.
Salmo 121
¡Qué alegría cuando me dijeron:
“Vamos a la casa del Señor”!
Ya están pisando nuestros pies
tus umbrales, Jerusalén.
Jerusalén está fundada
como ciudad bien compacta.
Allá suben las tribus,
las tribus del Señor,
- 34 -
según la costumbre de Israel,
a celebrar el nombre del Señor;
en ella están los tribunales de justicia
en el palacio de David.
Desead la paz a Jerusalén:
“Vivan seguros los que te aman,
haya paz dentro de tus muros,
seguridad en tus palacios”.
Por mis hermanos y compañeros,
voy a decir: “ La paz contigo”.
Por la casa del Señor, nuestro Dios,
te deseo todo bien.
A TI LEVANTO MIS OJOS
a Ti que habitas en el cielo,
a Ti levanto mis ojos
porque espero en tu misericordia.
Salmo 122
Como están los ojos de los esclavos
fijos en las manos de sus señores,
así están nuestros ojos en el Señor
esperando su misericordia.
Como están los ojos de la esclava
fijos en las manos de su señora,
así están nuestros ojos en el Señor
- 35 -
(mi)
esperando su misericordia.
Misericordia, Señor, misericordia,
que estamos saciados de burlas;
misericordia, Señor, misericordia,
que estamos saciados de desprecios.
Nuestra alma está saciada
del sarcasmo de los satisfechos;
nuestra alma está saciada
del desprecio de los orgullosos.
QUE EL SEÑOR CONSTRUYA LA CASA
que el Señor nos guarde la ciudad; (do)
que nos llene de su riqueza,
que nos guarde siempre del mal.
Salmo 126
Si el Señor no construye la casa
en vano se cansan los albañiles,
si el Señor no guarda la ciudad
en vano vigilan los centinelas.
Es inútil que madruguéis,
que veléis hasta muy tarde;
que comáis el pan de la fatiga:
¡Dios lo da a sus amigos mientras duermen!
- 36 -
La herencia del Señor son los hijos;
su salario es el fruto del vientre;
son saetas en mano de un guerrero
los hijos de la juventud.
Dichoso el hombre que llena
con estas flechas su aljaba:
no será derrotado al litigar
con su adversario en la plaza.
COMO BROTES DE OLIVO.
en torno a tu mesa, Señor
así son los hijos de la Iglesia.
Salmo 127
El que teme al Señor será feliz;
feliz el que sigue su ruta.
Del trabajo de tus manos comerás;
a ti ,alegría y gozo.
El Señor bendecirá al hombre fiel
con esta abundancia de bienes.
A los hijos de tus hijos los verás,
la gloria al Señor por los siglos.
Y tu esposa en el medio de tu hogar,
será como viña fecunda.
Como brotes de un olivo reunirás
a los hijos en torno a tu mesa.
- 37 -
(re)
EN DIOS PONGO MI ESPERANZA
y confío en su Palabra.
(mi)
Salmo 129
Desde lo hondo a ti grito, Señor,
Señor, escucha mi voz;
estén tus oídos atentos
a la voz de mi súplica.
Si llevas cuentas de los delitos, Señor
¿quién podrá resistir?
pero de ti procede el perdón,
y así infundes respeto.
Mi alma espera en el Señor,
espera en su palabra;
mi alma aguarda al Señor,
más que el centinela la aurora.
Porque del Señor viene la misericordia,
la redención copiosa;
y él redimirá a Israel
de todos sus delitos.
22. LA GRACIA DEL SEÑOR JESUS
actúa siempre en nosotros.
Su amor es signo y fuerza,
es señal de nuestra unión.
Salmo 132
- 38 -
(fa)
Ved qué dulzura, ved qué delicia el amor que une:
es como perfume que da alegría, gracia y resplandor.
Ved qué dulzura, ved qué delicia el amor que une:
es como rocío que la tierra empapa de bendiciones.
Es misericordia; siempre se baja, cubre con su manto.
Donde reine amor, allí está la vida y la bendición.
Salmo 148
ALABAD AL SEÑOR EN EL CIELO
(re)
alabad al Señor en lo alto,
alabadlo todos los ángeles,
alabadlo todos sus ejércitos.
Alabadlo sol y luna,
alabadlo estrellas lucientes,
alabadlo espacios celestes
y aguas que cuelgan en el cielo.
Alaben el nombre del Señor,
porque él lo mandó y existieron;
les dio consistencia perpetua,
y una ley que no pasará.
Alabad al Señor en la tierra,
cetáceos y abismos del mar,
rayos, granizos, nieves y brumas,
viento huracanado que cumple sus órdenes.
- 39 -
Montes y todas las sierras,
árboles frutales y cedros,
fieras y animales domésticos,
reptiles y pájaros que vuelan.
Reyes y pueblos del orbe,
príncipes y jefes del mundo,
los jóvenes y también las doncellas,
los viejos juntos con los niños.
Alaben el nombre del Señor,
el único nombre sublime:
Su majestad sobre el cielo y la tierra.
Él acrece el vigor de su pueblo.
Alabanza de todos sus fieles,
de Israel, su pueblo escogido.
Gloria al Padre, al Hijo, y al Espíritu,
por los siglos. Amén. Aleluya.
GUSTAD Y VED CUAN SUAVE ES EL SEÑOR
Dichoso es el que se acoge a Él.
(do)
Salmo 150 (a)
Alabad al Señor en su templo,
alabadlo en su fuerte firmamento.
Alabadlo por sus obras magníficas,
alabadlo por su inmensa grandeza.
Alabadlo tocando trompetas,
- 40 -
alabadlo con arpas y cítaras.
Alabadlo con tambores y danzas,
alabadlo con trompetas y flautas.
Alabadlo con platillos sonoros,
alabadlo con platillos vibrantes.
Todo ser que alienta
alabe al Señor.
Gloria al Padre y al Hijo
y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.
Salmo 150 (b)
En su santuario en su firmamento.
Alabad a Yahvé.
Por sus hazañas, por su grandeza.
Alabad a Yahvè.
Aleluya (////)
Con la guitarra y los panderos.
Alabad a Yahvé.
Con las trompetas y con las arpas
Alabad a Yahvè.
Aleluya (////)
Bailando danzas con alegrìa.
- 41 -
Alabad a Yahvé.
Toda la tierra y cuantu respira.
Alabad a Yahvè.
Aleluya (////)
CANTICO DE DANIEL (a)
Cantad a Dios todas su criaturas
y bendecid su nombre por los siglos.
Cantad a Dios los Ángeles del cielo
las aguas todas bendecid a Dios.
CANTAD A DIOS ESTRELLAS, SOL Y LUNA
LLUVIA Y ROCIO, FRIOS Y HELADAS
CANTAD A DIOS ROCIOS Y NEVADAS,
CALOR Y FUEGOS BENDECID A DIOS.
Cantad a Dios ensálcelo la tierra,
lo que germina en ella cante a Dios.
Cantad a Dios las cumbres de los montes,
los manantiales den su gloria a Dios.
CANTAD A DIOS LOS MARES Y LOS RIOS,
TODOS LOS PECES Y AVES DE LOS CIELOS.
CANTAD A DIOS LAS FIERAS Y GANADOS,
CON VUESTRAS VOCES BENDECID A DIOS.
Cantad a Dios los hijos de los hombres,
los sacerdotes bendecid a Dios.
Cantad a Dios los jóvenes y los niños
todos los hombres bendecid a Dios.
- 42 -
CANTAD AL PADRE, AL HIJO Y AL ESPIRITU
TODOS LOS HIMNOS BENDECID A DIOS.
CANTAD A DIOS EN TODO EL UNIVERSO,
CUANTO RESPIRA BENDECID A DIOS.
TE BENDECIMOS, OH SEÑOR:
a Ti honor y gloria por siempre.
a.
(mi)
CANTICO (b)
Dn. 3, 57 – 88
Ángeles del Señor: Bendecid al Señor.
Todos los cielos:
Aguas del espacio:
Ejércitos del Señor:
Sol y luna:
Astros del cielo:
Lluvia y rocío:
Oh vientos todos:
b.
Fuego y calor:
Bendecid al Señor.
Fríos y heladas:
Rocíos y nevadas:
Témpanos y hielos:
Escarchas y nieves:
Noches y días:
Luz y tinieblas:
Rayos y nubes:
c.
Toda la tierra
Montes y cumbres:
Todo viviente:
Bendiga al Señor:
Bendecid al Señor
Bendiga al Señor
- 43 -
d.
Aguas y fuentes:
Mares y ríos:
Cetáceos y peces:
Aves del cielo:
Fieras y ganados:
Bendecid al Señor
Hijos de los hombres:
Pueblo de Dios:
Sacerdotes del Señor:
Siervos del Señor:
Almas de los justos:
Humildes de corazón:
Santos de Dios:
Ahora y por siempre:
Bendecid al Señor.
EL SEÑOR HIZO EN MÍ MARAVILLAS:
¡Gloria al Señor!
(mi)
CANTICO DE LA VIRGEN MARIA (Magnificat)
Engrandece mi alma al Señor,
se alegra mi espíritu en Dios, mi Salvador.
Se inclinó a la pequeñez de su esclava;
desde ahora dichosa me dirán todos los siglos.
Maravillas hizo en mí el poderoso
y santo es su Nombre.
Su bondad por los siglos de los siglos
para aquellos que le temen.
- 44 -
Desplegó fortaleza su brazo,
dispersó a los soberbios.
Derribó a los potentados de los tronos
y encumbró a los pobres.
A los hambrientos llenó de bienes
y a los ricos despidió vacíos.
Acogió a Israel, su siervo,
recordando su bondad.
Según habló a nuestros padres
en favor de Abraham y su linaje para siempre.
Gloria al Padre, al Hijo
y al Espíritu por los siglos de los siglos. Amén.
CRISTO REINA: SE GOCE LA TIERRA,
ALELUYA, ALELUYA.
(re)
CANTICO
Ap. 19, 1-7
La salvación, la gloria y el poder son de nuestro
Dios. Aleluya.
Porque sus juicios son verdaderos y justos. Aleluya.
Alabad al Señor, sus siervos todos. Aleluya.
Los que le teméis, pequeños y grandes. Aleluya.
Porque reina el Señor, nuestro Dios, dueño de
- 45 -
todo. Aleluya.
Alegrémonos y gocemos y démosle gracias.
Aleluya.
Llegó la boda del Cordero. Aleluya
Su esposa se ha embellecido. Aleluya.
DIOS NO PERDONÓ A SU PROPIO HIJO:
Lo entregó para salvarnos.
CANTICO
(la)
1 Pe. 2, 21b-24
Cristo padeció por nosotros, dejándonos un
ejemplo para que sigamos sus huellas.
El no cometió pecado
ni encontraron engaño en su boca;
Cuando lo insultaban,
no devolvía el insulto;
En su pasión no profería amenazas;
al contrario, se ponía en manos del que juzga
justamente.
Cargado con nuestros pecados subió al leño,
para que, muertos al pecado,
Vivamos para la justicia.
Sus heridas nos han curado.
- 46 -
- 47 -
3
SANTA MISA
- 48 -
___________________________________________
SANTA MISA
(De pie)
CANTO DE ENTRADA
SALUDO Y ACTO PENITENCIAL
En el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo.
AMEN.
La gracia de nuestro Señor Jesucristo, el amor del
Padre y la comunión del Espíritu Santo estén con todos
ustedes.
Y CON TU ESPIRITU.
__________________________________________
Tiempo de Adviento:
El Señor, que viene a salvarnos, esté con todos ustedes.
Tiempo de Navidad:
La paz y el amor de Dios, nuestro Padre, que se han
manifestado en Cristo, nacido para nuestra salvación,
estén con todos ustedes.
Tiempo de Cuaresma:
La gracia y el amor de Jesucristo, que nos llama a la
conversión, estén con todos ustedes.
- 49 -
Tiempo Pascual:
El Dios de la vida, que ha resucitado a Jesucristo,
rompiendo las ataduras de la muerte, esté con todos
ustedes.
Pentecostés:
El Dios de la esperanza, que por la acción del Espíritu
Santo nos colma con su alegría y con su paz,
permanezca siempre con todos ustedes.
_______________________________________________________________________
Hermanos: Para celebrar dignamente estos sagrados
misterios, reconozcamos que somos pecadores e
invoquemos con esperanza la misericordia de Dios.
Yo confieso ante Dios Todopoderoso y ante ustedes,
hermanos, que he pecado mucho de pensamiento,
palabra, obra y omisión. Por mi culpa, por mi culpa,
por mi gran culpa. Por eso ruego a Santa María,
siempre Virgen, a los Ángeles, a los Santos y a ustedes,
hermanos, que intercedáis por mí ante Dios, nuestro
Señor.
Dios Todopoderoso tenga misericordia de nosotros,
perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna.
AMEN.
Señor, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros
- 50 -
Cristo, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros
Señor, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros.
_____________________________________________
SEGUNDA FORMULA DEL ACTO PENITENCIAL
Señor, ten misericordia de nosotros.
Porque hemos pecado contra Ti.
Muéstranos, Señor, tu misericordia.
Y danos tu salvación.
Dios todopoderoso...
AMEN.
_______________________________________________
TERCERA FORMULA DEL ACTO PENITENCIAL
Tú que no has venido a condenar sino a perdonar:
Señor, ten piedad.
Señor, ten piedad.
Tú que has dicho que hay gran fiesta en el cielo por un
pecador que se arrepiente: Cristo, ten piedad.
Cristo, ten piedad.
Tú que perdonas mucho a quien mucho ama: Señor,
ten piedad.
Señor, ten piedad.
- 51 -
Adviento:
Tú que viniste al mundo para salvarnos: Señor, ten
piedad.
Señor, ten piedad.
Tú que nos visitas continuamente con la gracia del
Espíritu: Cristo, ten piedad.
Cristo, ten piedad.
Tú que vendrás un día a juzgar nuestras obras: Señor,
ten piedad.
Señor, ten piedad.
Navidad:
Hijo de Dios, que nacido de María, te hiciste nuestro
hermano: Señor, ten piedad.
Señor, ten piedad.
Hijo del hombre, que conoces y comprendes nuestra
debilidad: Cristo, ten piedad.
Cristo, ten piedad.
Hijo primogénito del Padre, que haces de nosotros una
sola familia: Señor, ten piedad.
Señor, ten piedad.
Cuaresma:
Tú que borras nuestras culpas: Señor, ten piedad,
Señor, ten piedad.
- 52 -
Tú que creas en nosotros un corazón puro: Cristo, ten
piedad.
Cristo, ten piedad.
Tú que nos devuelves la alegría de la salvación: Señor,
ten piedad.
Señor, ten piedad.
Tiempo Pascual:
Tú, el Primogénito de entre los muertos: Señor, ten
piedad.
Señor, ten piedad.
Tú, el Vencedor del pecado y de la muerte: Cristo, ten
piedad.
Cristo, ten piedad.
Tú, la resurrección y la vida: Señor, ten piedad.
Señor, ten piedad.
(Otros Actos Penitenciales: Cantos N° 56-62)
Gloria a Dios en el cielo,
y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor.
Por tu inmensa gloria te alabamos,
te bendecimos, te adoramos,
te glorificamos, te damos gracias,
Señor Dios, Rey celestial,
Dios Padre Todopoderoso.
Señor, Hijo único, Jesucristo.
- 53 -
Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre;
tú que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros;
tú que quitas el pecado del mundo,
atiende nuestra súplica;
tú que estás sentado a la derecha del Padre,
ten piedad de nosotros;
porque sólo tú eres Santo,
sólo tú Señor, sólo tú Altísimo, Jesucristo,
con el Espíritu Santo
en la gloria de Dios Padre.
Amén.
(Otros cantos del Gloria: Nn. 63 – 67 )
OREMOS:
AMEN.
Por nuestro Señor Jesucristo...
(Sentados)
I Y II LECTURA
...Palabra de Dios.
Te alabamos, Señor.
(de pie: canto antes del Evangelio)
Aleluya... (Nn. 68 –78)
En Cuaresma
Cantos sin Aleluya. (Nn. 79 - 85)
- 54 -
EVANGELIO.
(Purifica mi corazón y mis labios, Dios Todopoderoso,
para que anuncie dignamente tu Evangelio).
El Señor esté con ustedes.
Y con tu espíritu.
Proclamación del Santo Evangelio según San N.
Gloria a ti, Señor.
Palabra del Señor
Gloria a ti, Señor Jesús.
(Las palabras del Evangelio borren nuestros pecados ).
(sentados)
HOMILIA
(De pie)
CREO
Creo en Dios, Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor,
que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo,
nació de santa María Virgen,
padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
fue crucificado, muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
- 55 -
al tercer día resucitó de entre los muertos,
subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios,
Padre todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.
Creo en el Espíritu Santo,
la Santa Iglesia Católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne y la vida eterna.
Amén.
LITURGIA EUCARISTICA
(sentados)
Bendito seas, Señor, Dios del Universo, por este pan,
fruto de la tierra y del trabajo del hombre, que
recibimos de tu generosidad y ahora te presentamos; él
será para nosotros pan de vida.
Bendito seas por siempre Señor.
El agua unida al vino sea signo de nuestra participación
en la vida divina de quien ha querido compartir nuestra
condición humana.
Bendito seas, Señor, Dios del Universo, por este vino,
fruto de la vid y del trabajo del hombre, que recibimos
e tu generosidad y ahora te presentamos; él será para
nosotros bebida de salvación.
- 56 -
Bendito seas por siempre Señor
Acepta, Señor, nuestro corazón contrito y nuestro
espíritu humilde; que éste sea hoy nuestro sacrificio y
que sea agradable en tu presencia Señor, Dios nuestro.
Orad, hermanos, para que este sacrificio, mío y vuestro,
sea agradable a Dios, Padre todopoderoso.
El Señor reciba de tus manos este sacrificio, para
alabanza y gloria de su nombre, para nuestro bien y
el de toda su santa Iglesia.
(de pie)
(oración) ... Por Cristo nuestro Señor. Amén.
PLEGARIA EUCARISTICA
El Señor esté con ustedes.
Y con tu espíritu.
Levantemos el corazón.
Lo tenemos levantado hacia el Señor.
Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
Es justo y necesario.
En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y
salvación darte gracias, Padre Santo, siempre y en todo
lugar, por Jesucristo, tu Hijo amado.
Por él, que es tu Palabra, hiciste todas las cosas; tú nos
lo enviaste para que, hecho hombre por obra del
- 57 -
Espíritu Santo y nacido de María, la Virgen, fuera
nuestro Salvador y Redentor.
Él, en cumplimiento de tu voluntad, para destruir la
muerte y manifestar la resurrección, extendió sus
brazos en la cruz, y así adquirió para ti un pueblo santo.
Por eso, con los ángeles y los santos, proclamamos tu
gloria, diciendo:
Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios del Universo.
Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria,
Hosana en el cielo.
Bendito el que viene en nombre del Señor.
Hosana en el cielo.
Santo eres en verdad, Señor, fuente de toda santidad;
por eso te pedimos que santifiques estos dones con la
efusión de tu Espíritu,
de manera que sean, para nosotros, Cuerpo y Sangre de
Jesucristo, nuestro Señor.
(de rodillas)
El cual cuando iba a ser entregado a su Pasión,
voluntariamente aceptada, tomó pan, dándote gracias,
lo partió y lo dio a sus discípulos diciendo:
TOMAD Y COMED TODOS DE ÉL, PORQUE ESTO
ES MI CUERPO, QUE SERA ENTREGADO POR
VOSOTROS.
- 58 -
Del mismo modo, acabada la cena, tomó el cáliz, y,
dándote gracias de nuevo, lo pasó a sus discípulos,
diciendo:
TOMAD Y BEBED TODOS DE ÉL, PORQUE ESTE ES
EL CALIZ DE MI SANGRE, SANGRE DE LA
ALIANZA NUEVA Y ETERNA, QUE SERÁ
DERRAMADA POR VOSOTROS Y POR MUCHOS
PARA EL PERDON DE LOS PECADOS.
HACED ESTO EN CONMEMORACION MIA.
(de pie)
Este es el Sacramento de nuestra fe.
Anunciamos tu muerte, proclamamos tu resu-.
rrección. ¡Ven, Señor Jesús!
Así, pues, Padre, al celebrar ahora el memorial de la
muerte y resurrección de tu Hijo, te ofrecemos el pan
de vida y el cáliz de salvación, y te damos gracias
porque nos haces dignos de servirte en tu presencia.
Te pedimos humildemente que el Espíritu Santo
congregue en la unidad a cuantos participamos del
Cuerpo y Sangre de Cristo.
Acuérdate, Señor, de tu Iglesia extendida por toda la
tierra.
- 59 -
Y con el Papa N… , con nuestro Obispo N…, y con
todos los pastores que cuidan de tu pueblo; llévala a su
perfección por la caridad.
__________ . __________
Recuerda a tu hijo(a) N… , a quien llamaste (hoy) de
este mundo a tu presencia; concédele que así como
ha compartido ya la muerte de Jesucristo, comparta
también con él la gloria de la resurrección.
__________ . __________
Acuérdate también de nuestros hermanos que
durmieron en la esperanza de la resurrección, y de
todos los que han muerto en tu misericordia; admítelos
a contemplar la luz de tu rostro.
Ten misericordia de todos nosotros, y así, con María, la
Virgen Madre de Dios, los apóstoles y cuantos vivieron
en tu amistad a través de los tiempos, merezcamos, por
tu Hijo Jesucristo, compartir la vida eterna y cantar tus
alabanzas.
Por Cristo, con él y en él a ti, Dios Padre omnipotente,
en la unidad del Espíritu Santo, todo honor y toda
gloria por los siglos de los siglos. Amén.
El amor de Dios ha sido derramado en nuestros
corazones con el Espíritu Santo que se nos ha dado;
digamos con fe y esperanza:
- 60 -
Padre nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos
a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal.
Líbranos de todos los males, Señor,
y concédenos la paz en nuestros días,
para que, ayudados por tu misericordia,
vivamos siempre libres de pecado
y protegidos de toda perturbación,
mientras esperamos la gloriosa venida
de nuestro Salvador Jesucristo.
Tuyo es el Reino,
tuyo es el poder y la gloria, por siempre, Señor.
Señor Jesucristo,
que dijiste a tus apóstoles:
“La paz os dejo, mi paz os doy”
no tengas en cuenta nuestros pecados,
sino la fe de tu Iglesia
y, conforme a tu palabra,
concédele la paz y la unidad.
- 61 -
Tú que vives y reinas
por los siglos de los siglos.
Amén.
La paz del Señor esté siempre con ustedes.
Y con tu espíritu.
En Cristo que nos ha hecho hermanos con su cruz, daos
la paz. Como signo de reconciliación.
(El cuerpo y la Sangre de nuestro Señor Jesucristo,
unidos en este cáliz, sean para nosotros alimento de
vida eterna.)
(siempre se dice o se canta:)
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten
piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten
piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
danos la paz.
(Señor Jesucristo, la comunión de tu Cuerpo y de tu
Sangre no sea para mí un motivo de juicio y
condenación, sino que, por tu piedad, me aproveche
para defensa del alma y cuerpo y como remedio
saludable.)
Este es el Cordero de Dios,
- 62 -
que quita el pecado del mundo.
Dichosos los invitados a la cena del Señor.
Señor, no soy digno de que entres en mi casa,
pero una palabra tuya bastará para sanarme.
(El Cuerpo de Cristo me guarde para la vida eterna.)
(La Sangre de Cristo me guarde para la vida eterna.)
El Cuerpo de Cristo. - Amén.
(sentados durante la comunión.)
(Haz, Señor, que recibamos con un corazón limpio el
alimento que acabamos de tomar, y que el don que nos
haces en esta vida nos aproveche para la vida eterna.)
(de pie)
Oremos... Por Jesucristo N. S.
El Señor esté con ustedes.. - Y con tu espíritu.
La bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y
Espíritu Santo, descienda sobre ustedes. - Amén.
Poden ir en paz.
Demos gracias a Dios.
- 63 -
4
____________________________________________
BENDICION EUCARISTICA
67
BAUTISMO DE UN NIÑO
EN PELIGRO DE MUERTE
75
CONFESION
77
COMUNION A LOS ENFERMOS
79
UNCION DE LOS ENFERMOS
84
___________________________________________
- 64 -
____________________________________________
BENDICION EUCARISTICA
(Ver: Ritual del Culto a la Eucaristía Nn. 93-100)
LA EXPOSICION
Congregado el pueblo se puede entonar algún canto
eucarístico “De exposición”, si se juzga oportuno.
Si se trata de la exposición solemne y prolongada,
conságrese en la misa, que proceda inmediatamente a
la exposición, la hostia que se ha de exponer a la
adoración. La misma concluirá con la oración después
de la comunión omitiéndose el rito de despedida.
LA ADORACION
Durante la exposición, las preces, cantos y lecturas
deben organizarse de manera que los fieles atentos a la
oración se dediquen a Cristo, el Señor,
Para alimentar la oración íntima, hágase lectura de la
Sagrada Escritura con homilía o breves exhortaciones,
que lleven a una mayor estima del misterio eucarístico.
Conviene también que los fieles respondan con cantos
a la Palabra de Dios. En momentos oportunos debe
guardarse un silencio sagrado.
Ante el Santísimo Sacramento puede celebrarse
también alguna parte de la Liturgia de las horas.
- 65 -
LA BENDICION.
Al acabar la adoración el sacerdote se arrodilla y se
canta un himno como el siguiente u otro canto
eucarístico.
A tan grande Sacramento
adoremos con fervor
y a Jesús aquí presente,
renovemos nuestro amor.
Acudamos todos juntos
al encuentro del Señor.
Gloria al Padre Omnipotente,
y a su Hijo el Redentor,
y al que de ambos procedente,
el Espíritu de amor,
tributemos igualmente
alabanza, gloria y honor. Amén.
(Luego se levanta y dice solamente:)
OREMOS: Señor nuestro Jesucristo, que en este
Sacramento admirable nos dejaste el memorial de tu
pasión, concédenos venerar de tal modo los sagrados
misterios de tu cuerpo y de tu Sangre, que
experimentemos constantemente en nosotros el fruto de
tu redención. Tú que vives y reinas por los siglos de los
siglos.
Amén.
- 66 -
(Dicha la oración el sacerdote hace genuflexión, toma
la custodia o copón y hace con él, en silencio, la señal
de la cruz sobre el pueblo. Acabada la bendición al
pueblo, si se juzga oportuno, se hace alguna
aclamación como por ej. la siguiente u otras cantadas.
(Ver Nn. 26, d; 81, b.)
Bendito sea Dios
Bendito su santo nombre
Bendito Jesucristo, verdadero Dios y verdadero hombre
Bendito el nombre de Jesús
Bendito su sacratísimo Corazón
Bendita su preciosísima sangre
Bendito Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar
Bendito el Espíritu Santo Consolador
Bendita la gran Madre de Dios, María Santísima
Bendita su Santa e Inmaculada Concepción
Bendita su gloriosa Asunción
Bendito el nombre de María, Virgen y Madre
Bendito San José, su castísimo Esposo
Bendito Dios en sus Angeles y Santos.
- 67 -
___________________________________________
BAUTISMO DE UN NIÑO EN PELIGRO DE MUERTE
(preparada el agua, aunque no esté bendecida, se
puede proceder de la siguiente manera:)
1.-
Invocar por medio de una oración de los fieles
la misericordia de Dios por el niño (a), por sus
padres y padrinos, y por todo el pueblo santo de
Dios.
Todos contestan:
Escucha, Señor, nuestra oración.
2.-
Rezar el “CREO” (pág. 60) recordando su
propio bautismo, y declarando su fe en Jesucristo, que es la fe de la Iglesia, en la
que el niño va a ser bautizado.
3.-
El ministro bautiza al niño diciendo:
NN. (Dice el o los nombres del niño (a) YO TE
BAUTIZO EN EL NOMBRE DEL PADRE (primera
infusión de agua)
Y del Hijo (segunda infusión de agua) Y DEL
ESPIRITU SANTO (tercera infusión de agua).
4.-
Puede hacerse la imposición de la vestidura
blanca, diciendo:
NN. eres ya nueva criatura, y has sido revestido
de Cristo: Esta vestidura blanca sea signo de tu
dignidad de cristiano, que debes conservar sin
- 68 -
mancha hasta la vida eterna.
Amén.
5.
Se concluye con el rezo del PADRE NUESTRO
(Realizado el bautismo, “el ministro, quien
quiera que sea, debe informar al párroco de
aquella parroquia en la cual se administró el
sacramento para que haya la inscripción según
indica el can. 877 del Derecho Canónico”).
- 69 -
___________________________________________
CONFESION
(Para hacer el examen de conciencia V. Pg. 496)
P.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu
Santo. Amén. (El sacerdote invita al penitente
a tener confianza en Dios con estas palabras o
semejantes: )
El Señor esté en tu corazón, para que te puedas
arrepentir y confesar humildemente tus
pecados.
(El sacerdote puede leer o decir de memoria
algún texto de la Palabra de Dios).
Lectura:
1.-
Pongamos los ojos en el Señor Jesús,
que fue entregado por nuestros pecados
y resucitado para nuestra justificación.
2.-
Escuchemos al Señor, que nos dice:
Si perdonáis a los demás sus culpas,
también vuestro Padre del cielo perdonará a
vosotros.
Pero si no perdonáis a los demás,
tampoco vuestro Padre perdonará vuestras culpas.
- 70 -
P. (El penitente manifiesta su arrepentimiento con
palabras como las siguientes:)
*Yo confieso a Dios todopoderoso y a ti, Padre,
que he pecado.
*Padre he pecado, ya no merezco llamarme hijo
tuyo. Pero ten piedad de mí, pecador.
*Jesús, Hijo de Dios, apiádate de mí que soy
pecador.
(Seguidamente el penitente confiesa sus pecados).
S.
(Después de la confesión el sacerdote da algún
consejo, propone una obra de penitencia para la
enmienda de los pecados y extendiendo su mano
sobre la cabeza del penitente, dice:)
Dios, Padre misericordioso, que reconcilió consigo al
mundo, por la muerte y resurrección de su Hijo, y
derramó el Espíritu Santo, para la remisión de los
pecados, te conceda, por el ministerio de la Iglesia, el
perdón y la paz.
Y yo te absuelvo de tus pecados, +
en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu
Santo.
P. (Mientras el sacerdote lo bendice, el penitente se
hace la señal de la cruz y contesta claro:)
Amén.
- 71 -
S. Dad gracias al Señor, porque es bueno.
P. Porque es eterna su misericordia.
S. El Señor ha perdonado tus pecados: Vete en
paz.
___________________________________________
COMUNION A LOS ENFERMOS
(La comunión de los enfermos suele ser administrada
por el sacerdote o por el diácono. A veces puede llevar
la eucaristía a los enfermos un acólito o un ministro
extraordinario.)
(El ministro saluda y puede decir)
M. La gracia y la paz de parte de Dios, nuestro Padre,
y de Jesucristo, el Señor, estén con todos vosotros.
T.
Y con tu espíritu
(Si es necesario, el sacerdote escucha la confesión
sacramental del enfermo. Si no hay confesión
sacramental, el ministro invita a todos a hacer el acto
penitencial)
Hermanos: Para participar con fruto en esta
celebración comencemos por reconocer nuestros
pecados.
Yo confieso...
- 72 -
Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros,
perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna.
Amén.
LECTURA BREVE DE LA PALABRA DE DIOS.
1. Jesús dijo: “Mi Padre es el que les da el verdadero
Pan del cielo. El pan que Dios da es éste que ha
bajado del cielo y que da vida al mundo. Ellos
dijeron: “Señor, danos siempre de ese Pan”. Jesús
les dijo: “Yo soy el Pan de vida”. (Jn. 6, 32-35).
2.
Jesús dijo: “El que viene a mí nunca tendrá
hambre, el que cree en mí nunca tendrá sed...
Todo lo que el Padre me ha dado vendrá a mí, y yo
no rechazaré al que venga a mí.”
(Jn. 6, 35-37)
3.
Jesús dijo: “Yo soy el pan de la vida. Yo soy el
pan vivo bajado del cielo; el que coma este pan
vivirá para siempre. El pan que yo daré es mi
carne, y la daré para vida del mundo”.
(Jn. 6, 48-51)
4.
Jesús dijo: “En verdad les digo: si no comen la
carne del Hijo del hombre y no beben su sangre,
no viven de verdad. El que come mi carne y bebe
mi sangre vive de vida eterna y yo lo resucitaré en
el último día”. (Jn. 6, 53-54)
5.
Jesús dijo: “Mi carne es comida verdadera, y mi s
- 73 -
sangre es bebida verdadera.
El que come mi carne y bebe mi sangre habita en
mí y Yo en él.” (Jn. 6, 55-56)
6.
Jesús dijo: “El Padre que vive me ha enviado y yo
vivo por el Padre; del mismo modo, el que me
come a mí vivirá por mí. Este es el pan que ha
bajado del cielo...
El que come de este pan vivirá para siempre.”
(Jn. 6, 57-58)
7.
Jesús dijo: El que me ama guardará mi palabra y
mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos
morada en él. (Jn. 14, 23)
8.
Jesús dijo: “Permanezcan en mí y permaneceré yo
en ustedes. Como el sarmiento no puede dar fruto
por sí, si no permanecen en la vid, así tampoco
ustedes, si no permanecen en mí”. (Jn.15, 4)
9.
Mientras comían, Jesús tomó pan y, después de
pronunciar la bendición, lo partió y lo dio a sus
discípulos, diciendo: “Tomen y coman; esto es mi
Cuerpo”.
Después, tomando una copa de vino y dando
gracias, se la dio, diciendo:
“Beban todos, esta es mi sangre, la sangre de la
Alianza, que es derramada por una muchedumbre para el perdón de sus pecados”. Mt. 26, 26-28)
- 74 -
10. Cada vez que comen de este pan y beben de este
cáliz, proclaman la muerte del Señor, hasta que
vuelva. (1Cor. 1. 11,26)
(Después de la lectura se puede hacer una breve
explicación).
(El ministro introduce la oración dominical con estas
palabras u otras semejantes:)
Ahora, todos juntos, invocamos a Dios con la oración
que el mismo Cristo nos enseñó:
Padre nuestro...
(Seguidamente, el ministro muestra el Santísimo
Sacramento, diciendo:)
Este es el Cordero de Dios, que quita el pecado del
mundo. Dichosos los invitados a la cena del Señor.
(el enfermo y los que van a comulgar dicen a la vez:)
Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero
una palabra tuya bastará para sanarme.
(El ministro se acerca al enfermo y mostrándole el
Sacramento dice:)
El Cuerpo de Cristo (o bien: la Sangre de Cristo).
Amén.
- 75 -
(dada la comunión pueden seguir unos minutos de
silencio).
(Se concluye con esta oración:)
Señor, Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno, te
suplicamos con fe viva que el cuerpo (la sangre) de
nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que nuestro hermano
acaba de recibir, le conceda la salud corporal y la
salvación eterna. Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén.
(El sacerdote da la bendición como lo hace al final de
la misa)
El ministro puede invocar la bendición diciendo:
El Señor nos bendiga,
y nos guarde de todo mal
y nos lleve a la vida eterna.
Amén.
________________________________________
UNCION DE LOS ENFERMOS
S. La gracia y la paz de parte de Dios nuestro Padre,
y de Jesucristo, el Señor, estén con todos vosotros.
T. Y con tu espíritu.
S.
(Después, si es oportuno, rocía con agua bendita
al enfermo y la habitación, diciendo esta fórmula:)
- 76 -
Que esta agua nos recuerde nuestro bautismo en
Cristo, que nos redimió con su muerte y
resurrección.
Queridos hermanos: En el Evangelio leemos que
nuestro Señor Jesucristo curaba a los enfermos, que
acudían a él en busca de salud. El mismo, que durante
su vida sufrió tanto por los hombres, está ahora
presente en medio de nosotros, reunidos en su nombre
y nos dice por medio del apóstol Santiago:” ¿Está
enfermo alguno de vosotros? Llame a los presbíteros
de la Iglesia, y que recen sobre él, después de ungirlo
con óleo, en el nombre del Señor. Y la oración de fe
salvará al enfermo, y el Señor lo curará y, si ha
cometido pecado, lo perdonará”.
Pongamos, pues, a nuestro hermano enfermo en manos
de Cristo, que lo ama y puede curarlo, para que le
conceda alivio y salud.
(Si es necesario, el sacerdote escucha la confesión
sacramental del enfermo. Si no hay confesión, el
sacerdote invita a todos al acto penitencial.)
Hermanos: Para participar con fruto en esta
celebración, comencemos por reconocer nuestros
pecados.
Yo confieso...
- 77 -
Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros,
perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna
T. Amén.
(A continuación puede leerse la siguiente perícopa
evangélica u otras oportunas.)
PROCLAMACION del Santo Evangelio según San
Mateo 26, 36.
En aquel tiempo, Jesús fue a un huerto, llamado
Getsemaní, y oraba diciendo:
Padre mío, si este cáliz no puede pasar sin que yo lo
beba, hágase tu voluntad.
(Después de la Lectura puede hacerse una breve
explicación.)
Oremos por nuestro hermano N. E invoquemos al
Señor que ahora lo va a reconfortar con este
sacramento.
Mira, Señor, con amor a este enfermo.
R/. Escucha, Señor, nuestra oración.
Da nueva fuerza a su cuerpo.
R/. Escucha...
Alivia sus angustias...
R/. Escucha...
Líbralo del pecado y de toda tentación.
R/. Escucha...
- 78 -
Ayuda con tu gracia a todos los enfermos.
R/. Escucha...
Asiste con tu poder a los que se dedican a su cuidado.
R/. Escucha...
Y da vida y salud a este enfermo, a quien en tu nombre
vamos a imponer las manos.
R/. Escucha...
(El sacerdote unge al enfermo en la frente y en las
manos diciendo:)
Por esta santa Unción y por su bondadosa
misericordia te ayude el Señor con la gracia del
Espíritu Santo.
R/. Amén.
Para que, libre de tus pecados, te conceda la
salvación y te conforte en tu enfermedad.
R/. Amén.
(Después, el sacerdote dice una de las oraciones
siguientes:)
Te rogamos, Redentor nuestro, que, por la gracia del
Espíritu Santo, cures el dolor de este enfermo, perdones
sus pecados, ahuyentes todo sufrimiento de su cuerpo y
de su alma y le devuelvas la salud espiritual y corporal,
para que, restablecido por tu misericordia, se incorpore
de nuevo a los quehaceres de su vida. Tú que vives y
reinas... Amén.
- 79 -
(cuando el enfermo está en peligro grave)
Señor Jesucristo, Redentor de los hombres, que en tu
pasión quisiste soportar nuestros sufrimientos y
aguantar nuestros dolores, te pedimos por N. que está
enfermo; tú que lo has redimido, aviva en él la
esperanza de su salvación y conforta su cuerpo y su
alma. Tú que vives y reinas... Amén.
Que Dios Todopoderoso,
por la muerte y la resurrección de Cristo,
te perdone todas las penas de esta vida y de la otra, te
abra la puerta del paraíso
y te lleve a los gozos eternos. Amén.
Y ahora todos juntos, oremos con el mismo Cristo la
oración que nos enseñó:
Padre nuestro...
Que el Señor proteja tu cuerpo y salve tu alma. Amén.
Que haga brillar su rostro sobre ti y te lleve a la vida
eterna. Amén.
Y a todos vosotros, que estáis aquí presentes, os
bendiga Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu
Santo.
Amén.
- 80 -
5
CANTOS PARA LA SANTA
MISA
___________________________________________
CANTOS DE ENTRADA
ACTO PENITENCIAL
GLORIA
ACLAMACIONES AL EVANGELIO
ACLAMACIONES EN CUARESMA
OFERTORIO
SANTO
PADRE NUESTRO
CANTOS DE PAZ
CORDERO DE DIOS
CANTOS DE COMUNION
CANTOS DE ADORACION
CANTOS DE DESPEDIDA
MISA AFRO
- 81 -
90
107
110
113
118
120
132
136
138
140
142
164
168
169
___________________________________________
CANTOS DE ENTRADA
32. ALEGRE LA MAÑANA
que nos habla de Ti,
alegre la mañana (/)
1.
En nombre de Dios Padre, del Hijo y del Espíritu,
salimos de la noche y estrenamos la aurora;
saludamos el gozo de la luz que nos llega,
resucitada y resucitadora.
2.
Regresa, desde el sueño, el hombre a su memoria,
acude a su trabajo, madruga a sus dolores;
e confías la tierra, y a la tarde la encuentra
rica de pan y amarga de sudores.
3.
Y tú te regocijas, oh Dios, y tú prolongas
en sus pequeñas manos tus manos poderosas
y estáis de cuerpo entero los dos así creando,
los dos, así velando por las cosas.
4.
Bendita la mañana que trae la gran noticia
de tu presencia joven, en gloria y poderío;
la serena certeza con que el día proclama
que el sepulcro de Cristo está vacío.
33. CAMINAMOS HACIA TI,
oh ciudad de nuestro Dios,
construyendo en este mundo
la verdad y el amor.
- 82 -
Pueblo santo y elegido
congregado en el amor,
vas buscando, peregrino,
la Ciudad de nuestro Dios.
2.
Avanzamos, peregrinos,
con Jesús, nuestra esperanza;
El nos salva, El nos guía
con la luz de su palabra.
3.
Quien tiene hambre de justicia,
quien anhela la verdad,
en la mesa del Señor
su palabra encontrará.
4.
Reunidos en la Iglesia
proclamamos su verdad;
Jesucristo es el que salva
dando al mundo su amistad.
son caminos sin final;
sólo Cristo es el sendero
que conduce a la verdad.
5.
Cuando llegue el momento
De nuestra hora final
Jesucristo, nuestro Hermano,
Nos dará su eternidad.
- 83 -
34. CAMINARE, TU ME DAS TU LUZ
caminaré, tú me das la fe;
caminaré, tú me das tu amor;
caminaré.
1. Es un largo sendero que debo seguir;
es mi trozo de tierra que he de construir.
Señor, dame tu mano para caminar,
pues todo se hace oscuro si a mi lado no estás.
2. Me das tu Palabra, que es vida y verdad;
me muestras un camino de amor y unidad.
Me dices que te siga, sin quererme atar,
que a tu lado camine en plena libertad.
3. Quisiera tu mensaje a todos llevar,
sentir mis manos llenas, mas vacías están.
Señor hay días grises, duros de vivir,
la fe se me hace oscura, pero acudo a Ti.
4. No pierdas la esperanza si, en tu caminar,
dejaste hacer bien y olvidaste amar,
porque siempre perdona nuestro Padre Dios;
sabe que somos barro y nos da su amor.
35. CANTANDO LA ALEGRIA DE VIVIR
lleguemos a la Casa del Señor;
marchando todos juntos como hermanos,
andemos los caminos hacia Dios.
- 84 -
1.- Venid, entremos todos dando gracias;
venid, cantemos todos al Señor;
gritemos a la Roca que nos salva,
cantemos la alabanza a nuestro Dios.
2.- La paz del Señor sea con vosotros,
la paz que llena sólo el corazón,
la paz de estar unidos como hermanos,
la paz que nos promete nuestro Dios.
3.- Entremos por las puertas dando gracias,
pidamos al Señor también perdón;
perdón por nuestras faltas a los hermanos,
perdón por nuestro pobre corazón.
4.- Sabed que Dios nos hizo y somos suyos,
sabed que el Señor es nuestro Dios
Nosotros somos pueblo y ovejas,
ovejas del rebaño del Señor.
36. COMO EL CIERVO AL AGUA VA
vamos hacia Ti, Señor;
pues de Ti tenemos sed:
fuente del eterno amor.
Caminamos hacia Ti
con alegres cánticos;
hoy venimos a tu altar
para amarte más, Señor.
- 85 -
2. Quien escucha mi gemir
dice: ¿Dónde está tu Dios?
El Señor se encuentra aquí
en la voz de júbilo .
Ya mi llanto ha de cesar;
el Señor es Salvador ;
cuanto tenga que sufrir
en Ti pensaré, Señor.
3.
Gloria al Padre eterno,
gloria al Hijo Redentor,
gloria al Espíritu
que nos une en el amor.
Ven Señor, Maranatha,
Amén, Aleluya;
Ven Señor, Maranatha,
Amén, Aleluya.
37. CUANDO CANTAMOS,
lanzamos al mundo
mensajes de alegría, amor y paz;
cuando cantamos, ya vamos sembrando
un reino de justicia y de verdad.
1. Cantamos proclamando nuestra fe,
cantamos proclamando la verdad,
cantamos por un mundo verdadero,
aquel que sólo Cristo puede dar.
2. Sembramos las canciones de alegría,
- 86 -
en tierra donde crece la maldad;
buscamos el amor y la esperanza,
amor que sólo Cristo puede dar.
3. Seguimos tras las huellas del Señor,
cantando el gozo de la libertad.
Cantamos por un reino venidero,
aquel que sólo Cristo puede dar.
337. ESTAMOS BUSCANDO UNA FUERZA NUEVA,
estamos buscando el poder de Dios;
/el poder del Padre, el poder del Hijo,
el poder del Santo Espíritu de Dios./
1. ...la luz en las tinieblas...
la verdad de Dios.
2. ...arrepentimiento...
el perdón de Dios.
3. ...hermandad sincera...
la unidad de Dios.
4. ...la paz y la justicia...
el amor de Dios.
38. ESTAMOS DE FIESTA CON JESUS:
Al cielo queremos ir;
estamos reunidos en la mesa
y es Cristo quien va a servir.
- 87 -
Poderoso es nuestro Dios.(4)
1. El sana, El salva: Poderoso...
bautiza, El viene: Poderoso...
poderoso es nuestro Dios.(4)
2.
El Padre, el Hijo: Poderoso...
Espíritu Santo: Poderoso...
poderoso es nuestro Dios. (4)
39. HACIA TI, MORADA SANTA;
hacia Ti, tierra del Salvador;
peregrinos, caminantes,
vamos hacia Ti.
1.- Venimos a tu mesa, sellaremos tu pacto,
comeremos tu carne, tu sangre nos limpiará.
Reinaremos contigo en tu morada santa,
beberemos tu sangre, tu fe nos salvará.
2.- Somos tu pueblo santo que hoy camina unido
Tú vas entre nosotros, tu amor nos guiará.
Tú eres el camino, Tú eres la esperanza,
hermano de los pobres. Amén, Aleluya.
40. HEMOS CONOCIDO EL AMOR
hemos puesto en El nuestro ideal,
y sabemos que al unirnos en el nombre del Señor,
dando fuerza a nuestra vida, Dios está.
- 88 -
1. Cristo nos convoca para ser con El
signo de esperanza, signo de unidad.
Para hacer presente el amanecer
de una nueva vida que comienza ya .
2. Juntos proclamamos el amor de Dios,
juntos compartimos nuestro mismo pan.
Siempre unidos como cuerpo del Señor.
Juntos en la lucha, juntos al rezar.
3. Hemos descubierto que la vida es
solo una mentira si el amor no está,
porque en el amor está viviendo Dios,
como fuente eterna de felicidad.
41. JUNTOS CANTAMOS GLORIA A TI,
Padre que das la vida,
Dios, de inmensa caridad,
Trinidad infinita.
2. Canta toda la creación
que es signo de tu gloria;
toda la historia te dará
el honor, la victoria.
3. Por Cristo, Tu Hijo, nos llegó
el perdón y la gracia;
por El podemos conseguir
- 89 -
la salvación eterna.
42. JUNTOS COMO HERMANOS,
miembros de una Iglesia,
vamos caminando
al encuentro del Señor.
1. Un largo caminar por el desierto, bajo el sol,
no podemos avanzar sin la ayuda del Señor.
2. Unidos al rezar, unidos en una canción,
viviremos nuestra fe, con la ayuda del Señor.
3. La Iglesia en marcha está,
a un mundo nuevo vamos ya,
donde reinará el amor, donde reinará la paz.
43 . ME ADELANTARE HASTA EL ALTAR
de Dios, mi gozo y mi amor.
1. Tú eres fuerza, eres vida inmortal:
¿por qué triste me rindo al mal?
2. Tú escudriñas mi ser, oh Señor,
del pecado me guarde tu amor.
3.
Mi camino alumbre tu luz,
y me lleve a seguirte en la cruz.
- 90 -
4.
Eres prenda de mi salvación
si te acojo en la comunión.
44. PUEBLO DE REYES, ASAMBLEA SANTA,
pueblo sacerdotal, pueblo de Dios,
bendice a tu Señor.
1. Te cantamos a Ti, esplendor de la gloria,
te alabamos, estrella radiante que anuncias el día
Te cantamos, oh luz que iluminas nuestras sombras
te alabamos, antorcha
de la nueva Jerusalén.
2. Te cantamos, oh Hijo amado del Padre,
te alabamos, eterna Palabra salida de Dios.
Te cantamos, oh Hijo de la Virgen María,
te alabamos, oh Cristo,
nuestro hermano, nuestro Salvador
3. Te cantamos, Mesías que anunciaron los profetas,
te alabamos, oh Hijo de Abraham e Hijo de David.
Te cantamos Mesías, esperado de los pobres
te alabamos, oh Cristo,
nuestro Rey de humilde corazón.
4. Te cantamos, mediador entre Dios y los hombres
Te cantamos, oh ruta viviente, camino del cielo
Te cantamos, sacerdote de la nueva Alianza.
Te alabamos: Tú eres nuestra paz.
por la sangre de la cruz.
- 91 -
5. Te cantamos, Cordero de la Pascua eterna,
Te alabamos, oh víctima que borras nuestros pecados
Te cantamos, oh Templo de la nueva alianza,
te alabamos, oh Piedra angular y Roca de Israel
6. Te cantamos, Imagen del Dios invisible.
Te alabamos, oh Rey de justicia y Rey de paz.
Te cantamos, Primicia de aquellos que duermen,
Te alabamos, a ti, el Viviente, principio y fin.
45. QUE ALEGRIA CUANDO ME DIJERON:
“Vamos a la casa del Señor”.
Ya están pisando nuestros pies
tus umbrales Jerusalén.
1. Jerusalén está fundada
como ciudad bien compacta;
allá suben las tribus,
las tribus del Señor.
2. Por mis hermanos y compañeros
voy a decir: “La paz contigo”,
por la casa del Señor, nuestro Dios,
te deseo todo bien.
SEÑOR, QUIEN PUEDE ENTRAR
en tu Santuario, para alabar?/
/El de manos limpias y corazón puro,
que no es vanidoso y que sabe amar./
- 92 -
2. /Señor, yo quiero, entrar
en tu Santuario, para alabar /
/Dame manos limpias y corazón puro,
no ser vanidoso, enséñame a amar./.
3. /Señor, ya no puedo entrar
en tu Santuario, para alabar./
/Tu sangre me lava, tu fuego me quema,
Tu Espíritu Santo inunda mi ser./
48. VAMOS A BENDECIR AL SEÑOR,
nosotros los hijos de Dios.
Vamos a bendecir al Señor,
nosotros los hijos de Dios.
1. /Alzad vuestras manos, batidlas a El
y decidle que sólo Él es fiel./
2. /Abrid vuestras bocas, cantad sólo a Él
y decidle que sólo Él es fiel./
3. /Cerrad vuestros ojos, pensad sólo en Él
y decidle que sólo Él es fiel./
4. /Bajad la cabeza delante de Él
y decidle que sólo Él es fiel./
5. /Doblad la rodilla delante de Él
y decidle que sólo Él es fiel./
- 93 -
49. VAMOS CANTANDO AL SEÑOR:
Él es nuestra alegría.
1. La luz de un nuevo día venció la oscuridad,
que brille en nuestras almas la luz de la verdad.
2. La roca que nos salva es Cristo, nuestro Dios;
lleguemos dando gracias a nuestro Redentor
3. Los cielos y la tierra aclaman al Señor;
ha hecho maravillas, inmenso es su amor.
4. Unidos como hermanos, venimos a tu altar;
que llenes nuestra vida de amor y de amistad.
50.VAYAMOS JUBILOSOS
al altar de Dios.
1. Al sagrado Altar nos guíen
su Verdad y su Justicia
a ofrecer el Sacrificio
que le da gloria infinita.
2. Al Dios santo celebremos
que nos llena de alegría
y subamos hasta el Monte
donde Dios se sacrifica.
3. Ofrezcamos todos juntos
está Víctima Divina,
- 94 -
que se inmola por nosotros
para darnos luz y vida.
4. Gloria sea al Padre Eterno,
gloria a Cristo, nuestro Guía,
y al Espíritu Divino
alabanzas infinitas.
51. /VIENEN CON ALEGRIA, SEÑOR,
cantando, vienen con alegría, Señor,
los que caminan por la vida, Señor,
sembrando tu paz y amor./
1. Vienen, trayendo entre sus manos
esfuerzos de hermanos por la paz,
deseos de un mundo más humano
que nace del bien y la verdad.
2. Vienen, trayendo la esperanza
a un mundo cargado de ansiedad,
a un mundo que busca y que no alcanza
caminos de amor y de amistad.
3. Cuando el odio y la violencia
anidan en nuestro corazón,
el mundo sabrá que, por herencia,
le aguarda tristeza y dolor.
- 95 -
52.UNA CANCION ALEGRE CANTARE
una canción de vida y juventud;
del corazón el ritmo llevaré,
un ritmo de esperanza,
de ilusión y luz.
/Yo canto, yo amo, sin miedo avanzaré;
con Dios en mi alegría ya no temeré./
2. Caminaré por sendas sin hacer;
descubriré caminos sin trazar;
y al avanzar yo mismo grabaré
la senda de mi vida con mi caminar.
3. Con mi vivir construyo una mansión
grande y feliz, que un día he de habitar;
me pide Dios esfuerzo y oración;
yo canto cuando rezo y canto al trabajar.
53.VIVA LA FE, viva la esperanza, viva el amor, (3)
/que viva Cristo, que viva Cristo,
que viva él, /
/que viva, que viva Cristo/)
que viva él.
/Mira lo que hizo en mí, Jesús:/
me levantó, me liberó;
mira lo que hizo en mí Jesús.
/Caminando por las sendas voy:/
- 96 -
de pueblo en pueblo,
victoria tras victoria;
caminando por las sendas voy.
/El enemigo ya vencido está:/
Jesús lo venció
muriendo en la cruz;
el enemigo ya vencido está.
____________________________________________
ACTO PENITENCIAL
54. DE NOSOTROS, PIEDAD, SEÑOR. (4)
1. Te ofendimos con el pecado,
no escuchamos tu voz de Padre;
Tú, perdónanos con tu amor;
de nosotros, piedad, Señor
2.
No te vimos en el hermano,
fuimos ciegos, no lo negamos,
fuimos duros de corazón;
de nosotros, piedad, Señor.
3.
Olvidamos de ser tu templo,
tu morada la profanamos;
mas, queremos resucitar;
de nosotros, piedad, Señor.
- 97 -
55. PERDÒN POR AQUEL MENDIGO
Por aquella lágrima que hice brotar
/Perdón por aquellos ojos
Que al mirar los míos no quise mirar./
Señor, no le di la mano
Se encontraba solo y lo dejé partir
/Perdón por no dar cariño
Por solo buscarlo tan lejos de ti./
Señor, porque soy así
Estoy como ciego y no se comprender.
/Señor, tu eres mi esperanza
Dame tu mirada y que te sepa ver./
Señor, no soy siempre alegre
No doy luz a otros que están junto a mí.
/Perdón por esta tristeza
Por sentirme solo cuando estás ahí./
Perdón por otros hermanos
A quines no importa de tu padece.
/Estas cerca del que sufre
Pasan a tu lado pero no te ven./
56.SEÑOR, SEÑOR TEN PIEDAD
Cristo, Cristo, piedad, piedad;
Señor, ten piedad, tennos piedad;
Señor, Señor ten piedad, tennos piedad
- 98 -
57./SEÑOR, TEN PIEDAD DE NOSOTROS./
1. Porque hay amor que se vuelve palabra,
porque hay niños que están sin hogar,
porque los hombres se matan y mienten,
porque se ciegan y olvidan amar.
2. Por el hambre que sufren los hombres,
por la risa que nunca brotó,
por la flor que murió en su capullo,
por el hijo que nunca nació.
3. Por las vidas que ciega la guerra,
por el vicio que mina el hogar,
por la culpa que cierra el camino,
por los frutos que nunca serán.
SI CANSADO ME DERRUMBO
en el camino. Perdón, Señor,
si mi corazón vacila un día antes el dolor.
Perdón, Señor.
Perdóname por haberme detenido.
Perdóname por el tiempo que he perdido.
Perdóname, si he querido claudicar y renunciar a Ti.
Perdóname, por haberte ofendido.
Perdóname por vivir tan confundido.
Perdóname si valieron ciertas cosas mucho más que Tu.
Señor, perdóname.
- 99 -
58.SI DE TI ME ALEJE SIN LUZ Y SIN FE:
Señor ten piedad.
/Tú serás nuestra luz
Tú nos salvarás
Tú nos darás la vida./
Si al hermano negué la paz que nos das
Señor ten piedad.
Si no fui testigo fiel de tu voz;
Señor ten piedad.
59. /TEN PIEDAD DE MI,
oh, Señor, ten piedad, ten piedad de mi./
/Ten piedad, Jesucristo ten piedad./
Ten piedad de mi…
60./TEN PIEDAD, SEÑOR, TEN PIEDAD,
soy pecador, ten piedad. /
2. /Y de mi, Cristo, apiádate;
contra Ti yo pequé./
3. /Ten piedad, Señor ten piedad
soy pecador, ten piedad./
61.TE PEDIMOS PERDON, SEÑOR
por el bien que no hemos hecho,
- 100 -
por lo que hemos hecho mal;
Señor, piedad.
1. Perdón por haber vivido
sin fijarme en los demás.
Perdón por no haber querido
en mi hermano confiar.
2. Perdón porque he permitido
no acusarme y acusar.
Perdón por no haber vivido
en pobreza y humildad.
3. Perdón por haber herido
sentimientos de igualdad.
Perdón por no haber seguido
los deseos de bondad.
62.TU QUE SIEMPRE NOS PERDONAS
porque nos quieres mucho,
Tú que siempre nos perdonas,
Señor, ten piedad.
2. Tú que siempre nos escuchas
porque nos quieres mucho,
Tú que siempre nos escuchas,
Cristo, ten piedad.
- 101 -
3. Tú que siempre nos ayudas
porque nos quieres mucho,
Tú que siempre nos ayudas,
Señor, ten piedad.
63.UNA VEZ MAS REZARE
de rodillas me pondré
de seguro una vez más
Él me perdona... a a a.
Le diré que lucho en vano
que pequé pues soy humano
de seguro una vez más
Él me perdona...a a a.
/Por un Dios que conoció la tentación,
del amigo la traición yo no dudo
me perdone Dios amigo./
Yo vi sufrir a mi hermano
cuando bastaba mi mano
de seguro también eso
me perdona... a a a
Murió pobre y desahuciado
yo con los brazos cruzados
de seguro también eso
me perdona...a a a.
64.VENGO ANTE TI, MI SEÑOR,
Reconociendo mi culpa,
- 102 -
con la fe puesta en tu amor,
que tu me das como a un hijo.
Te abro mi corazón y te ofrezco mi miseria,
despojado de mis cosas, quiero llenarme de ti.
Que tu Espíritu, Señor, abrase todo mi ser
/hazme dócil a tu vos trasforma mi vida entera./
Puesto en tus manos; Señor;
siento que soy pobre y débil,
más tú me quieres así, yo te bendigo y te alabo.
Padre, en mi debilidad, tu me das tu fortaleza,
Amas al hombre sencillo, le das tu paz y tu perdón.
_________________________________________
_______________GLORIA__________________
65. /GLORIA (si-)
Gloria!... Gloria!... /
/A Jesús el Señor, al Cordero de Dios
al nombre sobre todo nombre!/
66.GLORIA A DIOS EN LO ALTO DEL CIELO
y paz en la tierra
a los hombres que ama el Señor.
Te alabamos, te glorificamos,
te adoramos, te damos gracias por tu inmensa gloria
- 103 -
Señor Dios, Rey celestial,
Dios Padre todopoderoso.
Señor, Hijo único,
Jesucristo. Gloria a Dios…
Señor Dios, Cordero de Dios,
Hijo del Padre,
Tú, que quitas el pecado del mundo,
Ten piedad de nosotros. Gloria a Dios…
Tú que quitas el pecado del mundo,
atiende nuestra súplica.
Tú, que estás sentado
a la derecha del Padre,
Ten piedad de nosotros. Gloria a Dios…
Porque sólo Tú eres santo,
sólo Tú, Señor;
sólo Tú, altísimo Jesucristo;
con el Espíritu Santo
en la gloria de Dios Padre.
Amén. Amén
67.GLORIA A DIOS EN LOS CIELOS
y en la tierra paz a los hombres.
1.
Gloria a Ti, oh Padre Omnipotente,
Rey celestial.
- 104 -
2.
3.
Gloria a Ti, oh Hijo del Eterno,
Dios Redentor.
Gloria a Ti, Espíritu divino,
que eres amor.
68. /GLORIA A DIOS, GLORIA A DIOS,
gloria al Padre./
/A Él que sea la gloria./
/Aleluya, Amén./
...gloria al Hijo...
Espíritu Santo...
69. /GLORIA AL PADRE (mi+)
Gloria al Hijo y al Espirito Divino./
/Aleluya, aleluya./
70.GLORIA AL SEÑOR QUE REINA EN EL CIELO
y en la tierra paz a los hombres que ama Él.
1. Señor, te alabamos; Señor, te bendecimos;
todos te adoramos; gracias por tu gloria.
2. Tú eres el Cordero que quitas el pecado;
ten piedad de nosotros y escucha nuestra oración.
3. Tú sólo eres Santo, Tú sólo Altísimo,
con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre
- 105 -
71.GLORIA, GLORIA, GLORIA AL SEÑOR.
Gloria en el cielo,
gloria en la tierra.
1. Te alabamos, Señor, te bendecimos,
te adoramos, oh Padre,
Dios y Rey celestial.
2. Eres Cordero de Dios,
Hijo del Padre,
Tú nos perdonas y nos salvas,
nos ofreces tu amor
3. Tú sólo Santo y Señor,
Tú Jesucristo,
con el Espíritu Santo,
en la gloria de Dios.
____________________________________________
ACLAMACIONES AL EVANGELIO
72./ALELU, ALELU, ALELU, ALELUYA,
Gloria al Señor./
Gloria al Señor, aleluya. (3)
Gloria al Señor.
/Alelu, alelu, alelu, aleluya.
Gracias, Señor./
Gloria al Señor, aleluya. (3)
Gracias, Señor.
- 106 -
73. a. ALELUYA (3)
(difuntos)
YO SOY LA RESURRECCION Y LA VIDA:
el que cree en Mí no morirá para siempre. (Jn.11,25)
Aleluya. (3)
b. ALELUYA (3)
(penitencial)
MUÉSTRANOS, SEÑOR, TU MISERICORDIA
y danos tu salvación.
Aleluya. (3)
c. ALELUYA (3) (adviento)
VIENE EL SALVADOR: Gloria en el cielo
Aleluya (3)
Viene el Salvador: Paz en la tierra
74.a. /ALELUYA (6) EL SEÑOR RESUCITO,/
El Señor resucitó,
cantemos con alegría
demos gracias al Señor, ¡Aleluya!
ALELUYA (6)...
b. ALELUYA, ALELUYA, ALELUYA
¡Por todo el orbe pregonad,
cantad el triunfo del Señor:
Cristo Jesús resucitó! ALELUYA.
ALELUYA...
75. ALELUYA... (8) (re+)
BUSCAD PRIMERO EL REINO DE DIOS
y su justicia perfecta,
y lo demás añadido será.
- 107 -
Aleluya...
(4)
76.CRISTO VIVE EN MI, ALELUYA (do+)
Cristo vive en mí
Oh que maravilla es
que Cristo viva en mí.
El Señor vive en ti, aleluya,
el Señor vive en ti.
Oh que maravilla es,
que Cristo viva en ti
El Señor, vive aquí, aleluya
el Señor vive aquí.
Oh que maravilla es,
que Cristo viva aquí.
Ale, Alelu, Aleluya,
Ale, Alelu.
Oh que maravilla es
que Cristo viva en mí.
77. DIOS HA HABLADO (mi-)
Con su pueblo. Aleluya.
y su Palabra nos enseña. Aleluya
Abran sus oídos, pueblo querido,
abran sus oídos y escúchenle;
- 108 -
ábranlos ahora, pueblo amado,
/Dios nos habla hoy./
Dios ha hablado…
78.
/HOSANA, HOSANA, GLORIA,
HOSANA, HOSANA, GLORIA./
1. /Gloria, aleluya; gloria, aleluya
Aleluya, gloria al Señor./
2. /Con el alma alabo, al Dios de mi vida,
a Jesús que vive en mi ser./
3. /Con mi lengua alabo al Dios Uno y Trino,
que a su santa imagen me plasmó./
79¡JESUCRISTO ES EL MISMO AYER Y HOY,
aleluya, aleluya!
Jesucristo es el mismo ayer y hoy
y por los siglos le cantaré.
80.JESUCRISTO REINA, REYNA YA! (3) (si-)
Aleluya amen (3)
En mi vida reina, reina ya! (3) Aleluya amen.(3)
81.MI PENSAMIENTO ERES TU, SEÑOR (3)
Mi pensamiento eres Tu.
(fa+)
Por que Tú me has dado la vida;
por que Tú me has dado el existir;
- 109 -
por que Tú mes dado cariño,
me has dado amor (/)
82. /PON ACEITE EN MI LAMPARA, SEÑOR, /
que yo quiero servirte con amor;
pon aceite en mi lámpara, Señor.
Señor Jesús, Tú eres mi vida;
Señor Jesús, Tú eres mi amor;
salvaste mi alma perdida,
por eso te alabo con el corazón;
salvaste mi alma perdida,
por eso te alabo
con el corazón (5)
Aleluya, aleluya, aleluya (3)
pon aceite en mi lámpara, Señor.
83./PORQUE CRISTO, NUESTRO HERMANO,
ha resucitado, María, alégrate./
/Aleluya, Aleluya, Aleluya./
84. SU NOMBRE ES MARAVILLOSO (3)
/Salvador del mundo, Principe de paz;/ (do+)
Su nombre es Dios con nosotros… (3)
85. TU PALABRA ME DA VIDA
confio en Ti, Señor;
- 110 -
tu Palabra es eterna: en ella esperaré.
85.YA LLEGÓ EL REINO
del Señor y su Cristo,
ya llegó el reino del Señor nuestro Dios.
Aleluya, Aleluya, Aleluya.
Aleluya, Aleluya, Aleluya.
2. Démosle gloria,
han llegado las bodas;
démosle gloria,
las bodas con nuestro Dios.
_______________________________________________________________
ACLAMACIONES EN CUARESMA
86.CREO EN JESUS, CREO EN JESUS,
Él es mi amigo, es mi alegría,
Él es mi amor.
Creo en Jesús, creo en Jesús,
Él es mi Salvador.
87. /CRISTO TE AMA
en espíritu y verdad; búscalo, búscalo
y verás que al fin la paz encontrarás
y todo cambiará. (/)
88.a. DICHOSOS LOS QUE ESCUCHAN
- 111 -
la Palabra de Dios y la viven cada día
1. Tu Palabra creó el Universo,
toda la tierra nos habla de ti, Señor,
2. Tu Palabra se ha hecho uno de nosotros,
muéstranos tu rostro, Señor.
b. 1. GLORIA A CRISTO, ESPLENDOR
ETERNO DEL DIOS VIVO:
Gloria a ti Señor.
2. GLORIA A CRISTO, PALABRA ETERNA
DEL DIOS VIVO: Gloria a ti Señor.
c. 1. /EL SEÑOR ES LA LUZ QUE VENCE LA
NOCHE:
Gloria, gloria, cantamos al Señor./
2. /EL SEÑOR ES LA VIDA QUE VENCE
LA MUERTE:
Gloria, gloria, cantamos al Señor./
89. /JESUCRISTO ME DEJO INQUIETO
su palabra me llenó de luz
nunca más yo pude ver al mundo
sin sentir aquello que sintió Jesús./
90. TU PALABRA ME DA VIDA:
confío en Ti, Señor;
- 112 -
tu Palabra es eterna: en ella esperaré.
91. /TU PALABRA, SEÑOR, ES LA VERDAD
y tu ley nuestra libertad./
__________________________________________
OFERTORIO
92.A TI VENIMOS JUNTOS, OH SEÑOR,
y te ofrecemos todo nuestro amor.
1. En ese pan todos ponemos nuestra vida,
en ese cáliz nuestro esfuerzo va , Señor.
2. Los sufrimientos, los trabajos y dolores
de nuestro mundo que camina hacia Ti.
3. Las alegrías, ilusiones y esperanzas
de nuestra vida consagrada a Ti, Señor.
93. CON AMOR TE PRESENTO SEÑOR,
lo mejor de mi vida,
Te presento Señor mi amistad,
con amor te presento Señor,
para ser mi manjar, la viña,
el racimo, el trigal, el pan de mi
hogar, te presento con amor.
Con mis manos abiertas a ti
contemplando tu lámpara
- 113 -
te presento Señor mi esperanza
hacia Ti se dirige mi barca
hacia el cielo se va
es largo el camino el remar
ruta Pascual, Dios me guía al caminar.
Con mi ofrenda también yo te doy
lo mejor de mis lágrimas,
te presento Señor mi dolor,
te presento Señor mi oración,
ofertorio de amor,
el grano enterrado ya es flor,
la espiga oblación, la semilla redención.
94.CON MIS MANOS TE LO DOY, OH SEÑOR,
con mis manos te lo doy.
Todo te doy como tú me lo das.
Con mis manos te lo doy.
Con el alma...
Con mi vida...
Con mi sangre...
Con mi cuerpo...
Desde el fondo...
Con la muerte...
Para siempre...
95./DE MANOS EXTENDIDAS TE OFRECEMOS
lo que de gracia recibimos./ (re-)
/Con el vino y con el pan
ofrezcamos al Señor
- 114 -
nuestra vida toda entera,
alabanza al Creador./
96.EN ESTE MUNDO QUE CRISTO NOS DA
hacemos la ofrenda del Pan, (do+)
el pan de nuestro trabajo sin fin
y el vino de nuestro cantar.
Traigo ante Ti nuestra justa inquietud:
amar la justicia y la paz.
/Saber que vendrás, saber que estarás
partiendo a los pobres tu pan./
La sed de todos los hombres sin luz,
la pena y el triste llorar,
el odio de los que mueren sin fe,
cansados de tanto luchar.
En la patena de nuestra oblación,
acepta la vida, Señor.
97.
ENTRE TUS MANOS
está mi vida, Señor,
entre tus manos pongo mi existir.
/Hay que morir/ /para vivir;/
hay que morir…entre tus manos
confío mi ser.
2. Si el grano muere, en abundancia dará
- 115 -
un fruto eterno que no morirá.
Hay que morir…
98.EN TUS MANOS DIVINAS DE PADRE
hemos puesto, Señor, nuestro mundo.
1. Estos brazos que elevan, alegres,
las ofrendas de vino y de pan
2. Esta tierra labrada con pena,
donde brilla, velada, tu luz.
3. El trabajo que une a los hombres,
con abrazo de esfuerzo común.
4. Nuestro mundo camina hacia el cielo,
nuestras almas hambrientas de Ti.
99.ESTE PAN Y VINO, SEÑOR,
se transformarán
en tu Cuerpo y Sangre, Señor,
en nuestro manjar.
1. Gracias al sol y al labrador,
en el altar florecen hoy
las espigas, los racimos
que presentamos a Dios.
2. Lo que sembramos con el dolor,
lo que pedimos en oración,
- 116 -
hoy son frutos, son ofrendas
que presentamos a Dios
100.a. ESTE SANTO SACRIFICIO
te ofrecemos, oh Señor.
(en Cuaresma)
b. NUESTRAS PENAS Y DOLORES
con tu Cruz, Señor.
1. Con el pan que te ofrecemos
nuestra vida va, Señor.
2. Somos granos de una espiga
para la consagración.
3. Con el vino que ofrecemos
nuestras almas van, Señor.
4. La pequeña gota de agua
en el cáliz de tu amor.
101. INVOCARÉ EL NOMBRE DEL SEÑOR,
presentaré mi ofrenda ante su altar.
Invocaré el nombre del Señor porque
inclinó su oído hacia mí.
1.¿Como pagaré al Señor
el bien que hizo en mi?
Brindaré a mi Salvador,
- 117 -
su nombre invocaré
2.Cumpliré al Señor mis votos
antes todo el pueblo
en el atrio del Señor
dentro de ti Sión.
102. JUNTO A TI AL CAER DE LA TARDE
y cansados de nuestra labor
te ofrecemos con todos los hombres
el trabajo, el descanso y el amor.
2. Con la noche las sombras nos cercan
y regresa la alondra a su hogar;
nuestro hogar son tus manos, oh Padre,
y tu amor nuestro nido será.
3. Cuando al fin nos recoja tu mano
para hacernos gozar de tu paz,
reunidos en torno a tu mesa,
nos darás la perfecta hermandad.
MIRA ESTA OFRENDA, mírala Señor, :
todo te ofrecemos para unirnos a Ti.
/Porque tu Misa es nuestra Misa,
porque tu vida es nuestra vida./
¿Qué podemos darte, nuestro creador?
sólo nuestra nada: tómala Señor.
- 118 -
103. NO ES CON PALABRAS, NI CON
DESEOS
que, juntos, haremos en hombre nuevo;
es dar la vida por el camino,
matando siempre el viejo egoísmo.
/Este es nuestro cuerpo para un hombre nuevo;
Esta es nuestra sangre para un pueblo nuevo./
2.
3.
Amar no es beca, ni es regalo,
es andar que duele y un trecho tan largo;
es con la madeja de un hilo de sangre
que vamos tejiendo un mundo sin hambre.
Tu riesgo y el mío inventando huellas,
y, en manos trenzadas, el miedo no cuenta;
las venas bien tensas, con nervios de fuego,
de nuestra carne brotó un Cristo nuevo.
104.OFREZCAMOS AL SEÑOR
pan y vino, nuestro amor.
Ofrezcamos al Señor
pan y vino, nuestro amor.
1. Recibe, Señor, nuestros dones,
recibe, Señor, la oración.
Recordando a tu Hijo en el monte
en su muerte y resurrección.
- 119 -
2. Recibe, Señor, la alegría
de nuestra feliz juventud.
Recordando a tu Hijo en el monte
recordando que vino a ser luz.
105.RECIBE, OH DIOS, EL PAN
que te ofrecemos:
luego será el Cuerpo de Jesús.
También acepta nuestros sacrificios,
nuestra oración y nuestro corazón.
2. Recibe, oh Dios, el vino que ofrecemos;
luego será la sangre de Jesús.
También acepta nuestros sacrificios,
nuestra oración y nuestro corazón.
3. Recíbelos, Señor, por nuestras faltas,
por los que están aquí junto al altar;
por los cristianos vivos y difuntos,
por todo el mundo, por su salvación.
106. RECIBE, OH PADRE SANTO, ESTA OBLACION
que indignos te ofrecemos a Ti, Señor.
1. Por nuestras negligencias, acéptala, Señor,
por las faltas del mundo tan pecador.
2. Por todos los que estamos juntos al Altar,
por los que ya descansan en santa paz.
- 120 -
3. Por este sacrificio, perdónanos, Señor,
y danos, compasivo, tu bendición.
107. SEÑOR, TE OFRECEMOS EL VINO Y EL PAN;
así recordamos la Cena Pascual.
1. Porque Tú sólo eres bueno, Señor,
queremos cantar.
Tus misericordias ¿quién podrá cantar?
2. Sólo Tú eres nuestro auxilio, Señor.
Tú nos salvarás.
Tus misericordias ¿quién podrá cantar?
3. Te ofrecemos nuestras vidas, Señor,
en torno a tu altar.
Tus misericordias ¿quién podrá cantar?
108. TE OFRECEMOS, OH SEÑOR,
con el Pan y con el vino,
nuestro anhelo de vivir,
nuestras ansias juveniles.
Acéptalo, Señor,
en un mismo sacrificio;
acepta nuestro amor,
nuestra fe, nuestra esperanza, ¡Señor!
Te ofrecemos, oh Señor,
el trabajo cotidiano,
- 121 -
nuestra lucha por el bien,
el amor de los hermanos.
109.TE OFRECEMOS, SEÑOR,
este pan y este vino
que en tu cuerpo y tu sangre
quedarán convertidos.
1. Con el vino y con el pan
te ofrecemos el fruto
de nuestro trabajo,
la ilusión de vivir,
el placer y el dolor,
la alegría y el llanto.
2. Juntamente, Señor,
te ofrecemos la vida
que Tú nos has dado,
la esperanza, la fe y el amor
que nos hace sentir como hermanos.
110.TE OFRECEMOS, SEÑOR, (re-)
este pan y este vino;
te ofrecemos también
el amor de nuestra vida.
Te ofrecemos, Señor,
la alegría de amar;
- 122 -
te ofrecemos, Señor,
nuestra vida y nuestro amor.
2. Te ofrecemos, Señor
el amor y la esperanza,
los dolores también
de este pueblo que te busca.
3. Te ofrecemos, Señor,
el trabajo y la fatiga,
nuestro pan, nuestra unión,
nuestra sed de la justicia.
111.TE OFRECEMOS SEÑOR,
lo que nos diste Tú.
1. Los días que se abren
con luz y oraciones,
con tardes repletas
de frutos y gozo.
2. El pan en las manos
de tu sacerdote,
el cáliz que ofrece
por todos los hombres.
3. Los cuerpos que ganan
su pan con trabajo,
las almas que luchan
y esperan tu reino.
- 123 -
4. La fe que sembraste
en todos los hombres,
el amor y esperanza
que llenan la vida.
5. Los ratos alegres
que llenan mi alma,
la angustia del hijo
que busca a su padre.
112. TE OFRECEMOS, SEÑOR,
este santo sacrificio.
1. Por la Santa Iglesia de Cristo,
extendida por todo el universo.
2. Por nuestro Santo Padre, el Papa,
para que le ilumine siempre la luz de tu Espíritu.
3. Por los que rigen los destinos de los pueblos,
para que amen la paz y la justicia.
4. Por todos los aquí presentes
cuya fe y devoción conoces.
5. Por las almas de los fieles difuntos,
para que tengan el descanso eterno.
114. /TE OFRECEMOS, SEÑOR, NUESTRA
- 124 -
JUVENTUD./
(do+)
1. Este día que amanece (anochece)
entre cantos y alegrías,
este día en que sentimos
tu presencia en nuestras vidas.
2. Vino y pan hoy te ofrecemos;
pronto se convertirán
en tu cuerpo y en tu sangre
fuente de alegría y paz.
3. Ilusiones y esperanzas,
la alegría de vivir,
todos juntos como hermanos
caminando hacia Ti.
Rebosantes de alegría
a tu altar nos dirigimos
a ofrecerte nuestros dones
de tu manos recibidos.
TE OFREZCO EL BLANCO PAN, A TI,
SEÑOR, (Melodía del Condor pasa)
Y en el yo te doy mi pobre corazón.
conviértelo en tu cuerpo redentor, oh Dios,
por tu cruz y por mi salvación..
Por que no cree el hombre en ti,
- 125 -
si tu le das calor, si hiciste el cielo, el mar
y el sol tan sólo por su amor.
Yo creo en ti, Señor, yo creo en ti
115. /TE PRESENTAMOS EL VINO Y EL PAN:
bendito seas por siempre Señor./
1. Bendito seas, Señor,
por este pan que nos diste,
fruto de la tierra
y del trabajo de los hombres.
2. Bendito seas, Señor;
el vino Tú nos lo diste,
fruto de la tierra
y del trabajo de los hombres.
116. UNA ESPIGA DORADA POR EL SOL,
el racimo que corta el viñador
se convierten ahora en pan y vino de amor,
en el cuerpo y la sangre del Señor.
1. Compartimos la misma comunión.
somos trigo del mismo sembrador,
un molino, la vida, nos tritura con dolor.
Dios nos hace Eucaristía en el amor.
2. Como granos que han hecho el mismo pan,
como notas que tejen un cantar,
como gotas de aguas que se funden en el mar,
- 126 -
los cristianos un cuerpo formarán.
3. En la mesa de Dios se sentarán,
como hijos su pan comulgarán;
una misma esperanza caminando cantarán;
en la vida como hermanos se amarán.
___________________________________________
SANTO
___
117. SANTO, (6) Dios poderoso: (do+)
y hoy alzamos nuestros manos
como dádivas de amor.
Santo, Santo, Santo, Santo.
1. Santo PADRE, nuestro Padre,
nos gozamos por ser tus hijos:
2. Santo HIJO, Jesucristo,
te damos gracias por redimirnos:
3. Santo ESPIRITU, Santo Espíritu,
ven y llénanos con tu presencia:
118. /SANTO ES EL SEÑOR, MI DIOS,
digno de alabanza.
A Él el poder, el honor y la gloria./
S. Hosana, T. Hosana, S. Hosana, T. Hosana
- 127 -
T. Hosana, ¡oh Señor!
/Bendito el que viene en nombre del Señor:
con todos los santos cantamos para ti./
Hosana...
119.SANTO, ES SANTO, (5) YAVEH SEBAOTH (re-)
/Los cielos y la tierra
están llenos de Ti./
Hosana en el cielo, hosana./ Santo es…
/Bendito El que viene
en el nombre del Señor./
/Hosana en el cielo, hosana./ Santo es…
120. /SANTO OH OH OH, SANTO (re+)
¡hosana!/
/Hosana eh, hosana eh,
hosana a Cristo el Señor./
/Los cielos y la tierra están llenos
de tu gloria, Señor./
/Hosana eh, hosana eh
hosana a Cristo el Señor./
/Bendito el que viene en el nombre
en el nombre tuyo, Señor./
- 128 -
/Hosana eh, hosana eh,
hosana a Cristo el Señor./
121. SANTO, SANTO, SANTO
dicen los Querubines
Santo, Santo, Santo,
es nuestro Rey Yavé,
Santo, Santo, Santo,
es Él que nos redime.
/Porque mi Dios es Santo:
la tierra llena de su gloria es./
/Cielo y tierra pasarán.
mas sus palabras no pasarán./
/No, no, no pasarán./
Bendito el que viene en nombre del Señor;
la gloria de Jesucristo, el Hijo de David.
Hosana en las alturas, del mundo
el Salvador.
/Bendito el que viene en el nombre
del Señor./ Cielo y tierra…
122. /SANTO, SANTO, SANTO/
/El Señor Dios del universo;/
el cielo y la tierra están llenos de tu gloria.
/Hosana, hosana, en lo alto del cielo./
Santo, Santo…
/Bendito el que viene en nombre del Señor./
- 129 -
Hosana, hosana… Santo, Santo…
123.SANTO, SANTO, SANTO ES EL SEÑOR.
Hosana en las alturas;
bendito es el que viene
en nombre del Señor.
En unión del coro
de tus Ángeles en el cielo,
te alaba el coro de tu Iglesia
en la tierra.
Hosana en las alturas;
bendito es el que viene
en nombre del Señor.
124. /SANTO, SANTO, SANTO, SANTO ES EL SEÑOR
Dios del Universo.
Santo es el Señor./
/Hosana en el cielo.
Hosana en la tierra.
Bendito el que viene
en nombre del Señor./
/Santo, Santo, Santo, Santo... /
125. /SANTO , SANTO TU ERES (re-)
Tu que estas sentados en medio de querubines./
- 130 -
/Tu gloria llena la tierra, Tu gloria llena mi ser,
Por eso canto aleluya, a Tì Santo de Israel./
__________________________________________
_______ ____CONSAGRACIÒN_______________
126.a) ALABADO SEA EL SANTISSIMO (re+)
Sacramento del altar,
/y Maria concebida, sin pecado original./
b)
CANTEMOS AL AMOR DE LOS AMORES,
¡Cantemos al Señor!
¡Dios está aquí! Venid adoradores:
adoremos a Cristo Redentor.
Gloria a Cristo Jesús.
Cielo y tierra, bendecid al Señor;
honor y gloria a Ti, rey de la gloria,
amor por siempre a Ti, rey del amor.
c)
DIOS DE AMORES (la+)
santa Eucaristía, mira al pueblo de tu corazón.
Todo es tuyo, lo has jurado un día,
Todo es tuyo salva al Ecuador.
d) GLORIA, GLORIA (3)
/A Jesús el Señor, al Cordero de Dios
al nombre sobre todo nombre./
- 131 -
e) HOSTIA PURA, HOSTIA SANTA (do+)
Hostia inmaculada,
sea por siempre bendita y alabada.
Santísimo sacramento,
seáis por siempre bendito y alabado
y eternamente adorado,
oh soberano portento. Hostia pura…
f) /SEÑOR TU ERES LA PERSONA
más importante de este lugar./
/Rey de reyes, Señor de señores
Eres aquel que mi vida cambió./
g) /YO SE QUE ESTAS AQUÍ MI SEÑOR
Yo se que estas aquí./
Mi alma te adora (3)
porque sé que estas aquí. (/)
h) VIVE JESUS EL SEÑOR (4) (sol+)
El vive, (3) vive.
¡Vive Jesús el Señor!
Reina…
Sana…
Salva…
____________________________________________
PADRE NUESTRO
127. PADRE NUESTRO (Paaadre)
- 132 -
Que estas en el cielo, santificado sea tu nombre,
venga a nosotros, venga a nosotros tu Reino
y hágase tu voluntad
/Así en la tierra como en el cielo
Paaadre, Paadre/
(se reza el Padre nuestro)
/Paaadre, Paadre/
El pan nuestro de cada día,
Señor nuestro dasnolo hoy.
Perdónanos, perdona nuestras ofensas,
así como nosotros
perdonamos a nuestros deudores
y no nos dejes caer en la tentación,
libranos del mal. (4) Amén.
Paaadre, Paaadre (/)
PADRE NUESTRO
que estas en el cielos.
Santificado sea tu nombre,
venga a nosotros tu Reino, hágase tu voluntad,
así en la tierra como en cielo.
El pan nuestro de cada día dánoslo hoy,
perdónanos nuestras deudas
así como nosotros, perdonamos al deudor
no nos deje caer en la tentación,
más líbranos del mal,
- 133 -
más líbranos del mal. Amén.
128.PADRE NUESTRO TU QUE ESTAS (la-)
en los que aman la verdad,
haz que el Reino que por Ti se dio
llegue pronto a nuestro corazón.
Que el amor que tu hijo nos dejó,
el amor, reine ya en nosotros.
En el pan de la unidad,
Cristo, danos Tú la paz,
y olvídate de nuestro mal
si olvidamos el de los demás;
no permitas que caigamos en tentación,
oh Señor, y ten piedad del mundo.
129.PADRE QUE ESTAS EN LOS CIELOS,
que nos das la vida eterna,
seas siempre alabado
por tu nombre que es bendito.
/Padre nuestro, digo yo,
porque Cristo me enseñó
a nombrarte con inmenso amor./
2. Venga a nos tu reino vivo, Señor,
que se cumpla lo que digas, Señor,
en el cielo y en la tierra, Señor,
antes de que yo lo pida.
- 134 -
3. Danos el pan cotidiano
y perdona nuestras faltas,
así como perdonamos
a todo el que nos ofende.
4. Líbranos de los peligros, Señor,
que nos llevan hacia el mal, Señor,
fortalece nuestros cuerpos, Señor,
ahora y para siempre. Amén.
130. PADRE NUESTRO QUE ESTAS EN EL CIELO
Gloria a ti Señor.
Santificado sea tu nombre.
Gloria a ti Señor.
Venga al mundo la paz de tu reino: Gloria...
Hágase tu voluntad: Gloria...
Así en la tierra como en el cielo...
Danos hoy nuestro pan de cada día...
Y perdona nuestras ofensas...
Como perdonamos a los que nos ofenden...
Y no nos dejes caer en tentación...
mas líbranos de todo mal...
Pues tuyo es el reino, el poder y la gloria...
Ahora y siempre y por todos los siglos...
- 135 -
_________________________________________
CANTOS DE PAZ
132.CONTEMPLANDO EL MAR (la#+)
y su inmensidad
comprendí de veras la palabra paz.
/Paz, Paz, Paz. Paz, por siempre paz
en todos los seres y en todo lugar./
Cantaban las olas, bailaba la mar,
coreaban los peces la palabra paz.
Paz, paz, paz,...
Me hundí en el silencio ruidoso del mar
y ahogando mis odios comprendí la paz.
Paz, paz, paz,... Cantaban las olas…
133.
/DA LA MANO A TU HERMANO.
da la mano./
Dale una bienvenida,
dale una fiel sonrisa,
da la mano a tu hermano, da la mano.
134. HAY PAZ, HAY PAZ EN JESUS,
yo voy a morar en la patria celestial
porque hay paz, hay paz en Jesús.
Hay vida, hay vida en Jesús...
- 136 -
Hay gozo, hay gozo en Jesús...
Hay vida, gozo y paz en Jesús...
135. LA PAZ ESTE CON VOSOTROS,
/La paz esté con vosotros, (/)
que con nosotros
siempre, siempre, esté la paz.
2. Pedimos paz para el mundo,
cantamos paz para el mundo,
que nuestra vida sea dichosa;
yo te saludo: la paz,
la paz sea contigo.
3. Sea la paz con nosotros
/sea la paz con nosotros, /
la paz que Cristo, Cristo, nos dejó.
NO IMPORTA DE DONDE TU VENGAS, (re+)
si del campo o de la ciudad:
si tu corazón es como el mío
dame la mano y hermano serás.
/Dame la mano, querido hermano,
dame la mano y hermano serás./
2. Un Señor, una fe, un Bautismo
un Espíritu Santo también,
una misma esperanza tenemos,
un Dios Padre de todos, Yavé.
- 137 -
137. PAZ A TI HERMANO MIO,
paz a ti, hermana mía,
paz a todos los hombres
de buena voluntad.
1. Paz en el trabajo y en el estudio,
en la política, en la diversión,
paz en los hogares, paz en el camino,
paz en la Iglesia.
2. Sólo en la paz encontraremos
aquel camino único que será:
salvación y gozo, si por él andamos:
paz y amor a todos.
QUE SEAS FELIZ,
Que seas feliz. Shalóm, Shalóm!
Que encuentres la paz, en todo lugar,
¡Shalóm, Shalóm!
2. Que llegue la paz a todo tu hogar.
¡Shalóm, Shalóm!
Que Dios viva en ti, que Dios viva en mí,
¡Shalóm, Shalóm!
3. Shalón para ti, shalón para mi
¡Shalóm, Shalóm!
Dios te de amor, Dios te de la paz
¡Shalóm, Shalóm!
- 138 -
139. QUE SUERTE ES TENER
un corazón sin puertas.
Que suerte es tener
las manos siempre abiertas.
1. Manos abiertas para estrechar
las manos de un amigo,
manos abiertas
para ayudar en el camino.
2. Manos abiertas
para buscar un mundo nuevo,
manos abiertas
para nacer, no para un sueño.
3. Manos abiertas,
las de Jesús, las del maestro,
manos abiertas,
las del que supo amar primero.
4. Manos abiertas,
llenas de amor, las de María
manos abiertas,
ellas son nuestra luz y guía.
140. SIENTE EL CORAZON DE TU CIUDAD
late en la noche en torno a ti,
es una canción que es muda y que
busca un alba de serenidad.
Sembrando la paz descubrirás
- 139 -
que tu esperanza vivirá,
aunque se el dolor te invadirá,
este mundo nuevo nacerá
Si, nacerá el mundo de la paz
de guerra no se hablará jamás
la paz es fruto que la vida nos dará,
un sueño que existirá.
Abre el horizonte en torno a ti,
siente el latido del amor,
ahora es el momento de empezar,
una senda de paz de luz y de amor
Sembrando la paz…
Si, nacerá el mundo…
Un mundo nuevo nacerá.
___________________________________________
CORDERO DE DIOS
141. ALELUYA (9) (re+)
El Cordero de Dios viene ya!
/El que quita el pecado del mundo,/
El Cordero...
/Y concede la paz a los hombres./
El Cordero...
- 140 -
Aleluya (9) El Cordero...
142. /CORDERO DE DIOS, Cordero de Dios,
que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros,
ten piedad de nosotros./
Cordero de Dios, Cordero de Dios,
que quitas el pecado del mundo,
danos la paz, danos la paz.
143. CORDERO DE DIOS (mi-)
que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros. (/)
Cordero de Dios, que quitas
el pecado del mundo,
danos la paz.
144. /OH CORDERO QUE DEL MUNDO
limpias toda iniquidad,
ten piedad de nuestras almas
y concédenos la paz./
___________________________________________
CANTOS DE COMUNION
1.
BENDIGAMOS AL SEÑOR
- 141 -
que nos une en caridad
y nos nutre con su amor
en el pan de la unidad
¡Oh, Padre Nuestro!
2. Conservemos la unidad
que el Maestro nos mandó.
Donde hay guerra que haya paz,
donde hay odio que haya amor.
¡Oh, Padre Nuestro!
3. El Señor nos ordenó
devolver el bien por el mal
ser testigos de su amor
perdonando de verdad.
¡Oh, Padre Nuestro!
4. Al que vive en el dolor
y al que sufre en soledad,
entreguemos nuestro amor
y consuelo fraternal.
¡Oh, Padre Nuestro!
5. El Señor que nos llamó
a vivir en unidad,
nos congregue con su amor
en feliz eternidad.
¡Oh, Padre Nuestro!
- 142 -
146.CERCA ESTA EL SEÑOR
cerca está el Señor,
cerca de mi pueblo,
cerca del que lucha con amor;
cerca está el Señor,
es el Peregrino que comparte mi dolor.
1. También está el Señor, le conoceréis,
en el que lucha por la igualdad;
también está el Señor, le conoceréis,
en el que canta la libertad;
también está el Señor, no olvidéis su voz,
sufre el gran dolor del oprimido.
2. También está el Señor, le conoceréis
en el obrero en su taller;
también está el Señor, le conoceréis
en el anciano en su vejez,
también está el Señor, no olvidéis su voz,
en el hospital junto al enfermo.
3. Jesús es el Señor, le conoceréis,
Él es la vida, es la verdad
Jesús es el Señor, le conoceréis,
es el camino de Libertad;
Jesús es el Señor, no olvidéis su voz,
es el Redentor de nuestro pueblo.
COMO EL CIERVO QUE A LAS FUENTES
- 143 -
de aguas frescas va veloz,
los anhelos de mi alma
van en pos de Ti, Señor.
Señor, ven a nuestras almas,
que por Ti suspiran, ven Señor.
2. Del Señor, Dios de los cielos,
tiene sed mi corazón,
¿Cuándo al fin podrá, este siervo,
ver tu rostro, gran Señor?
3. Con canciones de alabanzas,
con canciones en tu honor,
jubiloso he de acercarme
a la Mesa del Señor.
4. Este pan comamos juntos
en fraterna y santa unión,
este pan que ha preparado,
con sus manos, el Señor.
5. Allí el Cáliz beberemos
que rebosa salvación,
mientras tanto el Santo nombre
cantaremos del Señor.
6. Santifique nuestras almas
el contacto y santa unión
de alma, cuerpo, sangre y agua
del costado del Señor.
- 144 -
7. Pues, Señor, te has hecho nuestro,
tómanos en posesión;
ahora y siempre ser queremos
sólo tuyos, gran Señor.
148.CRISTO ESTA CONMIGO,
junto a mí va el Señor,
me acompaña siempre
en mi vida hasta el fin.
1. Ya no temo, Señor, la tristeza,
ya no temo, Señor, la soledad,
porque eres, Señor, mi alegría,
tengo siempre tu amistad.
2. Ya no temo, Señor, a la noche,
ya no temo, Señor, la oscuridad,
porque brilla tu luz en las sombras,
ya no hay noche, tú eres luz.
3. Ya no temo, Señor, los fracasos,
Ya no temo, Señor, la ingratitud;
porque el triunfo, Señor, en la vida
tú lo tienes, tú lo das.
4. Ya no temo, Señor, los abismos,
Ya no temo, Señor, la inmensidad
porque tú eres, Señor, el camino,
tú, la vida y la verdad.
- 145 -
5. Ya no temo, Señor, a la muerte,
ya no temo, Señor, la eternidad;
porque Tú estás allá, esperando
que yo llegue hasta ti.
149. /DONDE HAY CARIDAD Y AMOR
allí está el Señor, allí está el Señor (/)
1. Una sala y una mesa, una copa, vino y pan
los hermanos compartiendo
en amor y en unidad.
Nos reúne la presencia y el recuerdo del Señor,
celebramos su memoria y la entrega de su amor.
2. Invitados a la mesa del banquete del Señor,
recordamos su mandato de vivir en el amor.
Comulgamos en el cuerpo
y en la sangre que Él nos da,
y también en el hermano
si lo amamos de verdad.
3. Este pan que da la vida y este cáliz de salud,
nos reúne a los hermanos
en el nombre de Jesús.
Anunciamos su memoria, celebramos su pasión,
el Misterio de su Muerte y de su Resurrección.
150. EL SEÑOR NOS DA SU AMOR
como nadie nos lo dio.
- 146 -
Él conduce nuestros pasos
con su fuerza y con su luz;
al partir juntos el pan,
Él nos llena de su amor;
es el pan de la amistad, el pan de Dios.
“Es mi cuerpo, tomad y comed;
es mi sangre, tomad y bebed,
porque soy la vida, yo soy el amor”
Oh Señor, reúnenos en tu amor.
2. El Señor nos da su amor
como nadie nos lo dio.
El reúne a sus amigos
en la mesa del amor:
al comer del mismo pan,
Él nos une en amistad.
Nada puede separarnos de su amor.
3. El Señor nos da su amor
como nadie nos lo dio;
y su amor era tan grande
que en la cruz hasta murió.
Pero más pudo el amor
que la muerte y el dolor;
de la tumba resucita vencedor.
151. ERES MI PASTOR, OH SEÑOR.
Nada me faltará si me llevas Tú.
- 147 -
1. En tus verdes campiñas
me hiciste reposar.
Y en tus límpidas aguas
mi sed puedo calmar.
2. Senderos de justicia
trazaste para mí.
Ellos son el camino
para llegar a Ti.
3. Preparas un banquete
frente a los que me odian.
La mesa está ya lista.
La copa se desborda.
4. Bondad, misericordia,
me siguen por doquier.
Habite yo en tu casa
por los siglos. Amén. (Salmo 22)
/FIESTA DEL BANQUETE,
mesa del Señor;
pan de Eucaristía,
sangre de Redención./
1. /Este pan que nos das por manjar,
es el Pan de unidad y fraternidad./
- 148 -
2. /Hacia Ti, vamos hoy a tu altar;
Tú nos das el valor en nuestro caminar./
3. /Escuché hoy la voz de mi Dios,
conocí al Señor en la fracción del Pan./
GRACIAS QUIERO DARTE,
POR AMARME,
gracias quiero darte, yo a ti, Señor
hoy soy feliz, porque te conocí.
Gracias por amarme, a mi también
Yo quiero ser, Seños amado
Como el barro en manos del alfarero
rompe mi vida, hazla de nuevo.
Yo quiero ser, un vaso nuevo.
Te conocí y te amé
te pedí perdón y me escuchaste.
Si te ofendí, perdóname, Señor,
pues te amo y nunca te olvidaré.
154.HA VENIDO EL SEÑOR A TRAERNOS LA PAZ.
Ha venido el Señor y en nosotros está.
1. Te alabamos, Señor, por tu inmensa bondad.
Te alabamos Señor, por tu Cuerpo hecho pan.
2. Tú eres sólo mi Dios, mi Señor, mi heredad,
Tú eres sólo mi Dios: mi confianza en Ti está.
- 149 -
3. Somos hermanos, sí, con su vida y su amor,
somos hermanos, sí, somos un corazón.
4. ¿Qué podré ya temer, si Tú moras en mí?
¿Qué podré ya temer, si yo estoy todo en Ti?
5. Siempre cerca de Ti, juntos en el altar,
siempre cerca de Ti, en la Patria eternal.
155. HAZME UN INTRUMENTO DE TU PAZ
donde haya odio lleve yo tu amor,
donde haya injuria, tu perdón, Señor;
donde haya duda, fe segura en ti.
Maestro, enséñame a nunca buscar
querer ser consolado sino consolar;
ser entendido, sino entender;
ser amado, sino yo amar.
2.
Hazme un instrumento de tu paz
que lleve tu esperanza por doquier;
donde haya oscuridad lleve tu luz;
donde haya pena tu gozo, Señor.
3. Hazme un instrumento de tu paz;
es perdonando como das perdón;
es dando a todos como Tú nos das,
y muriendo, volvemos a nacer
- 150 -
¡Hazme un instrumento de paz!.
156. ME ENAMORÈ DE JESÚS (do-)
y de su vida perfecta,
me enamoré de Jesús
y de su eterna palabra,
me enamoré de Jesús,
cuando a los hombre sanaba,
me enamoré de Jesús,
cuando a los hombres hablaba.
/Me enamoré de sus manos,
de su voz de su…mirada.
De las veces que a mi vida El… hablaba,
De las veces que su amor me demostraba./
Me enamoré de Jesús,
cuando a la Virgen miraba,
me enamoré de Jesús,
con un amor verdadero.
Me enamoré de Jesús,
como el hijo ama el Padre,
me enamoré de Jesús
y de su eterna palabra. Me enamoré…
157. NECESITO ENCONTRARTE EN MI ALMA
necesito estar contigo, junto a Ti;
eres tu la única guía de mi camino,
- 151 -
el único motivo: tu, el único apoyo: tu
en el centro de mi alma estás solo tu.
A mi alrededor el cielo se estremece,
pero el punto fijo es una estrella: tu,
la estrella polar segura es ella sola;
la estrella polar: tu, la estrella en la noche: tú;
en el centro de mi alma estás solo tú.
Todo gira en torno a ti, en función de ti;
Y no me importa, el cómo, el donde y el porqué.
Que tu brilles siempre en el centro de mi alma;
y el significado entonces serás tu;
todo lo que haré será tan solo amor;
el único motivo: tu, el único apoyo: tu
en el centro de mi alma estás solo tu.
Todo gira en torno…
La la la la la la la la la la la la,
la la la la la la la la la la la.
Todo lo que haré será tan solo amor;
el único motivo: tu, el único apoyo: tu
en el centro de mi alma estás solo tu.
158. NO ME HABEIS VOSOTROS ELEGIDO.
Fui yo mismo quien os elegí;
- 152 -
ya no os llamo siervos, sino amigos:
permaneceréis para siempre junto a mí.
2. Yo soy la verdad, soy el camino,
soy la vida y la resurrección;
quien me sigue no andará perdido
pues yo soy la luz, yo soy vuestra salvación.
3. Recordad mi nuevo mandamiento
por el que os reconocerán,
que os améis los unos a los otros
como yo os amé, hasta mi vida entregar.
4. Tomad y comed: éste es mi cuerpo
que se entrega por vuestra salud;
tomad y bebed ésta es mi sangre
que yo derramé por vosotros en la cruz.
5. Nosotros, Señor, te damos gracias
por habernos dado de tu luz;
nosotros, Señor, te seguiremos:
danos tu amor, tu perdón, tu bendición.
159.NO PODEMOS CAMINAR
con hambre bajo el sol;
danos siempre el mismo Pan,
tu Cuerpo y sangre Señor.
1. Comamos todos de este Pan,
- 153 -
el Pan de la Unidad.
En un cuerpo nos unió el Señor
por medio del Amor.
2. Señor, yo tengo sed de Ti;
sediento estoy de Dios,
pero pronto llegaré a ver
el rostro del Señor.
3. Por el desierto el Pueblo va
cantando su dolor;
en la noche brillará tu luz:
nos guía la verdad.
160. OH BUEN JESUS, YO CREO FIRMEMENTE
que, por mi bien, estás en el altar;
que das tu cuerpo y sangre juntamente
/al alma fiel en celestial manjar./
2. Indigno soy, confieso avergonzado,
de recibir la Santa Comunión;
Jesús, que ves mi nada y mi pecado,
/prepara Tú mi pobre corazón./
3. Pequé, Señor, ingrato te he ofendido;
infiel te fui, confieso mi maldad;
contrito, ya perdón, Señor, te pido:
/eres mi Dios, apelo a tu bondad./
4.
Espero en Ti, piadoso Jesús mío,
- 154 -
oigo tu voz que dice: “Ven a mí”.
porque eres fiel, por eso en Ti confío;
/todo, Señor, espéralo de Ti./
5. Dulce maná y celestial comida,
gozo y salud del que te come bien;
ven sin tardar, mi Dios, mi luz, mi vida,
/desciende a mí, hasta mi pecho ven./
160. OH, SEÑOR, DELANTE DE TI,
mis manos abiertas reciben tu pan.
Oh, Señor, espiga de amor,
Llena mi corazón.
/Entre tus manos, oh Señor,
Guárdanos, guárdanos,
dinos lo que es amor/.
Oh, Señor, sendero de amor;
mi alma en silencio escucha tu vos;
oh, Señor, Maestro y Pastor,
dinos lo que es amor.
Oh, Señor; con fe y hermandad,
mi pueblo celebra la Fiesta Pascual;
oh, Señor, en torno a tu altar
sella nuestra amistad.
161. POR UN PEDAZO DE PAN.
- 155 -
1. Por un pedazo de pan y por un poco de vino,
yo he visto a más de un hermano abandonar su camino.
Por un pedazo de pan y por un poco de vino,
yo también vi a mucha gente
encontrar nuevamente un camino de amor,
yo también vi a mucha gente
volver nuevamente al encuentro con Dios.
Por un pedazo de pan, por un poco de vino,
Dios se hizo manjar, se hizo camino.
Por un pedazo de pan, por un pedazo de pan. (/)
2. Al no tener vino y pan, y por faltarle comida ,
yo vi a más de un hermano amargado de la vida;
y por no dar de su pan, y por no dar de su vino,
he visto a más de un creyente
perder de repente el sentido moral,
vi que el camino se hará
si se siembra justicia, amor e igualdad.
3. Por un pedazo de pan y por un poco de vino,
yo he visto a más de un hermano volverse un
hombre mezquino.
Por un pedazo de pan y por un poco de vino,
vive la gente en conflicto.
en un mundo maldito por no compartir,
y la mitad de los hombres
se mueren de hambre y les toca sufrir.
- 156 -
QUE BELLOS SON TUS RETOS, PADRE MIO,
que bello es sentirte aquí conmigo
/Tu me quieres, tu me amas y corriges mis errores
solo un Padre come Tu lo puede hacer./
Ven, Señor, a mí, quédate aquí
Ven, Señor a mí, a mi corazón,
ven que con amor te lo entrego yo.
Tú sabes que muy triste era mi vida,
antes de conocerte a Ti, Señor,
/sin rumbo caminaba con rencor
aquí en mi vida perdóname, perdóname, Señor./
163./QUÉDATE CON NOSOTROS
la tarde está cayendo: quédate./
1. ¿Cómo te encontraremos al declinar el día,
si tu camino no es nuestro camino?
Detente con nosotros: la mesa está servida,
caliente el pan, y envejecido el vino.
2.
¿ Cómo sabremos que eres
un hombre entre los hombres
si no compartes nuestra mesa humilde?
Repártenos tu cuerpo y el gozo irá alejando
la oscuridad que pesa sobre el hombre.
3. Vimos romper el día sobre tu hermoso rostro
- 157 -
y al sol abrirse paso por tu frente.
Que el viento de la noche no apague el fuego vivo.
que nos dejó tu paso en la mañana.
4. Arroja en nuestras manos, tendidas en tu busca,
las ascuas encendidas del Espíritu.
Y limpia en lo más hondo del corazón del hombre
tu imagen empañada por la culpa.
164. SEÑOR, ¿ A QUIÉN IREMOS?
Señor, Tú tienes palabra de vida.
Nosotros hemos creído
que Tú eres el Hijo de Dios.
1. Soy el pan que les da la vida eterna,
el que viene a Mí, no tendrá hambre,
el que viene a Mí, no tendrá sed:
así ha hablado Jesús.
2. No busquen alimento que perece,
sino aquel que perdura eternamente,
el que ofrece el Hijo del Hombre,
que el Padre les ha enviado.
3. Soy el pan vivo que del cielo baja,
el que come de este pan por siempre vive;
pues el pan que daré es mi carne,
que da la vida al mundo.
4. El que viene al banquete de mi cuerpo
- 158 -
en mí vive y yo en él;
brotará en él la vida eterna
y lo resucitaré.
165. SEÑOR NO SOY DIGNO
de que entres en mi casa;
pero una palabra tuya
bastará para sanarme.
1.
Eres el Pan de vida; a todos das la paz;
quien come de tu carne por siempre vivirá.
2. Somos el nuevo pueblo que Cristo congregó;
vivamos siempre unidos, testigos del amor.
3. Vamos por esta vida buscando la verdad,
la paz y la justicia, un mundo que vendrá.
141. SI VIENES CONMIGO
y alientas mi fe, si estás a mi lado,
¿a quién temeré? (2)
1. A nada tengo miedo,
a nadie he de temer,
Señor, si me protegen
tu amor y tu poder.
Me llevas de la mano,
me ofreces todo bien.
Señor, Tú me levantas
- 159 -
si vuelvo a caer.
2. ¡Qué largo mi camino!
¡qué hondo mi dolor!
Ni un árbol me da sombra.
Ni escucho una canción.
¿Será que a nadie puedo
mirar ni sonreír?
Señor, Tú solo quedas,
Tú sólo junto a mí.
3. En cosas que se mueren
yo puse el corazón.
Fue tierra mi tesoro,
fue vana mi ilusión.
En cosas que se mueren
me voy muriendo yo.
Tú sólo vives siempre,
Tú sólo, mi Señor.
166. TAN CERCA DE MÍ, TAN CERCA DE MI
que hasta lo puedo tocar: Jesús está aquí.
1. Tú eres el Cristo del Dios vivo,
Tú eres Señor y Salvador,
el que se entregó, el que nos amó,
como nadie nunca lo hará.
2. Señor Jesucristo, amigo mío,
- 160 -
heme aquí a tu lado, ¿no lo ves?
Yo, sí, creo en Ti, yo te seguiré;
lo que Tú me digas, eso haré.
3. Frente a mí hay un mundo en la guerra,
frente a mí hay hombres sin la paz;
Tú actuarás, Tú los cambiarás;
dígnate decirme cómo hacer.
4. Llenarás tus campos de obreros,
nuevas vidas te dirán que sí
y se formará la comunidad
en que nueva vida correrá.
/TODOS JUNTOS VAYAMOS AL ALTAR
que es la mesa fraterna del amor;
pues siempre que comemos de este pan
recordamos la Pascua del Señor./
1. Los hebreos en medio del desierto
comieron el maná;
nosotros, peregrinos de este mundo,
comemos este pan.
2. Como Cristo, hecho pan de cada día,
se ofrece en el altar,
nosotros, entregados al hermano,
comemos este pan.
3. Como el Cuerpo de Cristo es uno sólo,
- 161 -
es signo de unidad,
nosotros, al formar un sólo pueblo,
comemos este pan.
4. Si anhelamos abrir nuevos caminos
de verdadera paz,
buscando tierra nueva y cielos nuevos,
comamos este pan.
168. VAMOS A LA FIESTA, A LA FIESTA
DEL SEÑOR.
Jesucristo invita a su comida de amor.
Suenan las guitarras también el tambor:
vamos a sta de la comunión.
1. Todos nos vamos reuniendo alrededor del altar.
Nos une Cristo en persona,
es Cristo presente en la comunidad.
Venimos de nuestros barrios y nos reunimos aquí
y darnos la mano para compartir.
2. La comunión no es rito intranscendente y banae
es compromiso y vivencia,
toma de conciencia de la comunidad,
es comulgar con la lucha de la colectividad
es decir: yo soy cristiano,
y conmigo, hermano, tú puedes contar.
____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________
- 162 -
CANTOS DE ADORACION
157. ALABADO SEA EL SANTISIMO
Sacramento del Altar
/y María concebida
sin pecado original./
1. El manjar más regalado
de este suelo terrenal,
es Jesús Sacramentado
Dios eterno e inmortal.
2. Oh Jesús Sacramentado,
Cristo Hijo del Dios vivo,
escondido en esta Hostia,
misericordia le pido.
3. En el Cáliz está la sangre
de Jesús Sacramentado
para redimir al hombre
y librarlo del pecado.
4. Sea siempre bendecido
y por todos adorado;
sea de todos querido
mi Jesús Sacramentado.
BENDITO, BENDITO, BENDITO SEA DIOS:
los Ángeles cantan y alaban a Dios. (/)
1. Yo creo, Jesús mío, que estás en el Altar,
- 163 -
oculto en la Hostia: Te vengo a adorar.
2. Espero, Jesús mío, de tu suma bondad
poder recibirte con fe y caridad.
3. Te amo, Jesús mío, de todo corazón,
detesto mis culpas: Te pido perdón.
158. CANTEMOS AL AMOR DE LOS AMORES,
¡cantemos al Señor!
¡Dios está aquí! Venid adoradores:
adoremos a Cristo Redentor.
Gloria a Cristo Jesús.
Cielos y tierra, bendecid al Señor;
honor y gloria a Ti, rey de la gloria,
amor por siempre a Ti, Dios del amor.
2. Unamos nuestra voz a los cantares
del coro celestial!
Dios está aquí! Al Dios de los Altares
alabemos, con gozo angelical.
3. Los que buscáis solaz en vuestras penas
y alivio en el dolor;
Dios está aquí y vierte a manos llenas
los tesoros de divinal dulzor.
159. DIOS DE AMORES, SANTA EUCARISTIA,
mira al pueblo de tu Corazón.
- 164 -
Todo es tuyo, lo has jurado un día,
Todo es tuyo, salva al Ecuador.
1. Corazón de Jesús, arca de vida,
faro y puerto, luz y salvación.
2. Corazón de Jesús, ves cuan sufrida,
hoy, la Patria llora su aflicción.
3. Corazón de Jesús, fuente florida,
de Ti brotan aguas de perdón.
4. Corazón de Jesús, abre tu herida,
di a la Patria: Soy tu redención.
5. Corazón de Jesús, la Patria unida
por Ti canta el himno de amor.
28. EL SEÑOR ESTÁ PRESENTE
en tu Santuario:
Vamos a alabarle.
El Señor está presente entre su pueblo:
vamos a alabarle.
Alábenle (3) a su Señor
Alábenle (3) a Jesús.
...vamos a cantarle
...vamos a servirle
- 165 -
cántenle...
sírvanle...
...vamos a adorarle
adórenle...
162. POSTRADO ANTE TUS PIES, HUMILDEMENTE,
vengo a pedirte, Dulce Jesús mío,
poderte repetir constantemente:
/Sagrado Corazón, en ti confío./
2. La confianza es prueba de ternura;
esta prueba de amor darte ansío
aún cuando esté sumido en la amargura:
/Sagrado Corazón, en ti confío./
3. En las horas más tristes de mi vida,
cuando todos me dejen, oh Dios mío,
y el alma esté por penas combatida:
/Sagrado Corazón, en ti confío./
4. Aunque sienta venir la desconfianza
y te obligue a mirarme con desvío,
no será confundida mi esperanza:
/Sagrado Corazón, en ti confío./
5. Si en el bautismo, que hermoseara mi alma,
yo te prometí ser tuyo y tú ser mío,
clamaré siempre, en tempestad o en calma:
/Sagrado Corazón, en ti confío./
6. Yo siento una confianza de tal suerte
que sin temor alguno, dueño mío,
espero repetir, hasta la muerte:
- 166 -
/Sagrado Corazón, en ti confío./
344. QUIERO CANTAR UNA LINDA CANCIÓN
al hombre que me transformó,
quiero cantar una linda canción
de aquel que mi vida cambió.
/Es mi amigo Jesús./
El es Dios, El es Rey, es amor y verdad;
sólo en El encontré esa paz
que busqué, sólo en El encontré
/la felicidad./
2. Quiero cantar una linda canción
a Jesús que el camino mostró,
quiero cantar una linda canción
de aquel que mi vida cambió.
Es mi amigo Jesús...
____________________________________________
MISA AFRO
/Venimos, venimos
de diferente lugar
a celebrar el banquete
como signo de unidad/
/Nosotros cristianos - que hacemos comunidad
venimos agradecer - al Rey de la humanidad/
- 167 -
/Como afro que somos - sintamos la identidad,
donada por un pasado - que hoy queremos rescatar./
/Esta identidad nos une - para poder celebrar
con el dueño de la viña-el banquete de la hermandad/
/Démosle gracias a Dios - por esta gran bendición
de aumentar el sacerdocio - nuestra congregación/.
/La Misa nos ha reunido,- todos queremos cantar
al Padre que da alegría,- que es vida, luz y verdad./
/La Misa es el don más grande - de Dios a la humanidad,
es Cristo el que nos asocia - a su Misterio Pascual./
/La Misa es una semilla - que engendra liberación,
si el pueblo se compromete - con la Palabra de Dios./
VEN ESPIRITU DIVINO,
llena nuestros corazones.
Baja el Espíritu Santo,
hacia nosotros, hacia nosotros
Y enciende entre nosotros,
todo el fuego de tu amor. Baja el…
El es divino del cielo fue que bajó. Baja el…
Y como lengua de fuego a los apóstoles llegó. Baja…
- 168 -
No recibimos un Espíritu
para seguir siendo esclavos. Baja el …
Recibimos un Espíritu para ser hijos de Dios. Baja…
Ven Espíritu divino, llena nuestros corazones.
Baja…
PERDON
Señor te pedimos nos des tu perdón,
misericordia pedimos Señor.
Manda a Esmeraldas, Señor, el perdón
y misericordia pedimos Señor.
Porque no sabemos a otros perdonar...
Porque no queremos a otros amar...
Porque no ayudamos más a los demás...
Porque no luchamos para progresar...
Porque en Dios pensamos solo en necesidad…
Porque nos creemos que podemos cambiar….
/GLORIA , GLORIA ALELUYA,
Aleluya, gloria a Dios/.
Jesucristo es la Palabra, Aleluya…
Que rompe la esclavitud, Aleluya….
Por darnos la libertad, Aleluya…
Que construye la hermandad, Aleluya…Gloria,…
- 169 -
Jesucristo la Palabra, Aleluya…
de la vida y la verdad, Aleluya…
Su Palabra es la justicia, Aleluya…
Que construye la unidad, Aleluya…
//Gloria …//
/GLORIA A DIOS EN EL CIELO
y su paz a quien lo ama/
/Por tu inmensa gloria - Te alabamos todos/
/Te adoramos todos - te glorificamos/
/Señor Rey Celestial – y Dios Padre Poderoso/
/Señor Hijo Jesucristo, - Cordero de nuestro Dios/
/Tú que quitas el pecado, - apiádate de nosotros,/
/Porque tú solo eres Santo - Altísimo Jesucristo/
/En la Gloria de Dios Padre
con el Espíritu Santo./
160. DIOS NOS HABLA en el antiguo
/ y en el nuevo testamento/.
El antiguo es la promesa
/y el nuevo es el cumplimiento/
Para hacernos pueblo libre
/de opresión y sufrimientos/
- 170 -
Nos habló por los profetas
/por su ley y mandamientos/
Y Jesús nos dio mensaje
/que sirve en todo momento/
Del mensaje que nos trae
/debemos estar atentos/
Pues es Cristo que nos habla
/ahora y ya en este momento/.
/TU PALABRA ES VIDA,
tu palabra es amor/,
/Vamos a escuchar tu Palabra Señor/
//Que tu Palabra llegue al corazón,//
//de este pueblo negro que esta en opresión.//
//Oh Señor, Rey de reyes,//
// que tu Palabra nos ilumine.//
///…. Vamos a escuchar tu Palabra Señor.///
/OH, OH, OH, OH RECIBE SEÑOR/
Quien dice, que no somos nada
que no tenemos nada para ofrecer.
Miren nuestras manos abiertas
- 171 -
trayendo la ofrenda de nuestro vivir. Oh, Oh…
La fe del hombre campesino
que busca un destino y un pedazo de tierra.
La lucha del pueblo oprimido
que hace un camino de liberación. Oh, Oh…
Coraje de quien da la vida,
sea ofrecida con este vino y pan.
Es fuerza que destruye la muerte
cambia nuestra suerte en resurrección. Oh, Oh…
Retazos de nuestra historias,
buenitas victorias, que mi pueblo tiene.
Palenque, calidas palmeras,
son luchas de ayer y de hoy también. Oh, Oh…
//MUEVAN LAS OFRENDAS//
/Con amor y alegría/
Señor, te pedimos que aceptes estas ofrendas
con un ritmo alegre que es propio de mi cultura.
En este momento, Señor, gracias te damos,
oh Dios de la vida oh Señor de las culturas. Muevan…
Cristo tu que optaste por los pobres y sencillos
y por los humildes, los esclavos y los niños,
Padre te presento a este pueblo que es sencillo,
desde su pobreza hoy te ofrece su alegría. Muevan…
- 172 -
Hoy pongo en tu mano mi vida como una ofrenda
y todo el trabajo que realizo cada día;
junto a los productos que he sacado de la tierra,
pa’ que no nos falte nunca el pan de cada día.
Muevan…
Este pan y vino que sostengo entre mis manos,
que se nos transforme en amor y en energía.
Para ser cristiano cada minuto del día,
y que no me olvide del deber con mis hermanos.
Muevan…
/TE OFRECEMOS, SEÑOR,
nuestro corazón./
/El pueblo negro te ofrece, hay, toda la vida,/
/te ofrecemos la cultura vivida en armonía./
/El pueblo negro te ofrece nuestra comunidad,/
/para vivir siempre unidos, con amor y siempre en paz./
/El pueblo negro te ofrece, los frutos de nuestra tierra,/
/ que nos sirve de alimento para nuestro pueblo negro./
/El pueblo negro te ofrece el grito de los tambores/
/y con la alegría de todos los corazones./
- 173 -
/El pueblo negro te ofrece el vino y el pan/
/y así recordamos la Cena Pascual./
/HOSANA HE, HOSANA HA,
Hosana eh, hosana eh, hosana ah. /
/El es el Santo, es el Hijo de María
es el Dios de Israel,
es el Hijo de David./
/Vamos a El con espigas de mil trigos
y con mil ramos de olivos,
siempre alegres, siempre en paz./
/El es el Cristo, es el unificador
es hosana en las alturas,
es hosana en el amor./
/Es la alegría la razón de mi existir,
Es la vida de mi vida,
Es consuelo en mi sufrir./
/SANTO ES EL DIOS DE MI VIDA,
el pueblo negro te canta/
/A Ti elevo nuestras voces
con mucha fe y esperanza/
/El pueblo negro no aguanta más tristeza y opresión,
como al pueblo de Israel, acompáñanos Señor./
- 174 -
/El pueblo negro te siente unido en hermandad,
mi Dios nos esta acompañando en gran caminar/
/Bendice Señor tu pueblo que mucho tiempo a sufrido
y que el Espíritu Santo ilumine su camino/
UN ABRAZO NEGRO TE VOY A DAR.
Porque todos somos hijos de Dios.
Porque todos necesitamos de un abrazo.
Porque Dios nos ama a todos por igual.
Porque estamos trabajando en comunidad.
Porque estamos celebrando en comunidad.
/CORDERO DE DIOS
que quitas el pecado del mundo/
///Ten piedad de nosotros.///
Danos la paz (7)
/ADMIRABLE SACRAMENTO,
de la Gloria dulce prenda/,
/tu nombre sea alabado en los cielos y en la tierra./
/En la tierra y en el cielo, madre de la Gracia llena./
/Y su pura concepción por siempre alabada sea./
/Sacramentado Señor, Hijo eterno del Dio vivo,/
/escondido en esta Hostia misericordia te pido./
/En el Cáliz esta la sangre, de Jesús Sacramentado/,
/para redimir al hombre y librarlo del pecado/
/Y su dulcísimo nombre por siempre sea alabado/
- 175 -
/Con su Madre Inmaculada,
que siempre reina a su lado/.
CANTA NEGRO, TU HORA YA LLEGÓ,
Cristo nos espera en el altar mayor.
Con todos los negros nos vamos a integrar,
para que todos unidos busquemos la libertad
A la Virgen María, le pedimos con devoción
que a este pueblo negro lo lleve en su corazón.
A los padres de familia le pedimos con amor,
que le enseñen a los niños la Palabra del Señor.
Queridos hermanos pongamos mucha atención,
que este pueblo negro lucha por su liberación.
Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo,
la Virgen y Jesucristo, nos arropen con su manto.
CRISTO NEGRO
/En los años 1600, es te hecho sucedió,
no ocurrió en tierras lejanas, sino en el Ecuador./
/Eran tiempos de colonias, tiempo de cañaverales,
tiempo de caña de azúcar y maltrato sin que pare./
/Hay Cristo mi Cristo negro,
te hiciste afro americano,
para que todo entendieran
que todos somos hermanos./
/Gran Señor de los milagros,
bendice a nuestro Ecuador,
- 176 -
para que toda la gente actúe siempre mejor./
Justicia, amor y paz, respeto y mucho perdón,
expresiones muy humanas que el hijo de Dios dejó.
Ahora queda comprobado, que el amor Dios es grande,
no puede estar encerrado, en una raza y lenguaje.
Jesucristo de mi raza, de nuestra historia tan linda;
historia de cimarrones, resistencia y alegría.
VAMOS A SACAR AL PUEBLO ADELANTE
Le canto a mi tierra con amor
porque la llevo en el corazón
sabroso me siento yo estando aquí
porque es la tierra donde nací.
/Padeces en el olvido
desde el momento de tu creación/
representas la pobreza
la pena y la marginación
Ha vivido resignado
ahogado en la ilusión
sabiendo pueblo que eres
muy digno de admiración.
Tienes tierras muy hermosas
mujeres bellas y es más
posees riquezas inmensas
- 177 -
en oro platino y mar.
Toda tu naturaleza
es fuente de producción
entonces, por qué no sales
de tanta marginación.
Tus hijos son tan humildes
y humilde tu generación
dotado de inteligencia
sin libertad de expresión.
Adelante despertemos
compañeros del futuro
salgamos del conformismo
nos espera lo más duro.
/EL AVE MARIA, EL AVE MARIA/
/Le rezo a María, hoy y todos los días/
/La Virgen María, la Madre querida/
/Tú eres la reina del pueblo, María/
/Le canto a María, el Ave María/
/Le rezo de noche, le rezo de día/
/La Virgen bendita, que siempre nos guía/
/Bendita tú eres entre las mujeres/
/Bendito es el fruto de tu Vientre Jesús/
/El es nuestro amigo, es nuestro Maestro/
/El es quien nos salva, nos lleva a la Vida/
/En El encontramos la paz y el amor/
- 178 -
/EL AVE MARIA, EL AVE MARIA/
///AVE MARÍA///-//SIN PECADO CONCEBIDA//
Domingo nació la Virgen, domingo la bautizaron,
domingo subió a los cielos y domingo la coronaron.
Domingo se vio anunciada por el Ángel San Gabriel,
que de ella debía nacer el llamado Emmanuel
Una paloma volaba con alta palomería,
y en su piquita llevaba la corona de María.
En el cielo hay un navío, allá quiere navegar,
Jesucristo es el piloto y San Juan el general
- 179 -
6
CANTOS PARA
EL AÑO LITURGICO
ADVIENTO
NAVIDAD
CUARESMA Y PENITENCIA
PASCUA
PENTECOSTES
178
188
207
221
228
___________________________________________
- 180 -
___________________________________________
ADVIENTO
170. /ALGUIEN SUFRE HOY, ven Señor;/
alguien goza hoy, ven Señor;
Oh Señor, ven Señor.
/Alguien llora hoy
alguien ríe hoy
.../
...
/Alguien ama hoy
alguien odia hoy
.../
...
/Alguien grita hoy
alguien calla hoy
.../
....
/Alguien muere hoy
alguien nace hoy
.../
...
Te ofrecemos, Señor, nuestras vidas,
nuestras vidas, Señor, nuestro amor;
te ofrecemos, Señor, nuestra entrega,
Oh, Señor, ven Señor
- 181 -
(en lugar de ven Señor, puede decirse “Kumbaya”)
174. CAMINAMOS HACIA EL SOL
esperando la Verdad;
la mentira, la opresión
cuando vengas cesarán.
Llegará con la luz
la esperada libertad;
llegará con la luz
la esperada libertad.
2. Construimos hoy la paz
en la lucha y el dolor;
nuestro mundo surge ya
en la espera del Señor.
3. Te esperamos: Tú vendrás
a librarnos del temor;
la alegría, la amistad
son ya signos de tu amor.
174. EL DIOS DE PAZ, VERBO DIVINO
quiso nacer en un portal.
Él es la luz, vida y camino,
gracia y perdón trajo al mortal.
Ven Salvador, ven sin tardar:
tu pueblo santo esperando está.
- 182 -
2. Vino a enseñarnos el sendero,
vino a traernos el perdón,
vino a morir en un madero;
precio de nuestra redención.
3. Por una senda oscurecida
vamos en busca de la luz;
luz y alegría, sin medida,
encontraremos en Jesús.
4. Brilla en la noche nueva aurora,
Sol de justicia, Sol de paz;
todos los hombres le añoran,
al que nos viene a salvar.
5. Nuestro Señor vendrá un día,
lleno de gracia y majestad;
de nuestro pueblo él será el guía;
juntos iremos a reinar.
175.EL PUEBLO GIME DE DOLOR:
Ven y sálvanos.
A Dios levantar su clamor:
Ven y sálvanos.
Oye, Padre, el grito de tu pueblo;
oye, Cristo, ven y sálvanos.
2. El pueblo está en la esclavitud, VEN...
el pueblo clama libertad, VEN...
- 183 -
3. Moisés será el libertador, VEN...
su brazo es fuerza del Señor, VEN...
4. El pueblo empieza a caminar, VEN...
vencida queda la opresión, VEN...
5. La marcha es dura, ciega el sol, VEN...
se acerca ya la redención, VEN...
176. OH CIELOS, LLOVED DE LO ALTO,
oh nubes, mandadnos al Santo,
oh tierra, ábrete, oh tierra,
y brote el Salvador.
1. Somos desierto, somos arena.
/Marana tha/ o /(Ven, oh Señor)/
Somos un soplo, nadie nos oye.
/Marana tha/ o /(Ven, oh Señor)/
2. Nuestras tinieblas no se disipan. VEN...
Nuestras cadenas nadie las rompe. VEN...
3. Tenemos frío, nadie nos cubre. VEN...
Tenemos hambre, nadie nos nutre. VEN...
4. Tenemos lágrimas, nadie las seca. VEN...
Nuestro dolor, nadie lo mira. VEN...
177. SABED QUE EL SEÑOR VENDRA
y en aquel día brillará una gran luz.
- 184 -
SALMO 66
El Señor tenga piedad y nos bendiga,
ilumine su rostro sobre nosotros.
Conozca la tierra tus caminos,
todos los pueblos tu salvación.
¡Oh Dios! Que te alaben los pueblos,
que todos los pueblos te alaben.
La tierra ha dado su fruto,
nos bendice el Señor nuestro Dios.
Que Dios nos bendiga;
que le teman hasta los confines del orbe.
178.SANTA MARIA DE LA ESPERANZA,
/mantén el ritmo de nuestra espera./
1. Nos diste el esperado de los tiempos,
mil veces prometido en los profetas;
y nosotros de nuevo deseamos
que vuelva a repetirnos sus promesas.
2. Brillaste como aurora del gran día:
plantaba Dios su tienda en nuestro suelo.
Y nosotros soñamos con su vuelta ;
queremos la llegada de su Reino.
3. Viviste con la cruz de la esperanza,
tensando en el amor la larga espera.
- 185 -
Y nosotros buscamos con los hombres
el nuevo amanecer de nuestra tierra.
4. Esperaste, cuando todos vacilaban,
el triunfo de Jesús sobre la muerte.
Y nosotros esperamos que su vida
anime nuestro mundo para siempre.
179. VEN, VEN, SEÑOR, NO TARDES,
ven, ven, que te esperamos,
ven, ven Señor no tardes,
ven pronto, Señor.
1. El mundo muere de frío,
el alma perdió el calor,
los hombres no son hermanos,
el mundo no tiene amor.
2. Envuelto en sombría noche
el mundo sin paz no ve,
buscando va una esperanza,
buscando, Señor, tu fe.
3. Al mundo le falta vida,
al mundo le falta luz,
al mundo le falta cielo,
al mundo le faltas tú.
180. VOLVERA EL SEÑOR, VOLVERA,
cada día el Señor volverá,
- 186 -
Jesucristo, el Señor, volverá
para ser nuestra vida vendrá.
1. Nos traerá el Señor, nos traerá,
su Mensaje de amor nos traerá;
escuchemos su voz sin cesar:
su Palabra es camino y verdad.
2. Cada día el Señor volverá,
y su cuerpo y su sangre dará;
acudamos a Él sin tardar;
nos dará una nueva vida en verdad.
3. Pasará el Señor, pasará,
hoy, muy cerca, el Señor pasará;
acudamos a Él sin tardar;
bajo el rostro de un pobre Él vendrá.
4. Y, al final, el Señor volverá;
a juzgar nuestro amor Él vendrá;
y, si amamos a Cristo, en verdad,
nuestro gozo por siempre Él será.
181.UN PUEBLO QUE CAMINA
MUNDO gritando: Ven, Señor.
POR
Un pueblo que busca en esta vida
la gran liberación.
1. Los pobres siempre esperan el amanecer
de un día más justo y sin opresión.
- 187 -
EL
Los pobres hemos puesto la esperanza
en Ti, Dios del amor.
2. Salvaste nuestra vida de la esclavitud:
esclavos de la ley, sirviendo en el temor.
Nosotros hemos puesto la esperanza en Ti,
Dios del amor.
3. El mundo por la guerra sangra sin razón:
familias destrozadas buscan un hogar.
El mundo tiene puesta su esperanza
en Ti, Dios de la paz.
___________________________________________
NAVIDAD
161. A BELEN SE VA Y SE VIENE
por caminos de alegría;
y Dios nace en cada hombre
que se entrega a los demás.
A Belén se va y se viene
por caminos de justicia
y en Belén nacen los hombres
cuando aprenden a esperar.
1. Lo esperaban como rico
y habitó entre la pobreza;
lo esperaban poderoso
y un pesebre fue su hogar.
- 188 -
Lo esperaban un guerrero
y fue paz toda su guerra;
lo esperaban rey de reyes
y servir fue su reinar.
2. Lo esperaban sometido
y quebró toda soberbia;
denunció la opresión,
predicó la libertad.
Lo esperaban silencioso:
su palabra fue la puerta
por donde entran los que gritan
con su vida la verdad.
3. Navidad es un camino
que no tiene pandereta
porque Dios resuena dentro
de quien va en fraternidad.
Navidad es el milagro
de pararse a cada puerta
y saber si nuestro hermano
necesita nuestro pan.
4. Navidad es un camino
que no tiene más estrella,
que alumbra el extravío
del que olvida a los demás.
Navidad es el milagro
de llegar a la evidencia
- 189 -
de que Dios sigue naciendo
en quien vive sin hogar.
187. /AL ALBA, AL ALBA, AL ALBA
la guitarra y el tambor;/
/que bonito canta el hombre
adorando al Redentor/
1. Ya viene el Niñito jugando entre flores
y los pajaritos al Niñito le cantan amores.
2. Ya tocan las ocho y Jesús no viene:
¿cuál será el dichoso Niñito que no lo detiene?
3. Toquen, toquen, toquen pitos y tambores,
que ha nacido el Niñito entre labradores.
4. Todos los pastores brincan de alegría
porque ha nacido el Niñito, Hijo de María.
5. Cantemos y cantemos, que hoy es Navidad,
la noche más llena de felicidad.
6. Ya los Reyes Magos vienen del Oriente
trayéndole al niño muy ricos presentes.
7. Ya me voy, Niñito, ya no vuelvo más
hasta el veinticinco, día de Navidad.
188. ALELUYA, ALELUYA, HA NACIDO EL SALVADOR
¡Aleluya, aleluya, ha nacido el Salvador!
- 190 -
1. Escuchad, hermanos, una gran noticia:
/“Hoy, en Belén de Judá,
os ha nacido el Salvador”/
2. Escuchad, hermanos, una gran noticia:
/“Gloria en los cielos a Dios
y en la tierra al hombre paz”/
3. Escuchad, hermanos, una gran noticia:
/“Dios a su Hijo envió:
es Jesús el Salvador”/
189. /BIENVENIDO SEAS, MI NIÑO ADORADO
bienvenido seas, mi Niño de amor/
/Ángeles santos, por mí adoradle
al Dios que, amante, nació en portal/
Tiembla de frío, entre paja y heno,
mi dulce dueño, mi tierno amor.
Verbo encarnado sobre la altura,
amante y suave luz de Belén.
190. CAMPANA SOBRE CAMPANA
y sobre campana una,
asómate a la ventana
verás a un niño en la cuna.
- 191 -
/Belén, campanas de Belén,
que los ángeles tocan,
¿qué buena me traéis?/
2. Recogido tu rebaño,
¿a dónde vas pastorcito?
Voy a llevar al portal
requesón, manteca y vino.
3. Campana sobre campana
y sobre campana dos
Asómate a la ventana:
naciendo está el Niño Dios.
4. Caminando a media noche,
¿dónde caminas, pastor?
Le llevo al niño que nace,
como a Dios, mi corazón.
192. CLAVELES Y ROSAS LA CUNA ADORNAD
en tanto que un Angel meciéndole está.
No llores, Niñito, no llores mi Dios,
si te he ofendido te pido perdón.
2. Al Niño, pastores, venid a abrigar,
que la noche es fría y empieza a llorar.
3. Sus blancas manitas, pequeñas cual son,
- 192 -
hicieron la tierra, formaron el sol.
4. Sus ojos sonríen y lloran de amor:
que dulce sonrisa, que dulce amador.
5. Venid, almas puras, venidle a adorar,
que es Niño Divino y Santo sin par.
6. Vayamos alegres: pues nos quiere amar,
y amor devolvamos a su caridad.
191. /CON MI BURRITO SAVANERO
voy camino de Belén/
/Si me ven/ voy camino de Belén.
/Lucerito mañanero ilumina mi sendero/
/Si me ven…
/Con mi guitarra voy cantando,
mi burrito va trotando./ Si me ven…
Tuqui, tuqui, tuqui, tuqui.
Tuqui tuqui tuqui, ta, apurate mi burrito
que ya vamos a llegar
Tuqui, tuqui, tuqui, tuqui.
Tuqui tuqui tuqui, tu, apurate mi burrito
vamos a ver a Jesús.
- 193 -
193. CORRAMOS A BELEN, que las doce ya son,
en un pobre portal nació el Niño Dios.
Corramos a Belén, a ver al Niño Dios,
llevando regalitos a María y a José.
Don din dan - Don din dan
las campanas dan.
Dan las doce de la noche
en torre parroquial.
Don din dan - Don din dan
las campanas dan.
Ha nacido un chiquitito
en los valles de Judá.
194. DULCE JESUS MIO,
mi niño adorado,
/ven a nuestras almas, Niñito,
ven: no tardes tanto./
1. /Del seno del Padre - bajaste humanado.
Deja ya el materno, Niñito,-porque te veamos./
2. /De montes y valles - ven ¡oh deseado!
Rompe ya los cielos, Niñito,-apresura el paso/
3. /Véante mis ojos, - oiga ya tu llanto,
bese ya tus plantas, Niñito,-bese ya tus manos/
4. /Ven, Salvador nuestro,- por quien suspiramos;
- 194 -
ven a nuestras almas, Niñito,
ven, no tardes tanto./
5. Ven, hermoso niño, -ven, Dios humanado,
que todas las gentes, Niñito,
te están esperando./
195. EL CAMINO QUE LLEVA A BELÉN
baja hasta el valle que la nieve cubrió,
los pastorcitos quieren ver a su Rey,
le traen regalos en su humilde zurrón,
ropopompom, ropopompom pom pom
Ha nacido en un portal de Belén
El Niño Dios.
2. Yo quisiera poner a sus pies
algún presente que te agrade, Señor,
mas tú ya sabes que soy pobre también
y no poseo mas que un viejo tambor,
ropopompom, ropopompom pom pom
En tu honor frente al portal tocaré
Con mi tambor.
3. El camino que lleva a Belén
yo voy marcando con mi viejo tambor,
nada mejor hay que te pueda ofrecer,
su ronco acento es un canto de amor
ropopompom, ropopompom pom pom.
Cuando Dios me vio tocando ante Él,
- 195 -
me sonrió.
196. /EN BRAZOS DE UNA DONCELLA
un infante se dormía,/
/y, en su lumbre, parecía
sol nacido de una estrella./
1. Quisiera, Niño adorado,
Enjugar tus mejillas:
Esas lindas florecillas,
Que el dolor ya marchitó.
2. Quisiera, Jesús del alma,
Calentarte con mi aliento
Y decirte lo que siento
En mi pobre corazón.
3. Si el mundo de Ti se olvida
Y te deja abandonado,
Yo jamás, Niño adorado,
Yo jamás te olvidaré.
4. Las lágrimas que ya surcan
Tus mejillas nacaradas.
Son las perlas ya cuajadas
En un mar de inmenso amor.
197. ENTRE PAJAS Y EL HENO
resplandece su belleza
con más brillo que los astros
que en el cielo se pasean.
- 196 -
Alegría, alegría, alegría
alegría, alegría y placer.
/Ha nacido ya el Niño
en el portal de Belén./
2. Vengan pueblos, vengan reyes,
vengan sabios y pastores,
vengan todos a adorarle,
prosternadas, las naciones.
3. Esta noche nace el Niño:
yo no tengo que llevarle;
yo le llevo el corazón
que le sirva de pañales.
198. GLORIA CANTAN
los querubines en los campos de Belén
y el eco, de valle en valle, repite una y otra vez:
Gloria a Dios en el cielo,
Gloria a Dios en el cielo.
2. Gloria dicen, en voz suave,
Gloria a Jesús, nuestro Rey de amor.
Paz en la tierra a los que saben
servir al otro con amor.
199. JERUSALEN, JERUSALEN,
quita tu ropa de tristeza;
- 197 -
Jerusalén, Jerusalén,
canta y danza a tu Señor.
1. /Álzate y brilla: la luz al fin llegó,
del Señor la gloria sobre ti./
Sobre ti se extiende la caridad de Dios,
la alegría inunda el corazón.
Mira con tus ojos, contempla alrededor:
todos se reúnen hacia ti.
2. /Las naciones todas marcharán hacia tu luz
y los reyes a tu claridad./
Tropas de camellos te alcanzarán,
hacia ti vendrán los tesoros del mar;
y vendrán de Efá, de Sabá y de Quedar,
cantarán las glorias del Señor.
3. /Y los extranjeros tus murallas construirán;
sus reyes las puertas pasarán./
Y sabrás que soy tu Señor y Salvador;
“casa del Señor” te llamarán.
Los días de duelo están cumplidos ya;
gloria las naciones te darán.
200. LA VIRGEN ESTA ESPERANDO
el nacimiento del Niño;
es toda humilde y sencilla
llena de gracia y cariño.
Pero mira como el mundo
- 198 -
va en busca de la luz;
si deja las tinieblas
encontrará a Jesús.
Busca y rebusca y vuelve a buscar,
si deja las tinieblas
encontrará la luz.
2. La Virgen está sufriendo
porque no encuentra posada;
los hombres han sido malos,
no hubo lugar para Ella.
3. La Virgen se regocija,
el Niño Dios ha nacido;
cantan los Angeles “gloria”,
los pastorcitos ya llegan.
4. Oh Virgen, Madre de Cristo,
enséñanos a tu Hijo;
alégrese el cielo y la tierra:
Jesús, al fin, ha venido.
(Melodía: los peces en el río).
201. NOCHE DE PAZ, NOCHE DE AMOR,
llena el cielo un resplandor;
en la tierra resuena un cantar
que anuncia una dicha sin par:
/“en la tierra ha nacido Dios
hoy en Belén de Judá”./
- 199 -
2. Con fe y amor, reconoced
al Mesías, vuestro Rey.
Lo hallaréis por esta señal:
“un niñito en pobre portal”.
/Entre pajas, a vuestra fe,
esconde su majestad./
3. Noche de paz, noche de amor,
todo duerme alrededor;
está, María, mirando la faz
de su Niño, la angélica paz.
/Canta alegre en su corazón:
“duerme mi dulce Jesús”./
202. PASTORES VENID, PASTORES LLEGAD
a adorar al Niño, a adorar al Niño,
que ha nacido ya!
1. A Jesús mira la Virgen,
a la Virgen San José,
y Jesús mira a los dos
y se sonríen los tres.
2. No sé si será amor
no sé si serán mis ojos;
mas cada vez que te miro,
me pareces más hermoso.
3. Ábreme tu pecho, Niño,
- 200 -
ábreme tu corazón,
que hace mucho frío afuera:
sólo en Él hallo calor.
203. SOY UN POBRE PASTORCITO
que camina hacia Belén;
voy buscando al que ha nacido:
“Dios con nosotros, Manuel”:
Caminando camina ligero,
no te canses, no, de caminar,
que te esperan José y María
con el Niño en el portal.
2. Aunque soy pobre, le llevo
un blanquísimo vellón
para que le haga su Madre
un pellico de pastor.
3. Guardadito aquí, en el pecho,
yo le llevo el mejor don:
al Niñito que ha nacido
le llevo mi corazón.
4. Cansadito, no me canso,
no me canso de andar;
voy buscando al Rey del cielo,
voy buscando al Niño Dios.
- 201 -
204. VENID, FIELES TODOS: a Belén marchemos,
gozosos, triunfantes y llenos de amor.
Cristo ha nacido, Cristo rey divino.
Venid y adoremos, (3) a nuestro Señor.
2. Dejando el rebaño, humildes pastores,
corren, presurosos, hacia Belén.
También nosotros vayamos gozosos.
Venid y adoremos, (3) a nuestro Señor.
3. Por nuestros pecados Cristo se ha hecho pobre:
descansa entre pajas por puro amor.
¿Quién no amará al que así nos ama?
Venid y adoremos, (3) a nuestro Señor.
205. YA VIENE EL NIÑITO
Jugando entre flores
y los pajaritos
le cantan amores.
m. Ya se despertaron todos los pastores
Y le van llevando pajitas y flores.
La paja está fría, la cama esta dura,
La Virgen María llora con ternura.
2. No es mucho si caen todas las estrellas,
a los pies del Niño más blanco que ellas.
Niñito bonito, manojo de flores,
llora, ¡pobrecito! por los pecadores.
- 202 -
3. Yo te voy a hacer una casa y techo;
huye de Belén y vente a mi pecho.
Niñito bonito, manojo de flores,
llora ¡pobrecito! por los pecadores.
- 203 -
___________________________________________
CUARESMA Y PENITENCIA
206. CUANDO UN NIÑO CON HAMBRE PIDE PAN
cuando llora, pues nunca se lo dan,
oh!... tiemblo por Ti, Jesús,
sufres, lloras, mueres...
con los niños, de hambre, mueres Tú.
2. Mueres Tú cuando un hombre
esclavo está,
cuando grita pidiendo libertad.
Oh!... tiemblo por Ti, Jesús,
sufres, lloras, mueres...
con los hombres esclavos mueres Tú.
3. Cuando siento que el mundo
en guerra está,
que el hermano al hermano matará,
oh!... tiemblo por Ti, Jesús,
sufres, lloras, mueres...
con los hombres que mueren, mueres Tú.
4. Cuando pasas enfermo
junto a mí,
cuando olvido tu nombre y tu sufrir,
oh!... tiemblo por Ti, Jesús,
sufres, lloras, mueres...
por mi absurdo egoísmo mueres Tú.
- 204 -
207. DE RODILLAS, SEÑOR, DE RODILLAS
y en el polvo, inclinada la frente,
/hoy venimos a Ti, Dios clemente,
con amante y con fiel corazón./
1. Que si un tiempo el ingrato olvidara
por el mundo tu amor y tu gloria,
/lamentando tan triste memoria,
hoy, humilde, te pido perdón./
2. Aquí estamos, Señor, aquí estamos,
anegados en llanto los ojos;
</que se acaben Señor tus enojos,
pues que somos tus hijos al fin./
3. Por tu amor alentados venimos;
que si Tú eres Señor de señores,
/también eres Jesús, Dios de amores,
infinito en amar y en sufrir./
4. Imposible, Señor, imposible,
que a tus hijos despidas ahora,
/cuando el alma te siente y adora,
en el Santo Misterio de Amor!/
205. DESDE LO HONDO A TI GRITO, SEÑOR
Señor, escucha mi voz;
estén tus oídos atentos
a la voz de mi súplica.
- 205 -
Mi alma espera en el Señor
mi alma espera en su Palabra,
mi alma aguarda al Señor
porque en él está la salvación.
2. Si llevas cuentas de los delitos, Señor
¿quién podrá resistir?
Pero de ti procede el perdón
y así infundes respeto.
3. Mi alma espera en el Señor, mi alma
espera en su palabra;
mi alma aguarda al Señor,
más que el centinela la aurora.
4. Porque del Señor viene la misericordia,
la redención copiosa;
y él redimirá a Israel
de todos sus delitos.
(Salmo 129)
206. HOY PERDÓNAME, HOY POR SIEMPRE.
Sin mirar la mentira, lo vacío de nuestras vidas,
nuestra falta de amor y caridad.
2. Hoy, perdóname, hoy por siempre.
aún sabiendo que he caído,
que de Ti siempre había huído,
hoy regreso arrepentido.
/Vuelvo a Ti, vuelvo a Ti./
- 206 -
207. ME LEVANTARE E IRE A MI PADRE;
le diré: Padre he pecado.
1. Levantándose se vino a su Padre;
vióle el Padre cuando estaba lejos;
hacia él corrió compadecido
y, abrazándole, de besos lo cubrió.
2. “Padre, contra el cielo he pecado,
contra mi hermano y contra ti;
ya no puedo ser como un hijo;
haré el criado; ten piedad de mí”.
3. “Traedle ropa nueva– dijo el Padre;
llorando, una gran fiesta ordenó:
mi hijo era perdido, pero ha vuelto,
muerto estaba y a la vida retornó”.
208. ¡OH CRISTO, TU REINARAS!
¡ oh Cruz, tú nos salvarás!
1. El Verbo en Ti clavado
muriendo, nos rescató,
de ti, madero santo,
nos viene la redención.
2. Extiende por el mundo
tu reino de salvación:
oh Cruz fecunda, fuente
de vida y bendición.
- 207 -
3. Aumenta en nuestras almas
tu reino de santidad;
el río de la gracia
apague la iniquidad.
4. Impere sobre el odio
tu reino de caridad,
alcancen las naciones
el gozo de la unidad.
5. La gloria, por los siglos,
a Cristo libertador;
su cruz nos lleve al cielo,
la tierra de promisión.
209. /PERDONA A TU PUEBLO, SEÑOR,
perdona a tu pueblo: - perdónale Señor./
1. /No estés eternamente enojado:/
perdónale, Señor.
2. /Por tus profundas llagas y azotes:/
perdónale, Señor.
3. /Por las tres horas de tu agonía:/
perdónale, Señor.
4. /Por tu pasión y muerte redentora:/
perdónale, Señor.
- 208 -
5. /Por tu piadosa Madre, María:/
perdónale, Señor.
210. PERDON, OH DIOS MIO,
perdón, indulgencia,
perdón y clemencia,
perdón y piedad.
1. Pequé. Ya mi alma su culpa confiesa,
mil veces me pesa de tanta maldad.
2. Yo fui quien del duro madero, inclemente,
te puse pendiente con vil impiedad.
3. Por mí, en el tormento, tu sangre vertiste,
y prueba me diste de amor y humildad.
4. Mas, ya arrepentido, te busco lloroso,
Oh, Padre amoroso. Oh, Dios de bondad.
5. Tus brazos amantes estréchame el cuello,
firmísimo sello de eterna amistad.
211. PERDON, PERDON, DIOS MIO,
Piedad, Señor, piedad!
Si grandes son mis culpas
mayor es tu bondad!
1. A ti nos convertimos de todo corazón
y humildes te pedimos, perdón, Señor, perdón.
- 209 -
2.
Pequé, Jesús del alma; la muerte yo te he dado;
detesto mis pecados, perdóname, Señor!
3.
Pequé, pequé, atrevido, perdón ya no merezco,
pero por mí ofrezco tu Cruz y tu pasión.
4.
La gloria he perdido: perdón, oh Padre Eterno,
merezco el infierno, perdóname Señor!
5.
Por mí, en el Calvario, la sangre tuya vertiste,
y en la Cruz estuviste por mí hasta expirar.
212. PERDON, SEÑOR, PERDON.
Misericordia, mi Dios, por tu bondad,
por tu inmensa compasión
borra mi culpa.
Lava del todo mi delito
y limpia todo mi pecado.
Reconozco mi culpa, Señor,
tengo siempre presente mi pecado.
Contra Ti, contra Ti sólo pequé:
cometí la maldad que Tú aborreces.
Hazme oír el gozo y la alegría;
que se alegren los huesos quebrantados.
- 210 -
Abrirás mis labios, Señor,
y mi boca cantará tus alabanzas.
213. SANGRE PRECIOSA
por mi amor vertida
Purifica mi alma - de toda malicia.
2. Sangre de mi Dios,
noble, excelsa y rica.
3. Sangre redentora,
vida de mi vida,
4. Sangre derramada
por las culpas mías.
5. Sangre del costado
en la cruel herida.
6. Sangre consagrada
en hostia pacífica.
7. Sangre con que aplacas
tu justísima ira.
8. Sangre que, llorando,
mi Jesús vertía.
9. Sangre que sacaron
agudas espinas
- 211 -
10. Sangre que vertieron
manos atrevidas.
214. SI ME LEVANTARE,
volveré junto a mi Padre
1. A ti, Señor, elevo mi alma.
Tú eres mi Dios y mi Salvador.
2. Sana mi alma y mi corazón
porque pequé, Señor, contra Ti.
3. Mira mi angustia, mira mi pena,
dame la gracia de tu perdón.
4. Mi corazón busca tu rostro:
oye mi voz, Señor, ten piedad!
5. A ti, Señor, te invoco y te llamo:
Tú eres mi Roca, oye mi voz!
6. No pongas fin a tu ternura,
haz que me guarde siempre tu amor.
7. Piedad de mí, oh Dios de ternura,
lava mis culpas, oh Salvador.
338. TOMA TU CRUZ Y SÍGUEME,
sígueme, sígueme;
toma tu cruz y sígueme
hacia el Reino del Amor.
- 212 -
Toma tu cruz y sígueme,
sígueme, sígueme;
toma tu cruz y sígueme
nos ha dicho el Redentor.
1. No me importa, Señor, sufrir por tu amor,
no me importa, Señor, soportar el dolor,
tu camino Jesús es camino de luz.
yo quiero seguirte cargando mi cruz.
2. El camino de Dios vida nueva dará,
y el Señor para ti bendiciones tendrá;
y Jesús cambiará las tinieblas en luz,
que un día te dio abrazado su cruz.
3. Y el hombre sabrá que la dicha y la paz
sólo Dios puede dar cada vez mucho más;
y en tu vida de ayer verás pronto el perdón
y podrás tú cantar alabanza al Señor.
231. //UNA MIRADA DE FE/
es la que puede salvar al pecador./
/Y si tú miras a Cristo Jesús
Él te perdonará
porque una mirada de fe (amor...paz...)
es la que puede salvar al pecador./
-
Una mirada de amor...
Una mirada de paz...
- 213 -
___________________________________________
PASCUA
232. ACUÉRDATE DE JESUCRISTO
resucitado de entre los muertos:
El es nuestra salvación
nuestra gloria para siempre.
1. Si con Él morimos, viviremos con El.
Si con Él sufrimos, reinaremos con El.
2. En El nuestras penas, en El nuestro gozo.
En El la esperanza, en El nuestro amor.
3. En El toda gracia, en El nuestra paz.
En El nuestra gloria, en El la salvación.
233. ALEGRE QUIERO CANTAR
que nunca voy a morir,
cantando, paso la vida
sin llorar.
Yo quiero cantar, - yo quiero cantar,
cantar la vida, -yo quiero cantar.
2. La muerte se marchitó
la vida resucitó,
nunca ya dejaremos de vivir.
- 214 -
3. Un día me dormiré,
la tierra me cubrirá,
un día yo saltaré para gritar.
234. /ALELUYA (6) EL SEÑOR RESUCITO/
1. El Señor resucitó,
cantemos con alegría,
demos gracias al Señor, ¡Aleluya!
2. Mi pecado redimió
Cristo Dios subiendo al cielo;
nueva vida ahora tengo. ¡Aleluya!
3. Jesucristo que sube al cielo,
nos manda que le queramos
en todos nuestros hermanos. ¡Aleluya!
4. Ahora tengo la esperanza
de que Dios siempre perdona,
que Cristo no me abandona. ¡Aleluya!
235. ALELUYA, ALELUYA, ALELUYA
1. Por todo el orbe pregonad,
cantad el triunfo del Señor:
¡Cristo Jesús resucitó! ALELUYA.
2. El rey eterno e inmortal,
- 215 -
resucitando, proclamó
su triunfo sobre Satanás. ALELUYA.
3. Cuando la aurora despuntó
la Magdalena y Salomé
fueron a ungir a su Señor. ALELUYA.
4. Y Magdalena anunció
a los amigos del Señor:
Resucitó Jesús, mi Dios. ALELUYA.
4.
Si habéis resucitado en El,
lo de este mundo despreciad
y por lo eterno suspirad. ALELUYA.
6. Hoy nuestro Dios resucitó:
glorifiquemos al Señor
y demos gracias a Jesús. ALELUYA.
7. Señor Jesús, invicto Rey,
nos prosternamos a tus pies:
danos, Señor, tu bendición. ALELUYA.
142. ANDANDO POR EL CAMINO
hoy te encontramos Señor;
te hiciste el encontradizo,
nos diste conversación;
tenían tus palabras
fuerza de vida y amor,
ponían esperanza
- 216 -
y fuego en el corazón.
/Te conocimos, Señor, - al partir el pan;
Tú nos conoces, Señor, - al partir el pan./
2. Llegando a la encrucijada
Tú proseguías, Señor;
te dimos nuestra posada,
techo, comida y calor;
sentados como amigos
a compartir el cenar;
allí te conocimos
al compartir el pan.
3. Andando por los caminos
te encontraremos, Señor,
en todos los peregrinos
que necesitan amor;
esclavos y oprimidos
que buscan la libertad,
hambrientos, desvalidos,
a quienes damos el pan.
200.
CRISTO ESTA VIVO, ALELUYA.
Vencida está la muerte, aleluya.
1. Cante el universo, aleluya,
un himno de alegría
a nuestro Redentor.
- 217 -
2. Cristo con su muerte, aleluya,
ha hecho al hombre nuevo
que siempre vivirá.
3. Signo de esperanza, aleluya,
Cristo es nuestra vida,
y nuestra salvación.
236. EN LA MAÑANA DE RESURRECCION
caminan al sepulcro donde esta el Redentor;
se preguntan al marchar:
¿Quién moverá, quien abrirá
la tumba donde está el Señor?
El Señor nuestro Dios, resucitó,
Aleluya, Aleluya, Aleluya.
En la mañana de Resurrección
Vivimos la esperanza de un futuro mejor.
Ser testigos del Señor exige cambiar,
Exige luchar por un mundo de justicia y de paz.
237. HOY EL SEÑOR RESUCITO
y de la muerte nos libró.
Alegría y paz, hermanos,
que el Señor resucitó.
2. Sobre la Cruz Cristo venció
y el sufrimiento iluminó.
- 218 -
3. Porque esperó, Dios le libró
y de la muerte lo sacó.
4. El pueblo en El vida encontró,
la esclavitud ya terminó.
5. La luz de Dios en El brilló,
la nueva vida nos llenó.
6. Y levantad el rostro a Dios,
que de El nos llega salvación.
7. Marchad a unir la tierra en paz,
con vuestro gozo y vuestro amor.
8. Todos cantad: aleluya
todos gritad: aleluya.
241. /PORQUE CRISTO, NUESTRO HERMANO
ha resucitado, María, alégrate./
Aleluya, aleluya, aleluya.
Aleluya, aleluya, aleluya.
2. /Porque Cristo, nuestro hermano,
nos ha redimido, María, alégrate/
3. /Porque en Cristo, nuestro hermano,
hemos renacido, María, alégrate/
4. /Porque en Cristo, nuestro hermano,
- 219 -
todos somos hijos, María, alégrate/
242. ¿QUE LLEVAVAS CONVERSANDO?
Me dijiste, buen amigo,
Y me detuve asombrado en la vera del camino.
¿No sabes lo que ha pasado ayer en Jerusalén
a quien clavaron en la Cruz?
Por eso me vuelvo en pena a mi aldea de Emaús.
Por el camino de Emaús
un peregrino iba conmigo;
no le conocí al caminar,
ahora si en la fracción del pan.
2. Van tres días que se ha muerto
y se acaba mi esperanza,
dicen que algunas mujeres
al sepulcro fueron de alba;
Pedro, Juan y algunos otros
hoy también allá buscaron;
mas se acaba mi confianza, no encontraron a Jesús
por eso me vuelvo triste a mi aldea de Emaús.
3. Oh tardíos corazones que ignoráis a los profetas,
en la Ley ya se anunció que el Mesías padeciera,
y por llegar a su gloria escogiera la aflicción.
En la tarde de aquel día yo sentí que con Jesús
nuestro corazón ardía a la vista de Emaús.
- 220 -
4. Hizo seña de seguir más allá de nuestra aldea,
y la luz del sol poniente pareció que se muriera.
Quédate forastero, ponte a la cena y bendice;
y al destello de su luz, en la bendición del pan,
mis ojos conocerán el Amigo de Emaús.
242. RESUCITO, RESUCITO,
resucitó, aleluya
aleluya, aleluya,
aleluya, resucitó.
1. La muerte: ¿dónde está la muerte,
dónde está mi muerte,
dónde su victoria?
2. Gracias sean dadas al Padre,
que nos pasó a su Reino,
donde se vive de amor.
3. Alegría, alegría, hermanos,
que si hoy nos queremos
es que resucitó.
4. Si con él morimos,
con El vivimos,
con el cantamos, aleluya.
____________________________________________
PENTECOSTES
- 221 -
243. ALGO ESTA DESCENDIENDO (3)
desde arriba de los cielos.
/Ese es el Espíritu Santo./
/¡Oh gloria! Aleluya, Aleluya, gloria
a Dios./
Algo está ascendiendo (3)
desde abajo de la tierra.
/Esas son las alabanzas. (/)
¡Oh gloria!...
244. BAUTÍZAME, SEÑOR, CON TU ESPIRITU (4)
/y déjame sentir el fuego de tu amor
aquí en mi corazón, Señor./
Lávame...
Inúndame...
Lléname...
Transfórmame...
Envíame...
246. DIA Y NOCHE VA TU ESPIRITU SEÑOR CONMIGO
Día y noche pienso que Tú estás en mí.
1. Si anochece en el camino
va tu Espíritu, Señor, conmigo;
al luchar confío en Ti,
pienso que Tú estás en mí.
2. Cuando va muriendo el sol,
- 222 -
va tu Espíritu, Señor, conmigo;
al dormir confío en Ti,
pienso que Tú estás en mí.
3. A través de los hombres
va tu Espíritu, Señor, conmigo;
mientras dura la noche,
pienso que Tú estás en mí.
4. Cuando tenga que morir,
va tu Espíritu, Señor, conmigo;
guarda mi alma para Ti;
pienso que Tú estás en mí.
247. /ESPIRITU DE DIOS
Llena mi vida, llena mi alma, llena mi ser./
/Lléname, lléname con tu presencia,
Lléname, lléname con tu poder,
Lléname, lléname con tu bondad/
/Si Dios no vive en mi, vivo sin rumbo,
Vivo sin calma, vivo sin luz./
/Lléname… Espíritu de Dios…
248. ESPIRITU SANTO, VEN, VEN (3)
en el nombre del Señor.
- 223 -
1. Acompáñame, ilumíname;
toma mi vida!
Acompáñame, ilumíname;
Espíritu Santo, ven,!
2. Santifícame y transfórmame,
Tú, cada día!
Santifícame y transfórmame,
Espíritu Santo, ven!
339. /ESTE GOZO NO VA A PASAR
no va a pasar, / ¿por qué?
Porque está dentro de mi corazón.
/El fuego cae, cae,
los males salen, salen,
y el creyente alaba al Señor./
2. Esta obra no va a pasar...
3. Esta alegría no va salir...
4. Jesucristo nos va a salvar...
5. Y esta alabanza no ha de acabar...
249. /INUNDA MI SER,/
Espíritu, inunda mi ser,
en olas de amor, oh, ven sobre mí,
Espíritu, inunda mi ser.
- 224 -
2. /Enciende mi fe,/
Espíritu, enciende mi fe.
Con luz de verdad, enciende mi fe,
Espíritu, enciende mi fe.
3. /Inflama de amor,/
Espíritu, inflama de amor
a mi corazón, inflama de amor,
Espíritu, inflama de amor.
250. /MANDA EL FUEGO, SEÑOR,/
/y transfórmame con tu poder./
Señor, lléname (3) /con tu poder./
Sálvame...
ámame...
úngeme...
envíame...
340. /MI DIOS ESTA VIVO
El no está muerto:/
lo siento en mis manos,
lo siento en mis pies,
lo siento en el alma,
/lo siento en todo mi ser./
Oh, Oh, Oh, Oh
hay que nacer del agua
Oh, Oh, Oh, Oh
hay que nacer del Espíritu de Dios.
- 225 -
Oh, Oh, Oh, Oh,
/hay que nacer del agua
y del Espíritu de Dios,
hay que nacer del Señor./
251. OH SEÑOR, ENVIA TU ESPIRITU
que renueve la faz de la tierra
1. ¡Oh, Señor, que mi alma te bendiga!
Oh Dios, tú eres grande;
vestido de esplendor y belleza!
2. Sobre el agua construyes tus moradas,
oh Dios, en las alturas;
y en alas del viento tú caminas.
3. Es el viento quien lleva tus mensajes,
oh Dios, por los espacios;
y tienes un esclavo en el fuego.
4. Con los frutos que vienen de la tierra,
oh Dios, nos alimentas;
tú haces germinar el pan nuestro.
5. De tu Amor, esperando están los hombres,
oh Dios, el alimento;
tú abres la mano y los sacias.
6. Les envías el Soplo de tu boca,
oh Dios, y son creados;
- 226 -
renuevas la faz de la tierra.
252. /PASA POR AQUÍ, SEÑOR,
pasa por aquí,/
/Oh Señor, pasa por aquí./
2. /Espíritu Santo, - pasa por aquí,/
/Oh Señor, pasa por aquí./
3. /Tú estás aquí, Señor, - Tú estás aquí,/
/Oh Señor, Tú estás aquí./
4. /Tú estás en mí, Señor.- Tú estás en mí,/
Oh Señor, Tú estás en mí. (/)
5. / Lléname de Ti, Señor, - lléname de Ti,/
/Oh Señor, lléname de Ti.//
252. /PENTECOSTES, DIA DE FIESTA,
Pentecostés, día de gozo,
Pentecostés, día de la Iglesia,
de la Iglesia del Señor./
1. Ya se derrama (3)
/El Espíritu de Dios,/
2. Ya se siente (3)
/El Espíritu de Dios./
3. Aleluya (3)
/al Espíritu de Dios./
- 227 -
253. /SANTO ESPIRITU DE DIOS,
Ven sobre mí./
Quebrántame, consúmeme,
transfórmame y lléname.
Santo Espíritu de Dios,
¡ven sobre mí!
/Santo Espíritu de Dios,
lléname de Ti./
Límpiame, renuévame,
úngeme y envíame.
Santo Espíritu de Dios,
lléname de Ti.
254. SE SIENTE AQUÍ (3)
el Espíritu de Dios, - se siente aquí.
Si los hombres de este mundo
glorifican al Señor,
el Espíritu de Dios - se siente aquí.
Prepárate para que sientas (3)
el Espíritu de Dios.
Déjalo que se mueva (3)
dentro de tu corazón.
Se mueve aquí...
Se alaba aquí...
254. /SI EL ESPIRITU DE DIOS SE MUEVE EN MI
Yo creo, Señor, en Ti./
- 228 -
/Yo creo, yo creo, yo creo, Señor, en Ti./
...Yo espero...
...te amo, Señor, a ti.
...Yo canto como David
...Yo siempre seré feliz.
341. SIN TI NADA SOMOS EN EL MUNDO,
sin Ti nada podemos hacer;
/ni las hojas de los árboles se mueven
si no es por tu poder./
2. Sin Ti nada somos en la vida;
sin Ti nada podemos Señor;
/mas tu Espíritu nos llena de alegría,
y tu Espíritu es amor./
3. Sin Ti caminamos en tinieblas,
sin Ti somos ciegos, oh Jesús;
/mas tu Espíritu, Señor, nos ilumina,
y tu Espíritu es luz./
4. Sin Ti vamos solos por la vida,
sin Ti nuestra vida es soledad;
/mas tu Espíritu, Señor, está en nosotros
construyendo la unidad./
5. Por Ti todo somos en el mundo,
por Ti todo podemos, Señor;
/por Ti nada es imposible a los creyentes;
- 229 -
todo viene de tu amor./
6. Por Ti todo somos en el mundo
por Ti todo podemos hacer;
/tu Palabra es nuestra fuerza y nuestra vida;
¡Oh Señor, Tú eres fiel!/
255. VEN ESPIRITU DEL SEÑOR
a llenar la faz de la tierra:
aleluya, aleluya, aleluya.
/Envía, Señor, tu Espíritu
y el mundo será salvado:
y será renovada
la faz de la tierra./
/Que venga a dar testimonio
de lo que hizo Jesús,
y a confirmar
toda su doctrina./
256. VEN, ESPIRITU DIVINO,
manda un rayo de tu lumbre
desde el cielo.
Ven, oh Padre de los pobres,
luz profunda, en tus dones
Dios espléndido
2. No hay consuelo como el tuyo,
- 230 -
dulce huésped de las almas,
mi descanso.
Suave tregua en la fatiga,
fresco en hora de bochorno,
paz del llanto.
3. Luz santísima, penetra,
por las almas de tus fieles,
hasta el fondo.
¡Qué vacío hay en el hombre,
qué dominio de la culpa,
sin tu soplo!
4. Lava el rastro de lo inmundo,
llueve tú nuestra sequía.
ven y sánanos.
Doma todo lo que es rígido,
funde el témpano, encamina
lo extraviado.
5. Da a los fieles que en ti esperan,
tus sagrados siete dones
y carismas.
Da su mérito al esfuerzo,
salvación e inacabable
alegría. Aleluya, Aleluya.
257. VEN, ESPIRITU SANTO,
ven a iluminar nuestras inteligencias
- 231 -
y a preservarnos del mal.
1. Tú, Promesa del Padre, don de Cristo Jesús,
/ven y danos tu fuerza para llevar nuestra cruz./
2. Tú, llamado Paráclito, nuestro confortador,
/ven y habita en nosotros,
danos la fe y el amor./
3. Haz que cada cristiano, bajo tu inspiración
/sea testigo de Cristo
con la palabra y la acción./
4. Por el Espíritu Santo, unidos en Cristo Jesús,
/caminemos en júbilo hacia el Reino de luz./
258. VEN, VEN, ESPIRITU DE AMOR,
enséñanos las cosas de Dios.
Ven, ven, Espíritu de paz,
recuérdanos las cosas que El nos enseñó.
1. Te invocamos, Espíritu de Cristo,
que tú vengas con tu amor.
Cambia nuestros ojos,
haz que al fin veamos
toda la bondad de nuestro Dios.
2. Enséñanos a esperar,
enséñanos a amar,
- 232 -
enséñanos a orar al Señor.
Construye la unidad,
infúndenos la paz
contigo como guía. Amén.
7
- 233 -
CANTOS
A LA VIRGEN MARIA
__________________________________________
CANTO
A SAN JOSE
287
- 234 -
___________________________________________
A LA VIRGEN MARIA
259. ADIOS, REINA DEL CIELO,
Madre, del Salvador,
dulce prenda adorada
de mi sincero amor.
1. De tu divino rostro la belleza al dejar
permites que yo vuelva tus plantas a besar.
2. Dejarte, oh Madre Mía, no acierta el corazón,
te lo entrego, Señora: dame tu bendición.
3. Adiós, hija del Padre, Madre del Salvador,
del Espíritu Santo casta esposa de Dios.
4. Adiós, oh Madre Virgen, más pura que la luz
jamás, jamás me olvides delante de Jesús.
5. Adiós, del cielo encanto, mi delicia y mi amor.
Adiós, oh Madre mía, adiós, adiós, adiós.
260. ALEGRATE LLENA DE GRACIA,
el Señor está contigo, alégrate, alégrate.
Hija del Padre, Madre del Hijo
y sagrario del Espíritu. Alégrate, alégrate.
1. En ti la hija de Sión,
se cumplieron las viejas profecías,
- 235 -
la primera promesa que anunció
a los hombres la salvación.
2.
En ti la gracia se sembró, como el trigo en
tierra nazarena y creciendo toda te llenó
de las bendiciones de Dios.
262. ALÉGRATE, HIJA DE SION,
Yahvé está en medio de Ti.
Alégrate, alégrate.
Tú eres la gloria de Jerusalén,
Tú, la alegría de Israel,
Tú eres el orgullo de nuestra raza.
2. Alégrate, llena de gracia
el Señor está contigo.
Alégrate, alégrate.
3. Bendita eres entre las mujeres,
bendito el fruto de tu vientre.
Alégrate, alégrate.
263. A MARIA LA HIJA DE DIOS PADRE
A María, la Madre del Señor,
a Maria la Esposa del Espíritu,
alabanza, honor y bendición.
1. Nueva Eva, desde antes figurada,
- 236 -
anunciada y proclamada en la escala de Jacob.
De verdad, arca nueva de la alianza;
/sagrario inmaculado que lleva el Redentor./
2.
El Espíritu Santo poderoso viniendo sobre Ti,
con su amor te fecundó.
Te llenó de sus dones y carismas
/e hizo de su esclava la gran Madre de Dios./
3.
Eres Madre de Cristo y de la Iglesia,
modelo sin mancilla donde se mira a Dios.
/Que nosotros al soplo del Espíritu,
seamos como ella espejo del Señor./
263. A TI VIRGENCITA, MI GUADALUPANA
yo quiero ofrecerte un canto valiente
que México lindo te brinda sonriente.
Yo quiero decirte, lo que tu ya sabes,
que México es tuyo que nunca está triste
porque de nombrarte el alma se inflama.
Tu nombre es arrullo y el mundo lo sabe,
eres nuestro orgullo y México es tuyo.
Tu guardas la llave.
Que viva la reina de los mexicanos
la que con sus manos sembró rosas bellas
y puso en el cielo millares de estrellas.
- 237 -
Yo sé que en cielo escucha mi canto
y sé que con celo nos cubre tu manto,
Virgencita chula, eres un encanto.
Por patria nos diste este lindo suelo
Y lo bendijiste porque era tu anhelo
Tener un santuario cerquita del cielo.
Mi virgen ranchera, mi Virgen morena,
eres nuestra dueña, México es tu tierra
y tu su bandera.
Que viva la Reina de los mexicanos,
la que con sus manos sembró rosas bellas
y puso en el cielo millares de estrellas.
265. AUXILIADORA, oh Virgen Bella,
de nuestra vida tú eres la estrella.
En las tormentas, oh Virgen Pía,
eres el faro del alma mía.
/Te aclama el pueblo Reina y señora,
de los cristianos Auxiliadora./
2. Cuando en el cielo brilla la estrella
muestren tus ojos su lumbre bella,
para alumbrarnos el corazón.
Y a ti elevamos nuestra oración.
264. /AVE MARI A A A...
AVE MARI A A A...
- 238 -
AVE MARI I A.../. CORO
/Un día / - /del cielo un ángel/
/a una/ - /Virgen habló/
/Le dijo/ - /si aceptaba/
/ser Madre/ - /del mismo Dios/
/La Virgen dijo humilde:/
/“Esclava soy del Señor”/
/Y Dios/ - /se hizo hombre/
/y el hombre/ - /se hizo Dios/
/AVE MARI A A A...
AVE MARI A A A...
AVE MARI I A.../. CORO
/De pie/ - /junto al Calvario/
/María/ - /su hijo entregó/
/y a todos los redimidos/
/por hijos ella aceptó/
/Y así nació la Iglesia/
y/ así nació el amor/
/Y Dios/ - /se hizo hombre/
/y el hombre/ - /se hizo Dios/
/AVE MARI A A A...
AVE MARI A A A...
AVE MARI I A.../. CORO
- 239 -
265. BENDITA ENTRE LAS MUJERES
la madre del Salvador,
Virgen Madre de la Iglesia,
nos diste a Emmanuel.
/Por eso, Ave María,
la tierra entera te cantará./
2. Tu vida fue compromiso,
tu vida fue siempre sí.
Dichosa la que creíste;
el cielo se goza en Ti!
3. Eres fuente de alegría
y de la santa esperanza;
eres Madre del amor
y de la sabiduría.
266. CANTAD A MARIA, cantad en su honor,
tejedle guirnaldas, guirnaldas de amor.
/¡Ave, Ave, Ave María!/
2. Del mundo señora, del cielo esplendor,
oye de tus hijos acentos de amor.
3. El mismo saludo que el Angel te dio
repiten tus hijos, cantando a una voz.
- 240 -
4. Qué hermoso en tu gracia por siempre vivir
y bajo tu manto, oh Madre, morir.
267. CANTEMOS AL SEÑOR un canto nuevo,
un canto a la mujer.
porque ella es el pilar de nuestra historia,
la roca de la fe.
1. Una mujer quisiste que sirviera
para ahuyentar las sombras de la noche.
Una mujer nos trajo luz al mundo,
por ella Dios bajó a ver a los hombres.
2. Una mujer quisiste que quitara
la espada de la mano del tirano;
por la mujer nos vino Jesucristo
que nos libró, glorioso, del pecado.
3. Es la mujer María, siempre virgen,
mujer fuerte probada en los dolores.
El poderoso Dios quiso encerrarse
en el espejo y Madre de los hombres.
2.73. COMO UNA TARDE TRANQUILA,
como un suave atardecer,
era su vida sencilla
en el pobre Nazaret
y en medio de aquel silencio
Dios le hablaba al corazón.
Virgen María, Madre del Señor,
- 241 -
/danos tu silencio y paz
para escuchar su voz./
2. Enséñanos, Madre buena,
cómo se debe escuchar
al Señor cuando nos habla
en una noche estrellada,
en la tierra que, dormida,
hoy descansa en su bondad.
3. Y sobre todo, María,
cuando nos habla tu Hijo
en el hermano que sufre,
en la sonrisa del niño,
en la mano del amigo,
en la paz de una oración.
268. CRISTIANOS VENID, DEVOTOS LLEGAD
a rezar el Rosario a María,
solaz y alegría del triste mortal.
1. En la Iglesia todas las mañanas
tocan las campanas al amanecer;
y el Rosario con fe y alegría
todos a María vienen a ofrecer.
2. Tu Rosario, oh Madre querida,
yo, toda mi vida, prometo rezar,
y al llamarte en mi última hora
- 242 -
espero, Señora, que me has de salvar.
3. Con las rosas del Santo Rosario
te ofrezco a diario corona de amor.
Al ceñirla, María, a tus sienes,
espero los bienes de tu bendición.
269. CUANDO ERA PEQUEÑO, MUY PEQUEÑO
recuerdo que siempre, junto a mi cama,
juntaba las manos y, de prisa, rezaba;
mas, rezaba como quien amaba.
Las Ave María yo rezaba
y siempre comía unas palabras
y a veces, cansado, me quedaba dormido;
mas, dormía como quien amaba.
Ave María de mi Señor,
el tiempo pasa, no vuelve atrás;
siento nostalgia de aquellos días
cuando dormía pensando en ti,
/Ave María, Madre de Dios./
Después fui creciendo,
y eché en el olvido mis oraciones;
llegaba a mi casa disgustado y cansado
y de hablarte nunca me acordaba;
anduve dudando; hoy recuerdo
de cosas divinas que me enseñaban;
en mí estaba muerto aquel niño inocente:
- 243 -
mis caminos de ti se alejaban.
Tu amor es muy grande; no se acaba:
la Madre no olvida al que se marcha.
Hoy llego a mi casa disgustado y cansado,
pero rezo como ayer rezaba;
las mismas palabras que ahora rezo
a veces olvido y hasta me duermo;
que importa dormirse sin rezar lo debido;
pues está mi corazón contigo.
270. CUANTAS VECES SIENDO NIÑO TE RECE;
Y mis besos te decían que te amaba; (do)
poco a poco, con el tiempo.
alejándome de ti,
/por caminos que se alejan, me perdí./
Hoy he vuelto, Madre, a recordar
cuántas cosas dije ante tu altar,
y, al rezarte, puedo comprender
/que una Madre no se cansa de esperar./
2. Al regreso me encendías una luz;
sonriendo desde lejos, me esperabas;
en la mesa la comida aún caliente,
y el mantel, /y tu abrazo
en mi alegría de volver./
3. Aunque el hijo se alejara del hogar,
- 244 -
una Madre siempre espera su regreso;
el regalo más hermoso
que a los hijos da el Señor
/es su Madre y el milagro de su amor./
271. DEL CIELO VINO UN ENVIADO,
la Virgen, pobre, se turbó;
un sí consciente y confiado
y el lirio blanco floreció.
Tú, la esposa del carpintero,
templo y madre del mismo Dios
todo el cielo cuajó en tu seno
y en un cielo te convirtió.
2. De Eva vino nuestra muerte,
del “Ave” nuestra Redención;
el mundo debe agradecerte,
hallar en ti su salvación.
3. Yo quiero, Madre, como un niño
buscar tu amor y protección:
cantando traigo mi plegaria;
acoge siempre mi oración.
272. /DESDE EL CIELO una hermosa mañana/
La Guadalupana, (3) bajó al Tepeyac.
/Suplicante juntaba sus manos/
y eran mexicanos (3) su porte y su faz.
- 245 -
/Su llegada llenó de alegría/
De luz y armonía (3) todo el Anáhuac.
/Junto al monte pasaba Juan Diego/
Y acercóse luego (3) al oír cantar.
/A Juan Diego la Virgen le dijo/
“Este cerro elijo (3) para hacer mi altar.
/Y en la tilma, entre rosas pintada/
Su imagen amada (3) se dignó dejar.
273. DOLOROSA, DE PIE JUNTO A LA CRUZ,
/Tú conoces nuestras penas,
penas de un pueblo que sufre./
1. Dolor de los cuerpos que sufren enfermos,
el hambre de gente que no tiene pan,
pobreza de muchos sin libro en las manos,
la pena del triste que está en la soledad.
2. El llanto de aquellos que suman fracasos,
tragedia de niños que ignoran reír,
el drama del hombre que fue marginado,
cansancio de brazos en lucha sin fin.
3. Dolor en los hombres sin tregua oprimidos
la farsa de muertos que deben vivir,
cerebros lavados a base de slogans,
- 246 -
el rictus amargo del pobre infeliz.
274. EL ANGEL VINO DE LOS CIELOS
y a María le anunció
el gran misterio de Dios hombre
que a los cielos admiró.
Virgen Madre, Señora nuestra,
recordando la encarnación,
te cantamos, tus hijos todos,
como estrella de salvación.
2. “Yo soy la esclava del Señor, mi Dios”
la Virgen dijo al contestar.
“Que se haga en mí según has dicho,
se cumpla en mí su voluntad”.
3. Y el Verbo, para redimirnos,
tomó su carne virginal,
vivió hecho hombre entre nosotros,
librándonos de todo mal.
275. EL TRECE DE MAYO LA VIRGEN MARIA
bajó de los cielos a Cova da Iría.
Ave, ave, ave María,
Ave, ave, ave María.
2. A tres pastorcitos la Madre de Dios
descubre el misterio de su corazón.
- 247 -
3. Vestida de blanco más bella que el sol,
con dulces palabras la Virgen habló:
4. “El Santo Rosario constantes rezad
y la paz del mundo el Señor dará”.
5. Con dulces palabras nos manda rezar:
la Virgen María nos quiere salvar!
6. “Haced penitencia, haced oración,
por los pecadores implorad perdón”.
7. La Virgen María cercada de luz,
con todo cariño nos lleva a Jesús.
276. EN EL TALLER DE NAZARET
pequeño y pobre taller
en su labor está José
y el Niño quiere aprender.
/Labora y canta la esposa del carpintero
el mundo entero sonríe y canta también./
En el taller de Nazaret
pequeño y pobre taller
veras a Dios jugar, crecer
orar y obedecer. Labora y canta…
En el taller de Nazaret
pequeño y pobre taller
- 248 -
silencio y paz, amor y fe,
Jesús María y José. Labora y canta…
277. EN EL TRABAJO DE CADA DIA
como vivías y amabas Tú,
/queremos, Madre, servir amando
viviendo siempre junto a Jesús./
1. En el silencio de aquella aldea,
la casa humilde de Nazaret
se va empapando de tu ternura,
de tu trabajo, de amor y fe.
2. Tú te afanabas como mi madre
en mil trabajos que da un hogar.
Mujer humilde, de hermosas manos,
encallecidas de trabajar.
3. Dios quiso honrarte como a ninguna,
con mil encantos enriquecer;
te hizo humilde, de gracia llena,
trabajadora te quiso hacer.
277. FUE CORONADA MARIA
María fue coronada
con los ángeles del cielo
María fue coronada
y aunque algunos la desprecien
María fue coronada
llévala en tu corazón
- 249 -
María fue coronada
la Madre de mi Señor
María fue coronada.
1. En el cielo está mi Madre
que al Padre fue consagrada
y porque era tan humilde
por eso fue coronada
aunque algunos la desprecien
yo le canto con el alma
aunque algunos la desprecien
/María fue coronada./
Fue coronada María... (Coro).
2. En el capítulo XII
del libro del Apocalipsis
se dice de una mujer
de los ángeles rodeada
rodeada está por el sol
y en la luna está parada
coronada su cabeza
/y es María la humilde esclava./
Fue coronada María… (Coro).
278. FUE EL SEÑOR quien te hizo así
pura como luz de primavera;
Dios en persona te dio su verdad.
- 250 -
Tu Señor te quiso así,
fue la libertad tu compañera,
y fue tu cuna la humildad.
Hoy tu secreto, María, yo vengo a cantar,
y en el mar de tu alegría quiero navegar.
Y si lograra que el mundo quisiera escuchar
tus maravillas, María, le iría a contar.
2. El Señor te hizo mujer
y en tu corazón sembró ternura,
y en él nacieron mil frutos de paz.
En tus manos el Señor
puso el renacer de la esperanza
y el resplandor de la humildad.
279. HAY MUCHAS COSAS QUE CAMBIAN,
otras que vienen y pasan,
ideas que nacen y mueren,
estrellas que pronto se apagan.
Mas, Tú, no pasas Señora,
Tú nunca puedes morir;
cuando en el alma se llora,
siempre acudimos a ti.
2. Cuando la angustia me llega,
en un temblor sólo vivo,
afloran recuerdos dormidos,
que ponen en tu nombre mi pena.
Cuando se aleja la aurora,
- 251 -
cuando se ansía vivir,
cuando en el alma se llora,
siempre acudimos a ti.
3. Aunque me digan algunos
que eres tan sólo un pasado,
yo sé que tu amor no ha cambiado,
yo sé que me sigues queriendo.
Oye mi canto que implora,
Madre, que estás junto a mí;
cuando en el alma se llora,
siempre acudimos a ti.
280. HE OIDO EN LA MONTAÑA
la voz del arroyuelo
cuando levanta al cielo su plácido rumor.
He oído en la espesura la cántiga del ave
cuando con voz suave bendice a su Creador.
Mas eso es menos dulce del eco de tu nombre
cuando te invoca el hombre con voz del corazón.
Tu nombre es el más dulce, bellísima María;
/tu nombre es melodía, tu nombre es bendición./
He oído los susurros del ave entre las flores
que cantan sus amores con quejumbrosa voz.
He oído el eco vago que eleva en la montaña
la mística campana, vocera de su Dios.
Mas eso es menos dulce que el nombre de la bella,
purísima Doncella, consuelo del mortal.
- 252 -
Tu nombre es el más dulce, Santísima María;
/tu nombre es melodía del coro celestial./
281. HOY TE QUIERO CANTAR
hoy te quiero rezar,
Madre mía del cielo.
Si en mi alma hay dolor
busco apoyo en tu amor
y hallo en ti mi consuelo.
Hoy te quiero cantar, hoy te quiero rezar;
mi plegaria es canción.
/Yo te quiero ofrecer lo más bello y mejor
que hay en mi corazón./
2. Porque tienes a Dios,
porque tienes a Dios,
Madre todo lo puedes.
Soy tu hijo también
Soy tu hijo también
y por eso me quieres.
3. Dios te quiso elegir,
Dios te quiso elegir
como puente y camino
que une al hombre con Dios,
que une al hombre con Dios
en abrazo divino.
282. JUNTO A TI, MARÍA,
- 253 -
como un niño quiero estar.
Tómame en tus brazos,
guíame en mi caminar.
Quiero que me eduques,
que me enseñes a rezar.
Hazme transparente, lléname de paz.
Madre, Madre, Madre. Madre,
Madre, Madre, Madre. Madre,
Gracias, Madre mía, por llevarnos a Jesús.
Haznos más humildes, tan sencillos como tú.
Gracias, Madre mía, por abrir tu corazón,
porque nos congregas y nos das tu amor.
283. MADRECITA DE TODOS LOS NIÑOS
que estás en el cielo rogando por mí:
/Yo te pido que el día que me muera
hagas que mi alma vuele junto a Ti./
2. Por las mañanas al salir de la cama
el primer pensamiento será para ti
/y te rezo tres Avemarías
para que en el día te acuerdes de mí./
3. Y por la noche, al volver a la cama
el postrer pensamiento será para Ti
/y tranquilo me duermo pensando
que tus dulces ojos velan sobre mí./
- 254 -
284. MADRE DE LOS POBRES
los humildes y sencillos,
de los tristes y los niños
que confían siempre en Dios.
1. Tú, la más pobre, porque nada ambicionaste
Tú, perseguida, vas huyendo de Belén,
Tú que un pesebre ofreciste al Rey del Cielo:
toda tu riqueza fue tenerle sólo a El.
2. Tú, que en sus manos sin temor te abandonaste
Tú, aceptaste ser la esclava del Señor,
vas entonando un poema de alegría:
“¡Canta, alma mía, porque Dios me engrandeció!”
3. Tú, que has vivido el dolor y la pobreza,
Tú, que has sufrido en la noche sin hogar,
Tú, que eres Madre de los pobres y olvidados,
eres consuelo del que reza en su llorar.
285. MADRE DE LOS POBRES, DE LOS PEREGRINOS,
Te pedimos por América Latina,
tierra que visitas con los pies descalzos,
apretando fuerte un niño entre tus brazos.
América despierta , sobre tus cerros
despunta la luz de una mañana nueva.
Día de salvación que ya se acerca,
sobre los pueblos, que están en tinieblas,
- 255 -
ha brillado una gran luz!
Luz de un Niño frágil que nos hace fuertes,
luz de un Niño pobre que nos hace ricos,
Luz de un Niño esclavo que nos hace libres,
esa luz un día nos diste en Belén.
Madre de los pobres, hay mucha miseria,
porque falta siempre el pan en muchas casas.
El pan de la verdad falta en muchas mentes,
el pan del amor falta en muchos hombres.
Conoces la pobreza porque la viviste,
alivia la miseria de los cuerpos que sufren.
Arranca el egoísmo que nos empobrece,
para compartir y avanzar hacia el Padre.
286. MADRE DE TODOS LOS HOMBRES,
enséñanos a decir: Amén.
1. Cuando la noche se acerca
y se oscurece la fe.
2. Cuando el dolor nos aflige
y la ilusión ya no brilla.
3. Cuando aparece la luz
y nos sentimos felices.
- 256 -
4. Cuando la vida termine
y tú nos lleves al cielo.
286. /MADRE MIA QUE ESTAS EN LOS CIELOS,/
/ruega por mi alma, ruega por mi alma
ruega por mi alma y se salvará./
2. /Con tal Madre de perpetuo socorro/
/ni uno de nosotros, ni uno de nosotros
ni uno de nosotros se condenará./
3. /La familia que reza unida/
/permanece unida, permanece unida,
permanece unida: la bendice Dios./
287. MADRE, ÓYEME,
mi plegaria es un grito en la noche.
Madre, mírame,
en la noche de mi juventud.
Madre, sálvame,
mil peligros acechan mi vida
Madre, lléname
de esperanza, de amor y de fe.
Madre, guíame:
en las sombras no encuentro el camino.
Madre, llévame,
que a tu lado, feliz, cantaré.
- 257 -
/Virgen, Tú eres la Madre,
Madre de la juventud./
Madre, una flor,
una flor con espinas es bella .
Madre, un amor,
un amor que ha empezado a nacer.
Madre, sonreír,
sonreír aunque llore en el alma.
Madre, construir,
caminar aunque vuelva a caer.
Madre, sólo soy,
el anhelo y la carne que luchan.
Madre, tuyo soy,
en tus manos me vengo a poner.
288. MARIA DE NAZARETH,
María me cautivó.
Hizo más fuerte mi fe
y por hijo me adoptó.
1. A veces cuando me pongo a rezar,
en mis pensamientos vuelvo a soñar,
y con sentimiento empiezo a cantar:
María de Nazaret.
La Virgen a quien Dios Padre eligió
por Madre del Hijo Santo de Dios,
María que nos conduce al amor
Maria de mi Señor.
- 258 -
Ave María, ave María,
Ave María, Madre de Dios.
2. Mujer que trajiste el don de la paz,
de todos los hombres Madre serás,
en nuestros caminos siempre estarás,
llevándonos hasta Dios.
María, que vio a Jesús caminar,
María, que le ha enseñado a hablar,
María, la que sabía escuchar:
María de Nazaret.
Ave María, ave María,
Ave María, Madre de Dios.
MARIA, MADRE QUERIDA,
te entrego mi corazón.
Te doy todo lo que tengo:
recíbelo con amor.
2. Qué hermosa eres, María,
eres la Madre de Dios.
3. Dichosa porque eres Madre.
Madre del pueblo de Dios.
4. Dichosa porque creíste
en la palabra de Dios.
5. Un cántico de alabanza
- 259 -
me brota del corazón.
6. Oh Virgen de la Merced,
protege nuestra ciudad:
a todos sus habitantes
enséñales a Jesús.
7. Oh Virgen de la Merced
pedimos tu bendición,
para que todos vivamos
con paz, justicia y amor.
289. MARIA TU ERES MADRE
de los que hemos dejado padre y madre
por seguir la llamada del Señor.
Ayúdanos, oh Madre,
a llevar a los hombre el mensaje
de tu Hijo Redentor.
1. Madre de los Apóstoles, María,
aumenta nuestra entrega y nuestro amor,
nuestra fidelidad a la Palabra.,
nuestra fe en el poder de la oración.
2. Madre de los Apóstoles, María,
incúlcanos el celo abrasador
que tuvieron un día Pedro y Pablo
respondiendo a la llamada del Señor.
- 260 -
290. /MARIA, TU, INTERCESORA,
María, tu, nuestra señora/
eres la gracia viva.
Dios contigo, eres la elegida
y tu Hijo Jesucristo entre tu vientre se consagró,
Madre universal. María, tu. intercesora…
Santa, santa María, Madre de Dios,
Madre del hombre, envía tu fortaleza ejemplo vivo
perseverancia en Jesús. María, tu, intercesora…
291. MARIA, TU QUE VELAS JUNTO A MI
y ves el fuego de mi inquietud,
María, Madre, enséñame a vivir
con ritmo alegre de juventud.
1. Ven, Señora, a nuestra soledad,
ven a nuestro corazón,
a tantas esperanzas que se han muerto,
a nuestro caminar sin ilusión.
Ven y danos alegría
que nace de la fe y del amor,
- 261 -
el gozo de las almas que confían
en medio del esfuerzo y del dolor.
2. Ven y danos tu esperanza
para sonreír en la aflicción,
la mano que del suelo nos levante,
la gracia de la paz en el perdón.
Ven y danos confianza,
sonrisa que en tu pena floreció,
sabiendo que en la duda y las tormentas
jamás nos abandona nuestro Dios.
292. MI ALMA ALABA AL SEÑOR
y mi espíritu se alegra en su presencia,
porque El, que es grande,
maravillas ha hecho en Mí;
es santo su Nombre!
/Mi alma alaba al Señor/
y mi espíritu se alegra en su presencia,
porque El, que es grande,
maravillas ha hecho en Mí;
es santo su Nombre!
2.
Se goza en mi humillación
desde ahora seré felicitada pues aquellos
que permanecen fieles a su amor
colma de su piedad.
- 262 -
3. El hace proezas con su brazo
y dispersa al que es soberbio en su interior
al que es altanero lo derriba del poder,
y al humilde se lo da.
4. El colma al que padece hambre
y a los ricos los despide sin nada
a Israel su siervo lo colma de su favor
en memoria de Abraham.
5. La gloria al Padre y su bondad
y a Jesús el Señor que nos salvó
y al Espíritu de ambos que es pureza y es amor
por lo siglos. Amén
292.MI ALMA GLORIFICA AL SEÑOR MI DIOS;
gózase mi espíritu en mi Salvador.
Él es mi alegría, es mi plenitud,
Él es todo para mí.
1. Ha mirado la bajeza de su sierva,
muy dichosa me dirán todos los pueblos
porque en mí ha hecho grandes maravillas
El que todo puede, cuyo nombre es santo.
2. Su clemencia se derrama por los siglos
sobre aquellos que le temen y le aman;
desplegó el gran poder de su derecha,
dispersó a los que piensan que son algo.
- 263 -
3. Derribó a los potentados de sus tronos
y ensalzó a los humildes y a los pobres.
Los hambrientos se saciaron de sus bienes
y alejó de sí, vacíos, a los ricos.
4. Acogió a Israel su humilde siervo
acordándose de su misericordia,
como había prometido a nuestros padres,
a Abraham y descendencia para siempre.
5. Demos gloria a Dios porque El es nuestro Padre,
y a su Hijo que murió para salvarnos
y al Espíritu que habita entre nosotros,
ahora y siempre por los siglos infinitos.
293. MIENTRAS RECORRES LA VIDA
tú nunca solo estás;
contigo por el camino
Santa María va.
/Ven con nosotros a caminar,
Santa María, ven./
2. Aunque te digan algunos
que nada puede cambiar,
lucha por un mundo nuevo,
lucha por la verdad.
3. Si por el mundo los hombres
- 264 -
sin conocerse van,
no niegues nunca tu mano
al que contigo está.
4. Aunque parezcan tus pasos
inútil caminar,
tú vas haciendo caminos,
otros los seguirán.
294. OH MARIA, MADRE MIA,
oh consuelo del mortal,
/amparadnos y guiadnos
a la patria celestial./
1. Con el Angel de María
las grandezas celebrad,
/transportados de alegría
su fineza publicad./
2. Quien a Ti, ferviente, clama,
halla gloria en el penar,
/pues tu nombre luz derrama
gozo y bálsamo sin par./
3. De sus gracias tesorera
la nombró tu Redentor;
/con tal Madre y medianera
no, no temas pecador./
4. Pues te llamo con fe viva:
muestra, oh madre, tu bondad
- 265 -
/y a mí vuelve, compasiva,
esos ojos de bondad./
295. OH MADRE MIA
que estás en los cielos
envía consuelo a mi corazón,
y cuando triste, llorando, te llame
tus manos derramen feliz bendición.
1. Luna bella de eternos fulgores,
manojo de flores de aroma inmortal,
que embalsame mi pecho doliente
/y alumbre mi mente/ tu luz celestial.
2. Mientas dure mi vida en el mundo
Tú, Madre querida, mi vida serás.
Y, olvidando del mundo las glorias,
/tus dulces memorias/ querré, nada más.
296. PROCLAMA MI ALMA, LA GRANDEZA DE DIOS
se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador;
porque ha mirado la humildad de su sierva,
desde ahora me felicitarán todas las
generaciones.
Porque el Poderoso ha obrado
y hace maravillas en nosotros;
grande es su amor, para todos,
grande es su amor, y por siempre,
grande es su amor. U. u. u. u…
- 266 -
El hace proezas con su brazo,
corrige a los soberbios, y con todo el corazón
esalsa a los humildes, llena de bienes
a los pobres; su promesa por siempre durará,
como dijo a nuestros padres.
297. PROCLAMO LA GRANDEZA,
la gloria del Señor;
mi espíritu se alegra
en Dios mi Salvador.
/Miró a su pobre esclava
y puso en ella todo su amor./ Ave María.
2. Por siglos de los siglos
bendita me llamarán;
obró por mí proezas
quien reina en la eternidad.
/Su nombre es mil veces santo
y ofrece a todos su gracia y paz./ Ave María.
3. Dispersa a los soberbios,
derriba su poder;
ensalza al desvalido,
bendice la pequeñez.
/Despoja al rico necio
y colma al pobre de todo bien./ Ave Maria
298. ¿QUIÉN ES ESTA?... ¡LA AURORA DEL DIA!
La custodia, la Luna y el Sol!
- 267 -
Es la invicta legión de María,
guardia noble en la Iglesia de Dios.
1. Frente al mundo que en Dios renacía,
de la herida que abrió un legionario
la Legión de María nació.
Corazón de Jesús en María
sangre y fuego de roto Sagrario!
/flor de sangre en el pecho de Dios./
2. Es su escudo y espada el Rosario,
canto y seña: “A Jesús por María”,
voz de mando: El ministro de Dios!
su cuartel general el Sagrario,
su consigna: servir noche y día
/como a Cristo María sirvió./
3. Trabajando por Dios y María,
corre en pos de la oveja extraviada,
con los pies del Divino Pastor.
Y reclama el salario del día:
de María una dulce mirada,
/y una tierna sonrisa de Dios./
299. QUIEN SERÁ LA MUJER
que a tantos inspiró poemas bellos de amor;
le rinden honor la música y la luz,
el mármol, la palabra y el color
Quien será la mujer que el rey y el labrador
invocan en su dolor,
- 268 -
el sabio, el ignorante, el pobre y el señor,
el santo al igual que el pecador.
/María es, esa mujer
que desde siempre en Señor se preparó,
para nacer como una flor,
en el jardín que a Dios enamoró./
Quien será la mujer
radiante como el sol, vestida de resplandor,
la luna a sus pies, el sol en derredor
y ángeles cantándole su amor.
Quien será la mujer
humilde que vivió en un pequeño taller,
amando sin milagros, viviendo de su fe,
la esposa siempre alegre de José.
299. QUIERO DECIR QUE SI
como Tú, María, como Tú, un día,
como Tú, María.
Quiero decir que sí. (4)
Quiero aceptarle a El como Tú, María,
como Tú, un día, como Tú, María.
Quiero aceptarle a El. (4)
Quiero entregarme a El como Tú, María,
como Tú, un día, como Tú, María.
Quiero entregarme a El. (4)
- 269 -
Quiero seguirle a Él como Tú, María,
como Tú, un día, como Tú, María.
Quiero seguirle a Él. (4)
313. ¡SALVE DOLOROSA Y AFLIGIDA MADRE!
¡Salve: Tus dolores a todos nos salven!
1. Vamos al Calvario, que está ahí nuestra Madre,
anegada en llanto, empapada en sangre.
De la Cruz pendiente, Jesús, muerto, yace,
y no hay quien consuele a la triste Madre.
2. De la Cruz ya bajan el cuerpo adorable
y en los brazos ponen de la Virgen Madre.
¡Cómo abraza y besa la Víctima exangüe!
¡ay! ¡cómo en sollozos toda se deshace!
3. Madre Dolorosa, Reina de los mártires,
dame de tus penas el amargo cáliz.
¡Dame tus tormentos, tus lágrimas dame!
y haz que en el Calvario mi vida se acabe.
314. /SALVE MARIA, (sol+)
Madre de misericordia,
vida, dulzura, esperanza nuestra,
salve, salve María./
A ti recurrimos, nosotros los hijos de Eva
a ti suspiramos, llorando en esta valle de lagrimas.
Abogada nuestra, vuelve a nosotros tus ojos,
- 270 -
muéstranos después de este exilio,
el fruto de tu vientre, Jesús.
315. /SALVE, SALVE, GRAN SEÑORA,
Madre del pueblo de Dios;
guíanos hacia tu Hijo,
guíanos hacia el Señor!/
1. Con el ángel te decimos,
te cantamos a una voz:
el Señor está contigo,
Madre del Hijo, de Dios.
2. Oh María que aceptaste
la palabra del Señor;
que aceptemos el mensaje
de tu Hijo, el Salvador.
3. Madre de los pecadores,
líbranos de todo mal;
purifica nuestras almas
con la gracia celestial.
4. Madre de nuestros hogares
te pedimos con fervor
que vivamos siempre unidos
en la fe y en el amor.
5. Oye, Madre bondadosa,
de los pobres el clamor;
- 271 -
haz que reine en nuestra Patria
la justicia y el amor.
316. /TE ACLAMAMOS, OH MARIA,
Madre del Pueblo de Dios./
1. Oh María que aceptaste
la Palabra del Señor,
Tú eres Madre de la Iglesia,
Madre del pueblo de Dios.
2. Oh María que creíste
las promesas de Yahvé,
hoy, tus hijos, te aclamamos
como madre de la fe.
3. Tú guardaste la Palabra
en el gozo y el dolor;
que nosotros respondamos
con la misma fe y amor.
317. TENGO EN CASA A MI MAMA,
pero mis mamás son dos:
en el cielo está la Virgen,
que es también mamá de Dios.
/Las dos me quieren a mí,
las dos me entregan amor;
a las dos las busco y las llamo
y a las dos las quiero yo./
- 272 -
2. Cuando llamo a mi mamá
ella viene sin tardar;
mi mamá del cielo viene
si me acuerdo de rezar.
3. Cada día mi mamá
me da un beso al despertar,
en el alma llevo el beso
de mi madre celestial.
TU ERES LA ESPERANZA QUE A NOSOTROS
en forma de mujer mandó el Señor
y le pides con paciencia que su enojo
no caiga sobre el mundo pecador.
Tan puro es tu amor y tan hermoso
que humildes nos postramos a tus pies
no me atrevo a mirarte a los ojos
de indigno que me siento ante tu ser.
Como quisiera ay… mi Virgen bella
que mi cariño se convirtiera en una ofrenda
y así entregártelo.
Reina del cielo… la más amable
como un lucero maravilloso
que siempre está … cuidándonos.
Hoy ante tu altar y en tu presencia
te quiero regalar mi corazón;
va lleno de emociones y promesas
- 273 -
para que se lo entregue al Señor.
Tu eres el orgullo de mi tierra
Esmeraldas escogiste para hacer
la casa donde a todos le pudieras
tu amor y bendiciones conceder. Como quisiera…
318. TÚ ERES MADRE: ESTAS AQUÍ, (do+)
me acompañas y me cuidas con amor.
Tú eres Madre: estás aquí,
y me ayudas, como tú, a decir Sí.
Tú estas cerca, junto a mí,
y en silencio vas orando ante el Señor.
Tú eres Madre del amor:
vives cerca de los hombres en el dolor.
2. En las calles de la ciudad,
y en la gente que trabaja por su paz.
Vives madre en el hogar,
de la gente de sencillo corazón.
3. En los niños y en la flor,
y en el joven que posee una inquietud,
vives Madre, dando paz
al anciano que te reza en soledad.
323. TÚ, LA MADRE DE LA IGLESIA, ven ayúdanos:
enseñaste a caminar a tu Hijo, Dios.
- 274 -
/Madre, enséñanos a amar,
María, Madre, enséñanos.
Amar al Hijo, amar a Dios,
ante ti es siempre un mismo amor./
2. Tú hablabas con tu hijo, era hablar con Dios;
yo quisiera hablarle así, y saber rezar.
3. Madre del amor hermoso, Madre virginal,
todo el cielo floreció en tu corazón.
324. VENID Y VAMOS TODOS.
con flores a porfía,
con flores a María
que Madre nuestra es.
2. De nuevo aquí nos tienes,
purísima doncella,
más que la luna bella,
postrados a tus pies.
3. Venimos a ofrecerte
las flores de este suelo,
con cuanto amor y anhelo,
Señora, Tú lo ves.
4. Por ellas te rogamos,
si cándidas te placen:
las que en la gloria nacen
en cambio Tú nos des.
- 275 -
325. /VIRGEN DE NAZARETH
compañera de los pobres/
/esperanza de una tierra
que busca y grita liberación./
1. Tú ya sabes Madre nuestra,
que los pobres sufren mucho
porque no hay plata para vivir.
Mientras otros, unos pocos,
son los dueños de nuestras tierras y del País.
2. Tu ya sabes, Madre nuestra,
que este pueblo vive herido
por la injusticia y la ambición.
Hoy venimos a pedirte que podamos
ver muy pronto un mundo libre la opresión.
326. YO CANTO AL SEÑOR PORQUE ES
GRANDE,
me alegro en el Dios que me salva;
feliz me dirán las naciones;
en mí descansó su mirada.
Unidos a todos los pueblos
cantamos al Dios que nos salva.
2. El hizo en mí obras grandes,
su amor es más fuerte que el tiempo,
- 276 -
triunfó sobre el mal de este mundo,
derriba a los hombres soberbios.
3. No quiere el poder de unos pocos,
del polvo a los hombres levanta,
dio pan a los hombres hambrientos,
dejando a los ricos sin nada.
4. Libera a todos los hombres,
cumpliendo la eterna promesa
que hizo en favor de su pueblo,
los pueblos de toda la tierra.
___________________________________________
CANTO A SAN JOSE
327. DINOS LO QUE SIENTES
dinos, tú, José;
dinos en qué piensas,
en ese taller;
ya no cantan los ángeles,
como allá en Belén;
sólo tu martillo
canta en Nazareth
Dios es sólo un niño
que quiere aprender,
que juega a tu lado
y tú juegas con él.
Dios ha hecho un cielo de tu taller
- 277 -
y te llama Padre, Padre José.
2. Canta mi martillo
en una oración;
rezo con mis manos,
con mi corazón.
Fíjate en María,
la Madre de Dios;
siempre sonriendo
es una canción.
Junto a mí los seres,
que más quiere Dios;
sólo para amarles
sé que vivo yo;
yo les doy mi vida,
mi protección;
en un carpintero Dios confió.
- 278 -
- 279 -
8
___________________________________________
CANTOS PARA LOS DIFUNTOS
- 280 -
__________________________________________
CANTOS PARA LOS DIFUNTOS
328. /AL ATARDECER DE LA VIDA
me examinarán del amor./
1. Si ofrecí mi pan al hambriento,
si al sediento di de beber;
si mis manos fueron sus manos,
si en mi hogar le quise acoger.
2.
Si ayudé a los necesitados,
si en el pobre he visto al Señor;
si los triste y los enfermos
me encontraron en su dolor.
3.
Aunque hablara miles de lenguas,
si no tengo amor nada soy;
aunque realizara milagros,
si no tengo amor nada soy.
329. AL PARAISO TE CONDUZCAN
los ángeles santos, te acojan en la paz del Señor.
1. Te acojan los Santos y te lleven al trono de Dios:
Tú puedas oír su voz de Padre benigno.
2. Te acojan los Mártires:
y con esos hermanos más fuertes,
- 281 -
tú puedas entrar en la gloria que Cristo nos dio.
3. Te acoja la Virgen,
dulce Madre de Cristo en la tierra
tu puedas morar con María, tu Madre del cielo.
330. CREO QUE CRISTO VIVE
y que al final podré resucitar.
Llevo esta esperanza:
junto al Señor ¡podré resucitar!
1. /Veré al Señor, mis propios ojos lo verán;
contemplaré la nueva patria celestial,
en paz, en paz descansarás./
2. /Nuestro adiós, recibe nuestro adiós;
en paz, en paz descansarás./
331. DESPIDAMOS AL HERMANO
1. Despidamos todos juntos al hermano
y elevemos en su honor una oración;
despidamos todos juntos al hermanos
y entonemos la victoria del Señor;
entonemos la victoria:
/Cristo te de la vida y te reciba en su amistad./
2.Tu familia y amistades hoy presentes
te desean que descanses junto a Dios;
- 282 -
tu familia y amistades hoy presentes
te despiden y te cantan el adiós:
hasta pronto, hasta el cielo. /Cristo…
331. A) ETERNO DESCANSO dónales, oh Señor,
y brille para ellos la luz perpetua.
B) EN DIOS PONGO MI ESPERANZA
y confío en su Palabra.
(Ver estrofas del Salmo 129 pag.42)
332. POR NUESTROS DIFUNTOS
sufridos y purgantes
Señor, suplicantes,
rogamos piedad.
2. Lo sabes, oh Padre,
su único anhelo;
que lleguen al cielo,
rogamos piedad.
3. Por fin alcanzarles
al cielo un día
contigo y María,
rogamos piedad.
334. TU NOS DIJISTE QUE LA MUERTE
no es el final del camino,
que, aunque morimos, no somos
- 283 -
carne de un ciego destino
Tú nos hiciste, tuyos somos:
nuestro destino es vivir,
siendo felices contigo,
sin padecer ni morir.
2. Cuando la pena nos alcanza
por un hermano perdido;
cuando el adiós dolorido
busca en la fe su esperanza;
en tu palabra confiamos,
con la certeza que Tú
ya le has devuelto la vida,
ya le has llevado a la luz.
3. Cuando, Señor, resucitaste,
todos vencimos contigo;
nos regalaste la vida
como en Betania al amigo.
Si caminamos a tu lado
no va a faltarnos tu amor,
porque, muriendo, vivimos
vida más clara y mejor.
336.YO SOY EL PAN DE VIDA:
el que viene a Mí no tendrá hambre,
el que viene a Mí no tendrá sed;
nadie viene a Mí,
si mi Padre no lo llama.
- 284 -
Yo lo resucitaré, yo lo resucitaré,
Yo lo resucitaré en el día final.
2. El Pan que yo les daré
es mi Cuerpo, vida del mundo;
el que coma de mi carne
/tiene vida eterna./
3. Mientras tú no comas
el Cuerpo del Hijo del Hombre,
/y bebas de su Sangre/
no tendrás vida en ti.
4. Yo soy la Resurrección,
Yo soy la Vida;
el que crea en Mí,
aunque muriera,
tendrá vida eterna.
5. Sí, Señor, yo creo,
que Tú eres el Cristo,
el Hijo de Dios
que vino al mundo
para salvarnos.
335. /YO VOLVERE A CANTAR
el amor y la esperanza.
Yo volveré a cantar
los caminos de la paz./
- 285 -
1. Cuando los fríos se acerquen,
las flores se morirán
pero con la primavera de nuevo nacerán.
Quizás me veas llorar cuando un amigo se va,
la muerte lleva a los míos, pero sé que vivirán.
2. Quizás me veas sufriendo por amor a los demás,
quizás me veas gritando
que el pobre no tiene pan,
la cárcel no es mi morada, las rejas se romperán,
si fuertes son las cadenas
más fuerte es nuestro luchar.
3. Quizás me veas morir, quizás me veas marchar,
no llores: si eres mi amigo,
me volverás a encontrar.
No sé, ni cómo, ni cuándo,
pero será en un “lugar”
en donde no haya cadenas
y en donde pueda cantar.
- 286 -
9
CANTOS VARIOS
___________________________________________
ALABANZA
ACCION DE GRACIAS
AMOR DE DIOS
AMOR AL PROJIMO
COMPROMISO
FE Y CONFIANZA
GOZO
IGLESIA
PRESENCIA DE DIOS
VOCACION
VARIOS
RECREATIVOS
- 287 -
296
310
319
334
347
364
374
377
383
389
403
419
___________________________________________
ALABANZA
335./ALABADO SEAS MI SEÑOR:/
el sol y las estrellas proclaman tu grandeza,
/las flores y la luna nos cantan tu poder./
2. /Alabado seas mi Señor:/
cantando el universo te ofrece su hermosura,
/pues toda criatura es cántico de amor./
4.
/Alabado seas mi Señor:/
los pájaros y el bosque los árboles y el viento,
/los ríos y los mares nos cantan tu poder./
5.
/Alabado seas mi Señor,/
por todos tus hermanos
que acogen y perdonan;
/por todos los que rezan en su tribulación./
336. /ALABARE, ALABARE, ALABARE,
ALABARE, ALABARE, A MI SEÑOR./
1.
Juan vio el numero de los redimidos
y todos alababan al Señor
unos oraban, otros cantaban
y todos alababan al Señor
- 288 -
2.
Somos tus hijos, Dios Padre Eterno.
Tú nos has creado por amor:
te adoramos, te bendecimos
y todos cantamos en tu honor.
3.
Todos unidos, alegres cantamos
gloria y alabanzas al Señor:
gloria al Padre, gloria al Hijo
gloria al Espíritu de amor.
4.
Somos tus hijos, Virgen María:
tú nos has llenado de tu amor;
te alabamos y repetimos:
mi alma glorifica al Señor.
342. ALABEMOS AL SEÑOR,
en la madrugada,
en el medio día,
alabemos al Señor,
también al ponerse al sol.
-
Demos gracias...
Bendigamos...
Adoremos...
343. ALELUYA, ALELUYA
el Señor es nuestro Rey.
Aleluya, aleluya,
el Señor es nuestro Rey.
Salmo 97
- 289 -
Cantad al Señor un cántico nuevo,
porque ha hecho maravillas:
su diestra le ha dado la victoria,
su santo brazo.
El Señor da a conocer su victoria,
revela a las naciones su justicia:
se acordó de su misericordia y su fidelidad
en favor de la casa de Israel.
Los confines de la tierra han contemplado
la victoria de nuestro Dios.
Aclamad al Señor, tierra entera;
gritad, vitoread, tocad:
tocad la cítara para el Señor,
suenen los instrumentos:
con clarines y al son de las trompetas
aclamad al Rey y Señor.
Retumbe el mar y cuanto contiene,
la tierra y cuantos la habitan;
aplaudan todos los ríos,
aclamen juntos los montes
al Señor que llega
para regir la tierra.
Regirá el orbe con justicia
y los pueblos con rectitud.
- 290 -
340. COMO LE CANTARE AL SEÑOR,
cómo le cantaré
cómo le cantaré al Señor,
hombre de barro soy.
1. El está en los montes y en el mar.
El llena el silencio
de la noche en calma
y camina en la ciudad.
2. No mira en el hombre su color
ni mira el dinero:
es padre de todos
y a todos quiere el Señor.
ENSALZARE, MI DIOS, MI REY
y bendeciré tu Nombre.
Eternamente y para siempre,
cada día te bendeciré:
y alabaré tu Nombre,
eternamente y siempre.
Grande eres Señor
y digno de suprema alabanza,
y tu grandeza es inescrutable;
cada día te bendeciré.
Y alabaré tu Nombre...
(del Salmo 144)
- 291 -
344. /GLORIA A TI POR SIEMPRE,
por siempre, por siempre;
Gloria a Ti por siempre,
por siempre, amén./
1. Cielo y tierra, cantad
himnos al creador;
decidle al viento y al mar
la Gloria del Señor. Gloria …
2. Pueblos en libertad
campos en esplendor,
decidle a la humanidad
la gloria del Señor. Gloria…
3. Siempre cantaré,
siempre alabaré
las maravillas de Dios,
la Gloria del Señor. Gloria…
345. GLORIA, GLORIA, ALELUYA
Gloria, Gloria, Aleluya,
Gloria, Gloria, Aleluya,
en nombre del Señor.
1. Cuando sientas que tu hermano necesita de tu
amor, no le cierres tus entrañas ni el calor del
corazón busca pronto en tu recuerdo la palabra
del Señor: mi ley es el amor.
- 292 -
2. Cristo dijo que quien llora, su consuelo
encontrará; quien es pobre, quien es limpio,
será libre y tendrá paz; rompe pronto tus
cadenas, eres libre de verdad,
empieza a caminar.
3. Si el camino se hace largo, si te cansas bajo el
sol, si en tus campos no ha nacido ni la más
pequeña flor, coge mi mano y cantemos unidos
por el amor, en nombre del Señor.
4.
Caminemos siempre unidos en la fe y en el
amor; anunciemos por doquiera su mensaje
salvador, implantemos por el mundo la justicia
y el amor, en nombre del Señor.
346. /HAS CAMBIADO MI LAMENTO
en baile, me ceñiste todo de alegría./
Por tanto a ti cantare gloria mía, gloria mía
Y solo a ti danzaré gloria mía, gloria mía.
/Oh Adonai, oh Adonai Dios del universo
Señor de la creación./
/Los cielos cuentan tu gloria
tus hijos hoy te adoran
por todas tus maravillas Adonai./
- 293 -
347. /JESUS ES EL SEÑOR. Alábalo que vive,/
/Alábalo, alábalo, alábalo que vive./
Jesús es el Mesías ...
Jesús, Hijo de Dios ...
Jesús es el Cordero ...
348. LOS CAMINOS DE ESTE MUNDO
nos conducen con amor
hasta el cielo prometido
donde siempre brilla el sol.
Y cantan los prados, cantan las flores,
con armoniosa voz;
y mientras que cantan prados y flores
yo soy feliz pensando en Dios.
2. Los caminos de esta tierra
están llenos de amistad:
siempre hay alguien que te quiere
con cariño y de verdad.
3. Los caminos recorridos
y los que hay que recorrer
en un gran camino unido
a la patria van también.
4. Los caminos de esta vida
te conducen en verdad
al buen Dios que te convida
a entrar en la eternidad.
- 294 -
/NO PUEDE ESTAR TRISTE
el corazón que alaba a Cristo,
no puede estar triste
el corazón que alaba a Dios./
/Por eso yo canto, yo canto: Aleluya.
No puede estar triste
el corazón que alaba a Dios./
2. /No puede estar triste
el corazón que tiene a Cristo,
no puede estar triste
el corazón que tiene a Dios./
/Por eso yo canto, y alabo a mi Cristo:
no puede estar triste
el corazón que tiene a Dios./
/QUE BUENO ES ALABARTE, SEÑOR,
y cantar a tu nombre./
(do)
/Anunciar por la mañana
tu misericordia,
tu fidelidad cada noche./
Salmo 91
Que bueno es bendecirte, Señor,
celebrar tu grandeza.
Que bueno es adorarte, Señor,
inclinar nuestras frentes.
- 295 -
Que bueno es darte gracias, Señor,
darte gloria por siempre.
344. SEÑOR TU ERES MI DIOS:
Alabaré y ensalzaré tu Nombre (3)
/porque has hecho maravillas;
alabaré y ensalzaré tu Nombre./
Señor, Tú eres Amor ...
Señor, Tú eres perdón...
Señor, Tú eres salud ...
Señor, Tú eres Yavé ...
Señor, Tú eres fiel
...
345.TU NOMBRE ES MARAVILLOSO: (3)
Salvador del mundo, Príncipe de Paz.
...es Dios con nosotros
...santo de Israel
...es Rey de los reyes
...Hijo de David
...es el Buen Pastor
...es el Nazareno
...es el crucificado
...el resucitado
...es Hijo de Dios
...Hijo de María.
etc.
- 296 -
337. /YO TE ALABO CON EL CORAZON,
yo te alabo con la voz./
Y si me falta la voz,
yo te alabo con las manos;
y si me faltan las manos,
yo te alabo con los pies,
y si me faltan los pies,
yo te alabo con el alma;
y si me faltare el alma,
es que me he ido con Dios!
349. YO TENGO UN GOZO EN MI ALMA,
gozo en mi alma,
gozo en mi alma y en mi ser,
Aleluya, gloria a Dios.
Son como ríos de agua viva,
ríos de agua viva,
ríos de agua viva en mi ser.
1. /Vamos cantando con todo su poder/
dad gloria a Dios - ¡Gloria a Dios!dad gloria a El:
vamos cantando con todo su poder.
2. /No te avergüences y alaba a tu Señor:/
da gloria a Dios - ¡Gloria a Dios! –
da gloria a El:
no te avergüences y alaba a tu Señor.
- 297 -
3. /Alza tus brazos y alaba a tu Señor/
da gloria a Dios - ¡Gloria a Dios! –
da gloria a El:
¡alza tus brazos y alaba a tu Señor!
4. /Y es Cristo quien me hace cantar
-¡Gloria a Dios! –/
de todos mis pecados libre soy,
al cielo voy, y es Cristo
quien me hace cantar.
___________________________________________
ACCION DE GRACIAS
338. A DIOS DEN GRACIAS LOS PUEBLOS,
alaben los pueblos a Dios;
A Dios den gracias los pueblos,
alaben los pueblos a Dios.
1. Que Dios tenga piedad y nos bendiga,
ilumine su rostro entre nosotros;
conozca la tierra tus caminos,
las naciones, tu salvación.
2. Que canten de alegría las naciones
porque riges el mundo con justicia,
con rectitud riges los pueblos
y gobiernas las naciones de la tierra.
Salmo 66
- 298 -
339. /DEMOS GRACIAS AL SEÑOR,
Demos gracias,
Demos gracias al Señor./
1. Por las mañanas las aves cantan
las alabanzas a Cristo el Salvador,
y tú hermano ¿por qué no cantas
las alabanzas a Cristo el Salvador?
2. Y al medio día las flores cantan
las alabanzas a Cristo el Salvador,
y tú hermano, ¿por qué no cantas
las alabanzas a Cristo el Salvador?
3. Y por las noches los cielos cantan
las alabanzas a Cristo el Salvador,
y tú hermano, ¿por qué no cantas
las alabanzas a Cristo el Salvador?
4. Y en este grupo todos cantamos
las alabanzas a Cristo el Salvador,
y tú hermano, ¿por qué no cantas
las alabanzas a Cristo el Salvador?
5. Gracias te doy, Señor, gracias te doy:
en este día gracias te doy;
porque eres vida de nuestra vida,
con mis hermanos, gracias te doy.
- 299 -
340. HOY, SEÑOR, TE DAMOS GRACIAS
por la vida, la tierra y el sol;
hoy, Señor, queremos cantar
las grandezas de tu amor.
1. Gracias, Padre; me hiciste a tu imagen
y quieres que siga tu ejemplo,
brindando mi amor al hermano,
construyendo un mundo de paz.
2. Gracias, Padre: mi vida es tu vida,
tus manos amasan mi barro,
mi alma es tu aliento divino,
tu sonrisa en mis ojos está.
3. Gracias, Padre: Tú guías mis pasos,
Tú eres la luz y el camino,
conduces a Ti mi destino
como llevas los ríos al mar.
341./HOY VENGO A DECIRTE GRACIAS,
gracias por todo, Señor./
1. Gracias, Señor, por el agua,
gracias, Señor, por el sol,
gracias, Señor, por el viento,
gracias por todo, Señor.
2. Gracias, Señor, por la vida,
Gracias, Señor, por tu amor;
- 300 -
gracias, Señor, por mis padres,
gracias por todo, Señor.
3. Gracias, Señor, por las manos,
gracias, Señor, por la voz;
gracias, Señor, por los ojos,
gracias por todo, Señor.
4. Gracias, Señor, por llamarme
a ser amigo de Dios:
gracias, Señor, por María,
gracias por todo, Señor.
342./PASTOR DIVINO, PASTOR AMADO,
te damos gracias por tu cuidado./
1. Somos ovejas de tu rebaño,
nos apacientas en verdes prados.
2. Tú nos conduces a fuentes claras;
nos das el agua de tu costado.
3. Si recorremos oscuros valles
nada tememos, contigo vamos.
4. Si hemos caído, si hemos pecado
tu Sangre hermosa nos ha lavado.
5. Nos vas guiando con tu cayado,
por nuestro nombre nos vas llamando.
6. Muchas ovejas están perdidas,
- 301 -
a todas ellas quieres reunirlas.
7. Tú has venido a darnos vida
con tu Palabra y Eucaristía.
343. TE DAMOS GRACIAS, SEÑOR, (do)
de todo corazón.
Te damos gracias Señor,
cantamos para ti.
A tu nombre daremos gracias,
por tu amor y tu lealtad,
te llamé y me escuchaste,
aumentaste el valor en mi alma.
Te alaban los reyes de la tierra,
porque oyeron la voz de tu palabra:
y en los caminos del Señor van cantando
porque grande es la gloria del Señor.
Si camino en medio de la angustia
me das vida a pesar del enemigo;
tú miras al pobre y al humilde:
grandioso es el Señor.
Tiendes tu mano y me salvas;
cumplirás tu favor hacia mí.
Señor, tu amor es eterno;
no abandones la obra de tus manos.
- 302 -
del Salmo 137
344.TE DEN GRACIAS TODOS LOS PUEBLOS,
que todos los pueblos te den gracias.
1. Señor, Señor, Señor, gracias te damos
por esta Misa que hemos celebrado;
tu Cuerpo y Sangre ya hemos recibido:
volvemos a la vida entusiasmados.
2. Señor qué bien se vive aquí en tu casa,
en Cristo siempre unidos como hermanos;
Señor, que sea esto un anticipo
del cielo que ya estamos comenzando.
350. TU ERES EL DIOS QUE NOS SALVA
la luz que nos ilumina,
/la mano que nos sostienes
y el techo que nos cobija./
/Te damos gracias, Señor
te damos gracias, Señor./
2. Te damos gracias, Señor,
porque has depuesto la ira
/y has detenido ante el pueblo
la mano que lo castiga./
3. Y sacaremos con gozo
del manantial de la vida
- 303 -
/las aguas que dan al hombre
la fuerza que resucita./
4.
Entonces proclamaremos:
-Cantadle con alegría,
/¡el nombre de Dios es grande
su caridad infinita!/
5.
¡Que alabe el Señor la tierra!
Contadle sus maravillas.
/¡Que grande en medio del pueblo
el Dios que nos justifica!/
____________________________________ _______
AMOR DE DIOS
351. CUANTO HE ESPERADO
este momento
cuanto he esperado que estuvieras aquí,
cuanto he esperado que me hablaras,
cuanto he esperado que vinieras a mi.
Yo se bien lo que has vivido,
yo se bien lo que has llorado,
yo se bien cuanto has sufrido
pues de tu lado ne me he ido.
/Pues nadie te ama como yo/
mira la cruz
- 304 -
esa es mi más grande prueba,
nadie te ama como yo.
/Pues nadie te ama como yo/
mira la cruz es por ti,
fue porque te amo,
nadie te ama como yo
Yo se bien lo que tu piensas
aunque a veces no me hablas,
yo se bien lo que en ti sientes
aunque nunca lo compartas.
Yo ha tu lado he caminado
junto a ti yo siempre he ido,
aún a veces te he cargado
yo he sido tu mejor amigo.
Pues nade te ama…
352. CRISTO ROMPE LAS CADENAS,
las cadenas del pecado,
Cristo rompe las cadenas
y nos da la libertad.
1. ¿Cómo es posible que yo viva sin Jesús
si el fundamento de mi vida eres Tú?
Tú me libraste del pecado y de la muerte:
¿cómo es posible que yo viva sin Jesús?
- 305 -
2. ¿A quién iré, a quién iré,
a quién iré sino a Jesús?
Él me salvó, mi vida transformó,
¿a quién iré sino a Jesús?
CRISTO ES MI REY (la+ II)
Virgen María, oye el clamor de mi cantar
dile a tu Hijo o Madre mía
que soy tu esclavo hasta espirar
Oh no desoiga, Madre,
el grito de mi fe
/a Cristo adoro que nuestro Hermano,
a Cristo adoro que es nuestro Rey./
2. Cristo es mi Rey, con este grito,
se ha de formar la juventud,
en las escuelas sea bendito
el que es Maestro de la virtud. Oh no desoiga…
3. Cristo es mi Rey, su nombre santo
defienda siempre el dulce hogar,
sea en la vida mi luz mi encanto
y mi corona hasta espirar. Oh no desoiga…
353. /CRISTO TE AMA
en espíritu y verdad; búscalo, búscalo
y verás que al fin la paz encontrarás
- 306 -
y todo cambiará./
1. La gente no sabe, no sabe a dónde va;
guíales, mi Señor; muéstrales el camino,
la verdad y el amor; escucha a aquel
que clama tu perdón. Oh (4)
2. Sólo Tú nos puedes ayudar
tocando nuestro pobre corazón,
para poder sentir la necesidad
de creer en Ti, Señor! Oh (4)
354. DIOS ES AMOR, AMOR, AMOR,
aleluya, aleluya,
Dios es amor, amor, amor,
aleluya, aleluya.
Dios es amor, amor, amor,
aleluya, aleluya.
1. La creación es una obra de amor, aleluya,
la Redención una alianza de amor, aleluya,
todo su Reino es un Reino de amor, aleluya.
2. Todos unidos a Dios con amor, aleluya,
anunciaremos su Reino de amor, aleluya,
hasta cantar en el cielo su amor, aleluya.
355. DIOS ES AMOR, LA BIBLIA LO DICE
Dios es amor, San Pablo lo repite.
Dios es amor, búscalo y verás
- 307 -
/en el capítulo cuarto, versículo ocho,
primera de Juan./
2. Quiero, Señor, cantar de alegría;
quiero, Señor, amarte noche y día.
Quiero, Señor, apoyarme en Ti,
/porque me amas primero,
tu amor me ha creado y vigilas por mí./
3. Canto al saber que eres mi amigo
canto al saber que siempre estás conmigo.
Canto al saber que me ayudarás,
/que aunque de Ti yo me olvide,
jamás a tus hijos nos olvidarás./
356. EL AMOR DEL SEÑOR ES MARAVILLOSO: (3)
¡grande es el amor de Dios!
Tan alto que no puedo estar arriba de él;
tan bajo que no puedo estar abajo de él;
tan ancho que no puedo estar afuera de él.
¡Grande es el amor de Dios!
(Ef. 3,14 – 19)
357. /ESTOY PENSANDO EN DIOS,
estoy pensando en su amor./
1. Olvida el hombre a su Señor
y poco a poco se desvía,
y entre angustia y cobardía
- 308 -
va perdiéndose el amor
Dios le habla como amigo;
huye el hombre de su voz.
2. Yo siento angustia cuando veo
que, después de dos mil años,
y entre tantos desengaños,
pocos viven por amor.
Muchos hablan de esperanzas,
mas se alejan del Señor.
3. Todo podría ser mejor
si mi pueblo procurase
caminar sin alejarse
del camino del Señor.
Pero el hombre no hace suyos
los senderos del amor.
358. HOLA, JESUS, eres mi amigo;
me quieres mucho
y también te quiero yo.
Sé que estarás siempre conmigo,
sé que te llevo
aquí en mi corazón.
/Amigos Tú y yo: ¡qué gran felicidad!
Amigos para siempre, amigos de verdad./
2. Hola, Jesús, vas a ayudarme;
- 309 -
cuando te llame
corriendo acudirás.
Si me caí, a levantarme;
si estoy contento
te vienes a jugar.
359. MAS CERCA, OH DIOS, DE TI
más cerca sí.
cuando la cruz, Señor, me lleva a Ti.
Si tiende al sol la flor, si el agua busca el mar,
a Ti mi sólo Bien he de buscar.
2. Mi pobre corazón inquieto está
hasta que en Ti, Señor, descanse en paz.
Abráceme tu amor, oh luz de eternidad,
cerca de Ti, Señor, yo quiero estar.
3. Desde el abismo, oh Dios, yo clamo a Ti,
escucha la oración que brota en mí:
la aurora anuncia el sol, el día alumbrará;
quiero vivir, Señor, tu claridad.
4. Yo creo en Ti, Señor, yo creo en Ti,
Dios vivo en el Altar, presente en mí.
Si ciegos al mirar mis ojos no te ven,
yo creo en Ti, Señor: sostén mi fe.
5. Espero en Ti, Señor, Dios de bondad,
mi roca en el dolor, puerto de paz.
- 310 -
Porque eres fiel, Señor, porque eres la verdad,
Espero en Ti, Señor, Dios de bondad.
6. Suspira por beber del manantial
la cierva que al correr sedienta va.
De Ti mi corazón sediento siempre está:
amarte a Ti, Señor, será mi afán.
360. MI PENSAMIENTO ERES TU, SEÑOR, (4)
/porque tú me has dado la vida,
porque tú me has dado el existir,
porque tú me has dado cariño,
me has dado amor./
Mi sentimiento eres tú, Señor.
Mi fortaleza...
Mi alegría ...
Mi consuelo…
361. /QUE BUENO ES MI SEÑOR:/
El hace por mí maravillas;
/que bueno es mi Señor:/
yo quiero cantarle mi amor.
1. /Señor, yo te amo/ - y te seguiré, sí, sí,
/Señor, yo te amo/ - y te serviré, sí, sí.
2. /Señor Tú me amas,/ - me amas sin fin, sí, sí,
/Señor, Tú me amas/ - y mueres por mí, sí, sí.
- 311 -
3. /Oremos unidos/ - en un corazón, sí, sí,
/oremos unidos,/ - buscando al Señor; sí, sí.
4. /Vivamos unidos/ ...
5. /Cantemos unidos/ ...
6. /Marchemos unidos/ ...
362. SILENCIO EN EL VALLE,
pedazos de azul,
tejiendo ilusiones - de eternas caricias.
Y en la lumbre Tú, - esperando siempre,
/irradiando luz./
Tengo sed de infinito:
sáciame tú, Señor.
Quiero alcanzar la cumbre,
quiero gozar tu amor./
/
2. Cruzando montañas, - saltando arroyuelos,
su miseria al hombro, - en su pecho amor.
Marcha así tu pueblo, - lento con fatiga,
/hasta ti, Señor./ Tengo sed…
3. Sienes coronadas - de nívea pureza:
tus manos extienden - su manto de amor.
¿Cómo podrá el hombre -escalar tu cima,
- 312 -
/sin mancha, Señor?/ Tengo sed…
363. SI YO NO TENGO AMOR,
yo nada soy, Señor;
si yo no tengo amor,
yo nada soy, Señor.
1. El amor es comprensivo,
el amor es servicial,
el amor no tiene envidia,
el amor no busca el mal.
2. El amor nunca se irrita,
el amor no es descortés,
el amor no es egoísta,
el amor nunca es doblez.
3. El amor disculpa todo,
el amor es caridad,
no se alegra de lo injusto,
sólo goza en la verdad.
4. El amor soporta todo,
el amor todo lo cree;
el amor todo lo espera,
el amor es siempre fe.
5. Nuestra fe, nuestra esperanza
frente a Dios terminará,
el amor es algo eterno;
- 313 -
nunca, nunca pasará.
364. /TE VENGO A DECIR,/
oh mi Salvador,
/que yo te amo a Ti/ con el corazón.
/Te vengo a decir,/ toda la verdad:
te quiero, Señor, te amo, Señor, con el corazón.
/Yo quiero cantar,/ de gozo y de paz,
/yo quiero llorar,/ de felicidad.
/Te vengo a decir,/ toda la verdad:
te quiero, Señor, te amo, Señor, con el corazón.
2. /Te vengo a pedir,/ oh Madre de Dios,
/que ruegues por mí/ a nuestro Señor.
/Te vengo a pedir,/ por tu intercesión:
amar como tú, llevar a Jesús en mi corazón.
/Yo quiero crecer,/ en fe y oración.
/Yo quiero vivir,/ la vida de Dios.
/Te vengo a pedir,/ por tu intercesión;
/amar como tú, llevar a Jesús en mi corazón./
365. /TU ME AMAS, SEÑOR Y ME DAS
la victoria, confío en ti
y te doy las gracias./
1. Cuanto me amas, Señor, mi fortaleza
mi peña, mi alcázar, mi libertador
- 314 -
mi roca y refugio, mi fuerza
salvadora: cuanto me amas, Señor.
2. En el peligro grité, pidiendo auxilio
y desde tu templo mi voz quisiste oír;
alargas tu mano y me sacas del
torrente: cuanto me amas, Señor.
3. Tú me proteges, tu diestra me sostiene;
ensanchas las sendas, das fuerza a
mis pies; seguí tus caminos y no te
di la espalda: cuanto me amas, Señor.
366. YA NO LOS LLAMO SIERVOS,
amigos ahora son;
un siervo nunca sabe lo que hace su Señor.
/Jesús, Jesús amigo, querido Jesús./
2. Soy Yo quien los escoge, nos dice el Señor,
y quiero que den fruto, un fruto de amor.
3. Un nuevo mandamiento ahora les doy:
que se amen uno a otro como los amo Yo.
4. Y todo lo que pidan, mi Padre les dará;
si piden en mi nombre El los escuchará.
5. Yo soy la luz del mundo, y ustedes son la luz;
que brille más que el día la luz que Yo les doy.
- 315 -
6. Mi Espíritu en ustedes al Padre orando está.
No apaguen el Espíritu que es gozo, amor y paz.
7. Dichosos los que escuchan la voz del buen Pastor;
dichosos si la escuchan con el corazón.
367.
YO NO SOY NADA Y DEL POLVO NACI,
pero tú me amas y moriste por mí.
Ante la Cruz sólo puedo exclamar:
¡Tuyo soy, tuyo soy!
/Toma mis manos, te pido
toma mis labios, te amo,
toma mi vida, oh Padre,
tuyo soy, tuyo soy./
2. Cuando de rodillas te miro, Jesús,
veo tu grandeza y mi pequeñez.
¿Qué puedo darte yo? Sólo mi ser.
¡Tuyo soy, tuyo soy!
3. Siento la canción del Espíritu en mí,
ríos de agua viva en mi corazón.
¿Cómo acallar la canción del amor?
¡Tuyo soy, tuyo soy!
368. YO PENSABA QUE EL HOMBRE
era grande por su poder,
grande por su saber,
- 316 -
grande por su valor.
Yo pensaba que el mundo
era grande y me equivoqué;
pues grande sólo es Dios.
Sube hasta el cielo y lo verás
qué pequeñito el mundo es;
sube hasta el cielo y lo verás
como un juguete de cristal
que con cariño hay que cuidar;
sube hasta el cielo y lo verás.
2. Muchas veces el hombre
buscaba ser como Dios,
quería ser como Dios,
soñaba ser como Dios.
Muchas veces el hombre
soñaba y se despertó:
pues grande sólo es Dios.
3. Caminando por la vida
hay veces que encontrarás
cosas que extrañarás,
hombres que admirarás.
Caminando por la vida
hay veces que pensarás
que el hombre es como Dios.
369. YO TENGO UN AMIGO QUE ME AMA
me ama, me ama;
- 317 -
yo tengo un amigo que me ama:
su nombre es Jesús.
/Que me ama, que me ama,
que me ama con su tierno amor./
2. Tú tienes un amigo que te ama ...
3. Tenemos un amigo que nos ama ...
4. Yo tengo una Madre que me ama ...
la Madre de Jesús ( su nombre es María)
- Yo tengo un amigo que me sana ...
- Yo tengo un amigo que me salva ...
___________________________________________
AMOR AL PROJIMO
370. AMAR ES DARSE A TODOS LOS
HERMANOS
uniendo en nuestras manos
el gozo y el dolor;
/y al amarnos el mundo se renueva:
la vida siempre es nueva,
siempre es nuevo el amor./
1. Yo sé, Señor, que , aunque hablara
las lenguas del mundo,
aunque todos me llamen: profeta,
si no puedo amar, soy sólo un rumor.
Yo sé, que sabiendo las ciencias extrañas,
- 318 -
conociendo secretos ocultos
seré poca cosa si no tengo amor.
4.
Yo sé, Señor, que, aunque tenga
una fe tan inmensa
que traslade montañas y rocas,
de nada me sirve si no tengo amor.
Yo sé, que aunque queme mi cuerpo
en las llamas,
aunque todo lo entregue a los pobres,
si no puedo amar es todo ilusión.
3. Yo sé, Señor, que la vida imperfecta
del hombre,
las palabras y ciencias transcurren,
como una ave errante que cruza veloz.
Yo sé, que, aunque el tiempo
devore la tierra,
y el olvido sepulte la historia,
en medio de todo perdura el amor.
371. AMAR ES ENTREGARSE
olvidándose de sí,
/buscando lo que a otro
pueda hacer feliz./
¡Qué lindo es vivir para amar!
¡Qué grande es tener para dar!
/Dar alegría, felicidad,
darse uno mismo: eso es amar./
- 319 -
2. Amar como a sí mismo,
entregarse a los demás;
así no habrá egoísmo
que no pueda superar.
372. AMA SI QUIERES SER FELIZ,
ama y todo cambiará,
ama y así encontrarás
la alegría de amar.
1. Amo a mi Dios, amo a mi Dios
porque Él me ama.
Amo a mi Dios porque Él, primero, me amó;
le amaba ayer, le amo hoy,
y aún mañana.
Yo le amaré con todo el corazón.
2. Ama a tu Dios ...
373. /AMÉMONOS DE CORAZON,
no de labios ni oídos,/
/para cuando Cristo venga/
nos encuentre bien unidos./
2. /¿Cómo puedo yo orar
enojado con mi hermano?/
/Dios no escucha la oración/
si no estoy reconciliado./
- 320 -
3. /Un nuevo mandamiento os doy:
que os améis unos a otros;/
/como Yo os he amado/
os améis también vosotros./
4. /Tu rebaño en Ti confía
y esperamos tu venida:/
/para cuando Cristo venga/
nos unamos con María./
374. AUNQUE YO DOMINARA
las lenguas arcanas,
y el lenguaje del cielo supiera expresar,
solamente sería una hueca campana,
si me falta amor.
/Si me falta el amor no me sirve de nada,
si me falta el amor, nada soy./
2. Aunque todos mis bienes dejase a los pobres,
y mi cuerpo en el fuego quisiera inmolar,
de aquello sería una inútil hazaña,
si me falta el amor.
3. Aunque yo desvelase los grandes misterios
y mi fe las montañas pudiera mover,
no tendría valor, no me sirve de nada,
si me falta el amor.
368. /CON NOSOTROS ESTA
- 321 -
y no le conocemos;
con nosotros está
su nombre es “El Señor”./
1. Su nombre es el Señor y pasa hambre,
y clama por la boca del hambriento
y muchos que lo ven pasan de largo
acaso por llegar temprano al templo.
Su nombre es el Señor y sed soporta,
y está en quien de justicia está sediento,
y muchos que lo ven pasan de largo.
a veces ocupados en sus rezos.
2. Su nombre es el Señor y está desnudo,
la ausencia del amor hiela sus huesos,
y muchos que lo ven pasan de largo
seguros y al calor de su dinero.
Su nombre es el Señor y enfermo vive
y su agonía es la del enfermo,
y muchos que lo saben no hacen caso:
tal vez no frecuentaba mucho el templo.
3. Su nombre es el Señor y está en la cárcel,
está en la soledad de cada preso,
y nadie lo visita y hasta dicen:
“tal vez ése no era de los nuestros”.
Su nombre es el Señor: el que sed tiene,
- 322 -
quien pide por la boca del hambriento,
está preso, está enfermo, está desnudo,
pero El nos va a juzgar por todo eso.
375. /CRISTO TE NECESITA PARA AMAR,
para amar, Cristo te necesita para amar./
/No te importen las razas
ni el color de la piel;
ama a todos como hermanos
y haz el bien./
2. /Al que sufre y al triste dale amor,
dale amor;
al humilde y al pobre dale amor./
3. /Al que vive a tu lado dale amor,
dale amor;
al que viene de lejos dale amor./
4. /Al que habla otra lengua dale amor,
dale amor;
al que piensa distinto dale amor./
5. /Al amigo de siempre dale amor,
dale amor;
al que no te saluda dale amor./
6. /Cristo te necesita para amar,
para amar;
- 323 -
Cristo te necesita para amar./
269./DONDE HAY AMOR,
ahí está Dios./
1. Jesús nos ha reunido; amémonos hermanos:
sintamos al Señor que marcha a nuestro lado.
2. Que cesen ya las guerras, que cese ya el dolor,
en medio de nosotros esté /Cristo el Señor./
3. Jesús nos ha reunido, ahora sólo formamos
un solo corazón: amémonos hermanos.
4. Acaben ya rencores; que no haya división,
que en medio de nosotros
esté /Cristo el Señor./
5.Cantemos al Dios vivo,
unamos nuestras manos,
pidamos al Señor que un día le veamos.
376. LO IMPORTANTE ES AMAR
es amar, es amar;
lo importante es amar,
es amar de verdad.
1. Amar es sonreír al otro con amor;
amar es perdonar como perdona Dios,
- 324 -
/porque si no sonrío o ni doy mi perdón,
de nada me sirve decir que tengo amor./
2. Amar es disculpar al otro de su error;
amar es tolerar al que no es como yo,
/porque si no disculpo, ni doy comprensión,
de nada me sirve decir que tengo amor./
370. SI UNA BUENA AMISTAD TIENES TU
alaba a Dios, pues la amistad es un bien:
ser amigo es hacer al amigo todo el bien.
¡Qué bueno es saber amar!
/La amistad viene de Dios
Y a Dios debe volver.
¡Qué bueno es saber amar!/
Una buena amistad, es más fuerte
que la muerte,
y cuando uno está lejos
la amistad se va volviendo más fuerte.
La amistad es en la vida una canción,
la amistad hace vivir el corazón,
ser amigo... etc.
la amistad viene de Dios... etc.
377. UN MANDAMIENTO NUEVO
nos dio el Señor,
- 325 -
que nos amaramos todos
como El nos amó.
1. La señal de los cristianos
es amarse como hermanos.
2. Perdonemos al hermano
como Cristo nos perdona.
3. El que no ama a sus hermanos
miente, si a Dios dice que ama.
4. Quitad odios y rencores
de todos los corazones.
5. Donde hay caridad y amor
Cristo está y está su Iglesia.
6. Dios perdona nuestras culpas
y a su mesa nos convida.
7. Comulgar es abrazarse
con Jesús y los hermanos.
8. Cristo, luz, verdad y vida
al perdón y amor invita.
9. No amemos con palabras
sino con verdad y con obras.
10. Amor es estar a lado
del que sufre y del que es pobre.
- 326 -
11. El amor es nuestra ley,
nuestra paz y nuestra gloria.
378. UN SOLO SEÑOR,
una sola fe,
un solo Bautismo,
un solo Dios y Padre.
1. Llamados a guardar
la unidad del Espíritu
por el vínculo de la paz,
cantamos y proclamamos.
2. Llamados a formar
un solo cuerpo
en un mismo Espíritu,
cantamos y proclamamos.
3. Llamados a compartir
una misma esperanza en Jesús,
cantamos y proclamamos.
____________________________________________
COMPROMISO
- 327 -
372. ANUNCIAREMOS TU REINO, SEÑOR
tu reino, Señor, tu reino.
1. Reino de paz y justicia
reino de vida y verdad,
tu reino, Señor, tu reino.
2. Reino de amor y de gracia,
reino que habita en nosotros,
tu reino, Señor, tu reino.
3. Reino que sufre violencia,
reino que no es de este mundo,
tu reino, Señor, tu reino.
4. Reino que ya ha comenzado,
reino que no tendrá fin,
tu reino, Señor, tu reino.
379. CARIDAD Y COMPRENSION, ALELUYA
y verdad en el amor, aleluya.
2. Entusiasmo en la acción, aleluya
alegría en la unión, aleluya.
3. Allá queremos llegar, aleluya
para amar y más amar, aleluya.
4. Nuestras penas deben ser, aleluya
un canto del corazón, aleluya.
5. En la entrega deber haber, aleluya
gozo, alegría y paz, aleluya.
- 328 -
380. CONVIENE QUE CRISTO CREZCA(3) más y más
y que disminuya yo (3) más y más.
2. Conviene que Cristo venza (3) más y más
y que expulse a Satanás (3) más y más.
3. Conviene que Cristo reine (3) más y más
y así tendremos paz (3) más y más.
381. CRISTO NOS DA LA LIBERTAD,
Cristo nos da la salvación,
Cristo nos da la esperanza.
Cristo nos da el Amor.
1. Cuando luche por la paz y la verdad,
la encontraré;
cuando cargue con la cruz de los demás,
me salvaré
Dame, Señor, tu Palabra;
oye, Señor, mi oración.
2. Cuando siga los caminos del amor,
veré al Señor;
cuando sepa perdonar de corazón,
tendré perdón.
Dame, Señor, tu Palabra;
oye Señor, mi oración.
3. Cuando siembre la alegría y la amistad,
vendrá el amor;
- 329 -
cuando viva en comunión con los demás,
seré de Dios.
Dame, Señor, tu Palabra;
oye, Señor, mi oración.
4. Cuando luche por un mundo de igualdad,
no habrá opresión;
cuando reine la justicia en el amor,
vendrá la paz.
Dame, Señor, tu Palabra;
oye, Señor, mi oración.
382. DANOS UN CORAZON
grande para amar,
danos un corazón fuerte para luchar.
1. Hombres nuevos, creadores de la historia,
constructores de nueva humanidad.
Hombres nuevos que viven la existencia
como riesgo de un largo caminar.
2. Hombres nuevos, luchando en esperanza,
caminantes sedientos de verdad.
Hombres nuevos, sin frenos ni cadenas,
hombres libres que exigen libertad.
3. Hombres nuevos, amando sin fronteras,
por encima de razas y lugar.
Hombres nuevos, a lado de los pobres,
compartiendo con ellos techo y pan.
- 330 -
383. EVANGELIO ES DECIR AMIGO,
es decir hermano.
Evangelio es darte mi tiempo,
es darte mi mano.
Evangelio es mirar a los ojos,
es reír contigo,
/es compartir tu vida, es llevarte a Cristo./
2. Evangelio es llevar la paz siempre contigo,
Evangelio es amar de balde
hasta caer rendido.
Evangelio es decir: te amo,
a tu enemigo,
/abandonar tu vida en manos de Cristo./
3. Evangelio es vivir como el pobre
que todo lo espera.
Evangelio es mirar al cielo
con ojos de niño.
Evangelio es dar gracias
al Padre, al nacer el día
/y continuar cantando al hacer camino./
4. Evangelio es sembrar libertad
es vivir unidos.
Evangelio es llevar esperanza
a un mundo perdido.
Evangelio es romper cadenas,
- 331 -
es abrir sepulcros:
/no le busques muerto
que está entre los vivos./
384. JESUCRISTO ME DEJO INQUIETO,
su palabra me llenó de luz:
/nunca más yo pude ver al mundo
sin sentir aquello que sintió Jesús./
1. Yo vivía muy tranquilo y descuidado
y pensaba haber cumplido mi deber,
muchas veces yo pensaba equivocado
contentándome con letras de la ley,
mas después que mi Señor pasó
nunca más mi pensamiento descansó.
2. Yo creía estar seguro, realizado,
y dejaba descansar mi corazón,
y siguiendo por la vía equivocada
cosechaba en mi vida una ilusión.
Mas después que mi Señor pasó,
mi ilusión y mi engaño se acabó.
3. Sigo a veces intranquilo por la vida
sin respuesta al que viene a preguntar;
mucha gente aún se encuentra adormecida
y sin ganas de saber ni de llegar.
Mas yo sé que Él volverá a pasar,
y el descanso en inquietud Él va a cambiar.
- 332 -
385. /JESUS DE GALILEA QUE PASANDO VAS.(2)/
1. /Te pido que me mires (3)
y mi vida cambiará./
2. /Te pido que me hables (3)
y tu voz escucharé./
3. /Te pido que me toques (3)
y mi vida sanará./
4. /Te pido que me libres(3)
y por Ti libre seré./
5. /Te pido que me llames (3)
y contigo me iré./
6. /Te pido que me envíes (3)
y en tu Nombre hablaré./
379. NO ES CON PALABRA NI CON DESEOS
que, juntos, haremos el hombre nuevo;
es dar la vida por el camino,
matando siempre el viejo egoísmo.
/Este es nuestro cuerpo
para un hombre nuevo;
esta es nuestra sangre
para un pueblo nuevo./
2. Amar no es beca, ni es regalo,
- 333 -
es andar que duele y un trecho tan largo;
es con la madeja de un hilo de sangre
que vamos tejiendo un mundo sin hambre.
3. Tu riesgo y el mío inventando huellas,
y, en manos trenzadas, el miedo no cuenta;
las venas bien tensas, con nervios de fuego,
de nuestra carne brotó un Cristo nuevo.
386. POR ESCUCHAR LA VOZ QUE DIJO
que faltaba gente para sembrar
dejé mi casa y salí corriendo
silbando fuerte por no llorar.
Y me alisté entre los obreros
que dejan todo por la verdad.
/Y fui a luchar por un mundo nuevo;
no tengo hogar, gané un pueblo./
/Soy ciudadano del infinito,
del infinito, del infinito;
siembro la paz por mi camino,
por mi camino, por mi camino./
2. He procurado sembrar la paz
y por donde fui siempre hablé de Dios;
también bendije al que me maldijo
y plantó cizaña sobre mi amor.
No recibí condecoración
por haber donado mi corazón.
/Yo voy sembrando por entre el pueblo
- 334 -
y voy soñando un mundo nuevo./
387. POR TI MI DIOS CANTANDO VOY
la alegría de ser tu testigo, Señor.
1. Es fuego tu Palabra, que mi boca quemó,
mis labios ya son llamas y ceniza mi voz;
da miedo proclamarte, pero Tú me dices:
no temas, contigo estoy.
2. Me mandas que cante con toda mi voz,
no sé cómo cantar tu mensaje de amor;
los hombres me preguntan cuál es mi misión
les digo: testigo soy.
3. Tu palabra es una carga que mi espalda dobló,
es brasa tu mensaje que mi lengua secó;
déjate quemar si quieres alumbrar:
“No temas, contigo estoy”.
388. SI ESCUCHAS LA VOZ DEL VIENTO
llamando sin cesar,
si escuchas la voz del tiempo
mandándote esperar,
/la decisión es tuya./
/Son muchos los invitados,/
/pocos, los decididos./
2. Si escuchas la voz de Dios
- 335 -
llamando sin cesar;
si escuchas la voz del mundo
queriéndote engañar,
/la decisión es tuya./
3. El trigo ya se perdió,
creció, de nada sirvió;
y el mundo pasando hambre,
pasando hambre de Dios;
/la decisión es tuya./
389. SOIS LA SEMILLA QUE HA DE CRECER,
sois estrella que ha de brillar.
Sois levadura, sois grano de sal,
antorcha que debe alumbrar.
Sois la mañana que vuelve a nacer,
sois espiga que empieza a granar.
Sois aguijón y cariño a la vez,
testigos que voy a enviar.
Id amigos, por el mundo, anunciando el amor;
mensajeros de la vida, de la paz y el perdón;
sed amigos, los testigos de mi resurrección.
Id llevando mi presencia; con vosotros estoy.
2. Sois una llama que ha de encender
resplandores de fe y caridad.
Sois los pastores que han de guiar
al mundo por sendas de paz.
Sois los amigos que quise escoger,
- 336 -
sois palabra que intento gritar;
sois reino nuevo que empieza a engendrar
justicia, amor y verdad.
3. Sois fuego y savia que vine a traer,
sois la ola que agita la mar.
La levadura pequeña de ayer
fermenta la masa de pan.
Una ciudad no se puede esconder
ni los montes se han de ocultar;
en vuestras obras que buscan el bien
los hombres al Padre verán.
390. TENGO QUE GRITAR, tengo que arriesgar,
¡ay de mí si no lo hago! ¿Cómo escapar de Ti,
cómo no hablar si tu voz me quema adentro?
Tengo que andar, tengo que luchar,
¡ay de mí si no lo hago! ¿Cómo escapar de Ti,
cómo no hablar si tu voz me quema adentro?
1. Antes que te formaras
dentro del vientre de tu madre,
antes que tú nacieras, te conocía y te consagré.
Para ser mi Profeta en las naciones
yo te escogí;
irás donde te envíe,
y lo que te mande proclamarás.
2. No temas arriesgarte
- 337 -
porque contigo Yo estaré;
no temas anunciarme
porque en tu boca Yo hablaré.
Te encargo hoy mi pueblo
para arrancar y derribar;
para edificar
destruirás y plantarás.
3. Deja a tus hermanos,
deja a tu padre y a tu madre,
abandona tu casa
porque la tierra gritando está.
Nada traigas contigo
porque a tu lado yo estaré;
es hora de luchar
porque mi pueblo sufriendo está.
391. TODOS, UNIDOS EN LA VIDA
vamos buscando un horizonte;
arriésgate, arriésgate,
arriésgate, hay algo más;
arriésgate, arriésgate,
arriésgate, sin vacilar.
1. Ningún camino es largo para el que cree,
ningún esfuerzo es grande para el que ama,
ninguna cruz vacía para el que lucha.
2. Cambiemos las promesas en realidades,
- 338 -
luchemos como hermanos por la justicia,
sembremos hoy la aurora de un nuevo día.
3. El pan que trabajamos con nuestras manos,
el cáliz que llevamos con alegría
traerán la primavera a nuestras vidas.
392. YO VENGO DEL SUR Y DEL NORTE
del este y oeste, de todo lugar;
caminos y vidas recorro
llevando socorro, queriendo ayudar;
mensaje de paz es mi canto
y cruzo montañas y voy hasta el fin.
El mundo no me satisface, lo que busco
es paz, lo que quiero es vivir.
/Al pecho llevo una cruz
y, en mi corazón, lo que dice Jesús./
2. Yo sé que no tengo la edad ni la madurez
de quien ya vivió, mas sé
que es de mi propiedad,
buscar la verdad y gritar con mi voz.
El mundo va herido y cansado,
de un negro pasado de guerras sin fin;
hoy teme la bomba que hizo y la fe
que deshizo y espera por mí.
- 339 -
3. Yo quiero llorar mi pecado,
no tengo pasado, pero tengo amor;
el mismo de un crucificado
que quiso dejarnos un mundo mejor.
Yo digo a los indiferentes que soy
de la gente que cree en la cruz,
y creo en la fuerza del hombre
que sigue el camino de Cristo Jesús.
393. YO TENGO FE QUE TODO CAMBIARA
que triunfará por siempre el amor
yo tengo fe que siempre brillará
la luz de la esperanza
no se apagará jamás.
1. Yo tengo fe, creo en el amor;
yo tengo fe, también mucha ilusión
porque yo sé: será una realidad
el mundo de justicia
que ya empieza a despertar.
2. Yo tengo fe porque yo creo en Dios
yo tengo fe, será todo mejor;
se callará el odio y el dolor,
la gente nuevamente
hablará de su ilusión.
3. Yo tengo fe, los hombres cantarán
una canción de amor universal,
yo tengo fe será una realidad
- 340 -
el mundo de justicia
que ya empieza a despertar.
La, ra, la, la, la, ra, la,la,la,…
394. YO VOY POR LA VIDA buscando al Señor;
yo busco su imagen en vuestro corazón.
1. Dios vive en vosotros,
Dios obra en vosotros,
Dios ama en vosotros.
¿En dónde le escondéis?
2. Jesús es certeza,
Jesús es justicia,
Jesús es pobreza.
¿En dónde le escondéis?
3. Es Cristo medida,
Es Cristo el camino,
Es Cristo la vida.
¿En dónde le escondéis?
4. Es Cristo mendigo,
Es Cristo la puerta,
Es Cristo el amigo.
¿En dónde le escondéis?
___________________________________________
FE Y CONFIANZA
- 341 -
395. /CONFIAR SIEMPRE EN DIOS!/
es el camino recto.
1. A menudo nada sabes del mañana;
estás desorientado y lleno de cuidado;
cada vez, todo te parece estar sin salida,
pero tú sabes que el Señor te ayudará.
2. Tú ves la gente llena de codicia
trabajar tan sólo para ganar oro;
tú también sientes ganas de tener como ellos,
pero tú sabes que tu oro es el Señor.
3. Estás sin descanso hasta por la noche
todo acobardado y te falta ánimo;
siempre vas muy de prisa,
siempre vas como huyendo;
pero tú solamente hallas paz en El.
396. CRISTO VENCE, CRISTO REINA,
Cristo, Cristo impera.
Al... Sumo Pontífice y Padre Universal,
paz, vida, felicidad perpetua.
A nuestro Reverendísimo Obispo
y a todo el pueblo a él confiado,
paz, vida, felicidad perpetua.
Que vengan tiempos prósperos,
- 342 -
la paz de Cristo llegue,
venga el Reino del Señor.
397. /LOS QUE ESPERAN/ EN JESUS, (4)
/como las águilas/
sus alas levantarán./
/Caminarán y no se cansarán,
correrán y no fatigarán,
/nuevas fuerzas tendrán/
/los que esperan/ en Jesús./
Los que aman...
Los que creen...
Los que adoran...
398. /NO HAY DIOS TAN GRANDE COMO TU
no lo hay, no lo hay,/
/no hay Dios que haga maravillas
como las que haces Tú./
1. /No es con espada ni con ejército,
mas con tu Santo Espíritu./
Y el Ecuador se salvará
y toda América se sanará
y nuestra Iglesia se moverá,
mas con tu Santo Espíritu.
2. /Una voz clama en el desierto:
es hora ya del Salvador:/
- 343 -
y todo valle se colmará,
todo collado se abajará,
todo camino se allanará,
mas con tu Santo Espíritu.
399. ¿QUIEN ES ESTE QUE CAMINA EN LAS AGUAS?
¿Quién es éste que a los sordos hace oír?
¿Quién es éste que a los muertos resucita?
¿Quién es éste que su nombre quiero oír?
/Es Jesús, es Jesús, es el nombre que
nos guía con su luz./
2. ¿Quién es éste que los mares obedecen?
¿Quién es éste que a los mudos hace hablar?
¿Quién es éste que da paz al alma herida
y el pecado sabe siempre perdonar?
3. ¿Quién es ese que murió en un madero?
¿Quién es ese que la vida recobró?
¿Quién es ese que nos da la Eucaristía
y a los hombres en la Iglesia congregó?
4. ¿Quién es ese que a nosotros ha llegado?
¿Quién es ese Salvador y Redentor?
¿Quién es ese que su Espíritu nos deja
y transforma nuestra vida con su amor?
400.
/SI NO HUBIERA SIDO POR EL SEÑOR/
/mi alma se hubiera perdido,
si no hubiera sido por el Señor./
- 344 -
2. /Muchísimas gracias, oh buen Jesús,/
/tu Sangre en la Cruz derramaste,
con ella limpiaste mi corazón./
3. /¡Oh gloria, aleluya a Ti, Señor!/
/mi alma te ensalza y alaba,
con gozo te canta por tu amor./
4. /La Virgen María, la Madre de Dios,/
/Es Madre también de nosotros;
por eso le ruega a su Señor./
400. /TEN CONFIANZA EN EL SEÑOR:
El te socorre en el peligro./
1. No has de temer, Yahvé es tu Señor;
un atento Guardián. Aleluya.
2. Te ayudará y te salvará,
El guarda tu vida del mal.
3. No temerás tropiece tu pie,
contigo camina al Señor.
401. VENCERE, PORQUE EL ESTA CONMIGO,
venceré, porque El conmigo está;
venceré, venceré, vencerás,
venceremos en el nombre del Señor.
- 345 -
Cantaré...
Lucharé...
Amaré...
___________________________________________
IGLESIA
402. A EDIFICAR LA IGLESIA (3) DEL SEÑOR
hermano, ven ayúdame, (mi+)
hermana, ven ayúdame,
a edificar la Iglesia del Señor.
Yo soy la Iglesia, Tú eres Iglesia,
Somos Iglesia del Señor,
Hermano ven ayúdame...
Los pobres son Iglesia.
Los ricos son Iglesia...
Los blancos… los negros…
Las mujeres... los hombres...
Los religiosos... los laicos...
Los niños... los ancianos...
Los jóvenes... las señoritas...
Los casados... los solteros...
403. DE COLORES:
de colores se visten los campos
en la primavera.
De colores:
- 346 -
de colores son los pajaritos
que vienen de fuera.
De colores:
de colores es el arco iris
que vemos lucir.
/“Y por eso los grandes amores
de muchos colores me gustan a mí”/
2. Jubilosos:
jubilosos vivimos en gracia,
puesto que se puede.
Saciaremos:
Saciaremos la sed ardorosa
del Rey que no muere.
Jubilosos:
jubilosos llevemos a Cristo
un alma y mil más,
/“Difundiendo la luz que ilumina,
la gracia divina, del gran ideal.”/
3. La iglesia:
la iglesia es el cuerpo de Cristo
que vive en la historia.
De la Iglesia:
de la Iglesia soy parte integrante
y es mi mayor gloria.
A la Iglesia:
a la Iglesia entré por el bautismo
que Cristo me dio.
- 347 -
/Y por eso mi orgullo se exalta
y grito a voz alta: la Iglesia soy yo!/
404. SOMOS UN PUEBLO QUE CAMINA
y juntos caminando podremos alcanzar
otra ciudad que no se acaba,
sin penas ni tristezas, ciudad de eternidad.
1. Somos un pueblo que camina,
que marcha por el mundo
buscando otra ciudad.
Somos errantes peregrinos
en busca de un destino,
destino de unidad.
Siempre seremos caminantes,
pues sólo caminando
podremos alcanzar
otra ciudad que no se acaba,
sin penas ni tristezas,
ciudad de eternidad.
2. Sufren los hombres, mis hermanos,
buscando entre las piedras la parte de su pan.
Sufren los hombres oprimidos,
los hombres que no tienen
ni pan ni libertad.
Sufren los hombres, mis hermanos,
mas Tú vienes con ellos
y en Ti alcanzarán
- 348 -
otra ciudad que no se acaba, sin penas ni tristezas,
ciudad de eternidad.
3. Danos valor para la lucha, valor en las tristezas,
valor en nuestro afán.
Danos la luz de tu palabra que guía nuestros pasos
en este caminar.
Marcha, Señor, junto a nosotros,
pues sólo en tu presencia
podremos alcanzar,
otra ciudad que no se acaba, sin penas ni tristezas,
ciudad de eternidad.
4. Dura se hace nuestra marcha,
andando entre las sombras
de tanta oscuridad.
Todos los cuerpos desgastados
ya sienten el cansancio
de tanto caminar.
Pero tenemos la esperanza de que nuestras fatigas
al fin alcanzarán
otra ciudad que no se acaba, sin penas ni tristezas,
ciudad de eternidad.
405. TODOS UNIDOS,
formando un solo pueblo,
un pueblo que en la Pascua nació,
miembros de Cristo en sangre redimidos,
Iglesia peregrina de Dios.
- 349 -
Vive en nosotros la fuerza del Espíritu
que el Hijo desde el Padre envió;
El nos empuja, nos guía y alimenta,
Iglesia Peregrina de Dios.
Somos en la tierra semilla de otro reino,
somos testimonios de amor;
/paz para las guerras y luz entre las sombras,
Iglesia peregrina de Dios./
2. Rugen tormentas y a veces nuestra barca
parece que ha perdido el timón;
miras con miedo, no tienes confianza,
Iglesia Peregrina de Dios.
Una esperanza nos llena de alegría:
presencia que el Señor prometió.
Vamos cantando, El viene con nosotros,
Iglesia Peregrina de Dios.
3. Todos nacidos en un sólo bautismo,
unidos en la misma comunión,
todos viviendo en una misma casa,
Iglesia Peregrina de Dios.
Todos luchando por una misma causa,
unidos para el reino de Dios.
Somos un cuerpo y Cristo es la cabeza,
Iglesia Peregrina de Dios.
- 350 -
____________________________________________
PRESENCIA DE DIOS
406. DIOS ESTA AQUÍ, QUE HERMOSO ES:
él lo prometió donde hay dos o tres;
quédate, Señor, quédate, Señor,
quédate Señor, en cada corazón:
quédate, Señor, quédate, Señor,
quédate, Señor, aquí, aquí, aquí.
Oh Cristo mío, haz de mi alta un altar
para adorarte con devoción;
para beber el agua de la vida
y así calmar la sed del corazón.
Dios está aquí...
...quédate, Señor, en mí, en mí, en mí.
El Espíritu de Dios se mueve,
se mueve, se mueve.
El Espíritu de Dios se mueve
dentro de mi corazón.
Oh hermano, deja que se mueva,
se mueva, se mueva;
oh hermano, deja que se mueva
dentro de tu corazón...
407. DIOS ESTA AQUÍ…ESTA AQUÍ (re+)
tan cierto como el aire que respiro,
tan cierto como la mañana se levanta,
- 351 -
/tan cierto que cuando le hablo,
El me puede oír./
2. Dios está aquí… está aquí
y El goza en la alabanza de su pueblo,
pues sé que nos está hablando
y transformando hoy;
/nos manda su mensaje de amor./
3. Dios está aquí… está aquí
se siente fuerte su presencia entre nosotros,
más fuerte y más brillante
que la luz del sol,
/por medio de su Espíritu de Amor./
408. DONDE REINA LA VERDAD
donde existe libertad,
donde hay paz
está presente el Señor,
porque Dios es la verdad,
porque Dios es libertad,
porque Dios es justicia y amor.
1. Dios nos convoca en el amor,
Dios nos reúne en el amor;
porque Dios es amor, es amor.
2. Vino a nosotros en el amor,
vive en la tierra en el amor;
- 352 -
porque Dios es amor, es amor.
3. El nos conduce en el amor
a un mundo nuevo en el amor;
porque Dios es amor, es amor.
4. Nos hizo un pueblo en el amor,
un pueblo libre en el amor;
porque Dios es amor, es amor.
409. JESUCRISTO ES EL MISMO AYER Y HOY,
¡Aleluya, aleluya!
Jesucristo es el mismo ayer y hoy
y por los siglos le cantaré.
1. Yo sé que Jesucristo en el mundo está
y no puede haber quién lo detendrá;
yo sé que Jesucristo en el mundo está
y su Espíritu a todos moverá.
2. Yo sé que Jesucristo volverá otra vez
con sus ángeles y su gran poder;
yo sé que Jesucristo volverá otra vez
a llevarnos a la gran Jerusalén.
410. /JESUCRISTO, JESUCRISTO,
Jesucristo yo estoy aquí./
1. Miro al cielo y veo esa nube blanca
que está pasando,
- 353 -
miro a la tierra y veo
esa multitud que va caminando:
como esa nube blanca
la gente no sabe a dónde va.
“Quién les podrá decir:
el camino cierto es Nuestro Señor?
2. Toda esa multitud que en el pecho
lleva el amor y paz,
y, a pesar de todo,
la esperanza aumenta más;
y veo la flor que nace
en el pecho de aquel que tiene amor,
miro al cielo siento
aumentar la fe en mi Salvador.
3. Hagamos todos juntos
un mundo nuevo, un mundo hermano,
que el pan que pocos tienen,
al fin unidos lo compartamos.
No más tristezas y llanto,
no más el odio ni la maldad,
quitemos ya de nosotros
ese deseo de dominar.
411. JESUCRISTO REINA,
reina ya. (3)
Aleluya, amén (3)
En mi vida reina,
- 354 -
reina ya...
- En el mundo
- En la Iglesia
- En Esmeraldas
- Ahora y siempre reinará
- Jesucristo reina, reina ya.
412. MI DIOS DONDE QUIERA ESTÁ, (3)
aleluya, aleluya.
1. Si lo busco yo en el cielo, si lo busco yo en el mar,
si lo busco yo en mi vida allí lo he de encontrar.
2. Si lo buscas en el cielo, si lo buscas en el mar,
si lo buscas en tu vida allí lo has de encontrar.
3. Si buscamos en el cielo, si buscamos en el mar,
si buscamos en la vida allí lo hemos de encontrar.
412./SI TUVIERA FE
como un granito de mostaza,
eso lo dice el Señor./
/Yo le diría a la montaña: Muevete… muevete!/
/y la montaña se moverá, se moverá, se moverá/
/Con Jesucristo se moverá, se moverá, se moverá/
/Y con María se moverá, se moverá, se moverá/
Si tuviera fe…
- 355 -
Yo le diría a los enfermos, sánense…
Yo le diría a los hermanos…
Yo le diría a las hermanas…
Yo le diría a todo el mundo…
___________________________________________
VOCACION
413. AL BRILLAR LAS ESTRELLAS DEL CIELO,
cuando miro la luna y el sol,
/siento siempre que, en todas las cosas,
tu palabra me llama, Señor./
Tú me dices, Señor: sígueme;
yo respondo siguiendo tu voz,
dame luz que engrandezca mi fe
y a tu lado iré yo, Señor.
2. En la tierra los hombres te buscan;
son los hombres que sufren, Señor.
/Yo te miro a ti en sus ojos
para oír en sus penas tu voz./
3. Yo te sigo, Señor, donde vayas
porque en ti vive siempre el amor.
/Y al sentir tu presencia en mi vida
a tu lado escucho tu voz./
4. En la angustia que envuelve la tierra,
en la cruz que nos clavas, Señor,
/en el gozo de horas felices,
en mi vida escucho tu voz./
- 356 -
415. DEJÁNDOLO TODO SE FUERON CON EL,
dejándolo todo se fueron con El.
/Lo siguieron dejándolo todo,
dejándolo todo se fueron con El./
2. Dejaron la barca, dejaron el mar,
las redes, los remos y todo su afán;
dejaron el padre, la madre y mujer,
los hijos y hermanos, todo su querer.
/Lo siguieron…/
3. Dejaron los campos, dejaron su hogar,
dejaron anhelos, dejaron su sed.
Dejándolo todo mi Reino llegó,
el ciento por uno mi Padre les dio.
/Me siguieron dejándolo todo
y todo lo hallaron en mi corazón./
4. Mi Padre es su Padre, mi Madre les doy:
mi Espíritu es vida, es gozo y amor.
Dejándolo todo, todo renació,
mi Reino es el premio si escuchan mi voz.
/Me siguieron…/
413. EN EL CORAZON
de mi madre la Iglesia,
- 357 -
yo seré el amor.
1.
He hallado en la Iglesia, el lugar que me diste,
se que en mi vocación todo lo es el amor.
2.
Anunciar tu Evangelio predicando tu nombre,
defender a tu Iglesia con la fe y el amor.
3.
Avanzar por el mundo, anunciando tu Reino
construyendo en la tierra tu reinado de amor.
4.
Ser amor en la Iglesia para tus misioneros,
dar valor a tus miembros por la fe y la oración.
5.
Ser esposa de Cristo, ser heraldo en el mundo
y en fecunda unión a los hombres salvar.
414. EN EL LAGO (sol+ mi2 sol+)
trabajaban en la barca Santiago y Juan.
En el lago meditaban su palabras, testigo el mar.
El les hablaba de madrugada,
les animaba y al viento gritó…
/Seréis mis testigos, por todo el mundo./
2. Con un beso se despiden de su madre
llorando van,
le han dejado a la orilla a su padre el sol y el mar.
“Dinos, Maestro, ¿En donde moras?
- 358 -
Dinos; Maestro, ¿Cúal es tu ciudad?”
/Los hijos del trueno no tienen miedo./
A tu lado lucharemos, a tu lado venceremos.
¿Podéis beber el cáliz que yo he de beber
3.
Día y noche el Señor los va cambiando
con su amistad,
con sus lanzas se fabrican los arados llegó la paz.
Siguen a Cristo por los caminos
son peregrinos proclaman la paz.
/Seremos testigos por todo el mundo./
A tu lado viviremos, a tu lado venceremos,
seremos los testigos de la redención.
En tu nombre lanzaremos
nuestras redes en alta mar.
415. EL SEÑOR ENVIO A SUS DISCIPULOS,
los mandó de dos en dos.
/Es hermoso ver bajar de la montaña
los pies del mensajero de la paz./
2. Los mandó a las ciudades
y lugares donde iba a ir El.
3. La cosecha es abundante,
- 359 -
les dijo el Señor al partir.
4. Pídanle al dueño del campo
que envíe más obreros a su mies.
5. Al entrar en una casa
saluden, anunciando la paz.
416. HAS RECIBIDO UN DESTINO
de otra palabra más fuerte.
Es tu misión ser profeta;
palabra del Dios viviente.
Tú iras llevando la luz
en una entrega perenne;
que tu voz es voz de Dios
y la voz de Dios no duerme.
/Ve por el mundo, grita a la gente
que el amor de Dios no acaba
ni la voz de Dios se pierde./
2. Sigue tu rumbo, profeta,
sobre la arena caliente.
Sigue sembrando en el mundo,
que el fruto se hará presente.
No temas si nuestra fe
ante tu voz se detiene,
porque huimos del dolor
y la voz de Dios no duele.
- 360 -
3. Sigue cantando, profeta,
cantos de vida o de muerte.
Sigue anunciando a los hombres
que el Reino de Dios ya viene.
No callarán esa voz
y a nadie puedes temerle;
que tu voz viene de Dios
y la voz de Dios no muere.
417. ID POR TODO EL MUNDO
proclamad mi palabra,
id por todo el mundo,
llevad la liberación.
1.
¿Por qué yo; Señor,
si mi labios son impuros,
por qué yo, Señor?
¿Por qué yo, Señor,
sabes bien que soy un niño,
por qué yo, Señor?
2.
Heme aquí, Señor,
para hacer tu voluntad,
heme aquí, Señor?
Yo iré, Señor,
porque tú estas conmigo,
yo iré, Señor.
418. /NOS ENVIAS POR EL MUNDO
- 361 -
a anunciar la Buena Nueva./
/Mil antorchas encendidas
y una nueva primavera./
2. /Si la sal se vuelve sosa,
¿quién podrá salar el mundo?/
/Nuestra vida es levadura,
nuestro amor será fecundo./
3. /Siendo siempre tus testigos
cumpliremos el destino./
/Sembraremos de esperanza
y de alegría los caminos./
4. /Cuanto soy y cuanto tengo,
la ilusión y el desaliento,/
/Yo te ofrezco mi semilla
y Tú pones el fermento./
5. /Nos envías por el mundo
a anunciar la Buena Nueva./
/Mil antorchas encendidas
y una nueva primavera./
419. PESCADOR QUE AL PASAR (do)
por la orilla del lago,
me viste sacando mis redes al sol,
tu mirar se cruzó con mis ojos cansados
y entraste en mi vida buscando mi amor.
Pescador, en mis manos
- 362 -
has puesto otras redes
que pueden ganarte la pesca mejor
y, al llevarme contigo en la barca,
me nombraste, Señor, pescador.
2. Pescador, entre tantos
que había en la playa
tus ojos me vieron, tu boca me habló
y, a pesar de sentirse mi cuerpo cansado,
mis pies en la arena siguieron tu voz.
3. Pescador, manejando mis artes de pesca,
en otra ribera mi vida quedó,
al querer que por todos
los mares del mundo
trabajen mis fuerzas por ti, Pescador.
4. Pescador, mi trabajo de toda la noche,
mi dura faena hoy nada encontró,
pero tú, que conoces los mares
profundos
compensa, si quieres, mi triste labor.
420. QUE DETALLE SEÑOR (sol+)
has tenido conmigo
cuando me llamaste, cuando me elegiste,
cuando me dijiste que tú eras mi amigo:
que detalle Señor has tenido conmigo.
1. Te acercaste a mi puerta
- 363 -
pronunciaste mi nombre.
Yo temblando te dije:
“Aquí estoy, Señor.”
Tú me hablaste de un reino,
de un tesoro escondido,
de un mensaje fraterno,
que encendió mi ilusión.
2.
Yo dejé casa y pueblo
por seguir tu aventura:
codo a codo contigo comencé a caminar;
han pasado los años
y, aunque aprieta el cansancio,
paso a paso te sigo sin mirar hacia atrás.
3. Que alegría yo siento cuando digo tu nombre,
que sosiego me inunda cuando oigo tu voz,
que emoción me estremece
cuando escucho en silencio
tu Palabra que aviva mi silencio interior.
421. SEGUIRTE SOLO A TI SEÑOR (3) (re-)
y no mirar atrás.
Seguir tu caminar, Señor,
seguir sin desmayar, Señor,
postrarme ante tu altar, Señor,
y no mirar atrás.
/Si acaso me preguntan que
- 364 -
a quién debo seguir, Señor,
seguro que responderé:
a quien sino a Jesús./
2. Me llamas, oh Señor, a mí
fijándote en mi pequeñez,
me brindas tu amor y bondad
y tu fidelidad.
Tan sólo me quieres pedir
que cumpla con tu voluntad,
que deje todo hoy por ti
y, alegre, caminar. Si acaso...
3. Aquí me tienes, mi buen Dios,
dispuesto a abandonarme a Ti,
aquí me tienes, mi buen Dios,
queriendo ser fiel.
Seguir tu caminar, Señor,
seguir sin desmayar, Señor,
postrarme ante tu altar, Señor,
y no mirar atrás.
Si acaso...
422. SEÑOR TOMA MI VIDA NUEVA (mi+)
Antes de que la espera, desgastes anos en mí.
Estoy dispuesto a lo que quieras,
no importa lo que sea, Tú llámame a servir.
Llévame donde los hombres
necesiten tus Palabras,
necesiten mis ganas de vivir.
- 365 -
Donde falte la esperanza,
donde falte la alegría
simplemente por no saber de Ti.
2. Te doy mi corazón sincero,
para gritar sin miedo tu grandeza, Señor
Tendré mis manos sin cansancio,
tu historia entre mis labios
y fuerza en la oración.
3.
Y así, en marcha iré cantando,
por calles predicando, lo bello de tu amor.
Señor, tengo alma misionera,
condúceme a la tierra, que tenga sed de Ti
423. TU HAS VENIDO A LA ORILLA; (do)
no has buscado ni a sabios ni a ricos,
tan sólo quieres que yo te siga.
Señor, me has mirado a los ojos,
sonriendo has dicho mi nombre;
en la arena he dejado mi barca,
junto a Ti buscaré otro mar.
2. Tú sabes bien lo que tengo,
en mi barca no hay oro ni espadas,
tan sólo redes y mi trabajo.
3. Tú necesitas mis manos,
mi cansancio que a otros descanse,
- 366 -
amor que quiere seguir amando.
4. Tú, pescador de otros lagos,
ansia eterna de almas que esperan,
amigo bueno, que así me llamas.
424. TU ME LLAMAS, SEÑOR, y me quieres mandar
a llevar tu palabra por tierra y por mar:
pero yo no podré anunciar tu verdad,
porque soy como un niño que no sabe hablar.
1. Ya antes que hubieras nacido,
por siempre pensaba yo en ti,
no habías nacido y ya eras profeta,
no habías nacido y te consagré.
2. No, no digas que eres un niño,
un niño que no sabe hablar;
no sientas tristeza,
no temas al mundo,
pues siempre, en la lucha, contigo estaré.
3. Tú serás mi antorcha radiante
que lleve a los hombres la luz;
serás mi profeta que hable a las gentes
y lleve en sus labios palabras de amor.
425. UNA NOCHE DE SUDOR, (mi-)
en una barca en alta mar
mientras el día amanece ya
- 367 -
aún tus redes vacías están.
Pero la voz que te llama
otro mar te enseñará
y sobre cada corazón
sus redes lanzará.
Dona toda tu vida
como María al pié de la cruz
y serás siervo de cada hombre,
siervo por amor,
sacerdote de la humanidad.
Navegabas en el silencio,
entre lágrimas esperabas
que la semilla antes sembrada
cayera sobre tierra fértil.
Nace el gozo ya en ti,
viendo el trigo madurar
y crecido bajo el sol
ya se puede almacenar
426. YO SIENTO TU VOZ MUY DENTRO DE MI
diciéndome: “Ven, sígueme”.
Con gozo te doy las gracias, Jesús,
y quiero decirte que sí.
Sabiendo que Tú me llamas, Señor,
quiero decirte que sí.
- 368 -
/Con mis hermanos y en libertad
quiero decirte que sí./
2. Seguirte será una fiesta feliz,
la fiesta de la amistad.
Viviendo más en la Iglesia, Jesús,
yo quiero decirte que sí.
3. Acepto mi compromiso de amor.
Estoy seguro de Ti.
Abriéndome a todo el mundo, Jesús,
yo quiero decirte que sí.
4. Yo siento tu voz muy dentro de mí,
diciéndome: “Ven, sígueme”.
Con gozo te doy las gracias, Jesús,
y quiero decirte que sí.
___________________________________________
VARIOS
427. /AMAR ES VIDA, VIDA ES ALEGRÍA (re-)
quien nunca amó, vivió sin ilusión./
/Alegres cantan sus melodías,
las ansiedades del corazón./
/¡Alegre estoy/ /cantando voy!/
/Este es el día, que hizo el Señor./
/Por los caminos áridos del mundo
- 369 -
Busco las huellas de un amor feliz./
/Soy peregrino, soy vagabundo,
un cielo eterno brilla hoy en mi./
428. COMO UNA PROMESA ERES TU, ERES TU,
como una mañana de verano.
Como una sonrisa eres tú, eres tú
así, así, eres tú.
2. Toda mi esperanza eres tú, eres tú
como lluvia fresca en mis manos
Como fuerte brisa eres tú, eres tú,
así, así eres tú.
3. Eres tú como el agua de mi fuente.
Eres tú el fuego de mi hogar.
Eres tú como el fuego de mi hoguera.
Eres tú el trigo de mi pan.
4. Como mi poema eres tú, eres tú.
Como una guitarra en la noche.
Como mi horizonte eres tú, eres tú,
así, así eres tú.
429. CRISTO FUE SINCERO, CRISTO FUE LEAL:
supo ser valiente, dijo la verdad.
1. ¡Ay de vosotros, hipócritas,
que vivís de la mentira;
todas las obras que hacéis
- 370 -
son engaño y falsedad,
que compráis y manejáis la verdad!
2. ¡Ay de vosotros, hipócritas,
que os fijáis en pequeñeces,
pero olvidáis lo importante:
la justicia y la honradez;
os calláis sin proclamar la verdad!
3. ¡Ay de vosotros, hipócritas,
que adornáis vuestros vestidos,
pero por dentro estáis llenos
de basura y suciedad;
renovad vuestro interior de verdad!
4. ¡Ay de vosotros, hipócritas,
que vivís de privilegios;
pisoteáis al hermano
para escalar un puesto
y nunca le defendéis de verdad!
5. ¡Ay de vosotros hipócritas,
que jugáis con cartas falsas
y saludáis con sonrisas
de dudosa diplomacia;
pero nunca en vuestros labios hay verdad!
430. /DIOS PRECISA DE TI
mucho más de lo que puedas imaginar./
- 371 -
/Precisa de ti mucho más que los astros,
precisa de ti mucho mas que la mar,
precisa de ti mucho más que la tierra,
precisa de ti./
Yo preciso te ti…
Tu precisa de mi…
Jesús precisa de ti…
María precisa de ti…
431. EN LA ARENA HAY UNA HUELLA
parece extraño, es indeleble
cada hombre tiene dentro un profundo sentimiento
de su propia libertad.
El las calles tanta gente,
sobre todos muchos jóvenes ,
quien dispara, quien no siente
que el futuro está presente, en la nueva humanidad:
el mundo unido se inicia ya.
Pequeñas olas del un mar
sacuden el mundo y lo hace surgir;
rayo de un único sol
llevan la vida donde no había ya;
y un nuevo amor, semillas de unidad,
y un corazón palpita.
En la tierra ya arada surgirá un fruto noble
si se comprende la importancia
- 372 -
que la urgencia de igualdad
se transforme en realidad.
Más allá de las barreras
sopla ahora un viento libre,
y una juventud madura, más que nunca,
hoy espera que el futuro llegará,
para este mundo y cada edad. Pequeñas olas…
Somos piedras de la historia,
vemos al hombre crecer
sobre profundas convicciones,
más que simples emociones,
somos otra humanidad:
el mundo unido es realidad. Pequeñas olas…
432. GRACIAS A LA VIDA
que me ha dado tanto,
me dio dos luceros que cuando los abro,
perfecto distingo lo negro del blanco
y en el alto cielo su fondo estrellado
y en la multitud el hombre que yo amo.
2.Gracias a la vida, que me ha dado tanto,
me ha dado el sonido y el abecedario,
con el las palabras que pienso y declaro,
padre, amigo, hermano y la luz alumbrando
la ruta del alma del que estoy amando.
- 373 -
3.Gracias a la vida, que me ha dado tanto,
me ha dado el oído que en todo su ancho,
graba noche y día, grillos y canarios,
martillo, turbina, ladrido chubasco
y la voz tan tierna de mi bien amado.
4.Gracias a la vida, que me ha dado tanto,
me ha dado la marcha de mis pies cansados,
con ellos anduve ciudades y ranchos,
playas y desierto, montañas y llanos
y la casa tuya, tu calle y tu patio.
5. Gracias a la vida, que me ha dado tanto,
me dio el corazón que agita su marco,
cuando mira el fruto del cerebro humano,
cuando miro el bueno tan lejos del malo,
cuando miro el fondo de tus ojos claros.
6.Gracias a la vida, que me ha dado tanto,
me ha dado la risa y me ha dado el llanto,
así yo distingo dicha y quebranto,
los dos materiales que forman mi canto
y el canto de ustedes que es el mismo canto
y el canto de todos que es propio canto.
Gracias a la vida (4)
433. HORA DE LA TARDE, FIN DE LAS LABORES
Amo de las Viñas, paga los trabajos
- 374 -
de los viñadores.
1. Al romper el día nos apalabraste;
cuidamos tu viña del alba a la tarde;
ahora que nos pagas no lo das de balde,
que a jornal de gloria no hay trabajo grande.
2. Das al vespertino lo que al mañanero,
son tuyas las horas y tuyo el viñado,
a lo que sembramos, dale crecimiento,
Tú, que eres viña, cuida los sarmientos.
434. JESUS, MI GRAN AMIGO,
está cerca de mí
en cada sacramento,
y así yo soy feliz.
En ellos yo me encuentro
con Dios, mi Salvador,
pues son como las fuentes
que dan vida y frescor.
/En los sacramentos Jesús, el Señor,
sale a mi encuentro: Con El voy mejor./
2. Por el bautismo llego
a ser hijo de Dios,
hermano de otros niños,
amigos de Jesús.
Su Espíritu divino
me da vida y vigor
- 375 -
me hace su testigo
por la Confirmación.
3. Si peco y me arrepiento
me da Dios su perdón
diciendo mis pecados
con humildad y amor.
En la Misa recibo
la Carne del Señor,
así yo tengo vida,
la vida de Jesús.
435. MIRAD AL SUELO, CORRE LA VOZ
de que en los hombres está el Señor.
Paso ya el tiempo para soñar,
llegó ya el tiempo de despertar.
1.
Esta la libertad encarcelad
los bienes en poder de pocos dueños;
no basta con rezar mirando al cielo,
también hay que vivir mirando al suelo.
2.
Hablad menos de Dios, mostradlo en obras,
las obras son medidas de lo cierto;
no basta con rezar mirando al cielo,
también hay que vivir mirando al suelo.
3.
Dejad en vuestras casas las palabras.
Hablad con el lenguaje de los hechos.
- 376 -
No basta con rezar mirando al cielo,
también hay que vivir mirando al suelo.
435. QUE NINGUNA FAMILIA
comience en cualquier de repente,
que ninguna familia se acabe por falta de amor,
la pareja sea uno en el otro de cuerpo y de mente
y que nada en el mundo separe un hogar soñador.
Que ninguna familia se albergue debajo del puente
y que nadie interfiera en la vida y en la paz de los dos,
y que nadie los haga vivir sin ningún horizonte
y que pedan vivir sin temer lo que venga después.
La familia comience sabiendo porque y donde va
y que el hombre retrate la gracia de ser un papá,
la mujer sea cielo y ternura y afecto y calor,
y los hijos conozcan la fuerza que tiene el amor
/Bendecid oh Señor las familias amén.
Bendecid ho Señor la mía también/.
Que marido y mujer tengan fuerzas de amor sin medida
y que nadie se vaya a dormir sin buscar el perdón,
que en la cuna los niños aprendan el don de la vida,
la familia celebre el milagro del beso y del pan.
Que marido y mujer de rodillas contemplen a sus hijos
y que por ellos encuentren la fuerza de continuar
- 377 -
y que en su firmamento la estrella que tenga más brillo
pueda ser la esperanza de paz la certeza de amar.
La familia comience sabiendo…
436 /SCH’MA, ISRAEL,
Adonai elohenu, Adonai Ehad./
Scha’má, Israel,
Adonai elohenu, Adonai Ehad.
Sch’má, Israel,
Adonai elohenu, Adonai Ehad.
(Mientras el coro repite la melodía con la boca
cerrada, un solista recita el texto castellano)
Escucha, Israel:
Yahvé es nuestro Dios.
Yahvé es uno solo.
Amarás a Yahvé tu Dios
con todo tu corazón,
con toda tu alma
y con toda tu fuerza.
Sch’má Israel...
436. SI EL GRANO DE TRIGO
no cae en la tierra
y no muere, se queda solo:
si muere crecerá.
- 378 -
1. /Encontrará su vida quien la pierde por mí:
viene un nuevo día, la noche ya se va./
Si el grano de trigo...
2. /Como la rama podada tú también brotarás:
viene un nuevo día la noche ya se va./
437. /SI LA DUDA LLEGA A TU CORAZON
y te dice: “déjame entrar”,/
/dile: no, no, no, Cristo vive en mí
y no hay lugar para ti./
-
Si el pecado...
Si la pena ...
Si el orgullo...
/Si el amor llega a tu corazón
y te dice: “déjame entrar”,/
/dile: sí, sí, sí, Cristo vive en mí
y sí, hay lugar para ti./
-
Si tu hermano...
Si la fe
...
Si Jesús
...
435. TRAS LOS ROSTROS DE LA GENTE
gente que aún no he conocido, cuanta vida,
cuanto anhelo de felicidad;
muchos momentos vividos,
- 379 -
muchos aún no descubiertos,
espléndidos mosaicos junto a mí.
/Es mas lindo juntos,
es un don inmenso el otro,
es más lindo juntos ooh, ooh, ooh, ooh, ooh./
Y recojo en mi alma, la esperanza y el dolor,
el silencio, el canto de la gente junto a mi;
en su llanto y su sonrisa, mi dolor y mi alegría,
quien está a mi lado es otro yo. Es mas lindo…
Y si miro hacia lo alto, entre casas y antenas,
me deslumbra el cielo, hay un brillo especial;
y esa luz se expande en rayos
de color en el asfalto hoy
que ustedes cantan junto ami. Es mas lindo…
435. TU ERES MI HERMANO DEL ALMA
realmente el amigo,
que en todo el camino y jornada
estás siempre conmigo;
aunque eres un hombre
aún tienes alma de niño,
aquel que me da su amistad,
su respeto y cariño.
2. Recuerdo que juntos pasamos
muy duros momentos
- 380 -
y Tú no cambiaste por fuertes
que fueran los vientos ,
es tu corazón una casa
de puertas abiertas,
Tú eres realmente el más cierto
de horas inciertas.
3. En ciertos momentos difíciles
que hay en la vida,
buscamos a quién nos ayude
a encontrar la salida,
y aquella palabra de fuerza
y de fe que me has dado,
me da la certeza que siempre
estuviste a mi lado.
4. Tú eres mi amigo del alma
en toda jornada,
sonrisas y abrazos recibo
a cada llegada,
me dices verdades tan grandes
con frases abiertas,
Tú eres realmente el más cierto
en horas inciertas.
5. No es preciso ni decir,
todo esto que te digo,
pero es bueno así sentir
que eres Tú mi gran Amigo.
- 381 -
438. TU PALABRA ME DA VIDA
confío en Ti, Señor;
tu Palabra es eterna en ella esperaré.
1.
Dichoso el que con vida intachable
camina en la ley del Señor;
dichoso el que, guardando sus preceptos,
lo busca de todo corazón.
2.
Postrada en el polvo está mi alma;
devuélveme la vida, tu Palabra.
Mi alma está llena de tristeza;
consuélame, Señor con tus promesas.
3.
Repleta está la tierra de tu gracia,
enséñame, Señor, tus decretos.
Mi herencia son tus mandatos,
alegría de nuestro corazón.
(del Salmo 118)
439. TU PALABRA, SEÑOR, ES LA VERDAD
y tu ley nuestra libertad.
1. Dichoso el que con vida intachable
camina en la voluntad del Señor.
2. Dichoso el que guardando sus preceptos
lo busca de todo corazón.
- 382 -
3. Tú promulgas tus decretos
para que se observen exactamente.
4. Ojalá esté firme mi camino
para cumplir tus consignas.
(Salmo 118)
440. TUS MANOS SON PALOMAS DE LA PAZ,
tus manos son palomas de la paz.
Puedes tener la suerte de encontrar
en tus manos palomas de la paz.
1. La paz que estás buscando la regala Dios;
El siembra la semilla en nuestro corazón.
Tú puedes conseguir que el mundo llegue a ser
sementera que brota del Amor.
2. No dejes que el rencor destruya tu ilusión,
que el odio se despierte cuando nace el sol.
Tú puedes construir, viviendo en libertad,
un camino a la nueva humanidad.
3. Si luchas en tu vida por buscar la paz
uniéndote a los hombres en un mismo amor,
al fin podrás cantar gritando la verdad:
son mis manos palomas de la paz.
441. UN DIA UNA NIÑITA SE ACERCO:
mirándome a los ojos, sonrió;
traía en la mano el lápiz y el papel,
- 383 -
tarea escolar para cumplir,
y preguntó sonriendo muy graciosa:
“Qué es preciso para ser feliz”.
/Amar como Jesús amó,
soñar como Jesús soñó,
pensar como Jesús pensó,
vivir como vivió Jesús.
Sentir lo que Jesús sentía,
sonreír como Jesús sonreía
y, al llegar el fin del día,
sé que dormiría mucho más feliz./
2. Oyendo lo que hablé, ella me miró y dijo
que era lindo lo que hablé;
pidió que repitiera por favor,
que no dijera todo de una vez.
Y preguntó con la misma sonrisa:
“Qué es preciso para ser feliz”.
3. Después que terminé de repetir,
sus ojos no salían del papel.
Mirándola feliz le sonreí,
pedí que por favor fuera fiel
y ella con angélica sonrisa
se marchó taraleando así.
442. /YA, YA, YA YA, VIENEN LOS SEGADORES
ya, ya, ya, ya, madura la cosecha./
- 384 -
Volverán los héroes cantan los poetas,
Volverán los mártires gritan los profetas
/Volverán, si volverán./ Volverán.
Las amapolas y las espigas
lanzan al viento amor y paz
Entre las tumbas de nuestros padres
crecen las flores de nueva paz.
Los que sembraban semillas falsas
frutos amargo recogerán;
los que sembraban con esperanza,
con alegría recogerán.
Ya, ya, ya,…
443. YO TE LLEVO, DESDE NIÑO, MUY ADENTRO:
te encontraba en el pájaro y la flor
en la lluvia, la tierra, y en el silencio;
y en mis sueños cada noche estabas tú.
Desde entonces quiero darte siempre gracias
porque puedo darme cuenta de tu amor;
beberé de tu Cuerpo y de tu Sangre
y por siempre te daré mi corazón.
Cómo no creer en Dios
si me ha dado los hijos y la vida.
Cómo no creer en Dios
- 385 -
si me ha dado la mujer querida
Cómo no creer en Dios
si lo siento en mi pecho a cada instante,
en la risa de un niño por la calle
o en la tierna caricia de una madre.
Cómo no...
Cómo no creer en Dios
si está en la viña y en el manso trigo.
Cómo no creer en Dios
si me dio la mano abierta de un amigo.
Cómo no creer en Dios
si me ha dado la tristeza y la alegría
de saber que hay una mañana cada día
por la fe, por la esperanza y el amor.
Cómo no...
La, la, la, la, la, la, la,
___________________________________________
RECREATIVOS
444. AY ESTAS MANOS QUE NO ME DAN
las tengo tiesas como un compás
Espíritu Santo voy a clamar
para moverlas de aquí pa’ allá.
Para moverlas de aquí pa’ allá. (4)
- 386 -
Ay esta cabeza…
Ay estos brazos…
Ay estos hombros…
Ay esta cintura…
Ay estas piernas…
Ay este cuerpo…
445. “BUENAS NOCHES”,
dije a mi hijo pequeño
cuando, cansado, se acostó.
Entonces me dijo con clara voz:
“Papá ¿de qué color es la piel de Dios?”
¿De qué color es la piel de Dios,
de qué color es la piel de Dios?
Dije: “negra, amarilla, roja y blanca es,
todos son iguales a los ojos de Dios”.
2. Con grandes ojos me miró
y, asombrado, preguntó:
“¿Por qué luchar a causa del color
si somos iguales ante el Señor?”
3. “Hijo, eso es parte de un pasado infeliz,
pero eso llegará a su fin.
Debemos aprender para el porvenir,
todos, como hijos de Dios, vivir”
- 387 -
4. Dios nos ha dado la oportunidad
de crear un mundo de fraternidad,
las diferentes razas han de trabajar
unidas con fuerza de mar a mar.
446. BUENOS DIAS AMERICA.
Me han hablado de ti tanto,
de tu forma de pensar,
que me atrapa tu promesa,
como si fuera un imán.
Quiero bañarme en tus aguas
y acariciar tus montañas,
quiero ver latir tu vientre,
quiero recordar tu alma.
Hermanos mejicanos, colombianos,
panameños, peruanos, hondureños,
venezolanos, salvadoreños, ecuatorianos,
puertorriqueños y cubanos,
mis hermanos les diré...
Buenos días, América,
¿cómo estás? ¿qué tal por ahí?
Buenos días, América,
nunca me olvidaré de ti,
Buenos días, América,
tu mañana me sonreirá;
buenos días, América,
tu noche me hablará.
- 388 -
2. Cuánto tiempo sin hablarnos,
sin saber muy bien por qué,
cuántas mentiras pasadas
prepararon nuestra voz.
Cuántas palabras nos unen,
cuántos sueños, cuánto ayer,
y por fin voy a encontrarte,
voy volando, espérame.
Hermanos argentinos, bolivianos,
paraguayos, uruguayos, brasileños,
nicaragüenses, costarricenses,
guatemaltecos, dominicanos y chilenos,
mis hermanos les diré…
Buenos días América...
Buenos días, América;
hoy he vuelto a soñar contigo,
no puedo quitarte
ni un solo minuto de mi mente.
Algún día, por fin, seremos uno.
447. CAMINANDO JUNTOS, VAMOS A SALIR
y nos despedimos con un breve adiós.
Adiós quiere decir:
vaya usted con Dios;
mi corazón se alegra;
- 389 -
contigo voy, Señor.
2. Dios es un buen amigo para caminar;
si El viene conmigo, qué seguro andar.
3. No camino solo porque voy con Dios
y saludo a todos con un gran adiós.
4. Vamos siempre a oscuras si nos falta el sol;
vamos siempre solos si nos falta Dios.
448. CAMINITO
que el tiempo ha borrado,
que juntos un día nos viste pasar,
he venido por última vez ,
he venido a contarte mi mal.
Caminito que entonces estabas
bordados de trébol y juncos en flor,
una sombras ya pronto serás,
una sombras lo mismo que yo.
Desde que se fue triste vivo yo
caminito amigo yo también me voy,
desde que se fue nunca más volvió
seguiré sus pasos, caminito adiós.
Caminito que todas las tardes
feliz recorría cantando mi amor,
no le diga si vuelve a pasar
que mi llanto tu suelo regó.
- 390 -
Caminito cubierto de cardos
la mano del tiempo su huella borro,
yo a tu lado quisiera caer
y que el tiempo nos mate los dos.
449. DEJARÉ MI TIERRA POR TI,
dejare mis campos y me iré lejos de aquí.
Cruzaré llorando el jardín
y con tu recuerdo partiré lejos de aquí.
De día viviré pensando en tu sonrisa,
de noche las estrellas me acompañarán,
serás como una luz que alumbre mi camino;
me voy, pero te juro que mañana volveré.
Al partir, un beso y una flor,
un te quiero, una caricia y un adiós.
2. Es ligero equipaje para tan largo viaje,
las penas pesan en el corazón.
Más allá del mar habrá un lugar,
donde el sol cada mañana brille más;
forjarán mi destino las piedras del camino:
lo que nos es querido siempre queda atrás.
3. Buscaré un hogar para ti,
donde el cielo se une con el mar
lejos de aquí.
Con mis manos y con tu amor,
- 391 -
lograré encontrar otra ilusión,
lejos de aquí.
450. DE LA SIERRA MORENA,
cielito lindo, vienen bajando
un par de ojitos negros,
cielito lindo, de contrabando.
A ya ya yay, canta y no llores,
porque cantando se alegran,
cielito lindo, los corazones.
2. Ese lunar que tienes
cielito lindo, junto a la boca,
no se lo des a nadie
cielito lindo, que a mi me toca.
451. EN ESTA NOCHE CLARA de inquietos luceros
lo que yo te quiero te vengo a decir;
mirando que la luna extiende en el cielo
su pálido velo de plata y zafir.
Y en mi corazón siempre estás
y no puedo olvidarte jamás
porque yo nací para ti
y de mi alma la reina serás.
En esta noche clara de inquietos luceros
lo que yo te quiero te vengo a decir.
- 392 -
Abre el balcón y el corazón
mientras que pasa la ronda;
piensa, mi bien, que yo también
tengo una pena muy honda.
Para que estés cerca de mí
te bajaré las estrellas.
Y esta noche callada
de toda mi vida será la mejor.
452. / EN LA ARENA ESCRIBI TU NOMBRE,
y luego yo lo borré,
para que nadie pisara
tu nombre María Isabel./
/Coge tu sombrero y póntelo;
vamos a la playa: calienta el sol./
//Chiribiribi, porom, pom pom//
vamos a la playa: calienta el sol.
2. /La luna va caminando
sobre las olas del mar,
tiene celos de tus ojos
y tu forma de caminar./
3. /La playa estaba desierta,
el mar bañaba tu piel,
cantando con mi guitarra,
para ti, María Isabel./
- 393 -
453. ESCUCHA HERMANO
la canción de la alegría,
el canto alegre
del que espera un nuevo día.
Ven, canta, sueña cantando,
vive soñando el nuevo sol,
en que los hombres
volverán a ser hermanos.
2. Busca en tu vida
un nuevo rumbo cada día
para que, juntos,
canten todos de alegría.
3. Camina siempre
por senderos de justicia
y así los hombres
cantarán con alegría.
454. ESTA MAÑANA DE PASEO
con la gente me encontré:
al lechero, al cartero, al policía saludé.
Detrás de cada ventana y puerta reconocí
a mucha gente que, antes, ni siquiera la vi.
Viva la gente, la hay dondequiera que vas.
Viva la gente, es lo que nos gusta más:
con más gente a favor de gente
en cada pueblo y nación
- 394 -
/habría menos gente difícil
y más gente con corazón./
2. Gente de las ciudades y también del interior,
la vi como un ejército, cada vez mayor.
Entonces me di cuenta, de una gran realidad:
las cosas son importantes, pero la gente lo es más.
3. Dentro de cada uno hay un bien y hay un mal;
mas no dejes que ninguno ataque a la humanidad.
Ámalos como son y lucha porque sean
los hombres y las mujeres
que Dios quiso que fueran.
455. ESTAS SON LAS MAÑANITAS
que cantaba el rey David;
hoy por ser día de tu santo
(tu cumpleaño)
te las cantamos a ti.
Despierta, mi bien, despierta,
mira que ya amaneció;
/ya los pajaritos cantan,
la luna ya se ocultó.
2. Que linda está la mañana
que vengo a saludarte;
venimos todos con gusto
y placer a felicitarte.
- 395 -
3. El día que tú naciste
nacieron todas las flores
y en la pila del bautismo
cantaron los ruiseñores.
4. Ya viene amaneciendo
ya la luz el día nos dio;
levántate de mañana,
mira que ya amaneció.
5. Quisiera ser un San Juan,
quisiera ser un San Pedro
pa’ venirte a saludar
con la música del cielo.
Ya viene amaneciendo...
456. GRACIAS A LA VIDA
que me ha dado tanto
me dio dos luceros que cuando los abro,
perfecto distingo lo negro del blanco,
y en alto cielo su fondo estrellado,
y en las multitudes la mujer (el hombre) que yo amo.
2. Gracias a la vida que me ha dado tanto,
me ha dado el oído que en todo su ancho
graba todo el día, grillos y canarios,
martillos, turbinas, ladridos, chubascos
y la risa alegre de mi bien amado (a).
- 396 -
3. Gracias a la vida que me ha dado tanto,
me ha dado la marcha de mis pies cansados,
con ellos anduve ciudades y charcos,
playas y desiertos, m0mtañas y llanos
y la casa tuya, tu calle y tu patio.
4. Gracias a la vida que me ha dado tanto,
me ha dado el sonido y el abecedario,
con él las palabras que pienso y declaro,
madre, amigo, hermano y luz alumbrabdo,
la ruta del alma de quien estoy amando.
5. Gracias a la vida que me ha dado tanto,
me dio el corazón que agita su marco,
cuando miro el fruto del cerebro humano,
cuando miro el bueno, tan lejos del malo,
cuando miro el fondo de tus ojos claros.
6. Gracias a la vida que me ha dado tanto,
me ha dado la risa y me ha dado el llanto
así yo distingo dichas y quebrantos,
de los materiales que forman mi canto
y el canto de ustedes que es el mismo canto,
y el canto de toda os que es mi propio canto.
/Gracias a la vida…/
457. JUNTOS PARA SOÑAR
nuevas inmensidades,
- 397 -
juntos para marcar
ritmos de nuevo amor.
1. Juntos miramos la vida,
juntos al amanecer;
juntos formamos la espiga
del día nuevo que va a nacer.
2. Juntos alzamos la copa,
llena hasta el borde de luz;
juntos bebemos estrellas
en brindis nuevo de juventud.
3. Juntos marchamos unidos
como escuadrón del amor;
juntos templamos en forja
la paz de un mundo nuevo y mejor.
458. ¿POR QUÉ PERDER LAS ESPERANZAS
de volverse a ver?
¿Por qué perder las esperanzas
si hay tanto querer?
No es más que un “hasta luego”,
no es más que un breve “adiós”;
muy pronto, si Dios quiere,
nos reunirá el Señor.
2. Con nuestras manos enlazadas
en torno al Señor,
- 398 -
formemos, todos juntos,
un círculo de amor.
3. Es hora de partir, es hora
de decirse “adiós”:
vivamos siempre unidos
hasta llegar a Dios.
459. PINTOR NACIDO EN MI TIERRA
con el pincel extranjero
pintor que sigues el rumbo
de tantos pintores buenos.
2 .Aunque la virgen sea blanca
píntame angelitos negros,
que también se van al cielo
todos los negritos buenos.
Pintor si pintas con amor
porque desprecia mi color
si sabes que en el cielo
también nos quiere Dios.
4.
Pintor de santos y alcobas si tienes alma en el
cuerpo porqué al pintar estos cuadro te
olvidaste de los negros
- 399 -
5.
Siempre que pintas iglesias pintas angelitos
bellos pero nunca te acordaste de pintar un
ángel negro.
Pintor si pintas…
460. PUEBLO MIO QUE ESTAS EN LA COLINA,
tendido como un viejo que se muere,
la pena, el abandono son su triste compañía.
Pueblo mío que estás en la colina.
¿Qué será, qué será, qué será?
¿Qué será de mi vida, qué será?
Si sé mucho o no sé nada,
ya mañana se verá, y será, será lo que será.
2. Ya mis amigos se fueron casi todos,
y los otros partirán después que yo.
Lo siento porque amaba su agradable compañía;
mas es mi vida y tengo que partir.
Qué será...
en las noches mi guitarra
dulcemente sonará
y una niña de mi pueblo llorará.
3. Amor mío me llevo tu sonrisa
que fue la fuente de mi amor primero.
Amor, te lo prometo, cómo y cuándo no lo sé,
mas sé tan sólo que yo regresaré.
- 400 -
461. VEN HERMANO, Y DI SIN MIEDO:
/¿Quién nos da la vida nueva?/
/La vida nueva la da el Señor./
- Que nos digan las mujeres:
/¿quién les da la vida nueva?/
- Y que nos digan los hombres...
- Y que diga todo el mundo...
462. /VIVIR EN EL CAMPO, EN EL CAMPO TRISTE,
que suenan bocinas, que las toco yo./
Que días tan bellos pasaba con ella,
porque yo la amaba con toda ternura;
por ella lloré, por ella lloré.
Por eso, viajero, si acaso la encuentras,
dile que sin ella,
/a no existo yo./
Porque para el indio basta su bocina
que toque en su tumba
/al morir el sol./
463. /YO QUIERO QUE A MI ME ENTIERREN
como a mis antepasados,/
/en el vientre oscuro y fresco
de una vasija de barro./
- 401 -
/Cuando la vida se pierda,
tras una cortina de años/
/vivirás a flor de tiempo
amores y desengaños./
/Arcilla cocida y dura,
alma de verdes collados,/
/barro y sangre de mis hombres,
sol de mis antepasados./
/e ti nací, y a ti vuelvo,
arcilla, vaso de barro./
/con mi muerte yazgo en ti,
en tu polvo enamorado./
464. YO SOLO QUIERO MIRAR LOS CAMPOS,
yo sólo quiero cantar mi canto;
pero no quiero cantar solito,
yo quiero un coro de pajaritos.
Quiero llevar este canto amigo
al que lo pudiera necesitar.
Yo quiero tener un millón de amigos
y así más fuerte poder cantar,
yo quiero tener un millón de hermanos
que sean cristianos y amén a Dios.
2. Yo sólo quiero un viento fuerte,
- 402 -
llevar mi barca con rumbo norte
y en el trayecto voy a pescar
para dividir, luego, al arribar.
3. Quiero crear la paz del futuro,
quiero tener un hogar seguro,
quiero a mi hijo pisando firme,
cantando alto, sonriendo libre.
465. YO SOY REBELDE
porque el mundo me ha hecho así
porque nadie me ha tratado con amor
porque nadie me ha querido nunca oír.
Yo soy rebelde porque siempre y sin razón
me negaron todo aquello que pedí
y me dieron solamente incomprensión.
Y quisiera ser como el niño aquel
como el hombre aquel que es feliz.
Y quisiera dar lo que hay en mi
todo a cambio de una amistad,
y cantar, y reír, y olvidar el rencor,
y cantar y reír, y brindar sòlo amor.
- 403 -
10
ORACIONES
- 404 -
ORACION DE LA MAÑANA
438
ORACION DE LA NOCHE
440
BENDICION DE LA MESA
441
ORACION A LA S. S. TRINIDAD
442
ORACIONES AL PADRE
446
ORACIONES A JESUCRISTO
448
ORACIONES AL ESPIRITU SANTO
460
ORACIONES A LA VIRGEN MARIA 466
ORACIONES VARIAS
479
ARREPENTIMIENTO Y PENITENCIA 496
VIA CRUCIS
500
ORACIONES PARA LOS ENFERMOS 518
ORACIONES PARA LOS DIFUNTOS 525
___________________________________________
___________________________________________
ORACION DE LA MAÑANA
Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros
enemigos líbranos, Señor, Dios nuestro. En el nombre
del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
Te adoro, Dios mío, y te amo con todo mi corazón.
Te doy gracias por haberme creado, hecho cristiano, y
conservado en esta noche. Te ofrezco las acciones del
día. Haz que sean todas según tu santa voluntad y para
- 405 -
la mayor gloria tuya. Presérvame del pecado y de todo
mal. Tu gracia sea siempre conmigo y con todos los
míos. Amén.
Padre Nuestro, que estás en el cielo, santificado sea
tu nombre: venga a nosotros tu Reino; hágase tu
voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy
nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos
ofenden; no nos dejes caer en tentación y líbranos del
mal. Amén.
Dios Te Salve, María, llena eres de gracia, el Señor
es contigo; bendita eres entre todas las mujeres, y
bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María,
Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y
en la hora de nuestra muerte. Amén.
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los
siglos de los siglos. Amén.
Angel de Dios, que eres mi custodio, ya que el Señor
me ha encomendado a ti: ilumíname, guárdame, rígeme
y gobiérname. Amén.
Por los Difuntos. Dales, Señor, el descanso eterno, y
brille para ellos la luz perpetua. Descansen en paz.
Amén.
- 406 -
Dios te Salve, Reina y Madre de misericordia, vida,
dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A ti
llamamos los desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos,
gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea, pues,
Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros tus ojos
misericordiosos, y después de este destierro,
muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh
clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María!
Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para
que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro
Señor Jesucristo. Amén.
Corazón Divino de Jesús, por medio del Corazón
Inmaculado de María, Madre de la Iglesia, en unión del
sacrificio Eucarístico y en comunión con el Espíritu
Santo, te ofrezco las oraciones y las acciones, las
alegrías y los sufrimientos de este día. Acéptalos en
reparación de los pecados, para la salvación de todos
los hombres y para mayor gloria de Dios Padre. Amén.
___________________________________________
ORACION DE LA NOCHE
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu
Santo. Amén.
Te adoro, Dios mío, y te amo con todo mi corazón.
Te doy gracias por haberme creado, hecho cristiano y
conservado en este día. Perdóname lo malo que he
cometido, y si algo bueno he hecho acéptalo.
- 407 -
Guárdame en el descanso y líbrame de todo peligro. Tu
gracia sea siempre conmigo y con todos los míos.
Amén.
EXAMEN DE CONCIENCIA
1.- ¿Cómo me he portado con Dios?
¿en mis pensamientos, palabras y obras?
2.- ¿Cómo me he portado con mi prójimo?:
¿le he ayudado en sus necesidades?
¿le he hecho algún daño?
3.- ¿Cómo me he portado conmigo mismo?
¿Me he dejado vencer por la soberbia, avaricia,
impureza, ira, gula, envidia, pereza?
Yo confieso .....................................................
Padre Nuestro ................................................
Dios te Salve, María .......................................
Gloria al Padre ..............................................
Por los Difuntos ..............................................
Dios te Salve, Reina ........................................
Pág.
55
438
438
439
439
439
Jesús, José y María, os doy el corazón y el alma
mía.
Jesús, José y María, asistidme en mi última agonía.
- 408 -
Jesús, José y María, con vosotros descanse en paz
el alma mía.
___________________________________________
BENDICION DE LA MESA
ANTES DE LA COMIDA
Bendícenos, Señor, a nosotros y estos alimentos que,
dados por tu bondad, vamos a recibir. Por Jesucristo
nuestro Señor. Amén.
DESPUES DE LA COMIDA
Te damos gracias, Señor, por estos alimentos que,
dados por tu mano generosa, hemos recibido.
Recuérdate de los pobres del mundo. Por Jesucristo
nuestro Señor. Amén.
___________________________________________
ORACIONES A LA SS. TRINIDAD
HIMNO DE ACCION DE GRACIAS
(Te Deum)
Señor, Dios eterno, alegres te cantamos, a ti nuestra
alabanza; a ti, Padre del cielo, te aclama la creación.
Postrados ante ti, los ángeles te adoran y cantan sin
cesar: Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios del
universo; llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.
- 409 -
A ti, Señor, te alaba el coro celestial de los apóstoles,
la multitud de los profetas te enaltece y el ejército
glorioso de los mártires te aclama.
A ti Iglesia Santa, por todos los confines extendida,
con júbilo te adora y canta tu grandeza.
Padre, infinitamente santo; Hijo eterno, unigénito de
Dios; Santo Espíritu de amor y de consuelo.
Oh Cristo, tú eres el Rey de la gloria, tú el Hijo y
Palabra del Padre, tú el rey de toda la creación.
Tú, para salvar al hombre, tomaste la condición de
esclavo en el seno de una virgen.
Tú destruiste la muerte y abriste a los creyentes las
puertas de la gloria.
Tú vives ahora, inmortal y glorioso, en el reino del
Padre.
Tú vendrás algún día, como juez universal.
Muéstrate, pues, amigo y defensor de los hombres
quienes salvaste.
Y recíbelos por siempre allá en tu reino con tus santos
y elegidos.
Salva a tu pueblo, Señor, y bendice a tu heredad.
Sé su pastor y guíalos por siempre.
- 410 -
Día tras día bendeciremos y alabaremos tu nombre por
siempre jamás.
Dígnate, Señor, guardarnos de pecado en este día.
Ten piedad de nosotros, Señor, ten piedad de nosotros.
Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros,
como lo esperamos de ti.
A ti, Señor, me acojo; no quede yo nunca defraudado.
LA GLORIA DE LA TRINIDAD
Dios Todopoderoso y eterno,
que, en la profesión de la fe verdadera, has concedido a
tus siervos
reconocer la gloria de la Trinidad eterna
y adorar la Unidad de tu majestad omnipotente;
concédenos
que la fuerza de esta misma fe
nos haga más fuertes ante las dificultades de la vida.
Por Nuestro Señor Jesucristo, Tu Hijo,
que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo
y es Dios, por los siglos de los siglos.
Amén.
____________________________________________
ORACIONES AL PADRE
- 411 -
Padre mío
Padre mío, me abandono a ti.
Haz de mí lo que quieras.
Cualquier cosa que tú hagas de mí,
yo te lo agradezco.
Estoy dispuesto a todo.
Todo lo acepto.
Pongo mi alma en tus manos.
Te la doy, oh Dios mío,
con todo el amor de mi corazón.
Porque te amo.
Y es para mí una exigencia de amor
entregarme a ti,
ponerme en tus manos.
Sin medida,
con una confianza infinita.
Porque tú eres mi Padre.
___________________________________________
ORACIONES A JESUCRISTO
ALMA DE CRISTO
Alma de Cristo, santifícame
Cuerpo de Cristo, sálvame
Sangre de Cristo, purifícame
Agua del costado de Cristo, lávame
Pasión de Cristo, confórtame
- 412 -
¡Oh buen Jesús!, óyeme
Dentro de tus llagas, escóndeme
No permitas que me aparte de Ti
Del maligno enemigo defiéndeme
En la hora de mi muerte, llámame
Y mándame ir a Ti
Para que con tus Santos te alabe
Por los siglos de los siglos. Amén.
(S. Ignacio de Loyola)
VISITA AL SANTISIMO SACRAMENTO
Señor, creo firmemente que estás aquí presente en el
Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas
las cosas y deseo recibirte en mi corazón. Pero no
pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven a lo
menos espiritualmente a mi corazón.
Y como si ya te tuviera conmigo, te abrazo y me uno
a Ti.
No permitas que vuelva a separarme de Ti.
Acto de fe. Señor mío y Dios mío: creo todo lo que
has revelado y la Santa Iglesia nos enseña creer, porque
Tú eres el Dios verdadero.
Dios mío aumenta mi fe.
Acto de esperanza. Señor mío y Dios mío: espero
de Ti el perdón de los pecados, tu gracia y después la
- 413 -
vida eterna, porque Tú, Dios bueno y fiel, así lo has
prometido.
Dios mío, fortalece mi esperanza.
Acto de caridad. Señor mío y Dios mío: te amo de
todo corazón sobre todas las cosas, porque eres el Dios
infinitamente bueno. También amo al prójimo como a
mí mismo, por amor a Ti.
Dios mío, enséñame a amar y perdonar.
Acto de contrición. Señor mío y Dios mío: me pesa
en el alma por haberte ofendido porque eres bondad
infinita; también me pesa porque he merecido
las penas del infierno.
Yo propongo firmemente no pecar más; perdóname,
Señor.
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como
era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de
los siglos. Amén.
Alabado sea el Santísimo Sacramento.
Por siempre sea alabado.
Señor mío Jesucristo, que por el amor que tienes a
los hombres estás de noche y de día en este
Sacramento, todo lleno de piedad y amor, esperando,
llamando y recibiendo a todos los que vienen a
visitarte. Creo que estás presente en el Sacramento del
altar. Te adoro desde el abismo de mi nada y te doy
- 414 -
gracias por todos los beneficios que me has hecho,
especialmente por haberme dado a Ti mismo en este
Sacramento, por haberme concedido por abogada a tu
Santísima Madre, María, y por haberme llamado para
que te visitara en este lugar santo.
Adoro hoy tu amantísimo Corazón y deseo adorarlo
por tres fines: en agradecimiento de esta tan rica
dádiva; para desagraviarte de todos los ultrajes que has
recibido de todos tus enemigos en este sacramento y
porque deseo, en esta visita, adorarte en todos los
lugares de la tierra, donde este sacramento recibe
menos culto y más olvido.
¡Jesús mío!, te amo con todo mi corazón. Me pesa el
haber ofendido tantas veces, hasta ahora, a tu infinita
bondad, y propongo, con tu gracia, no volver más a
ofenderte en adelante.
Y ahora, aunque soy miserable, me consagro todo a
Ti; te entrego y pongo en tus divinas manos toda mi
voluntad, afectos, deseos y todas mis cosas. De hoy en
adelante, Señor, haz de mí todo lo que te agrade. Sólo
quiero y te pido tu santo amor, la perseverancia final y
el cumplimiento perfecto de tu santísima voluntad.
Te encomiendo las almas del purgatorio,
especialmente las
más devotas del Santísimo
Sacramento y de María Santísima, y te ruego también
por los pobres pecadores.
- 415 -
En fin, amado Salvador mío, uno todos mis afectos
con los de tu amorosísimo Corazón, y así, unidos, los
ofrezco a tu Eterno Padre, y, por el amor que te tiene, le
pido en tu nombre que los oiga y atienda
favorablemente.
(S. Alfonso de Ligorio)
ACTO DE CONSAGRACION
¡Dulcísimo Jesús, Redentor del género humano!
Míranos humildemente postrados delante de tu altar.
Tuyos somos, tuyos queremos ser y para que podamos
estar más firmemente unidos a Ti he aquí que hoy cada
uno de nosotros voluntariamente se consagra a tu
Sacratísimo Corazón.
Muchos, Señor, ciertamente nunca te conocieron;
muchos te desecharon al despreciar tus mandamientos.
Compadécete de los unos y de los otros, oh
benignísimo Jesús, y atrae a todos a tu corazón.
Sé Rey, oh Señor, no sólo de los fieles que jamás se
separaron de Ti, sino también de los hijos pródigos que
te abandonaron: has que estos vuelvan pronto a la casa
paterna, para que no perezcan de miseria y de hambre.
Sé Rey de aquellos que viven engañados por falsas
doctrinas o, por la discordia, separados de Ti y
vuélvelos al puerto de la verdad y a la unidad de la fe
- 416 -
para que, en breve, no haya sino un solo redil y un solo
Pastor.
Sé Rey de los que permanecen todavía envueltos en
tinieblas de la idolatría del error y dígnate atraerlos a
todos a la luz de tu Reino.
Concede, Señor, a tu Iglesia la paz y la libertad;
concede a todos los pueblos la tranquilidad en el orden:
haz que del uno al otro confín de la tierra no resuene
sino esta voz: “Alabado sea el Divino Corazón, por
quien hemos alcanzado la salud. A El sea la gloria y el
honor por todos los siglos. Amén.
LETANIAS AL CORAZON DE JESUS
Señor, ten piedad de nosotros. (2)
Cristo, ten piedad de nosotros. (2)
Señor, ten piedad de nosotros. (2)
Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.
Dios Padre Celestial, ten piedad de nosotros
Dios Hijo, Redentor del mundo...
Dios, Espíritu Santo...
Santísima Trinidad, un solo Dios...
Corazón de Jesús, Hijo del Eterno Padre...
Corazón de Jesús, formado por el Espíritu Santo en
el seno de la Virgen Madre...
- 417 -
Corazón de Jesús, unido sustancialmente al Verbo
de Dios...
Corazón de Jesús, de majestad infinita...
Corazón de Jesús, templo santo de Dios...
Corazón de Jesús, tabernáculo del Altísimo...
Corazón de Jesús, casa de Dios y puerta del cielo...
Corazón de Jesús, hoguera ardiente de caridad...
Corazón de Jesús, asilo de justicia y amor.
Corazón de Jesús, lleno de bondad y amor...
Corazón de Jesús, abismo de todas las virtudes...
Corazón de Jesús, dignísimo de toda alabanza.
Corazón de Jesús, Rey y centro de todos los corazones...
Corazón de Jesús, en quien están todos los tesoros de
la sabiduría y de la ciencia...
Corazón de Jesús, en quien habita toda la plenitud de
la divinidad...
Corazón de Jesús, en quien el Padre halló sus
complacencias...
Corazón de Jesús , de cuya plenitud todo lo hemos
recibido...
Corazón de Jesús, deseo de los eternos collados...
Corazón de Jesús, paciente y de mucha misericordia...
Corazón de Jesús, rico para con todos los que te
invocan...
Corazón de Jesús, fuente de vida y santidad...
Corazón de Jesús, propiciación por nuestros pecados...
Corazón de Jesús, saciado en oprobios...
Corazón de Jesús, contristado por nuestras maldades...
Corazón de Jesús, hecho obediente hasta la muerte...
- 418 -
Corazón de Jesús, perforado por la lanza...
Corazón de Jesús, fuente de toda consolación...
Corazón de Jesús, nuestra vida y resurrección...
Corazón de Jesús, paz y reconciliación nuestra...
Corazón de Jesús, víctima de los pecadores...
Corazón de Jesús, salvación de los que en Ti esperan...
Corazón de Jesús, esperanza de los que en Ti mueren...
Corazón de Jesús, delicia de todos los Santos...
Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo,
perdónanos, Señor.
Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo,
escúchanos, Señor.
Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo,
ten misericordia de nosotros.
S.- Jesús, manso y humilde de corazón.
A.- Haz nuestro corazón semejante al tuyo.
OREMOS: Omnipotente y sempiterno Dios, mira
el Corazón de tu amantísimo Hijo y
las alabanzas y satisfacciones que te
dio en nombre de los pecadores, y concede propicio el perdón a los que
imploran tu misericordia, en nombre –
de tu mismo Hijo Jesucristo,
que contigo vive y reina en la unidad
del Espíritu Santo y es Dios, por
todos los siglos de los siglos. Amén.
- 419 -
ACTO DE CONFIANZA
Oh corazón de Jesús, Dios y hombre verdadero,
refugio de los pecadores y esperanza de los que en ti
confían! Tú nos dices amablemente “Vengan a mí” y
nos repites las palabras que dijiste al paralítico:
“Confía, hijo mío; tus pecados te son perdonados”, y a
la mujer enferma: “Confía, hija: tu fe te ha salvado”, y
a los apóstoles: “Confíen, yo soy ; no teman”.
Animado con estas tus palabras, acudo a ti con el
corazón lleno de confianza, para decirte sinceramente
y de lo más íntimo de mi alma: Corazón de Jesús, en ti
confío.
-
En mis alegrías y tristezas,
Corazón de Jesús en ti confío
En mis negocios, y empresas,
En mis prosperidades y adversidades,
En las necesidades de mi familia
En las tentaciones del demonio,
En las instigaciones de mis propias pasiones,
En las persecuciones de mis enemigos,
En las murmuraciones y calumnias,
En mis enfermedades y dolores,
En la santificación y salvación de mi alma,
En la vida y en la muerte,
En el tiempo y en la eternidad.
- 420 -
Corazón de mi amable Jesús, confío y confiaré
siempre en tu bondad; y, por el corazón de tu Madre, te
pido que no desfallezca nunca esta mi confianza en ti, a
pesar de todas las contrariedades y de todas las pruebas
que tú permitas en mi vida, para que, habiendo sido mi
consuelo en vida, seas mi refugio en la hora de la
muerte y mi gloria por toda la eternidad. Amén.
LAS PROMESAS DEL CORAZON DE JESUS
Oh corazón de Jesús, hénos aquí postrados ante Ti
para adorarte, alabarte, agradecerte, reparar nuestras
faltas pasadas, consagrarnos a tu amor.
Recordando tus magníficas promesas hechas a Santa
Margarita María, nos atrevemos a decirte con la más
entera confianza. Corazón de Jesús en Ti confiamos.
Corazón de Jesús, te agradecemos todos los socorros
necesarios a nuestro estado.
Corazón de Jesús, en Ti confiamos
Corazón de Jesús, pon la paz en nuestras familias.
Corazón de Jesús, alívianos en nuestros trabajos y
consuélanos en nuestras penas.
Corazón de Jesús, sé nuestro asilo seguro durante la
vida pero sobre todo en la muerte.
- 421 -
Corazón de Jesús, derrama tus abundantes bendicio nes sobre todas nuestras empresas.
Corazón de Jesús, sé para los pecadores un océano
de misericordia.
Corazón de Jesús, haz que las almas tibias se vuelvan
fervorosas.
Corazón de Jesús, haz que las almas fervorosas ha gan rápidos progresos en la perfección.
Corazón de Jesús, bendice las casas en que tu ima gen sea expuesta y honrada.
Corazón de Jesús, concede a los que trabajan en el
apostolado, la gracia de conmover los cora nes más empedernidos.
Corazón de Jesús, graba en tu Corazón para siempre
el nombre de aquellos que propaguen esta
devoción.
Corazón de Jesús, da a aquellos que comulguen sin
interrupción, durante nueve primeros viernes,
la gracia de la penitencia final y la de recibir
los Sacramentos. Sé su asilo seguro en esta
última hora.
Corazón de Jesús, reina a pesar de Satanás y de los
esfuerzos de tus enemigos.
OREMOS: Señor Jesús, dígnate recordar las promesas
que, en la infinita misericordia de tu divino
Corazón, nos has hecho por medio de
Santa Margarita María. Sé el protector de
nuestra vida, el apoyo de nuestra debilidad,
- 422 -
el reparador de todas nuestras culpas y
sobre todo nuestro refugio seguro en la
hora de la muerte.
Amén.
___________________________________________
ORACIONES AL ESPIRITU SANTO
LETANIAS AL ESPIRITU SANTO
Señor, ten piedad de nosotros. (2)
Cristo, ten piedad de nosotros.
(2)
Señor, ten piedad de nosotros.
(2)
Espíritu Santo que procedes del Padre y del Hijo,
Ven a nosotros.
Promesa del Padre
Don de Dios Altísimo
Rayo de luz celeste
Fuente de agua viva
Espíritu de amor y de verdad
Fuego abrasador
Autor de todo bien
Unción espiritual
Caridad ardiente
Espíritu de sabiduría
Espíritu de entendimiento
Espíritu de consejo y fortaleza
Espíritu de ciencia y de piedad
- 423 -
Espíritu de temor del Señor
Espíritu de gracia y de oración
Espíritu de paz y de dulzura
Espíritu de modestia y de inocencia
Espíritu consolador
Espíritu santificador
Espíritu que gobiernas la Iglesia
Espíritu que llenas el universo
Espíritu de adopción de los hijos de Dios.
Espíritu Santo, imprime en nosotros el horror al pecado,
te rogamos, óyenos
Espíritu Santo, ven a renovar la faz de la tierra
Espíritu Santo, derrama tus luces en nuestra inteli –
gencia
Espíritu Santo, graba tu ley en nuestros corazones
Espíritu Santo, abrázanos en el fuego de tu amor
Espíritu Santo, ábrenos el tesoro de tus gracias
Espíritu Santo, enséñanos a orar como se debe
Espíritu Santo, ilumínanos con tus inspiraciones ce –
lestiales
Espíritu Santo, concédenos la única ciencia necesaria
Espíritu Santo, inspíranos la práctica de las virtudes
Espíritu Santo, haz que perseveremos en la justicia
Espíritu Santo, sé Tú mismo nuestra recompensa.
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo; como
era en el principio, ahora y siempre, por los siglos
de los siglos. Amén.
- 424 -
OREMOS: Oh Espíritu Santo, Amor del Padre y del
Hijo, inspírame siempre lo que debo decir y cómo debo decirlo; lo que debo callar y cómo debo actuar; lo que debo
hacer para mayor gloria tuya, el bien de
las almas y mi propia santificación.
Amén.
OTRAS ORACIONES AL ESPIRITU SANTO
¡Ven, oh Espíritu Santo!
llena los corazones de tus fieles
y enciende en ellos
el fuego de tu amor.
S.- Envía tu Espíritu y todo será creado
As.- y renovarás la faz de la tierra.
OREMOS: Oh Dios, que has iluminado los corazones
de tus hijos con la luz del Espíritu Santo;
haz que seamos dóciles a tu Espíritu para
gustar siempre el bien y gozar de su
consuelo. Por Cristo N. S.
________ . _______
Ven, Espíritu Santo, y envía desde el cielo un rayo de
tu luz.
Ven, padre de los pobres, ven, dador de los
dones, ven, luz de los corazones.
- 425 -
Consolador magnífico, dulce huésped del alma, suave
alivio.
Descanso en la fatiga, brisa en el ardiente estío,
consuelo en el llanto.
¡Oh luz santísima, llena lo más íntimo de los corazones
de tus fieles!
Sin tu ayuda nada hay en el hombre, nada que
sea bueno.
Lava lo que está sucio, riega lo que está seco, sana lo
que está enfermo.
Doblega lo que está rígido, calienta lo que está
frío, endereza lo que está desviado.
Concede a tus fieles, que en ti confían, tus sagrados
dones.
Dales el premio de la virtud, dales el puerto de
la salvación, dales la felicidad eterna. Amén.
¡Aleluya!
(Secuencia de Pentecostés)
PARA LAS REUNIONES
¡Señor Jesús:
Estamos reunidos en tu nombre para evaluar
la marcha de nuestros servicios.
- 426 -
Muchas cosas tenemos que revisar y otras motivar más,
por eso te pedimos que nos ayude a discernir con
profundidad y equilibrio.
Que no busquemos culpables,
sino las causas para dar soluciones; que seamos
responsables de nuestros actos y palabras para no herir;
que ejercitemos el amor fraterno reconociéndonos
frágiles y a la vez instrumentos de Dios.
Que todos nuestros esfuerzos y deseos
de brindar lo mejor de cada uno,
nos hagan fuertes en las dificultades;
y que al contar contigo, Jesús, nos ayudemos a seguir
caminando más unidos que antes.
Amén.
___________________________________________
ORACIONES A LA VIRGEN MARIA
EL ANGEL DEL SEÑOR
1.- El Angel anunció a María
Y concibió por obra y gracia del Espíritu Santo
Dios te salve, María...
He aquí la esclava del Señor
Hágase en mí según tu Palabra
Dios te salve, María...
Y el verbo se hizo carne
- 427 -
Y habitó entre nosotros
Dios te salve, María...
Ruega por nosotros Santa Madre de Dios
Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de
nuestro Señor Jesucristo.
OREMOS: Derrama, Señor, tu gracia sobre nosotros,
que, por el anuncio del ángel, hemos
conocido la encarnación de tu Hijo, para
que lleguemos, por su pasión y su cruz, y
con la intercesión de la Virgen María, a la
gloria de la resurrección.
Por Cristo nuestro Señor. Amén.
SANTO ROSARIO
(Se puede rezar de la siguiente manera: se empieza con la
señal de la Cruz, después se anuncia un misterio. Se dice un
Padrenuestro, diez Avemarías, gloria al Padre, y la siguiente
invocación:
María es Madre de gracia, y de misericordia; en la vida y
en la muerte ampáranos, Madre nuestra.
O bien: Oh Jesús mío, perdona nuestras culpas, presérvanos
del fuego del infierno; lleva al cielo a todas las almas y
especialmente a las más necesitadas de tu misericordia)
- 428 -
1. MISTERIOS GOZOSOS (Lunes y Sabado)
1.- El anuncio del Angel a la Virgen María.
Celeste mensaje María escuchó
Y el Verbo Encarnado al mundo bajó.
2.- La Visitación de María Santísima a su prima
Santa Isabel.
- La Virgen bendita, llevando su Bien,
Afable, visita a Santa Isabel.
3.- El nacimiento de Jesús en Belén.
- Envuelto entre pajas, en pobre portal,
Nació el Rey del cielo, el Dios inmortal.
4.- La presentación de Jesús en el Templo.
- Al Niño Divino al templo llevó
Su Madre bendita a Dios ofreció.
5.- El Niño Jesús hallado en el Templo.
- Tres días el Niño en el templo quedó
Y entre los doctores al fin lo encontró.
MISTERIOS DOLOROSOS (Martes y Viernes)
1.- La oración de Jesús en el huerto.
Contempla, penando en llanto y dolor,
Su Sangre sudando tu Dios y Señor.
2.- Los azotes que padeció Jesús a la columna.
- 429 -
-
A Cristo doliente atado y mortal
Contempla azotado con furia infernal.
3.- Jesús coronado de espinas.
Corona de espinas le dan al Señor,
Al Rey de la gloria, del cielo esplendor.
4.- La subida de Jesús al Calvario con la cruz a
cuestas.
La Cruz al Calvario, cansado, llevó;
con sangre divina el camino regó.
5.- La Crucifixión y muerte de Jesús.
Terrible agonía tres horas sufrió;
De sed y abandono Jesús se quejó.
MISTERIOS GLORIOSOS: (Miércoles y Domingo)
1.- La resurrección de Jesús.
Vencida la muerte, contempla al Señor
Tornando a la vida más bella que el sol.
2.- La Ascensión de Jesús al cielo.
En este misterio contempla a Jesús
Subiendo a los cielos por propia virtud.
3.- La venida del Espíritu Santo sobre María
Virgen y los Apóstoles.
- 430 -
-
Espíritu Santo del cielo bajó,
De dones y gracias al mundo llenó.
4.- La Asunción de María al cielo.
Devoto cristiano, humilde y con fe,
Contempla a María subiendo al Edén.
5.- La coronación de María como Reina y Señora
de todo lo creado.
Corona de flores, de perlas y honor
Recibe María, la Madre de Dios.
MISTERIOS LUMINOSOS (Jueves)
1.- El Bautismo de Jesús en el Jordán.
Jesús bautizado del agua salió
Y en este momento el Padre le habló.
2.- La revelación de Jesús en las bodas de Caná.
En una familia Jesús Salvador
cambió agua en vino mostrando su amor.
3.- El anuncio del Reino de Dios invitando a la
conversión.
Jesús predicando el Reino de Dios,
a todos invita a la conversión.
4.- La transfiguración de Jesús.
Jesús en Tabor se trasfiguró
- 431 -
radiante y glorioso se manifestó.
5.- La institución de la Santa Eucaristía en la Última
Cena.
- Este es mi Cuerpo, tomad y comed.
Esta es mi Sangre tomad y bebed.
LETANIAS A LA VIRGEN MARIA
Señor, ten piedad de nosotros. (/)
Cristo, ten piedad de nosotros. (/)
Señor, ten piedad de nosotros. (/)
Dios, Padre Celestial
Ten piedad de nosotros
Dios, Hijo, Redentor del mundo
“
Dios, Espíritu Santo
Ten piedad de nosotros
Trinidad Santa, un solo Dios
“
Santa María
Ruega por nosotros
Santa Madre de Dios
Santa Virgen de las Vírgenes
Hija predilecta del Padre
Madre de Jesucristo Rey
Gloria del Espíritu Santo
Virgen Hija de Sión
Virgen pobre y humilde
Virgen sencilla y obediente
Virgen digna de veneración
Virgen digna de alabanza
- 432 -
Esclava del Señor
Madre del Señor
Madre del buen consejo
Asociada al Redentor
Llena de Gracia
Fuente de hermosura
Plenitud de virtudes
Fruto escogido de Redención
Perfecta discípula de Cristo
Purísima imagen de la Iglesia
Mujer vestida de sol
Mujer coronada de estrellas
Salud de los enfermos
Refugio de los pecadores
Consoladora de los afligidos
Alegría de Israel
Esplendor de la Iglesia
Honor del género humano
Abogada de Gracia
Servidora de piedad
Ayuda del Pueblo de Dios
Reina de caridad
Reina de misericordia
Reina de la paz
Reina de los Angeles
Reina de los Patriarcas
Reina de los Profetas
Reina de los Mártires
- 433 -
Reina de los Confesores
Reina de las Vírgenes
Reina de todos los Santos
Reina concebida sin pecado original
Reina asunta a los cielos
Reina de la familia
Reina de las misiones
Reina del mundo
Reina del cielo
Reina de todo lo creado.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, (///)
- Perdóname, Señor
- Escúchame, Señor
- Ten piedad de nosotros
Dios te salve, Reina y Madre de Misericordia, vida dulzura
y esperanza nuestra; Dios te salve. A ti clamamos los
desterrado hijos de Eva; a ti suspiramos, gimiendo y llorando
en esta valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra,
vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y, después de
este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre.
¡ Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María!
Ruega por nosotros, santa Madre de Dios,
Para que seamos dignos de alcanzar las promesas
de nuestro Señor Jesucristo.
- 434 -
OREMOS: Señor, Tu has querido que tu Iglesia sea
sacramento de salvación para todos los
hombres, a fin de que la obra redentora de
Cristo persevere hasta el final de los
tiempos. Mueve ahora los corazones de tus
fieles y concédenos la gracia de sentir que
nos llama con urgencia a trabajar por la
salvación del mundo, para que, de todas las
naciones se forme y desarrolle un solo,
una sola familia, consagrada a tu nombre.
Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.
OTRAS ORACIONES A LA VIRGEN
1.- Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de
Dios: no desprecies las oraciones que te dirigimos en
nuestras necesidades, antes bien, líbranos de todo
peligro. ¡Oh, Virgen gloriosa y bendita!
2.- Acuérdate, oh piadosísima Virgen, que jamás se
ha oído decir que uno solo de cuantos han acudido a tu
protección e implorado tu socorro haya sido
desamparado de ti.
Yo, pecador, animado con tal confianza acudo a Ti,
oh Madre Virgen de las vírgenes, a ti vengo, delante de
ti me presento gimiendo.
- 435 -
No quieras, oh Madre del Verbo, despreciar mis
súplicas, antes bien, inclina a ellas tus oídos y dígnate
atenderlas favorablemente. Amén.
(San Bernardo)
3.- BENDITA SEA TU PUREZA y eternamente lo
sea, pues todo un Dios se recrea en tan graciosa
belleza. A ti, celestial princesa, Virgen sagrada María,
yo te ofrezco en este día alma, vida y corazón; mírame
con compasión, no me dejes Madre mía.
4.- Oración a la Dolorosa
Oh Madre Dolorosa,
por tus lágrimas,
por la corona de espinas,
por los clavos que llevas en tus manos
por las espadas de dolor
con que nuestros pecados traspasaron tu corazón,
vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos
y alcánzanos de tu Hijo Santísimo
dolor intenso de nuestras culpas
y vivos sentimientos de fe, esperanza y caridad.
Oh Madre Dolorosa,
protege a la Santa Iglesia,
protege a nuestra Patria,
ampara a la juventud,
ampara a la niñez. Amén.
- 436 -
5.- Oración a la Virgen de la Merced
“Clementísima Madre de los cielos, divina
Redentora de los cautivos, excelsa Virgen de la
Merced, dígnate aceptar nuestros homenajes y acoger
benignamente nuestras súplicas.
Apiádate del mundo, Madre de Misericordia, que,
arrastrado por la incredulidad, se precipita en un
abismo de miserias. Aviva en los espíritus la luz
vivificante de la fe, y enciende en los corazones el
fuego sagrado del amor.
Llena de fortaleza al Sumo Pontífice, lo mismo que
al sacerdocio católico y a todos tus hijos.
¡Oh Madre! escucha benignamente las súplicas de
tus hijos; mitiga todas las penas, colma con
munificencia todas las esperanzas. Escucha, ¡oh Madre
incomparable! nuestra plegaria, escucha la plegaria del
pueblo. Amén.
6.- Oración a la Virgen para América Latina
María Santísima, Madre de nuestra América,
por la predicación del Evangelio
nuestros pueblos conocen que son hermanos
y que Tú eres la Inmaculada y llena de gracia.
Con certeza filial sabemos
que en tu oído está el anuncio del ángel,
- 437 -
en tus labios, el cántico de alabanza,
en tus brazos, Dios hecho Niño,
en tu corazón, la cruz del Gólgota,
en tu frente, la luz y fuego del Espíritu Santo,
Madre nuestra Santísima,
y bajo tus pies, la serpiente derrotada.
En esta hora de nueva evangelización,
ruega por nosotros al Redentor del hombre;
que El nos rescate del pecado
y de cuanto nos esclaviza;
que nos una con el vínculo de la fidelidad
a la Iglesia y a los Pastores que la guían.
Muestra tu amor de Madre a los pobres,
a los que sufren y a cuantos buscan el reino de tu Hijo
Alienta nuestros esfuerzos por construir
el continente de la esperanza solidaria,
en la verdad, la justicia y el amor.
Agradecemos profundamente el don de la fe
y glorificamos contigo al Padre de las misericordias,
por tu Hijo Jesús, en el Espíritu Santo. Amén.
(Papa Juan Pablo II)
ROSARIO DE LA DIVINA MISERICORDIA
1.Usando un Rosario normal, comenzar con un Padre
Nuestro, Ave Maria y Credo.
- 438 -
2.Al comenzar cada decena (cuentas grandes del Padre
Nuestro) decir:
“Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el
Alma y la Divinidad de tu amadisimo Hijo, nuestro
Señor Jesucristo, como propiciación de nuestros
pecadosy los del mundo entero.”
3.En las cuencas pequeñas del Ave María:
“Por su dolorosa Pasión…ten misericordia de
nosotros y del mundo entero.” (se repite 10 veces)
4.Al finalizar cada decena de la coronilla se repite tres veces:
“Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten
misericordia de nosotros y del mundo entero.”
5. Al fin de toda la coronilla se repite tres veces
“¡Oh! Sangre y Agua que brotaron del Corazón
de Jesús como una fuente de misericordia para
nosotros, en Ti confío.”
_________________________________________
ORACIONES VARIAS
POR LOS PASTORES DE LA IGLESIA
Señor, Dios, te rogamos por todos los llamados a ser
Pastores en tu Iglesia: por el Papa, los obispos, los
sacerdotes y sus colabores.
Acompáñalos y alivia el peso de sus responsabilidades.
- 439 -
Hazlos firmes en la proclamación de la Buena Nueva.
Enséñales a reconocer e interpretar los signos de los
tiempos .
Hazlos testigos vivientes de tu presencia en el mundo,
Enriquécelos con los dones y carismas del Espíritu
Santo.
Dales celo, paciencia y valor para siempre servir.
Despierta con ellos la predilección hacia los más
pobres y más débiles.
No permitas que se postren y caigan por el cansancio o
la ingratitud.
Concédeles la hermosa corona en el cielo reservada a
tus apóstoles y discípulos. Amén.
ORACION POR LAS VOCACIONES
Jesús, divino Pastor de las almas, que llamaste a
los apóstoles para hacerlos pescadores de hombres y
constructores de paz en un mundo donde reine la
justicia, atrae hacia Ti hombres y mujeres jóvenes, e
infundes en sus corazones el deseo de estar contigo y
de seguirte hasta el final.
- 440 -
Que compartan tu sed de salvar a toda la humanidad
y abre sus corazones a los horizontes del mundo entero,
donde la silenciosa súplica de tantos hermanos pide la
luz de verdad y el calor del amor. Que respondiendo a
tu llamada y transformado por Ti en “sal y luz”, sean
testigos de tu presencia y anunciadores de tu Reino
hasta los confines de la tierra.
Amén.
POR LAS MISIONES
¡Oh Padre!, tú quieres que todos los pueblos
alcancen la salvación; despiertas, pues, en todo
creyente un nuevo fervor misionero, para que Cristo
sea testimoniado y anunciado a lo que aún no le
conocen.
Por intercesión de los Santos, que entregaron su vida
para el Reino, sostén y alienta a los misioneros en su
obra evangelizadora.
Virgen María, Reina de los Apóstoles, que has
ofrecido el Verbo encarnado al mundo, dirige la
humanidad del nuevo milenio hacia Aquel que es la luz
verdadera que ilumina a todo viviente y haz de nosotros
unos fervientes colaboradores tuyos. Amén.
POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS
Señor Jesucristo, tú haz orado: “Haz que todos
sean uno. Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos
también sean uno en nosotros”.
- 441 -
Te pedimos el don de la unidad de todos los
creyentes.
Hemos recibido tu buena noticia. Hemos sido
bautizados en tu nombre. Nos reunimos para celebrar tu
memoria, signo de la unidad.
Sin embargo no somos uno. Nos divide el peso de la
historia. Hemos construido recíprocamente grandes
prejuicios. Hemos reedificado aquellos muros de
separación que tú has venido a demoler. Con eso
damos escándalo al mundo.
Conviértenos: haz que busquemos concretamente lo
que une; que temamos lo que divide.
Que llegue la hora en la que podremos alabarte y
bendecirte en una única comunidad universal de
creyentes. Amén.
(El octavario de oración por la unidad de los cristianos
es del 18 al 25 de enero)
POR MI PARROQUIA
Jesús, esta es hoy mi oración:
Gracias por mi parroquia.
¡Estoy recibiendo tanto de ella!
¡Tengo tanto que agradecerle!
- 442 -
En ella estoy descubriendo,
en ella estoy aprendiendo a amarte y seguirte.
Desde ella escucho tu Buena Noticia,
desde ella recibo el pan necesario para el camino.
Cuando me canso me deja su palabra de ánimo;
cuando me caigo, me entrega su perdón.
Cuando me siento débil, me fortalece,
cuando me duermo, ella me despierta.
Gracias, Jesús, por mi parroquia.
Gracias por los niños y los jóvenes,
por los mayores y los ancianos.
Todos formamos tu Comunidad, tu Iglesia.
También hoy quiero pedirte por ella, Señor; por sus
grupos y actividades, por su gente. ¡Cuanto me ayudan!
Que seamos un rincón calido,
un lugar donde nos queremos y respetamos,
un espacio donde vivamos como hermanos,
donde, unidos, nos esforcemos por tu Reino.
Y te ruego algo más,
con la fuerza de que soy capaz:
Que mi parroquia no luche por sí y por su causa.
Se empeñe más bien en ti y en tu causa
- 443 -
Que no destaquemos por hacer muchas cosas, por
ser muchos e importantes.
Que nos conozcan, Señor, por vibrar y soñar
con lo que tu vibraste y soñaste
Jesús, te doy gracias por mi parroquia.
Jesús, te pido por mi comunidad.
Ella es el camino, tu, la meta y el horizonte.
Amén.
PARA FOMENTAR LA CONCORDIA
Señor: haz de mí un instrumento de tu paz;
donde haya odio, ponga yo amor;
donde haya ofensa, ponga yo perdón;
donde haya discordia, ponga yo unión:
donde haya error, ponga yo verdad;
donde haya duda, ponga yo la fe:
donde haya desesperación, ponga yo la esperanza;
donde haya tinieblas, ponga yo la luz:
donde haya tristeza, ponga yo alegría.
¡Oh Divino Maestro! Haz que no busque tanto ser
consolado, como consolar; ser comprendido, como
comprender; ser amado, como amar.
Porque dando se recibe; perdonando se es perdonado;
olvidándose de sí, uno se encuentra; muriendo, se
resucita a la Vida Eterna.
(San Francisco de Asís)
- 444 -
ORACION DE LA FAMILIA CRISTIANA
Señor Jesucristo, Tú nos has unido en el
Sacramento del Matrimonio . Te damos gracias.
Gracias por todo el amor que podemos manifestarnos:
gracias por el gozo que proviene de la recíproca
comunión; gracias por nuestros hijos y por la seguridad
de nuestro hogar.
Te pedimos: conserva vivo, cada día, nuestro amor.
No permitas que se malgaste por la monotonía o por el
activismo de la vida.
No permitas que nos falte la comunicación
indispensable y que vivamos el uno a lado del otro
como extraños.
Danos el tiempo para estar unidos y los intereses para
compartir.
Enséñanos cómo hacer para vivir en continua ilusión, la
vida común.
Haz que seamos comprensivos, siempre dispuestos al
perdón y a la reconciliación.
Ayúdanos a tomar juntos las decisiones. Danos fuerzas
para que seamos fieles “en la alegría y en el dolor, en la
pobreza y prosperidad, en la salud y en la enfermedad”
como lo hemos jurado cuando Tú nos uniste.
Por eso, concédenos tu gracia. Amén.
- 445 -
ORACION DE LOS NIÑOS POR SUS PADRES
Señor, bendice a mis padres.
Haz que nuestro hogar,
sea como el hogar de Nazareth,
donde reine el amor y la paz.
Aleja de nuestra familia
las peleas y la tristeza,
las enfermedades, las angustias,
la mentira y los rencores.
Dale siempre trabajo a mi padre
fortaleza y salud a mi madre.
Que ellos se amen y comprendan,
que se ayuden y perdonen.
A mí ayúdame a crecer
como crecías tú:
con respeto y cariño hacia ellos.
Dame generosidad para
que pueda ayudar a mi familia
colaborando y ayudando .
Haz que un día
más allá de la muerte
podamos juntarnos de nuevo
con la gran familia de los santos
en tu casa del cielo. Amén.
BENDICION DEL AGUA
FUERA DE LA CELEBRACION DE LA MISA
- 446 -
(ver Bendicional Nn. 1226 - 1234)
Celebrante:
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.
T. Amén
C. Dios, que del agua y del Espíritu Santo, nos ha
hecho nacer de nuevo en Cristo, esté con todos
vosotros.
T. Y con tu espíritu.
C. Con esta bendición del agua, recordamos a Cristo,
agua viva, así como el sacramento del bautismo, en el
cual nacimos de nuevo del agua y del Espíritu Santo.
Siempre, pues, que seamos rociados con esta agua o
que nos santigüemos con ella al entrar en la iglesia o
dentro de nuestras casas, daremos gracias a Dios por su
don inexplicable, y pediremos su ayuda para vivir
siempre de acuerdo con las exigencias del bautismo,
sacramento de la fe, que un día recibimos.
(Lectura de la Palabra de Dios. Jn. 7, 37 - 39)
Escuchad ahora, hermanos, las palabras del santo
Evangelio según San Juan.
El último día, el más solemne de las fiestas, Jesús, en
pie, gritaba: “El que tenga sed, que venga a mí; el que
cree en mí, que beba. Como dice la Escritura: de sus
entrañas manarán torrentes de agua viva”.
- 447 -
Decía esto refiriéndose al Espíritu que habían de recibir
los que creyeren en él.
Palabra del Señor.
T. Gloria a Ti, Señor Jesús.
C. Oremos: (con las manos extendidas)
Bendito seas Señor, Dios Todopoderoso,
que te has dignado bendecirnos y
transformarnos interiormente en Cristo,
agua viva de nuestra salvación; haz, te
pedimos, que los que nos protegemos con
la aspersión o el uso de esta agua
sintamos, por la fuerza del Espíritu
Santo, renovada la juventud de nuestra
alma y andemos siempre en una vida
nueva.
Por Jesucristo, nuestro Señor.
T. Amén.
(Después de la oración de bendición, el celebrante rocía con
el agua bendecida a los presentes, diciendo:)
Que esta agua nos recuerde nuestro bautismo en Cristo,
que nos redimió con su muerte y resurrección. Amén.
PARA EL USO DEL AGUA BENDITA
(rociando a las personas, los objetos o la casa)
-
Rocíame, Señor, con agua, y quedaré limpio; lá –
vame, y quedaré más blanco que la nieve.
- 448 -
-
Misericordia, Dios mío, por tu bondad.
Gloria al Padre, al Hijo, al Espíritu Santo.
-
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.
-
Rocíame...
Muéstranos, Señor, tu misericordia
-
Y danos tu salvación.
Oremos: Oh Dios, que escogiste el agua para que, a
partir del Bautismo, fuera signo de salvación
para
tus
hijos,
escucha
nuestras
invocaciones:
Haz que esta agua bendita sea instrumento
eficaz de la divina gracia para alejar al
enemigo, curar las enfermedades, atraer tu
bendición sobre las personas y cosas
impregnadas por ella;
Para que cuantos la utilizaren con fe, por la
invocación de tu Santo Nombre, sientan
tu protección y tu paz. Por Jesucristo nuestro
Señor. Amén.
ORACION A SAN JOSE POR LA IGLESIA
- 449 -
A ti, bienaventurado San José, acudimos en nuestra
tribulación, y después de implorar el auxilio de tu
santísima Esposa, solicitamos también confiadamente
tu patrocinio. Por aquella caridad que, con la
Inmaculada Virgen María, Madre de Dios te tuvo
unido, y por el paterno amor con que abrazaste al Niño
Jesús, humildemente suplicamos que vuelvas benigno
los ojos a la herencia que con su sangre adquirió
Jesucristo y con tu poder y auxilio socorras nuestras
necesidades.
Protege, oh providentísimo custodio de la divina
familia, a la escogida descendencia de Jesucristo:
aparta de nosotros toda mancha de error y de
corrupción; asístenos propicio desde el cielo, fortísimo
libertador nuestro, en esta lucha con el poder de las
tinieblas; y como en otro tiempo libraste al Niño Jesús
de inminente peligro de la vida, así ahora defiende a la
Iglesia Santa de Dios de las asechanzas de sus
enemigos y de toda adversidad, y a cada uno de
nosotros protégenos con perpetuo patrocinio, para que,
a ejemplo tuyo y sostenidos por tu auxilio, podamos
santamente vivir, piadosamente morir y alcanzar en los
cielos la eterna bienaventuranza. Amén.
ORACION AL SANTO PATRONO O PROTECTOR
Omnipotente y eterno Dios, cuya bondad y poder tan
admirablemente se manifiesta en tus Santos, que son
- 450 -
tus amigos y escogidos por haber guardado tu santa ley
mientras vivían en este mundo, lleno de confianza
acudo a tu Majestad para obtener la gracia que necesito
a cuyo fin pongo por intercesor y protector mío a
San...(o Santa...) que está contigo en la feliz eternidad
de la gloria, para que, lo que no soy digno de alcanzar a
causa de mis pecados, pueda obtenerlo por sus méritos ,
ruegos y eficaz intercesión. Sea dado todo honor y
gloria a ti, Señor, que vives y reinas por los siglos de
los siglos. Amén.
A SAN MARTIN DE PORRES
Oh Dios, que levantas a los humildes y que llevaste
a los reinos celestiales a tu bienaventurado confesor
Martín de Porres, concédenos, por sus méritos e
intercesión, imitar en la tierra su humildad, para que
merezcamos ser exaltados con él en los cielos. Tú, que
vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.
ORACION A SANTA MARIANA DE JESUS
¡Oh bellísima azucena, Santa Mariana de Jesús!
Desde esta mansión de lágrimas te contemplo en el
cielo, radiante de luz y de gloria, y te felicito por tu
dicha inefable.
- 451 -
¡Oh admirable virgen, azucena de Quito! que,
conservando inmaculado el tesoro de la inocencia en tu
corazón, triunfantes del imperio del mundo y del
pecado; y en tu breve peregrinación por la tierra,
dejaste una huella luminosa de heroicas virtudes, en
especial de asombrosa penitencia: te ruego nos alcances
la gracia de imitar tus ejemplos, de hacer verdadera
penitencia y de perseverar hasta el fin en el servicio de
Dios, para que merezcamos un día participar de tu
felicidad eterna. Amén.
AL SANTO HERMANO MIGUEL
Oh, Dios, que suscitaste en tierra ecuatoriana al
Bienaventurado San Hno. Miguel de las Escuelas
Cristianas, para que, con su labor educativa y acción
catequética, mostrara a los niños el camino que
conduce a ti; concédenos que su ejemplo nos ayude a
seguir a Jesucristo nuestro Maestro a fin de que
logremos alcanzar con nuestros hermanos la gloria de
tu reino.
Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.
ORACION DE LOS JOVENES
Aquí estamos, Señor, los jóvenes,
una parte de tu Pueblo,
un grupo juvenil e inquieto.
- 452 -
Queremos ser cristianos, tus seguidores.
A veces te conocemos mal, Señor,
y conocemos poco tu Iglesia.
Pero a medida que te conocemos,
nos entusiasma tu vida y tu camino.
Queremos ser de tu comunidad
y renovar la Iglesia, hacerla
más entusiasta y joven,
más comprometida y valiente,
para renovar el mundo, y
construir una sociedad diferente:
más justa y fraternal,
más pacífica y menos violenta,
más alegre y menos amargada .
Ayúdanos, Señor,
a ser sangre nueva en tu Iglesia,
portadores de tu Espíritu Santo,
y de tu mensaje de liberación.
Libéranos de los prejuicios pesimistas,
de nuestros egoísmos cerrados,
de la ignorancia religiosa.
Danos tu fuerza y tu optimismo,
para que nuestra lucha no sea vana:
que por medio de tu Iglesia,
venga al mundo tu Reino. Amén.
- 453 -
ORACION DE NAVIDAD
Oh Jesús Redentor de los hombres, engendrado del
Padre igual a él en la gloria antes que la luz existiera
Tú eres la luz verdadera y el esplendor del Padre: tú
eres nuestra esperanza.
Escucha las oraciones de tus fieles que hacia ti se
elevan de todo el mundo,
Recuérdate, oh Creador de todos, que un día tomaste
forma de cuerpo humano en el seno purísimo de María
Virgen.
La fiesta de Navidad de cada año nos recuerda que
bajaste de la gloria del Padre a la tierra por nuestra
salvación.
El cielo, la tierra, el mar y todo lo que contiene
universo, te saludan cantando un cántico nuevo.
nosotros, alimentados con tu Cuerpo, y lavados con
Sangre entonamos un himno de gloria en el día de
nacimiento.
Gloria a Ti, Jesús, nacido de la Virgen. Gloria al Padre.
Gloria al Espíritu Santo por los siglos de los siglos.
Amén.
- 454 -
el
Y
tu
tu
___________________________________________
ARREPENTIMIENTO Y PENITENCIA
ACTO DE CONTRICION
Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero,
Redentor mío, en Quien creo, en Quien espero, a Quien
amo sobre todas las cosas. Me pesa el haberte
ofendido, por ser Tú quien eres bondad infinita.
También me pesa porque he merecido las penas eternas
del infierno. Ayudado de tu divina gracia, y confiando
en los méritos de tu preciosa Sangre, propongo no
volver más a pecar, confesarme y cumplir la penitencia
que me sea impuesta. Amén.
EXAMEN DE CONCIENCIA DE UN SOLO
PENITENTE
El sacramento de la Penitencia es para el perdón de
los pecados y la reconciliación del cristiano con Dios y
con los hermanos. Para recibirlo con provecho hay que
prepararse con el examen de conciencia, el dolor de los
pecados y el propósito de enmienda.
EXAMEN DE CONCIENCIA
(Pueden ayudar las siguientes preguntas)

¿ Cuándo me he confesado la última vez?
- 455 -


¿ Qué hay en mí que no debía haber sucedido, que
fue malo y pecado?
¿ Cómo manifestarlo al sacerdote que en este
momento me representa a Cristo?

¿ De qué debo agradecer a Dios en estos últimos
tiempos?

¿ Cómo expresar a Dios mi gratitud por su amor,
su perdón, su salvación?
(Puede uno también examinarse sobre los
mandamientos con las siguientes preguntas
u otras semejantes)
1.
¿He amado a Dios sobre todas las cosas, poniendo
lo demás subordinado a El?
¿He rezado las oraciones por la mañana y por la
noche?
2.
¿He culpado a Dios por cosas que no son? ¿He
pronunciado su nombre sin respeto?
3.
¿He faltado a la Santa Misa el día Domingo por
mi culpa? ¿Cuántas veces?
4.
¿Mi comportamiento en la familia ha sido motivo
de sufrimiento o de alegría?
5.
¿Cultivo odios, resentimientos, rencores? ¿He
ofendido con mis palabras a los demás?
- 456 -
¿He atentado a la vida o la integridad física o
moral de las personas? (Ej.: con el aborto, atropellos,
riñas, injurias, malas palabras)
6.¿ He usado culpablemente de la sexualidad? (Ej.: con
la masturbación, fornicación, adulterios, pecados contra
la naturaleza)
¿He sido imprudente participando en las malas
diversiones? (Ej.: películas, revistas, compañías
malas)
7. ¿He robado o dañado cosas ajenas?
¿He cometido injusticias? (Ej.: en el trabajo, en el
comercio, en los contratos)
8. ¿Me siento culpable de calumnias, mentiras?
¿He formado parte de chismes, críticas, intrigas?
9. y 10.¿He consentido o cultivado voluntariamente
malos pensamientos o deseos de impureza o
codicia?
¿Estoy mejorando o empeorando? ¿Busco la
santidad en la perfección de vida o estoy estancado.?
¿Qué propósito ofreceré al Señor para mi enmienda?
¿Cómo repararé lo malo que he hecho?
- 457 -
DESPUES DE LA CONFESION
(Como acción de gracias el penitente puede rezar la
siguiente oración u otra semejante, añadiéndola a la oración
de penitencia que le aconseje el sacerdote)
Señor Jesucristo, en este Sacramento de
Reconciliación, por medio del Sacerdote, me has dicho:
“Vete en paz y no peques más”, manifestándome tu
amor incansable y tu misericordia infinita.
Te doy gracias por tu bondad y por la paciencia que
me tienes cada día. Mi propósito no basta; necesito
constantemente tu ayuda y tu perdón. Quiero guardar
tu Palabra dentro de mí. Haz que sea atento en
escucharla; fortalece en mí el deseo de ser fiel a tus
mandamientos. Te pido espíritu de oración; lléname de
la gracia inefable del Espíritu Santo.
Esto es lo que me pides: que viva en la fidelidad de
tu Evangelio, que imite los ejemplos de tu adorable
Persona y que me deje guiar por el Espíritu Santo.
Haz que en el último día de mi vida sea perdonado
también, como lo he sido hoy. María Virgen, ruega por
mí. Amén.
(o bien)
La pasión de Nuestro Señor Jesucristo, los méritos
de la Santísima Virgen María y de todos los Santos, el
bien que pueda hacer, los males que pueda sufrir, me
- 458 -
sirvan para el perdón de mis pecados, aumento de
gracia y recompensa de vida eterna. Amén.
Nota: Para la celebración del Sacramento de la
Confesión, véanse las páginas 71 y 72
VIA CRUCIS
(El Camino de la Cruz)
(El Vía Crucis surge del deseo de meditar el paso
de Cristo de este mundo al Padre y revivir los
diversos momentos de Jesús hacia el Calvario.
Lo que en Cristo ya se cumplió ha de realizarse
también en nosotros: para llegar al Padre
debemos recorrer en la vida el camino de la
cruz y así, por la Cruz, llegar a la gloria.)
OFRECIMIENTO
¡Oh Señor Jesús! vamos a recorrer el camino que tú
anduviste con la cruz para salvarnos. Queremos pensar
en tus sufrimientos, sentir pena y agradecimiento por
ellos. Danos dolor por nuestros pecados y propósito de
no ofenderte más.
Virgen María, que acompañaste a tu Hijo hasta verle
morir en la cruz, ayúdanos en este vía crucis, para que
nuestro corazón viva con atención y devoción el
recuerdo de los sufrimientos de Jesús, él que es Dios y
reina por los siglos de los siglos. AMEN.
CANTO 1.
- 459 -
La sentencia de tu muerte,
Jesús mío, ¿quién la firmó?
La firmaron mis pecados,
Jesús mío, ¡perdón, piedad!
1.- JESUS ES CONDENADO A MUERTE
P.- Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R.- Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.
“Si sueltas a Jesús, gritan los Judíos, no eres amigo del
César, porque todo aquel que se hace rey se rebela
contra el César”.
Cuando Pilato vio que no conseguía nada, sino que el
alboroto era cada vez mayor, mandó traer agua y se
lavó las manos delante de todos diciendo: Yo no soy
responsable de la muerte de este hombre; es cosa de
ustedes. Y todo el pueblo contestó: “Que su sangre
caiga sobre nosotros y sobre nuestros descendientes”.
Entonces Pilato dejó libre a Barrabás; luego mandó
azotar a Jesús y lo entregó para que lo crucificaran.
(Mt. 27, 24-26)
OREMOS
Jesús, tu mantuviste tu dignidad y tu identidad aún en
el momento del suplicio y de la tortura. Danos valor
para que no nos avergoncemos nunca de confesar que
- 460 -
te seguimos a Ti y que el evangelio de la verdad, del
amor, la paz y la justicia son nuestra referencia de vida.
Te pedimos por aquella personas a quienes se les ha
arrebatado su identidad y su dignidad para preservar el
orden establecido. AMEN
CANTO 2.
¿Quién la cruz tan pesada
Jesús mío, te preparó?
La prepararon mis pecados,
Jesús mío, ¡perdón, piedad!
2.- JESUS CARGA CON LA CRUZ CAMINO
DEL CALVARIO
P.- Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R.- Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.
Entonces Pilato les entregó a Jesús para que lo
crucificaran y ellos se lo llevaron. Jesús salió, cargando
su cruz, para ir al sitio llamado “Lugar de la Calavera”,
que en hebreo se dice Gólgota. (Jn. 19, 16-18). Delante
de El iba un letrero que decía: “Jesús de Nazareth. Rey
de los Judíos”.
OREMOS
Jesús, que aceptaste cargar la cruz, enséñanos a cargar
nuestra propia cruz que conduce a la plenitud de la
- 461 -
vida. Danos el valor para llevarla. No permitas que
impongamos a otros cruces de ignominia. Danos un
corazón amplio para caminar con todos los crucificados
del mundo. AMEN.
CANTO 3.
En el suelo tan brutalmente,
Jesús mío, ¿quién te arrojó?
Te arrojaron mis pecados,
Jesús mío, ¡perdón, piedad!
3.- JESUS CAE POR PRIMERA VEZ CON LA CRUZ
P.- Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R.- Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.
“Cristo, siendo de condición divina, se despojó de su
rango y tomó la condición de esclavo, pasando por uno
de tantos. Se rebajó a si mismo haciéndose obediente
hasta la muerte, y una muerte en la cruz. Por eso Dios
lo levantó sobre todo”. (Fil. 2, 6-9)
“Padeció su pasión por nosotros, dejándonos un
ejemplo para que sigamos sus pasos. Cristo no cometió
pecado ni encontraron engaño en su boca; cuando lo
insultaban no devolvía el insulto, y en su pasión no
profirió amenazas”. (1 Pe. 2, 21-23)
OREMOS
- 462 -
Oh Jesús, caído sobre el suelo, Tú nos enseñas que no
siempre podemos caminar de pie y animosos, y así
caemos cansados, nos desanimamos, nos sentimos sin
fuerzas. No desoigas nuestra oración: haz que entonces
nos acordemos de Ti, y reanimados por tus
sufrimientos, sepamos tomar de nuevo nuestra cruz.
AMEN.
CANTO 4.
¿A tu Madre tan piadosa
quién hirió el corazón?
La hirieron mis pecados
Jesús mío, ¡perdón, piedad!
4.- JESUS ENCUENTRA A SU SANTISIMA MADRE
P.- Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R.- Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.
Simeón había dicho a la Virgen María:
“Mira: este niño está puesto para que muchos en Israel
caigan y se levanten. Y a ti una espada te traspasará el
alma”.
A la vera del camino, por donde pasa su Hijo Jesús,
María recuerda estas palabras y su corazón se llena de
inmenso dolor. Como dijo el Profeta Jeremías:
“¡Ustedes, los que van por el camino, miran y observen
si hay dolor como el mío que tanto me hace sufrir!...
Está lejos de mí el consolador que reanime mi alma. ¿A
- 463 -
quién te compararé?. Grande como el mar es tu
quebranto... (Lament.1 y 2)
OREMOS
Señor Jesucristo, míranos a nosotros quienes hoy
recordamos el dolor que traspasó el corazón de María,
tu madre.
Te ofrecemos este camino de la Cruz en humildad y
amor: haz que, por la intercesión de la Virgen María y
por los méritos de su muerte, alcancemos la felicidad
de tu reino, donde Tú vives por los siglos de los siglos.
AMEN.
CANTO 5
¿Quién la cruz tan pesada
Jesús mío, te preparó?
La prepararon mis pecados,
Jesús mío, ¡perdón, piedad!
5.- SIMON DE CIRENE AYUDA A JESUS A
LLEVAR LA CRUZ.
P.- Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R.- Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.
- 464 -
“Un hombre de Cirene, llamado Simón, padre de
Alejandro y Rufo, llegaba entonces del campo. Al
pasar por allí le obligaron a cargar con la Cruz de
Jesús.” (Mt. 27, 32)
Aunque forzado, Simón de Cirene cumple la palabra de
Jesús: “Si alguno quiere venir en pos de mí niéguese a
sí mismo, tome su cruz y sígame. Porque quien quiera
salvar su vida la perderá; pero quien pierda su vida por
mí y por el Evangelio la salvará”. (Mc. 8, 34 s.)
OREMOS
Jesús, somos concientes de que el seguimiento de tu
propuesta de vida no es fácil. Pero nos cuestas
aceptarlo. A veces no queremos recorrer al camino con
la cruz a cuestas. Preferiríamos que las cosas fueran
más fáciles, menos riesgosas, menos conflictivas. Pero
el camino será más ligero y la cruz más llevadera si
contamos con tu presencia alentadora y solidaria.
AMEN.
CANTO 6
¿Por qué tu rostro, Oh Jesús mío
No imprimes en mi corazón?
No lo permiten mis pecados;
Jesús mío, ¡perdón, piedad!
6.- LA VERONICA LIMPIA EL ROSTRO DE JESUS
- 465 -
P.- Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R.- Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.
Cuenta la tradición cómo, al pasar la comitiva, una
mujer se metió por entre la turba, se acercó a Jesús y le
enjugó la cara con un velo que llevaba.
Hablando de Jesús que sufre, Isaías profetizó:
“Lo vimos sin apariencia ni presencia; no tenía
belleza ni esplendor, su aspecto no tenía nada
atrayente; los hombres lo despreciaban y lo
rechazaban.
Era un hombre lleno de dolor, acostumbrado al
sufrimiento, como uno ante quien se oculta el
rostro, despreciable y no le tuvimos en cuenta.
Y sin embargo Él estaba cargado con nuestros
sufrimientos, estaba soportando nuestros
mismos dolores. Nosotros lo creíamos azotado
por Dios…y eran nuestras faltas por la que era
destruido. El soportó el castigo que nos trae la
paz”. (Is. 53, 2 ss.)
OREMOS
Señor Jesús, te pedimos que todos los cristianos demos
valiente testimonio de Ti ante los hombres; que, por
tus dolores, los pecadores recobren la imagen divina
que perdieron por el pecado; y ya que sobre Ti Yavé
Dios descargó todas nuestras culpas, haz que seamos
curados de todas nuestras maldades. Tú que eres Dios y
reinas por los siglos de los siglos. AMEN.
- 466 -
CANTO 7
¿Por qué caes otra vez
Jesús mío, bajo la Cruz?
Porque sigo con mis pecados,
Jesús mío, ¡perdón, piedad!
7.- JESUS CAE POR SEGUNDA VEZ CON SU CRUZ
P.- Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R.- Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.
“Hermanos: dejemos a un lado todo lo que nos
estorba y el pecado que nos enreda; corramos con
fortaleza la carrera que tenemos por delante.
Fijemos nuestra mirada en Jesús, pues de él
procede nuestra fe y él es quien la perfecciona.:
Jesús soportó la cruz sin hacer caso de lo
vergonzoso de esta muerte, porque sabía que
después del sufrimiento tendría gozo y alegría; y
ahora está sentado a la derecha del Padre.
Recorden al que soportó la contradicción de parte
de los pecadores, y no se cansen ni se desanimen.
Pues no habéis resistido todavía hasta la muerte
en vuestra lucha contra el pecado”. (Hebr. 12, 1
ss)
OREMOS
- 467 -
Señor Jesucristo, Tú llevaste la Cruz para librarnos de
nuestros pecados; y por su peso caes, pero te levantas:
concédenos saber llevar cada día nuestra cruz y
levantarnos siempre de nuestras caídas para continuar
firmes y fieles nuestro camino. A Ti lo pedimos, Jesús,
porque por nosotros sufriste y moriste y vives y reinas
por los siglos de los siglos. AMEN.
CANTO 8.
¿Por qué no viertes en mi alma.
Jesús mío, tu gran dolor?
Porque sigo con mis pecados,
Jesús mío, ¡perdón, piedad!
8.- JESUS HABLA A LAS MUJERES DE JERUSALEN
P.- Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos
R.- Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.
“Lo seguía una gran multitud del pueblo, y
mujeres que se dolían y se lamentaban por El.
Jesús volviéndose a ellas, les dijo: “Hijas de
Jerusalén, no lloren por mí, lloren más bien por
ustedes y por sus hijos. Porque llegarán días en
que se dirá: ¡Dichosas las estériles, las entrañas
que no engendraron y los pechos que no
amamantaron! Porque si con el leño verde hacen
esto, con el seco ¿qué harán? (Lc. 23, 27 ss.)
OREMOS
- 468 -
Jesús, la guerra, el hambre, la muerte, la corrupción van
matando nuestras esperanzas y llenando de un llanto
clamoroso el mundo entero. Llena nuestro corazón de
verdaderos sentimientos de solidaridad. Danos la luz
para diseñar alternativas de vida para que otro mundo
sea posible. Un mundo impregnado de amor solidario y
justo. Un mundo sin dolor y sin llanto. AMEN.
CANTO 9
¿Estas caídas tan dolorosas,
Jesús mío, dime por qué?
Porque sigo con mis pecados,
Jesús mío, ¡perdón, piedad!
9.- JESUS CAE POR TERCERA VEZ CON LA CRUZ
P.- Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R.- Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.
“Todos nosotros nos perdimos, como ovejas sin
pastor, siguiendo cada uno su propio camino,
pero el Señor cargo sobre él la maldad de todos
nosotros. Fue maltratado y se humilló, y ni
siquiera abrió la boca; lo llevaron como cordero al
matadero, como una oveja que permanece muda
cuando la esquilan. Lo arrancaron de esta tierra y
le dieron muerte por los pecados de su pueblo”.
(Is. 53, 6 ss.)
OREMOS
- 469 -
Dios todopoderoso, que nos has redimido por tu Hijo
desde el árbol de la cruz: te pedimos que, del mismo
modo que ahora merecemos adorarla, así gocemos, en
el futuro, de su gloria. Por Jesucristo nuestro Señor.
AMEN
CANTO 10.
Tu Santo Cuerpo, ¡Oh Jesús mío!
¿quién brutalmente, lo desnudó?
lo desnudaron mis pecados,
Jesús mío, ¡perdón, piedad!
10.- JESUS ES DESPOJADO DE SUS VESTIDURAS
P.- Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R.- Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.
“Después que los soldados crucificaron a Jesús,
recogieron su ropa y la repartieron en cuatro
partes, una para cada soldado. Tomaron también
la túnica, pero como era sin costura, de una sola
pieza. Se dijeron entre ellos: “No la rompamos,
sino echémosla a suerte a ver a quién le toca”.
Así se cumplió la Escritura que dice: “Se
repartieron mis ropas y echaron a suerte mi
túnica”. (Jn. 19, 23-24)
OREMOS
- 470 -
Cristo Señor, viniste al mundo para salvarlo y eres
objeto de la burla de los hombres que no te reconocen
como Dios; cargas con sus pecados, y te ultrajan como
a un hombre despreciable. Confórtanos con el ejemplo
de tu pasión y defiéndenos con la protección de tu cruz.
Porque Tú eres nuestro Señor y nuestro Dios, ahora y
por los siglos de los siglos. AMEN.
CANTO 11.
En la Cruz, tan atrevido,
Jesús mío ¿quién te clavó?
Te clavaron mis pecados,
Jesús mío, ¡perdón, piedad!
11.- JESUS ES CLAVADO EN LA CRUZ
P.- Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R.- Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.
“Cuando llegaron al lugar llamado el “Calvario”,
crucificaron a Jesús y a los dos criminales, uno a
su derecha y otro a su izquierda.
Jesús decía: “Padre, perdónalos, porque no saben
lo que hacen”. La gente estaba allí mirando. Y
hasta las autoridades se burlaban de él, diciendo:
“Salvó a los otros; que se salve a sí mismo ahora
si de veras es el Mesías de Dios, el Escogido”.
Uno de los malhechores que estaban crucificado
con Jesús lo insultaba. Pero el otro lo reprendió
- 471 -
diciéndole: “¿No temes a Dios, tu que estas bajo
el mismo castigo? Nosotros lo hemos merecido y
pagamos por lo que hemos hecho, pero éste no ha
hecho nada malo. Y decía: “Jesús acuérdate de mí
cuando entres en tu Reino”. Jesús le dijo: “Yo te
aseguro: hoy mismo estarás conmigo en el
Paraíso”. (Lc. 23, 33-38).
OREMOS
Jesús, acuérdate de nosotros y acógenos en tu Reino.
Somos temerosos y limitados, nos sentimos demasiado
débiles frente a los graves problemas de la sociedad.
Ayúdanos a entender que la cruz es puerta que nos
conduce hacia la esperanza. Te encomendamos a todas
las personas que no logran encontrar salidas a sus crisis
personales, familiares y comunitarias. AMEN.
CANTO 12.
En la Cruz, ¡Oh Jesús mío!
¿Quién te dio muerte cruel?
Te la dieron mis pecados,
Jesús mío, ¡perdón, piedad!
12.- JESUS MUERE EN LA CRUZ
P.- Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R.- Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.
- 472 -
“Llegado el mediodía, la oscuridad cubrió todo el país
hasta las tres de la tarde. A esta hora Jesús grito con
voz potente: “Eloí, Eloí, lama sabactaní” que quiere
decir “Dios mío, ¡Dios mío!, ¿por qué me has
abandonado?”.
Al oírlo, algunos de los presentes decían: “Oigan:
llama a Elías” Después de esto, Jesús sabiendo que ya
todo estaba cumplido, dijo: “Tengo sed”.
Había allí una vasija llena de vinagre. Sujetaron a una
rama de hisopo una esponja empapada en vinagre y se
la acercaron a la boca. Cuando Jesús tomó el vinagre,
dijo: “Todo está cumplido”. E inclinando la cabeza
entregó el Espíritu.
OREMOS
Jesús te reconocemos y te adoramos en todos los
hermanos y hermanas que son crucificados diariamente
en nuestra familia, nuestro barrio, nuestro trabajo,
nuestro pueblo, nuestro mundo. Ayúdanos a tender
nuestra mano solidaria a cada uno de ellos, porque es a
ti mismo a quien acogemos. AMEN.
CANTO 13.
La Virgen Santa en mis brazos,
poner quiere a su Jesús.
No lo pone por mis pecados,
- 473 -
Jesús mío, ¡perdón, piedad!
13.- JESUS ES BAJADO DE LA CRUZ
P.- Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R.- Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.
“Como era el día de Preparación a la Pascua, los
judíos no querían que los cuerpos quedaran en la
cruz durante el sábado – pues aquel sábado era
muy solemne – rogaron a Pilato que les quebraran
las piernas y los retiraran.
Fueron pues los soldados y quebraron las piernas
de los dos que habían sido crucificado con Jesús.
Pero al llegar a Jesús vieron que ya estaba muerto,
y no le quebraron las piernas, sino que uno de los
soldados le abrió el costado con la lanza y al
instante salió sangre y agua.
Después de esto, José de Arimatea, pidió a Pilato
la autorización para retirar el cuerpo de Jesús y
Pilato se lo concedió. Fueron, pues, y retiraron el
cuerpo de Jesús de la cruz y lo pusieron en los
brazos de su madre. (Jn. 19, 31 ss.)
OREMOS
- 474 -
Señor Jesús, en tu corazón herido por nuestros pecados,
encontramos infinitos tesoros de caridad. Abre nuestros
ojos a los prodigios de tu Redención, para que, por la
intercesión de la Virgen María, tu madre, no
busquemos nuestra salvación en ningún otro que en Ti,
porque tú eres Dios y vives y reinas por los siglos de
los siglos. AMEN.
CANTO 14.
En el sepulcro, al adorado,
Jesús mío, ¿quién colocó?
Lo colocaron mis pecados,
Jesús mío, ¡perdón, piedad!
14.- JESUS ES COLOCADO EN EL SEPULCRO
P.- Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R.- Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.
Luego que el cuerpo de Jesús fuera retirado de la
cruz, “llegó también Nicodemo – el que había ido
de noche a ver a Jesús – con una mezcla de mirra
y aloe de unas cien libras. Tomaron el cuerpo de
Jesús y lo envolvieron en lienzos con los aromas,
conforme a la costumbre judía de sepultar. En el
lugar donde había sido crucificado había un
huerto, y en el huerto un sepulcro nuevo, donde
- 475 -
todavía nadie había sido enterrado. Allí, pues,
porque era el día de la preparación de los Judíos y
el sepulcro estaba cerca, pusieron a Jesús”. (Jn.
19, 39 ss.)
OREMOS
Jesús, sepultado, encerrado, atrapado por el reino de las
tinieblas, ayúdanos a guardar la esperanza de una vida
mejor. Ayúdanos a creer con firmeza que otro mundo
es posible, donde reine la armonía y la igualdad
fraterna entre todos. Donde nadie se quede sin sitio y
todos podamos sentirnos comensales de la gran mesa
del Reino. AMEN
CANTO 15.
Acuérdate de Jesucristo
resucitado de entre los muertos.
Él es nuestra salvación
nuestra gloria para siempre
!
15.-
JESÚS RESUCITA
MUERTOS
DE
ENTRE
P.- Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.
R.- Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.
- 476 -
LOS
“Las mujeres, entrando en el sepulcro vieron a un joven
sentado en el lado derecho, vestido con una túnica
blanca, y se asustaron. Pero él les dice: ‘No se asusten.
Buscan a Jesús de de Nazaret, el que fue crucificado.
Ha resucitado, no está aquí. Vean el lugar donde le
pusieron. Pero vayan a decir a sus discípulos y a Pedro:
El va delante de ustedes a Galilea; allí le verán como
les dijo.” (Mc. 16,5-8)
OREMOS
Jesús, resucitado y vivo en medio de nosotros;
ayúdanos a restaurar nuestro desvencijado mundo y a
construir una historia de vida, de amor, de esperanza y
reconciliación para todos, sin excepción. AMEN
ORACION FINAL
(Terminado el “Vía Crucis” se puede rezar el
Padrenuestro, Dios te Salve María y Gloria al Padre,
por la Iglesia y las intenciones del Santo Padre, el
Papa. Luego se añade:)
OREMOS
Señor Nuestro Jesucristo: acabamos de acompañarte en
el camino de la cruz. Para nosotros el camino de la cruz
es el de cada día.
Tú has salvado al mundo por la cruz. Nosotros
queremos ayudarte a salvar al mundo.
- 477 -
Madre Dolorosa, ayúdanos a cumplir esta promesa que
hacemos a Jesús, tu Hijo, después de rezar este vía
crucis. Y que nunca nos abandone el recuerdo de su
pasión y muerte, prueba de su inmenso amor por
nosotros. AMEN.
___________________________________________
ORACIONES PARA LOS ENFERMOS
VISITA A UN ENFERMO
SALUDO
S.- La paz del Señor sea con esta casa.
T.- Y con todos los que en ella moran.
(Se puede rociar con agua bendita al enfermo
y la habitación diciendo:)
Rocíame, Señor, con agua y quedaré limpio;
lávame y quedaré más blanco que la nieve.
PRECES
S.- Señor, ten piedad de nosotros (2)
Cristo, ten piedad de nosotros (2)
Señor, ten piedad de nosotros (2)
Padre nuestro...
S.- Salva a tu siervo (a), Señor.
- 478 -
T.- Dios mío, porque espera en ti.
S.- Desde tu santuario, Señor, envíale ayuda.
T.- Y protégelo (a) desde el cielo.
S.- Nada logre en él (ella) el demonio.
T.- Y el maligno no se atreva a hacerle daño.
S.- El Señor le conceda su protección.
T.- En su lecho de dolor.
S.- Escucha, Señor, nuestra oración.
T.- Y llegue a ti nuestro clamor.
S.- El Señor esté con vosotros.
T.- Y con tu espíritu.
OREMOS
(Puede usarse una de las siguientes oraciones o
todas ellas).
Señor Jesucristo, Redentor de los hombres, que en tu
pasión quisiste soportar nuestros sufrimientos y
aguantar nuestros dolores, te pedimos por..., que está
enfermo; tú que lo (a) has redimido (a), aviva en él
(ella) la esperanza de su salvación y conforta su cuerpo
y su alma. AMEN.
- 479 -
Te rogamos, Redentor nuestro, que, por la gracia del
Espíritu Santo, cures el dolor de este enfermo, sanes
sus heridas, perdones sus pecados, ahuyentes todo
sufrimiento de su cuerpo y de su alma y le devuelvas la
salud, para que, restablecido por tu misericordia, se
incorpore de nuevo a los quehaceres de la vida, tú que
vives y reinas por los siglos de los siglos. AMEN.
Te rogamos, Señor Jesús, que concedas a este siervo
tuyo gozar siempre de salud de cuerpo y alma, y que,
por la intercesión de la bienaventurada siempre Virgen
María, se vea libre de las tristezas presentes y goce de
la eterna alegría, tú que eres Dios y vives y reinas por
los siglos de los siglos. AMEN.
PALABRA DE DIOS
(En la visita a los enfermos es sumamente
provechoso leer pausadamente algún pasaje de
la Palabra de Dios, como los que se indica a
continuación:)
2 Reyes 20, 1-6
Isaías 53, 1-5
Hechos 28, 7-10
2 Cor. 4, 10-18
Cor. 12, 7-10
Mateo 8, 14-17
Lucas 22, 39-43
Marcos 16, 15-20
Juan 15, 1-8
- 480 -
POR UN ENFERMO EN PELIGRO DE MUERTE
SALUDO
PRECES
1.- Letanías a la Virgen María (pág. 431 )
OREMOS
Dios misericordioso, Dios clemente, que, por la
inmensidad de tu misericordia, borras los pecados de
quienes se arrepienten y perdonas sus culpas pasadas,
mira benigno a tu siervo (a) ... y concédele la remisión
de todos los pecados, pues te lo suplica con toda la
sinceridad de su corazón.
Renueva en él (ella), Padre bondadoso, todo cuanto
fue corrompido por debilidad humana o todo cuanto
fue profanado por engaño del demonio y reintegra a la
unidad del cuerpo de la Iglesia este miembro que fue
redimido. Escucha, Señor, sus gemidos y te muevan a
compasión sus lágrimas, concédele el perdón de sus
pecados. Por Jesucristo nuestro Señor. AMEN.
2.- (Acercándose al enfermo para que oiga,
conviene invitarlo a repetir con su corazón
y –si se puede- con sus labios, palabras de
arrepentimiento y entrega a Dios como las
siguientes:)
- Jesús, yo creo en ti.
- Te pido que me perdones todos los pecados de mi
vida.
- 481 -
-
Estoy arrepentido.
Te amo con todo el corazón.
Lávame con tu sangre.
Gracias porque me perdonas.
Acepta toda mi vida.
Me pongo en tus manos.
María Santísima, acompáñame siempre y en mi
última hora.
- Jesús, José y María, os doy el corazón y el alma mía
Jesús, José y María, asistidme en mi última agonía
Jesús, José y María, con vosotros descanse en paz
el alma mía.
RECOMENDACIÓN DEL ALMA A CRISTO
Señor, te encomendamos el alma de tu siervo (a) N...
y te suplicamos, Cristo Jesús, Salvador del mundo, que
no le niegues la entrada a tu Santísimo Reino, ya que
por ella bajaste misericordiosamente del cielo a la
tierra.
Reconócela, Señor, como criatura tuya, creada por ti,
único Dios vivo y verdadero, porque no hay otro Dios
fuera de ti, ni nadie que produzca tus obras.
Llena, Señor, de alegría su alma en tu presencia y no
te recuerdes de sus pecados pasados ni de los excesos a
que lo llevó el ímpetu de sus pasiones.
- 482 -
Porque aunque haya pecado, jamás negó al Padre, ni
al Hijo, ni al Espíritu Santo, antes bien creyó, honró a
Dios que lo hizo todo y le adoró fielmente.
RECOMENDACIÓN A LA VIRGEN
Virgen María, Madre de Dios, dulce consuelo de los
que sufren, recomienda a tu Hijo el alma de este siervo
(a) N... para que, protegido (a) por tu maternal
intercesión, no tema los horrores de la muerte, sino
que, acompañado (a) por ti, llegue gozoso (a) a la
patria del cielo.
RECOMENDACIÓN A SAN JOSE
Recurrimos a ti, San
José, patrono de los
agonizantes. En tu muerte estuvieron presentes Jesús y
María. Por ellos te encomendamos el alma de nuestro
hermano (a) postrado también en su última agonía.
Líbralo (a) con tu protección de las insidias del
demonio y de la muerte eterna, y haz que merezca
llegar a la felicidad eterna.
OTRAS INVOCACIONES
- En tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu.
- Señor Jesús, recibe mi alma.
- Santa María, ruega por mí.
- San José, ruega por mí.
- Jesús mío, misericordia.
- 483 -
LUEGO QUE HAYA EXPIRADO
Venid en su ayuda Santos de Dios, salid a su
encuentro Ángeles del Señor; recibid su alma y
presentadla ante el Altísimo.
Cristo, que te llamó, te reciba y los ángeles te
conduzcan al lado de Abraham. Dale Señor el descanso
eterno y brille para él la luz perpetua.
Venid en su ayuda santos de Dios, salid a su
encuentro, Angeles del Señor; recibid su alma y
presentadla ante el Altísimo.
OREMOS
Te pedimos, Padre misericordioso, que tu siervo (a)
N..., muerto ya para este mundo, viva para ti y que tu
amor misericordioso borre los pecados que cometió por
fragilidad humana. Por Jesucristo nuestro Señor.
AMEN.
Nota: Para la “Comunión a los Enfermos” véanse
las páginas 73 - 77
Para la “Unción de los Enfermos” véanse
las páginas 77 - 81
___________________________________________
ORACIONES POR LOS DIFUNTOS
ENTIERRO DE LOS DIFUNTOS
- 484 -
ENTRADA
S.
Dales, Señor el descanso eterno
y brille para ellos la luz eterna
P. Venid en su ayuda Santos de Dios, salid a su
encuentro Ángeles del Señor; recibid su alma y
presentadla ante el Altísimo.
Dales, Señor, el descanso eterno...
T. Y brille para ellos la luz perpetua.
OREMOS
Señor y Redentor nuestro, que te entregaste a la
muerte para que todos los hombres se salven y pasen de
la muerte a la vida, mira con bondad a tus siervos
afligidos y en oración por N.N... difunto (a). Tú, el
sólo santo y misericordioso, que has abierto con tu
muerte las puertas de la vida a los creyentes, escucha
nuestras súplicas y concédele a nuestro hermano (a) el
descanso eterno. Por Jesucristo nuestro Señor.
PALABRA DE DIOS
Lectura de Job: 19, 23-27
Job tomó la palabra y dijo:
L. Ojalá que mis palabras se escribieran y se grabaran
en el bronce y, con un punzón de hierro o estilete,
se esculpieran para siempre en la piedra.
Bien sé yo que mi Defensor vive y que él será el
último que se levantará sobre la tierra. Yo me
- 485 -
pondré de pie dentro de mi piel y en mi propia
carne veré a Dios. Mi corazón desfallece
esperándolo; yo lo contemplaré, yo mismo. El es a
quien veré y no a otro.
Palabra de Dios
T. Te alabamos, Señor.
SALMO RESPONSORIAL.
L. El Señor es mi luz y mi salvación.
T. El Señor es mi luz y mi salvación.
T.
El Señor es mi luz y mi salvación. ¿A quién
temeré? Defensa de mi vida es el Señor, ¿quién
me hará temblar?
El Señor...
T.
Una cosa pido al Señor, eso buscaré; habitar
en la casa del Señor por los días de mi vida;
gozar de la dulzura del Señor contemplando su
templo.
El Señor...
T.
Tu rostro buscaré, Señor; no me escondas tu
rostro. No rechaces con ira a tu siervo, que Tú
eres mi auxilio.
El Señor...
Espero gozar de la dicha del Señor en el país de
la vida. Espera en el Señor, sé valiente; ten ánimo
y espera en el Señor. (Sal. 26)
- 486 -
L. Lectura de la primera carta de San Pablo a los
Tesalonicenses: 4, 13-18
Hermanos:
Deseo que estén bien enterados acerca de los que
ya descansan, y no se apenen como los demás, que
no tienen esperanza. Pues creemos que Jesús
murió para después resucitar, y de la misma
manera los que ahora descansan en Jesús, serán
también llevados por Dios junto a Jesús. Por la
misma palabra del Señor les afirmamos esto:
nosotros que estamos vivos, si todavía quedamos
cuando venga el Señor, no nos adelantaremos a los
que hayan muerto. Habrá una señal, el arcángel
gritará y resonará la trompeta de Dios; entonces el
propio Señor bajará del cielo, y primero
resucitarán los que murieron en Cristo. Después
nosotros, los vivos; los que todavía estamos, nos
reuniremos con ellos llevados en las nubes al
encuentro del Señor, allá arriba. Guarden, pues,
estas palabras, para confortarse unos a otros.
Palabra de Dios.
T. Te alabamos, Señor.
¡Aleluya. Aleluya!
Yo soy la resurrección y la vida, quien cree en
mí, aunque haya muerto, vivirá.
¡Aleluya. Aleluya!
- 487 -
S.
Proclamación del Santo Evangelio según San
Juan: 11, 21-27
Dijo Marta a Jesús:
Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no
habría muerto; pero cualquier cosa que pidas a
Dios te la dará.
Le dijo Jesús: Tu hermano resucitará.
Marta le dijo: Yo sé que resucitará en la
resurrección de los muertos en el último día.
Y dijo Jesús: Yo soy la Resurrección y la Vida; el
que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y el
que vive y cree en mí, no morirá para siempre.
¿Crees esto?
Ella contestó: Sí, Señor; yo creo que Tú eres el
Cristo, el Hijo del Dios que ha de venir a salvar a
este mundo.
T.
Palabra del Señor:
Gloria a Ti, Señor Jesús.
HOMILIA
ORACION DE LOS FIELES
DESPEDIDA
S. Al cumplir con el deber cristiano de dar sepultura
- 488 -
al cuerpo de nuestro hermano (a) ... oremos con
fe a Dios para que sea misericordioso con él (ella) y
le admita a su santísima presencia.
S. Recibid su alma y presentadla ante el Altísimo.
T. Recibid...
S. Venid en su ayuda, santos de Dios, salid a su
encuentro, ángeles del Señor.
T. Recibid...
Oremos: Padre Clementísimo, en tus manos enco –
mendamos el alma de nuestro hermano (a)...
Nos consolamos con la esperanza cierta de
que él, como todos los que han muerto en
Cristo, habrá de resucitar con El en el último
día.
Que nosotros, los que quedamos, nos
consolemos mutuamente con palabras de fe,
y nos preparemos con nuestras buenas obras
a estar un día siempre contigo en la
comunión de los santos. Por Jesucristo
nuestro Señor.
T. Amén.
CANTO FINAL
Al paraíso te conduzcan los ángeles: a tu llegada te
reciban los mártires y te introduzcan en la ciudad santa
de la Jerusalén Celestial.
T. Amén.
- 489 -
O bien:
Ver canto N. 328
(El sacerdote rocía el cuerpo del difunto con agua
bendita, diciendo:)
Dale, Señor, el descanso eterno
Y brille para él (ella) la luz perpetua.
Descanse en Paz.
Amén.
El Señor esté con vosotros
Y con tu Espíritu
La bendición de Dios Todopoderoso Padre, Hijo, y
Espíritu Santo descienda sobre vosotros.
T. Amén.
S. Pueden ir en paz.
T. Demos gracias a Dios
S.
T.
S.
T.
S.
T.
S.
ORACION JUNTO AL SEPULCRO
(en las visitas al cementerio)
S.
Pidamos con humildad al Padre del cielo por
medio de Jesucristo muerto y resucitado, por
nuestro hermano (a) N.N... que descansa en este
sepulcro.
-
Que perdones benignamente sus pecados.
Roguemos al Señor.
T. Escucha, Señor, nuestra oración.
- 490 -
-
Que aceptes sus buenas obras. T. Escucha...
Que lo (a) recibas en la vida eterna
S.
Oremos también por los que lloran sobre la tumba
de sus difuntos.
-
Que te digne aumentar y confirmar su fe.
S.
Pidamos también por nosotros, peregrinos en esta
tierra.
-
Que te dignes dirigir y conservar toda nuestra vida
sirviéndote santamente.
- Que te dignes liberar nuestros corazones del pecado
y levantarlos hacia las cosas del cielo.
OREMOS
Dios todopoderoso y eterno, Señor de vivos y
muertos, que tienes compasión de quienes sabes que
serán tuyos por su fe y sus obras; escucha las súplicas
que te dirigimos por los que vivimos aún en la carne, y
por aquellos que, despojados de su cuerpo, gozan ya de
la vida eterna. Dígnate concederles, por los ruegos de
María Santísima y de todos los Santos, el perdón de la
pena de sus pecados. Por Jesucristo nuestro Señor.
T.
Concédele, Señor, el descanso eterno y brille
para él (ella) la luz eterna.
- 491 -
S.
Por la misericordia de Dios su alma y las almas de
todos los fieles difuntos descansen en paz. Amén
NOVENARIO DE DIFUNTOS
SALUDO
Guía: Hermanos , estamos aquí reunidos para
celebrar el novenario en sufragio del alma del difunto
(de la difunta) N.N... Al mismo tiempo trataremos de
meditar sobre el misterio de la muerte, pensando que
todos tendremos que morir algún día y por eso es muy
importante que estemos siempre preparados.
Vamos a rezar el Santo Rosario con el cual
rogaremos a Dios, por la intercesión de la Virgen
María. Recitaremos los misterios de dolor de Jesús que
nos invitan a pensar en los momentos más duros y
penosos de la vida del Señor.
Al ver a Jesús sufriendo por la salvación de todos los
hombres unamos nuestros sufrimientos a los de El, para
la salvación de nuestro (a) hermano (a) difunto (a).
SANTO ROSARIO: Misterios dolorosos (Pág. 429)
(A continuación se indican las lecturas de cada día).
1er. Día. Génesis 3, 1-19: Cómo el pecado entró en el
mundo. (También Romanos 1, 18-32: cómo el pecado
sigue dañando el mundo y la vida de los hombres.)
- 492 -
2°día. Isaías 53, 1-12: los sufrimientos del Salvador
que nos rescataron de nuestros pecados. (También
Juan 19, 16-30: la crucifixión de Jesús)
3°día. 1 Tesalonicenses, 4, 13-18: la suerte reservada a
nuestros difuntos. (También Juan 11, 17-27: Jesús
resucita a su amigo Lázaro)
4°día. Hechos 2, 22-38: el primer paso para poder ser
perdonados: convertirnos. (También Lucas 15, 11-24:
parábola del hijo pródigo)
5°día. Juan 15, 8-17: lo más importante de nuestra
religión: amar a Dios y a nuestros hermanos.
6°día. Lucas 16, 19-31: parábola de Lázaro y el rico.
7°día. Santiago 2, 14-26: la fe se demuestra no sólo
con palabras sino también con las obras.
8°día. Mateo 25, 31-41: buscar y amar a Jesús en
nuestros hermanos, la única cosa necesaria.
9°día. Lucas 12, 35-40: Estar preparados y esperar con
paciencia.
(Después de la lectura el Guía puede comentar
brevemente y, si lo ve oportuno, invitar a los
presentes a manifestar su reflexión.)
- 493 -
ORACION COMUNITARIA
Guía: Hermanos, pidamos a Dios, nuestro Señor, por
nuestro (a) hermano (a)... y por todos los que murieron
en el Señor.
G. Compadécete y perdona sus pecados.
T. Admítelo en la vida eterna.
G. Acepta sus buenas obras
T. Concédele la felicidad en compañía de tus santos
y elegidos.
G. Acepta nuestros trabajos y sufrimientos.
T. En sufragio de todos nuestros hermanos que
se están purificando.
ORACION FINAL
Guía: Padre clementísimo, te encomendamos el alma
de nuestro (a) hermano (a), apoyados en la certeza de
que resucitará en el último día con Cristo y con todos
los que han muerto en Cristo.
Que tu corazón misericordioso se conmueva, Señor,
por nuestras plegarias; abre a tu hijo (a) las puertas del
cielo, y a nosotros, que permanecemos en este mundo,
consuélanos con las palabras de la fe, hasta que un día
todos encontremos a Cristo y permanezcamos con El y
- 494 -
con nuestro (a) hermano (a). Por Cristo nuestro Señor.
T. Amén.
CANTO FINAL. Se concluye con algún canto final
apropiado (Págs. 282-287)
INDICE
ALFABETICO
DE
LOS CANTOS
- 495 -
Con el canto nuestras comunidades
alaban, agradecen y suplican al
Señor que hace maravillas con su
pueblo.
Cuida
este
libro
como
un
instrumento precioso para vivir tu
relación con Dios.
- 496 -