Download Ver - IES Sangonera la Verde

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts

Teología natural wikipedia, lookup

Contingencia wikipedia, lookup

Fideísmo wikipedia, lookup

Tomás de Aquino wikipedia, lookup

Escolástica wikipedia, lookup

Transcript
TEMA1:Teología racional y revelada
¿Qué estructura tiene la realidad en Tomás de Aquino?
Los conceptos de esencia y existencia son nuevos y nuestro autor los recibe en herencia del pensador
Avicena. Tomás de Aquino distingue entre lo que las cosas son (esencia) y el hecho de que las cosas existan o no
(existencia).
La esencia es un conjunto de características que hacen que una cosa sea lo que es, su singularidad, que la
hacen distinguirse de otras. Por ejemplo: la esencia del ser humano es ser animal racional.
Existencia es el acto de ser, recibido por la intervención de la causa primera (Dios), que es acto puro (es decir,
siempre ha existido). En Dios, esencia y existencia se identifican, no hay distinción.
Dios es un ser necesario. Su esencia consiste en el acto de existir.
Por el contrario, los seres creados, que están compuestos de esencia y existencia son contingentes, es decir,
existen, pero pueden dejar de existir o podrían no haber existido.
¿Qué relación tiene Dios con el Mundo (la realidad)?
Tomás de Aquino trata también el tema de la creación, con su explicación de la estructura metafísica
de esencia y existencia. Según ella, todos los seres se componen de esencia y existencia, excepto Dios, en
quien la esencia se identifica con la existencia. De aquí se deduce que sólo Dios es un ser necesario, pues sólo
el debe su existencia a su propia esencia: su esencia es existir. Los demás seres reciben la existencia del ser
necesario. Tomás de Aquino afirmará la creación del mundo “ex nihilo”, la creación del mundo desde la nada.
La nada no representa una materia informe preexistente, sino la inexistencia absoluta.
El mundo tampoco es creado por emanación necesaria de la naturaleza divina, como afirmaba el neoplatónico
Plotino. Dios no está sujeto a ninguna necesidad, sino que crea libremente.
¿Qué relación hay entre fe y razón, es decir, entre teología revelada y teología racional?
El problema de las relaciones entre razón y fe consisten en tratar de poner en relación y comparar los contenidos de
la fe y los de la filosofía.
La disputa versa en torno a la primacía de la fe sobre la razón, o de la razón sobre la fe. Durante la Edad Media,
existen principalmente dos posturas a la hora de abordar estas relaciones. Una representada por los dialécticos, que
consideran que la razón es muy beneficiosa para la fe, para ayudar a creer; y la otra, por los antidialécticos, que
afirman que la filosofía es nociva para la fe y se oponen a las posibilidades de la razón.
Tomas de Aquino entiende que la razón y la fe representan dos cauces distintos, pero no divergentes de
conocimiento:
a) Afirma que son distintos, porque la fe se basa en la revelación sobrenatural, y la razón es una facultad que
corresponde a las personas sobre la base de su propia naturaleza.
b) Sostiene que no son divergentes, porque entre ellas no puede darse contradicción, dado que tiene un origen
común: la fuente de la verdad (Dios).
Rechaza la tesis de los seguidores del pensador árabe Averroes, los averroístas acerca de la existencia de
dos verdades de signo contrario: la de la fe y la de la razón.
Tomás de Aquino piensa al contrario que los averroístas que la relación entre fe y razón no es de signo
contrario, sino que se complementan:
La fe ayuda a la razón:
La fe se adelanta a la razón para asegurar la posesión de verdades necesarias para orientar la vida humana. Estas
verdades también son conocidas por la razón. La fe sirve de norma y criterio externo de objetividad. Todo ello se
puede resumir en las siguientes frases latinas: “credo ut intelligam” creer para entender o “nisi creditatis, non
intelligeris” si no crees, nunca lo entederás.
La razón ayuda a la fe:
La razón aporta datos científicos y hallazgos teóricos para aclarar las ideas menos firmes de la fe. Demuestra
verdades, que son básicas para la revelación (existencia de Dios). Todo ello se puede resumir en la frase latina
“fides quarens intellectum”la fe busca razones.
Tomas de Aquino describe un triple ámbito de verdades:
12-
3-
Verdades a las que se pueda acceder sólo con la razón natural y que no inciden en el ámbito de la
salvación. Por ejemplo: Las verdades de la ciencia natural o de la matemática.
Verdades que el ser humano podría alcanzar con su razón, pero que son importantes para la
salvación y que por lo tanto requieren también la intervención de la fe. Por ejemplo: la demostración
racional de la existencia de Dios.
Verdades que están contenidas en los artículos de la fe y que exceden las posibilidades naturales de
la razón humana. Por ejemplo: los misterios de la santísima trinidad o de la encarnación.
Desde esas tres perspectivas es necesario entender las relaciones entre la razón y la fe o entre la filosofía
como saber racional y la teología como saber fundado en la revelación sobrenatural. Son relaciones de
autonomía y de mutua colaboración, la fe y la razón se complementan. Por ello, resulta legítimo el uso de la
razón para aquellas verdades que el conocimiento humano puede alcanzar por sí misma. Y así deja de ser la
filosofía una criada de la filosofía ancilla theologiae cosa que había ocurrido en el pensamiento religioso
medieval anterior a Tomás de Aquino; por ello, que su filosofía suponga un avance con respecto al
pensamiento anterior.
1
2