Download Economía de comunión

Document related concepts

Comunión anglicana wikipedia, lookup

Primera comunión wikipedia, lookup

Plena comunión wikipedia, lookup

Economía solidaria wikipedia, lookup

Economía del bien común wikipedia, lookup

Transcript
ECONOMIA DE COMUNION
Cont. Mario Porchia
" UNA NUEVA ALTERNATIVA DE DESARROLLO QUE HUMANIZA Y DIGNIFICA
LA CREACION Y LA PERSONA DEL HOMBRE."
La cultura del dar es uno de los pilares o base más importantes en el desarrollo de la
Economía de Comunión, que funda sus raíces en esta nueva mentalidad. Consiste
simplemente en un cambio radical de la actual tendencia individualista del sistema
económico y es aplicable como evento de " una economía de hombres nuevos 1 que
se sumerjan a descubrir la fraternidad universal y la paternidad de Dios"." A
diferencia de la economía comunista basada en una cultura del tener".
La economía de comunión es una economía de dar. Si nos detenemos por unos
segundos en pensar que el hombre está hecho a imagen y semejanza de Dios, y
este es un "Dios de amor" en el puro concepto universal. Encontraremos la
respuesta no solo en el amar sino en el nuevo concepto económico que es el de dar;
concepto que el hombre encuentra su propia realización como Ser, en el amor y en
el dar, exigencia que vemos en el más profundo de su ser, creyente y no creyente
según este sea. Pues así en esta búsqueda que acompaña toda nuestra experiencia
esta la esperanza de una difusión universal de la Economía de Comunión.” 2.
1
2
LUBICH C.: Una cultura nuova, in ECONOMIA DI COMUNIONE n. 1 del 1994, pag. 3.
LUBICH C.: Una cultura nuova, in ECONOMIA DI COMUNIONE n. 1 del 1994, pag. 3.
ECONOMÍA DE COMUNIÓN
COMUNICADO:
“ Este verdadero arte del dar resume toda una gama
de valores que califican el acto del dar en: gratuidad,
alegría, desprendimiento, desinterés, y lo sustraen del
riesgo y de los peligros de estar sobreentendido o
instrumentalizado”
ORIGEN de ECONOMIA DE COMUNION:
La Economía de Comunión es una propuesta de un nuevo modo del que hacer
económico que propone un renovamiento interno en los actuales tipos de empresa
no importa la actividad que esta desarrolle.
A efectos de comprender este verdadero mensaje, donde esta Economía de
Comunión es portadora, se hace necesario conocer alguna de las etapas
fundamentales que han originado, alimentado y madurado este proyecto que hoy día
ha suscitado el interés de muchos espartos y comparte muchas realidades de
empresas en diversas partes del mundo.
El proyecto nace en Brasil durante un viaje que llevó a cabo la fundadora de un
Movimiento Focolar Cristiano, “CHIARA LUBICH”, en el año 1991 en Brasil, una
ciudadela denominada Araceli. (1)
La República de Brasil puede ser definida como modelo de contradicciones, donde
se puede apreciar un gran contraste entre el Norte y el Sur del Mundo, el desarrollo
y el subdesarrollo, lo fastuoso y lo indigente, la abundancia y la miseria. Estas son
las condiciones economico-sociales de este país que ha criterio de CHIARA
LUBICH, plantearon la urgencia de instalar una actividad productiva capaz de crear
utilidad y poner en comunión y de crear nuevos puestos de trabajo.
(1) Se hace necesario aclarar que este movimiento cristiano, es una asociación de fieles de derecho pontificio,
constituida según las normas de la Iglesia Católica y aprobada por la Santa Sede. Está constituida por laicos, jóvenes
y adultos, voluntarios y abierta a toda religión compuesta por católicos, cristianos de varias denominaciones
(ortodoxos, anglicanos, luteranos, hebreos, musulmanes budistas e induistas y de toda otra persona que se declara
no religiosa.)
ECONOMÍA DE COMUNIÓN
Dice su fundadora, que el nacimiento de esta institución fue siempre el fruto de dos
grandes realidades de nuestro tiempo maduradas en este Movimiento denominado
de los Focolares.:

Una constante y continua premura por las cuestiones sociales, buscando de dar
soluciones para resolverlas.

La practica de la comunión de los Bienes.
Esta experiencia cincuentañal que posee el movimiento focolar se puso en práctica a
comienzo de los abatares de la segunda guerra mundial en el año 1943, en Trento
Italia: donde todo rozaba la muerte con el belicismo de los armamentos, bombardeos
y ametralladoras, desbastando pueblos, familias enteras y destruyendo todo espíritu
de esperanza. En ese entonces reinaba la miseria a causa de la guerra. Chiara
Lubich y sus compañeras de escuela, descubren a Dios como el único y verdadero
ideal de vida, quedando impresa en el corazón de Chiara una frase del evangelio
“has que sean todos una sola cosa” . En ese período comenzaron, a vivir el
evangelio buscando de dar ayuda concreta a aquel necesitado de alimentos o
bienes para sobrevivir y de consolar a aquellos que los inundaba la desesperación
por estar privados de sus bienes, de sus afectos, de sus sueños y esperanzas. En
este contesto nace la practica de la comunión de los bienes, espirituales y materiales
y toma trascendencia a nivel mundial con el transcurso del tiempo.
APLICACIÓN DE ESTE CONCEPTO NUEVO PARA CONCRETAR UN CAMBIO
EN NUESTRAS EMPRESAS:
La economía de comunión se puede definir como la economía de la persona, dado
que tiene como centro " al hombre" , y este es considerado el autor, el centro y el fin
de la integra vida económico social, y en tal sentido la meta no es solo la producción
sino aprovechado fin en si mismo. Este proyecto tiende esencialmente a resolver el
problema social que transitan hoy muchos países en todo el mundo, entre ellos el
nuestro. En particular busca de reducir en lo posible la gran diferencia que existe
entre regiones o ciudades, en situaciones de desocupación y monopolios
económicos; problema este que se enfrenta con un instrumento innovador para la
empresa: una nueva modalidad de aplicar el destino de las utilidades.
La empresa que adhiere decide libremente repartir en tres sus utilidades con el
siguiente destino:
 Un tercio a los indigentes.
 Un tercio a la formación de recursos humanos.
 Un tercio invertido en el crecimiento de la empresa.
ECONOMÍA DE COMUNIÓN
La propuesta consiste en producir con profesionalidad y creatividad, sino de utilizar
sus productos ya sea para potenciar la empresa que para compartirlos libremente
con los indigentes más cercanos y para difundir la cultura del "dar". Todo esto lleva
naturalmente a afirmar que una empresa basada ya no en la lucha por prevalecer en
el mercado sino en un empeño para crecer juntos, saltando obstáculos económicos,
inventiva, talentos, con todos los riesgos que esto implica hasta el punto de repartir
las utilidades con aquellos que el actual sistema económico tiende a desplazar por
no ser productivos. Esto genera una empresa que se demuestra capaz de operar en
un mercado en armonía con la empresa pos industrial, pero como signo alternativo
del aprovechamiento de las grandes empresas donde se concentran la riqueza y el
poder que frente a las evidencias en el crecimiento de la desocupación, él degrado
ambiental y de los desequilibrios económicos están demostrando el límite que han
alcanzado.
El objetivo posterior de la economía de comunión es aquel que consiste en difundir
una mayor sensibilidad a los pobres a través de la ayuda concreta de lo necesario y
la difusión de una nueva cultura que esté atenta a la realización del hombre como
persona. Todo esto trae aparejado que la empresa deberá ser como una comunidad
de personas atento a las relaciones, al funcionamiento de las posiciones de todos
aquellos que forman parte. Esta nueva concesión produce los siguiente efectos
revolucionarios:
 Todo aquel que entra en contacto con la empresa deberá instaurar una
participación activa a la vida de la misma.
Se debe estar convencido
profundamente que trabajar con los otros, es trabajar por los otros, es decir hacer
algo por el otro.
 Los elementos de que la empresa dispone, los bienes que produce, y los
negocios que efectúa estarán orientados al incremento de la producción a fin de
promover la realización humana de la persona y de toda la sociedad en su
conjunto.
El corazón de la economía de comunión es el bien común socialmente entendido,
donde la vida económica tiene que ser constantemente orientada a efectos de que
la empresa pueda afirmarse como un bien social.
Se debe balancear la cultura del contrato con una cultura de reciprocidad. Esto
implica que la economía de comunión no tiene funciones subsidiarias pero trata de
evolucionar hacia lo más interno de la sociedad con el fin de producir y distribuir
reciprocidad.
EVOLUCIÓN DEL FENÓMENO
El proyecto de economía de comunión alcanzó las dimensiones como fenómeno de
una cultura que conserva el bienestar en diversos sectores de la economía que
pasan desde el sector industrial al comercial.
Las dimensiones del fenómeno al 31/12/1999 se establecen en la siguiente tabla de
donde surge el detalle de los países que adaptaron este nuevo modo de crecer en la
cultura del dar y el número de empresas presentes en el mundo.
ECONOMÍA DE COMUNIÓN
Cuadro 1
Distribución de las empresas de Economía de Comunión en el mundo (septiembre
1999)
PAISES
ITALIA
EUROPA OVEST
EUROPA EST
MEDIO ORIENTE
AFRICA
NORD AMERICA
CENTRO AMERICA
BRASILE
ARGENTINA
AUSTRALIA
NUMERO DE EMPRESA
246
172
60
2
9
45
49
82
45
15
TOTALE
761
Cuadro 2
Distribución geográfica de las Empresas de Economía de Comunión en el mundo
1%
5%
Europa
Australia
America
29%
63%
2%
Fuente: Nueva Humanidad, n.126 1999
Africa
Asia
ECONOMÍA DE COMUNIÓN
Cuadro 3
Número de Empresas de Economía de Comunión en función de la forma jurídica
(junio 2000)
20
348
Società di capitali
Società di persone
250
Organizz.ni nonprofit
Società cooperative
Ditte individuali
Varie
30
15
98
Fuente: Internet Movimiento de los Focales: http://www.focolare.org
Cuadro 4
Distribución geográfica de las Empresas de Economía de Comunión en el mundo
Fuente: Nueva Humanidad, n.126 1999
1%
5%
Europa
Australia
America
29%
63%
Africa
Asia
2%
Cuadro 5
Desarrollo en el tiempo del número de Empresas de Economía de Comunión
Fuente: Nueva Humanidad, n.126 1999
ECONOMÍA DE COMUNIÓN
Cuadro 6
Empresas de Economía de Comunión por Sector de Actividad (1999)
Fuente: Nueva Humanidad, n.126 1999
21%
10%
25%
44%
Commercio
Servizi
Produzione
Altre imprese
Fuente: sitio Internet Movimiento de Focales: http://www.focolare.org
Los cuadros que anteceden tratan de mostrar de manera contundente a la economía
de comunión como una alternativa de poder ponerse en práctica el crecimiento
económico dentro de un municipio, ciudad, región o provincia en estos tiempos de
crisis ecomico-social por el cual estamos atravesando.
Si intentáramos poner en practica y descubrir como proyectar este modelo de nueva
empresa, no solo veríamos el crecimiento económico de nuestra actividad, sino que
nos permitiría
comprender que se puede alcanzar la dignidad del hombre y
colocarla al servicio del hombre y por el hombre con Dios en el medio de toda
negociación.
"Las estadísticas marcan a la vista la tendencia de este modelo que ya
funciona en nuestro país, en Chile y Brasil, solo falta la voluntad de querer
cambiar un poco las cosas , pudiendo adoptar este modelo de Economía de
Comunión como alternativa de crecimiento para un mundo nuevo".