Download Título: ¡Lávate las manos! Autor: Tony Ross Colección: El Barco de

Document related concepts
no text concepts found
Transcript
Título: ¡Lávate las manos!
Autor: Tony Ross
Colección: El Barco de Vapor-Serie pequeña princesa
I. Ficha técnica
Antecedentes del autor:
Tony Ross nació en Wandsworthen, Londres, en el
año 1938. Estudió en la Escuela de Artes de Liverpool
y luego trabajó como diseñador gráfico, director de arte
e ilustrador. En el año 1976 publicó su primer
libro: Rizos de oro y los tres osos y desde ahí no ha
parado de escribir e ilustrar diferentes textos infantiles.
Dentro de sus obras ha destacado la colección “Altea
Benjamín”, en donde fueron publicadas en español
muchas adaptaciones de cuentos clásicos como una
Caperucita que anda en bicicleta y un lobo que decide
volverse vegetariano.
Al autor le gustó tanto escribir para niños que decidió dejar de hacer clases en
la universidad. Al crear cuentos para este público, señala que los niños son
mucho más importantes que los editores, los políticos o los reyes y que
siempre tratará de dar lo mejor de sí para que se diviertan a través de sus
dibujos.
Síntesis de la obra:
La pequeña princesa juega en el barro, juega con el perro, se sienta en el
orinal y estornuda. Por eso, todos los que viven con ella le dicen: “¡Lávate las
manos!” y ella no entiende por qué. La doncella le explica que hay microbios y
bacterias más peligrosas que los cocodrilos, pero más pequeños que ellos y
que nos pueden enfermar.
La princesa ha entendido la importancia de lavarse las manos y por eso decide
enfrentar a la doncella y preguntarle si ella también se ha lavado las manos.
Aspectos destacables:
Es un texto que trata un aprendizaje que deben tener los niños de corta edad
como es lavarse las manos luego de hacer una actividad que les puede haber
dejado gérmenes. Sin embargo, a pesar de ser moralizante, el final de la
historia no es el esperado y logra cautivar al lector.
Además, es importante destacar las ilustraciones de Tony Ross que apoyan lo
planteado por el lenguaje verbal para ayudar a la comprensión de los niños no
lectores.
II. Información relevante para la contextualización de la obra
Pequeña princesa en TV
En el canal Discovery Kids se presenta Princesita, la serie animada que
muestra la vida cotidiana de una princesa de cuatro años que enfrenta
situaciones y retos propios de cualquier niño de su edad. Basada en los libros
de Tony Ross como ¡Lávate las manos! se abren las puertas del castillo donde
se podrán compartir las divertidas aventuras de Princesita.
A continuación el link en donde se presentan los personajes de la serie y hay
capítulos de esta: http://www.tudiscoverykids.com/personajes/princesita/
III. Esquema de habilidades L.E.O.
Habilidades
Describir.
Predecir e inferir.
IV. Actividades para las tres etapas de lectura
Antes de la lectura:
El profesor lee el título de la obra y muestra la ilustración de la portada. Luego,
realiza preguntas a los niños para acceder a sus conocimientos previos y para
realizar predicciones acerca de la lectura. Las interrogantes pueden ser:
¿Quién es la protagonista de la historia? ¿Cómo lo saben?
¿Qué tiene que hacer?
¿A alguien le han dicho lávate las manos?
¿Quién se los ha dicho?
¿Quién se lo puede haber dicho a esta niña?
¿Por qué hay que lavarse las manos?
¿En qué terminará esta historia?
Al finalizar, se dará comienzo a la lectura en voz alta.
Durante la lectura:
Detenerse para realizar pregunta de vocabulario: ¿Qué es un orinal? Explique
que viene de la palabra orina a la cual le decimos pipí y que llamamos bacinica
a lo que figura como un orinal. Al aclararlo, continuar con la lectura y realizar
una pausa cuando aparece la pregunta: ¿Qué son los microbios y las
bacterias?
Cuando los estudiantes hayan dado sus hipótesis, se podrá proseguir con la
lectura y conocer la respuesta de la doncella.
Casi al finalizar el libro, la doncella compara a los microbios con las bacterias.
Preguntar a los alumnos: ¿Por qué los comparan? ¿En qué se parecen y se
diferencian? Y, ¿con cuál/es animal/es los compararían ellos?
Después de la lectura:
Al final del texto, la princesa le dice a la doncella: “Oye, ¿y tú te has lavado las
manos?”. Pero en el relato la respuesta no se da, por eso preguntar a los
niños: ¿Qué creen que respondió la doncella? Y, ¿qué sucedería con la
princesa si la doncella responde que no?
V. Solucionario de la ficha del lector
1. Los papás y otros adultos siempre nos dan muchas instrucciones como
¡Lávate las manos! Piensa en qué otras órdenes te dan y busca recortes que
muestren lo que debes hacer. Luego, pégalos en una cartulina que habrá en la
pared de la sala y entre todos los compañeros podrán realizar un gran collage.
Se espera que los alumnos piensen en órdenes cotidianas como: Lávate los
dientes, ordena tus juguetes, apaga la televisión, anda a dormir, entre otras, y
logren encontrar en revistas, libros o diarios las imágenes que evidencien las
acciones que los adultos les piden que hagan.
2. La princesa debía lavarse las manos, pero a lo largo del libro no le enseñan
cómo hacerlo. Enseña a la princesa cómo debe lavarse las manos dibujando la
secuencia correcta (manos sucias abriendo la llave del agua, manos con
espuma, manos mojadas cerrando la llave del agua, manos secándose con
una toalla).
INSTRUCCIONES DE CÓMO LAVARSE LAS MANOS
Primero se debe conversar grupalmente cuál es la secuencia del proceso de
lavado de manos. Cada estudiante deberá compartir sus experiencias.
Una vez hayan terminado, oralmente explicarán el orden que decidieron para
dar las instrucciones del lavado de las manos pues allí describirán las
imágenes que dibujaron.

Habilidad: describir.
3. Después de haber leído el cuento, cuéntale a tu profesora cómo es la
princesita. Para eso debes dar características de su apariencia (cómo se ve por
fuera) y de su personalidad (cómo es por dentro).
 Habilidad: describir.
La profesora deberá evaluar la descripción teniendo en cuenta los siguientes
aspectos:
- Explicita lo que se describirá (la princesa).
- Da características físicas de la princesa coherentes con las del libro.
- Da características psicológicas de la princesa coherentes con las del
libro.
- Pone en relación a la princesa con otras cosas. Por ejemplo, la compara
con algo.
4. Respondan las siguientes preguntas en parejas y luego coméntenlas con el
curso.
 Habilidad: predecir e inferir.
- ¿En qué lugares había microbios y bacterias?
Al final se señala que hay microbios y bacterias en los estornudos y por eso se
debe lavar las manos. De esta forma, se puede inferir que también había
microbios y bacterias en el barro, en los animales y en el orinal.
- ¿Qué le pidió la madre de la princesa?
Nunca se menciona a la madre de la princesa, pero sí a la reina. Por lo tanto,
se infiere que lo que dijo la reina es lo que dijo la madre de la princesa: “Lávate
las manos antes de comer”.
- ¿Por qué la princesa no se podía comer su tarta?
La tarta está presente en todo el libro pero solo se la entregan cuando la
princesita se lava las manos, por ello, se infiere que esa es la razón por la que
no se la podía comer.
5. Vean en el capítulo de la “Pequeña princesa” que el profesor (a) mostrará. Al
finalizar, señalen en qué se diferencia y en qué se parece lo visto con el libro.
Se espera que los estudiantes mencionen como diferencias la temática, el
lugar donde ocurre la historia, la inclusión de otros personajes, entre otras, y
como similitudes: el protagonismo de princesita, las ilustraciones, las
características de la princesa, etc. Algunos capítulos de la serie se pueden
encontrar en la página mencionada en la Información relevante para la obra.
6. La princesa tenía un perro de peluche a lo largo de toda la historia, pero al
final aparece vendado. ¿Qué es lo que le sucedió? Si no lo recuerdan, deben
mirar cada ilustración con mucha atención.
El peluche al principio no tenía ningún daño pero con el gran estornudo de la
princesa, la cabeza se le salió. Por eso, al final de la historia, lo han curado y le
han vendado el cuello.
Related documents