Download Le Corbuiser - GEOCITIES.ws

Document related concepts

Villa La Roche wikipedia, lookup

Villa Saboya (arquitectura) wikipedia, lookup

Edificio Itatiaia wikipedia, lookup

Ville Radieuse wikipedia, lookup

Capilla Notre Dame du Haut wikipedia, lookup

Transcript
UNIDAD 8: RACIONALISMO: LE CORBUSIER
La enseñanza y la obra. La búsqueda de la solución sistemática. El modulor
La evolución de Charles- Eduard Jeanneret, llamado Le Corbusier(1887-1965) se explica mejor si se
refiere a un cierto número de parámetros.
El primer parámetro es el de la relación de Le Corbusier con la vanguardia, tanto en la figurativa como en
la específicamente arquitectónica. Tras un período de aprendizaje y de contacto con Hoffman en Viena,
Garnier en Lyon, Perret en París y Beherens en Berlín, es decir, tras una experiencia protorracionalista, Le
Corbusier se introduce como pintor y teórico de la vanguardia. Las obras pictóricas de aquel período
representaron el paso del cubismo a un estilo arquitectónico, hasta tal punto de que algunos de sus cuadros
son bastante parecidos a sus plantas arquitectónicas.
Su carácter apasionado y subversivo no es ajeno al momento demagógico: de ahí la tendencia al
autorreclamo, a la propaganda y al proselitismo. Manifiesta esta actitud mas que cualquier otro en el campo
arquitectónico. Muchas connotaciones vanguardistas (el belicismo, el maquinismo, etc.) ya no son en él
fines en si mismos, ya no son pura contestación, sutil ironía o actitudes negativas, sino anticipaciones de la
evolución de los movimientos en vigor, confianza iluminista en que todo depende del planteamiento racional
y correcto de los problemas, en que la arquitectura por si sola es capaz de corregir muchas de las
contradicciones de la sociedad.
El segundo punto de referencia para estudiar la aportación de Le Corbusier al racionalismo es el de la
vivienda mínima. Las premisas sociológicas son las mismas que las de los racionalistas alemanes, pero en
el arquitecto suizo adquieren una acentuación mas nítida y una referencia mas decidida a un fenómeno ya
muy difundido en la producción industrial: el estándar. Este responde a motivos de eficacia, de precisión, de
orden, y por tanto de belleza: “La arquitectura actúa según el estándar...La arquitectura es imagen plástica,
es especulación intelectual, es matemática superior...El estándar, impuesto por las leyes de las relaciones,
es una necesidad económica y social...hace falta tender al establecimiento del estándar para afrontar el
problema de la perfección (la belleza)”.
“Hace falta considerar a la vivienda como una máquina para habitar o como un objeto útil”.
Sus famosos cinco puntos para una nueva arquitectura constituyeron indudablemente una aportación
original, reflejan, sin embargo, la exigencia presente en todo el desarrollo de la arquitectura contemporánea,
de codificar el propio lenguaje. Representan, por así decirlo, un subcódigo, pero de tal entidad e influencia
que ha pasado a formar parte integrante de todo el estilo racionalista.
Estos cinco puntos son: los “pilotis”, la cubierta-jardín, la planta libre, las ventanas horizontales y la
fachada libre, permitidos por el uso de la tecnología moderna y en particular por el hormigón armado. En
efecto, es gracias a estos recursos por los que es posible sostener una construcción mediante pilares muy
delgados, realizar una cubierta plana capaz de soportar el peso de la nieve, disponer una planta libre de
gruesos muros estructurales, abrir ventanas de la longitud deseada, puesto que el muro de fachada ya no
es portante, sino que apoya en voladizos de los forjados; este último principio constructivo permite disponer
de una fachada libre de elementos verticales de soporte. Este último punto ha contribuido, por su
composición, a la investigación de los trazados reguladores y de la nueva escala dimensional
antropométrica, el modulor, elaborado por Le Corbusier en torno a 1940 en sustitución del sistema métrico
decimal.
El tema de la urbanística es el que mas se refleja en la paciente investigación del maestro, y el sector en
el que mas se aleja de sus contemporáneos.
En la práctica apunta a la separación de los edificios respecto de la calle, que en las disposiciones
tradicionales funciona como un pasillo; sugiere el distanciamiento de los edificios entre ellos,
construyéndolos lo mas altos posibles, y compensando este desarrollo en vertical con amplias zonas
verdes; la simplificación máxima de la red viaria, diferenciando sin embargo las funciones; la disposición de
calles en el propio interior de los grandes inmuebles residenciales, dotados de servicios colectivos, asilos,
espacios para el deporte; la separación de las zonas industriales y los centros direccionales, aún también
con grandes zonas verdes, de las áreas residenciales, con las que deberían estar estrechamente
relacionadas para no crear movimientos pendulares.
Es indudable que las piezas del gran mosaico urbanístico que son sus exponentes, es decir, los
rascacielos cruciformes o en Y, los edificios de plieges sucesivos, los immueble-villas, las unités
d’habitation, siguen siendo las propuestas de arquitectura a escala urbana mas significativas surgidas en el
ámbito del código racionalista y de todo el Movimiento Moderno. Y no solo esto, sino que una vez
configurados, todos estos edificios y soluciones, por su carácter lógico y clasicista, han podido traducirse en
normas, en factores comunicables y transmisibles, de ahí su actualidad y su capacidad para afrontar la
comparación con las propuestas mas avanzadas y recientes, la mayor parte de las cuales son derivadas de
la lección de Le Corbusier.
Reduciendo y llevando los problemas a los caso límites, encontró la manera mas adecuada para su
difusión, intituyó la enorme capacidad de penetración de los eslóganes y de su visualización en el hombre
de la calle y en la administración. DE FUSCO(291-311)
Al igual que Gropius, Le Corbusier se propone superar el contraste entre progreso técnico e involución
artística, entre resultados cuantitativos y cualitativos, pero de acuerdo con la tradición francesa, define
técnica y arte como dos valores paralelos: “El ingeniero inspirado en la ley de la economía y guiado por el
cálculo, nos pone de acuerdo con las leyes del universo; el arquitecto, por la disposición que imprime a las
formas, realiza un orden que es pura creación de su espíritu”.
En Francia no se forma ningún régimen autoritario de tipo nazi, fascista o estalinista; pero en cambio,
asiste a partir de 1934 a una radicalización de la lucha política y a un creciente malestar económico, que se
refleja en la producción de edificios y en las condiciones del debate cultural, llegando a eliminar casi
totalmente cualquier ocasión de trabajar a los arquitectos modernos.
Le Corbusier es el principal protagonista de las polémicas sobre arquitectura moderna y, en
consecuencia, es el primero en sufrir los efectos de la represión que excluye a los arquitectos modernos de
los encargos públicos y de gran parte de la construcción privada. Después de 1933 realiza pequeñas
construcciones para una clientela limitada, como hizo ya en los años ‘20, pero no repite las experiencias de
aquel período, sino que aprovecha estas ocasiones para experimentar nuevos sistemas constructivos y
nuevos standards funcionales, que anticipan de manera sorprendente las tendencias de la arquitectura
europea en el decenio sucesivo.
El concepto de brise-soleil lo pone a punto durante aquellos años; se trata al principio, de una simple
solución técnica, es decir, una pantalla para defenderse de los rayos del sol; mas tarde se convierte en una
galería transitable, lo que impone una estructura externa de hormigón armado, dejando en hueco los
tabiques y las vidrieras.
Le Corbusier está armado de una metodología urbanística ampliamente desarrollada en teoría, y su
problema preliminar es la búsqueda de la escala adecuada dentro de la cual pueda desarrollarse una
intervención arquitectónica global, que reúna en un organismo unitario cierto número de células
residenciales y sus servicios comunes. Nace así el concepto de la unité d’habitation que Le Corbusier ha
madurado lentamente durante toda su vida, ya que el punto de partida se remonta a 1907 y la primera
formulación arquitectónica se sitúa en 1922, con el inmueble-villas.
La actividad de Le Corbusier desde hacia unos 10 años era casi exclusivamente teórica; inmediatamente
después de la guerra asiste a los primeros intentos de reconstrucción brindando las propuestas mas
variadas -las casas montadas en seco, las escuelas volantes para evacuados, etc.-, enuncia sus conceptos
arquitectónicos y urbanísticos -el brise-soleil, los cuatro caminos, las cuatro funciones de la urbanística, los
tres asentamientos humanos, el modulor, etc.-.
En los comentarios y declaraciones escritas en los últimos años puede persivirse un cambio de tono; su
acento se vuelve íntimo, autobiográfico, sin perder por ello su acostumbrada disponibilidad en las relaciones
con los demás. Frente a sus últimas obras -que han sido cambiadas por algunos como evasiones en las
esferas incontrolables de la poesía pura- se nota un natural retorno a lo interior y un deseo de
recapitulación. BENEVOLO(480, 633, 648-651, 809-811, 901-905)
Una y otra vez volvió Le Corbusier a la necesidad de belleza que siente el hombre, y la explicó de dos
modos: como el resultado del uso de formas elementales y de proporciones geométricas, y como efecto de
la adaptación funcional, y decía: “Una cosa es bella cuando responde a la necesidad”, pensaba, también
que la arquitectura es “algo capaz de producir gente feliz”. Llegamos aquí al fondo mismo del credo
funcionalista: que los problemas sociales y humanos de nuestra época son, en gran medida, productos de
un entorno falso y deficiente, y que la condición humana puede mejorarse mediante una nueva arquitectura
que reconquiste los valores verdaderos y fundamentales.
El Funcionalismo halló su manifestación mas representativa en los proyectos y las teorías de Le
Corbusier. Sus puntos de partida fueron la protesta contra las inhumanas condiciones de vida de las
ciudades industriales del siglo XIX y el sueño de una ciudad verde; él propuso la “ciudad jardín vertical”, es
decir una gran unidad de habitación rodeada de un espacio libre que conservaba, en una forma nueva,
alguna de las cualidades y de la identidad de la aldea tradicional, restableciendo al mismo tiempo los “goces
esenciales”: la luz del sol, el espacio y el verdor.
De particular importancia es su idea del tránsito diferenciado, que implica ante todo, la separación de las
vías de comunicación vehiculares y peatonales. La idea partía del hecho de que diferentes velocidades
implican ritmos distintos y, por lo tanto, requieren diversos tipos de espacios. NORBERG-SCULZ(189-190)
Su impulso es unívoco y es de carácter demostrativo. Cada edificio de Le Corbusier tiende a demostrar un
axioma. Los libros y los edificios no le interesan por su valor intrínseco, sino en la medida en que
demuestren un planteo o postulen un principio.
Toda la primera época de la arquitectura se había inspirado en el gótico, allí había hallado el fértil terreno
de una problemática que se desarrollaba a través del tiempo. Le Corbusier es clasicista: lo que para él vale
es la solución. Construir no es mas que el mero acto de transcribir una idea preconcebida. El valor reside en
la idea, en el principio, en el epígrafe, no en el trabajo.
Poquísimas ideas, enorme capacidad para las variaciones; pocos principios y frecuentemente abstractos,
infinitos expedientes en la adjetivación. Supeditación progresiva de la arquitectura al urbanismo.
Según Le Corbusier con los cinco famosos puntos para una nueva arquitectura: Se eliminan los locales
oscuros y a menudo húmedos que son los sótanos; que la casa esté suspendida sobre pilotes, que se
yergan en el aire y que el jardín le pase por debajo. Que el jardín se extienda sobre la casa aboliendo los
techos a dos aguas y sustituyéndolos por terrazas-jardines. Las paredes, gracias a la técnica del cemento
armado, no son ya estructurales; los pisos superpuestos no están mas ligados entre sí por vínculos
estáticos; por consiguiente plena libertad y adhesión absoluta a las diversas necesidades de cada piso, lo
que significa economía. La ventana era hasta ahora un orificio abierto en una pared de carga, y por tal
razón no podía ser agrandada a voluntad; con el cemento armado, la pared se torna superficie, las ventanas
pueden sustituirlas enteramente, o sea, cortarla de un ángulo a otro del edificio. Las pilastras colocadas
atrás respecto a las fachadas -o sea el piso que sobresale a la estructura- dan a la caja mural un nuevo
significado; las fachadas son simples membranas que pueden ser interrumpidas como y donde se quiera
por aberturas. Cinco puntos e innumerables aplicaciones. ZEVI(131-141)
El contacto de la Werkbund le hizo consciente de los logros de la técnica moderna de la construcción, los
buques, automóviles y aviones que constituirían la sustancia de su ensayo polémico.
Realizó una extensa gira por los Balcanes y Asia Menor, y a partir de entonces la arquitectura otomana
sería una influencia silenciosa pero decisiva.
Su obra giraría alrededor de una dualidad conceptual: por una parte, la necesidad imperiosa de satisfacer
requerimientos funcionales a través de una forma empírica, y por la otra el impulso de utilizar elementos
abstractos para afectar los sentidos y nutrir el intelecto.
Sus enseñanzas y posturas: escribió libros, realizo exposiciones, construyo barrios experimentales y trato
siempre de relacionarse con la administración publica.
Su postura fue siempre universalista, sencilla y objetiva. En el 1933 participo en el 4 CIAM, en donde con
la Carta de Atenas enuncia los principios de la urbanística moderna: habitar, trabajar, recrearse, , circular.
Los CIAM eran congresos internacionales de arq. moderna y su finalida era formular los problemas de la
arq. contemporánea, promulgar la arq. moderna y afirmar que el urbanismo organiza los lugares en donde
habita el hombre.
EL MODULOR: considera que todos los hombre tiene el mismo el organismo, las mismas funciones, las
misma necesidades. Le Corbusier genera una nueva escala de medida que parte de un hombre ideal, que
puede adaptarse a espacios normalizados. Por lo cual esta nueva escala de medida puede ser usada tanto
para la arq. como para la técnica. Nueva escala de medida en relación armónica.
Poco después de 1933, empezó a reaccionar contra la producción mecanizada de la machine à habiter,
aunque es difícil determinar si fue por desilusión respecto a la técnica moderna como tal o bien por
desespero frente a un mundo trastornado por la depresión económica y la reacción política. Cualquiera que
sea la causa última empezaron a aparecer elementos técnicos primitivos en su obra, con una frecuencia y
una libertad de expresión cada vez mayores, de 1930 en adelante. La carga de expresión se desplazó
ahora desde una forma abstracta al propio medio de construcción.
Desilusionado por la realidad y cada vez mas sometido a la influencia “brutalista” del pintor Fernand
Léger, su estilo empezó a moverse en dos direcciones opuestas al mismo tiempo. Por una parte volvió al
lenguaje de lo vernáculo (al menos en su obra doméstica), y por la otra abrazó una monumentalidad de
grandeza clásica, por no decir Beaux-Arts.
La yuxtaposición de materiales contratantes se convirtió en aspecto esencial del estilo de Le Corbusier, no
solo como “palette” expresiva, sino también como medio de construcción. Este cambio hacia los materiales
tradicionales y los métodos primitivos tuvo consecuencia que rebasaron el ámbito del mero cambio en
técnica o estilo superficial; significó el envoltorio clásico que había sido utilizado en las villas de finales de la
década del ‘20, en favor de una arquitectura expresada sobre la fuerza expresiva de un solo elemento
arquitectónico, ya fuese este una cubierta de una sola pendiente soportada por muros de carga o bien un
“megarón” de bóvedas de cañón. FRAMPTON(151-168, 180-187, 226-233)
Obras a analizar:
Casa Dominó (1914)
Valoró las posibilidades de las estructuras reticulares. Los forjados de hormigón sostenidos sobre pilares
separados de los muros de cerramiento de dos planta unidos por una escalera, permitían distribuir la planta
con total libertad dentro de la retícula estructural. Los muros no tienen función estructural, solo sirven de
cerramiento y para expresar la pureza de formas. El sistema Dom-ino posibilitó llevar a efecto los Cinco
puntos de la Nueva Arquitectura (1926). LA NACIÓN(182)
El prototipo Dom-Ino quedaba abierto a diferentes niveles de interpretación. Mientras que por una parte
era simplemente un dispositivo técnico para la producción, por la otra era un juego con la palabra “Dom-Ino”
como nombre industrial patentado para denotar una casa tan estandarizada como un dominó. Este juego
adquirió la fuerza de un retruécano literal allí donde las columnas autoestables podían ser contempladas en
plano como puntos del dominó y allí donde la distribución en zigzag de una agregación de estas casas se
parecía a la formación de las fichas de una partida de dominó. FRAMPTON(154)
Inmueble-Villa (1922)
Le Corbusier prepara su primer proyecto de ciudad ideal: Une Ville Contemporaine de 3 millones de hab.
Los edificios son de tres tipos: grandes rascacielos cruciformes en el centro, casas de 6 pisos á redents en
la zona intermedia e inmueble-villas en la periferia. El trazado es rigurosamente simétrico, con calles
ortogonales y diagonales, según los modelos académicos.
El inmueble-villas contiene el germen de las futuras unités d’habitation. Es un conjunto de 120 grandes
viviendas con terraza-jardín y servicios comunes: una cooperativa de alimentación, donde “los alimentos
llegan directamente del campo al lugar de consumo...; sobre el terrado...una pista de 1000m donde se
podrá correr al aire libre y donde los solarium permitirán tomar los beneficiosos baños de sol estivales...;
seis porteros harán turnos de 8 horas, día y noche, vigilando la casa, anunciarán por teléfonos las visitas y
las distribuirán a los distintos pisos por medio de los correspondientes ascensores”. En 1925, en la
exposición de artes decorativas de París, Le Corbusier aprovecha el pabellón del Espirit noveau para
construir un elemento del inmueble-villas. BENEVOLO(482)
Fue una adaptación de la Maison Citroan (este nombre procedía de una marca de automóviles e indicaba
que una casa debía ser tan estandarizada como un coche. Simplificación de la fuente luminosa; un solo
paño en cada extremo, dos paredes laterales portantes; un techado plano; una auténtica caja que podía ser
utilizada como casa) como tipo general para una gran densidad de vida. Esas unidades acumuladas en seis
plantas dobles, incluían terrazas ajardinadas, a razón de una para cada dúplex, distribución que hoy parece
ser una de las pocas soluciones aceptables para vivir en un edificio de mucho pisos, en familia.
FRAMPTON(155-157)
Villa Saboye (1929-1935)
Es una obra en que Le Corbusier aplica íntegramente sus famosos 5 puntos, demostrando al mismo
tiempo la variedad que puede obtenerse aún respetando esa normativa. La construcción refleja además sus
otros parámetros proyectuales - la relación con la pintura purista, la coexistencia de formas libres y
geométricas, la arquitectura de recorridos, la relación con el entorno natural, etc., lo que la convierte en una
de las mas representativas de su estilo. Morfológicamente, la planta de la casa surge de una malla
cuadrada de pilotis distanciados 4,75m; deriva dimensionalmente del radio de giro de un automóvil que,
penetrando en la malla, gira introduciéndose en el espacio destinado al garaje. Por tanto, nos encontramos
en presencia de dos motivos arquetípicos de Le Corbusier: el caracol y el cuadrado.
En la zona de planta baja que tiene una pared curva, hay un garaje, y existen además unas habitaciones
para el servicio y un vestíbulo, del que parten una escalera y una rampa, dispuesta esta a lo largo del eje de
la planta y que representa la columna vertebral de toda la construcción. La vivienda se sitúa en tres de los
lados del piso superior, constando de un gran salón y de tres dormitorios con servicios, y el cuarto lado, que
comprende desde la fachada hasta la espina central de la rampa, está ocupado por una gran terraza, a la
que corresponde un vacío en el forjado de la planta superior. Desde esta terraza jardín, y siguiendo la
rampa, se accede al plano de cubierta de la casa, en donde se encuentran los cuerpos curvilíneos del
solarium y de la caja de la escalera. La rampa está cerrada desde la planta al nivel del terreno hasta el
primer piso, y continua abierta desde allí hasta alcanzar la cubierta jardín. La planta constituye un elemento
plástico visible constantemente en la parte central de la casa, tanto si se mira desde el interior como si se
observa desde la terraza jardín del primer piso.
La volumetría es un paralelepípedo de poca altura con una banda horizontal recortada en cada lado,
elevado del suelo mediante esbeltos pilares y coronado por unos cuerpos semicirculares dispuestos
asimétricamente. Podemos observar que las cuatro fachadas no son todas iguales, como parecería a
primera vista. Dos de ellas tienen los pilotes a haces de la pared, mientras que las otras dos están en
voladizo, avanzadas respecto a los pilares, dando así lugar a la autentica fachada libre. Observamos que la
fachada correspondiente a la terraza jardín es similar a las restantes, lo que va claramente en contra del
principio funcionalista de que el exterior debe reflejar fielmente el interior, que sí deben corresponderse,
pero no hasta el punto de descomponer una imagen que él había prefigurado en nombre no solo de una
lógica funcional, sino también en el de una lógica de la fantasía. DE FUSCO(335-339)
La solución es producto del deseo de unir rigor estructural y libertad espacial y de las condiciones
espaciales del terreno. Para obtener mejor vista y evitar la humedad del suelo, era natural elevar la planta
principal sobre pilotes. NORBERG-SCHULZ(197)
La parte cúbica no es una masa sólida; está vaciada por dos lados, el del sudeste y el del sudoeste, de
manera de que cuando sale el sol la luz inunda todo el interior, en lugar de rozar simplemente la fachada. El
cuerpo del edificio presenta huecos en todas direcciones; por encima y por debajo, por dentro y por fuera. Si
efectuamos una sección transversal en cualquier punto, ello nos permitirá discernir el espacio interior y
exterior compenetrándose ambos. GIEDION(540-544)
Pabellón Suizo (1930)
Tiene exigencias representativas que se cumplen por medio de la variedad de las formas de los
materiales y con el énfasis atribuido a algunos elementos funcionales, como los grandes pilares aislados
que sostienen el bloque de los dormitorios; frente a la entrada de los ambientes comunes se ha creado, así,
un pórtico agradable y fresco, que introduce de pronto al visitante en la realidad constructiva del edificio y
logra realizar felizmente el paso entre exterior e interior. Por primera vez Le Corbusier rechaza el
expediente del revoque blanco uniforme y procura que cada superficie se caracterice por los materiales
empleados; el hormigón armado se deja sin recubrir con las huellas del encofrado; los muros se aplacan
con paneles de hormigón vibrado y la pared del fondo de la sala común es de piedra natural. El edificio
adquiere una inesperada materialidad e indica con notable anticipación cronológica, una tendencia que
dentro de poco se extenderá ampliamente por la arquitectura europea.
La obra es un fragmento de un nuevo tipo de ciudad que insertándose en la actual, fuerza
irresistiblemente su trama. BENEVOLO(580-582)
Uno de los lados del edificio consiste en una cortina de cristales, que corresponde a los estudios; el otro
lado está cuidadosamente construido en forma de pared curva de piedras toscas, y placas lisas.
Pero lo que mas sorprende desde el primer momento por hallarse fuera de lo común, es la combinación
del volumen y de los espacios en el vestíbulo de entrada. Aunque el ámbito aquí disponible es relativamente
limitado, la fantasía del arquitecto ha creado un espacio que da una impresión de vida, libertad y amplitud.
Es muy significativo el que los medios aquí empleados sean aparentemente sencillísimos: la exacta
ubicación de la escalera, la inesperada ondulación de los muros (el principio del plan libre) y el empleo de
micro-fotografías dispuestas sobre la pared a manera de tablero de damas. La introducción de tales
elementos imaginativos en la moderna arquitectura es absolutamente necesaria para mantener su vitalidad.
GIEDION(553-554)
Villa Radiante (1929-1930)
Es un modelo teórico que puede adaptarse a gran numero de casos concretos.
El punto de partida es la residencia; no es ella quien debe adaptarse a un trazado urbano, sino que debe
determinar el nuevo trazado de toda la ciudad. Las células de habitación iguales y acopladas producen un
cuerpo de fábrica de longitud indefinida que, doblado en ángulo recto, permite el aprovechamiento de las
dos orientaciones: la este-oeste (con viviendas a ambos lados y calle interior), la norte-sur (con viviendas
solo a sur y calle perimetral a norte).
La forma de los quiebros que va formando un giro repetido e invertido es el rédent: un edificio de 11 pisos
y 400m de pasaje, separado por lo menos 200m del edificio de enfrente; las construcciones y las autopistas
se cruzan cada 400m, se levantan sobre pilotis y dejan completamente libre el terreno, convertido en un
parque que los peatones pueden recorrer en todas direcciones, donde se sitúan las escuelas, los
parvularios, los teatros, los campos deportivos.
Todo esto debe convertirse en el tejido urbano normal: los lugares de trabajo deberán levantarse en su
cercanía: las industrias ligeras, las industrias pesadas, la city de los negocios con los rascacielos situados
entre el verde. BENEVOLO(573)
La unidad Ville Radieuse era un apartamento flexible de una sola planta y extensión variable, mas
económico en función del espacio que la sección dúplex de doble altura. Aprovechaba al máximo todo
centímetro cuadrado disponible de su espacio, y sus particiones estaban tan reducidas en grosor que
resultaban inadecuadas como barreras acústicas. Cada apartamento era apto para una cierta
transformación en el uso diurno y nocturno, mediante la retirada de particiones deslizantes.
Las transformaciones en sus prototipos urbanos en los años ‘20 en los que la “jerárquica” Ville
Contemporaine en 1922 se convirtió en la Ville Radieuse “sin clases” de 1930, implicaron cambios
significativos en la manera de concebir Le Corbusier la ciudad de la época de la máquina; entre ellos fue el
mas importante el alejamiento respecto a un modelo de ciudad centralizada, en pos de uno teóricamente
ilimitado cuyo principio de ordenación procedía de una división en bandas paralelas, que eran asignadas a
los siguientes usos: 1)ciudades satélites dedicadas a la educación, 2)zona comercial, 3)zona de transporte,
incluido ferrocarril de pasajeros y transporte aéreo, 4)zona de hoteles y embajadas, 5)zona residencial,
6)zona verde, 7)zona de industria ligera, 8)almacenes y ferrocarril de mercancías, 9)industria pasada.
la Ville Radiuse llevo el concepto de “ciudad abierta” de la Ville Contemporaine a su conclusión lógica, y
una sección típica a través de toda la ciudad mostraba todas las estructuras elevadas claramente sobre el
suelo, incluidos los garajes y las carreteras de acceso.
Si bien la ciudad radiante no llegó a ser realizada, su influencia como modelo evolutivo en el desarrollo
urbano de la posguerra en Europa y otros lugares fue muy considerable. FRAMPTON(180-185)
La nueva expresión de Le Corbusier:
La Capilla de Ronchamp (1955) Neobrutalisamo
Cuando se publicó el proyecto en 1953 para el santuario de Notre-Dame-du-Haut, en Ronchamp, resultó
una sorpresa desconcertante para la mayoría de los adherentes al Movimiento Moderno. De pronto
reaparecían todas las formas proscriptas: la masa plástica, la abertura en el muro, la curva expresiva y el
interior en forma de gruta. Pero quienes visitaron la iglesia olvidaron sus aprensiones y reconocieron que se
había conferido una nueva dimensión de la arquitectura moderna. El edificio representa un renacimiento de
la arquitectura religiosa, es el síntoma del resurgido interés en los valores esenciales de la existencia. La
iglesia está situada en un “lugar elevado”, que desde tiempo inmemorial había sido un lugar de oración, por
lo que Le Corbusier se propuso crear “un lugar de concentración y meditación intensas”. Está relacionado
íntegramente con el paisaje circundante. Un altar al aire libre, que sirve para las misas de los peregrinos,
indica la relación simbólica entre el lugar y su entorno. El edificio es al mismo tiempo, un refugio y una forma
abierta, que recibe al visitante con los brazos tendidos. Sus muros pesados y protectores parecen guardar
un secreto, que es simbólicamente ofrecido al ambiente circundante por el techo curvado. También el
interior tiene una referencia vertical, gracias a las tres torres que se elevan para recibir luz. La síntesis de
cerramiento y de apertura no solo satisface la tarea de formar una iglesia sino que también crea un
verdadero centro donde el hombre experimenta la impresión de un retorno a sus orígenes. La ambigüedad
simbólica, originada en el doble carácter de protección y extensión propio del edificio, implica que todas las
formas tienen una naturaleza doble o están sometidas a una metamorfosis constante. El gran muro
inclinado, al sur, puede persivirse como fortaleza o como signo de intenso deseo de comunicación, ya que
se yergue y se curva que da unidad al interior y recuerda al hombre su precaria situación en la tierra y, al
mismo tiempo, es leve velo celestial que flota sobre los muros, separado de estos mediante una angosta
hendidura que deja entrar la luz al interior. Las capillas de la torre son las áreas mas íntimas de la iglesia
donde se percibe mayor intensidad la luz divina.
Si bien la planta no se ajusta a la distribución tradicional de las iglesias, Le Corbusier ha conseguido
recuperar las propiedades básicas del santuario cristiano. La iglesia demuestra el valor de la presencia
física, y enseña a tratar la masa plástica de un modo simultáneamente nuevo y antiguo. El gran numero de
ventanas en el muro meridional, por ejemplo, si hubieran sido mas grandes y mas regulares en su
distribución, habrían destruido la unidad escultórica del edificio. Ronchamp demuestra que los valores
arquetípicos y culturales, cuando se los entiende apropiadamente, pueden combinarse con la idea moderna
de espacio abierto. NORBERG-SCHULZ(215)
Unidad de Habitación de Marsella (1946-1952)
Digamos que la Unité d’habitation es un enorme edificio con partes altamente especializadas, con el
objetivo de llevar a la práctica ese ideal de la casa colectiva y autosuficiente que se remonta a toda la
tradición de los reformadores utopistas. Las tres partes del edificio que analizaremos, pertenecientes todas
al sector de la vivienda, son: la estructura portante principal, la configuración y articulación de las células y
la retícula tridimensional exterior de las loggias brise-soleil.
En cuanto al primer factor, la estructura portante, observamos que coexisten en ella las dos familias
morfológicas adoptadas por Le Corbusier: la de trazado ortogonal, de inspiración clásica, cartesiana,
configurada en base a los tracés regulateurs y la caracterizada por las formas libres , pertenecen las formas
plásticas de los pilots, del sol artificial y de las instalaciones del nivel de la cubierta. Esta coexistencia, así
como el paso brusco de los factores discontinuos o reducibles a unidades discretas (la retícula ortogonal) a
los continuos y no descomponibles (las formas libres) constituyen quizás el aspecto mas típico del estilo Le
Corbusier.
En la Unidad de Habitación precisamente donde la estructura portante tiene un significado definido y un
carácter expresivo propio, queda oculta, a excepción de los pilotis y del sol artificial, forma una trama de
conformación y ordenación, pero subyacente, escondida tras una superestructura que se apoya en ella, la
de las loggias brise-soleil. Así pues, el marco estructural del edificio de Marsella, en cuya trama se insertan
las células y cuyos lados soportan las series de terrazas y de parasoles, asume el doble significado del
termino estructural: el arquitectónico-constructivo, como elemento portante del edificio, y el estructuralista
en el sentido mas amplio, es decir, el de sistema subyacente, de organización oculta, pero indispensable
para la organización y para la vida misma de un organismo.
En cuanto al segundo factor de nuestro análisis, las células residenciales y su articulación, nos parece
realizar una breve descripción del tipo mas representativo de alojamiento. Este se desarrolla en dos niveles
de diferente tamaño; el mas pequeño está destinado a la zona diurna y el mayor, que ocupa toda la
profundidad del edificio, disponiendo de una doble orientación, con aberturas al este y al oeste, contiene los
dormitorios. Dada la diferente profundidad de las dos zonas, cada célula encaja en otra complementaria,
ocupando así entre las dos una altura de tres pisos; en el intermedio, y por centro del eje longitudinal del
edificio, discurre una calle interior por la que se accede a ambas viviendas. Debido a este acoplamiento en
las viviendas de un lado se sube desde la zona del comedor al nivel de los dormitorios, mientras que en las
del lado opuesto los dormitorios quedan en el piso inferior al de la entrada y del comedor. En el interior de
cada célula el forjado del piso superior está retranqueado respecto al de fachada, de manera que este piso
se asoma a la parte inferior, cuya altura resulta en esa zona de dos pisos.
Como se ha observado, en la base del edificio que nos ocupa existe un tema sociológico: “libertad
individual en una organización colectiva”. En la Unité d’habitation, aunque presenta distributivamente una
separación de sus ambientes interiores, estos se han concebido sin embargo con una fluidez espacial (la
separación del comedor y de la cocina mediante elementos de mobiliario de poca altura, los espacios de
doble altura entre el dormitorio de los padres y el salón, la división móvil entre las dos habitaciones de los
hijos) que permite que cada espacio se complemente con los otros, para superar en el límite el concepto
mismo de habitación. En resumen, la célula ya no se concibe distributivamente como un sistema de
habitaciones, sino como un ambiente unitario articulado de diversas maneras. Y también en el exterior
corresponde a este ambiente, en cada una de las dos fachadas, una abertura grande y única.
Y llegamos al tercer factor de nuestra lectura, las loggias brise-soleil. Dejando aparte las zonas especiales
del edificio -los paños opacos que corresponden a las viviendas abiertas al sur, el sector de los restantes
alojamientos especiales y los servicios sobre la fachada este, etc.- Le Corbusier concibe, para toda la
organización de los tres frentes libres (el del norte queda ciego, con la famosa escalera que asciende hasta
el nivel de las tres tiendas), una gran estructura tridimensional en retícula, con la misma profundidad que las
terrazas; el ritmo vertical lo consigue mediante la prolongación en la fachada de los muros laterales de las
células, y el horizontal con las balaustradas en hormigón vibrado de las loggias que, además de constituir
un brise-soleil para los ambientes inferiores, señalan la articulación de los espacios interiores, por su
diferente disposición en altura. En efecto, como uno de los dos forjados que corresponden a la célula está
retranqueado respecto al plano de la fachada -de ahí la necesidad de introducir a su nivel, en el vacío de las
loggias individuales, un plano horizontal que funcione como un autentico brise-soleil- cada célula solo
dispone de una terraza por cada lado, que consta de una sola altura cuando es el lado al que dan los
dormitorios, y de doble altura cuando corresponde el salón comedor; al estar acopladas las unidades de dos
en dos, a cada vano doble de la fachada le sucede verticalmente otro sencillo; de esta manera la serie de
balaustradas o petos, que confieren un carácter horizontal al organismo en su conjunto, se presenta con un
ritmo alterno: a cada dos filas de balaustradas macizas corresponde una fila de espacios vacíos
perfectamente cuadrados.
Pero, independientemente de esta descripción, la retícula de las loggias brise soleil asume un significado
que contribuye a ese cambio de escala que hemos mencionado anteriormente hablando de las células y
que constituye la característica mas destacada de la obra de Marsella. Al observar que cada alvéolo de las
loggias representan un verdadero vacío tridimensional, que denuncia la presencia de una célula y nos
informa mediante su simple o doble altura de que modo está articulada la vivienda en el interior, podemos
constatar que a diferencia de los muros de fachadas tradicionales, la totalidad del cerramiento de la Unité
d’habitation constituye a su vez un organismo tridimensional, una estructura espacial en la que quedan
englobados los espacios interiores.
En base a estas consideraciones puede explicarse la hipertrofia, el cambio de escala, la nueva dimensión,
el avance en toda la gama de los factores que constituyen el edificio, y este avance denota el objetivo
buscado por Le Corbusier durante años, la idea de una arquitectura que tiende a convertirse en urbanística
(propuesta, unidad, fragmento, configuración). Desde este punto de vista, con la Unité d’habitation concluye
el ciclo de la tendencia racionalista y se abre el de la poética de las grandes dimensiones, de la arquitectura
mas adecuada a la actual cultura de masas. DE FUSCO(519-527)
La idea de la Unitéd d’habitation es una de las hipótesis mas importantes de la actual cultura urbanística.
Puede describirse en términos puramente funcionales: se trata de llenar la distancia, ahora ya demasiado
grande, entre la dimensión de la ciudad moderna y la dimensión de cada edificio, es decir, de no concebir la
ciudad en términos de casas y servicios públicos, sino de introducir un submúltiplo -o una serie de
submúltiplos- dentro de los cuales exista un equilibrio prefijado entre residencias y servicios.
Le Corbusier fija su atención en el submúltiplo mas pequeño de la escala -que comprende alrededor de
400 viviendas, es decir 1200-1500 hab., los requeridos por una primera dotación de servicios comunes, es
decir, el parvulario, la guardería, los espacios destinados al recreo, un grupo de tiendas de primera
necesidad- y lo traduce sin mas en una imagen plástica única.
Pero la autonomía plástica, totalmente lograda tan solo en una única unidad-muestra, no lleva consigo la
correspondiente autonomía funcional. El funcionamiento correcto de cada unité solo se puede lograr en
conexión con la presencia de circunstancias puesto que las relaciones y servicios no pueden concebirse de
modo rígido y unívoco, en el sentido de que estos habitantes deban hacer uso a la fuerza de estos
servicios, sino que es preciso admitir las opciones entrecruzadas, que son la razón misma de la vida
ciudadana. BENEVOLO(811-815)
Chandigarh (1950)
Le Corbusier tuvo por fin la oportunidad de poner en práctica sus teorías sobre urbanismo cuando se le
encargó el desarrollo de Chandingarh, la capital de Punjab, en la India.
El magistral proyecto presenta una típica diferenciación funcionalista de las diversas actividades, pero
coordinadas para formar una totalidad significativa. Se advierte el deseo de conferir identidad y carácter a
cada elemento urbano. Le Corbusier dividió en barrios la superficie, aproximadamente cuadrada, mediante
arterias para el tránsito de vehículos. Los barrios adquieren identidad interna mediante bandas continuas
parquizadas que corren de norte a sur, y calles comerciales transversales. Una avenida principal flanqueada
por “el valle del ocio”, se extiende de norte a sur, dividiendo el área urbana en dos mitades. Dicha área está
atravesada por otro eje este-oeste, y en el punto de la intersección se encuentra el centro comercial
principal. En el extremo norte, en el límite entre la ciudad y la naturaleza surge el Capitolio que está
deliberadamente puesto en relación con el Himalaya al fondo, creando una interacción entre las formas
creadas por el hombre y las naturales, alianza que nunca se había logrado antes en la arquitectura
moderna. Chandigarh unifica temas fundamentales del urbanismo pasado y actual, y representa una
síntesis convincente de orden y libertad. Sin embargo falta una cualidad básica, la intima interioridad de los
asentamientos del pasado, pues la imagen general de espacio abierto se concreta aún como un flujo
continuo que no reconoce un autentico interior. El flujo solo se interrumpe en el extremo norte del Capitolio,
donde hay una pequeña “Fosa de la Consideración” excavada en el terreno, como un espacio encerrado,
abierto hacia el cielo. De la Fosa surge, poderosamente expresivo, el gran símbolo de la “Mano Abierta”.
NORBERG-SCHULZ(206-207)
La ciudad está prevista para 150000 hab. (cifra que puede crecer hasta 500000), de los que alrededor de
una tercera parte serán empleados administrativos; el estado construirá los edificios públicos y las casa
para estos empleados, lo que significa una buena parte de la ciudad.
Aplicando la teoría de las 7 vías, concibe una red de vías rápidas de importancia diversa (vías 1, 2 y 3)
que se cortan en ángulo recto, determinando una cuadrícula de grandes sectores rectangulares de unas
100 hectáreas cada uno. Cada sector se subdivide entre las 13 clases sociales que componen la población
de la ciudad, que habitan en 13 categorías distintas de vivienda y se reagrupan en diversas porciones del
sector, disfrutando de los mismos servicios públicos. Le Corbusier puede, de esta forma, aplicar de forma
rigurosa, su teoría de los sectores mixtos, según la cual las distintas zonas residenciales van diferenciadas
en función de su densidad. Los sectores son atravesados, en un mismo sentido, por las vías 4
(comerciales), de las cuales parten las vías 5 y 6, que llevan hasta las puertas de las casas, y, en sentido
perpendicular al anterior, las vías 7, que se extienden por las zonas verdes y comunican las instalaciones
escolares y recreativas.
Los edificios administrativos -el Palacio del gobernador, el Parlamento, el Secretariado y el Tribunal de
Justicia- están reagrupados fuera de la ciudad, en una explanada, artificialmente variada con desniveles,
estanques, jardines y figuras simbólicas.
Le Corbusier se propone olvidar cualquier modelo preconcebido, deducir de la realidad que se le ofrece
una arquitectura nueva; su metodología exige, sin embargo, una inmediata cualificación formal de los datos
del entorno, y entonces opta por partir de los datos inmutables del clima, mejor que las variables de las
relaciones sociales.
Los ambientes del Tribunal de Justicia están protegidos por una amplia cubierta ondulada, bajo la cual
penetran libremente el aire y la luz, llegando a todas las partes de la estructura; en sus huecos articulan, al
aire libre, los recorridos horizontales y verticales, unidos por rampas de suave pendiente, mientras que los
tabiques de cristal de salas y oficinas están protegidos por un elaborado brise-soleil, que devuelve a escala
humana las imponentes dimensiones del esqueleto principal. Este cuadro arquitectónico queda audazmente
cerrado por los muros ciegos de los dos costados, de tal forma que el edificio surge como un bloque cerrado
en la gran explanada.
El carácter sumamente representativo del tema ha inspirado a Le Corbusier una de sus mas sugestivas
imágenes arquitectónicas, grandiosa y al mismo tiempo respetuosa hacia las gentes humildes que caminan
por allí, a cuyo paso se han subordinado las dimensiones de todos los espacios.
El Secretariado es un organismo mas sencillo y convencional, en el cual las variaciones de la estructura y
de la distribución interior no interrumpen el volumen compacto, sino que se reproducen en dos dimensiones
a través del elaboradisimo diseño del brise-soleil. El Parlamento y el Palacio del gobernador, todavía
inacabados tienen un relieve plástico mas acentuado, especialmente el segundo, que constituye el colofón
de todo el paisaje del Capitolio. BENEVOLO(861-871)
A diferencia de Nueva Delhi o de la Cité Mondiale, Chardigarh consiguió monumentalidad sin referirse
directamente al vocabulario tradicional del clasicismo occidental. Los chocantes perfiles de los tres
monumentos derivaron en primer lugar de una respuesta directa a la severidad del clima. Le Corbusier se
apropió del tradicional concepto “parasol” como un monumental dispositivo de codificación que cabía variar
de una estructura a otra. Utilizando esta forma de concha como preludio (el dosel de la entrada de la
Asamblea) o bien como una constante (el techo abovedado del Tribunal Supremo), o como una dominante
(el parasol que coronaba el Palacio del Gobernador), logró sugerir el carácter y la categoría de cada
institución. Los sutiles perfiles de estas formas de conchas procedían en parte del ganado y el paisaje de la
región. El evidente intento consistía en representar una moderna identidad india que estuviera libre de toda
asociación con su pasado colonial.
El legado neoclásico había surgido para evocar el paisaje del genre terrible: los edificios representativos
de los “tres poderes” -el Tribunal Supremo, la Asamblea y el Secretariado- no estaban relacionados como
en la Acrópolis, por la configuración del terreno, sino mas bien por abstractas líneas visuales que
retrocedían a través de vastas distancias, en escorzos progresivos cuyos únicos límites parecían radicar en
las montañas del horizonte.
La naciente crisis de la ilustración occidental, su incapacidad para nutrir una cultura existente e incluso
para sustentar el significado de sus propias formas clásicas, su carencia de todo objetivo mas allá de una
constante innovación técnica y un óptimo crecimiento económico, todo ello puede resumirse en la tragedia
de Chardigarh, una ciudad destinada a los automóviles en un país donde todavía son muchos los que no
tienen una bicicleta. FRAMPTON(232-233)
Convento de La Tourette (1954)
Construido en Eveux-sur-l’Arbresle, cerca de Lyon. Allí reinterpreta su metodología proyectual en el
sentido de la “historia”; el edificio resulta planimetricamente mas unitario y compacto que sus obras
prebélicas, refleja una relación mas intima con el entorno natural y retoma probablemente la distribución de
otro convento dominicano. A pesar de ello, o quizás, precisamente, por estas propias características, el
edificio se convierte en paradigma de muchas obras posteriores. DE FUSCO(462)
El monasterio sirvió para recordarle aquel paradigma de “soledad y comunión”, que le había impresionado
cuando visitó por primera vez la cartuja de Ema. La Tourette reinterpretaba simplemente este modelo ideal
como un esquema bipartito que abarcaba la iglesia “pública” y el claustro “privado”. Elevada sobre el suelo
mas que como una terraza in situ, esta oposición entre el volumen vertical de la capilla y el estrato
horizontal del deambulatorio quedó dramáticamente expuesta por el declive del terreno. FRAMPTON(230)
Con es estructura de Hº Aº formando un retícula. Los pilotes están en contacto con el terreno pero en
algunos, puntos adoptan formas curvas par adaptarse mejor a la topografías y distribución de cargas .
Tratamiento brutalista. Todas las piezas están estructuradas en un edificio introvertido, que niegan algunas
de sus vistas al exterior.