Download Por ello, hoy quiero que aprendas 20 alimentos no

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts

Química de los alimentos wikipedia, lookup

Dieta Montignac wikipedia, lookup

Granola wikipedia, lookup

Ácido graso trans wikipedia, lookup

Alimento wikipedia, lookup

Transcript
20 ALIMENTOS NO SALUDABLES QUE TE
ENGORDAN Y ENFERMAN (TE SORPRENDERÁ)
03 Feb 2016
Publicado por Miriam
12 Comentarios
La mayoría de las veces, nosotros mismos somos los culpables
de las enfermedades que nos atacan y de los kilos que nos
sobran en el cuerpo.
Saber qué alimentos son saludables y cuáles son perjudiciales no
es tan complicado como parece y puede evitarte varias visitas al
médico y muchas dietas o regímenes estrictos para bajar de peso.
Por ello, hoy quiero que aprendas 20 alimentos no saludables que
comes casi a diario cuyos efectos negativos en la salud han sido
demostrados por numerosos estudios e investigaciones científicas.
1. Pan blanco
El pan blanco es un alimento no saludable por dos razones:


Contiene gluten.
La gran mayoría está elaborado con trigo refinado.
El gluten es un grupo de proteínas con efectos nocivos en un gran número de personas, las cuales
desarrollan una especie de reacción alérgica o sensibilidad cuando consumen alimentos con esta
sustancia (1).
Pero más allá de su contenido en gluten, el pan blanco es un alimento poco saludable porque suele estar
fabricado con harina de trigo refinado.
El trigo pasa por un procesamiento durante el cual se retiran las partes nutritivas del grano, es decir, el
germen y el salvado, y se convierte en un alimento con “calorías vacías”, repleto de carbohidratos
refinados.
Los carbohidratos refinados causan picos de glucosa, aumentan los antojos y están asociados a
un aumento de peso y enfermedades como la diabetes (2).
Por todos estos motivos, el pan blanco no es la mejor opción para acompañar tus platos.
2. Helado
Confieso que me ha costado incluir el helado en esta lista, pero tengo que ser honesta y explicar por qué
este rico aperitivo no es bueno para la salud.
El helado es un producto que normalmente se elabora en cadena en grandes fábricas de productos de
alimentación, donde se usan ingredientes artificiales y aditivos para añadir sabor y conservar mejor los
alimentos.
Generalmente, el helado que adquirimos en los supermercados o en establecimientos de comida contiene
grandes cantidades de azúcar añadido y no aporta otra cosa que calorías (3).
3. Zumos de fruta envasados
Al igual que los helados, los zumos de fruta envasados no son para nada saludables.
La mayoría de ellos son una mezcla de agua con sabor a fruta, aditivos químicos y contienen la misma
cantidad de azúcar, o incluso más, que un refresco azucarado (4).
Los zumos de fruta no tienen la fibra presente de manera natural en la pieza de fruta y al contener azúcar
en forma líquida aumentan el riesgo de obesidad (5).
Más información en Estudios científicos dicen que los jugos de fruta para adelgazar no funcionan.
4. Patatas fritas y chips
Son muchos los estudios que han concluido en el que el consumo de patatas fritas y chips contribuye
notablemente al aumento de peso (6).
Estos productos son ricos en calorías y se ha descubierto que contienen unas sustancias
cancerígenas llamadas acrilamidas que se forman cuando las patatas se fríen o se asan (7).
Y eso sin hablar de los ingredientes y conservantes que se añaden a las bolsas de chips…
5. Yogur bajo en grasa con azúcar añadido
Al contrario de lo que la gente piensa, los yogures bajos en grasa o light no son saludables.
Estos han pasado por un proceso industrial que reduce la cantidad de grasas que contienen de forma
natural y, en su lugar, se añaden sustancias artificiales para contrarrestar la falta de sabor resultante.
De esta forma, un yogur light tiene muy poca grasa pero está cargado de otros ingredientes más nocivos,
como fructosa, jarabe de maíz de alta fructosa y otros edulcorantes artificiales.
Además, no hay necesidad de retirar las grasas del yogur, puesto que estudios recientes han confirmado
que la grasa saturada no está relacionada con las enfermedades cardíacas (8).
De hecho, el consumo de yogur rico en grasa reduce el riesgo de enfermedades del corazón (9).
6. Margarina
La mayoría de las margarinas que se encuentran en el mercado son productos altamente
procesados elaborados a través de aceites vegetales refinados y otras sustancias artificiales poco
saludables.
Los aceites vegetales refinados destacan por su alto contenido de grasas trans, una clase de grasa
tóxica que se forma durante el proceso de hidrogenación utilizado para fabricar estos aceites.
Por ello, las margarinas también contienen cantidades significantes de estas grasas, cuyo consumo se ha
asociado a un aumento del colesterol LDL y los triglicéridos y a una reducción del colesterol HDL,
entre otros (10).
Asimismo, la margarina tiende a poseer un elevado contenido de grasas omega 6, las cuales han sido
relacionadas con un mayor riesgo de cáncer y enfermedades cardiovasculares cuando se ingieren en
exceso (11).
No obstante, cada vez existen más versiones mejoradas de margarinas con menos grasas saturadas y
omega 6, pero nunca serán más saludables que la mantequilla.
¿Mantequilla o margarina? ¿Cuál es más sana?
7. Bebidas azucaradas
Prácticamente todas las bebidas comercializadas tienen azúcares añadidos en su composición: los
refrescos con gas y sin gas, los zumos envasados (de los que ya he hablado), los batidos…
De por sí, el azúcar ya es un ingrediente condenado por sus efectos negativos en la salud, pero se
convierte en un veneno aún más peligroso cuando está en forma líquida.
Las calorías procedentes del azúcar líquido escapan el control de calorías que lleva tu cerebro, por lo que
al tomar una bebida azucarada no te sientes saciado y quieres seguir bebiendo más.
Esto es porque las calorías es estado líquido no se comportan de la misma manera que las calorías en
estado sólido: pasan “desapercibidas” y tu cerebro no ordena reducir la ingesta de
calorías procedentes de otros alimentos (12).
De acuerdo con varios estudios, una única porción diaria de cualquier bebida azucarada incrementa el
riesgo de desarrollar obesidad en niños en un 60 % (13).
8. Aceites vegetales refinados
Los aceites vegetales refinados se obtienen de semillas y plantas como el girasol, la soja, el maíz,
la canola…
Se trata de productos altamente procesados, considerados como “calorías vacías” porque no aportan
nutrientes y están repletos de sustancias dañinas para tu salud.
El proceso mediante el que se obtienen estos aceites implica la formación de un tipo de grasa tóxica,
denominada grasa trans, hidrogenada o parcialmente hidrogenada, la cual está relacionada
con enfermedades cardíacas, diabetes, inflamación, etc. (14)
Además, los aceites vegetales refinados también destacan por tener un elevado contenido de ácidos
grasos omega 6, cuyo consumo excesivo causa inflamación y conduce a desarrollar enfermedades como
el cáncer o la diabetes (11).
Consulta más información sobre estos aceites en nuestro artículo ¿Qué tipos de aceite vegetal son los
más nocivos?
Nota: el aceite de oliva virgen extra y el aceite de coco no entran dentro de la categoría de aceites
vegetales refinados y su consumo es totalmente saludable y aconsejable.
9. Alimentos basura sin gluten
La intolerancia o sensibilidad al gluten es una enfermedad que cada vez afecta a más gente.
Muchas de estas personas no saben cómo afrontar el problema y llevar una dieta sana sin gluten y, por
ello, recurren a productos envasados etiquetados como “alimentos libres de gluten”.
Por un lado, estos productos son “saludables” para personas sensibles al gluten, sí, pero por otro, son
nocivos por el resto de ingredientes con los que están elaborados.
A menudo, contienen grandes cantidades de azúcar y carbohidratos refinados, así como aditivos
químicos.
En otras palabras, son alimentos procesados con todos sus efectos negativos para la salud.
10. Carne procesada
Hace tan solo unos meses, la OMS confirmó que el consumo de carne procesada provoca cáncer,
aunque son muchos los estudios que ya habían anunciado estos resultados con anterioridad (15).
La carne procesada es aquella carne que ha sido sometida a un proceso de curado, salazón o
fermentación, entre otros procedimientos, principalmente para aumentar su periodo de conservación y
añadir sabor.
Algunos ejemplos de carne procesada son jamón serrano, cecina, salchichas, chorizo, carne en
conserva…
11. Comida rápida
La comida rápida es la comida que se sirve en los restaurantes de cadena rápida y que se conoce como
comida basura o comida chatarra.
Como su nombre indica, estos establecimientos se caracterizan por su rapidez a la hora de servirte tu
menú y por el precio económico de este.
Sin embargo, lo que no pagas en comida, lo pagas en salud, ya que la mayoría de los alimentos que
forman estos platos son alimentos procesados llenos de conservantes y sustancias químicas.
12. Chocolatinas
Las chocolatinas se incluyen dentro del grupo de alimentos procesados, es decir, están elaboradas con
ingredientes artificiales y nocivos para tu salud.
Por supuesto, están repletas de azúcar porque son alimentos dulces y suelen estar elaborados
con harina de trigo refinada y grasas procesadas.
Asimismo, están diseñadas de tal manera que son adictivas y es muy difícil controlar su consumo.
13. Pizzas
Las pizzas envasadas son otro alimento procesado muy conocido.
La masa de la base suele estar elaborada con harina de trigo refinado y los ingredientes que dan sabor a
la pizza son en su mayoría alimentos congelados y procesados con un largo periodo de conservación.
Además, contienen muchas calorías.
14. Miel de agave
La miel de agave se compone de un 85 % de fructosa, en comparación con el 50 % de fructosa que
contiene el azúcar (16).
Y la fructosa es una de las sustancias que más perjudica la salud de quien la consume: aumenta la
resistencia a la insulina, la glucosa en sangre y los triglicéridos, además de contribuir al desarrollo
de hígado graso, diabetes y obesidad (17).
15. Bollería y repostería industrial
La mayoría de productos de bollería y repostería industrial están fabricados con ingredientes refinados
como la harina de trigo refinada y otros carbohidratos refinados.
Los aceites vegetales refinados también suelen formar parte de la composición de galletas, pasteles, tartas
y otros alimentos dulces envasados y comercializados en pastelerías.
Las calorías y los azúcares añadidos, más otros aditivos químicos, concluyen la lista de ingredientes y
añaden más efectos negativos al consumo de estos ricos pero nocivos alimentos.
16. Alimentos procesados
Los alimentos procesados son todos aquellos alimentos elaborados con ingredientes refinados y
sustancias artificiales como aditivos, saborizantes, estabilizantes y conservantes.
Consumir alimentos procesados es muy perjudicial para tu salud porque apenas contienen nutrientes,
están llenos de azúcar, compuestos químicos y carbohidratos refinados, provocan picos de glucosa
en sangre, tienen grasas trans y crean adicción.
17. Productos con carbohidratos, aceites
vegetales y azúcares refinados
Si te has dado cuenta, estos ingredientes ya los he nombrado en varios alimentos incluidos en esta lista,
por lo que quizá pueda resultarte obvio que no son saludables.
No obstante, me parece importante insistir en ello, ya que son muchos los productos comercializados y
muy comunes que contienen estos ingredientes y no le prestamos atención.
Acostúmbrate a leer la etiqueta de todos los alimentos que adquieres en el supermercado y pon en la
lista negra todos aquellos productos que incluyan en su composición carbohidratos refinados, aceites
vegetales refinados y azúcares refinados.
18. Alimentos basura bajos en carbohidratos
Con la “moda” de las dietas bajas en carbohidratos para bajar de peso, muchas marcas de alimentos han
querido aportar su granito de arena comercializando productos bajos en carbohidratos.
Sin embargo, ocurre lo mismo que con los yogures light: quitan por un lado y añaden por otro.
Los alimentos etiquetados como “bajos en carbohidratos” podrán no tener este componente,
pero contienen otras sustancias mucho más perjudiciales, como por ejemplo fructosa.
19. Café “rico” en calorías
El café posee muchos beneficios para la salud: ayuda a quemar grasas, reduce el riesgo de diabetes,
está lleno de antioxidantes, aumenta el rendimiento físico…
Pero un café puede volverse no saludable si le añadimos edulcorantes ricos en calorías o cremas
líquidas.
No hagas que tu café pierda sus propiedades y elige edulcorantes naturales como la stevia o bebe café
solo o con leche entera.
20. Queso procesado
Y para terminar la lista, no podía hacerlo de otra manera que con otro alimento procesado muy común: el
queso.
No compres lonchas de queso envasadas u otras opciones similares, opta por el queso real, el
elaborado de forma natural, con ingredientes naturales y saludables.
El queso procesado no es otra cosa que un alimento chatarra repleto de efectos negativos para tu
salud.