Download EL NACIMIENTO DEL TRABAJO SOCIAL COMO PROFESIÓN

Survey
yes no Was this document useful for you?
   Thank you for your participation!

* Your assessment is very important for improving the work of artificial intelligence, which forms the content of this project

Document related concepts

Trabajo social wikipedia, lookup

Sociología wikipedia, lookup

Ciencias de la educación wikipedia, lookup

Gerontología wikipedia, lookup

La imaginación sociológica wikipedia, lookup

Transcript
EL NACIMIENTO DEL TRABAJO SOCIAL COMO PROFESIÓN-DISCIPLINA
VANESA GARCÍA HENAO
ENSAYO
MARÍA NUBIA ARISTIZÁBAL. PROFESORA
UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA
FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES Y HUMANAS
TRABAJO SOCIAL
MEDELLÍN
201O
EL NACIMIENTO DEL TRABAJO SOCIAL COMO PROFESIÓN-DISCIPLINA
El trabajo social surge por el interés de subsanar de una manera científica los
problemas sociales más relevantes de principios del siglo XX, dichos situaciones
nacieron por el acelerado proceso de industrialización y la implementación del
capitalismo en Estados Unidos, lo que trajo consigo varias consecuencias que
afectaron de manera dramática la situación social de la época; tales circunstancias
fueron la pobreza, el desempleo, las precarias condiciones de vida, las
desfavorables situaciones trabajo, la migración interna, la inmigración masiva.
Todos estos aspectos fueron los que de alguna manera impulsaron a las
precursoras del trabajo social a hacer un hincapié y formar algo que llevará a una
transformación más a fondo, ya que en esta época estos problemas sociales solo
se trataban -por decirlo de alguna manera- con ‘pañitos de agua tibia’ y no se
hacia una investigación social pertinente que ayudara verdaderamente a encontrar
una solución fáctica a la precaria situación en la que la comunidad se encontraba y
fueron ellas Mary Ellen Richmond y Jane Addams, las primeras mujeres que
entregaron su vida y dedicación profesional para sacar adelante el proyecto de TS,
luchando con lo poco que tenían sobre el tema y formando soluciones con
fundamentos teóricos y metodológicos que les permitieran afianzar su proceso de
investigación y creación de las propuestas fundamentales de la profesión.
Posiblemente varias de las plataformas que tuvieron estas mujeres al principio de
sus investigaciones científicas fueron construidas a base de conocimientos de
otras áreas de las Ciencias Sociales como se hizo con la sicología, la sociología,
la filosofía, entre otras ciencias que fueron importantes a la hora de darle una
fundamentación teórica a la nueva profesión-disciplina que estaba surgiendo.
Pero lo que más aporto a la creación y a los escenarios teóricas de la carrera fue
la ardua investigación que formaron esas primeras mujeres en sus ámbitos de
trabajo, como M. Richmond en las COS y J. Addams en las SETTLEMENTS
HOUSES, estos lugares fueron los centros de operaciones para estas científicas
sociales y no solo para ellas sino también para las demás personas que se
encontraban detrás de todo esta propuesta de trabajo, hombres y mujeres
comprometidos con las causa social y dispuestos a analizar y encontrar aspectos
para transformar la crisis por la que estaba pasando el país. El trabajo social se
empieza a formar a partir de las preguntas que estas personas se hicieron con
todo lo que iban encontrando cómo el ¿por qué de los problemas sociales?, el
¿por qué de la pobreza? y ¿cómo y desde donde intervenir los problemas? ;
fueron precisamente las respuestas a estos interrogantes, las que permitieron
crear conocimiento y conciencia social.
Esta ideología no solo social sino también intelectual, se encontraba
estrechamente unida con ‘el movimiento reformista-progresista’ el cual era un
movimiento social, académico y político que programaba la solución como una
cuestión de la ciencia y no de algo filantrópico, ni de caridad; su lema era ‘conocer
para mejorar la sociedad’ y lograr así reformar y cambiar radicalmente ciertas
formas de trabajo que había en los lugares sociales como eran los hospitales,
reformatorios, manicomios entre otros sitios que necesitaban una transformación
para mejorar y lograr tener una buena atención sin discriminar a nadie por una
condición particular.
Para comprender mas la labor de las clásicas del trabajo social es necesario hacer
un análisis más a fondo de los aportes que cada una de ellas infundieron y que
dieron pie a formar la profesión y para empezar es necesario hablar de Mary
Richmond (1861-1928) que es considerada la madre del TS porque hizo las
primeras publicaciones científicas sobre social work. La primera obra importante
fue ‘diagnostico social’ en 1917, ‘’este texto es el producto de una completa y
rigurosa investigación y sistematización de experiencias profesionales’’ ‘’para su
desarrollo se tomaron 2.800 casos’’ ‘’este libro es la primera
investigación/sistematización de la disciplina’’ y sigue siendo muy importante para
los trabajadores sociales puesto que muchas de las cosas que Richmond plasmo
en esta obra siguen vigentes en el ejercicio profesional de cualquier trabajador
social. Ella también tuvo otra texto bastante relevante y fue ‘caso social individual’
el cual fue publicada en 1922 ‘’para su elaboración MER tomó como base su
propia experiencia profesional, completada por la lectura de numerosas
observaciones sociales individuales’’ al desarrollar el libro se pasa por una serie
de casos que tuvieron una soluciones exitosas y se plantean lineamientos para
trabajar en diferentes áreas específicas que le competen a la profesión y define el
caso como una situación particular en un problema social determinado. A esta
mujer es necesario resaltarle la dedicación que tuvo al analizar cada caso y
sistematizarlo para dar soluciones que todavía cien años después se encuentran
vigentes y que son una ayuda valiosísima para cualquier profesional. Richmond
criticaba fuertemente el paternalismo pues consideraba que limitaba el individuo y
le quitaba el derecho a la autodeterminación; por eso el fin principal del TS era
‘’hacer progresar la especie humana’’ mejorando las condiciones de vida,
logrando la participación activa de los sujetos y dando un cambio social a favor del
progreso en la condiciones de vida de lo más desfavorecidos. Ella define como
herramientas claves para una buena intervención profesional: la entrevista, el
encuadre, el registro y el informe social y para terminar con esta grandiosa mujer
cabe resaltar que dio su vida entera a la ciencia y al conocimiento para lograr la
profesionalización del trabajo social.
Es preciso continuar con otra heroína de la profesión Jane Addams (1860-1935)
pues fue una figura fundamental del TS, practicaba y defendía la democracia
radical y era una pragmatista radical, gracias a su trabajo arduo y dedicado
consiguió varias reformas que favorecían a lo mas discriminados y en
reconocimiento a esto en 1931 recibió premio nobel de paz. Ella trabajaba
incansablemente desde los Sttlements Houses y fundó el Hull House de Chicago,
estos centros proporcionaban servicios a los vecinos del barrio, investigación y
reforma social, estos lugares eran también sedes de estudios y fue desde allí
donde se hizo el verdadero movimiento reformista pues se reunían los
intelectuales de la época a intercambiar ideas que sirvieron para crear una
sociedad más justa y liberada. En sus obras ‘’democracia y ética social’’ en 1902 y
‘’paz y pan en tiempos de guerra’’ en 1922 documento todo lo que sucedía en los
barrios de Chicago a partir de la observación que se hacía desde las Sttlements
Houses y fue esta investigación tal vez la primera que aplicaba a la sociología
pero sin quitar la mira del TS?, era una defensora de la democracia y la educación
pues confiaba en ella como estrategia para el cambio social; exponía que el
trabajo social reemplaza la caridad por la justicia social y planteaba que era
necesario el ‘’conocer para actuar’’ e ‘’investigar para intervenir’’. Addams tuvo
influencia del pragmatismo por Jhon Dewey y George Mead y lucho
incansablemente por lograr una sociedad más justa con condiciones de vida digna
para todos ‘a través de la educación y del desarrollo de una democracia no solo
política sino económica y social’
Estas dos mujeres también aportaron bastante a la fundación de varias escuelas
de Trabajo Social en Estados Unidos y a los aportes científicos de la Universidad
de Chicago en cuestión de ciencias sociales y quizás en ese tiempo no se les
reconocieron sus avances, como le sucedió a Addams con el gran aporte que dio
a la sociología, pero a pesar de esto fueron teorías bastantes valiosas que sin
duda alguna permanecerán en la historia.
Después de exponer los grandes esfuerzos que hicieron Richmond y Addams. Es
ineludible exponer que en la historia aparecieron otras mujeres que lucharon por el
mismo ideal perseverantemente para lograr consolidar una de las profesiones más
bonitas de las ciencias sociales y es preciso mencionar entre estas precursoras a
Gordon Hamilton (1892) quien fue una persona que le dio otro punto de vista al
trabajo social desde el psicoanálisis y el pragmatismo apoyando el valor del
individuo como sujeto inmerso en la sociedad y pensando como todas las
anteriores mujeres que la educación es la tabla de salvación para un cambio social
radical que pueda darle miras a la humanidad para un mejor futuro. Entre sus más
grandes obras se encuentra ‘’teoría y práctica del trabajo social de caso’’ en 1940
en ella se muestra una fuerte influencia de la teoría del yo y del psicoanálisis
freudiano, plasma procedimientos básicas para la resolución de problemas
basándose en los resultados de investigaciones realizadas por ella con
anterioridad y le apunta a la premisa de que el mejoramiento del hombre es la
meta de toda sociedad. Hamilton concibe el TS como una profesión que
‘contribuye a la construcción de una sociedad democrática en la medida que se
preocupa por las necesidades, derechos y libertades del individuo’, también traza
el pensamiento que el acontecimiento humano está formado por una persona y
una situación los cuales se encuentran en interacción constante creando una
realidad subjetiva y otra objetiva. Entre sus técnicas de intervención profesional
están: las entrevistas, la observación, los registros y documentos, los tests y los
exámenes y las fuentes colaterales. Para finalizar con Hamilton es importante
resaltar que para ella prevalecía el conocimiento de sí mismo como persona con
valores y defectos, pues esto permite una intervención más ética y profesional.
Para continuar es justo mencionar a Helen Harris Perlman (1906-2004), su obra
principal fue ‘’el trabajo social individualizado’’ en este texto reúne el modelo
funcional el cual trabaja con el individuo para que se adapte y sea funcional al
sistema y el modelo psicosocial el cual analiza al individuo dentro del sistema, al
igual que Hamilton tiene una fuerte influencia del psicoanálisis y en su trabajo lo
menciona como parte fundamental para motivar y potenciar las habilidades del
individuo en cuestión; pues ella decía que el ego desenvuelve las destrezas y
estrategias que permiten la adaptación al ambiente social, en su base teórica
considera que el hombre tiene un impulso innato a desarrollarse y que es
necesario trabajar con las capacidades para lograr un resultado esperado, ella
ampara la idea de que hay que trabajar con la gente y no por la gente, hay que
sacar siempre lo bueno de toda dificultad y empezar a motivar desde ese punto
estimulando y liberando la estimulación para encontrar solución a cualquier
problema. La concepción que tenia del trabajo social era el de una disciplina
compleja debido a la permanente interrelación de los conocimientos que nutren a
la profesión; Perlman al igual que otras de sus contemporáneas tiene influencias
del pragmatismo y del movimiento reformista
A modo de concluir es rescatable decir que, cada una de estas mujeres
mencionadas puso su granito de arena para llegar a formar el trabajo social como
una profesión-disciplina con miras al cambio social basado en la democracia y la
educación, pero no solo el trabajo de ellas si no el de muchas más personas que
estuvieron detrás de este movimiento y que con sus esfuerzos valiosos
permitieron consolidarlo.
El paso de caridad a ciencia no fue fácil pues desde siempre se tuvo la noción de
hacer trabajo social pero desde un ámbito religioso y caritativo, pero fue desde la
influencia de todas estas personas que se dio el verdadero cambio. En sus
primeros indicios, el TS nace en Inglaterra, en lugares parecidos a las COS o a las
Sttlements Houses, pero no se hacia un análisis a fondo de la situación ni una
investigación rigurosa y fue en EEUU donde se conforma como algo científico y
que tenía una razón de ser y un papel importante en la sociedad y no solo se
investigó se intervino de una manera consciente con las capacidades que la
experiencia daba y desarrollando desde un principio ese valor que caracteriza a
todo trabajador social el de educadores sociales y es quizás algo demasiado
importante que era indiscutible plantear, pues cada precursora siempre tuvo el
objetivo de enseñar con sentido social para lograr una verdadera transformación y
que todos estos esfuerzos no se los llevara el tiempo si no que quedará una
herencia intelectual tanto en los libros como en las personas que seguían con la
lucha utópica de hacer reformas significativas al sistema.
REFERNECIAS BIBLIOGRÁFICAS





TRAVI, Bibiana. La dimensión técnica instrumental en Trabajo Social:
reflexiones y propuestas acerca de la entrevista, la observación, el registro
y el informe social. Buenos Aires: Espacio Editorial, 2006.
TRAVI, Bibiana. De la caridad a la ciencia. Pragmatismo, Interaccionismo
Simbólico y Trabajo Social. Reseña. En Revista de Trabajo Social No. 9.
Departamento de Trabajo Social U. de A. Medellín-Colombia. Enero-Junio
de 2009.
MIRANDA ARANDA, Miguel. De la caridad a la ciencia. Pragmatismo,
Interaccionismo Simbólico y Trabajo Social. Mira Editores. España, 2004.
María Nubia Aristizábal, fundamentos teóricos y metodológicos del trabajo
social. Diapositivas.
Resumen de la historia de las clásicas del trabajo social, de dónde?.