Download Textos Unid. 6 - Biblioteca Paraguay Educa

Document related concepts

Bombyx mori wikipedia, lookup

Lepidoptera wikipedia, lookup

Attacus atlas wikipedia, lookup

Carterocephalus palaemon wikipedia, lookup

Heterocera wikipedia, lookup

Transcript
El gusano y la mariposa
http;//blogs. diariovasco.com
(Poner dibujo de un campo. Un árbol frondoso con un gusano
blanco con puntitos verdes en la espalda arrastrándose debajo del
árbol )
Había una vez un gusanito que iba por el campo. Era de
color blanco con puntitos verdes en la espalda. Nadie lo quería
porque decían que era muy feo y repugnante. El pobre gusano se
arrastraba muy triste por el suelo. Cuando llegaba a una planta,
todos los insectos que había en ella se burlaban de él. No
encontraba a nadie que le hiciera compañía o quisiera jugar con
él.
La única distracción que tenía, era subirse a lo alto de un
árbol y ver volar a las mariposas. Daría cualquier cosa por volar
como ellas. Se pasaba allí horas y horas observándolas. Pero
cuando bajaba al suelo, volvía a encontrarse con las mismas
burlas e insultos de siempre.
Cansado de todo esto, decidió subirse a lo más alto de un árbol
para que nadie pudiera encontrarlo. Nunca más volvería a bajar
al suelo.
(Poner el dibujo del gusano en lo alto del árbol, con una mariposa
cerca, con actitud amable y dialogando con el gusano)
Un día, una mariposa se puso a descansar en la rama donde él
estaba. Este se acercó hacia ella y comenzaron a hablar. Al final,
se hicieron muy amigos. Y desde entonces, pasaban largo rato
compartiendo juntos. Después de un tiempo, el gusano le hizo
ésta pregunta:
_ ¿Por qué has querido ser mi amiga si nadie me quiere?
Y la mariposa le respondió:
_ Lo que importa para ser amigos, no es como eres por fuera,
sino lo buena persona que eres por dentro.
El gusano estaba muy contento porque había encontrado una
amiga de verdad. Estaba tan feliz, que una noche, mientras
estaba durmiendo en lo alto del árbol, su cuerpo comenzó a
transformarse. A la mañana siguiente, se había convertido en
una mariposa bellísima, como nunca se había visto. Cuando su
amiga mariposa vino a verle, y vio lo que había ocurrido, se alegró
mucho y le dijo:
_ Ahora has sacado hacia fuera la belleza y lo buena persona
que antes eras por dentro.
(Poner dibujo de dos mariposas volando juntos en el campo, con muchas
flores alrededor.)
Y las dos se pusieron a volar juntas. Desde ese momento,
cada vez que veían a un gusano triste en lo alto de alguna rama,
bajaban y se ponían junto a él. Y se volvía a repetir la misma
historia.
El ciclo de vida de una mariposa
Recopilación: Arcenia Medina
Guido Barrios
Gabriela Sieveking
A lo largo de su vida las mariposas pasan por cuatro etapas
muy diferentes entre sí: huevo, larva u oruga, crisálida o pupa
y adulto. Durante este ciclo, que puede durar unas semanas, su
cuerpo sufre grandes transformaciones llamado metamorfosis.
La mariposa pone sus huevos debajo de las hojas. Ahí crece
y se transforma en una larva u oruga. Lo primero que hace la
oruga es comer el huevo vacío y luego se alimenta de hojas. Come
y come, al crecer la piel le queda pequeña. Por eso durante su
crecimiento cambia de piel cuatro a cinco veces. Cuando finaliza
su crecimiento busca un lugar para colgarse. Ahí la oruga
envuelve su cuerpo en finos hilos de seda que se endurecen con
el aire. Así se transforma en crisálida o pupa. Dentro de la
crisálida su cuerpo cambia totalmente de forma. Le crecen alas
coloridas, se le forma la cabeza, el abdomen y le salen antenas.
Cuando se ha desarrollado sale de la crisálida o pupa. No puede
volar inmediatamente, porque tiene sus alas húmedas. Se pone al
sol para secar su cuerpo y luego puede emprender el vuelo. Ahí
es una mariposa adulta.
(Poner dibujo de unas mariposas libando el néctar de las flores)
Las mariposas adultas se alimentan del néctar de las flores
y de los jugos de frutas. Para alimentarse usan su larga
espiritrompa. Hay algunas especies de mariposas que tienen
mandíbulas y mastican el polen de las flores. También necesitan
agua, que obtienen de las gotas de rocío o de charcos en la
tierra. Todo el ciclo de vida de las mariposas depende de las
plantas. Crecen y se alimentan de ellas. Si las plantas de las
cuales se alimentan las mariposas desaparecieran, ellas también
morirían.
Las mariposas, por lo general, tienen vida breve, que va de
unos pocos días a una semana o dos. En determinados casos
llegan al mes o año de vida.
Datos Interesantes
 Algunas orugas tienen unos pelos que al tocarlos producen
una irritación en la piel de las personas. Es mejor no
tocarlas.
 La mariposa más grande es la mariposa alas de pájaro de
Nueva Guinea, África. Mide 28 centímetros de largo.
 La mariposa más pequeña es la enana azul de Sudáfrica.
Mide más de un centímetro de largo.
 La mariposa que vuela más lejos es la mariposa Monarca.
Viaja desde Canadá hasta México. Puede viajar a 32
kilómetros por hora. La mariposa Monarca hiberna en
grupos de miles de mariposas de su misma especie.
 Las mariposas mueven sus alas entre 8 y 12 veces por
segundo.
El niño y la mariposa
Autor: Rafael Pombo
Mariposa, primorosa.
Rica en tinte y en donaire,
¿qué haces tú de rosa en rosa?,
¿de qué vives en el aire?
Yo, de flores
y de olores
y de espumas de la fuente
y del sol resplandeciente
que me viste de colores,
¿Me regalas
tus dos alas?,
¡Son tan lindas! ¡Te las pido!
Deja que adorne mi vestido
con la pompa de tus galas.
Tú, niñito
tan bonito,
tú que tienes tanto traje,
¿por qué quieres un ropaje
que me ha dado Dios bendito?
¿De qué alitas
necesitas
si no vuelas cual yo vuelo?
¿Qué me resta bajo el cielo
si a mí todo me lo quitas?
Días sin cuento
de contento
el Señor a ti me envía;
mas mi vida es solo un día,
no me lo hagas de tormento,
¿te divierte
dar la muerte
a una pobre mariposa?,
¡Ay!, quizás sobre una rosa
me hallarás muy pronto inerte.
Oyó el niño
con cariño
esta queja de amargura,
y una gota de miel pura
le ofreció con dulce guiño.
Ella, ansiosa,
vuela y posa
en su palma sonrosada,
y allí mismo, ya saciada,
y de gozo temblorosa,
expiró la mariposa.
Las mariposas azules
Adaptación: Arcenia Medina
Guido Barrios
Gabriela Sieveking
(Poner dibujo de de una mariposa azul volando entre los árboles del
bosque en un día soleado)
Graciosa y en pausado aleteo, volaba feliz entre los árboles
del bosque, una hermosa mariposa con alas azules y puntos
dorados. En sus alas se reflejaban los rayos del sol.
Inocente junto a sus hermanas, libaba aquí y allá una flor,
llevando el polen en sus patitas y antenas, cumpliendo así el ciclo
de la polinización.
Ella y sus hermanas no conocían el peligro, no tenían miedo.
Su generación había resistido tantos años en la cima de los
árboles, que era casi imposible que se extinguieran. ¡Se
reproducían por cientos todos los años!
(Poner dibujo de un bosque en llamas y animales e insectos huyendo del
lugar)
Pero cierto día… , cuando celebraban una fiesta, vieron
levantarse grandes lenguas de fuego sobre el bosque y nubes de
humo que subían hasta el cielo.
Horrorizadas comenzaron a volar, avisando a los demás
animales e insectos del bosque. Todos iniciaron la huída hacia el
otro lado del fuego.
Pero las llamas eran veloces, devoraban todo a su paso.
Muchos animales pequeños, que no podían huir, fueron
alcanzados por el fuego.
Los árboles calcinados quedaron hechos cenizas, junto a las
demás plantas que servían de alimento al inmenso fuego. Las
mariposas de alas azules y oro, acostumbradas a volar muy lento
no pudieron resistir el calor de las llamas y perecieron.
(Poner dibujo de un lugar del bosque después del incendio, bosque
humeantes desolado,)
Pasaron los días y una lluvia salvadora cayó sobre el bosque.
¡El fuego se extinguió al fin! Pero este bosque tan bullicioso y
alegre por los cantos de las aves, el aleteo de las mariposas y el
colorido de las flores, hoy es un cementerio gris y triste,
humeante aún y silencioso a no ser por algún gemido de un
agonizante sobreviviente.
Días antes del incendio, una joven, había recibido un ramo de
hermosas orquídeas lilas cortadas de ese bosque. Por un milagro
unas pequeñas larvas de mariposas dormían escondidas entre las
hojas de las flores. Poco después, las larvas se transformaron en
hermosas mariposas azules. Cuando sacaron sus hermosas alas y
volaron, volaron en busca de un nuevo bosque. Así se salvaron las
mariposas azules.
El gran milagro
Autora: Vilma Medina Zeballos
(Poner dibujo de unos árboles. Dejo del árbol unos gusanos
arrastrándose)
En un precioso y frondoso árbol nació un alegre y risueño
gusanito llamado Pepe. Desde que nació, Pepe siempre se ha
portado distinto de los demás gusanos. Caminaba más despacio
que una tortuga, tropezaba en casi todas las piedras que
encontraba por delante, y cuando intentaba cambiar de hojas...
¡qué desastre!...siempre se caía. Por esa razón, la colonia de los
gusanos le llamaba de gusanito torpecillo.
A pesar de las burlas de sus compañeros, Pepe mantenía
siempre su buen humor. Y se divertía mucho con su torpeza. Pero
un día, llegado el otoño, mientras Pepe se daba un paseo por los
alrededores, una enorme nube cubrió rápidamente todo el cielo,
y una gran tormenta cayó. Pepe, que no tuvo tiempo de llegar a
su casa, intentó abrigarse en una hoja, pero de ella se resbaló y
acabó cayéndose al suelo, haciéndose mucho daño. Había roto
una de sus patitas, y se había quedado cojo. ¡Pobre gusanito...
torpecillo y cojo! Agarrado a una hoja, Pepe empezó a llorar. Es
que ya no podía jugar, ni irse de paseo, ni caminar...
(Poner el dibujo de un gusano debajo de un árbol. Sobre el gusano un
hada alumbrando con una luz brillante)
Pero, una noche, cuando Pepe estaba casi dormido, una
pequeña luz empezó a volar a su alrededor. Primero, pensó que
sería una luciérnaga, pero la luz empezó a crecer y a crecer... y
de repente, se transformó en un hada vestida de color verde.
Pepe, asustado, le preguntó:
- ¿Quién eres tú?
Y le dijo la mujer:
- Soy un hada y me llamo naturaleza. ¿Y por qué estas aquí? Le
preguntó a Pepe.
- He venido para contarte que cuando llegue la primavera,
ocurrirá un milagro que te hará sentir la criatura más feliz y
libre del mundo - explicó el hada.
- Y ¿qué es un milagro? - continuó Pepe.
- Un milagro es algo ¡extraordinario, estupendo, magnífico!...... explicó el hada y, enseguida desapareció.
El tiempo pasó y llegó el invierno, pero Pepe no dejaba de
pensar en lo que había dicho el hada. Ansioso por la llegada de la
primavera, Pepe contaba los días, y así se olvidaba de su
problemita.
Con el frío, todos los gusanos empezaron, con un hilillo de
seda que salía de sus bocas, a tejer el hilo alrededor de su
cuerpo hasta formar un capullo, o sea, una casita en la que
estarían encerrados y abrigados del frío durante parte del
invierno.
(Poner dibujo de árboles y flores y unas mariposas volando)
Al cabo de algún tiempo, llegó la primavera. El bosque se
vistió de verde, las plantas de flores, y finalmente ocurrió lo que
el hada había prometido... ¡El gran milagro!
Después de haber estado dormido en su capullo durante
todo el invierno, Pepe se despertó. Con el calor que hacía, el
capullo se derritió y Pepe finalmente pudo conocer el milagro.
Pepe no solo se dio cuenta de que caminaba bien, sino que
también tenía unas alas multicolores que se movían y le hacían
volar. Es que Pepe había dejado de ser gusano y se había
convertido en una mariposa feliz, y por supuesto, ya no cojeaba.