Download LAS ENZIMAS.

Document related concepts

Enzima digestiva wikipedia, lookup

Jugo pancreático wikipedia, lookup

Lipasa wikipedia, lookup

Exoenzima wikipedia, lookup

Digestión extracelular wikipedia, lookup

Transcript
LAS ENZIMAS.
Catalizadores de la vida
Las enzimas son proteínas responsables de la actividad vital de todo ser vivo. Al igual que el fotón es
la medida de la luz, la enzima es la medida de la vida. La vida es actividad, y las enzimas son las
responsables de toda la actividad en el organismo de los seres vivos.
Las enzimas hacen posible el uso de los demás nutrientes para nuestro correcto funcionamiento,
renovación y eliminación de residuos, así pues, las enzimas son la vida misma.
Las enzimas son catalizadores, o sea, aceleradores de las reacciones químicas en los seres vivos. Sin
enzimas dichas reacciones necesitarían unas condiciones de pH, temperatura y presión imposibles de
alcanzar para los seres vivos. Además, las enzimas pueden destruir las toxinas y los radicales libres
en el hígado y en la corriente sanguínea; permiten que las vitaminas, minerales y aminoácidos se
conviertan en bioquímicos vitales en el organismo; y participan en la producción de energía entre otras
funciones.
En el cuerpo humano se han descubierto tres mil enzimas. En solo un minuto, una enzima puede
participar en treinta y seis millones de reacciones química.
Cada día, cada célula de nuestro organismo fabrica enzimas, pero su capacidad de producción es
limitada y si no tomamos medidas para ahorrar enzimas nos deterioramos con rapidez. Además, la
capacidad de producir enzimas se va perdiendo con la edad.
LAS EZIMAS Y LA DIGESTIÓN
Cuando un alimento está vivo, es decir, crudo y fresco,
contiene todas las enzimas que le son propias. Cuando
ingerimos el alimento, primero en la boca y luego en el
estómago, estas enzimas predigieren el alimento ahorrando
trabajo y desgaste a las enzimas digestivas de tu
organismo.
Cuando un alimento no está vivo, carece de las enzimas que
le son propias y no consigue predigerirse, con lo cual, las
enzimas digestivas de nuestro organismo tienen que realizar
todo el trabajo y sufrir el consiguiente desgaste.
El proceso normal de digestión de los alimentos mediante la
acción de enzimas, da como resultado nutrientes
elementales: aminoácidos, glucosa, ácidos grasos, etc, que
asimilamos en el intestino y son aprovechados por el
organismo.
Sin embargo, cuando las enzimas no pueden actuar o son insuficientes, se producen procesos de
fermentación y putrefacción en los alimentos a medio digerir. En este caso, son los fermentos
orgánicos y las bacterias intestinales las encargadas de descomponer los alimentos. La diferencia es
que en lugar de obtener exclusivamente nutrientes elementales, se produce además una gran
variedad de productos tóxicos (indol, escatol, fenol, etc). Estas sustancias también pasan a la sangre,
sobrecargando los sistemas de eliminación de tóxicos del organismo
ENZIMA
Ptialina
Actúa sobre
Almidones
Amilasa
Pepsina
Almidones y
azúcares
Proteínas
Lipasa
Grasas
Lactasa
Lactosa
Enzimas digestivas
Proporciona
Mono y
disacáridos
Glucosa
Péptidos y
aminoácidos
Ácidos grasos y
glicerina
Glucosa y
galactosa
Se produce
Boca
(saliva)
Estómago y
páncreas
Estómago
Condiciones
Moderadamente
alcalino
Moderadamente
ácido
Muy ácido
Páncreas e
intestino
Intestino, baja en
el crecimiento
Medio alcalino y
previa acción bilis
Medio ácido
En un organismo joven los niveles de enzimas están al máximo, pero la repetición en la ingestión de
alimentos muertos, va minando la capacidad de reproducir enzimas digestivas hasta que un día son
insuficientes para realizar todo el trabajo digestivo. En ese momento, comienzan los alimentos a no
sentar tan bien y a ocurrir algo más desagradable aún, la transferencia enzimática.
LA TRANSFERENCIA ENZIMÁTICA
La transferencia enzimática ocurre cuando las enzimas digestivas resultan insuficientes y el páncreas
reconvierte enzimas de otras especialidades para realizar labores digestivas.
Entonces, las demás actividades se resienten, se resiente nuestro funcionamiento, renovación y
eliminación, o sea, que disminuye nuestra energía, ponemos peso, envejecemos y enfermamos. Ya es
sólo cuestión de tiempo.
La transferencia enzimática resulta para el organismo de la misma manera que sería para un equipo de
fútbol poner al portero a vender helados durante el partido: la tarea por hacer te derrota.
¿Te imaginas cuando parte de tus enzimas inmunitarias se desplazan a la digestión cómo dejas tus
defensas?
El doctor Edward Howell, después de tratar la obesidad y las dolencias crónicas mediante dietas
crudas, descubrió que el elemento que primero desaparecía de los alimentos cocinados eran las
enzimas y, descubrió también, que son las enzimas quienes marcan tanta diferencia entre los
alimentos crudos y los cocinados.
Todas las enzimas, al igual que los demás seres vivos, comienzan a marchitarse a temperaturas
superiores a los 48ºC. Por lo tanto, las enzimas se destruyen siempre que se cocina o se procesa un
alimento, tanto si horneas como si hierves, cueces al vapor, asas, calientas al microondas, guisas o
pasas a la parrilla. Si tus alimentos están pasteurizados, congelados, enlatados o esterilizados,
carecen de enzimas.
Cuando el alimento vivo llega a la parte superior del estómago, sus enzimas lo digieren parcialmente
durante unos 30 a 60 minutos, después pasa a la parte inferior del estómago donde los ácidos del
estómago continúan con el proceso. Luego, en el intestino, las enzimas de los alimentos se reactivan y
colaboran con las enzimas pancreáticas en el proceso digestivo
Si el alimento no ha sido predigerido, el estómago segrega más ácido y entonces aparece la acidez de
estómago
Así pues, los alimentos vivos, o sea, ricos en enzimas proporcionan:
•
Energía
•
Ahorro de energía en la digestión y en las funciones del páncreas
•
Comida digerida eficazmente, para un mejor aprovechamiento de los nutrientes ingeridos y
para una mejor eliminación de sus residuos.
•
Protección frente a enfermedades
•
Y otras ventajas que veremos seguidamente.
LAS ENZIMAS DE LOS ALIMENTOS
Todo alimento vivo contiene las enzimas necesarias para predigerirse, de tal forma que los alimentos
ricos en hidratos son al mismo tiempo son ricos en la enzima que predigiere los hidratos, es decir, la
amilasa, si el alimento es rico en proteínas contiene proteasa, si el alimento es rico en grasa contiene
lipasa, la leche fresca contiene lactasa, etc.
LAS ENZIMAS Y EL CONTROL DE PESO
Cuando tu organismo tiene que transferir enzimas para hacerse cargo de la digestión, tiene
preferencia a tomar enzimas dedicadas a labores de eliminación, pues la eliminación es la única
función que puede esperar más fácilmente.
La falta de energía necesaria para realizar la función de eliminación, se debe a la disminución
enzimática causada por la transferencia de enzimas a labores digestivas.
Nuestro sistema natural de limpieza lo constituyen los pulmones, la vejiga, los intestinos y la piel,
respaldados por los órganos de filtración: riñón, bazo, hígado y sistema linfático. Estos órganos para
realizar su labor han de disponer de la energía necesaria y sin enzimas no hay energía, al no disponer
de esa energía aplazan sus labores de limpieza, entonces comienza el estreñimiento, las erupciones
cutáneas intentando eliminar el material tóxico que ni el colon ni la vejiga consiguen ocuparse
eficazmente de él, después de eso ya se hace notable el mal aliento, la hinchazón principalmente del
abdomen y la acumulación de grasa, que son nuestros depósitos de residuos tóxicos.
Para diluir los materiales tóxicos y hacerlos menos venenosos, el organismo retiene agua y genera
vientres distendidos, tan abundantes actualmente. Tomando diariamente alimentos con la suficiente
cantidad de enzimas, se deja de retener agua, se pesa menos y se alisa el vientre.
Está comprobado que los animales de laboratorio alimentados con comida cocinada engordan más
que los alimentados con comida cruda, o sea rica en enzimas, aun cuando ambas comidas tengan
las mismas calorías.
El doctor Howell comprobó en su trabajo del sanatorio Lindlarh que era imposible que la gente
ganara peso si se alimentaba con comidas crudas ricas en enzimas, pese al contenido en calorías
de estos alimentos.
De los cientos de miles de especies existentes, los únicos con sobrepeso y obesidad somos los
humanos y los animales que nosotros alimentamos. ¿Alguien ha visto un león gordo, una jirafa obesa o
un águila entradita en kilos?. ¿Alguien ha visto a estos animales cocinando?. ¿No hay suficientes
ejemplos en la vida salvaje de este concepto para dejar de defender lo rico con lo sano, lo rico con lo
cocinado, lo impuesto por la costumbre con lo elegido personalmente?
El doctor Gabriel Cousens informa sobre la investigación realizada en la Facultad de Medicina Tufts:
“El 100% de los casos de obesidad estudiados presentaban deficiencia de lipasa. Esto sugería que su
capacidad para asimilar convenientemente la grasa era inferior. La grasa acababa almacenada como
tejido graso, en vez de descomponerse”. La lipasa es la enzima que predigiere o descompone la grasa y
se encuentra de forma natural en los alimentos vivos con alto contenido graso, por ejemplo, en el
aceite de oliva cruda que al prensarlo no se calentó y en la grasa del aguacate.
El doctor Humbart Santillo en su libro Food Encimes: “En la Universidad de Stanford, las
investigaciones demostraron que la lipasa era insuficiente en pacientes que padecían endurecimiento
de las arterias. Cuando más avanzado era el caso, mayor la deficiencia detectada. Cuando se
suministró lipasa a los pacientes con un metabolismo de las grasas lento y problemas de grasa en la
sangre, se produjo una mejoría inmediata en el metabolismo de las grasas”
Una regla de oro: nada más levantarte, toma fruta fresca o zumos de fruta, y 45 minutos después ya
puedes tomar tu desayuno normal. Te recomiendo principalmente frutas con gran cantidad de agua
Tomar fruta fresca al levantarte, te proporciona lo siguiente:
Energía rápida. En unos 8 a 40 minutos, la glucosa de la fruta está llegando a tu circulación
•
llenándote de energía a una velocidad moderada. Esto es importante pues desde que cenaste
no has tomado alimento, pero tu organismo ha trabajado mucho mientras dormías, así pues
está necesitado de energía que le reste poca energía digestiva y la fruta fresca es quién
mejor hace eso.
•
Enzimas. Estás tomando un alimento crudo con todas sus enzimas, muchas de las cuales
trabajarán en tu organismo en labores de limpieza, precisamente en el período de mayor
actividad eliminadora de residuos corporales y restos de alimentos, que va desde las 6 de la
mañana a las 2 de la tarde.
Agua. Desde la cena no tomas alimentos ni bebes agua, el organismo está deshidratado y
•
nada hidrata más rápido que la fruta fresca abundante en agua.
•
Alcalinidad. Este tema lo trataremos en otro artículo.
Un desayuno de frutas frescas por la mañana es tu ducha interior y te ayuda a mantenerte limpio,
fresco y joven por dentro.
LAS ENZIMAS Y LA JUVENTUD
Los animales de laboratorio criados con alimentos crudos viven un 30% más que los criados con
alimentos cocinados.
Eso para una persona significa unos 20 años más de vida o 20 años más de salud.
Cuando se analiza el riego sanguíneo de los recién nacidos y se compara con el de los ancianos, se
constatan pocas diferencias respecto a las cantidades de vitaminas y minerales, pero respecto el
contenido en enzimas resultan sorprendentes las diferencias: un bebé recién nacido tiene en su
sangre 100 veces más cantidad de enzimas que un anciano.
El doctor James B. Sumner, Premio Nobel y profesor de bioquímica en la Universidad Cornell, en su
libro “El secreto de la vida: las enzimas”, escribió que “el envejecimiento posterior a los 40 años
tiene su origen en los niveles inferiores de enzimas que empieza a haber en el cuerpo, al
iniciarse su disminución y la reducción de la capacidad enzimática”
Si tu capacidad enzimática la agotas tomando alimentos inapropiados, ¿qué crees que significará en tu
vida, qué influencia tendrá en tu aspecto, en tu salud, en tus actividades o en tu felicidad?
Existen ciertas circunstancias en que tu organismo necesita un aporte mayor de enzimas:
enfermedad, ejercicio intenso, épocas de mucho calor o de mucho frío, consumo de alimentos
cocinados o procesados, toma de medicamentos farmacéuticos.
Para quienes practican algún deporte en serio, creo que con lo dicho hasta aquí salta a la vista la
necesidad de reorganizar la alimentación para aumentar la ingesta de alimentos y enriquecedores
nutricionales ricos en enzimas.
En el libro de Peter Konopka titulado “La alimentación del deportista”, dice: la “receta secreta” para
aumentar el rendimiento es consumir casi exclusivamente alimentos completos vivos, a fin de
mantener y aumentar la fuerza y la vitalidad.
RECUERDA:
•
La energía es la esencia de la vida
•
Las enzimas son imprescindibles para crear energía
•
Las enzimas de los alimentos ahorran energía a tu cuerpo
•
Las enzimas digieren más eficazmente los alimentos
•
Los alimentos mejor digeridos producen más energía a tu cuerpo
UN EXPRIMENTO ILUSTRATIVO: LA CATALASA
Es una enzima que se encuentra en las células de los tejidos animales y vegetales.
Durante el metabolismo celular (producción de energía), se forma una molécula tóxica que es el
peróxido de hidrógeno, H2O2 (agua oxigenada). Esta molécula es un radical libre muy oxidante y por
lo tanto también muy inflamatorio.
La catalasa descompone al peróxido de hidrógeno en agua y oxígeno, por lo que se soluciona el
problema. Fue una de las primeras enzimas purificadas y ha sido muy estudiada. Es una de las
enzimas
más
eficientes
con
una
velocidad
de
aproximadamente
200,000
transformaciones/segundo/subunidad.
Como muchas de las bacterias patógenas son anaerobias (no pueden vivir con oxígeno), se aprovecha el
agua oxigenada como desinfectante para eliminar bacterias. Y como en los tejidos animales hay
catalasa, cuando se echa agua oxigenada sobre una herida, la catalasa descompone al agua oxigenada
en agua y oxígeno, con el consiguiente desprendimiento de burbujas
•
•
•
Colocar en un tubo de ensayo unos trocitos de hígado.
Añadir 5 mililitros de agua oxigenada.
Se observará un intenso burbujeo debido al
desprendimiento de oxígeno
Ahora repetimos la misma operación, pero cociendo el
hígado
Observaremos que no se produce burbujeo, es decir, que
no se descompone el peróxido, NO REALIZA FUNCIÓN
ANTIOXIDANTE, NO NOS PROTEGE.
R E S U M E N A P O R T E
FAVORECE
Energía
Ahorro de energía en la digestión y en las funciones del
páncreas.
Comida digerida eficazmente, mejor aprovechamiento de
los nutrientes ingeridos y mejor eliminación de residuos
Sangre más limpia
Intestinos más limpios
Estado general de la salud y protección frente a
enfermedades
Reducción de peso
Vida: los animales de laboratorio criados con alimentos
crudos viven un 30% más que los criados con alimentos
cocinados.
ESTRATEGIA:
Selección alimentos CRUDOS
Enriquecedores nutricionales naturales:
COTIDIANO y otros
D E
E N Z I M A S
DIFICULTA
Acidez de estómago
Digestiones pesadas
Acidosis general
Deficiente aprovechamiento de los nutrientes
ingeridos
Deficiente reciclaje de los materiales provenientes
del catabolismo celular
Poca salud
Aspecto envejecido
Exceso de peso
Las condiciones que aumentan las necesidades de
enzimas y que pueden provocar los inconvenientes
mencionados:
Enfermedad
Ejercicio intenso
Mucho calor o mucho frío
Consumo de alimentos cocinados y
alimentos procesados
Medicación farmacéutica